Situación Actual
19º-24º
16 julio -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Freya Howll pj destacado
DANNY & KENNETH Pjs destacados
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Another one bites the dust [Priv. Alexander Castlemaine]

Laith Gauthier el Miér Mar 06, 2019 2:57 am

Febrero 13, 2019.
Bar mágico, 22:16pm.
Probabilidad de lluvias, 10ºC.
Vestimenta.

Miércoles. Y la gente diría: “Laith, pero estás loco, ¿cómo se te ocurre salir a tomar algo un miércoles por la noche? ¡Mañana trabajas por la noche!”, y Laith seguramente respondería que era su cuerpo y él hacía lo que quisiera con él. Y tendría razón. Por eso no le importó ir a beber algo cuando salió del trabajo. Se había puesto guapo y había salido de casa, quizá con ganas de tener alguna conquista esa noche a la que meter en su cama y lidiar con el estrés de la semana.

Al día siguiente era San Valentín, y por mucho que al sanador le diera igual, era incómodo invitar a alguien a hacer algo, porque luego piensan cosas que no son. Era un hombre liberal y sin cadenas, a quien no le importaba pasar un buen rato, pero estaba consciente de evitar ciertos problemas que pudiesen acarrear incomodidades luego. Tener una cita en San Valentín que se confundiera con romance era una de ellas.

Se sentó en la barra en un asiento libre a los dos costados, donde se escuchara bien la música clásica que sonaba, sin que molestara si iniciaba una conversación. Miró el surtido de bebidas que había en las vitrinas mientras el barman limpiaba un vaso y lo miraba esperando su decisión.

Un Jack con refresco —le dijo, habiéndose fijado en la botella de Jack Daniel’s, mirándolo a los ojos con una sonrisa ladina cuando dio su pedido. — Sin hielo —no porque hiciera frío, que sí, sino porque le apetecía natural.

Miró cómo el barista dejaba el vaso y servía el whisky y la Coca-Cola fría antes de entregárselo, le agradeció con un gesto levantando el vaso y miró alrededor. Queen de fondo, el bar medio vacío debido al día de la semana, un par de grupos y algunos bebiendo por su cuenta. Le llamaron la atención un par de personas, pero no lo suficiente como para acercarse a hablar, sino que se quedó un momento esperando ver cómo pasar su noche.

Como mandado a pedir, vio entrar a un hombre de cabello rizado, barba. Discretamente paseó su mirada a través de su complexión, de su cuerpo, hasta llegar a… Se sonrió para sí mismo, preguntándose si era su día de suerte cuando vio el trasero que llevaba consigo.

Amigo —llamó al barista. — Mándale al nuevo de rizos un Sex on the beach de mi parte —hizo un gesto en la dirección del hombre que acababa de llegar.

El barista lo miró, asintiendo con la cabeza. Es decir, qué demonios, a él le pagaban por servir, no por juzgar si alguien les enviaba bebidas a hombres o a mujeres, por extraño que le pareciera que el caballero decidiese tomar esa decisión. Esperaba que no acabara en una pelea de bar.

Preparó la bebida y fue presto a entregársela al caballero a quien el primero quería atender. — De parte del sujeto de ahí —señaló con un gesto al sanador, quien miraba cómo se desempeñaba su tiro de suerte.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : Another one bites the dust [Priv. Alexander Castlemaine] Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1213
Puntos : 1020
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Alexander Castlemaine el Jue Mar 07, 2019 1:29 am

Que no tenía vida social alguna no era ninguna novedad, me consolaba pensando que era porque recién acabo de llegar y aun no me he terminado de adaptar. Además tampoco ayuda que mis antiguos conocidos muchos estén ocupados criando retoños o vivan en el extranjero. Había perdido totalmente el contacto con ellos al haberme ido a Estados Unidos y claro tras tantos años de desentendimiento iba a quedar un poco malamente que de pronto me interesara por ellos. Tampoco eran tan buenos amigos, la verdad, aunque guardo buenos recuerdos éramos críos y todos seguramente hemos cambiado mucho con el paso de los años.

Tenía una vida nueva, habiendo dejado todo allá en Nueva York pues Annabella se había quedado obviamente con la casa y todo lo demás. Me vine a Londres prácticamente con lo puesto y aunque no era de mi agrado tener que quedarme en casa de mis padres tuve que hacerlo al principio, al menos hasta que encontré un apartamento que pudiera pagar con mi sueldo y que después me alcanzara para mantenerme. Ahora que ocupaba el puesto de Asistente de la Ministra pues me podía permitir algo mejor pero aun así me gustaba ese pequeño piso. La calle era animada y tenía a mano las tiendas necesarias para el día a día además de algún que otro bar y restaurante. Animado y decidido a salir en busca de socializar un poco más había optado por entrar en uno de los bares, sí, un miércoles y la justo la víspera de San Valentín. Este iba a ser el primer año que lo iba a pasar soltero tras mi divorcio y aunque este día tampoco supuso demasiada relevancia en nuestra relación a ella si que le gustaba sorprenderme y preparar algo especial.

Aún no había empezado a disfrutar precisamente de esa vida de soltero y para empezar a hacerlo pues necesitaba conocer chicas. ¿Habría chicas en un bar como este? Pueeees ¿para qué nos vamos a engañar? Nada más crucé la puerta me di cuenta de que probablemente no fuera así pues el ambiente que se respiraba era más bien masculino. De todos modos ya me había mentalizado e iba a hacer el esfuercito al menos de sentarme en la barra y tomarme algo, quizás charlar con el camarero y bueno ¡Para hacer amistades por algo se empieza! Eso si, lo que no esperaba es que antes siquiera de que pidiera nada se me acercara el barman y me plantara un cóctel delante de mis narices.

Ehm… disculpa pero yo no he ped… -le estaba diciendo cuando de pronto me señala a un chico que está sentado unos taburetes un poco más allá, pues al parecer esta copa viene de su parte. Ahí es cuando me quedo a cuadros y miro hacia allá arqueando una ceja totalmente confundido. A ver, Alexander… ¿acaso no es esta una maniobra típica de ligoteo que se da mucho en bares y discotecas? Vale que nunca la he puesto en práctica pues como buena rata de biblioteca y caballero solitario que soy no suelo frecuentar ese tipo de lugares ¡Pero había decidido que mi vida iba a cambiar! La cuestión es que no creo que vaya a cambiar TANTO.

¿Qué diantres se supone que tengo que hacer ahora? Lo suyo sería que no aceptara la bebida y se la mandara de vuelta ¿pero eso no se interpretaría como que me estoy haciendo el duro? A veces eso aún sirve más de incentivo para que se siga insistiendo y bueno, aunque yo tenga mis gustos sexuales totalmente claros el chico no parece mala gente. Al final opto por coger la copa que me acaba de traer el camarero y me levanto del taburete para así ir hasta él y con total naturalidad ocupar uno de los taburetes libres a su lado. Obviamente que yo no sea gay no significa que no me sienta halagado por su interés ¡Si es que es eso lo que pretende! Siempre le sienta bien a uno eso de sentirse deseado y contribuye sin duda a subirle a uno la autoestima
.

- Ehhm… Hola, soy Alexander -le digo primero rompiendo el hielo presentándome. Algo me dice que el chico está acostumbrado a acciones de este estilo y no dudo en que algunas le deben de haber funcionado para conseguir sus fines ¡Por que entonces no las seguiría poniendo en práctica!- Te agradezco mucho el detalle, pero ahora tendré que invitarte yo a tu próxima copa ¿Vienes mucho por aquí? -añado, pues definitivamente parece estar totalmente en su salsa y encima debe de haberme detectado como novato pardillo nada más entré por la puerta.
Alexander Castlemaine
Imagen Personalizada : Another one bites the dust [Priv. Alexander Castlemaine] 380dn9rabu_s
RP : 10
PB : Aaron Taylor-Johnson
Edad del pj : 31
Ocupación : Asistente de la Ministra
Pureza de sangre : Limpita
Galeones : 3.100
Lealtad : La Jefa
Patronus : Erizo
RP Adicional : 000
Mensajes : 58
Puntos : 39
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6597-alexander-castlemaine http://www.expectopatronum-rpg.com/t6625-castlemaine-fan-club http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6626-bandeja-de-alexander
Alexander CastlemaineTrabajador Ministerio

Laith Gauthier el Vie Mar 08, 2019 1:26 am

Laith estaba aburrido, y cuando se aburría podían pasar todo tipo de cosas. En especial si entra una belleza al bar donde está cazando, con esa retaguardia y, si no le fallaban los cálculos, debería rondar los treinta años. Siempre le habían gustado más los hombres en sus treintas, desde antes de tener veinte incluso, huyendo de la inocencia. Podía leerlo como un sujeto que no acostumbraba a ir a ese tipo de sitios, o no solo al menos, porque lo notaba un poco fuera de contexto. Bien podría equivocarse.

Se sorprendió cuando tomó la bebida y se aproximó a él, y cientos de posibilidades le recorrieron la cabeza: podía ofenderse, reclamarle por haberle enviado la bebida, dejársela o tirársela incluso, o por otro lado podía corresponder el gesto, sentirse agradecido. Laith se sonrió, como si le pareciera divertido saber que podía desencadenar tantas reacciones diferentes. Al final, el hombre se presentó.

Un placer, Alexander —contestó, — llámame Laith —sólo el nombre de pila, porque así se había presentado el hombre de rizos. Una sonrisa ladina se extendió en la comisura de su labio, y una ceja se enarcó, divertida y curiosa al mismo tiempo. — Vaya, ¿así funcionan las cosas? —le preguntó, jugando al tonto, como si no aplicara esa técnica a veces. Sabía que había hombres orgullosos que se enfadaban de que les quisieran invitar algo. — Tómalo como un… regalo, un regalo que le he hecho a un tipo guapo —sonrió; tenía una sonrisa cálida y amable, que contrastaba con la picardía con que sonreía. — A veces —respondió finalmente.

Sentía principalmente curiosidad. Le parecía un hombre así, curioso. Elegante, serio, ¿algo tímido, tal vez? Ni siquiera podía decir si estaba dándole alas o si sólo estaba siendo amable, ¿era hetero, bisexual, gay, estaba en el closet? Decidió dejar de pensar y dejarse llevar: si no acababan en una cama, siempre podía jactarse de haber tenido una conversación amena, o incluso de haber hecho un nuevo amigo, ¿no era así?

Háblame de ti, Alexander, ¿trabajas? ¿Algún hobbie interesante? ¿Tocas algún instrumento? —le hizo una ronda de preguntas fáciles, esperando que de ahí surgiera un tema de conversación, tomando de su vaso y dando un sorbo. El whisky y el gas del refresco le hicieron carraspear ligeramente, pero saboreó el alcohol de sus labios. — No me parece que tú seas un sujeto que venga mucho a sitios como este, ¿me equivoco? —le devolvió la pregunta, mirándolo mientras sorbía de su bebida de nueva cuenta.

Bebía con moderación, elegante. Había pasado su época de beberse hasta los floreros y ahora sólo tomaba lo suficiente para sentirse bien, sin acabar en una esquina sin saber ni su nombre. Además, era un apostador, y sabía cuándo apostar y cuándo retirarse de la jugada, motivo por el que era sutil intentando seducir a un hombre que no conocía y de quien no sabía nada, en especial en un bar como ese. Su propósito era pasarlo bien, así que no pretendía lanzar ficha tras ficha, tras ficha después.

A decir verdad, ni siquiera sé si te gusta el Sex on the Beach —admitió, aunque su sonrisa y su tono eran sugerentes. Recordando que el idioma de Londres era el inglés, se había convertido en un juego de palabras no precisamente sutil. — Siéntete libre de pedir otra cosa si no te gusta, va por mi cuenta —indicó con un gesto a la amplia variedad de licores que había en la repisa, dándole libertad de elegir.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : Another one bites the dust [Priv. Alexander Castlemaine] Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1213
Puntos : 1020
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Alexander Castlemaine el Lun Mar 11, 2019 2:58 am

No sabía muy bien cómo iba a desarrollarse todo pero lo cierto es que tampoco sentía nerviosismo ni vergüenza ni nada parecido, de hecho estaba bastante tranquilo curioso por ver en qué terminaba todo esto. Tengo claro que no ya a acabar como él pareciera querer que ocurriese pero bueno… siempre pienso que se puede aprender de todo y bueno, aunque el chico se quede sin su ligue de esta noche siempre puedo ganar un amigo.

- Encantado de conocerte, Laith. La verdad es que acabo de volver a la ciudad después de un montón de años en el extranjero y me siento como un turista. Estoy desubicado del todo -le confieso, cogiendo la pajita que lleva el cóctel y usándola para remover un poco el contenido de la copa haciendo que los hielos tintineen contra el cristal. El líquido es muy colorido y me llega un olorcito a melocotón dulce la mar de tentador- Vaya pues muchas gracias por el regalo, ha sido todo un detalle y supongo que así deben de funcionar las cosas porque si no funcionaran seguro que un tío listo como tú habría cambiado de táctica -añado bromeando, pues aunque parezco un poco parado lo cierto es que estoy acostumbrado por mi trabajo a tratar con todo tipo de gente y mi especialidad es quedar bien con todos ellos independientemente de su nacionalidad, condición sexual etc… Obviamente hay algunos que se me resisten pero porque hay gente sin pizca de sentido del humor por el mundo.

Puede ser que al principio me hubiera chocado un poco que un chico joven me regalara una bebida nada más llegar a un bar que no conozco y donde no me siento en confianza, pero tras evaluar la situación ya lo tengo todo más controlado.


- Trabajo en el ministerio, de asistente, ya sabes… papeleo y rollos políticos varios -le respondo, resumiendo muy a grandes rasgos mi empleo y sin especificar nada- ¿Es importante eso de tocar instrumentos? -le pregunto sorprendido por su pregunta, pues no sabía que era un requisito de especial interés a la hora de ligotear, a menos que el susodicho interesado en cuestión también tuviera aficiones musicales- Toco el piano desde hace años así que… supongo que tengo buenas manos -añado encogiéndome de hombros y riéndome por lo malinterpretables que han podido sonar mis palabras. Ale, ya estoy toh lanzado ¡Y eso que aún no he probado el cóctel! Y es que a mí si se me da cuerda enseguida las ganas de cachondeo rezuman por mis poros sin que pueda detenerlas- ¿Así se llama el cóctel? Bueno, no lo he probado nunca pero se ve rico -añado justo antes de apartar la pajita hacia un lado y tomar un sorbo directamente colocando los labios en el borde de la copa. El sabor es dulce y definitivamente lleva melocotón aunque también puedo detectar otras frutas- ¿Y tu a qué te dedicas? ¿Tocas algún instrumento? -añado devolviéndole las mismas preguntas aunque consciente de que, siguiendo con la guasa, también puede malinterpretarse y no sé, me responda que le gusta tocar cierta parte instrumental masculina.
Alexander Castlemaine
Imagen Personalizada : Another one bites the dust [Priv. Alexander Castlemaine] 380dn9rabu_s
RP : 10
PB : Aaron Taylor-Johnson
Edad del pj : 31
Ocupación : Asistente de la Ministra
Pureza de sangre : Limpita
Galeones : 3.100
Lealtad : La Jefa
Patronus : Erizo
RP Adicional : 000
Mensajes : 58
Puntos : 39
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6597-alexander-castlemaine http://www.expectopatronum-rpg.com/t6625-castlemaine-fan-club http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6626-bandeja-de-alexander
Alexander CastlemaineTrabajador Ministerio

Laith Gauthier el Mar Mar 12, 2019 7:10 pm

Laith se sorprendió cuando le confesó que había estado en el extranjero mucho tiempo, alzando las cejas y sonriendo unos segundos más tarde. — ¿De verdad? ¿Y dónde es que estuviste todo este tiempo? —se interesó por su viaje, aunque bien el otro podría decirle que no era asunto suyo. El sanador tenía siempre un oído para prestar si alguien quería contarle algo, fuese una experiencia, una queja, o la petición de un consejo.

Había decidido lanzar una ficha sutilmente cuando le dijo el por qué le había entregado una bebida, haciéndole saber que lo encontraba guapo. Evidentemente, la respuesta que obtuvo no era parecida a lo que esperaba, aunque al menos se había tomado la molestia de llamarlo “listo”. O que era demasiado tonto como para emplearlo porque él no lo encontraba útil. La verdad es que era sólo un recurso para comenzar una conversación, y lo demás dependía de cómo fluyera todo.

Como era lógico para alguien como Laith, no le complació mucho saber que trabajaba en el ministerio, pero no lo demostró en lo absoluto, sonriendo mientas oía, y sólo haciendo un gesto de divertido desagrado cuando mencionó el papeleo.

Oh, claro que es importante, es de mis preguntas favoritas —le contestó, y era honesto. Saber si alguien tocaba un instrumento significaba que era una persona artística y con paciencia, porque aprender a tocar no era precisamente una tarea fácil, necesitaba dedicación, y algunos instrumentos más que otros. — Ah, ¿buenas manos? —preguntó con una sonrisa sugerente, antes de reírse y negar con la cabeza. Flirtear era un juego para él, se divertía haciéndolo.

Laith empezaba a darse cuenta que quizá no iba a encontrar lo que estaba buscando, por lo obtuso que el otro respondía a sus cortejos. Pocas cosas podían importarle menos, asintiendo cuando le dijo que el coctel parecía tener buen sabor, aunque no lo había probado. Él seguía bebiendo de su bebida con whiskey, sin perder el hilo de la conversación, y pensándoselo un momento cuando le preguntó a él las mismas cuestiones.

Pues soy sanador, en San Mungo —le dijo sin dudárselo, ya que estaba en un bar mágico y no cabía posibilidad de que no supiera de qué hablaba. — Mucho trabajo práctico, poco papeleo —hizo un gesto con su dedo, como si estuviese comparando sus dos trabajos que parecían ser técnicamente opuestos. — Y sí, toco también el piano, la guitarra y el saxofón, aunque no me gusta presumir —sonrió divertido, en broma jactándose un poco de lo bueno que era.

No pretendía mucho más que una conversación casual, para desconectar y despejar la mente. Si eso y había suerte, que ya no lo consideraba como una opción viable, no le importaría que se transformara a algo más candente. Su sexto sentido le decía que quizá no iba a tener ese tipo de suerte, sin embargo. Le hizo un gesto al barista, pidiéndole otra bebida.

Tengo la impresión que no te estimulan mucho las preguntas aleatorias para conocernos mejor —el sanador mantenía una sonrisa divertida. — No pienso robarte la identidad, puedes relajarte —bromeó con él. — Cuéntame lo que tú quieras —le dijo al final.

Parecía que no, pero era una pregunta muy difícil. Por defecto, las personas se olvidaban hasta de sus nombres bajo la cuestión “háblame de ti”, porque no era fácil elegir qué era lo que querían que los demás supieran de ellas. Si les parecía interesante, o demasiada información, o que era aburrido. Y era, al mismo tiempo, una de las mejores formas para saber qué prioridades tenía la gente: ¿hablaban de trabajo? ¿Política? ¿Hobbies? ¿El clima? Cada persona era un mundo.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : Another one bites the dust [Priv. Alexander Castlemaine] Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1213
Puntos : 1020
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Alexander Castlemaine el Jue Mar 21, 2019 12:47 am

- Me fui a Estados Unidos nada más me gradué en Hogwarts. Por mis buenas calificaciones obtuve una buena beca y bueno… he estado allí desde entonces. Cuando acabé los estudios tuve una buena oportunidad de trabajo hasta… ahora, que he decidido volver a casa -le cuento así a grandes rasgos. Tampoco creo que le interesen las circunstancias por las cuales dejé mi empleo allá ni tampoco el puesto que ocupo ahora. La señora Ministra me ha hecho ver en más de una ocasión lo peligroso que sería que fuera por ahí alardeando de mi empleo actual y bueno, aunque seguro que tarde o temprano se acaba sabiendo públicamente y salte a la palestra lo mejor por ahora será ser discreto.

Me sorprende que la pregunta sobre los instrumentos musicales sea una de sus favoritas, aunque eso augura obviamente lo que viene a continuación, pues eso no sería así si el sujeto que pronunciara tal pregunta no fuera también un amante de la música.


- Vaya, el piano, la guitarra y el saxofón… eso es algo así como la santísima trinidad de la música ¿cierto? -le respondo sorprendido y riendo suavemente. Encima el chico es sanador en San Mungo y es relativamente joven por lo que debe de haber aprovechado su vida al máximo. No digo tampoco que yo no lo haya hecho, pues a las pruebas me remito ¡Si hasta me casé y me divorcié! Y todo antes de los treinta. He trabajado en el ministerio estadounidense ocupando un cargo considerable y ahora aquí tampoco es que me haya andado con chiquitas. Todo fue un poco de casualidad y por una carambola pero quiero pensar que sencillamente resultó así porque así tenía que ser. Al parecer me dió por volver de nuevo por Londres en el momento adecuado- Aunque no te guste presumir ¡Debes hacerlo! Para saber tocar todos esos instrumentos debes ser todo un virtuoso -añado con sincera admiración, pues para alguien que ama la música tanto como yo sin duda encontrar a alguien que la aprecie con la misma intensidad es todo un placer ¡Independientemente de la inclinación sexual del mismo! Eso son paparruchas, nunca he sido homófobo ni nada de eso.

Me parece curioso que diga que no parezco entusiasmado ante sus preguntas aleatorias ¡Cuando creo que es más bien todo lo contrario! Me encanta hablar con gente con la que comparto hobbies y creo que en todo momento le he respondido de forma afable y fluida. De todos modos él parece preferir lanzar la piedra sobre mi tejado para que sea yo quien escoja la temática de la conversación.


- Hmmm tus preguntas me parecían interesantes y bueno, ya sé que no pretendes robarme la identidad ni nada de eso ¡No soy tan paranoico! -le digo echándome a reír, aunque luego cuando dejo de hacerlo me quedo mirándole con suspicacia, pues su invitación a “contarle lo que yo quiera” es muy random y me da la impresión de que hay formas correctas de responder a eso y otras formas erróneas. Es una petición que engloba muchas y pocas cosas al mismo tiempo así que… creo que contraatacaré con más preguntas ejé- ¿Trabajas en algún área especializada en San Mungo? ¿Porqué la guitarra, el piano y el saxofón y no… el violín, la flauta y el trombón? Ehmm… ¿Eres de los que prefiere la pizza con piña o sin piña?
Alexander Castlemaine
Imagen Personalizada : Another one bites the dust [Priv. Alexander Castlemaine] 380dn9rabu_s
RP : 10
PB : Aaron Taylor-Johnson
Edad del pj : 31
Ocupación : Asistente de la Ministra
Pureza de sangre : Limpita
Galeones : 3.100
Lealtad : La Jefa
Patronus : Erizo
RP Adicional : 000
Mensajes : 58
Puntos : 39
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6597-alexander-castlemaine http://www.expectopatronum-rpg.com/t6625-castlemaine-fan-club http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6626-bandeja-de-alexander
Alexander CastlemaineTrabajador Ministerio

Laith Gauthier el Sáb Mar 23, 2019 11:45 pm

Estados Unidos —repitió con asombro, — nada mal, ¿eh? ¿Cómo te fue ahí? —le preguntó, con un interés que resultaba particular. Después, sonrió. — Soy de Canadá y pasé mucho tiempo de mi juventud en Estados Unidos —le reveló con una sonrisa a medio lado, haciéndole saber que no eran bajo ninguna circunstancia tierras extrañas para él. Había pisado una buena parte de Norteamérica, después de todo.

Laith resolvió empezar a hacer preguntas, como el acto de lanzar una caña de pescar, a ver con qué tema conseguía pillar algo. Tal vez descubrirían un hobbie que tenían en común, justo como había sucedido al encontrar el mutuo gusto por la música, a lo que el sanador sonrió sabiendo que tendrían algo de lo que conversar, si las cosas se daban por ese lado.

Dicen que si descubres los tres te revelan el secreto de la vida eterna —bromeó con él, sonriendo a medio lado. — Aunque, la verdad, una vez que aprendes un instrumento los demás no se vuelven tan complicados porque tienes las nociones básicas —se quitó el crédito de haber aprendido tres instrumentos, haciendo un ademán simple con su mano como si estuviese barriendo algo en el aire, encogiéndose de hombros.

A pesar de que estaba siendo amable al contestarle, supuso que quizá sus preguntas no estaban siendo precisamente efectivas en lo que a conocerse mejor se refería, por lo que prefirió darle la oportunidad de hablar de él mismo, de contar lo que quisiera que él escuchara. Esa era una de sus virtudes: era bueno escuchando, y las personas solían sentirse cómodas al hablar con él, tanto que a veces acababan abriéndose sin saber bien el motivo.

¿No lo eres? Oh, entonces te leí mal, mi culpa —exageró, como si hubiese pensado que sí que era paranoico, sólo por jugar. — Ah, ¿es tu turno de las preguntas al azar? —enarcó una ceja, ahogando una risa mientras colocaba uno de sus codos encima de la barra y pensaba en sus preguntas. — No, soy rotativo en mi trabajo; porque el piano me lo enseñó mi abuelo, la guitarra me la regalaron y el saxofón no le gustaba a alguien que solía conocer y lo aprendí por joder —le fue contestando las preguntas, con la verdad por delante. Chasqueó los dedos, señalando al hombre de rizos con su índice. — ¿Esa es una pregunta trampa? La pizza con piña, no entiendo a las personas que se enfadan por esa pregunta, es decir, la comida es deliciosa siempre.

Era un amante de la comida nato, en todas sus formas, con piña y sin piña, aunque prefería otras presentaciones de pizza, era defensor de las pizzas con piña. Le dio algo de gracia que hiciera una ronda de preguntas rápidas como él había comenzado, y dio un sorbo a su bebida mientras pensaba qué más preguntarle.

¿Y tú? ¿Por qué el piano y no el triángulo eléctrico? ¿O por qué elegiste un trabajo de oficina? ¿Nunca quisiste ser estrella del rock o jugador profesional? ¿Tienes mascotas? Esa es una pregunta importante —puntualizó, alzando nuevamente su dedo índice para recalcar la seriedad de la pregunta. Procedió a reírse, negando con la cabeza, porque le parecía que podría verlo como a un loco. — Podría estar haciendo preguntas toda la noche —le guiñó un ojo travieso, en una suerte de complicidad de amigos, aunque apenas se conocían.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : Another one bites the dust [Priv. Alexander Castlemaine] Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1213
Puntos : 1020
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Alexander Castlemaine el Dom Mar 24, 2019 11:52 pm

- Hmmm en los estudios me fue muy bien, luego al graduarme empecé a trabajar en el ministerio estadounidense, me casé, me divorcié y dejé mi trabajo para volver a Inglaterra. ¿Sabes? No es demasiado factible eso de divorciarse y seguir trabajando al lado de tu ex-mujer y teniendo a tu ex-suegro como jefe -le respondo, de nuevo despreocupadamente y resumiendo todo a grandes trazos lo que fue mi vida allí. No puedo decir que fuera una mala etapa de mi vida, joder ¡Estuve más de 10 años allí! Y aunque en Hogwarts ya empecé a saborear lo que era la libertad de estar lejos de mis padres y poder hacer relativamente lo que quisiera, fue en Estados Unidos cuando me despendolé de lo lindo- ¿En serio? ¿Mucho tiempo de tu juventud? Hablas como si fueras un vejestorio -añado riéndome, pues así a priori mirándole le echo menos años de los que tengo yo. Y si, aunque yo a veces me considera un poco vejestorio para según que cosas, reconozco que tampoco estoy tan mal.

Respecto a lo que dice de la facilidad que poseemos los músicos para aprender a tocar otros instrumentos puedo entender lo que dice. Es decir, conocemos a la perfección los sonidos que conforman las melodías, poseemos la noción musical peeeero luego uno tiene que aprender en la práctica a reproducir esos sonidos y no es tan fácil pues no se puede comparar en absoluto eso de tocar el piano por ejemplo con el saxofón. Para el saxofón se requiere una habilidad física especial a la hora de insuflar aire, de controlar la respiración… del mismo modo que para tocar el piano se requiere unos dedos ágiles y mucho control del enorme espectro de teclas y sonidos que se pueden producir. ¡Sobretodo a la hora de localizarlas! Pues aún recuerdo de pequeño cómo le hacía enormes líos a la hora de usar las distintas escalas.


- No te quites méritos, en serio -le digo seriamente, sin ningún afán de hacerle la pelota ni nada de eso. Después de eso él se dedica a responder mi batería de preguntas y al menos parece encajarlas bien- Claro, yo no sigo ningún tipo de modus operandi especial a la hora de conocer gente, pero me adapto bien -añado, pues sin duda he copiado su técnica de las preguntas aleatorias- ¿Eres rotativo? Bueno pero habrá alguna rama de la medimagia que te interese más que otra… ¿no? -le pregunto, pues un medimago no puede ser especialista en todo, del mismo modo que hay médicos muggles con conocimientos generales pero no especializados en nada en concreto y se derivan los pacientes a los especialistas para diagnósticos más específicos y complejos.

Su respuesta en cuanto a la música y los instrumentos me parece curiosa, sobretodo por la forma en que justifica que aprendió a tocar el saxofón. Bueno… ¡Es un motivo tan válido como cualquier otro!


- Curioso motivo, aunque no puedo entender cómo a alguien le puede resultar molesto el sonido del saxofón -le respondo, pues es un sonido meloso y sugerente, sobre todo cuando se toca alguna pieza de blues o jazz con él- Lo de la pizza con piña tan solo es una curiosidad, a mi particularmente no me gusta esa combinación pero  no voy a odiarte o a juzgarte porque a ti te guste -añado, pues en el mundo de la comida hay más gustos que colores existen y muchísimas mezclas imposibles que pueden horrorizar a algunos y maravillar a otros- Empecé con el piano porque mis padres querían que aprendiera a tocar un instrumento. Supongo que pensaron que el piano tenía más clase que el triángulo y también sería mejor para su salud mental cuando practicara en casa -le cuento riéndome, pues me imagino de niño con el triángulo por casa rondando y tocando la “campanita” poniéndoles de los nervios. Je, ahora que lo pienso eso habría estado bien- Boh, de joven jugaba al quidditch pero ya hace tiempo que no lo practico, para eso yo si que estoy hecho un vejestorio y no, no tengo mascota, aún… Hace poco que he vuelto a la ciudad pero si que me gustaría adoptar un perro por ejemplo ¿Sabes donde puedo conseguir uno? De alguna protectora de animales o algo similar…

Sin duda soy más un hombre de perros que no de gatos. De pequeño mis repipis padres no nos dejaron tener mascotas en casa aunque yo y mis hermanos insistiéramos. Decían algo así como que creaban dependencia emocional y no sé qué más paparruchas. En Nueva York, Annabella tenía una gata y aunque era bastante mimosa también era de lo más interesada.
Alexander Castlemaine
Imagen Personalizada : Another one bites the dust [Priv. Alexander Castlemaine] 380dn9rabu_s
RP : 10
PB : Aaron Taylor-Johnson
Edad del pj : 31
Ocupación : Asistente de la Ministra
Pureza de sangre : Limpita
Galeones : 3.100
Lealtad : La Jefa
Patronus : Erizo
RP Adicional : 000
Mensajes : 58
Puntos : 39
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6597-alexander-castlemaine http://www.expectopatronum-rpg.com/t6625-castlemaine-fan-club http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6626-bandeja-de-alexander
Alexander CastlemaineTrabajador Ministerio

Laith Gauthier el Miér Mar 27, 2019 6:44 am

Alexander finalmente empezó a soltar la lengua con él, hasta el grado de decirle sobre su trabajo y su fallido matrimonio, hasta que regresó a Inglaterra. Incluso se sintió con la confianza de decirle que su mujer y su suegro habían trabajado ahí, y volvieron las cosas incómodas una vez se concretó el divorcio. Y Laith prestó atención a un detalle importante: “exmujer”. No porque fuera lo más importante ni lo único que había escuchado, pero sí era un dato que quería tomar en cuenta.

Nunca me he casado, pero por algo existen políticas de no relacionarse sentimentalmente con compañeros de trabajo, normalmente causan dificultades una vez que se separan, lo siento por tu matrimonio —le dio su opinión, pese a que él por norma no le buscaba la quinta pata al gato. Desde hace mucho tiempo, lo suyo eran noches ocasionales, antes que una relación estable. — Tengo cincuenta y cuatro, ¿de cuántos años me veo? —le preguntó con sorpresa, siendo totalmente mentira. Luego bufó una risa. — Me refiero a mi niñez y adolescencia, qué sensibles estamos, ¿te hago sentir viejo? —su tono era jovial y bromista, sin querer en serio hacerlo sentir molesto.

El sanador había sido artístico desde muy joven, por lo que no se le dificultaba demasiado encontrar algo bonito en el sonido de los instrumentos, y por ello es que había conseguido dominar desde muy pequeño el piano y la guitarra. El saxofón era, en cambio, muy reciente a comparación, y aunque le había costado un poco más, había tenido alguien que lo enseñara y por eso consiguió dominar las bases al cabo de algunas semanas de práctica. Para Alexander, restar importancia a algo que él no consideraba un gran asunto era quitarse méritos.

Bueno, a ver, si hablamos de interés te diría que todo lo relacionado con la psique y el cerebro, pero a nivel práctico… tengo varias especializaciones, y ahora me dirás de nuevo que si tengo ochenta y un años, pero no, es sólo que me gusta ocupar cada segundo de mi tiempo, por eso roto y hago lo que se necesite —le explicó, intuyendo que, como muchos, no le creerían demasiado que hubiese tocado varias especializaciones médicas, en lugar de conformarse con una sola.

Era cierto que todavía era bastante joven, pero había conseguido compaginar especializaciones intensivas al mismo tiempo cuando era más joven y tenía menos ganas de socializar, y en aquellas áreas donde no le interesaba especializarse había hecho cuando menos cursados, volviendo su currículum bastante completo y envidiable, gracias a su gran ambición.

No lo sé, simplemente lo detestaba, así que cuando nos separamos me puse de meta aprender a tocarlo —le dijo con algo de gracia, pensando que podría ser un motivo extraño, pero era el suyo. — Yo no soy mucho de esa combinación, pero no le haría un asco si es lo que hay, pero eso es lo importante, ¿sabes? No ponerse en bandos porque te guste o no te guste —dijo, casi como si fuese un importantísimo discurso de paz el no discutir por la pizza.

Habían acabado haciendo buen uso de las preguntas que muchos podrían considerar demasiado invasivas para conocerse mejor, asintiendo con la cabeza con una sonrisa divertida cuando escuchó que fueron sus padres y no él quienes querían que aprendiese un instrumento. Y darle un triángulo a un niño podría no ser precisamente lo mejor para ellos. Casi podía imaginárselo, y lo encontraba hilarante.

¿Alguna vez jugaste Quodpot? —le preguntó, el “Quidditch norteamericano”, que en opinión de Laith era mucho más entretenido. — Una protectora… Hay una por King Street, me parece —le dijo, intentando hacer memoria, pero no estaba del todo seguro. — ¿Entonces eres más de perros? —le preguntó, pensando en el dato. — Yo tengo una erizo que parece perro —se sonrió al pensar en su mascota, que siempre le perseguía cuando no estaba intentando explorar por la casa.

En realidad, también le gustaban los perros, pero con su vida de locos pensaba que no podría encontrar tiempo para darle a un animal tan requirente, pues su trabajo en el hospital y el poco tiempo que pasaba en casa no eran precisamente el ambiente más propicio para tener a un animal doméstico que necesitaba mimo y paseo diario.

¿Practicas algún deporte? Me da la impresión que tú… haces ciclismo —aventuró intentando adivinar, queriendo mantener el hilo del fuego cruzado de preguntas y respuestas al que los dos parecían haberse adaptado bastante bien. Y era gracioso, considerando que se acababan de conocer gracias a una bebida.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : Another one bites the dust [Priv. Alexander Castlemaine] Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1213
Puntos : 1020
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Alexander Castlemaine el Lun Abr 08, 2019 3:12 am

El chaval tiene razón en lo que se refiere al famoso dicho de no meter la p***a donde tengas la olla, pero a veces no es tan fácil evitar esas situaciones. Es decir, uno suele pasar mucho tiempo con las personas del trabajo, de hecho muchas veces supera al tiempo que tiene uno libre para pasarlo en compañía de la familia y los amigos así que la confianza hace el roce y el roce… te lleva a compartir cama o armario de las escobas ¡Lo que se tercie! Aunque bueno, lo mío con Annabella no fue exactamente así.

- Nosotros nos conocimos en la universidad. El hecho de que su padre fuera el jefe del departamento de política internacional del MACUSA no tuvo nada que ver… -le digo, pues primero vino el noviazgo y luego el trabajo, a causa de lo primero. Quiero pensar que si no hubiera valido para realizar ese trabajo no habría durado allí por mucho que fuera el yerno del jefe. Tampoco habría podido interceder tanto por mi de haber resultado ser un inútil. Yo me tomaba muy en serio mis labores y bueno… respecto a Annabella, ella es hermosa y complaciente, dejémoslo así. No puedo quejarme demasiado de mi matrimonio porque al principio funcionó bastante bien, los problemas vinieron cuando Anna comenzó a obsesionarse con eso de aumentar la familia- ¿En serio tienes cincuenta y cuatro? Vaya, pues te ves así como si tuvieras la mitad… -le respondo riendo, aceptando su broma y siguiéndole el juego inclusive- ¿Como voy a sentirme viejo si a tu lado soy un pipiolo? Tan solo tengo 31 -bromeo dándole otro trago al cóctel esta vez dejándolo casi por la mitad.

Cuando él me explica sobre su trabajo, sus intereses y su forma de aprovechar el tiempo le presto atención, sorprendiéndome pues a priori por su imagen, por la primera impresión que pueda tenerse de él, no parece un chico especialmente estudioso y aplicado. Por eso nunca hay que fiarse de esas primeras impresiones, muchas veces no significan absolutamente nada y tan solo son prejuicios que no van acordes con la personalidad o la forma de vida del susodicho.


- Entiendo… al final como más se aprende es con la práctica y lanzándote al ruedo -le respondo, pues yo también aterricé en el Ministerio Americano siendo un novato total y bueno, aunque como todo el mundo, supongo que hice alguna cagada al principio pero de los errores se aprende y es mucho más enriquecedor si se recorre el camino completo desde el principio.

Las cosas al principio no fueron nada fáciles y tuve que callar muchas bocas, las cuales decían que yo estaba ahi en ese puesto privilegiado por que me acostaba con la hija del jefe. Pero al poco tiempo ya pude demostrar mi valía y nunca nadie más puso en tela de juicio el porqué de mi colocación “a dedo” en ese puesto. Me lo curraba y me lo curro tanto como cualquier otro y bueno… puede que aterrizara aquí en el puesto de asistente de la ministra también de carambola pero mis títulos y mi experiencia laboral me preceden.

Me hace mucha gracia que continúe con su diatriba sobre las pizzas y no tomar partido por la piña, ni por su presencia ni por su carencia. A día de hoy esas cuestiones tampoco son tan importantes, no cuando se puede pedir media pizza con piña y la otra sin piña y que cada cual escoja según su preferencia.


- No, nunca he jugado al quodpod. Me pilló ya más mayorcito cuando llegué a Estados Unidos y no me inscribí en el equipo de la universidad -le respondo, quedándome con el dato de buscar una protectora de animales en King Street- Si, definitivamente soy de perros. Me gustaría uno grandote, peludo y bonachón ¿En serio tienes un erizo? ¡Mi patronus es un erizo! -añado sorprendido por la casualidad, aunque aún me sorprende más su afirmación respecto al supuesto deporte que practico- ¿Ciclismo? Hmmm solo salgo a correr algunos días por la mañana… pero bien podría hacerme con una bici para ir a trabajar -le respondo encogiéndome de hombros- ¿Tú practicas algún deporte?
Alexander Castlemaine
Imagen Personalizada : Another one bites the dust [Priv. Alexander Castlemaine] 380dn9rabu_s
RP : 10
PB : Aaron Taylor-Johnson
Edad del pj : 31
Ocupación : Asistente de la Ministra
Pureza de sangre : Limpita
Galeones : 3.100
Lealtad : La Jefa
Patronus : Erizo
RP Adicional : 000
Mensajes : 58
Puntos : 39
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6597-alexander-castlemaine http://www.expectopatronum-rpg.com/t6625-castlemaine-fan-club http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6626-bandeja-de-alexander
Alexander CastlemaineTrabajador Ministerio

Laith Gauthier el Miér Abr 10, 2019 5:49 am

Él estaba hablando desde la completa ignorancia y con una opinión basada en estadísticas, normativas y propia experiencia, más que en saber cómo había sido el caso del hombre de rizos. Alexander, por supuesto, lo corrigió diciéndole que no habían empezado a relacionarse en el trabajo sino desde la universidad. Cualquiera pensaría que su suegro le habría enchufado en la MACUSA, pero no fue un pensamiento al que Laith le dio mucha importancia. ¿Por qué? Básicamente: no le interesaba. Incluso así fuera, no sería el primero ni el único, juzgar no estaba en la mesa para Laith.

Había dicho que tenía cincuenta y cuatro, pero tenía exactamente la mitad. Por supuesto, Alexander había entendido su broma sin imaginarse que en serio podría tener la edad de la que se jactaba, diciendo incluso que era sólo un chiquillo a su lado. Laith, pues, contestó con un ademán que se presumía noble, pero exagerado en modos, para resaltar la solemnidad de su edad.

Eso es correcto, pero hay cosas que es mejor tener claras antes de lanzarse al ruedo —él sonrió. Es decir; en la vida, uno podría decir que del error se aprende, pero en la medicina los errores podían no enmendarse sino costar la vida de una persona.

La discusión de la pizza con piña era mucho mejor que la discusión de si era éticamente correcto perseguir a los fugitivos. Y Laith, en ese caso, se preguntaría en qué afectaban los fugitivos a los puristas. Y así iba a ir la cosa. Pero como esas no son conversaciones de bar y cualquiera podría tacharlo de traidor a la sangre, lo mejor era quedarse con discusiones sobre pizza.

Se interesó en saber si habría jugado al quodpot en algún momento, ya que había estado en Norteamérica, pero no había sido el caso. Se lo vio, por un momento, algo decepcionado. Era fácil saber por qué: no era sencillo encontrar a alguien en Londres que apoyase el deporte, cuando estaban demasiado interesados en el quidditch.

Uno grandote, peludo y bonachón —repitió sus palabras, imaginándose más bien a un perro como lo sería un san Bernardo. Era probable que el otro apuntara a un mestizo, considerando que era lo que más abundaba en refugios. Le llamó la atención, sin embargo, que su mascota fuera la misma que el patronus ajeno. — ¿De verdad? ¿Un erizo? —preguntó, sorprendido por la casualidad.

Hubo otra cosa que notó, pero que no mencionó: ¿era capaz de lanzar un patronus? Eso significaba que tenía más bondad que maldad en su interior, y recuerdos suficientemente buenos. Era probable que no fuera partidario del Señor Tenebroso o que, cuando menos, no fuera un mortífago. Él incluso, estando a favor de los nacidos de gente sin magia, se veía incapaz de lanzar ese encantamiento. Admiraba a quienes sí que podían.

¿Correr? Se te nota —le dijo, y una sonrisa traviesa le cruzó por los labios, y su mirada se desvió momentáneamente hacia sus posaderas. — Yo entreno en gimnasio, a veces boxeo —contestó respecto a su persona, tomando su vaso y jugando con el líquido del interior. — Hace tiempo no lo hago, ahora que lo pienso —consideró distraídamente.

Practicaba en un saco que tenía en casa, pero hace tiempo no competía contra otras personas. Vamos: no extrañaba los golpes, pero era un hombre y a veces le entraba en vena descargar algo de adrenalina. Y si podía hacerlo deportivamente, mejor que mejor, pues por norma no le gustaba la violencia injustificada.

Dio un trago de su bebida. — Y dime, ¿qué objeto te llevarías a una isla desierta? —Laith podría aventurar preguntas que parecían sin sentido, una tras otra, mientras a la contraparte no le molestase. Era una buena manera de conocer a la gente, preguntando algo que pareciese simple, pero que decía mucho. Por ejemplo, ahí podría saber qué era lo que más valoraba, y lo que podría ser una cierta dependencia.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : Another one bites the dust [Priv. Alexander Castlemaine] Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1213
Puntos : 1020
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Alexander Castlemaine el Sáb Abr 13, 2019 2:15 am

Cuando había dicho que lo mejor para aprender era lanzarse al ruedo era obviamente con algunos matices. No es lo mismo que yo en mi oficina me lance al ruedo y redacte mal alguna cosa. Siempre puedo achacar con las consecuencias, con la bronca y redactarlo de nuevo ¡Siempre que no sea alguna ley o algún tratado y que haya jodido algún tipo de relación internacional! Con esas cosas hay que ir con muchísimo cuidado, del mismo modo que él también como médico no puede ponerse por ejemplo a administrar medicamentos y pociones al azar porque podría hacer mucho daño sin querer.

- Por supuesto, siempre partiendo de poseer unos conocimientos básicos. Más en tu caso porque tus intenciones de curar podrían resultar contraproducentes -le respondo, consciente totalmente de la seriedad y la templanza que su trabajo requiere. No es que el mio no la requiera, pero las consecuencias que los errores producirían serían bien dispares.

Él con sus fallos podría matar gente o hacerles daño, yo con los míos… podría enfadar a la jefa, que pensara que soy un inútil y que me mandara cortar la cabeza, así que la única vida que a priori podría correr peligro sería la mía. Aun así sigo pensando que es peor lo suyo porque la gente pone su vida en las manos de los médicos y eso supone un grandísima responsabilidad.


- Si, algo así como un labrador… o algún cruce de pastor alemán… Me gustan esa clase de perros -le explico, pues aunque hay unas cuantas razas que encajarían con las características que antes mencioné hay otras que no pronuncié en voz alta pero que forman parte también de los requisitos básicos, como por ejemplo que no sean de esos que ban chorreando babas por todas partes. Tampoco es que espere encontrar un perro de raza en una perrera esperando adopción, por eso cualquier cruce de ese estilo que me enamore con su tierna e inocente mirada se vendrá conmigo para casa. Los animales son nobles por naturaleza, pero los hay más revoltosos que otros y lo que yo busco es un perro pachón en toda regla.

Cuando dice que se me nota que salgo a correr y demás puedo fijarme en cómo baja su mirada hacia cierta parte de mi cuerpo y entonces entiendo todo ¿A eso venía lo del ciclismo? Claro, porque tengo el acolchado necesario para ir cómodo en ese tipo de sillines ergonómicos que tienen las bicis. La verdad es que estoy un poco resignado ya hacia ese tipo de comentarios o alusiones a mi trasero. Cuando era más joven me hicieron pasar momentos vergonzosos en los que se me ponían rojas hasta las orejas ¡Como cuando esa alumna de gryffindor recitó esos poemas en público! Que horror… a todo el mundo le hacía mucha gracia y se reía pero yo solo tenía ganas de salir corriendo y esconderme en el primer armario de escobas que encontrase.


- Si bueno… “eso” de ahí atrás es genético, la verdad. No importa que no haga deporte alguno, de hecho si no lo hago ¿sabes qué? -le digo bajando la voz como si le fuera a hacer alguna confesión importante- Se pone aún más redondo y respingón -añado cuando él se acerca ligeramente aproximando más su oído. Tomándomelo de la única forma decente que puedo hacerlo opto por reirme y aprovechando que el camarero pasa por allí le pido que me ponga una cerveza bien fresquita pues el cóctel que antes me había mandado Laith ya me lo he terminado. He ido traguito a traguito y me lo he acabado casi sin darme cuenta- Así que boxeas… deduzco que se te debe de dar bien porque tu nariz no parece haberse roto con anterioridad. Eso es que sueles ganar siempre o que, tienes acceso a médicos de los buenos que construyen narices a la perfección -le digo bromeando, pues es el tipo de lesión más común en el boxeo debido a que la mayoría de los golpes se reciben en el rostro.

Demostrando su eficiencia el camarero me sirve una jarra con su espumeante líquido dorado y se lleva la copa vacía con la sombrillita aún dentro decorándola. Seguro que tras la dulce bebida que me he tomado ahora la cerveza sabrá aún más amarga pero eso solo será hasta que mis papilas gustativas se adapten.


- ¿A una isla desierta? Pues aunque suene tonto ir cargado como una mula a una isla creo que me llevaría mi piano -le respondo sin pensarlo. Este chaval me está sorprendiendo con sus preguntas locas y random que no vienen a cuento pero bueno, dado que no hay presión alguna con las respuestas puedo decir lo primero que me venga a la cabeza- Vale que sería algo como muy aparatoso pero pensándolo bien… si me canso de él siempre puedo desmontarlo y usar la madera para otras cosas. Las cuerdas de alambre serían muy útiles en una isla desierta y seguro que hay partes del armazón de acero que serían muy útiles afilándolas -le digo, viéndole el lado más práctico a mi respuesta- ¿Qué te llevarías tú?
Alexander Castlemaine
Imagen Personalizada : Another one bites the dust [Priv. Alexander Castlemaine] 380dn9rabu_s
RP : 10
PB : Aaron Taylor-Johnson
Edad del pj : 31
Ocupación : Asistente de la Ministra
Pureza de sangre : Limpita
Galeones : 3.100
Lealtad : La Jefa
Patronus : Erizo
RP Adicional : 000
Mensajes : 58
Puntos : 39
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6597-alexander-castlemaine http://www.expectopatronum-rpg.com/t6625-castlemaine-fan-club http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6626-bandeja-de-alexander
Alexander CastlemaineTrabajador Ministerio

Laith Gauthier el Mar Abr 16, 2019 3:11 am

Los dos concordaron en que realmente uno no podía siempre lanzarse al ruedo, en especial si el peligro era importante, como lo era el caso de su trabajo. Alexander, cuyo trabajo era más administrativo y papeles, corría un riesgo también de dañar algún acuerdo diplomático o cagarla en algún papel, más que dañar a otras personas. Aunque, bueno, tal y como estaban las cosas donde el gobierno era el que más dañaba, Laith prefirió no decir nada al respecto y pensar que sólo hablaban de burocracia.

Hablando de perros, asintió con su cabeza cuando le dijo qué era lo que estaba en su mente. — Estoy seguro que te encuentras con tu alma gemela peluda, y estará muy agradecido de que le des una oportunidad de tener una familia y ser feliz —que eso era importante. Los perros deberían tener hogares que les quisieran, independientemente si eran o no de raza. — A mí me gustan mucho los husky, y las cruzas con esos, encima que son súper listos —le comentó.

Laith no tenía ninguna intención de incomodar al hombre de rizos, por lo que de saber que le molestado su comentario se habría disculpado y retractado. Que no era la idea tampoco disponerse a fastidiar a la gente a propósito, cuando se está intentando tener un buen rato. Contrario a eso, se lo tomó con humor y hasta se acercó con intención de decirle un secreto que le hizo reírse igualmente.

¿Te lo dicen seguido? Y yo pensando que era la frase de ligue del año —hizo un poco de drama, pero en su voz se notaba la diversión y la broma, ya que tampoco pensaba que fuera tan buena.

Alexander pidió una cerveza, y Laith le hizo un gesto al camarero para que le rellenase el vaso, sacudiéndolo ligeramente y con un guiño que se presumía era un “por favor” silencioso. El hombre entendió lo que quería decir, sirviéndole al otro una jarra con cerveza y poniendo más whisky y refresco en su vaso. Hablando sobre el boxeo, el mayor hizo la observación que su nariz no respaldaba su experiencia.

Mi lema es no empezar peleas, pero terminarlas siempre, así que podemos decir que no se me da tan mal —le dijo con un tono de falsa soberbia, sonriéndose. — Y mi abuelo era muy bueno con un hechizo reparador de huesos que dolía como el infierno pero era muy efectivo —admitió después, ya que en realidad no siempre había ganado todas las peleas en las que se había metido. — Como lo hacía de inmediato, no dejaba marca, aunque a veces prefería llevar escayola antes de dejarle que usara el hechizo conmigo.

Recordó con algo de nostalgia aquella época, sonriéndose antes de dar un sorbo a su bebida. Desvió su mente de los recuerdos haciendo otra pregunta sacada de la manga, escuchando que él antes que nada llevaría su piano, que no sólo era entretenimiento, sino que podía eventualmente servir para su supervivencia con la madera, el alambre y el armazón metálico. Le pareció una respuesta muy inteligente

Interesante —le dijo, sin aclarar el motivo. Con su respuesta, le sugirió ser un hombre más complicado que práctico, pero dispuesto a utilizar todos los recursos que tuviese a mano, creativo en relación a ellos. Le pareció que era un hombre listo, pese a no haber tenido con él más que una conversación banal. Y por eso adoraba esas preguntas. — ¿Yo? Una navaja suiza —contestó rápidamente sin siquiera vacilar.

Por su parte, lo decía más por experiencia que porque hubiese un trasfondo: sabía que podía sobrevivir con una navaja suiza. Había acampado un sinfín de veces, en ocasiones llegando al grado de parecer supervivencia por la forma en que había sido criado, pese a no ser un dato que compartiese con mucha gente.

Así que… ¿Otra pregunta maravillosa? A ver, si pudieras viajar al pasado o al futuro, ¿a dónde irías y qué harías? —se sacó otra pregunta de la manga.

Laith se divertía, por supuesto: tenía alma de psicólogo y le gustaba tratar de hacerse una idea de cómo eran las personas con determinada información. No eran verdades absolutas y podía equivocarse, pero por lo general había un patrón en las personas que podía distinguirse. A veces, incluso, lo hacía sin darse cuenta, sin intención de juzgar por las cosas que descubría, o creía descubrir, cuando menos.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : Another one bites the dust [Priv. Alexander Castlemaine] Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1213
Puntos : 1020
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Alexander Castlemaine el Lun Abr 22, 2019 3:18 am

Según más vamos hablando de perros me van entrando más ganas de conseguir uno. Mi apartamento es pequeño y vale que un perro grande pues está claro que no tendría suficiente espacio. Es una responsabilidad muy grande porque tendré que sacarlo a la calle muchas veces, al parque y demás para que gaste sus energías y se canse. Por eso prefiero un perro de esos que son tranquilotes y dormilones, que no demanden demasiada acción. En las horas que esté trabajando será un problema porque tendrá que quedarse solo en casa y bueno… también está el asunto de mis continuos viajes ¿Qué haré entonces con él? O ella, porque tampoco es que tenga preferencias en cuanto al género del animal. En fin, ya me iré apañando llegado el momento pues de nada sirve montarse películas antes de tiempo.

- Cierto, comparto tu opinión sobre los huskys. Son animales preciosos y tampoco me importaría tener uno de esos, aunque me da a mi que no habrá muchos abandonados en los refugios ¿eh? -le digo resoplando ligeramente, pues obvio que esos perros son caros debido a su raza y la gente hasta paga dinerales por ellos como para abandonarlos a la primera de cambio.

Volviendo al tema del trasero su respuesta y su risa ante mi confesión me hace reir a mi también, aunque lo cierto es que no es cosa de guasa ¡Que es un tema que me ha dado muchos disgustos! Y muchos momentos incómodos. Con el paso del tiempo me he ido resignando y supongo que al madurar he aprendido a no dejar que me afecte demasiado.


- Oh si, para mi desgracia me lo dicen demasiado seguido… Es una cruz que me lleva acompañando desde mi adolescencia y me generó varios traumas por aquel entonces -le digo de forma natural, sin ponerme en plan drama ni nada de eso, tan solo aportando una información- Pero supongo que ya a estas alturas me he acostumbrado. El que una alumna de tu curso recite públicamente un poema dedicado a tu trasero en la función de fin de curso… eso te curte ya para toda la vida -añado echándome a reír. Si, si… contándolo así suena hasta divertido como una anécdota, pero vivirlo y protagonizarlo ya es otra historia.

Eeeen fin, supongo que es mejor reirse de esas cosas y quitarles importancia, al fin y al cabo son tonterías que no deberían condicionar en absoluto mi vida. ¡Y no lo hacen! Ahora tengo cosas mucho más importantes entre manos aunque aún me esté adaptando de nuevo a la vida en Londres.


- Pues espero que hayas conservado ese hechizo… si tan bueno es sería una pena que se hubiese perdido -le digo realmente interesado por esa información- Siempre puedes usarlo con algún paciente especialmente puñetero -añado, pues si duele pero cumple con su cometido de curar no creo que nadie ponga en duda su ética laboral y al mismo tiempo estará dejando un poco fuera de juego al susodicho paciente problemático.

Lo de la navaja suiza también me pilla completamente por sorpresa y encima estaba dándole un sorbo a la cerveza por lo que al reír casi la escupo. Su respuesta me ha parecido tan sencilla y tan obvia, que por eso mismo no la esperaba. Aunque si, sin duda es una herramienta que sería muy útil estando en una isla desierta. Llevan hasta cuchara y tenedor, así que podría… no sé, comerse el pescado fisnamente y todo sentado en un tronco en la playa.


- ¿Otra pregunta maravillosa? Vaya… diría que tratas de someterme al tercer grado por lo menos… -le respondo de inmediato, aunque enseguida me pongo en plan pensativo pues esta pregunta de nuevo se las trae- ¿Es un viaje de ocio? En plan… ¿De visita? Creo que iría al futuro… El pasado ya sabemos cómo fué y todo lo que pasó. Sería peligroso meter las narices en él y cambiar cosas del presente sin querer… pero en cambio un futuro muy lejano, es algo que no veremos y si que tendría curiosidad por cotillear.
Alexander Castlemaine
Imagen Personalizada : Another one bites the dust [Priv. Alexander Castlemaine] 380dn9rabu_s
RP : 10
PB : Aaron Taylor-Johnson
Edad del pj : 31
Ocupación : Asistente de la Ministra
Pureza de sangre : Limpita
Galeones : 3.100
Lealtad : La Jefa
Patronus : Erizo
RP Adicional : 000
Mensajes : 58
Puntos : 39
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6597-alexander-castlemaine http://www.expectopatronum-rpg.com/t6625-castlemaine-fan-club http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6626-bandeja-de-alexander
Alexander CastlemaineTrabajador Ministerio

Laith Gauthier el Miér Abr 24, 2019 1:33 am

Buf, yo no sé, ¿eh? —Laith le dijo, — Muchas personas los compran sólo porque son bonitos y eso, pero al final los abandonan porque no cuentan con que tienen mucha energía, o una personalidad desafiante y que son muy cabezotas, no son los típicos perros fáciles de entrenar, y acaban tirándolos —le comentó, de acuerdo a su experiencia. — Yo tuve uno, cuando estaba en Canadá, y lo adopté —le comentó sobre su perro. — Fue un poco desastre al principio, estaba herido y tuve que convencer a mi abuelo que me dejara tenerlo, pero conectamos bien al final.

Porque era un perro obstinado y cabezota con un dueño obstinado y cabezota, sólo podían volverse mejores amigos. Y lo tuvo hasta que fue bastante viejo y la edad se lo quitó. Pero no iba a llorar sobre la leche derramada, sino concentrarse en la conversación y mantenerla amena.

En principio, y como era lógico, Laith pensó que Alexander tendría que estar exagerando respecto al atractivo de sus posaderas. Que vale que era muy bonito, pero la verdad es que él pensaba que la gente era medianamente decente. Que no él tal vez, pero la otra gente. Ya de ahí escuchar que una compañera le había dedicado poemas a su trasero… no pudo hacer otra cosa más que soltar una carcajada.

Lo siento, yo… Lo siento —y no podía parar de reírse. Es que era hilarante, para uno viéndolo desde el exterior. La vergüenza del protagonista era algo real, pero no compartido. — A ver, a mí lo que más es que me hayan tocado el culo en el metro o en una discoteca, o algún piropo por la calle, pero de ahí a que alguien le dijera un poema a mi trasero… —le contó su experiencia, que no se acercaba a la que Alexander tuvo.

El sanador, por suerte, no era de esos que les gustaba hacer sufrir a sus pacientes, por mucho que estos lo merecieran. Había sanadores y médicos crueles, sí, pero Laith no era uno de ellos. Ese hechizo lo tenía reservado para sí mismo y para cercanos a quienes supiera que podría servirles más el hechizo que no tenerlo en lo absoluto, como gente sin tiempo a sanar por estar huyendo de la ley.

Sus preguntas, al menos él, las encontraba divertidas y no eran tan al azar como uno pudiese pensar, sino que había una suerte de análisis tras ellas. Algo así como las manchas de la clásica prueba psicológica sobre qué veía la gente, por un patrón de comportamiento que les hacía ver tal o cual cosa. Sólo hacía gala y honor a haber mencionado anteriormente que lo que respectaba a la mente era su tema favorito en la medicina.

En realidad es un Cámara Oculta donde te someto a preguntas de tercer curso para saber si eres más ingenioso que los críos, y todo el mundo se burla de ti ahora mismo según mi audiencia —se llevó la mano al oído como si tuviera un audífono, lo que evidentemente no tenía.

Muchas de las personas que elegían al pasado tenían conflictos sin resolver o importantes arrepentimientos, miedo a lo que estaba por venir. Las personas que miraban al futuro eran más idealistas, optimistas y aventureras que las anteriores.

Qué interesante respuesta… Supongo que tienes suficiente lectura y películas sobre todo lo malo que sucede cuando uno cambia el pasado, como esa película de Efecto Mariposa, ¿no? —se sonrió, adivinando que por ahí iban los tiros de no querer ver el pasado sino el futuro. — Yo también creo que el futuro es lo más interesante para ver… El pasado debe tener una razón para hacer sucedido así —era su política de vida, lo que lo ayudaba a no arrepentirse constantemente de sus decisiones.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : Another one bites the dust [Priv. Alexander Castlemaine] Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1213
Puntos : 1020
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.