Situación Actual
19º-24º
16 julio -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Freya Howll pj destacado
DANNY & KENNETH Pjs destacados
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

A man's word is his bond [Priv. Ryan Goldstein]

Laith Gauthier el Mar Feb 05, 2019 8:49 am

Recuerdo del primer mensaje :

Ne voyez vous pas que vous m'étouffer?
Guidés par la peur de perdre le contrôle
Ce que vous pensiez que je serais
S'effondre devant vous
Je ne joue plus de role.

Hay sitios que guardan todo tipo de memorias. Las leyendas que fundamentan que el ser humano está hecho de energía dicen que ahí donde pasa un alma deja huella. Una invisible que no se puede ver, pero se puede sentir. Existen lugares con grandes cargas energéticas, y otras que tienen sólo un rumor agridulce. Al final, todos están de acuerdo en una cosa: el corazón regresará a los lugares donde alguna vez fue feliz.

Y ahí es donde comienza el problema. El corazón es iluso, la mayor parte del tiempo, y pone todo su empeño en regresar a esos lugares donde dejó una parte de sí mismo. ¿Qué es lo que pasa cuando el tiempo ha cambiado, cuando los lugares ya no son los mismos y las personas que estaban entonces ya no se encuentran a su lado? Ahí reside el dolor de la nostalgia.

Laith había regresado a un lugar de esos, y de ahí salió como un hombre nuevo. El corazón le latía fuerte en el pecho, lleno de vida, aunque pudiese encogerse de dolor. Los corazones se vuelven grises cuando carecen de pasión, acaban muriendo no mucho tiempo luego. Él suyo estaba de un vibrante color rojo.

Era uno de esos momentos donde uno decide abrir las alas y volar, crecer. Madurar, también. Parte de madurar y de liberar el pecho del peso del pasado, era cumplir esas promesas aparentemente vacías que quedaron alguna vez en el aire. Laith difícilmente olvidaba datos, tenía una buena memoria.

Había sido una de esas conversaciones que se dicen banales, sin repercusión alguna al corto o largo plazo, durante el colegio, cuando aún eran pareja. El sanador recordaba bien que estaba tratando de hablarle sobre lo que él conocía, tan distinto a Estados Unidos. Le estaba contando sobre una isla que tenía una reserva ecológica y una montaña, donde había pasado mucho tiempo durante su juventud. Hizo con el rubio una promesa de ir ahí juntos un día.

Laith estaba casi seguro de que era el único que recordaba la promesa, hecha hace tantos años y en un clima extraño de la relación entre ambos. La recordaba, a fin de cuentas, y era algo que tenía pendiente por hacer.

La isla René-Levasseur era un sitio importante para Laith, y, en principio, se sentía nervioso de sólo pensar en llevar a Ryan ahí. Era ese tipo de lugares tan íntimos, que a uno le cuesta querer mostrárselos a la gente. Pero era una promesa, y Laith quería cumplir todas sus promesas. Una a una, había ido tachándolas de una lista imaginaria. Había dos mucho más difíciles que el resto, y esa era una de ellas. Quería hacerlo, sin embargo, porque sentía que eso lo ayudaría a crecer como persona.

No fue fácil convencerlo, tuvo que insistir durante varios días. Y, por dentro, a Laith le dio gracia pensar en que seguramente el rubio se preguntaría qué mosco le había picado. No había mencionado promesa alguna. Más bien, le había dicho que tenía dos boletos a Norteamérica y que quería que él, él y no otro, fuera con él. Y por boletos podemos asumir, muy claramente, que Laith NO pensaba tomar ninguna ruta mágica, sino ir a lo nomaj. Metido en un enorme pájaro de metal.

Lo había planeado como un viaje de unos días. Primera parada Montreal, donde conseguirían un auto que los llevase en un viaje de más de medio día a la isla, para zarpar en su dirección. Y ahí estaba él, sentado en su maleta que contenía una vasta cantidad de abrigos considerando el sitio donde planeaba encaminarlos, y de lo que había advertido a Ryan desde un principio. Lentes de sol sobre los ojos y mirando su móvil mientras esperaba que el rubio hiciera acto de presencia en el aeropuerto.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : A man's word is his bond [Priv. Ryan Goldstein] - Página 3 Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1216
Puntos : 1023
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Laith Gauthier el Miér Jun 26, 2019 10:12 am

Le dio gracia la comparación con el horóscopo, porque era precisamente así. Además de compartir que no siempre se acertaba, si bien una era establecida por la fecha de nacimiento mientras que la otra era volátil y definirla era, en sí mismo, un problema. Tal y como sucedía con ese tipo de cosas, como los encantamientos Patronus, no siempre lo favorito era lo que representaba a una persona. Daba una suerte de guiño, cuando menos.

Puedo equivocarme, pero intentaría adivinar —fue completamente honesto con él. — No es una ciencia exacta, de todos modos —y era altamente variable, otra cosa a tomar en cuenta.

Esperó con paciencia hasta que a Ryan se le vino una a la cabeza, específica. La verbena, ¿eh? Se lo pensó unos segundos y tomó un sorbo de vino. “Cásate conmigo”. Le pareció gracioso, pero no lo mencionó, porque era demasiado intenso como para sacarlo a colación en una conversación normal. Además, no le había dado la flor a él, así que no le estaba diciendo nada.

¿Qué dice de ti? —repitió la pregunta, — Bueno, es una flor considerada mágica, especialmente en hechizos y pociones de amor —su abuelo, en su día, la habría usado para potenciar filtros de amor y hacerlos más poderosos. — Una flor peligrosa, eso sí —porque doblegar la voluntad para que otro sienta amor no era de hecho amor, y eso tenía consecuencias usualmente graves.

Guardó silencio mientras buscaba en los archivos de su memoria hasta encontrar la información que quería. Hablaba, pues, de la flor en sí misma, de la forma más objetiva que había y sin quererse ver influenciado por lo que conocía, o creía conocer, del rubio.

La verbena caracteriza a los de desmesurado entusiasmo y seguridad, con ideales claros que pretenden implantar en los demás, rayando lo obstinados —empezó a hablar. — Es la flor de aquellos hiperactivos con complejo de héroes —se sonrió, jugando con el líquido en su copa al moverlo en círculos. — Son gente activa que siempre tienen la vista en nuevos proyectos y actividades.

Si lo pensaba fríamente, la verdad es que le recordaba a Ryan y todo, al menos en parte. No bromeó porque no lo consideró adecuado: si bien él era el primero en ser un tanto escéptico, también estaba consciente de que eran cuestiones dignas de respeto y prefería no jugar con ello.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : A man's word is his bond [Priv. Ryan Goldstein] - Página 3 Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1216
Puntos : 1023
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Ryan Goldstein el Miér Jun 26, 2019 12:39 pm




Pociones de amor, eh. La mención le hizo evocar la cantidad de rumores sueltos por los pasillos de Ilvermony sobre la poción de amor que había hecho que Ryan Golgomatch se fijara en Laith Gauthier, no tan casualmente —decían las malas lenguas— nieto de un pocionista reconocido. No parecía una idea tan descabellada si uno le daba una oportunidad, ¿cierto? Nieto de Clark Gauthier, bueno en pociones, tenía los motivos. Era en sí curioso hacerse la pregunta, ¿había Laith intentado hechizarlo con brebajes alguna vez?  


Una flor peligrosa, eso sí


Ryan acabó esa frase con un guiño, y entre ellos se instaló un silencio que les pertenecía en ese momento, sólo a ellos. Le gustaba sentirse dentro de esa complicidad en la que los encerraba la mutua compañía. Si desviaba su atención de Laith —los contornos de su boca, la expresión en sus ojos, incluso las pausas que le daban un efecto a su silencio— probablemente reparara en las caras de las otras mesas y su cháchara. ¿Pero por qué haría eso? Sería tonto.


La verbena…


No consideraba el idioma de las flores una ciencia, pero no tenía la más mínima intención de debatir al respecto. Con lo agradable que era escucharlo hablar sobre el inasible misterio de una posible conexión entre su alma y el perfume de la verbena. Lo que más le gustaba de Laith en ese momento era que se trataba de esas personas que sabían hacer de los detalles aparentemente frívolos un arma de seducción que cautivaba a su audiencia. Ryan se lo quedó mirando esperando una broma, pero esta no llegó. Hubo de interrumpir el silencio o se lo comería con la mirada.  

—No soy obstinado—Lo dijo con una sonrisa ¿No lo era? Se encogió de hombros antes de continuar—: Puede que tenga complejo de héroe algunas veces—reconoció—. Estoy en general conforme con mi flor—Se lo pensó unos segundos antes de añadir— Sí, puede decirse que soy ese tipo. Siempre con un nuevo proyecto, un nuevo viaje—En este punto, sonrió alzando la copa e invitando a un brindis—: Por los buenos viajes.

Pero no, no. Demoró la intención en el acto, presumiblemente para añadir un nuevo brindis. Pero en cambio… Sí que sonó desconcertante cuando menos. Porque lo que dijo fue completamente salido de tema, o quizá no tanto. Pero es que tenía un asunto en la cabeza sobre el que venía pensando, y ganó la curiosidad.

—¿Tú usaste una poción conmigo?—
Entornaba los ojos con cierto aire divertido y todavía con la copa en la mano—. No es que piense que la necesites—aclaró—. Los dos sabemos que no. Pero—se sonrió—, siento que tengo que preguntar. ¿Lo hiciste?


Ryan Goldstein
Imagen Personalizada : A man's word is his bond [Priv. Ryan Goldstein] - Página 3 49cqD5y
RP : 10
PB : Kevin Pabel
Edad del pj : 33
Ocupación : Bibliotecario
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 39.700
Lealtad : El Archivo (?)
Patronus : Secreto
RP Adicional : 000
Mensajes : 505
Puntos : 374
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4821-ryan-goldstein https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif http://www.expectopatronum-rpg.com/t5650-ryan-goldstein-correo#85057
Ryan GoldsteinMagos y brujas

Laith Gauthier el Sáb Jun 29, 2019 11:03 pm

Se sonrió, inevitablemente. Era un principio básico de psicología: aquello que se esmeraba en negar, probablemente fuera una verdad que no le gustaba. No lo mencionó, porque no era necesario, además de que el propio Ryan se mostró receptivo a su descripción, reconociendo que tenía complejo de héroe y que, en general, estaba conforme con lo que había significado la flor que había elegido para él.

Levantó su copa cuando Ryan hizo el amago de un brindos, aunque eso se quedó a medias, pues una pregunta le había rondado la cabeza e hizo a Laith parpadear, confundido.

No es que fuera para él un secreto que se decía en rumores que lo que sentía Ryan por él no era otra cosa que amor embotellado, la magia de una poción haciendo estragos en su percepción de la realidad. El rubio, por su parte, jamás lo había preguntado, o nunca directamente por lo menos. Por parte del sanador… casi le daba risa que realmente considerase que él le hubiese dado una poción de amor.

Laith alargó un silencio dando un sorbo a su copa. — No lo sé, ¿qué opinas? —le devolvió la pregunta, divertido. — Los dos sabemos que las pociones deben ser renovadas cada tanto tiempo, pero, qué voy a contarte yo —ambos eran magos, y las ciencias básicas de las pociones las conocían los dos. Había una sonrisa traviesa en los labios del quebequés. — No, no te di una poción de amor.

Había resultado particularmente específico y no por casualidad. Laith nunca le había dado una poción de amor, pero… no era inocente del todo. En verdad, él lo había, antes que drogado, medicado. Había defectos de comportamiento que, los sabios coincidían, podían ser arreglados con esencias y gotas de olor. Admitía, eso sí lo había hecho, pero creía, en el fondo, que había sido para bien.

Era, sin embargo, un secreto que se llevaría con él a la tumba.

¿Te creíste esos rumores? Me solían preguntar mucho, incluso cuando nos graduamos… —se notaba, por su sonrisa, que aquello lo divertía. — Es decir, entiendo que mi abuelo era un pocionista, y no se me daban mal las pociones, pero… No lo sé, es una locura —admitió, suspirando.

A veces se le dificultaba poder comprender por qué el pequeño Laith hacía, o decía, ciertas cosas. No podía evitarlo: había cambiado tanto, que a veces miraba al pasado y ni siquiera era capaz de reconocerse a sí mismo. Todo lo que había vivido, y pasado también, lo había llevado a ser quien era ahora.

Fue una… época de cambios, supongo, para los dos, el colegio… —comentó. — Habían cosas buenas, pero también las hubieron malas… —no estaba seguro de si ese tema era el mejor, o el más adecuado, para sacar a colación, pero se preguntó por qué no.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : A man's word is his bond [Priv. Ryan Goldstein] - Página 3 Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1216
Puntos : 1023
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Ryan Goldstein el Dom Jun 30, 2019 2:34 pm





Si era por opiniones, las había habido a por montones, cada una más esmerada que la anterior. El rumor sobre cómo Laith Gauthier había conseguido engatusar a Ryan Golgomatch se volvió incluso en algo sobre lo que hablar al respecto si lo que se buscaba era la popularidad. No faltaba nunca el que afirmaba con pruebas y razones saber exactamente qué sucedió, ofreciendo detalles que eran la comidilla del relato para un público ávido de cotilleos.

En consecuencia, lo que debió haber sido un simple amorío se construyó narrativamente en la novela de un crimen con tintes pasionales, o al menos, así lo fue para las mentes más imaginativas. La noticia causó tal sensación que las reacciones se hicieron imprevisibles. Laith Gauthier había llegado a recibir lechuzas tanto de odio—especialmente, de parte de las grupis del Golgomatch— como de profunda admiración. Las cartas más intrigantes eran las que pedían consejos sobre cómo conquistar a alguien mediante pociones y hechizos.

Pero a los rumores Ryan nunca les prestó atención. Si sacaba el tema a colación, lo hacía con un guiño de humor. Por supuesto que las delirantes aseveraciones de antaño habían sido una locura. Pero al evocar el recuerdo de ellos dos, toda una seria de sensaciones regresaron a él, estrechamente vinculadas con la memoria del calor, la prisa y el aroma. Y pensó, que de responderle que sí, le hubiera creído.

—Nunca lo consideré—afirmó—. Pero recuerdo que había un par de buenas historias—dijo, carcajeándose. Y añadió, declarándose de acuerdo—: Una locura.

El comentario de Laith hizo que lo mirara con atención. Su pequeña broma los estaba llevando por los derroteros de la memoria. Se preguntó si acaso  el pasado sería el mejor lugar donde ir a parar durante la velada. A él le agradaba recordar a pesar de todo, pero era personal.

Chocó la copa de Laith en un brindis.

—Por el mejor jugador de quodpot que los Pukwudgies han tenido.


Sonrió y se llevó un trago a la boca, zanjando el tema de la forma que consideró más amena. Pero por las barbas de… No podía dejar de recordar. Si había algo que lo volvía loco de Laith había sido su forma de volar. Incluso luego de separarse, disfrutaba viéndolo jugar. Quizá, en el fondo, fuera porque le gustaba pensar que él había tenido algo que ver en la creación del estilo de Laith sobre la escoba. Por supuesto, nunca le sugeriría a Laith tal pensamiento.    

Sin poder resistirse, tocó el tema del vuelo.

—¿Qué pasó con tu antigua X?, ¿la guardas todavía? En materia de escobas, era una de mis favoritas del mercado. Pero pareciera que eso fue hace toda una vida. Me gustaría, ¿sabes? Montarme a una escoba. A veces me pregunto qué hubiera sido de mí de haber aceptado aquella vacante en el equipo de los Angry Wasps. Pero después veo los posters con las caras del equipo luego de un nuevo partido, y se me pasa.

Y es que, era sabido que los jugadores profesionales sufrían toda clase de lesiones durante los partidos.  





INFO:
Angry Wasps. Supuesto equipo reconocido de quodpot profesional.
Ryan Goldstein
Imagen Personalizada : A man's word is his bond [Priv. Ryan Goldstein] - Página 3 49cqD5y
RP : 10
PB : Kevin Pabel
Edad del pj : 33
Ocupación : Bibliotecario
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 39.700
Lealtad : El Archivo (?)
Patronus : Secreto
RP Adicional : 000
Mensajes : 505
Puntos : 374
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4821-ryan-goldstein https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif http://www.expectopatronum-rpg.com/t5650-ryan-goldstein-correo#85057
Ryan GoldsteinMagos y brujas

Laith Gauthier el Miér Jul 03, 2019 4:27 am

El colegio, para él, tuvo cosas buenas y cosas malas. En especial, no se jactaba de aquella época donde había recibido lechuzas por montones, todas las cartas, material para las chimeneas los fríos días de invierno, le inquietaban por la pasión humana que llevaba a alguien a acosar a otra persona, fuese para bien o para mal, queriendo echarle tierra por encima o simplemente pedir un consejo demasiado intenso. Laith no contestaba las primeras, y las segundas las respondía como uno no esperaría: aconsejando abandonar la tóxica ansiedad de querer estar con alguien más a fuerza de magia.

Hecho un experto en pociones para enamorar desde mis doce años, todo un genio de la materia —exageró, pues así era como debían verlo los otros estudiantes que sí creían esas historias. — O un ladrón que tomaba pociones de su abuelo —que también era una posibilidad, según aquellos mismos.

Le dio gracia y una cierta vergüenza que rallaba la timidez que lo declarase el mejor jugador de Pukwudgie, con el ego un poco acariciado gracias a ello. Era quizá lo que más le había gustado del colegio, poder jugar y haber sido reconocido por hacer algo que le gustaba. Tenía su encanto, sí, porque muchas veces la gente sentía pasión por cosas que no se les daban bien, o hacían bien cosas que no los apasionaban. Él tenía suerte.

Creo que debí dejarla en casa de mi abuelo cuando me gradué… no llevé escobas conmigo a Londres —admitió, encogiéndose de hombros. — Tengo una que compré ahí, aunque no la uso mucho… —suspiró. — Quizá ahora te faltasen varios dedos, o tuvieses la cara a medio quemar —como “El Perro” de Juego de Tronos, pero no hizo alusión a esa serie nomaj, — pero serías reconocido como una estrella del deporte —mencionó.

A él no le llegaron invitaciones a equipos, y no porque no hubiese equipos interesados en él. Más bien porque no tuvo tiempo, entre la muerte de su abuelo y su posterior mudanza, todo había sido demasiado agitado y doloroso como para detenerse a leer algo sobre equipos o siquiera universidades. Eso llegó sólo cuando respiró y sentó cabeza.

Eras muy bueno jugando Quodpot —le reconoció, tomando su copa y dándole un sorbo pequeño. — No me hubiera extrañado que te decantases por seguir la carrera deportiva —le dijo, muy seguro de sus palabras. — ¿Recuerdas esa maniobra tuya? Con la caída libre… —le era difícil admitirlo, sobre su propio orgullo, pero esa maniobra…

La había intentado recrear durante tardes enteras, y no precisamente con buenos resultados la mayor parte de las veces. Lo admiraba, sí, y le gustaba pensar que al final de todo había llegado a estar, en lo que a Quodpot se refiere, a su altura. Nunca iba a olvidar el día en que casi se queda sin mano, entrando junto con Ryan al tanque de solución, anotando casi por milagro. Miró la cicatriz que le quedó, y se sonrió por ello.

Las cicatrices eran buenas mientras tuviesen una historia que contar. Heridas de guerra, las llamaban algunos.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : A man's word is his bond [Priv. Ryan Goldstein] - Página 3 Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1216
Puntos : 1023
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Ryan Goldstein el Jue Jul 11, 2019 4:43 pm





—Supongo que—Recibió el comentario de Laith sobre ser una “estrella del deporte” con un leve encogimiento de hombros. La repentina desconfianza en su rostro sobre las ventajas de tener una “cara a medio quemar” venía acompañada con una arruga de comicidad—… ¿valdría la pena?—Frunció las cejas, dudándolo mucho, y acabó por sonreír.

La mención a sus logros deportivos no era nada que le resultara ajeno, y se sentía cómodo frente a los elogios. La naturalidad de la arrogancia, dirían algunos. Le llamó la atención, sin embargo, que Laith sacara a colación esa jugada en especial, “caída libre”. Ese mismo día había tenido un deja vú en la pista de patinaje, ¿coincidencia?  

—Dime que no es la jugada con la que me ganaste en mi última temporada.

Lo era, y lo sabía. El resentimiento empleado en las palabras era pura socarronería. En el brillo de su mirada, escondía un halago. Se sonrió porque, ¿recordarlo, decía?, por supuesto. Había sido de esas partidas que se registran en la memoria del cuerpo, cuando lo que se experimenta es intenso y deja marcas que a los ojos son invisibles, o no tanto.

Se perdió en el momento, interrumpido en lo que iba a agregar por la aparición de la bandeja de entremés. Durante el breve intervalo, observó por encima de las ágiles maniobras del camarero que Laith había desviado su atención hacia su mano. Lo sabía de oídas, que el pukwudgie favorito de la temporada se había hecho con una victoria y una cicatriz al mismo tiempo.  

Nunca se lo había preguntado realmente, pero no había dudas. La quodpot había herido la mano de Laith. Se vio a sí mismo, tendido sobre el cuerpo dormido del ex jugador de campo y recorriendo con un dedo las líneas cauterizadas de su palma en la complicidad del sueño. Ese era su secreto, y sólo suyo. No supo si fue por evocar flashes de sensualidad o por el vino, pero sintió un golpe de calor subirle a la cabeza.

Hacía tiempo que no bebía vino, lo había subestimado. No se negó, sin embargo, cuando el camarero se ofreció con la formalidad de la etiqueta a rellenarle la copa. Desdoblaba la servilleta para tenderla sobre su regazo cuando retomó la conversación, habiéndose despedido del camarero, que se alejaba. La mesa servida se veía apetitosa.  

—Me sorprendiste, mucho—remarcó, con los cubiertos en la mano y concentrado en picar—. ¿Sabes? Decían…—Sacudió la cabeza, restándole importancia a una idea que, visiblemente, le hacía gracia. Era entrañable cómo sonreía—. Bueno, tú sabes lo que decían. Pero nunca esperé que tú realmente pudieras contraatacar la jugada. Me confié demasiado—Los segundos se diluyeron en una pausa distraída antes de que él añadiera, convencido y con suma naturalidad—: Fue memorable.

Probó bocado, y lo degustó con ganas, cayendo repentinamente en la cuenta de lo hambriento que se sentía. Masticó lentamente soltando el aire con el alivio del apetito satisfecho, y regresó la atención de su mirada sobre Laith. Asintió dos, tres veces, con ligeros toques de cabeza, antes de tragar con degenerada fruición.

—Dime que no está bueno.



Ryan Goldstein
Imagen Personalizada : A man's word is his bond [Priv. Ryan Goldstein] - Página 3 49cqD5y
RP : 10
PB : Kevin Pabel
Edad del pj : 33
Ocupación : Bibliotecario
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 39.700
Lealtad : El Archivo (?)
Patronus : Secreto
RP Adicional : 000
Mensajes : 505
Puntos : 374
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4821-ryan-goldstein https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif http://www.expectopatronum-rpg.com/t5650-ryan-goldstein-correo#85057
Ryan GoldsteinMagos y brujas

Laith Gauthier el Mar Jul 16, 2019 7:50 am

Fue imposible no preguntarse si, realmente, valdría la pena hacer una carrera deportiva. A su edad, y con sus aspiraciones, pensó que era algo tonto querer involucrarse en todavía más exigencias de su tiempo. De más joven, quién sabe, ¿habría sido una buena idea? Como el hubiera no existía, fue fácil para él deshacerse de ese tipo de pensamientos.

Más bien le interesó hablar del deporte, más específicamente, en lugar de una carrera y los riesgos que conllevaba ya no públicos sino físicos al trabajar día sí día también con una pelota explosiva.

La caída libre.

Esa sonrisa que se formó en sus labios cuando le preguntó si esa era la jugada con la que había ganado en su última temporada lo dijo todo. Pero no había soberbia en ella, sino el orgullo de un muchacho, la misma que hubo tenido en aquel día, dolorido pero lleno de satisfacción. Tenía, eso sí, una pincelada nostálgica.

Les interrumpió el camarero, dejando la comida encima de la mesa mientras Laith se distraía viendo el recuerdo más tangible de aquel día: la cicatriz en su mano, que había quedado ahí para no borrarse con el tiempo.

Copas rellenas y un mesero menos, los dos caballeros se prepararon para degustar sus respectivos platillos, con cubiertos y servilleta. La voz de Ryan le interrumpió el primer bocado, que dejó en el aire unos segundos mientras le explicaba qué era lo que había querido decir, y se lo metió en la boca mientras pensaba en la respuesta.

Lo distrajo el sabor jugoso de su comida y el buen sabor que tenía, que miró como si quisiera asegurarse que fuera real y no un producto de su propia imaginación y hambre. Tomó la servilleta y la pasó por las comisuras de sus propios labios antes de hablar.

La practiqué desde que pude tomar una escoba —le confesó, tomando la copa de vino, — Después la afiné con el que mejor la hacía —le dirigió una mirada y dio un sorbo a su copa a un tiempo. — Tuve suerte, además —porque si bien había tenido mucho trabajo duro detrás, pensaba que gran parte de la jugada había sido un montón de casualidades acomodadas al azar en el preciso momento.

Desde el tiempo restante, la bola que muchos pensaban estaba trucada por la forma en que explotó, hasta la distancia entre ambos tanques… sí, todo parecía haber estado a su favor.

Está muy bueno —le dio la razón, realizando un gesto hacia su plato, y con esa mirada de niño brillándole feliz como sólo Laith Gauthier podía estarlo por un buen platillo.

Había cosas simples que podían hacer a la gente feliz. En el caso de Laith, bastaba con buena comida para tenerlo contento, sin necesitar otra cosa. Si a eso le añadían una conversación agradable y buena compañía, acababa por ser una velada digna de recordar.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : A man's word is his bond [Priv. Ryan Goldstein] - Página 3 Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1216
Puntos : 1023
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.