Situación Actual
19º-24º
16 julio -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Freya Howll pj destacado
DANNY & KENNETH Pjs destacados
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Adicto a la tinta. || Joshua.

Ian Howells el Mar Feb 12, 2019 5:15 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Adicto a la tinta. || Joshua. - Página 2 A2Td3Pv
Casa de Ian Howells — 17:30 horas — 11 de febrero 2019 — Atuendo


Esa mañana había tenido que quedarse con Perseo debido a que a Eris le había surgido una emergencia en el trabajo, por lo que tuvo que retrasar todas sus reuniones y quedadas para tatuar, bien para esa tarde o para otro día. Odiaba hacer eso porque le daba la sensación de que quedaba muy poco profesional, pero poco más podía hacer teniendo en cuenta que tenía que cuidar de su hijo. Así que para que sus clientes se sintiesen un poco más queridos, solía rebajarles un poco el precio cuando tenía ese tipo de imprevistos, en señal de buena fe. Lo menos que quería era publicidad mala, sobre todo del boca a boca, que era la peor de toda.

Ese día, además, todas las citas que tenía eran con personas mágicas, ya que solía organizarse por magos y muggles, para de esa manera ahorrarse encontronazos incómodos y limitarse también a sí mismo. Por su compañera de piso, Alexandra, no se preocupaba mucho: era muy extrovertida y seguro que como le sacasen el tema de la magia, te hablaba del Magia Borrás y te seguía el rollo. Aunque por suerte siempre se mantenía a su rollo cuando entraba gente para tatuarse y como pocas veces transitaban por la casa, no tenía mucho contacto con ellos. Lo cual estaba muy bien, para evitarse problemas de ese estilo.

Ese día sólo pudo posponer una reunión que ni siquiera era para tatuar directamente, sino de una persona que quería ver qué es lo que hacía Ian y si juntos podían llegar a dar con un diseño que le motivase para tatuarse. Ian había estado trabajando en su trazo y se había empapado muy bien de programas con los que poder diseñar, sin embargo, le quedaba un poco grande la parte de ilustración. Es por eso que tras ver como dibujaba Laith, había insistido tanto en que trabajase junto a él. De hecho, hasta le había pasado el contrato el mes pasado para que viese que Ian iba en serio y que no iba a estafarle ni nada por el estilo: a fin de cuentas, ¿no era guay que alguien se tatuase algo dibujado por ti? E Ian lo único que quería era que sus clientes se quedasen satisfechos y pintar piel ajena. Ese era su hobbie. Además, cada día que pasaba, sentía que valoraba más los diseños de ese estilo, tan bonitos y especiales.

Estaba en la casa y no lo tenía muy claro, pero creía que Alexandra estaba en su habitación descansando porque trabajaba de noche. En la calle hacía frío, pero en casa de Ian se estaba de puta madre gracias a la calefacción, la cual no estaba muy alta, pero por ejemplo a él le permitía ir en manga hueca porque era un caluroso terrible.

El timbre de su casa sonó y, deseando que no hubiese despertado a su compañera de piso, se acercó a la puerta a abrir. Como dato extra decir que Ian Howells y Joshua Eckhart, en realidad ya se conocían. Solo se llevaban dos años y ambos habían compartido varios partidos en el Quidditch cuando estaban en Hogwarts. Además, con dos años de diferencia, habían pasado varios años juntos en el colegio, por mucho que uno estuviese en la torre más alta y el otro en el sótano más subterráneo. No eran amigos, ni siquiera compañeros, pero Ian lo sabría reconocer si lo veía por la calle como un mago con el que compartió años en Hogwarts. Incluso, si se ponía a pensar, quizás en más de una ocasión incluso Howells se metió con él por llevar siempre gorro, cuando él era el primero en usar siempre gorras. Pero vamos, ¿con quién no se metía Ian en Hogwarts? Pocas personas se libraron de sus burlas y risas. Aunque con él nunca se cebó nada, pues Eckhart pasaba muy desapercibido.

Es por eso que cuando abrió la puerta y lo vio, tardó unos segundos en identificarlo, pero finalmente ladeó una sonrisa.

—¡Ala, tío! —Así, con toda la confianza, como si hubieran sido super amigos en Hogwarts. —Casi no te reconozco sin el gorro. —En realidad se acordaba de cómo se llamaba porque había pedido cita y lo tenía apuntado como Joshua Eckhart, pero siendo totalmente sinceros, si lo llega a ver por la calle lo hubiera reconocido por la cara pero ni de coña se hubiera acordado del nombre. Así que en base a eso, asumió que él tampoco se acordaría de su magnífico nombre y, pese a que ya se sabían el nombre, se presentó. —Ian, pasa. —Y le dejó pasar al interior, el cual estaba bastante recogido, a excepción de un biberón sucio en mitad de la isla central de la cocina, el cual acompañaba a una compota de manzana también terminada. Era gracioso porque Perseo se había bebido el biberón super rico de plátano con galletas que le había hecho Ian, pero la compota de manzana se la había comido Ian. Adoraba la dichosa comida de niño pequeño. —De nuevo, perdona el cambio de planes. Tuve que cuidar de mi hijo de imprevisto y lo tuve que cancelar todo. ¿Quieres algo de beber? Tengo de todo menos té y esas cosas... —Había cerrado la puerta principal y se dirigió a la nevera, abriéndola. En el interior se podía ver que la parte superior era prácticamente cerveza, de distintas marcas y sabores. Y es que Alex y él eran fan de la cerveza: no podía faltar en la casa. Sin embargo, también había batido de chocolate, zumos, agua...

Lo miró, por si quería algo que le dijese antes de ir al estudio, el cual era la primera puerta de todas.

Casa de Ian Howells & Alexandra Dyer:
Adicto a la tinta. || Joshua. - Página 2 BCQlR4m

Adicto a la tinta. || Joshua. - Página 2 CfHxwsa

Adicto a la tinta. || Joshua. - Página 2 VAu9ZHm

Adicto a la tinta. || Joshua. - Página 2 IhINg53
Ian Howells
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 14.110
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 954
Puntos : 665
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Joshua Eckhart el Jue Mar 28, 2019 3:47 am

El tatuador había esperado pacientemente hasta que Joshua pasó sus dibujos a través de los filtros para poder ver cuáles le gustaban y cuáles, además de gustarle, creía que quedaban bien en el cuerpo en las zonas que pensaba que eran más convenientes. Para eso último, además de su propia opinión, le preguntó a Ian cuál era su opinión al respecto, mostrándole los cinco que habían llegado a ser finalistas para su posible decisión.

Le reveló que hasta él mismo tenía sus favoritos, e incluso Joshua, que era serio por defecto, no pudo evitar estirar una sonrisa ligera cuando le dijo que la luna no estaba hecha en fase creciente por casualidad, sino que era porque “crecer” siempre era mejor que “decrecer”, y aquel dato, que parecería irrelevante, le pareció divertido y le gustó a un tiempo. Era del tipo de cosas aparentemente bobas o carentes de importancia que le llamaban la atención. Escuchó su opinión además sobre la acuarela, que tenía más un efecto que daba la impresión de ser casi onírico, mientras que el puntillismo, por el contrario, era mucho más elegante.

Si bien estaba prestando atención, más lo hizo cuando empezó a hablarle para responder a su pregunta: los sitios donde podría hacerlo, dándole prioridad a los brazos. Joshua se lo pensó un momento, dándole vueltas a ideas dentro de su propia cabeza, y aprovechando para beber de su refresco.

Realmente en los brazos no me parece un buen sitio —le comentó tras haberlo consultado consigo mismo. — Creo que la idea es que sea más… ¿discreto? Así que en los brazos sería bastante evidente en ropa de manga corta —hizo notar su perspectiva del asunto, y aunque no siempre llevase ropa de manga corta, prefería evitarlo. En la espalda tampoco le parecía una buena idea, pero se guardó sus motivos para ello. — En las piernas, ¿cuáles y dónde específicamente sugerirías?

Él mismo empezó a pensarlo: tenía piernas delgadas, así que no podía contar con algo demasiado grande de la rodilla hacia abajo. En la zona del muslo, por el contrario, había más piel para cubrir, y suponía que la carne amortiguaría la aguja y dolería menos, lo que seguramente sucedería en la parte de bajo, a menos que fuera en la parte trasera bajo el pliegue de la rodilla. Pero para carne, ya se lo podría hacer en una nalga, ¿no? No.

Este —señaló el del animal que se fundía con la luna, — ¿podría tener…? Digamos… —señaló la parte del ala donde empezaba a fundirse con la luna. — Por aquí, ¿color? Blanco no creo que quede bien —porque su piel era blanca y seguramente no iba a notarse nada, perdiéndose con su propio color, — pero quizá… ¿algún color azul? ¿Azul platinado, puede ser? —porque, aunque se entendía la idea, todavía estaba a blanco y negro.

No estaba seguro del motivo, probablemente fuera el comentario del tatuador, pero ese había ganado puntos en la contienda, y por eso le dio la gana ver si se podía trabajar con la idea. El caso es que la diferencia de su primer encuentro se notaba, y se lo notaba un poco más convencido y cooperativo con la idea de hacérselo, ahora que tenía referencias visuales por montones para poder visualizarlo en su propio cuerpo.

¿Tal vez en la pantorrilla? —preguntó, refiriéndose al mismo tatuaje. No dejaba de considerar a los demás, pero, lamentablemente para ellos, ya parecía que había elegido un favorito. — Siendo honestos… en una escala del uno al diez donde el uno es “nada” y diez es “como el infierno”, ¿cuánto duele? —porque esa era una pregunta muy importante.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Adicto a la tinta. || Joshua. - Página 2 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 19.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1192
Puntos : 934
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Ian Howells el Lun Abr 08, 2019 3:42 am

—Depende de qué sitio del brazo, puede ser en la parte interior del brazo, en la zona del bicep. O en la parte trasera. —Se tocó entonces el trícep, la parte de atrás del brazo. —Es cierto que es un lugar menos discreto que las piernas, pero no considero que sea un lugar demasiado descarado. Todo depende del tamaño, del color y no sé, habría que ver cómo hacerlo.

Ian no era muy fan de los tatuajes en las piernas para los hombres, pero sencillamente por gusto personal, ya que podían estar tan guays comos otros en otros lugares. Sin embargo él pues... no, no lo veía. Siempre le gustaría más—o casi siempre—un tatuaje en otro lado que en las piernas.

—Pues... supongo cualquiera de estos es válido por la parte trasera. Creo que es el lugar que más me gusta para un tatuaje en las piernas para un hombre. Y creo que en todos los casos quedaría bien —le dio su opinión más sincera porque él si consideraba que algo QUEDABA HORRIBLE en algún lugar, lo iba a decir sin pelos en la lengua. Pero bueno, los tatuajes en los gemelos no están nada mal. —¡Claro! —respondió. —Todas las cosas son cambiables, si te mola que ahí haya un color azul platino pues genial. De hecho creo que puede quedar bien, para que destaque un poco mal. Además, así con puntillismo... puede quedar muy chulo.

Cuando él mencionó la pantorrilla, Ian asintió pues él se refería a esa zona. Él solía llamarla gemelo más que pantorillas, pero para el caso era exactamente lo mismo. No entendía por qué no solía gustarle los tatuajes en los pies masculinos, pero era así. Sin embargo, ya había hecho varios en esa zona que lo habían dejado bastante satisfecho, aunque él en un principio los hubiera visualizado en otro lugar.

—Sí, precisamente ahí decía, en la pantorrilla creo que sería el mejor lugar —le respondió, para luego soltar una carcajada ante su pregunta con respecto al dolor. ¡Si es que todo el mundo siempre pensaba lo mismo! ¿Cómo era posible que la gente creyese que realmente dolía TANTO como para comprarlo CON EL INFIERNO? Él la primera vez que fue a hacerse un tatuaje no fue con tanto miedo, quizás porque era un inconsciente o sencillamente porque le daba igual que doliese, pero le parecía fascinante como es que todo el mundo sólo podía pensar en el dolor, cuando en realidad tampoco es que fuese demasiado. —Duele un cinco, dependiendo de tu umbral de dolor. Si finalmente decides hacértelo en la pantorrilla seguramente te duela un… dos o un tres. En donde más suele doler es cuando hay hueso cerca, así que en el gemelo apenas te dolerá.

Bebió un gran sorbo de su cerveza, para entonces dejarla a un lado y guardar en la carpeta todos los diseños descartados, dejando afuera a un lateral ‘los más guays’ y el mejor en el centro, justo en medio de ellos. La verdad es que estaba muy orgulloso de cómo le había salido y, sobre todo, de que a Joshua le hubiese gustado.

Podía parecer que a Ian le importaba una mierda el resto—que de hecho era así—pero en cuestión profesional, se preocupaba mucho de que el cliente se quedase satisfecho. Ya no solo por publicidad—que también—sino porque era su pasión y le gustaba hacer esas cosas bien.

—Entonces… ¿estás cien por cien seguro de que este te mola? A ver, te voy a ser totalmente sincero con mi opinión y todo, ¿eh? Pero tú haz las cosas como más cómodo te sientas, evidentemente. —Le dijo con claridad, sin ánimos de hacer algo de lo que no estaba seguro sin al menos darle su opinión al chico. —En mi opinión, el lugar en donde mejor quedaría este tatuaje sería aquí. —Elevó el brazo y se tocó justo por encima del codo. —Es un lugar que pasa desapercibido y es muy sutil. Sin embargo, creo que en el gemelo quedaría bien igualmente. No tanto como donde yo te digo, en mi opinión, pero tú me entiendes. —Le sonrió, algo divertido. —Respecto al cambio que dices de color no hay problema.

Y entonces se frotó las manos cual mosca intrigada, pues ahora venía la mejor parte: ¡quedar para tatuar oficialmente! Así que miró con rostro pícaro al chico que tenía delante.

—¿Animado cien por cien? ¿Cuándo te ves capaz de soportar el ardor de la aguja para dejar esto dibujado en tu cuerpo para toda la vida? —Ladeó una sonrisa. —Que sepas que uso una tinta con propiedades mágicas, de tal manera que el deterioro de la tinta es más del doble de la tinta convencional que se utiliza en el mundo muggle, por lo que es posible que hasta muerto siga viéndose de puta madre el tatuaje. Y creo que no te lo oferté en su momento pero también tengo tinta que reacciona a la magia, creando ciertos efectos en la piel. Te pongo un ejemplo. —Señaló entonces el dibujo que tenía delante, concretamente a la luna. —Me has dicho que la luna en cuestión la quieres en un azul platino, ¿no? Pues podría hacer que dicho color cambiase con cierto degradado a otro si utilizases la varita sobre él. Puedo hacer cosas más épicas, pero la verdad es que me he dado cuenta con el tiempo de que tampoco es tan épico que se te mueva un tatuaje: es decir, lo es, pero a la hora de la verdad no es tan cómodo.

Y ahora quedaban dos cuestiones importantes: cuándo hacerlo y… ¡el precio! Que la gente siempre se olvidaba del precio. En realidad Ian, para lo caro que podría ser, no lo era tanto. Además, daba la opción de pagar en libras o en galeones porque evidentemente tatuaba tanto a muggles como a magos.
Ian Howells
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 14.110
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 954
Puntos : 665
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Joshua Eckhart el Jue Abr 11, 2019 3:40 am

Cada vez que Ian mencionaba una zona del cuerpo, Joshua se la miraba en sí mismo. Se notaba que se lo intentaba imaginar, sin negarse a la posibilidad de las sugerencias del tatuador. En los brazos, sin embargo, encontraba más peros que ventajas, desde el simple hecho de tener que ir con camisa de manga larga por el resto de su vida para que no se notase. Era por eso que su primera idea era en las piernas: ¿cuántas veces Joshua salía en pantalón corto a la calle? Exacto: ninguna.

La preferencia del otro respecto a los brazos sobre las piernas se notaba. Y Joshua, que era influenciable aunque no quisiera admitirlo, empezaba a considerar otras zonas del cuerpo también. Entretanto, se imaginó que el diseño podría tener algo de color, que no tenía ningún problema para el artista.

Y… ¿en la espalda? ¿En qué zonas lo imaginas? —porque vale que su idea original era no dejar que nadie le tocase la espalda. Pero preguntar no iba a delatar que era un monstruo una vez al mes. — O en las costillas —aunque en uno de los costados tenía una cicatriz por una pelea con otro licántropo. — ¿Se puede tatuar encima de una cicatriz? —preguntó con curiosidad, ya que no tenía ni la menor idea, y suponía que la tinta podría no adherirse bien, o qué sabía él.

Era gracioso que él precisamente, quien durante un año había tenido reincidentes peleas con criaturas bestiales y sus consecuentes secuelas, se preocupara por el dolor. Era un miedo comprensible visto desde la idea de que iba a usar un aparato que le inyectaría con agujas tinta, que dicho así a lo bruto no sonaba nada bonito. Puede que exagerase al compararlo con el infierno, pero al menos era un muy largo rango de donde apoyarse. Aparentemente, no dolía demasiado.

Tenía que admitir algo: aunque la idea fuera suya, Ian había hecho más de lo que él habría podido imaginar con las cosas que tenía para partir. Estaba impresionado, aunque con lo patata que era expresando sus emociones con extraños no se le notase mucho, y también estaba complacido con los diseños que había seleccionado como los mejores.

Dio un rápido vistazo a la selección, para ver el diseño elegido. — Sí, estoy seguro —dijo tras haber confirmado que ese era el que más le gustaba. Escuchó su opinión respecto al lugar donde mejor le parecía que quedaría, aunque al final la decisión iba a ser suya como cliente. El problema era cuando alguien tan indeciso como él tenía que tomar una decisión así.

Sólo faltaba ultimar los detalles, como lo era el día para hacerlo. Respecto al precio, aunque era relevante, tenía en mente cuánto iba a gastarse aproximadamente por la experiencia de quien le había aconsejado que buscase a ese tatuador. Y, vamos a ser honestos, la posición económica de su familia le hacía no considerar cierto tipo de gastos como demasiado elevados, por mucho que cada vez se temiera más que pudiesen desheredarlo.

No, yo creo que… con la tinta normal estaría bien —que no reaccionase a la magia, se refería. No le veía mayor utilidad, porque no es como si fuera a fardar de lo que se hiciera en la piel. — Y en fecha, yo diría que tendría que ser este domingo —dentro de dos días, — o ya para finales de febrero y comienzos de marzo —le dijo su disponibilidad, sin saber cómo era la agenda de Ian.

Luego de ese domingo seguramente estaría hipersensible gracias a la luna llena acercándose, y podría llegar incluso a morder si en serio le dolía. Los días posteriores no pretendía hacerlo, porque el malestar físico era muy evidente. Debería ser hasta luego de haber pasado los días de enfermedad que sucedían a la transformación, y a partir de entonces estaba disponible cualquier día fuera de horario de clases hasta que se demostrase lo contrario.

¿Tienes en mente el presupuesto? —le preguntó, adivinando que debía ser una de las cuestiones más importantes para Ian. Era, después de todo, un trabajo. — ¿Necesitas algún tipo de pago por adelantado o se paga por completo el día del tatuaje, o cómo te manejas? —era posible que necesitase dinero para comprar los materiales antes de ese día, por lo que también se mostró dispuesto a amoldarse a él.

Mientras tanto, continuaba indeciso sobre el lugar donde permanecería el dibujo que estaba en la mesa sobre su piel. En su mente, habría pros y contras en todo, y se veía incapaz en ese preciso instante de visualizar cuál podría ser la decisión más prudente. Lo único que tenía claro era que debía estar oculto cómodamente la mayor parte del tiempo.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Adicto a la tinta. || Joshua. - Página 2 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 19.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1192
Puntos : 934
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Ian Howells el Vie Abr 12, 2019 2:29 am

Una cosa le había quedado clara al tatuador: Joshua no parecía simpatizar demasiado con los tatuajes en los brazos y no sabía exactamente por qué. Quizás era simple gusto, por lo que lo dejó estar y se puso a pensar en las opciones que ofrecía la espalda.

—Pues el lugar más común es el omóplato o en la nuca. También mola en la parte alta del centro de la espalda, pero en mi opinión los que más molan ahí son los simétricos, para dar esa dualidad entre la simetría del tatuaje y la del cuerpo humano —le comentó sus opciones. —A mí personalmente en la espalda hay pocos sitios que me gusten más que esos. Luego está el costado, pero teniendo en cuenta la forma del tatuaje no creo que sea un buen sitio. Quizás quede demasiado aparatoso. No te he visto sin camiseta, pero me sugiere que eres bastante delgado, así que quizás parezca un pegote.

Esperaba que no se ofendiese por llamarle delgado. Si llega a ser una mujer, seguramente saltaría de alegría de que un hombre la viese cien por cien delgada, pero como los hombres es justo lo contrario y parecen querer fardar de músculos pues… nunca se sabe. Aunque algo le decía que precisamente Joshua no era una persona de ejercitar mucho los músculos.

—Se puede tatuar encima de una cicatriz, sí. De hecho hay muchos tatuadores que se especializan específicamente en eso, para ocultar las marcas —le dijo como información curiosa. —Hay que tener ciertas cosas en consideración, así como tener en cuenta el tamaño y el grosor de la cicatriz, pero lo que es poder, se puede.

Fecha y presupuesto eran dos de los temas pendientes muy importantes. La verdad es que Ian como trabajaba para sí mismo, le daba un poco igual el día que eligiese pues siempre podría modificar un poco su agenda. Por ejemplo, Joshua había dicho que el domingo o ya a finales de febrero y precisamente ese domingo tenía a Persie, pero no le importaba pedirle a Eris que se lo cambiarse para el sábado o el lunes, con tal de que si Joshua quería, hacérselo ese mismo domingo.

—Tengo el domingo disponible —le informó. —Elige tú cuando prefieras entonces. Si es este domingo está bien: ya el diseño está hecho, sólo sería tener en cuenta el cambio de color de la luna, pero eso se tiene en cuenta una vez estemos tatuando. No hay que hacer nada previo.

Normalmente Ian cobraba aparte el diseño del tatuaje. Muchas veces había clientes que te pedían un diseño y luego decidían no tatuarse, por lo que era injusto para Ian dedicarle tanto tiempo a algo que al final no se iba a utilizar. En este caso en específico no le había dicho nada de cobrar el diseño a aparte porque siempre solía decirlo cuando alguien le daba largas, en plan: “págame por lo ya te hice, aunque no lo vayas a usar”, sin embargo era muy consciente de que tenía que cambiar esa manera de hacer las cosas, pues en realidad parecía estar regalando dinero. La gente valoraría más el diseño si pagase por él.

Así que cuando le preguntó, le habló claro con su precio:

—Me puedes pagar en libras o en galeones: te voy a hablar en libras porque Hacienda me habla en libras, pero sería sencillamente hacer la conversión. —Hizo una pausa, para continuar. —Cobro por hacer los diseños, ya que es algo aparte y como comprenderás le he dedicado mucho tiempo. Sobre todo, claro, para la gente que luego al final no los usa. —Explicó, antes de continuar: —Serían cincuenta libras por los diseños. Luego, el tatuaje cobro cien libras la hora. Estimo que como muchísimo tu tatuaje me llevará hora y media si nos lo tomamos con calma, así que… te lo podría dejar en doscientas libras. Dudo mucho que me pase más de eso, pero en el caso de que sean más horas, evidentemente el precio subiría en proporción. —Y entonces alzó el dedo índice: —Hablo de horas trabajando yo, tatuando. Si tú necesitas descansar una hora porque te duele o estás agobiado, eso evidentemente no subiría el coste.

Era lógica, al fin y al cabo.

—¿Te parece todo bien?
Ian Howells
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 14.110
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 954
Puntos : 665
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Joshua Eckhart el Sáb Abr 13, 2019 7:21 pm

Sintió curiosidad de querer explorar ideas en otras partes del cuerpo, como lo era el tronco. En la espalda estaba la opción del centro, y en el omóplato. Se imaginó por un segundo a sí mismo, con una mordida de un lado y del otro el tatuaje, y en cierto punto en realidad le parecía curioso. En ese momento, sin embargo, no lo pensó demasiado, preguntando por otro sitio del cuerpo, que Ian consideraba que no era el indicado tomando en cuenta su complexión.

No se quejó con la observación: tenía dos ojos y un espejo, suficientes para poder reconocer que era delgado. Tampoco es que le importase demasiado, cuando, por lo general, estaba conforme con eso sin querer ponerse a ejercitarse cuatro horas al día. Con suerte había empezado a hacerlo una hora por recomendación de su primo, y no por querer hacer músculo. Tenía la sospecha que el sujeto que tenía en frente era un tanto lo contrario. Al final, puede ser que no fuera el mejor lugar, si lo pensaba lo suficiente.

De ahí surgió su pregunta sobre las cicatrices, más que nada porque la curiosidad Ravenclaw le podía. Como no iba a ponerse a interrogarle sobre cosas que, en realidad, no venían al caso, pasaron al importante tema del precio y la fecha.

Pensándolo bien, creo que sería mejor el… ¿primero de marzo? —le dijo, tras haber considerado que quizá no era la mejor idea hacerlo en vísperas de una transformación considerando el cambio en su anatomía, la exposición a la suciedad de algo como una herida de agujas, sino darle un tiempo para sanar antes de enfrentarse a su primera transformación, fuese en el sitio que fuese. Además, se dio un razonable plazo de tiempo para curarse de las secuelas de la transformación. — Por la mañana estaría bien, a la hora que te acomode —porque ya que no era día de clases, tenía disponibilidad a cualquier momento.

Joshua, cuyas habilidades artísticas eran más o menos así, encontró lógico y razonable que quisiera cobrarle por los diseños que había hecho, la mayoría muy buenos. Ya tenía en mente más o menos cuánto iba a gastar, e incluso gracias a otras recomendaciones lo imaginaba bastante caro, pero el precio le pareció accesible.

Me parece bien —le contestó, de acuerdo con lo estipulado. — Entonces el primero, ¿verdad? —confirmó, ultimando los detalles que necesitaba tener claros antes de marcharse, ya que habían terminado de tratar el tema importante.


Marzo 1, 2019.
11:23am.

Lo había estado pensando mucho, desde aquel día en que se encontraron por última vez. Había dado la vuelta a su cuerpo entero buscando dónde ponerse el tatuaje, e incluso antes de marcharse de su casa volvió a repasarlo, mirándose al espejo e intentando imaginarse cómo se vería en cada sitio. El sitio que decidió, al final, fue precisamente el primer lugar en el que pensó que NO se haría un tatuaje, porque así eran las cosas.

A ver, que sí que se lo había pensado, que en la espalda tenía riesgo de que el tatuador viese la mordida, y a Ian nada le incumbía lo que hiciera una vez al mes. Sin embargo y pensándolo filosóficamente, era interesante la idea que, dado el significado del diseño, estuviese en la contraparte de donde se encontraba lo que originalmente había causado el cambio por el que necesitaba reafirmarse a sí mismo quién era.

Por eso es que tuvo que hacer contorsionismo para poder ponerse un vendaje apropiado que sólo cubriese la escápula que pretendía ocultar, que era más bien un parche grande con pegamento que se adhería por los bordes a la zona que se cubría con la tela. Cuando estuvo conforme con el resultado y no se visualizaba nada de la herida, terminó de vestirse con una camisa de negra y salió de la habitación abotonándose la ropa.

Cerca de la hora del encuentro, apareció en un callejón no muy lejos de donde Ian vivía, dada la zona en que se encontraba, para dirigirse al estudio. ¿Estaba nervioso? Sí, ¿podría arrepentirse a media sesión? Era probable.

Puntual como siempre, finalmente tocó la puerta, haciendo un chequeo rápido en su cuerpo ubicando su atención en ciertas zonas. En su espalda parecía estar bien puesto el parche, en su bolsillo tenía su billetera, su varita también guardada, y todo parecía marchar bien.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Adicto a la tinta. || Joshua. - Página 2 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 19.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1192
Puntos : 934
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Ian Howells el Miér Abr 17, 2019 1:04 am

Joshua había decidido hacerse el tatuaje el primero de marzo, por lo que aprovechó para decirle a Eris que se quedase con Perseo por la mañana y así comer juntos y luego pasar la tarde juntos, como la buena familia disfuncional que eran pero intentaban disimular. Porque vamos, sólo había que verlos: la madre depresiva por no encontrar el amor y no considerarse suficiente para ningún hombre y el padre de veinte años que dejó la universidad para dedicarse a ser tatuador. Vale que los dos venían de familias ricas… ¡y menos mal! ¡Imagínate que no!

El caso es que ya había hecho todo los cambios al diseño, incluído el color, para que Joshua pudiese verlo antes de empezar a tatuar, no fuese a ser que no estuviese cien por cien decidido. Bueno, de hecho Ian sabía que no estaría cien por cien seguro porque era el primer tatuaje y nadie estaba seguro en su primer tatuaje, pero bueno… el punto era que estuviese lo más cómodo posible. Que no tuviese ‘miedo’ porque quedase mal o no estuviese convencido con el supuesto resultado, sino que su miedo se debiera más bien a la realización y el posible dolor que sintiese. De todas maneras, ya Ian le había dicho que por el sitio que eligió era altamente probable que apenas sintiese dolor, pues aunque hubiese hueso, la espalda era un sitio bastante frío. Quizás en la parte del omóplato, si llegaban, si podría dolerle mal, pero justo en el hueco que había de solo carne, estaría bastante a gusto.

Se despertó ese día a las diez y medias para hacer sus cosas, ya que le tocaba recoger porque venía uno de los clientes. Alexandra todavía estaba durmiendo porque había trabajado hasta tarde, por lo que el chico se puso los auriculares para no molestar y cerró con magia la puerta de Alexandra, para asegurarse de que no salía a menos que pegase un buen grito. Luego, empezó a recogerlo todo con magia. Alexandra no sabía que Ian era mago, así que toda precaución era poca. No era la primera vez que le decía que su puerta estaba media rota y se trataba, pero en realidad era Ian haciendo de las suyas para evitarse sorpresas.

De todas maneras, estaba bastante seguro de que Alexandra no se despertaría hasta el mediodía, pero por si acaso. Ian era de esas personas que no tenía muchas ganas de explicar cosas que, en su opinión, no debían de ser explicadas. Y llevaba tantos años viviendo con magia, que explicárselo a un muggle le daba muchísima pereza.

Lo último que limpió fue su sala de tatuajes, con polvo incluido. Siempre le había hecho gracia ver el plumero volando mágicamente, pues le recordaba al plumero de La Bella y la Bestia. Luego colocó todo lo que iba a necesitar en la mesita al lado de la camilla, para tenerlo ya todo bastante cerca y ahorrarse movimientos de más cuando llegase Joshua.

Para cuando escuchó el timbre, Ian se encontraba tomándose un vasito de leche con galletas. Era su desayuno. Él era de esas personas que no podían comer nada más levantarse, sino un rato después, así que ahí lo veías. Se comió la última galleta y se levantó con la taza—que era de de Alexandra—para abrir.

—¡Buenos días! ¿Preparado para el primer tatuaje de tu vida? —Le preguntó, enérgico. Las galletas siempre le subían las energías. —Ya te habrán dicho que cuando uno se hace un tatuaje, ya empieza el ciclo sin fin, ¿no? Después del primero, vas a querer muchos. —Y se llevó la taza a la boca, para terminarse la leche. Joshua tuvo que ver ese gesto con una perspectiva muy diferente a la de Ian.

La verdad es que el tatuador ni se había dado cuenta de que estaba usando esa taza, por lo que lo hizo totalmente inconsciente. Cuando terminó de beber, se acercó a la cocina y dejó la taza en el fregadero, para luego cerrar las galletas porque no había nada más desagradable en este mundo que GALLETAS MANÍAS. Habían dos tipos de personas en este mundo: las personas a las que les gustaban las galletas manías y… las personas normales.

—Estaba desayunando, ¿quieres algo? —preguntó, guardando las galletas en la despensa. —No sé si soportas muy bien el dolor, pero en las zonas de hueso te puede doler más que en el resto y es común que muchas personas se les baje la tensión. Si te sientes mal me avisas, paramos y te tomas una coca-cola, ¿vale? Que la azúcar es buena. Bueno, de hecho me la voy a llevar para adentro, por si pasa que la tengas a mano. —Y se acercó a la nevera, a coger una lata de un pack de seis que había comprado precisamente ayer.

Ian estaba totalmente vestido, pues como iba a tatuar se había puesto decentemente. Vestía unos pantalones vaqueros bastante ajustados, unas vans y una camiseta blanca básica y de manga corta que dejaba ver todos los tatuajes que tenía en ambos brazos, desde el hombro hasta la muñeca. Incluso en el dorso de la mano y en los dedos tenía algunos. De hecho, en el dedo índice tenía la letra ‘P’, evidentemente por su hijo Perseo.

Podría ser por ‘PENE’, pero no, no era por pene. Ian era tan básico que tenía tatuado un pene, pero no una ‘P’ por pene.

—¿Vamos entonces?

El estudio de Ian era rectangular. Nada más entrar por la puerta podías encontrarte dos sillones en frente y a mano derecha un escritorio justo delante de una estantería. Esa estantería hacía de separador de la oficina. Si bien la parte principal era como ‘la recepción’ o en donde hablar con las personas, en donde precisamente había estado hablando con Joshua la primera vez, la parte de atrás de la estantería daba paso a una camilla de color negro, así como a un taburete en donde Ian se sentaría. Era un lugar pequeño pero acogedor.
Ian Howells
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 14.110
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 954
Puntos : 665
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Joshua Eckhart el Vie Abr 19, 2019 9:15 am

Estaba dividido en el Joshua razonable que, dentro de su cabeza, se decía a sí mismo que aquella era una mala idea y que no debería hacerse nada en la piel que luego costaría mucho quitarse, y nunca lo haría del todo. La otra parte era un Joshua que Joshua mismo estaba aprendiendo a conocer, pues nunca había tenido gran participación hasta el último tiempo, y que estaba emocionado por la idea de que le pinchasen tinta que, pensado fríamente, no debiese ser así de bonito.

Era esta última parte de él la que llevaba ese día el mando, al menos en la mayor medida. Pero, en el fondo, había una discusión en su interior que no parecía ir a solucionar su conflicto pronto. El lado razonable se limitaba, sin embargo, a preocuparse ya resignado a que iba a ser difícil conseguir hacerle cambiar de opinión. Preocuparse por la mordida, o por el dolor, o por el mero hecho de que en un punto de él creía que era una locura, con todas sus repercusiones.

Su mente se aclaró, no obstante, en cuanto la puerta se abrió y el enérgico tatuador hizo acto de presencia. A ver, que preparado no, pero era un paso al que quería darle prisa para darse el mínimo margen de arrepentimiento.

Buenos días —le contestó, pasando al lugar. — Sí, yo… —y lo que iba a decir se le olvidó porque vio la ilusión óptica que hacía la taza, poniéndole a la cara de Ian una nariz de cerdo. Primero parpadeó confundido, y luego estiró la comisura de su labio en una breve sonrisa. — Bonita taza —le dijo, imaginando que estaría consciente de la imagen debajo de la misma.

Se había detenido a medio camino entre la puerta de entrada y la del estudio, que imaginaba era ahí donde se realizaría la magia, observándolo ir a dejar la taza en la cocina mientras él, dentro de su cabeza, seguía viendo pros y contras de un tatuaje. Porque había hecho uso de ese aparato muggle para buscar información sobre las posibles infecciones y efectos adversos y esas cosas que uno busca para tomar una decisión informada, ¿a que era todo un Ravenclaw?

No, gracias —no había comido mucho más que una manzana, pero tenía el estómago anudado, seguramente gracias a los nervios. Con la información que le dijo después, se preguntó si debió haber comido algo mejor, endulzado de preferencia. — La verdad es que yo tampoco sabría decirlo, sólo hay un modo de descubrirlo —porque nunca había medido su tolerancia al dolor, por no decir que había distintos tipos de dolor, por supuesto.

Por un momento, se preocupó a sí mismo pensando que los tatuajes podrían, de hecho, ser así de adictivos como Ian los pintaba, y que él acabase con los brazos llenos de dibujos, como lo estaban los ajenos. Que vale que no tenía nada de malo siempre y cuando fueran los brazos de otro y no los suyos. Pero él, ingenuamente, se dijo que eso no pasaría, sin saber que todo el mundo lo dice y al final la realidad era otra.

Vamos —aceptó, esperándolo para que fuera primero el otro quien se dirigiera a su estudio. Que no era plan de ir como Pedro por su casa abriendo puertas y entrando a habitaciones, por mucho que supiera a dónde dirigirse.

Esta vez, el encuentro se daría en la parte detrás de una estantería, que no había visto la primera vez que fue a ese lugar. Por algún motivo que ni siquiera Joshua sabría definir, se sintió confortado por el tamaño pequeño de la zona donde tatuaba Ian. Fue hacia ahí, familiarizándose con la camilla donde estaría las siguientes horas.

Bueno —dijo, dándose cuenta de algo. — Es la hora —y parecía que, más que querer decírselo al tatuador, estaba percatándose de que había llegado el momento, después del primer contacto e incluso de las cartas donde habían acordado cosas sobre el tatuaje y la zona.

Vio el diseño corregido que había elegido hace unas semanas en Hogsmeade, mucho más estilizado y detallado de lo que era en principio siendo apenas un boceto, además de que la modificación que le había pedido sobre el color en la luna también se plasmaba en el papel, dando una suerte de vista preliminar de cómo iba a lucir. Decir que estaba encantado al respecto era decir bastante poco, por mucho que Joshua tuviese la expresividad de un zapato.

¿Así va a quedar? —preguntó a Ian, tomando la hoja para poder verla con mayor claridad. — ¿Así? ¿Tal cual? —estaba fascinado con la idea. — Luce grandioso —le halagó, impresionado con el diseño, sin quitarle la vista de encima durante unos segundos. Sobra decir que le había servido mucho para ayudarse a autoconvencerse de que aquello era una buena idea.

Cuando todo estuvo preparado para comenzar, empezó a desabotonarse la camisa y dejándola a un lado. Tenía varias cicatrices que no lucían ni de lejos como lo hacían al principio. Algunas de entrenamientos con esos tutores mágicos que su padre se esforzaba en obligarle a ver, o de peleas pasadas con otros licántropos, incluso un par de marcas de quemadura que tenía de un incendio del pasado; nada particularmente interesante. La única que tenía cubierta, era la más seria de todas.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Adicto a la tinta. || Joshua. - Página 2 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 19.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1192
Puntos : 934
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Ian Howells el Lun Abr 22, 2019 9:33 pm

¿Bonita taza? Cuando terminó el contenido de ésta, giró la taza y se dio cuenta de que era ESA TAZA de la nariz de cerdito. Nunca se daba cuenta de que la cogía, pero siempre le había hecho gracia vérsela a Alex mientras la utilizaba. ¿Pero lo verdaderamente importante de todo eso? Que Joshua Eckhart, ese señor tan aparentemente serio y asocial, ¡había sonreído! ¡Es decir, se puede! Ian, que era muy transparente, no pudo evitar comentar al respecto.

—Uhhh, ¿pero que eres capaz de sonreír? —Le bromeó, con un guiño. —Eres un tío muy serio, ¿no? A veces pienso que te caigo mal porque te hago una broma y no te ríes y luego te sonríes por mi taza con la nariz de cerdito.

Pero pronto se dirigieron al estudio de Ian y comenzó EL MOMENTO. Que ojo, para Ian ya era algo muy normal que hacía de manera regular, pero era EL MOMENTO de Joshua. Iba a ser la primera vez que se tatuase y eso siempre queda grabado en la memoria. Ian ya tenía política de ‘con vaselina y suavidad’ con los nuevos, porque muchos entraban en pánico y había incluso algunos que ya con la aguja rozando su piel, habían pegado un salto y se habían preferido ir.

El miedo escénico. Una vez estás ya sobre la camilla, la cosa como que se magnifica. No es hasta unos minutos después en donde te das cuenta de que no te vas a morir por un dolor así, en el que ya empiezas a normalizarlo todo y a asumir que todo va a salir bien.

Ian estaba poniendo en la camilla una base de papel nueva, así como papel transparente como método de higiene de la camilla. Se asomó a través de la estantería cuando escuchó al moreno hablar sobre el boceto que estaba sobre la mesa.

—La idea es que sí, que tal cual está ahí se vea en tu piel. Encima eres super palido de piel, así que casi que vas del tono del blanco de la hoja, ¿no? —Eso había sido una broma. —Es broma. —Le matizó divertido, para terminar de poner el papel transparente. Dio dos golpecitos en la camilla, como que ya estaba lista. —Vete quitándote la camisa y te sientas aquí. Ahora te digo como te pones para facilitarme a mí las cosas y que estés cómodo.

Le dejó pasar tranquilamente para prepararse él: se puso unos guantes de látex de color negro, así como una gorra hacia atrás para que el pelo—que aunque no lo pareciese lo tenía bastante largo—no le molestase mientras trabajaba.

—¿Quieres que ponga música o prefieres escuchar el sonido de la máquina tatuadora? —le preguntó. —En realidad siempre suelo dejarlo conectado y dejarles el móvil para que decidáis vosotros si queréis o no música.

Habían unos altavoces por la habitación, conectados por Bluetooth al smartphone de Ian, por lo que puso el móvil en la camilla desbloqueado para que Joshua, en el caso de que quisiera, pusiese lo que quería. Tampoco quería poner nada si él prefería estar en silencio. Se le veía lo suficientemente bohemio y ‘desabrido’ como para que no quisiese música alguna, así que mejor no arriesgarse.

Se acercó entonces de nuevo a la camilla, viendo el torso de Joshua. Se sorprendió por las marcas que tenía, aunque sobre todo por el parche que tenía en uno de los omoplatos.

—Eres un tío duro, ¿eh? Menudas marcas de guerra. No lo hubiera dicho por cómo te recordaba, en Ravenclaw y siempre enfrascado en tus movidas con libros. —En realidad no le dio mucha importancia. Sabía cómo estaba la vida ahí fuera y prefería no comentar nada al respecto. Él también tenía ‘sus marcas de guerra’ y tampoco era que fuese a hablar de ellas. —Esa parece seria, ¿es reciente? ¿Te tomas algo para ella o algo? Pregunto porque hay ciertos medicamentos que podrían entrar en conflicto con la tinta. Supongo que no tomas nada, ¿no? —preguntó ya de paso.

Se sentó en su taburete y le hizo unas señas con la mano para que se sentase boca abajo mientras subía el nivel de su taburete para estar más alto.

—Acuéstate boca abajo, con una mano cayendo por el lateral de la camilla y la otra pegada al cuerpo. —La importante era la que iba a caer, que era la del omoplato que iba a tatuar, así no habría tensión y el músculo estaba relajado. —Bueno, ¿qué, nervioso? —Le preguntó divertido.

Mientras tanto, limpió la espalda del Ravenclaw y colocó la plantilla. Antes de hacer nada, hizo que Joshua lo viese y se mostrase complacido al respecto, por si había que hacer algún tipo de cambio en el tamaño o en la posición. Por suerte, todo quedó perfecto y tras algunas tonterías más propias de la higiene de un tatuador con respecto a la tinta y las agujas, comenzó a tatuar. Empezó por la zona más alejada del hueso, para que así el dolor fuese progresivo. Cuando llegase a la zona del hueso le iba a doler más, pero ya estaría acostumbrado al dolor y no pensaría que se va a morir ni nada por el estilo.

Si Ian no había estimado mal: hora y media era lo que tardaría.


¡Y efectivamente! Joshua había sido un campeón y no se había quejado prácticamente nada. No sabía si porque realmente no le dolía o realmente porque no quería mostrarse quejica, pero Ian pudo hacerlo con tranquilidad sin que el moreno interrumpiese, quisiese un descanso o cualquier otra cosa. De hecho, estuvieron bastante tiempo en silencio, aunque de vez en cuando Ian preguntaba que si estaba bien, además de decirle que estaba quedando de puta madre porque ESTABA QUEDANDO DE PUTA MADRE.

Cuando terminó y supo que no podía hacer nada para dejarlo más bonito, limpió el tatuaje, le echó cremita y dejó que ya Joshua se levantase de allí.

—Voy a por el espejo —dijo, quitándose los guantes.
Ian Howells
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 14.110
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 954
Puntos : 665
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Joshua Eckhart el Miér Abr 24, 2019 10:14 am

Por la forma en que Ian miró su propia taza, pudo asumir que no había notado cuál taza era hasta que hizo el comentario. Pero le había hecho gracia, porque a veces su humor era así de simple, sin esperar ningún comentario sobre si podía o no sonreír realmente.

Claro que soy capaz —le dijo, — sólo no me apetece con todo el mundo —más bien, le apetecía con poca gente. — Bueno, no me agradabas mucho al principio —la verdad por delante; generalmente se la hubiera guardado, pero el otro le había dado pie a ello, — sin embargo, también es que no pillo fácilmente las bromas —en especial, se le complicaba si no conocía bien a la persona en cuestión, cosa que no podía identificar cuando ya no estaba hablando en serio.

Lidiando con los nervios del momento, Joshua estuvo explorando la habitación mientras el tatuador acababa de ultimar detalles, distrayéndose con el diseño que ya estaba acabado con los colores que iba a tener al final. Debía recordarse preguntar si podía quedarse con el diseño una vez que hubiesen terminado con la sesión, como recuerdo.

Estaba a punto de aclarar que realmente no era blanco como el papel, mas fue innecesario. ¿Ven lo bonito que era cuando a alguien que no entiende mucho de bromas le dicen que están bromeando? La interacción humana se hace cinco veces más sencilla. Casi le encontraba gracia y todo, aunque esta vez no le provocó ni una sonrisa.

Joshua habría pensado en primera instancia sobre preferir el silencio, pero un impulso le dijo que por qué no ponía algo de música. Así que tomó el teléfono del otro, costándole encontrar una condenada aplicación donde pudiera seleccionar música precisamente porque de aplicaciones no sabía mucho, y tras vagar poco tiempo a través de las recomendaciones de Youtube puso una canción al azar. Se arrepintió de inmediato por el grito que le hizo sobresaltarse por lo inesperado que era, acabando por quitarla.

Bueno, el silencio no parecía una mala idea, al final —porque aunque ese impulso aventurero que buscaba nuevas experiencias hubiese pensado que era una buena idea, la cabeza racional del Ravenclaw le dijo lo contrario.

Lo gracioso venía cuando el mismo joven que se asustaba con un grito en una canción (que, en su defensa, había sido totalmente inesperado) tuviera marcas que señalaban que en más de un problema se había metido a lo largo de su vida. No comentó nada al respecto, porque era mejor no hacerlo; no parecía ser un tema que ninguno de los dos estuviera realmente interesado en tocar.

No estoy tomando nada para tratarla, así que no hay ningún medicamento a tomar en cuenta —le aclaró, y eso era cierto. Se acomodó en la camilla en la posición que Ian le indicó, sintiendo cómo su corazón se aceleraba. — No del todo todavía, ya veremos cuando tenga la maquinilla a dos centímetros —intentó controlar los nervios que empezaban a aparecer.

Tras quedar conforme con la posición del tatuaje respecto a su piel, que costó menos de lo que Joshua habría pensado en el principio, y que le explicara que todas las cosas que estaba usando eran nuevas y estériles y esas cosas, empezó la verdadera acción. Era un dolor más parecido a una navaja cortando que a pinchazos, como creyó que sería, más o menos doloroso dependiendo del sitio donde estuviera la máquina.

Había pensado que pediría parar si se volvía insoportable en algún momento, pero se vio en la tesitura de no estar seguro cuándo era soportable todavía y por eso es que acabó sin decir nada durante todo el rato. Era un: “Está bien, está doliendo mucho, pero todavía no me voy a morir”. Y no murió en ningún momento, que Joshua supiera.

Cuando finalmente pudo levantarse, estaba un poco entumecido por el rato sin moverse. Había cambiado de posición mínimamente a lo largo de esa hora y media sin perjudicar la comodidad y posición de Ian, pero en el momento en que intentó estirarse la piel herida se resintió y seseó del ardor limitándole el movimiento. Si había sido o no una buena idea, ya era demasiado tarde como para arrepentirse.

Está bien —le dejó ir por el espejo, sin saber bien cómo había acabado tras todo aquel tiempo inmóvil. Cuando el tatuador regresó por el espejo y finalmente pudo ver el resultado, se quedó maravillado. Ya no le cabía duda de que había sido una buena idea. — Es grandioso —le dijo, sin palabras para poder halagarlo, pero incluso su expresión, siempre serena, estaba mostrando lo maravillado que estaba.

Todavía tenía ese primer impacto de tener que aceptar que estaba en su piel, pero por lo demás podía decirse que realmente le había gustado cómo había acabado todo. No tenía quejas al respecto de ningún tipo.

Muchas gracias, luce estupendo —volvió su mirada hacia Ian. — ¿Podría quedarme con la hoja con el diseño? —se refería a la que había visto anteriormente, que vale que lo tenía en su piel y para toda la vida, pero igual molaba la idea de tenerlo a mano.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Adicto a la tinta. || Joshua. - Página 2 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 19.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1192
Puntos : 934
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Ian Howells el Sáb Abr 27, 2019 4:19 am

No era por alardear de sus propias capacidades pero… definitivamente Ian se había convertido en un tatuador de diez. Había dedicado muchísimas horas desde que había decidido convertirse en uno y hasta él mismo notaba como poco a poco, horas tras horas, días tras días… la evolución se notaba. Todavía recordaba el tatuaje que se había hecho él mismo en el pie cuando estaba empezando y no había ningún tipo de comparación con el que acababa de hacerle a Joshua. Tenía una  técnica tan sutil, delicada, de precisión y elegante… que Ian cada vez que veía que podía hacer esas cosas tan bonitas, se hasta emocionaba.

La gente no tomaba en valor la profesión de un tatuador. Ni su hermana lo hacía, ni sus padres tampoco. Lo apoyaban porque los Howells siempre habían sido muy liberales, pero no era un secreto que ninguno de los tres consideraban eso como un empleo real, ya que tenían una mentalidad retrógrada en donde creían que para tener un buen trabajo, debía de haber un gran estudio detrás. Y eso era totalmente falso. Un tatuador no se hace un buen tatuador estudiando, sino practicando.

El caso es que Ian creía que ese tipo de pensamiento se debía a una falta de información y de no haber experimentado nunca nada en relación con los tatuajes, pues ninguno de los tres de su familia tenía uno en el cuerpo.

¿Pero sabéis la responsabilidad que era tener el poder de pintar la piel ajena de manera permanente? Ellos, como magos, tenían muchas más facilidades que los muggles para deshacer las porquerías que pudiera hacerte un tatuador, pero igualmente el hecho de tatuarte llevaba implícito el hecho de que fuese para toda la vida. Y la gente esperaba calidad, precisión y un resultado óptimo.

Y hasta Ian consideraba que hacía una aberración de trabajo, no le pagaran. Ian nunca había tenido especial interés en el dinero porque siempre vino de una familia con muchísimas facilidades y era consciente de que ahora el dinero era más importante en su vida porque se había independizado y, por tanto, debía de ganárselo para sobrevivir tanto él como para poder darle una buena vida, por su parte, a Perseo, pues todos sabíamos que Eris no tenía problema ninguno.

Sin embargo, le parecía estúpido cobrar por un trabajo mal hecho.

En este caso, no obstante… miraba el tatuaje de Joshua con muchísimo orgullo. Estaba muy contento por el resultado pero le molestaba que Joshua tuviese la capacidad emocional de una puta manzana pocha.

—Tío, me cago en la puta, ¡quieres dejar de ser una piedra y sonreír aunque sea un poquito! ¡Parece que lo odias pero me dices que está de puta madre por compromiso! —Se quejó divertido, mirando su cliente con cierto reproche en el rostro. Era cierto que antes le había dicho que no tenía mucha facilidad para pillar las bromas y ya a Ian le había quedado claro que era un muro emocional, pero joder. —Sí claro, por supuesto. Es tuyo. Yo me quedo una copia para venderme por lo que soy capaz de hacer, pero ya te prometí que ese diseño será exclusivo tuyo.

Entonces Ian comenzó a recoger las cosas, no sin antes pegarse unos largos segundos mirando la espalda de Joshua con amor. No podía dejar pensar una cosa:

“ME HA QUEDADO TAN BIEN QUE ME DA ENVIDIA NO TENERLO TATUARLO YO.”

Pero vamos, él no se tatuaría eso nunca. ¿Un thestral y una luna para qué? Él era más de hacerse cosas que quedasen bien, no por significado, sino por estética. Después de tener tanto, a uno ya se le acababan las cosas por las que tatuarse con sentido y empezaba a verlo todo como simple estética.

—¿Entonces te gusta de verdad, aunque tu capacidad para mostrar emociones sea prácticamente nula? —Preguntó mientras recogía la máquina y sacaba de un cajón el papel transparente con el que envuelves los sandwiches. —Te voy a tapar el tatuaje, ¿vale? Ahora viene el proceso de curación. Por el tamaño supongo que te tardará entre una semana o dos en que se te cure. Dudo que te salga costra porque he usado una aguja muy fina y aparte he sido cuidadoso porque tu piel lo ha recibido muy bien. Sin embargo, si te sale costra, no te la quites, sino deja que se te caiga sola.

Cortó papel transparente del tamaño del tatuaje y lo pego alrededor del tatuaje, sosteniéndolo con cinta adhesiva convencional.

—Quítate esto hoy por la noche antes de dormir, échate la crema que te voy a dar ahora y no te lo vuelvas a tapar. Deja que se cure normal. —Hizo una pausa, para agacharse y coger del mismo cajón en donde cogió el papel transparente, un botecito de crema. —Usa esta crema. Normalmente a la gente le digo que vaya a comprársela en la farmacia que hay una muy buena, pero esta la he modificado con algunas cositas que la hacen más eficaz con los tatuajes. Tranquilo, que me ha ayudado un medimago experimentado y está científicamente probado que funciona. —Él mismo la usaba.

Normalmente a los muggles lo mandaban a la farmacia a comprar la típica crema que se usa también para hidratar el culito del bebé—y que de hecho Ian utilizó con Perseo—pero a los magos aprovechaba para darle su invención más eficaz.

—Échatela tres veces al día. Cuando se te cure por completo dentro de dos semanitas, echatela siempre que quieras o te lo notes reseco. —Una de las cosas que hacía esa crema era proteger al tatuaje del sol de manera muchísimo más afectiva que una crema solar convencional. —Usa esa crema también para cuando vayas a coger sol o lo que sea.

Entonces le sonrió como un niño pequeño, todavía mirando su espalda con admiración. Luego dejó las cosas sobre la camilla y ya dejó que Joshua se vistiese y todo lo necesario.

—Entonces… ¿cuento con que me recomiendes por ahí? —Le mostró una sonrisa divertida, sentado en su taburete mientras guardaba la máquina y dejaba fuera las cosas que iba a tirar o tenía que limpiar. —Aunque parezca a veces un panoli, lo hice bien, ¿no? Admítelo, ¿tenías tus dudas o qué? He de admitir que mi reputación de Hogwarts me dejó muy mala fama. —Se encogió de hombros. No se arrepentía de nada de lo que había hecho en Hogwarts, sólo de lo que pasó después. Pero igualmente no dejaba de ser divertido.
Ian Howells
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 14.110
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 954
Puntos : 665
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Joshua Eckhart el Mar Abr 30, 2019 11:26 pm

Todo el tiempo recostado aquella camilla, Joshua se había concentrado en no contener la respiración en las partes donde la aguja hería la piel ya sensible que hacía un dolor punzante y en pensar tonterías. Eso no era muy difícil considerando la mente vivaz de Ravenclaw que tenía, que literalmente se podía poner a pensar en la inmortalidad del cangrejo por un largo rato. Sólo salía de sus pensamientos cuando el tatuador rompía el silencio acompañado por el zumbido de la máquina para comentar algo sobre cómo iba quedando, o preguntando si todo estaba bien.

Iba a admitir que pensó que el dolor iba a ser mucho peor. Se había preparado mentalmente para otra cosa, era la verdad. ¿Dolía? Sí, pero no tanto como pensó que iba a dolerle. Ahora más que nunca se había dado cuenta que quizá exageró un poquito cuando le preguntó si el dolor iba de nada al infierno. Casi le daba risa pensarlo.

Sin embargo, una vez que terminaron con aquella sesión de tatuaje, finalmente pudo ver el resultado final. La pintura estaba mucho más fresca y la piel alrededor enrojecida debido al maltrato, pero, más que eso, era posible ver la belleza que le había quedado marcada posiblemente para siempre.

¡No lo estoy diciendo por compromiso! —Joshua se defendió, en el fondo divertido de que el otro tuviese que reclamarle aquello. “Una piedra”, lo llamaba el muy tonto. — En serio, es muy bueno, está muy bien —y mírenle bien, esa sonrisita, casi imperceptible. Es más, Ian se la perdería si parpadeaba en el momento equivocado. Bueno, en verdad no había sido tan imperceptible, sin embargo, sí fue bastante breve.

Mientras el tatuador estaba a lo suyo empezando a recoger las cosas, él seguía mirándose la espalda y cómo había quedado, prendado de la imagen y cómo lucía en su cuerpo. No había nada de ello que quisiera cambiar o modificar, sólo podía pensar en que era completamente perfecto en todos los sentidos.

Sí, me gusta de verdad aunque sea “una piedra” —le contestó aquello que el propio Ian había dicho. En ese momento ni siquiera le molestaba.

Hizo notas mentales cuando el otro le explicó cómo debía cuidar del tatuaje ahora que había empezado el proceso de cicatrización, sin tocar la costra que pudiese salir, y encontró incómoda la sensación del papel adhiriéndose a la tinta húmeda, mas no se quejó. No era la gran cosa en cuestión de cuidados, así que no tardó en memorizar utilizar la crema tres veces al día durante dos semanas y cuando fuese necesario. Probablemente se arrepintiese cuando no encuentre posición cómoda en la cama al intentar dormir, pero de eso ya se preocuparía entonces.

Cuando todo estuvo listo, se colocó despacio la camisa, que ya empezaba a resentir los pinchazos, mientras el tatuador hablaba. Le dirigió una mirada, y de nuevo curvó la comisura del labio en una sonrisa pequeña, parecida a la que tuvo cuando le vio la nariz de cerdito. Si ya llevaba tres sonrisas ese mismo día con esa misma persona, todo un record a ser reconocido.

Yo creo que sí, hiciste un buen trabajo —le reconoció, pensando en que sí que podría recomendarle si alguien que él conociese estaba interesado en hacerse un tatuaje. — Sí, bueno… yo la verdad pensé que te iba a decir “no, gracias” desde la primera cita —fue totalmente honesto con él. — Siendo sinceros no me acordaba mucho de ti, pero particularmente recordaba que eras un tanto desastre —porque él y su memoria con las personas eran así de simples. — Pero me sorprendí para bien.

Eso había que reconocérselo a Ian. A pesar de las bajas expectativas que Joshua tenía, y las dudas que le quedaban respecto a tatuarse, de algún modo lo habían hecho funcionar y ahí estaba, yéndose con algo que el otro había diseñado puesto en la piel. Y, claro que no se olvidaba, sacó de su billetera el precio en libras estipulado anteriormente, considerando que habían tardado el precio previsto. El tatuador había trabajado en tiempo y forma, por lo que era natural que él tampoco pusiese trabas a la hora de pagar.

Quedamos en doscientas libras, ¿no? —corroboró, sólo para estar seguro, considerando el precio del tatuaje y del diseño, que ya le había dicho que lo cobraba por separado.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Adicto a la tinta. || Joshua. - Página 2 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 19.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1192
Puntos : 934
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Ian Howells el Sáb Mayo 04, 2019 3:17 am

Que una piedra andante te dijese que habías hecho un buen trabajo y se esforzase en sonreír un poquito—muy poquito—para demostrar que estaba feliz, era bastante a tener en cuenta. Un esfuerzo que, sin duda, Ian agradeció de Joshua, alias La Piedra. También le pareció graciosa su sinceridad con respecto a sus expectativas desde un principio, pues pensaba que iba a despachar rápido al tatuador: lo cual era gracioso sobre todo porque le recibió con una cerveza y eso, tal cual había dicho Joshua, no era precisamente detalle de un profesional.

—Bueno, puestos a sincerarnos yo tampoco pensaba que alguien como tú te dejaría tatuar por alguien como yo teniendo en cuenta precisamente eso: la reputación que me precedía en Hogwarts —le respondió con una sonrisa. —Gracias a Merlín me di cuenta de que era un capullo a tiempo. O eso creo. Más vale tarde que nunca, aunque ya no pueda hacer mucho por lo que hice en el pasado. Ahora al menos tatúo cosas y hago a la gente feliz. —Apuntó con el dedo en alto, como si fuera algo bueno en redención a sus malos actos.

En realidad no se arrepentía de nada de lo que había hecho, pero sí era cierto que se sentía muy orgulloso de haber madurado y no tener la necesidad de joder al prójimo todo el rato. Definitivamente algo había cambiado.

Mientras recogía, Joshua sacó la billetera para sacar el dinero por el el servicio de Ian. Sonrió al ver los dos billetes de cien libras y ya se estaba imaginando metiéndolo junto al resto de sus ahorros. Y no, no tenía una hucha de cerditos, sino que tenía uno de esos libros que por fuera parecen libros pero en realidad están huecos por dentro. Como la mente de Ian, vamos, ¿de verdad te creías que Ian iba a tener libros de verdad? ¡Já! ¡Casi! El caso es que en el cajón de su mesa de noche tenía un libro que tenía como caja fuerte y dentro tenía todos sus ahorros. Tenía como norma que todo lo que metía ahí, no se tocaba en caso de extrema necesidad y, por suerte, ese mes iba bastante holgado de dinero y ya había pagado todo lo que había que pagar.

—Sí, doscientas. —Recibió el dinero, contento. —Un placer hacer negocios contigo, Eckhart. Déjame preguntarte algo antes de que te vayas, que tengo curiosidad. ¿Le has dicho a tu familia que te ibas a hacer un tatuaje? Yo también vengo de una familia con cierta reputación social y sé que la imagen es lo primero. Como puedes ver, yo me descarrilé hace tiempo del sendero de la elegancia y la etiqueta. —Se miró los brazos, encogiéndose de hombros. —Mis padres también son muy liberales y no siguen las típicas polladas de los matrimonios y toda esa mierda. ¿Tus padres también o te has vuelto un chico rebelde?

No lo preguntaba con malicia, sino todo lo contrario: quería conocer un poco más a LA PIEDRA que tenía delante y, como miembro de familia purista bastante grande, le resultaba hasta curioso. La gran mayoría de personas de esas familias que había tatuado era normalmente en secreto y muy pocas contaban con el permiso de unos padres retrógrados y que no entendían las nuevas modas. Por ejemplo Lluna se había dejado tatuar y su tío no había tenido ni idea de nada. Claro que Lluna y su tío siempre habían tenido un rollo muy diferente.

—¿Quieres algo antes de irte? ¿Un zumito? ¿Una cervecita? ¿Una bolita de coco? Ayer hice bolitas de coco con mi hijo y se nos quedaron super buenas. —Alardeó, con un brillo especial en los ojos. No por su hijo, ¡sino porque acababa de recordar que había hecho bolitas de coco y que había montones en la nevera!
Ian Howells
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 14.110
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 954
Puntos : 665
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Joshua Eckhart el Dom Mayo 05, 2019 12:19 pm

Había algo gracioso dentro de aquel negocio: tanto como el cliente creyó que el tatuador no llenaría sus expectativas y acabaría marchándose, Ian pensó que Joshua no iba a dejarse tatuar por alguien como él. De algún modo, sin embargo, habían conseguido hacerlo funcionar y tener un servicio agradable. Al menos Howells daba la impresión de haberse reformado desde el colegio, o cuando menos madurado lo justo y necesario para dejar de ser un idiota con los demás.

Quizá los planetas se alinearon —le dijo como posible respuesta al por qué había funcionado cuando los dos pensaron que no ocurriría. Estaba bromeando, pero por su tono y su carencia de emoción, podría ser confundido. — En eso no puedo opinar —porque su opinión tendría que ser informada, y él a nivel personal no había conocido a Ian ni entonces ni ahora, — pero tatúas cosas buenas, te lo reconozco —todo fuera dicho.

Al tiempo que el otro recogía, Joshua no se olvidó de pagarle el precio estipulado, buscando en su billetera dos billetes de cien libras, entregándoselas cuando le confirmó el monto y que no hacía falta más. La pregunta sobre su familia lo pilló metiéndose la billetera de cuero en el bolsillo y lo miró con curiosidad, calibrando el nivel de interés real que había dentro de su pregunta para poder saber qué tipo de respuesta era la que tenía que dar.

¿A qué crees que se debía la insistencia de ponerlo en un sitio donde no se viera fácilmente? —le devolvió otra pregunta que mostraba la evidencia. — En los brazos podría verse fácilmente, a veces voy en camisa de manga corta —finalmente resolvió el misterio del por qué se mostró tan reacio a ese lugar que parecía ser el predilecto de Ian. — Lo que no se sabe no hará daño —y no pretendía decirle a nadie de su familia lo que había hecho. Claro que exceptuaba a Ayax, pero Ayax a esas alturas ya debía estar curado de espanto con las cosas que era o hacía. — Mi familia es muy… conservadora.

No es que quisiera hablar o pensar mal de su familia, pero esa era la situación. A veces incluso pensaba que coleccionaba cosas con las que decepcionarles, algunas más intencionalmente que otras. No podía hacer mucho por su raza o sus preferencias, pero el tatuaje había sido totalmente a pulso, por ejemplo. Se encogió de hombros, después de todo, no se consideraba realmente un rebelde.

¿Qué hay de ti? Escuché que dejaste la carrera trunca, ¿y saliste para hacer tu propio estudio de tatuajes…? —por mucho que dijera Ian que su familia era muy liberal, no le entraba en la cabeza que pudiesen estar de acuerdo con algo así. Posiblemente porque ni en sus más locos sueños sucedería con la suya.

Vamos a ver, que tampoco era para menos, ¿eh? Que acababa de ganarse doscientas libras con lo que Joshua calculaba eran menos de ocho horas de trabajo, considerando los encuentros que tuvo con él, el hecho de tatuar y el tiempo invertido haciendo los diseños. Puede ser que se equivocara, claro, pero igualmente era buen dinero por algo que se decía poco, aunque en la práctica fuera más difícil de lo que parecía.

También estaba el hecho de su hijo, aunque eso era relativo. Su abuela estaría más que encantada con casarle y tener nietos pronto, y no estaba seguro de qué tan malo sería tenerlos fuera del matrimonio, con él como más claro ejemplo. — No, gracias, estoy bien —rechazó educadamente. — ¿De qué clase de familia provienes que tienes un hijo y no te hacen casarte con la madre? —preguntó, igualmente sin mala intención. Le parecería lo más lógico para pensar.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Adicto a la tinta. || Joshua. - Página 2 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 19.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1192
Puntos : 934
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Ian Howells el Jue Mayo 09, 2019 1:42 am

Pues ahora tenía sentido la insistencia en ponerlo en un lugar en donde no se viese demasiado, pues su familia claramente estaba en contra de ese tipo de cosas. A Ian no el funcionaría escondérselo, pues rara vez no sólo en pantalón corto por ahí, así que se le vería casi en cualquier lado. Menos en el culo: un día debería tatuarse algo en el culo. Le hizo gracia cuando dijo que a veces iba en manga corta, como si fuera algo especial. ¿Acaso el 100% de la población mundial no iba en manga corta cuando hacía calor?

—Me imagino: los Eckhart no pasan muy desapercibido en la sociedad y las grandes familias como las nuestras tienden a seguir las costumbres del pasado —le dijo, pues no le sorprendía en absoluto. Ian desde muy pequeño se había rodeado de todas estas familias gracias a su apellido, por lo que tenía bastante claro el comportamiento habitual de ellas. —Pero bueno, lo que dicen: las nuevas generaciones lo cambian todo. No hay nada de malo por hacerse un tatuaje.

Menos mal que sus padres eran bastante abiertos de mentes y, aunque estaban bastante metidos en la aristocracia purista, eran muchísimos más liberales. También contaba con que no eran tan viejos como la mayoría, por lo que les era más fácil cambiar el chip. Y bueno… con un Ian como hijo habían tenido que aceptar ciertas cosas, como el hecho de que con dieciséis años se hiciese su primer tatuaje sin permiso de sus padres. ¿Os podéis imaginar la colleja que le dio su madre? Él ponía la mano en el fuego de que esa colleja fue lo que le dejó tonto para toda la vida.

Ladeó una sonrisa cuando mencionó que había escuchado cosas de él, pues le molaba eso de que ‘las malas lenguas’ hablasen. Él siempre había sido un mete mierda, por lo que en cierta manera le gustaba que también se crease rumores de él. Le parecía de lo más divertido.

—Sí a ver… —Comenzó a explicar su historia mientras seguía recogiendo con tranquilidad. —Mis padres me mantenían sólo porque estaba estudiando y yo sabía que si dejaba de hacerlo, ellos también iban a dejar de mantenerme. Así que… como no quería terminar esa carrera porque además de quedarme grande no me molaba una mierda pues… me arriesgué. Cogí mis ahorros y empecé alquilando esta casa y haciéndome el estudio. Antes de venir aquí ya había tatuado, por lo que sólo me quedaba hacerme un nombre —le decía, en una conversación bastante agradable. —La verdad es que fue un poco tirarme a la piscina, pero estudiar nunca ha sido lo mío y ya llevaba años soñando con tener mi estudio. Además… quería independencia para cuidar a mi hijo. No sé, fue un cúmulo de todo, para cambiar de aires. Y bueno, era mejor tomar yo la decisión que el hecho de que mi madre me echase de casa por dejar los estudios, lo cual ocurriría. —Rió entonces.

La madre de Ian estaba un poco loca, las cosas como son. Cassidy era una mujer muy pasional que siempre había soñado con que sus hijos lo tuviera todo pero… ¡a su debido tiempo! Lo cierto es que Ian siempre le sacaba de quicio porque era un auténtico desastre. ¡Hacerle abuela cuando todavía era tan joven, a quién se le ocurría! Sin embargo y, aunque no lo dijera porque le gustaba ser ‘dura’ con su hijo desastre, estaba orgullosa de que se hubiese vuelto mucho más responsable, pues hubo un momento en donde los padres de Ian realmente creyeron que se iba a descarrilar hasta no encontrar el camino. El bebé, contra todo pronóstico, lo enderezó.

—¿Seguro? Nos quedaron de puta madre, están buenísimas —le insistió porque Joshua no era consciente de los buenas que le habían quedado las bolitas de coco a Perseo e Ian. Y como Stella viniese un día de éstos estaba claro que se iban a acabar de manera inmediata, así que había que aprovechar antes de ello. —Pues… ¿de una familia normal? —Lo miró, con gracia. —La madre de Perseo es Eris Masbecth, la hermana de Circe, supongo que la reconoces de Hogwarts. Ni la familia de ellos ni la mía son de concertar matrimonios, de hecho mis padres se casaron porque se querían, por mucho que necesitasen la aprobación de sus familias. —Hizo una pausa, guardando las cosas ya limpias en el cajón. —Además, Eris Masbecth es demasiada mujer para mí. —Confesó, riéndose de sí mismo. —Las cosas como son, si me acosté con ella fue simple y llanamente porque estábamos borrachos. Quizás si hubiese habido algún tipo de sentimientos lo podríamos haber pensado, pero nada, entre ella y yo no hay nada más que un niño de por medio.

Se puso entonces en pie y se estiró de manera enérgica, quitándose la gorra de la cabeza y dejándola sobre la camilla, antes de pasarse ambas manos por el pelo hacia atrás. Con un cliente contento y doscientas libras en el bolsillo del pantalón, ya Ian creía que había cumplido por ese día. Se puso a pensar, en realidad: ¿se habría casado con Eris Masbecth de haber habido sentimientos por su parte? Ian lo dudaba, en realidad. ¿Qué hacía alguien como Ian casándose con su edad? Vale que Eris lo tenía todo, pero… ¡era Ian!

—¿Tú estás a la espera de que te concerten un matrimonio? ¿O a pesar de ser muy conservadores ya dejaron esas manías a un lado? —Ignoraba que Joshua no tenía madre, por lo que él hablaba de padres en plural. —La verdad es que siempre he pensado que si alguien concertara mi matrimonio, el karma me haría estar con la muchacha más fea de toda Inglaterra. Es como ese temor que tenías tú antes de empezar de: “¿Y si me hace el tatuaje mal?” Pues yo igual pero con el matrimonio: “¿Y si me tengo que casar con un orco?” —Lo decía divertido. —De pequeño mis padres me dejaron caer la posibilidad, pero a medida que fuimos creciendo la cosa cambió. Gracias a Merlín.

Entonces volvió a entrarle ganas de comerse esas bolitas de coco.

—¿Seguro cien por cien que no quieres bolitas de coco? Yo las voy a traer, ¿vale? Y tú coges si quieres. Te aviso que te vas a arrepentir si te vas sin haberlas probado. —Y salió de allí un momento para ir a buscarlas a la nevera y volver sobre la marcha con una bandeja. Le había entrado el antojo, ¿vale? Tatuar le da hambre.
Ian Howells
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 14.110
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 954
Puntos : 665
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Joshua Eckhart el Sáb Mayo 11, 2019 6:58 am

Ya quería imaginarse Joshua la cara que su padre iba a poner si le decía que “no había nada de malo en hacerse un tatuaje”. Si a veces hasta se le cruzaba por el pensamiento la que puso el día en que le dijo que no iba a tomar la carrera que quería que tomase y que iba a decantarse por la que quería estudiar. En realidad, Joshua entendía que su padre sólo se preocupaba por su futuro, pero a veces ni siquiera se esmeraba en ocultar que pensaba que los planes de su hijo no funcionarían.

La verdad era que, en el caso de Joshua, era más fácil imaginar que todas las demás familias destacadas por sangre pura eran iguales que la suya, y las familias como las de Ian las encontraba más bien atípicas. Y aunque era muchas veces el caso, la verdad es que había otras de ese estilo, y las conservadoras iban poco a poco volviéndose cada vez menos.

Puestos a conversar, le preguntó cómo habían sido las cosas para él al haber abandonado los estudios. Al parecer, sus padres habían abandonado el apoyo económico en cuanto Ian había abandonado los estudios, pero se les había adelantado y antes que lo echaran se fue él mismo. Lo encontró en cierta manera gracioso, pese a que creía, como las personas normales, que era descabellado.

Parece que no te ha ido mal, después de todo —admitió, pese a que estaba plenamente consciente de que sólo a la familia Howells le concernía opinar. — ¿Qué hubieras hecho si no se hubiese dado y, por ende, dejaras de tener para alquilar el lugar y tener el estudio? —preguntó, suponiendo que debía tener algún plan de respaldo en caso de emergencia, el bien conocido plan “B”.

Levantó una de sus manos, en una negación educada, cuando insistió en hacerlo probar sus bolitas de coco. En cambio, casi podía decir que lo sorprendía escuchar que, siendo apellidos reconocidos como lo eran los de ellos, no acabasen concretando un matrimonio simplemente por el hijo. Lo que parecía ser bueno, tomando en cuenta lo que escuchaba, y que no había nada más que un hijo entre los dos, sin ningún tipo de sentimiento de por medio. Eso lo llevaba a otra de sus típicas preguntas de patata social, pero esa se la guardó, porque no entendía cómo es que la gente podía tener encuentros sexuales nada más porque les apetecía, y definitivamente no iba a iniciar una conversación de sexo.

Pues… mejor así, ¿no? —otra cosa que le daba gracia era que evidentemente Ian hablaba por los dos. Sí, hablaba como cualquier persona normal, pero Joshua limitaba mucho sus respuestas y explicaciones, al grado de que había una notable diferencia. — Haces bolitas de coco con tu hijo, no puede ser tan malo —señaló.

Se había quedado de pie, mirándolo recogerlo todo cerca de la división entre la oficina y la camilla de tatuajes, sujetando su antebrazo derecho con su mano izquierda pasando dicho brazo por su espalda prácticamente desde que le había dado el dinero hasta ese momento, en donde se apartó unos pasos por si la intención era salir de ahí y despacharle de una vez. En cambio, Ian se interesó en los matrimonios concretados, específicamente en el Ravenclaw que estaba con él.

A ver, una de mis primas ya se casó por conveniencia, tengo un primo prometido y otra prima probablemente en proceso de prometerse, así que no son cosa rara en mi familia —sólo se refería a Angie, Ayax y Eva, porque Xerox y Serinda no le importaban. — Mis abuelos estarían encantados de casarme, eso sí, y aunque mi padre no me ha dicho nada, qué sé yo, quizá me quiere pillar con la guardia baja para que no huya a Rumania y me invente una nueva identidad, por ahora me limito a huir de sus conversaciones de bodas —le contó, cruzándose de brazos mientras pensaba en eso.

Sería desafortunado, considerando su situación actual, que su suerte cambiase y acabase teniendo que casarse con una mujer. Y todavía estaba en ese periodo de riesgo, que a Ayax lo habían prometido a los veintidós, pese a que a él se lo habían avisado desde siempre. Lo mejor era repeler los malos pensamientos y seguir escapando cada vez que su abuela tocase el tema.

Ian decidió ir a por las bolitas de coco para su consumo personal, aunque lo advertía que iba a arrepentirse si se marchaba sin haberse comido una. La verdad era que, ya viéndolas… sí que se veían buenas.

Una sola eh —acabó aceptándole, tomando una de las bolitas de coco que había llevado en la bandeja. Que iba a salir totalmente sorprendido de ese lugar: con ese sujeto haciendo buenos tatuajes y encima buenas bolitas de coco. Y cuando la probó… — Bueno, vamos a ver, que no le he cogido bien el sabor —procedió a tomar otra.

Verdaderamente estaban buenas.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Adicto a la tinta. || Joshua. - Página 2 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 19.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1192
Puntos : 934
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.