Situación Actual
14º-20º
18 mayo -> luna nueva
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Gwendoline Edevane pj destacado
JOAHNNE & EDWARD Pjs destacados
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Call me maybe [Sam y Leo]

Leonardo Lezzo el Mar Feb 19, 2019 12:13 am

Recuerdo del primer mensaje :

Leo tenía un claro objetivo aquella tarde, conseguir un teléfono móvil. Había descartado la idea de ir a un centro comercial por la razón obvia de que allí había demasiada gente y demasiadas cámaras. Se había vuelto muy paranoico con la seguridad, casi rozando la locura. Intentaba no pasar por delante de cámaras, ni de edificios que pudiesen tenerlas. No esperaba más de cinco minutos a ser atendido en cualquier local. Sentía una opresión en el pecho cada vez que alguien caminaba detrás de él muy cerca. Lo estaba pasando realmente mal. Pero necesitaba uno de esos móviles para poder comunicarse con otros. Lohran tenía su propia cabina, él quería tener algo desde donde llamar. Entró en la tienda mirando a todos los lados. Era medio día y no había ningún cliente. Solamente dos chicas sonrientes agradeciendo que entrase alguien. Leo sonrió algo nervioso repasando el monólogo que había ido preparando y ensayando durante un par de días. - Hola. Am... Necesito un teléfono móvil. De esos que se tienen que recargar cuando se te termina el saldo. - Se acercó una muchacha joven, con rostro amable. Su intención no era hacer caso al chico, pretendía vender el mejor producto al mejor precio. - Verá, señor, ¿no prefiere un smartphone con la mejor tecnología? Podrá realizar videollamadas, capturar imágenes con la mejor calidad, y tiene espacio para aplicaciones tan necesarias como Facebook, Instagram, Twitter, Tinder... - Leo no estaba entendiendo ni la mitad de aquella conversación y su expresión lo dejaba bastante claro. - No, no, solo necesito un móvil básico. Para llamar y que me llamen. El típico Nokia de esos con tapita. - Acompañó la frase con un movimiento de la mano.

La chica sonreía, la otra se aguantaba la risa, y Leo estaba tenso como un preso en el túnel de la muerte. No iba a ponerse grosero porque no es su estilo, solo quería un móvil normal. Sin tinder, ni kinder, ni aplicaciones. Tenía que pasar al plan b. - Es para mi abuela. Le han robado el que tenía y se lo quiero regalar. - Las dos dependientas se miraron con complacencia. Eso ya les parecía más normal que que un joven no tuviese un smartphone con kinder y tinder. La chica asintió y entró en la trastienda. Tardó nada en volver. - Este es un Nokia irrompible. - Rió con su propio chiste, Leo no cambió de expresión. - ¿Quieres que le grabemos ya tu número de teléfono? Así podrá llamarte enseguida para agradecértelo. - De ser una película o una sitcom se hubiesen escuchado grillos. ¿Estaba intentando ligar con él? ¿Pretendía la chica agregar a Leo al Tinder? Se había equivocado de chico. Primera y principal porque él era un hombre de palabra, y le iba a ser fiel a Eva aunque Monica Bellucci apareciese en en su vida queriendo casarse con él. Y segundo, porque Leo no entendía que estaban ligando con él ni cuando estaban ligando descaradamente con él. Así que zanjó la conversación de inmediato. - No, tranquila, eso puedo hacerlo yo luego. Solamente el móvil. Y una tarjeta sim nueva. - La chica le pidió algunos datos que Leo no dudó en inventarse. No iba a correr el riesgo de tener un número de teléfono con su nombre verdadero. Así que dio el de su supuesta abuela. Pensó en el nombre más inglés que se le ocurrió. - Sally Wright. - Pagó el teléfono que para Leo supuso un gran desembolso. Él no tenía ni idea que el smartphone que pretendían venderle era cincuenta veces más caro. Después de eso salió de la tienda casi sin despedirse, con la bolsa roja con su nuevo teléfono dentro, sin armar. Tendría que poner la tarjeta en su sitio, cargarlo, introducir algunos datos y, como no, ponerle algo de saldo. Quería llegar pronto al refugio para ponerse con ello. Con suerte podría ver a Eva y contarle la novedad. Iba tan rápido que no miró a nadie, iba agarrando la bolsa como si llevase dentro un tesoro y mirando al suelo. 
Leonardo Lezzo
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.850
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 506
Puntos : 230
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Sam J. Lehmann el Jue Mayo 30, 2019 2:00 am

—No, no era nada agradable… —le dio la razón con respecto a eso de vagar solo.

Ya no solo por callejones, sino por el simple hecho de estar solo en una ciudad tan grande, sabiendo que estás en tantísimo peligro. Era complicado hacerte a la idea de vivir en una situación así, cuando tu vida siempre había sido fácil y normal, pues a nadie se le enseña a sobrevivir, sólo a vivir. Es por eso que cuando de repente ves que en los muros de tu mundo empiezas a salir como una persona non-grata y tienes que limitarte a esconderte y… hacer lo posible para que no te pillen, que te das cuenta de lo terrible que es todo. Y estar solo, definitivamente, era lo peor. Sam había estado mucho tiempo sola y ahora que volvía a tener a sus seres queridos cerca, pese al riesgo que eso conllevaba, no los volvería a dejar nunca.

Le sonrió cuando dijo lo del almacén abandonado en donde había aprovechado para coger ropa para abrigarse, pues Sam había hecho muchas cosas parecidas, sobre todo cuando no pudo volver a su piso a recoger nada más que lo indispensable.

—Totalmente de acuerdo, qué cruz… —Puso los ojos ligeramente en blanco cuando mencionó de lo conseguir comida. —Creo que yo lo hice muy mal cuando estaba sola. Intentaba hacerme creer que ciertos sitios eran los más propicios a donde ir sin ser vista, pero en más de una ocasión dieron conmigo. Y es horrible saber que no puedes ir ni a comprar tranquila cuando es tan necesario para poder vivir. —Hizo una ligera pausa, para entonces mostrarle una sonrisa resignada. —Muchas veces tenía la sensación de que conseguir las cosas necesarias para sobrevivir era sinónimo de meterme en un laberinto lleno de peligros en el que no sabía si iba a salir bien parada. A veces me daban ganas de no cenar sólo por no tener que arriesgarme.

Ahora la cosa había cambiado, sabía de tiendas bastantes modestas tanto en Winchester—donde vivía antes con Caroline—como en Bromley, donde vivía ahora, por lo que iba a comprar con otra filosofía.

Se internaron en una calle pequeña entre dos grandes almacenes, un callejón que no tenía ni una mísera luz y que por lo que parecía era solo la residencia de unos gatos callejeros. Sam entonces se dio prisa porque como viese gatitos sin hogar iba a cogerlos a todos y a adoptarlos y sabía perfectamente que por mucho que ya tuviese dos en casa, Don Gato no iba a tolerar a muchos más. Bueno, ni Don Gato, ni Doña Gwendoline, ni nadie. Sólo ella y el anterior gato sin casa Chess.

—Bueno Leo, yo me voy, que me esperan en casa para cenar y mi señora me va a echar la bronca por llegar tarde y que se me enfríe la comida —le dijo la verdad, pues si no llega a ser porque se vio en la imperiosa necesidad de ayudarlo, hubiera estado en casa hacía tiempo. —Un placer conocerte, pero que la próxima vez que nos veamos, sea en un mundo en donde no tengamos que escondernos —añadió con una sonrisa, tendiéndole la mano en una despedida cordial.

Le había caído bien y de verdad deseaba que si algún día volvía a verlo, fuese en un mundo mejor en donde todo volviese a cambiar a mejor.
Sam J. Lehmann
Imagen Personalizada : Es un lindo cerditooooooo
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 24.896
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 1105
Puntos : 867
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Leonardo Lezzo el Miér Jun 12, 2019 12:19 am

Al parecer Samantha y Leo habían estado en unas condiciones parecidas desde que se habían convertido en fugitivos. La empatía era total en esos momentos. El chico comentaba como había vivido en un almacén abandonado, usando la ropa que habían dejado allí. Lo peor era proveerse de comida sin ser visto. Los carteles de fugitivos abundaban en los lugares mágicos y había muchos cazadores de recompensas. Ella contaba como había tenido que pelear en varias ocasiones para salir ilesa. Así que a veces sopesaba la idea de no comer simplemente para no ponerse en peligro. Leo asentía con cara de circunstancia. - Entiendo perfectamente lo que dices. Hemos pasado hambre, frío, … Y esto parece no tener fin. - Estaba feliz de haberse topado con el refugio, con toda esa gente buena que hacía su vida de fugitivo más llevadera. Pero empezaba a estar cansado de tener que estar siempre escondido.

Llegaron a uno de los callejones que Leo había conocido tan bien en el pasado. La luz era escasa así que la privacidad era total. Había llegado el momento de despedirse. Leo se alegraba de haber tropezado con alguien como Samantha. A parte de la ayuda prestada, había sido simpática y le había hecho recordar como había evolucionado su vida. Dijo algo sobre que su señora la esperaba para cenar. El chico supuso que se refería a su madre. Cuando lo pensó mejor supo que eso de “mi señora” solo podía referirse a una pareja. - Ha sido un placer conocerte. Me quedo en deuda contigo. Espero que nos veamos pronto. Eso significaría que la situación ha mejorado. Entonces podré invitarte a tomar algo, a ti y a tu señora. Que vaya bien. - Sostuvo la mano de Samantha un momento, de forma cordial. Y luego la soltó para que ella pudiese aparecerse. Él no iba a irse hasta que ella no lo hubiese hecho.


*****


Nada más llegar al refugio fue directo a su cuarto y se tumbó en la cama. Como si de un niño pequeño se tratase, allí se sentía a salvo. En su cama. Todavía sujetaba en la mano la bolsa del teléfono. Se incorporó y la abrió. Recordaba bastante bien como funcionaban aquellos cacharros. De no haber estudiado en un colegio mágico es muy posible que Leo hubiese terminado siendo informático o algo por el estilo. Le gustaba la tecnología. Hoy tenía una poca a su alcance aunque es posible que allí dentro no funcionase.
Leonardo Lezzo
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.850
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 506
Puntos : 230
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.