Situación Actual
5º-11º
10 enero ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Lo mal que estoy (y lo mucho que me quejo) |Priv. Zdravka O.

Joahnne Herondale el Vie Mar 01, 2019 3:02 am

Recuerdo del primer mensaje :

Lo mal que estoy (y lo mucho que me quejo) |Priv.  Zdravka O. - Página 2 MdxEQTC

Después que a mí se me acabó el dinero…— canturreó implantando entre letras un acento un tanto latino que no le pegaba del todo. Tarareó las frases ignorando que levantaba más de una mirada en el camino. — Por andar de enamorado, se fueron mis compañeros…— se detuvo casi al instante, enarcó una de sus cejas recordando el significado de la oración. Se lo había olvidado, no era cuestionable. Una canción en otro idioma que poco manejaba era evidente que se olvidaría, como la gente que canta en inglés y poco entiende. Bufó sacando el aparato electrónico para desbloquear y darle al botón que representaba “siguiente” en el reproductor. En esta ocasión, una canción de una artista bastante conocida en este último tiempo porque su álbum completo estaba rompiendo un récord según escuchó a un joven, el cual veía y comentaba una de sus presentaciones en un televisor en exposición de una tienda de electrodomésticos. La cual fue uno de sus destinos para dejar su hoja de vida.

Y sí,  Joahnne era una del montón de gente que, esperanzada, dejaba su currículum en cualquier tienda que pudiera y fuese aceptada. Y no, no le estaba yendo para nada bien. Había estado en un local de indumentaria femenina que parecía ser reconocido por su amplitud aunque fue negada al darle un vistazo rápido a la presentación que yacía en sus manos, ahora. No tenía experiencia, nadie se lo estaba poniendo fácil. Tampoco podía mencionar que había atendido una temporada en el salón de té de Madame Pudipié. ¿Cómo agregaría una referencia tan delatadora de su mundo y poco creíble al ojo muggle?

Estaba a punto de resignarse, al menos por hoy. Un día fresco, lo suficiente como para tener el deseo de conseguir una bufanda, poco alentador con su búsqueda y menos que menos agraciado para responder con una sonrisa cada rechazo. Eran contados los casos que permitieron dejar sus datos aunque por las miradas era casi nulo que la llamasen y lo sabía. Suspiró exasperada.  ¿Alguien se apiadaría de ella? Reconocía que podría ser todo lo carismática posible, que tendía a ser correcta y amable hasta con desconocidos. ¡Podía ser muy buena en atención al público! Pero, no todos pensaban que eso fuese suficiente. ¡Malditos estudios! No se creía capaz de falsificar esos campos, maquillaba la verdad diciendo que estudió desde casa pero eso no tenía peso ante los ojos de gerentes necesitados de “personas cultas” según uno de los tantos que la rechazó.
 
“I want it, I got it, I want it, I got it”. Emitieron los auriculares, sus piernas seguían al tumulto de gente que atestaba las calles mientras repetía el estribillo. Era normal chocar hombros o codos, un poco mucho, cuando todos estaban apresurados en su andar. Aseguraría que tenía un moretón en uno de sus brazos, un joven castaño de unos treinta años corría con su maletín dando saltos a los costados. Un par de señores se quejaron de la juventud de hoy en día pero Joahnne es la que realmente se lamentó cruzarse con él. Un gemido de dolor escapó de sus labios cuando este desfiló por su costado permitiendo que el maletín golpeara sin piedad alguna.

Una verdulería, un negocio de lencería y una imprenta de fotografía después… Joahnne se detuvo en una tienda. Apretó sus labios en una clara mueca de cansancio, este sería el último. No quedaba más que dos hojas más que la destinada a este pero un sentimiento de pesadumbres la conquistó. Se adentró con sumo cuidado mentalizando un mantra. Iba a armar un altar a cualquier deidad que le facilitase un trabajo. A ese punto había llegado.  —Buenas tardes— alzó su voz mientras se encaminaba al mostrador. —Disculpa, vengo en busca de trabajo. —"O al menos que me tomen el contacto" completó. Mordió su mejilla negándose a sentirse rendida. No hasta que cruzase nuevamente la puerta luego de su ¿décimo rechazo? Era peor que ver Titanic sola.
Joahnne Herondale
Imagen Personalizada : Lo mal que estoy (y lo mucho que me quejo) |Priv.  Zdravka O. - Página 2 Tumblr_static_amy_pond_-_the_angels_take_manhattan__3_
RP : 8
PB : Karen Gillan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Fugitiva.
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 4.501
Lealtad : Orden.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 200
Puntos : 96
http://www.expectopatronum-rpg.com/t5665-id-joahnne-herondale http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5675-cronologia-de-joahnne-h#83558 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5769-correo-de-joahnne-herondale
Joahnne HerondaleFugitivos

Zdravka E. Ovsianikova el Miér Mayo 29, 2019 2:42 am

La muggle se sentía un poco mal por haberle dado falsas esperanzas a la muchacha, pero ésta le quitó hierro al asunto, siendo lo que parecía bastante sincera con Zeta. No entendía por qué decía que era entendible si es que ella no veía nada de aquello con coherencia, pero esperaría a hablar luego tranquilamente con Dexter ahora que sabía que al menos Amy no estaba tan disgustada como podría haber estado.

También le sorprendió que Dexter le recomendase otros sitios, pues se lo imaginaba despachando a la chica sin darle ni explicaciones ni otras opciones. Eso, por una parte, hizo que Zeta rebajase el nivel de indignación, pensando que en realidad Dex era muy mono dentro de su malicia.

—Ya, me imagino… Es duro buscar trabajo y no tener suerte —le reconoció, apoyándose en una de las columnas de la tienda. —De todas maneras me alegro de que Dexter no te haya echado de una patada en el culo, dicho rápido y feo.

Le daba penita la pobre muchacha, ya que ella había pasado exactamente por lo mismo en muchas etapas de su vida. Ahora porque podía contar con un trabajo relativamente estable porque básicamente quién le había contratado eran ahora mismo sus suegros, pero era consciente de que en otras circunstancias estaría probablemente en una situación en donde podrían echarla en cualquier momento. Y si bien encontrar trabajo en Londres a veces no es difícil, conseguir un trabajo de calidad sí que lo era. En muchos negocios se aprovechaban de la desesperación por tener ingresos para abusar, pidiéndote horas extras que no te pagan y que des mucho más de lo que realmente te están pagando.

Es por eso que no le costó mucho decidirse a decir lo que estaba a punto de decir, más que nada porque se veía muy reflejada en ella.

—Yo vine a Londres hace… casi ocho años y entiendo por lo que estás pasando. Al principio entre mi inglés pésimo, mi acento tan duro y que no tenía experiencia en nada, conseguir un trabajo me costó mucho ya no hablemos de un trabajo de calidad en el que no se aprovechasen de mí. —Le contó, como anécdota de su pasado. —Te puedo echar una mano. Sé sitios en donde seguramente te cojan, aunque a mí no me gustan mucho. ¿Has trabajado en tiendas de comida rápida? Supongo que conoces el Pret a Manger, esa franquicia que está en todas las esquinas de la ciudad. Ahí seguramente consigas un puesto rápido, aunque sea en las cocinas haciendo sándwiches y ensaladas. Te pagarán lo justito al principio y es posible que te hagan hacer horas que no se merecen pero… en mi caso he de admitir que me sentí recompensada cuando fui subiendo de categoría. —Le aconsejó, honestamente. —De hecho tengo la oportunidad decir que ni me echaron, sino que me fui yo porque… —Arrugó el ceño y sonrió, encogiéndose de hombros. —Bueno, por cosas.

Había dejado ese trabajo porque había conseguido ahorrar lo suficiente como para pegarse una gran temporada sin trabajar y dedicarse cien por cien a la música, por lo que había tenido que decidir. Gracias a eso pudo componer y producir su primer disco. Pero claro, dudaba mucho que eso le interesase a la muchacha, más allá de las oportunidades que tenía para buscar trabajo.

—Fue hace ya varios años eso… pero sigo teniendo amigos que trabajan en esa franquicia. Ya sabes, una vez haces amigos… por mucho que te vayas del trabajo, siguen ahí. —Sonrió. —Les puedo preguntar si hace falta personal en alguna de las tiendas, si quieres. Bueno, si quieres no, que seguro que eres muy mona y dices que no me preocupe. ¡Y no me cuesta nada!

Zeta entonces caminó hacia detrás del mostrador para coger el teléfono móvil y volver a salir a donde estaba la chica. Empezó a buscar en su lista de contactos del WhatsApp.

—¿Sabes? Es que me da rabia que sea tan difícil VIVIR. —Y rió, por la ironía. —Parece mentira que haya que mendigar por un puto trabajo, de verdad… —Se le notaba visiblemente rabiosa por el tema, pues era algo que le molestaba especialmente: la falta de oportunidades para personas como ellas.
Zdravka E. Ovsianikova
Imagen Personalizada : Z-Kaeka, disponible en Spotify
RP : 5
PB : Úrsula Corberó
Edad del pj : 28
Ocupación : Dependienta
Pureza de sangre : SuperMuggle
Galeones : 25.375
Lealtad : Pro-Morti no te jode
Patronus : Me lo comí
RP Adicional : 000
Mensajes : 287
Puntos : 232
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6545-zdravka-e-ovsianikova#95216 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6582-baul-de-zdravka-ovsianikova#95859 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6581-cronologia-de-zdravka-ovsianikova#95858 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6583-movil-de-zdravka-ovsianikova#95861
Zdravka E. OvsianikovaMuggle

Joahnne Herondale el Vie Jun 07, 2019 6:30 pm

Debía dejar de consumir series y películas de comedia romántica porque a este paso terminaría creyendo todo lo que veía. Bien, puede que no sea del todo cierta tal afirmación pero no era tonta, le estaba yendo como el culo buscando empleo y sus ansias, de que todo fuese un simple libro juvenil donde al pasar página la protagonista consigue el trabajo que tanto anhelaba de pequeña y la renta se pagaba sola casi, aumentaban al comenzar un nuevo día.  

Tal vez, si no fuese una fugitiva todo se resolvería de manera más rápida. Recordaba como Edward le había ofrecido un puesto de trabajo y lo tenía asegurado conociéndose ambos, ella lo tendría. Sin embargo, había tomado la decisión de ayudar a ese chico en la tienda de discos y así es como terminó patitas en la calle. Su carrera congelada, su cuarto de residencia seguramente ocupado por otro, Geraldine intentando dar noticias —casi imposible con las circunstancias que se prestaban—. Lo único bueno es que tenía un techo bajo el cual descansar pero no era nada seguro, para ella no. ¿Quién decía que nadie los encontraría? Se sentía un roedor huyendo de los humanos que desean exterminar animales a diestra y siniestra.

Tenía muchos planes pero no estaba avanzando con ninguno. Compartir un piso en Londres, tener un empleo, comenzar una carrera tal vez. Pero, seguía en el refugio, seguía dependiendo de otros.

Es un asco. — murmuró Joahnne con pocos ánimos, un comentario más para ella que para Zeta. —Sí, intentaré comunicarme con algunos para ver si siguen buscando empleados o algo. Me siento un tanto desesperada intentando agarrar lo primero que surja pero tampoco me sirve algo que solo me da para pagar mi comida del día a día. — reconoció apenada.

Lo que Zeta le comenzó a relatar caló hondo en ella, entendió que se veía representada en ella. Sonrió enternecida de inmediato. Era otra posibilidad y era mejor eso que nada. Claro, nadie quitaba el hecho de que valía el doble tener un puesto en un trabajo de calidad que uno mediocre donde trabajas por el simple hecho de trabajar, por la mera obligación para que te paguen la mitad de este, no era tentador el último ni por asomo. Pero, repetía, mejor algo que la nada misma. Mejor tener migajas que morir de hambre… sí, un poco dramático.

Rió. —Vale, vale, espero que haya un espacio para mí. — pronunció acercándose al mostrador quedando enfrentadas. Tal vez si ahorraba un poco podría en unos meses tener la posibilidad de mudarse, por supuesto que sola nunca. Dudaba poder llevar una renta completa y añadirle a la suma que debía mantenerse, no comería las sobras de los restaurantes aunque ahora se viese como una gran opción ante su desesperación.

Ni me lo digas, antes era todo más sencillo. — quería agregar más pero sabría que debería explicar la existencia de la magia, los fugitivos que huyen despavoridos de las garras del gobierno de turno, como no podía comunicarse con su familia o esta se vería envuelta en un conflicto del cual Joahnne no quería que fuesen parte. Dolía pero prefería que la creyesen muerta antes de pelear por ella. Se había distanciado de ellos, sí, pero no concebía la idea de que ellos desaparecieran de la tierra sin antes disculparse. Esperaba que no tomase demasiado tiempo para volver a encontrarse.  —Digo, antes vivía en unos dormitorios compartidos en la universidad pero…— dudó por un momento como continuar. —…pasaron cosas y ahora estoy tratando de independizarme. — debería de callar antes de meter la pata.

Gracias Zeta y siento que hoy agradecí mucho por estos lares pero es raro tener con quién conversar. — sí, ahora parecía una antisocial. ¿Podrías dar un poquito menos de pena, Joah? — Y no es que no tenga amigos, bueno no tantos porque William no cuenta, solo cuenta Saoirse. Geraldine casi que no puede hablarme pero no diré por qué, es un secreto. O casi. Después están esos chicos que conocí en Las Vegas pero he perdido contacto con ellos, siento que tengo demasiada mala suerte y pierdo amigos antes de que pare de cantar un gallo. ¿Qué loco no? — una de sus manos se estrelló contra su rostro, debería controlar sus nervios. El estrés la hacía estar en óptimas condiciones de tener vómitos verbales. —Juro que no soy así siempre, lo juro. — exclamó derrotada.
Joahnne Herondale
Imagen Personalizada : Lo mal que estoy (y lo mucho que me quejo) |Priv.  Zdravka O. - Página 2 Tumblr_static_amy_pond_-_the_angels_take_manhattan__3_
RP : 8
PB : Karen Gillan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Fugitiva.
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 4.501
Lealtad : Orden.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 200
Puntos : 96
http://www.expectopatronum-rpg.com/t5665-id-joahnne-herondale http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5675-cronologia-de-joahnne-h#83558 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5769-correo-de-joahnne-herondale
Joahnne HerondaleFugitivos

Zdravka E. Ovsianikova el Lun Jun 10, 2019 4:54 am

No le costaba nada de nada llamar a sus ex-compañeros de Pret a Manger para ver si había alguna vacante libre, de hecho hasta se llevaba bien con la gerente de uno en concreto, por lo que quizás tuviera suerte. Ella no quería volver a trabajar allí porque pese a las buenas experiencias, estaba bastante cómoda en la tienda de Dexter, pero siempre podía ocupar su contacto para ayudar a una pobre alma en pena en busca de trabajo con la que, inevitablemente, había empatizado.

Entonces Amy se acercó al mostrador, quedando frente a ella y aceptando su ayuda. Zeta cogió un bloc de notas y un bolígrafo, tendiéndoselo.

—Apúntame un número en donde contactarte y si surge algo, te avisaré —añadió al gesto.

Pensaba llamar, pero en ese momento no, sino cuando llegase a casa y estuviese tranquila. En el caso de que pudiera conseguirle alguna entrevista o prueba, se lo haría saber.

Al parecer la muchacha vivía en la residencia universitaria y el hecho de haber dejado la universidad, había hecho que se enfrentase a todas cosas de adultos de golpe, entre ellas buscar una lugar en donde vivir e independizarse. Una vez empiezas a vivir tú solo, fuera de casa y del dinero de tus padres, cuesta volver y sentirte de nuevo dependiente. Casi que el cuerpo te pide vivir solo, por tu cuenta.

—Bueno, suerte. Londres es caro, pero se puede. Si yo he podido, todo el mundo puede. —Le sonrió, dándole ánimos sinceros. Era complicado hacerte con una casa a la que llamar hogar, o conseguir un trabajo por el que no quieras tirarte de los pelos, pero... se podía conseguir, tarde o temprano y con un poco de dedicación.

Después de años, podría decirse que Zeta estaba en uno de esos momentos en donde estaba feliz tanto con su trabajo, como con su casa, por lo que no podía quejarse. Teniendo en cuenta lo que había vivido en los nueve años que llevaba allí, definitivamente no podía quejarse.

Le pareció gracioso que admitiese no tener muchos con quiénes conversar, pues la propia muggle también había vivido esas crisis de amistades en donde uno no sabía con quién poder quedar para sencillamente hablar de tonterías, o bien soltar toxicidades el resto; esa persona de confianza con la que contar todo. Ahora, sin embargo, tenía varias personas cercanas en su círculo y no le pasaba, pero no iba a negar que esas crisis las había pasado a menudo.

—¿Las Vegas? —Preguntó, divertida. —¿Las Vegas de Estados Unidos? ¿O hay algún ‘Las Vegas’ por aquí que desconozco? —Tuvo que preguntar, sin poder guardarse la curiosidad. ¿Sabéis la envidia que le daba? Una de sus muchos sueños era viajar alrededor del mundo y Las Vegas era conocido precisamente por ser grandioso. En realidad su sueño no era viajar porque sí, sino viajar en algún tipo de gira o mostrando su música: eso sí que sería un sueño hecho realidad.

No pudo evitar reír entonces cuando la muchacha se disculpó por hablar tanto. ¿Está de broma? ¿Sabéis lo mucho que se aburría Zeta en esa tienda normalmente? ¡Personas como Amy le hacían tener una jornada mucho más entretenida!

—Ni te preocupes, sé lo que es eso. No soy de aquí y hay muchas veces en las que me he visto con la necesidad de tener alguien para hablar y totalmente vacía de amigos. Es un poco frustrante. Y también un poco triste. —Le reconoció. —Pero bueno, son rachas, ¿sabes? —Obviamente Zeta no sabía que todo eso le pasaba a la pobre mujer porque estaba siendo perseguida por una ley mágica que ella ni podía intuir que existía. Y tras hacer una pausa, señaló a la tienda. —Si no, siempre que te aburras o no tengas con quien hablar, puedes venir a Brownies que encontrarás a una dependienta aburrida colocando cajas a la que puedes contarle tu vida —añadió, con una sonrisa.
Zdravka E. Ovsianikova
Imagen Personalizada : Z-Kaeka, disponible en Spotify
RP : 5
PB : Úrsula Corberó
Edad del pj : 28
Ocupación : Dependienta
Pureza de sangre : SuperMuggle
Galeones : 25.375
Lealtad : Pro-Morti no te jode
Patronus : Me lo comí
RP Adicional : 000
Mensajes : 287
Puntos : 232
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6545-zdravka-e-ovsianikova#95216 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6582-baul-de-zdravka-ovsianikova#95859 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6581-cronologia-de-zdravka-ovsianikova#95858 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6583-movil-de-zdravka-ovsianikova#95861
Zdravka E. OvsianikovaMuggle

Joahnne Herondale el Mar Jun 11, 2019 2:57 am

Vale, este es mi número. — dijo la pelinegra mientras terminaba de apuntar en el bloc de notas el último número de su móvil, un ocho. Dejó a un lado el bolígrafo mientras sonreía a Zeta. Era una gran persona por tener la intención de recomendarla en un trabajo, era una buena acción que no podría pagar por el momento .Se apuntaría ese favor para más adelante. Tal vez, debería de pedirle el número a ella para recompensarla de algún modo u otro.

Aunque no quisiese, debía mentir para mantener la coherencia de su relato. Sería angustiante escuchar que vivía en un refugio porque el departamento de sus padres indudablemente estaba intervenido por mortífagos esperando por su cabeza y así recibir su recompensa. Además de saciar su sed de venganza.

No, claro que no le diría la verdad completa. Ya ella misma se ponía triste recordándolo como para contagiar a alguien más con sus desgracias.

Con el tiempo, lo más probable es que rente algún departamento con un compañero de piso. Sé que es caro vivir en Londres así que creo que podré compartir el costo con alguien más. O dos más. — Joahnne frunció el ceño pensando, analizando lo que decía. —Mientras no tenga problemas con la ley creo que estaré bien. — bromeó mientras reía. Su única preocupación es que no fuese, por coincidencia, un mago y mucho menos un criminal. Ya de por sí se estaba escapando de un problema como para meterse en otro. De ser así culparía a la mala suerte que la acompañaba y no se cansaba de hacer acto de presencia.

Si se había negado a contar la verdad para no deprimirla a Zeta, no había pensado, con cuidado, que su comentario podría hacerla ver como una chica patética o peor: una persona afligida viviendo a rastras una vida para nada afortunada.

Hmmhmm. — asintió. —Me gané un viaje a Las Vegas por un concurso. Bueno, realmente no era un concurso porque debí pagar un poco para entrar. Creo que sería más como una rifa o algo así. Esa historia sí que es graciosa. — recordó todo lo que la había llevado a participar de aquella cosa rara de internet. No se arrepentía, tal vez si de haber delirado por el tal Ethan que estaba para comerlo con las manos, con todo. Pero, eso no era algo que fuese a explicar ahora porque las cosas podrían ponerse caliente entre líneas. —Nunca pensé que lo diría pero si estás ebria y una voz en tu mente te dice que debes participar de una rifa, hazle caso. ¡No te arrepentirás! — exclamó con gracia negando con la cabeza. —Terminé en Las Vegas y sí, en Estados Unidos, por un tiempo para disfrutar de unas grandes vacaciones. Tal vez me hubiese quedado a vivir allá. — el ultimo comentario fue más para sí que para la castaña.

Esperaba no espantar a Zeta. Que en escasos minutos le dijo que no tenía amigos y que había estado ebria, cualquiera podría malentender y creer que tenía una rutina un tanto antisocial hasta pensar que podría tener una adicción al libertinaje. Por supuesto, estaba dramatizando. Como siempre.

Claro, son rachas. — murmuró un tanto avergonzada Joahnne. —Me tomaré muy en serio esa invitación. ¡No todos los días me dice una chica linda que me recibirá! — probablemente era por esta clase de interacción que no le llamaban pero obviaría por el momento que parecía ser una chica lanzada y desesperada de atención.

Recorrió con su mirada el establecimiento hasta detenerse en un reloj que yacía en una de las paredes. —Parece que me debo ir. — añadió volviendo a verla. —¿Podríamos hablar más tarde? ¡Claro si me pasas tu número! Si no quieres y quieres deshacerte de mí tampoco tengo ningún problema. ¡No sería raro con todo este día lleno de rechazos! — bufó sin cuidado. Inhaló hondo. — ¿Volví a hablar por los codos? Olvida eso de los rechazos creo que estoy cansada y un baño me relajará. — explicó como si fuese una amiga de toda la vida. Geraldine recibiría un mensaje con el celular desechable, de eso había que estar seguros.
Joahnne Herondale
Imagen Personalizada : Lo mal que estoy (y lo mucho que me quejo) |Priv.  Zdravka O. - Página 2 Tumblr_static_amy_pond_-_the_angels_take_manhattan__3_
RP : 8
PB : Karen Gillan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Fugitiva.
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 4.501
Lealtad : Orden.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 200
Puntos : 96
http://www.expectopatronum-rpg.com/t5665-id-joahnne-herondale http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5675-cronologia-de-joahnne-h#83558 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5769-correo-de-joahnne-herondale
Joahnne HerondaleFugitivos

Zdravka E. Ovsianikova el Jue Jun 13, 2019 12:02 am

Dejó el bloc de notas a buen recaudo bajo el mostrador para no perderlo, apuntando al lado del número el nombre de Amy. Mientras hacía eso la escuchó hablar de alquilar una casa compartida, a lo que Zeta alzó momentáneamente la mirada, sobre todo cuando metió a la ley de por medio, lo cual la hizo reír. ¿Por qué iba a tener problemas con la ley? Mientras no se pusiese a vender droga en la puerta de un colegio...

—Llevo más de siete años en Londres y siempre he vivido en casas compartidas porque si no es imposible sobrevivir en Londres con el salario promedio. Estoy deseosa de algún independizarme, pero creo que todavía me hacen falta un par de años... —Entonces enseñó cuatro dedos. —Actualmente vivo con tres personas en mi casa y pago casi setecientas libras igualmente. Si llego a tener, hipotéticamente, esa casa para mí sola tendría que pagar al mes dos mil cuatrocientas libras, ¿quién narices puede pagar eso? ¡Si aquí cobro la mitad! —Y se rió.

La verdad es que vivía en un barrio bastante bueno y era una casa muy grande para tanta gente, incluso con un pequeño jardín y garaje, así que quejarse no se podía quejar. Sin embargo, a menos que una pareja tuviese trabajos muy buenos, no podrían permitirse un lugar así para ellos solos.

¿En serio eso funcionaba? ¿Le estaba diciendo que se había ido a América, a Las Vegas porque se había ganado un concurso? ¿Un dichoso sorteo? Zeta la miraba con un gesto que no sabía si era desconfianza porque no se creía la historia o directamente una envidia terrible. ¡Pero será suertuda! ¡Ella creía que esas cosas solo pasaban en las películas y que nadie realmente se ganaba esos viajes épicos a lugares más épicos todavía!

—¿Me estás vacilando? ¿En serio te ganaste un viaje a Las Vegas por un sorteo? Porque si es así, no pienso dejar de participar en ningún sorteo. Hasta en los de instagram. ¡En todos! Eres la imagen de que se pueden ganar aunque parezca que no. —De repente sonaba super divertida e incluso en su rostro apareció una sonrisa de lo más graciosa. —Qué envidia tía, en serio te lo digo: los sorteos serán a partir de ahora mis mejores amigos.

¿Una chica linda? Qué monada. Zeta la miró, divertida, sin problemas en que esa chica fuese a la tienda a hablar de lo estresada que estaba con su nuevo trabajo, lo mucho que odiaba Londres o que todavía no había encontrado una casa decente en la que vivir en compañía de cuatro desconocidos más.

Rió frente a su manera de aceptar un futuro rechazo con buen humor, para entonces negar con la cabeza.

—Ahora cojo mi móvil, te agrego y te hablo por WhatsApp, así me agregas tú a mí. —Le dijo, pues era la manera más fácil de intercambiar números sin andarse con papelitos de por medio, que ya estábamos en el siglo XXI. —Te avisaré si consigo algo para ti en el sitio que te dije, que están todo el rato contratando gente porque abren una nueva tienda en cada esquina. —Y tras hacer una pequeña pausa, añadió: —Ya nos veremos. Recuerda no dejar nunca de apuntarte en los sorteos: hoy me has enseñado una valiosa lección —añadió divertida, levantando la mano para despedirse de ella.

La morena salió de la tienda y entonces Zeta se quitó la gorra, aireándose el pelo y sentándose en la silla. Tenía dos cosas en mente: coger el móvil para preguntarle a sus compañeros por una plaza libre en el Pret a Manger y… ¡los dichosos sorteos! ¡Que esa muchacha se había ido a Las Vegas con todo pagado gracias a un sorteo!
Zdravka E. Ovsianikova
Imagen Personalizada : Z-Kaeka, disponible en Spotify
RP : 5
PB : Úrsula Corberó
Edad del pj : 28
Ocupación : Dependienta
Pureza de sangre : SuperMuggle
Galeones : 25.375
Lealtad : Pro-Morti no te jode
Patronus : Me lo comí
RP Adicional : 000
Mensajes : 287
Puntos : 232
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6545-zdravka-e-ovsianikova#95216 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6582-baul-de-zdravka-ovsianikova#95859 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6581-cronologia-de-zdravka-ovsianikova#95858 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6583-movil-de-zdravka-ovsianikova#95861
Zdravka E. OvsianikovaMuggle

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.