Situación Actual
12º-19º
14 septiembre ➟ luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Gracias a todos pj destacado
Gracias a todos Pjs destacados
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Noches de insomnio╱ Hester▪Alexia

Alexia O. Lyons el Dom Dic 16, 2018 7:53 pm



NOCHES DE INSOMNIO
P R I V A D O

A
quella noche Leicester Square parecía estar más llena de vida que nunca. La multitud se agrupaba alrededor de los puestos y tiendas que decoraban el largo de la plaza peatonal. El sonido de la música retumbaba entre las calles, como pudiéndose alargar por toda la avenida y escalar por los edificios hasta alcanzar a Hester y Alexia en el Hotel Hampshire. Miles de luces llenas de colores centelleaban por todo el festival, creando una ilusión de fantasía al reflejarse en los finos charcos del suelo. Tanto muggles como magos acudían al Festival de Cine de Leicester Square, que se celebraba una vez cada tres años.

Frente al espejo del tocador, Alexia repasaba el carmín de sus labios, delineando su contorno con una precisión admirable. Su pulso, el cual parecía mantenerse siempre firme e imperturbable, aquella noche se resistía aún sintiendo cómo un manojo de nervios e inseguridades se anudaban en su estómago. Pese a ello, Alexia pudo sacar tiempo para —como ya era costumbre— pretender evadir todos y cada uno de sus problemas, aún cuando éstos concernían a su propia vida y seguridad. Esta vez su excusa había sido Hester, a la cual había terminado invitado al festival, pues llevaba mucho tiempo queriendo asistir y pensó que a la clarividente también le gustaría.

La morena cruzó miradas con la otra bruja a través del espejo, dedicándole una bella sonrisa que acentuaba sus labios recién pintados. En realidad, le agradaba pasar tiempo con Hester. Siempre le había parecido una chica muy dulce e interesante. La cantidad de recuerdos que había olvidado o borrado de su mente a lo largo de su vida era innumerable, no obstante Alexia aún era capaz de recordar a esa preciosa bebé entre sus brazos, en el orfanato St. Christopher's Hospice. Desde el primer momento Alexia supo que esa niña era diferente. Es evidente que nadie quiere que lo consideren diferente. Pero la reserva de Hester iba más lejos. Daba la sensación de que ocultaba algo al mundo, una cualidad extraña que, si se conociera, podría resultar milagrosa. Es posible que otros no lo distinguieran, pero Alexia no era esos otros y se sentía verdaderamente atraída por ella de una forma irresistible. Se preguntaba si sabía lo que era, si lo comprendía, si tenía la más remota idea del potencial que contenía esa cabecita arisca.

Alexia terminó de ponerse sus botas de tacón rojas y se levantó de un salto, dispuesta a marcharse para dar comienzo a la primera noche. Conforme se perfumaba, dejando caer unas refrescantes gotitas de colonia sobre su cuello y muñecas, un pequeño panfleto flotó por la habitación hasta detenerse frente a Hester, esperando a que ésta lo tomara.
Son entradas para un concierto —explicó—. Interpretan en vivo un gran repertorio de canciones conocidas en la industria del cine desde la época de los sesenta hasta ahora. ¿Qué te parece? —preguntó, curiosa. Sabía que Hester no era tan lanzada como ella y probablemente preferiría empezar por algo más tranquilo. A ella, en realidad, tampoco le importaba demasiado el plan, siempre le gustó improvisar sobre la marcha. De cualquier forma, y aunque ellas aún no lo supieran, aquella noche terminaría torciéndose de alguna u otra forma...

Alexia terminó de arreglarse y se acercó hasta Hester, dedicándole una mirada resuelta.
Podemos pasarnos antes por los puestos y exposiciones, si lo prefieres —sugirió, delineando una sonrisa pícara en sus labios—. Ya sabes que yo me lo paso bien de cualquier manera, así que no me importa. ¿Estás lista?

Alexia O. Lyons
Imagen Personalizada : Noches de insomnio╱ Hester▪Alexia 5TDoe3C
RP : 10
PB : Cecilia Gómez
Edad del pj : 31
Ocupación : Bibliotecaria
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 2.202
Lealtad : Pro-Muggle
Patronus : Clabbert
RP Adicional : 000
Mensajes : 21
Puntos : 11
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6467-alexia-o-neill-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t6519-cronologia-alexia#94563 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6519-cronologia-alexia#94563

Hester A. Marlowe el Miér Dic 19, 2018 2:30 am

El cine había sido siempre, en muchos sentidos, una vía de escape para Hester. No sólo de su vida en el orfanato, que distaba mucho de ser normal, sino de todo lo que vino después: sus visiones, sus poderes mágicos, sus pesadillas y terrores nocturnos… Todo aquello dejaba de importar en el momento en que se encontraba en la penumbra de la sala de cine, con sus palomitas y su refresco, una más entre todos los espectadores.

Y no sólo eso: los personajes retratados en la gran pantalla, en muchas ocasiones, eran gente como ella. Gente peculiar, gente con poderes, gente fuera de lo común con historias apasionantes que contar. Poco importaba que fuera ficción, que nada de lo que sucedía ante sus ojos fuera real; lo importante era cómo la hacía sentir, cómo la permitía olvidarse de todos sus problemas y de todas sus inquietudes.

Desde que había descubierto el cine—en la ‘noche de cine’ del orfanato, que no era más que el pase de alguna película VHS en el anticuado televisor de la sala común—la oclumante lo había convertido en una de sus mayores aficiones. Acudía siempre que sus escasos ahorros se lo permitían, y la película daba igual; lo que importaba era la experiencia, y si bien las películas podían ser buenas o malas, la experiencia siempre era positiva.


Hacía ya un tiempo que no veía a Alexia, una de las pocas huérfanas de St. Christopher con las que mantenía contacto. Se habían perdido la pista cuando Hester era demasiado pequeña como para recordarla, y solo en tiempos recientes habían recuperado el contacto. Había sido sencillo: Alexia era una de las pocas brujas, que Hester supiera, que habían pasado por el orfanato. La oclumante no supo esto hasta que se reencontró con ella, años después. Y la sorpresa fue mayúscula.

Desde entonces, Hester y Alexia eran buenas amigas. De hecho, en los tiempos que corrían, era de las pocas personas del mundo mágico que la oclumante consideraba sus amigas. Y es que, en su mayor parte, sus amistades se encontraban en el mundo muggle, muy a pesar del nuevo gobierno en que vivían. Hester, miedosa como era, jamás había dado la espalda a su familia muggle.

Alexia y Hester se encontraban en aquella habitación del Hotel Hampshire con motivo de la invitación de la primera a la segunda para acudir al Festival de Cine de Leicester Square. No hace falta señalar que no hizo falta mucho esfuerzo para convencer a Hester, quien justamente se había cogido las vacaciones esa misma semana. Nerviosa y entusiasmada a partes iguales, la clarividente contemplaba la calle a través de la ventana. Estaba tan inquieta que, de cuando en cuando, pegaba un par de saltitos allí dónde se encontraba.

—Alexia, una vez más, gracias por...—Empezó a decir Hester, justo cuando, en un alarde de toda su mala suerte y don de la oportunidad, giró la cara en el mismo momento en que un panfleto levitaba en su dirección. A consecuencia, el inofensivo papel le dio en la cara, sin hacerle daño, pero haciéndola dar un respingo. Antes de que tocara el suelo, la joven Marlowe lo atrapó con sus manos. Mientras escuchaba la explicación de su amiga, leyó por encima lo que decía.—¿Un concierto?—Preguntó Hester. Alguien podría haberle respondido algo tipo ‘Debes estar sorda, porque sí, ha dicho concierto’.—¿Sabes si tocarán algo de John Williams? Porque si tocan el tema principal de Star Wars, creo que es probable que sufra un pequeño desmayo.—Hester había aprendido, en su largo historial como cinéfila, que en muchas ocasiones una buena banda sonora hacía que una buena película se convirtiera en una obra maestra.—También me serviría la Marcha Imperial.

A Hester se le planteaba entonces un dilema: tiendas, cine, o concierto. Le apetecían mucho las dos primeras cosas, pero la tercera… la tercera podía ser irrepetible. Pero… ¿y si por escoger la tercera, se perdía el pase de alguna película que le interesase? ¡Maldito dilema! Aquello era horrible, tantas opciones y tan poco poder de decisión. Problemas del primer mundo mágico, lo llamarían algunos.

—Estoy todo lo lista que podré estar. Es decir...—Hester hizo con la mano el gesto de ni fú ni fá con la mano derecha.—Pero bueno, como has tenido el gesto de invitarme, está bien. Concierto. Espero que toquen algo de John Williams o me voy a enfadar mucho...—Lo decía en serio, aún a pesar del hecho de que no sabía cómo enfadarse con nadie. Y es que Hester, hasta no hacía mucho, había llevado como tono de mensaje en su móvil Duel of the fates, de la hermosa película Star Wars Episodio I: La amenaza fantasma, que por algún motivo los fans de la saga galáctica odiaban a muerte.

A Hester le parecía una maravilla de película.

Atuendo:
Noches de insomnio╱ Hester▪Alexia WjogLsr
No he encontrado a Alycia vestida así. Tendrá que servir esta señorita.
Hester A. Marlowe
Imagen Personalizada : Noches de insomnio╱ Hester▪Alexia 54FaudG
RP : 10
PB : Alycia Debnam-Carey
Edad del pj : 26
Ocupación : Profesora Universidad
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.750
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 249
Puntos : 178
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6384-hester-s-id-ficha-de-hester-marlowe http://www.expectopatronum-rpg.com/t6387-relaciones-de-hester-marlowe http://www.expectopatronum-rpg.com/t6386-cronologia-de-hester-marlowe http://www.expectopatronum-rpg.com/t6499-hester-s-mailbox
Hester A. MarloweMagos y brujas

Alexia O. Lyons el Vie Dic 28, 2018 1:35 am



NOCHES DE INSOMNIO
P R I V A D O

A
lexia contuvo la risa al ver cómo el panfleto terminó estrellándose contra el rostro de Hester. Ella, impávida, lo alcanzó al vuelo como si nada. A Alexia le resultaba muy curiosa esa tranquilidad natural con la que la oclumante se desenvolvía. A veces daba la sensación de que nada ni nadie era capaz de perturbarla. Eso, o que sencillamente permanecía perturbada las veinticuatro horas del día. La morena esperó a que su compañera terminara de echar un vistazo al panfleto cuando uno de los comentarios de ésta le hizo pararse en seco.

¡Claro, Star Wars! —exclamó, como si acabara de hallar la respuesta a un enigma que llevaba años sin lograr resolver—. Había olvidado por completo que eres una auténtica friki de la saga. Perdóname —añadió, ladeando la cabeza en un gesto compungido—. Supongo que tendremos que ir directas al museo viviente de Star Wars —sonrió pícaramente—. Allí tenemos tiendas, cine y música de la temática hasta aburrir. ¡Qué estúpida! ¿¡Cómo no se me ha ocurrido antes!? —se reprendió, hablando consigo misma en lo que salía de la habitación.

El pasillo del hotel estaba repleto de gente. Desde adultos y niños hasta magos y muggles. Algunos iban disfrazados de diferentes películas, como Grease, Wonder Woman, Darth Vader e incluso Mary Poppins. La música de la calle se seguía escuchando desde el interior del Hotel que, al quedar justo en el centro de Leicester Square, se había llenado de fanáticos del cine.
Alexia tuvo que abrirse paso entre la multitud de gente que entraba y salía del Hotel, acumulándose en el pasillo principal. Propinó un par de empujones y se aseguró de que Hester la seguía y que no se había perdido siendo devorada por la multitud. La música se esclarecía conforme se acercaban a la puerta principal, pudiendo reconocer la canción de Time of my Life, conocida por aparecer en la mítica película de Dirty Dancing.

Las chicas apenas estaban a un par de pasos de la salida cuando se pudo reconocer un susurro pasando por su lado como el silbido de una bala:
Legeremens.

Luces, sombras, espirales de colores. ¿Qué está pasando? Colores; verde, rojo, amarillo… Negro. Sucesivas imágenes martilleando su cabeza. Acertijos, aritmancia, el cielo estrellado, agua, rocío… Se escucha a una persona reír a carcajadas. De repente la invade un profundo sentimiento de dolor, acompañado por la imagen de un vientre hinchado, marcado por las estrías. La imagen cambia y ahora aparece Alexia frente a un espejo, besando su propio reflejo. Felicidad y éxtasis en una vorágine de muerte. La imagen cambia de nuevo. Ahora la sangre inunda sus párpados, sus ojos se vuelven rojos y...


Alexia volvió en sí con la misma rapidez con la que se había ido. Sintió un dolor punzante en la cabeza, como si le acabaran de atravesar el cerebro con una aguja al rojo vivo. Los oídos le pitaron durante apenas uno, dos segundos. Time of my Life seguía sonando al otro lado de la calle. Se dió cuenta inmediataente de que estaba en el suelo, de rodillas. Se sobresaltó y buscóa Hester con la mirada. ¿Qué diablos… acababa de pasar? Una de las personas que la había visto caer le tendióla mano para ayudarle a levantarse y Alexia aceptó con gusto.
Gracias, estoy bien. Por lo visto aún no sé andar con tacones —aseguró, fingiendo reír, pretendiendo restarle importancia para que el hombre se marchara tranquilo. En cuanto éste se fue, Alexia se hizo a un lado, alejándose un poco de la multitud que entraba y salía del Hotel sin descanso.

Le habían pasado tantas cosas extrañas y había vivido tantos tipos de situaciones que era imposible enumerarlas. No obstante, jamás antes habían violentado así contra su mente, invadiendo sus recuerdos y reviviéndolos nítidamente como si fuera cualquier cosa. Alexia apoyó su espalda contra la pared y respiró profundamente. Se sentía tan extraña que no sabía ni qué decir. De repente el temor a que eso volviera a ocurrir, a que alguien intentara de nuevo indagar en sus recuerdos se hizo más presente que nunca y, después de mucho tiempo evitándolo, comenzó a sentir miedo.
Dime que no acaba de pasar lo que yo creo que acaba de pasar —murmuró, encontrándose con la clara mirada de Hester.

Alexia O. Lyons
Imagen Personalizada : Noches de insomnio╱ Hester▪Alexia 5TDoe3C
RP : 10
PB : Cecilia Gómez
Edad del pj : 31
Ocupación : Bibliotecaria
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 2.202
Lealtad : Pro-Muggle
Patronus : Clabbert
RP Adicional : 000
Mensajes : 21
Puntos : 11
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6467-alexia-o-neill-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t6519-cronologia-alexia#94563 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6519-cronologia-alexia#94563

Hester A. Marlowe el Dom Dic 30, 2018 12:22 am

Hester no solía considerarse a sí misma fanática de ninguna saga cinematográfica en especial, aunque cierto era que la música de John Williams, y el universo galáctico de Star Wars en general, le agradaban mucho. Muy posiblemente se debiera al hecho de que, durante su infancia, las películas en VHS de la susodicha saga eran las más requeridas por los huérfanos en la noche de cine de St. Christopher. A fin de cuentas, ¿qué mejor para olvidarse de una infancia asquerosa que el espacio exterior? En las estrellas no existían los problemas, y lo único de lo que había que preocuparse era de derrotar al Imperio… o de luchar de su lado, como alguno de sus compañeros.

Aquel pensamiento, inevitablemente, la llevó a recordar las peleas de sables de luz que tenían lugar de vez en cuando en el orfanato. Se trataba de niños con mucha imaginación empuñando tubos de cartón, creyéndose Mark Hamill y David Prowse. También la llevó a recordar algún que otro ‘golpe de sable de luz’ que se había llevado por… bueno, por su infinita mala suerte y por el magnetismo de su cabeza hacia cualquier cosa que pudiera causarle daño. Así era Hester Marlowe.

—¡¿Hay una exposición de Star Wars?!—Exclamó, emocionada y sorprendida, pegando incluso un salto en el sitio. Para nada era una friki de la saga galáctica.—Espero que haya una escultura de Jar Jar Binks, y que reciba por fin la admiración que se merece, o me voy a enfadar. —Sí, allí dónde la veían, Hester no solo acumulaba las rarezas de ser clarividente, huérfana, bruja y lesbiana, sino que también era una de esas pocas personas que adoraban a Jar Jar Binks.—Vale, debo hacerme con un sable de luz. Aunque no pueda pagar el alquiler este mes y me toque dormir en la calle...

Con el pensamiento de conseguirse un sable de luz y una fotografía junto a Jar Jar Binks en mente, la oclumante salió de la habitación en compañía de su amiga, teléfono móvil en mano. Y tal le valió llevarlo: de lo contrario, se habría perdido el montonazo de fotografías que fue tomando a todos los cosplay de personajes de distintas películas, clásicas y no tan clásicas, que se encontraron en el pasillo. Allí había de todo, y Hester fotografió todo lo que pudo… hasta que en la pantalla de su cámara apareció un Pennywise de la película It, la versión de Tim Curry, que hizo que se le pusieran los vellos de todo el cuerpo de punta. Incluso llevaba esas manos reptilianas extrañas, y un manojo de globos de helio en la mano derecha. Ver cómo la saludaba fue lo más horrendo que le tocó vivir en los últimos años de su vida.

—Ho… hola, Pennywise. No quiero flotar, gracias.—Le dijo con una nerviosa sonrisa, mientras continuaba su camino junto a Alexia.

De camino al exterior del hotel, y con la música de la película Dirty Dancing sonando cada vez más cerca, Hester se chocó con alguien. Ya no era raro que se chocase con la gente en circunstancias normales, menos raro era que le ocurriera cuando había tantas personas aglomeradas en el lugar. Mientras se deshacía en disculpas, deseando que el Drácula con el que se había chocado no fuera uno de esos vampiros reales y agresivos que existían en el mundo mágico, perdió de vista a Alexia.

Y entonces, lo escuchó.

Fue una simple palabra, casi un susurro, y consiguió helarle la sangre mucho más que la imagen del payaso Pennywise saludándola. No sabía si había escuchado bien, pero desde luego, había sonado muy parecido a… Legeremens. Se dijo que aquello no tenía el más mínimo sentido, teniendo en cuenta dónde estaban. ¿Cuáles eran las probabilidades de encontrarse con más magos? Pero no tardó en encontrar una respuesta: Altas. Las probabilidades eran bastante altas.

Intentó no darle importancia, y se concentró en la labor de buscar a Alexia. Empezó a abrirse camino entre la multitud, pidiendo disculpas y recibiendo tantos codazos que sabía que acabaría despertándose con moretones en el cuerpo el día siguiente.

—¡Déjenme pasar, por favor! Se me ha perdido una amiga.—Afirmaba mientras sorteaba persona tras persona, a veces teniendo incluso que agacharse para pasar por debajo del brazo alzado de alguna persona que se tomaba una selfie con alguna amistad. De hecho, aunque no lo tenía muy claro, juraría que salió de refilón en más de una de estas fotografías. Genial. Mañana apareceré en el Facebook de algún desconocido, pensó con cierto repelús, intentando no darle importancia. Otra cosa más a la que no dar importancia.

A Alexia se la encontró apoyada en una pared, cuando fue capaz de salir del barullo de gente, y se apresuró a reunirse con ella. No tenía buena cara, y la cara de Hester enseguida mutó de una sonrisa alegre por haber vuelto a encontrarse con su amiga, a una expresión preocupada. Y cuando la morena habló, Hester se preocupó incluso más. Se volvió para mirar brevemente la multitud, y después volvió a mirar a su amiga.

—¿Qué ha pasado?—Preguntó, no queriendo hacer una asociación entre lo que había escuchado y el estado de Alexia.—Me he chocado con un Drácula y me he quedado atrás. ¿Qué te ha…?—No terminó la pregunta, pues su mente insistía en atacarla con aquella palabra que había creído escuchar: Legeremens. ¿Habrían sido imaginaciones suyas?
Hester A. Marlowe
Imagen Personalizada : Noches de insomnio╱ Hester▪Alexia 54FaudG
RP : 10
PB : Alycia Debnam-Carey
Edad del pj : 26
Ocupación : Profesora Universidad
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.750
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 249
Puntos : 178
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6384-hester-s-id-ficha-de-hester-marlowe http://www.expectopatronum-rpg.com/t6387-relaciones-de-hester-marlowe http://www.expectopatronum-rpg.com/t6386-cronologia-de-hester-marlowe http://www.expectopatronum-rpg.com/t6499-hester-s-mailbox
Hester A. MarloweMagos y brujas

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.