Situación Actual
19º-24º
16 julio -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Freya Howll pj destacado
DANNY & KENNETH Pjs destacados
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Me pareció ver un lindo gatito [Felix]

Dylan Danvers el Vie Abr 12, 2019 2:10 am

Me pareció ver un lindo gatito [Felix] Gatito10
Me pareció ver un lindo gatito [Felix] Estado13

Normalmente si venía al Ministerio era porque mi jefe me había mandado a investigar algo en concreto. Me dirigía directamente al mostrador de entrada y con mi pase de prensa tenía asegurado el acceso a determinadas plantas del edificio. Obviamente las que eran restringidas eran las que más me llamaban la atención precisamente por eso. Uno siempre desea cotillear lo prohibido y a veces las expectativas se vuelven tan altas que a la hora de la verdad lo que debería de haber sido emocionante resultaba decepcionante.

Desde la llegada del nuevo gobierno la libertad de prensa, la información que se nos facilitaba y la que se nos permitía publicar estaba más controlada y limitada en cierto modo. Ellos decidían qué se publicaba y qué no y eso coartaba bastante mis ambiciones periodísticas y la emoción de indagar más en un tema normalmente desconocido para los demás. Por eso pese a resultar arriesgado me había hecho con una fuente de información única desde dentro del ministerio, un contacto de plena confianza al cual visitaba de paso siempre que tenía una excusa para colarme en el edificio. Tampoco es que pensara poner en juego mi pellejo y arriesgarme a ganarme motivos para que me quisieran quitar de en medio pero me gustaba ir por delante de los demás, me hacía sentir más seguro siempre estar más informado que el resto ¡Aunque no pudiera transmitírselo a nadie! No soy tonto y sé que si me pusiera en plan rebelde ni siquiera el poder y el prestigio de mi familia podría salvarme de las represalias que tomaría el gobierno.

Lo de hoy había sido pan comido, Fifí había tomado un montón de notas sobre una especie de redada que habían realizado en la ciudad, todo en plan oficial y bonito para que ocupara las primeras páginas del periódico de mañana. Aunque todo hubiera caído en saco roto, ya que no lograron capturar a ninguno de los fugitivos más buscados, había que hacerse eco en la prensa de los sucesos pues muchos civiles habían sido testigos y peor habría sido que se dejaran llevar por las habladurías en lugar de poner la verdad por delante y de forma oficial. Todo eso me tenía aburridísimo a decir verdad y encima me había dormido esta mañana y ni siquiera me había dado tiempo de desayunar decentemente. Estaba hambriento y sobre todo necesitado de cafeína por eso cuando se abrió la puerta del ascensor en el que iba y me llegó el rico olorcito de café calentito y recién hecho no pude resistirme.


- ¡Ey! ¿Donde has conseguido eso? El café, me refiero… -le digo de forma espontánea y resuelta al sujeto portador de tan humeante y delicioso… vaso de cartón con un líquido negro que parecía sucedáneo del petróleo ¡Pero que seguramente tendría un sabor delicioso! No soy quién para juzgar el café por el cartón de su envase- Ahora mismo mataría por uno de esos -añado, ante lo cual mi cotilla vuelapluma llamado Fifí, heredado de una ex-reportera de revistas del corazón, hace acto de presencia saliendo volando de mi bolsillo por si acaso ocurre algo interesante sobre lo que tomar apuntes- Venga ya, Fifí ¡Vuelve a tu sitio! ¡Nunca me haces caso! Diantres… porque sé que eres una pluma y no tienes cerebro solo… ¡solo tienes pluma! Esas hebras verdes y azuladas que voy a arrancarte una a una como no vuelvas a meterte en el bolsillo. Te repito, no va a haber derramamiento de sangre, literal, así que no hay ¡noticia! -le digo visiblemente enfadado a lo que la pluma todo indignada me da un plumazo en la nariz antes de meterse en el bolsillo de mi chaqueta- Disculpa, siempre está sedienta de chismes y de... sangre -le aclaro al susodicho poseedor del brebaje celestial el cual está aún plantado delante de mis narices. El ascensor de ha ido así que si pensaba cogerlo va a tener que esperar a que vuelva de nuevo y por lo tanto va a tener que responder a mi pregunta sobre el café.
Dylan Danvers
Imagen Personalizada : Me pareció ver un lindo gatito [Felix] ECm6X1dl
RP : 10
PB : PB de tu PJ
Edad del pj : 00
Pureza de sangre : Limpia/Sucia/Mestiza
Galeones : 2.000
Lealtad : Orden/Mortifagos/...
Patronus : Patronus
RP Adicional : ---
Mensajes : 23
Puntos : 14
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dylan DanversMagos y brujas

E. Felix Bohratter el Sáb Abr 13, 2019 6:16 am

— ¡Felix! ¡Maldita sea Felix! ¡Rever… — exclamaron a mi espalda, la comisura de mis labios se curvaron en una sonrisa ladina, la cual no era observada por la víctima de mi indiferencia. Este punto elevaba aún más mi orgullo. Continué caminando con la rapidez que me caracterizaba, dejando detrás a cualquiera que no quisiese a mí alrededor. Podría alardear de ser un lobo solitario, un incomprendido de la vida o algo por el estilo que conseguía, igualmente, todo lo que quería siendo inalcanzable y excéntrico a la vista de los demás. Pero, no era realmente cierto. Sociabilizaba, no era extraño verme entablar una conversación medianamente fuera de lo banal, aunque no era lo suficiente para etiquetar a personas —tal cual objetos— para cubrir, al menos, cinco dedos de una mano al contabilizarlos.  

Esperé paciente el ascensor. Un vaso de café volvería a despertarme. Y sí, cuando eres crío piensas que conseguir trabajo y vivir solo es la gloria. Pues claro, no esperaras que me vaya a quejar de lleno de ello. Lo que podría agregar es que tenía unas pequeñas discordancias en el día a día como: trabajar tan temprano. No sabría describirme, si era un buen o mal madrugador pero lo que sí necesitaba en mi sangre a las primeras horas era más de una taza de café. Ahora estaba en busca de la segunda del día. Y el show presenciado anteriormente no era más que un compañero queriendo ser cubierto por mi persona. ¿Para qué? No llenaré de más líneas innecesarias.

—Pequeña, ¿Quieres un descanso?— no pasó desapercibido su movimiento coqueto de exponer un poco más su delantera. No íbamos a engañarnos, no era virgen —menos con la edad que llevaba— y tampoco un santo. Menos un imbécil.

—Podríamos tomarnos unos minut…— malditas interrupciones de diálogo. Como toda sociedad, vivimos jerarquizados para lograr una organización eficiente y mantener el orden en esta. También para controlar masas y otras cuestiones que no vienen al caso. Como decía, todos tenemos un jefe y la pequeña morena con sus morritos estaba siendo reprendida por querer darse descansos que no se merecía.

Negué con la cabeza y subí en ese mismo instante a la jaula que haría más corta mi distancia a mi objeto deseado. Sería para otra ocasión nuestro encuentro.  

Pocos minutos transcurrieron para tener en mi poder un humeante café, falso sustituto de la nicotina que se había apoderado de mi vida. Y ante tal escena, mis pies me guiaron nuevamente al ascensor sólo que no indiqué mi destino suponiendo que aquel joven —que muchas veces vi dando vueltas por mi piso— compartía mis mismas intenciones. Equivocado me encontré cuando, al bajar, observé que estaba en un lugar que poco tenía que ver con mi campo.

Fruncí el ceño. Muchas palabras, poca escucha. ¿De dónde ha salido este? Vale, era un periodista. Menuda pluma sin vergüenza. Una de mis cejas se alzó y di otro sorbo al café. Vaya espectáculo. — ¿Te han dicho, antes, de que eres rarito? — cuestioné porque la vida es demasiado corta como para morderse la lengua.  —Hoy estoy de buenas. — A pesar de no haber tenido mi sexo matutino en horas laborales. Cada uno con sus gustos dijo una vieja que se comía los mocos, hace unos días a las afueras de Hogsmeade. —Por ende, te diré que hay café del bueno en  el Departamento de Accidentes. Vaya uno a saber qué hacen para que sepa así. — me encogí de hombros. No quería conocer el secreto ni suponerlo, menos sabiendo que la palabra “accidentes” protagonizaba el nombre del departamento.
E. Felix Bohratter
Imagen Personalizada : Me pareció ver un lindo gatito [Felix] Dgh327kXkAA9E_R
RP : 10
PB : Ben Dahlhaus
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajador Ministerio
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.000
Lealtad : A conveniencia
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 38
Puntos : 19
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6641-eckhardt-felix-bohratter-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6757-could-you-keep-on-guiding-cronologia#98149 http://www.expectopatronum-rpg.com/
E. Felix BohratterTrabajador Ministerio

Dylan Danvers el Sáb Abr 20, 2019 2:22 am

El hombre que tengo plantado delante de mí me mira casi sin parpadear y definitivamente sin expresión alguna en el rostro. Parece que incluso le molesta mi presencia pero bueno, eso es algo a lo que, como periodista, estoy más que acostumbrado ¡No todo el mundo adora que metan las narices en su vida privada!

- La verdad es que no… “Único”, “Especial”.... eso sí que me lo han llamado en muchas ocasiones pero rarito no. Al menos no a la cara… así que eres el primero, enhorabuena -le digo tranquilamente y siguiendo igual de sonriente. Normalmente cuando me levanto de buen humor me suele resbalar todo ¡Y eso que aún no he desayunado! Al parecer también he tenido la enoooorme suerte de que este hombre también esté de buenas hoy. Me pregunto como será cuando esté de malas- Hmmm entiendo. Tratándose del departamento de accidentes podría decirse que les sale el café rico accidentalmente pero si eso es algo que ocurre a menudo… entonces es que deben tener la receta dominada -le digo llegando yo solito a tal conclusión. A ver, que tampoco hay que ser un lumbreras para eso. Un accidente se llama precisamente así porque es algo que ocurre de forma esporádica y sin intención alguna de que ocurra- Vale pues… gracias, iré a buscar ese departamento de accidentes, solo espero no sufrir ninguno por el camino -le digo, optando por ponerme a su lado y colocarme mirando hacia las puertas cerradas del ascensor, pues al igual que él me va a tocar esperarlo para ir a buscar ese café tan rico que me ha prometido.

Obviamente se hace el silencio y bueno… si de normal lo que suele ser incómodo es el rato que uno pasa dentro del ascensor hasta llegar a su planta correspondiente, lo cierto es que ahora simplemente esperarlo también lo está siendo un poco. Al principio opto por ponerme a silbar suavemente pero el instinto periodístico de chismoso metomentodo al final sale a la luz y me vuelvo a girar hacia mi involuntario acompañante.


- Soy Dylan Danvers, por cierto, del Profeta -le digo orgulloso trabajar para un periódico de tanto prestigio es el sueño de todo estudiante que se gradúa en la universidad de periodismo- ¿Y tú eres? -le pregunto directamente, pues conozco a bastante gente del ministerio y aunque no haya visto a este chico nunca igual si que he oído hablar de él.
Dylan Danvers
Imagen Personalizada : Me pareció ver un lindo gatito [Felix] ECm6X1dl
RP : 10
PB : PB de tu PJ
Edad del pj : 00
Pureza de sangre : Limpia/Sucia/Mestiza
Galeones : 2.000
Lealtad : Orden/Mortifagos/...
Patronus : Patronus
RP Adicional : ---
Mensajes : 23
Puntos : 14
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dylan DanversMagos y brujas

E. Felix Bohratter el Sáb Abr 20, 2019 3:42 am

Era un imbécil, un completo estúpido que se vanagloriaba a él mismo para no perder del todo su pobre y asquerosa autoestima. Si es que existía un ser que le dijese aquellas palabras estaba lo suficiente ciego. Miren, me encuentran en un día que quiero ser gentil. Le conseguiré unas gafas para que pudiese ver a quién tenía de frente. Di un sorbo alzando la ceja, podría volverse mi actividad predilecta en este punto. Más de una persona hacía que me replantease la idea de seguir existiendo en el mismo planeta que ellos.

Esa sonrisa. Oculté una mueca de desagrado detrás del vaso descartable que aromatizaba el ambiente con ese peculiar olor a café caliente. Era el típico periodista que intentaba hurgar en tu vida para sacar primicias de ello, uno que nunca descansaba y yo no era partidario a que estuviesen por mis alrededores fastidiando. Esa carita de inocente y perdido de la vida solo provocaba que le quisiese pegar un puñetazo. Puede, solo puede, que todo mi bueno humor se haya ido al garete. Recordaba a un tipo parecido. Un tejón con gafas —vaya coincidencia— de culo de botella que sonreía cada puto día mientras saltaba por los pasillos ondeando sus bucles como si aquello fuese a levantar a fémina alguna del castillo. Éramos compañeros de curso y decir que lo hice quedarse una semana en la enfermería es resumir nuestra, inexiste, relación. Como diría la viejita —la que me preguntaba de qué trabajaba cada vez que nos cruzábamos— “Menos averigua Dios y perdona”. Y es gracioso teniendo en cuenta que muchos “creyentes” dicen que es un todopoderoso pero no sabe siquiera lo que su “pueblo” hace. Pero, eso no me interesaba. — Podría. — contesté cortantemente. No quería hacer mis suposiciones sobre tal departamento, he visto cosas que nunca olvidaré. Nada positivo, a decir verdad.

Por Merlín, que no se callaba. Mis labios se apretaron dejando en evidencia mi fastidio por la situación, no ocultaría que el encuentro era una puta mierda y poco quería relacionarme con alguien ajeno al trabajo en sí. —Suerte con ello. — le dije desinteresado. Demasiado tenía con la vecina que regala galletas cuando se le antoja. Esa era la cuota de sociabilización, de mi parte, que estaba cubierta por mes con el poco intercambio de palabras entre ambos. Por ende, tener a este fan del engominado no era para nada gratificante.

Y se hizo el silencio. No iba a jugar con la suerte agradeciendo en voz alta porque lo último que faltaba es que lo diera como el visto bueno a entablar una conversación banal. El ascensor, por otra parte, no venía más. ¿Hoy habría otro accidente de ascensores? Estamos en un mundo mágico donde las varitas canalizan todo nuestro poder solo para tener problemas tan estúpidos que daba vergüenza ajena contarlos.  

Giré mi rostro solo para buscar con la mirada como el periodista decidió que era buena idea silbar. —Me cago en la puta. — murmuré solo saliendo de mi garganta un murmullo para nada entendible para un tercero. Volví a interesarme furiosamente por mi vía de escape, mis ojos detallaban la ausencia de la jaula que me guiaría a mi piso.

—Para ser un periodista como que te falta información. — respondí con intenciones de picarlo. No era famoso ni pretendía serlo, si para serlo debía de aguantar a tipos como este prefería morir en la pobreza, sólo alimentado por las galletas de mi vecina. — Benito Camelo. — contesté con seguridad. Mis labios se curvaron con sutileza pero era un chiste tan básico que si caía en él me partiría en sus narices.

Y la salvación había llegado. ¡Benditos sean los ascensores del Ministerio! Dejé que dos personas bajasen de él, un anciano con cara de mala hostia y una muchachita que tenía todo rastro en sus facciones de odiar su puesto de trabajo. Pobre de ella. No, mentía. Me era ajeno su sufrimiento. Di los pasos suficientes para entrar. Imploraba a Merlín que no se le ocurriese averiarse en medio del camino.
E. Felix Bohratter
Imagen Personalizada : Me pareció ver un lindo gatito [Felix] Dgh327kXkAA9E_R
RP : 10
PB : Ben Dahlhaus
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajador Ministerio
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.000
Lealtad : A conveniencia
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 38
Puntos : 19
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6641-eckhardt-felix-bohratter-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6757-could-you-keep-on-guiding-cronologia#98149 http://www.expectopatronum-rpg.com/
E. Felix BohratterTrabajador Ministerio

Dylan Danvers el Mar Abr 23, 2019 11:52 pm

Armado de paciencia sigo esperando el ascensor maravillado por la capacidad de expresión del sujeto a mi lado presente, la cual se limita a subir una ceja, mueca de asco, bajar ceja again y repetir. Con tal abanico de gestos uno podría llegar a confundirse pues podría interpretarse de múltiples maneras: está aburrido, algo le huele mal, tiene ardores estomacales, sufre de retortijones… le están matando las hemorroides a causa palo que tiene metido por el culo... ¡Podrían ser mil cosas! Aunque no sé, creo que apostaría cualquier cosa a que se debe más a mi última y alocada suposición. No sería algo tan raro… esta gente que desarrolla trabajos de oficina y pasan mucho tiempo sentados seguro que son propensos a tener ese tipo de problemas anales. ¿Debería aconsejarle que se pusiera cremita?

- Ya bueno, como BUEN periodista que soy -y recalco el adjetivo pronunciándolo en un tono más condescendiente- Me centro solamente en noticias y personalidades que merecen realmente la pena y que resultan relevantes para nuestra sociedad -añado, pueeees obviamente si no le conozco a él ni he oído hablar de sus heroicas hazañas y sus grandiosos trabajos es porque ¿hola? Estos deben brillar por su ausencia.

Cuando el sujeto amargado no identificado (abreviado SANI) tiene que recurrir a un chiste tan utilizado y tan visto para evitar decirme su nombre, la verdad es que casi siento pena por él. Debe ser muy jodido eso de tener un coeficiente intelectual taaaan bajo y limitado. Piensa el ladrón que todos son de su condición, pero por fortuna hoy ha ido a toparse con alguien mucho más inteligente de lo que seguramente está acostumbrado a rodearse.


- ¿En serio? Vaya… juraría que tienes más cara de Alegría de la Huerta. Sí, definitivamente ese nombre te va como anillo al dedo -le respondo tranquilamente- Deberías plantearte ir al registro civil y cambiarlo… Pero bueno… aquí estamos tu y yo querido Happy Benny, esperando al ascensor en esta agradable y soleada mañana -le sigo diciendo sonriendo la mar de feliz, y es que eso de dar por el saco es un deporte que también me suele gustar bastante, dejando a un lado el quidditch y la equitación claro, con la ventaja de que este puedo practicarlo siempre que me plazca y sin necesitar ningún tipo de engorrosa equipación.

El agudo DING del ascensor al llegar a nuestro piso hace que me centre de nuevo mirando hacia la puerta, viendo como esta se abre y saludando con un gesto con la cabeza a la gente que sale del “vehículo”. Otra persona probablemente alegaría cualquier excusa con tal de no subir al ascensor y esperar a que viniera el siguiente para no seguir compartiendo compañía pero a mi me da igual, no soy yo el ente antisocial de esta ecuación. Si le molesto a él pues que se quede él en tierra y no suba. ¡Yo me voy a por el café!
Dylan Danvers
Imagen Personalizada : Me pareció ver un lindo gatito [Felix] ECm6X1dl
RP : 10
PB : PB de tu PJ
Edad del pj : 00
Pureza de sangre : Limpia/Sucia/Mestiza
Galeones : 2.000
Lealtad : Orden/Mortifagos/...
Patronus : Patronus
RP Adicional : ---
Mensajes : 23
Puntos : 14
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dylan DanversMagos y brujas

E. Felix Bohratter el Mar Mayo 07, 2019 4:08 am

En más de una oportunidad, cuando aún convivía con otros estudiantes en el castillo, varios amigos me habían criticado por ser arisco con las personas que se acercaban a entablar una relación conmigo. Realmente no era mi culpa por la cual tomaba dicha actitud, me parecía despreciable que quisiesen tener una conversación de una manera tan sosa y que mis oídos solo escuchasen puras mierdas escupidas de sus labios.

Por supuesto, los demás no creían que ese fuese justificativo para hacer comentarios llenos de sarcasmo y humillación. Aunque, debía aclarar que, no me arrepentía de ninguno de ellos. Me salvó en más de una ocasión para no tener que tratar con personas que solo expulsaban peste de sus poros. Ni hablar de las féminas que se creían merecedoras de mi corazón con el sueño de cambiarme. Con ellas ya mi paciencia estaba más que perdida.

Otra situación en donde poco respeto le podía llegar a tener al individuo era esta. Que no se callase me estaba afectando de una manera violenta. Y ahí si debía dar la razón, podía ser un poco malhumorado para actuar. —Podría ser la última estrella, te estarías ganando mi negativa a una próxima entrevista. — contesté con ironía. A continuación, sonreí ladinamente, eran puras patrañas. Lo último que deseaba era ser una celebridad y tener que tratar con más de dos personas en el día.

No pude tolerarlo. Mi carcajada salió expulsada desde mi garganta. — Tienes mi respeto. — dije sin perder la risa. Sí, había sido una respuesta bastante ingeniosa que no me esperaba, necesitaba demostrarle que se había ganado algo positivo de mi parte. Tampoco es que fuese la gran cosa pero sí que había dejado mi mal humor en el pasado. — Alegría de la Huerta, combinaría con mi personalidad. — resolví con diversión. — ¿Me acompañarías a hacer el cambio? — sugerí antes de que sonase ese sonido tan característico del ascensor estacionándose.

Bebí nuevamente de mi taza de café humeante. Realmente tenían una receta oculta, en el departamento de Accidentes, para que el café saliese tan exquisito. Me recordaba al de Starbucks. “Siempre capitalista” como diría la anciana del primer piso al verme entrar con bolsas de comida chatarra o bebidas de marcas internacionales muggles. Que me disculpe pero era una adicción que no me prohibiría saborear. —Por cierto, mi nombre es Felix. — mencioné al ascender al ascensor. Je, mira ese juego de palabras. —Y te acompaño, tienes que hablar con un chiquillo para que te entregue el café así. Creo que estaba enamorado de la Directora de accidentes mágicos y catástrofes. O eso me enteré por ahí. — repetí el chisme. Hmm… esa chica —la vecina— me estaba contagiando su gen chismoso.
E. Felix Bohratter
Imagen Personalizada : Me pareció ver un lindo gatito [Felix] Dgh327kXkAA9E_R
RP : 10
PB : Ben Dahlhaus
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajador Ministerio
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.000
Lealtad : A conveniencia
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 38
Puntos : 19
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6641-eckhardt-felix-bohratter-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6757-could-you-keep-on-guiding-cronologia#98149 http://www.expectopatronum-rpg.com/
E. Felix BohratterTrabajador Ministerio

Dylan Danvers el Miér Mayo 29, 2019 12:04 am

Cuando dijo que podría ser la última “estrella/celebridad” del momento le miré con suspicacia, sin creérmelo en absoluto ni un poquito. Este tiene pinta de ser un don nadie muermo perdido ahí en un departamento aburrido y aún más muermo que él. Y bueno, si así era y en realidad resultaba ser una celebridad, a la que yo desconociese, pues bien otro de mis compañeros podría hacerle la entrevista y el periódico saldría ganando igualmente. Además podría hacerle alguna recomendación a mi compañero en cuestión antes de enfrentarse a un hombre tan “agradable” como el que me acompaña en estos momentos. Lo que no esperaba ciertamente es que respondiera a mi impertinencia con una carcajada y de pronto pareciera que el ambiente tirante y brusco que había entre ambos se hubiera disipado por completo. ¿Pero qué acaba de pasar?

- Si, también te combinaría con una corbata rosa -añado esbozando una sonrisa, pues ya sería el colmo para alguien como él. Puestos a bromear me parecía necesario añadir ese comentario guasón- Por supuesto, te acompañaré al registro civil y de paso te compraré chuches -añado pues la imagen sería cuanto menos curiosa.

Seguidamente los dos nos subimos al ascensor y este se pone en marcha cuando mi acompañante pulsa el botón del piso al que nos dirigimos. Al parecer él también va a acompañarme a por el café e incluso piensa interceder por mi ante un chiquillo que está enamorado de la director del departamento de accidentes mágicos y catástrofes.


- Tengo el placer de conocer a la directora de ese departamento y bueno… es una mujer fascinante y entiendo que el “muchacho del café”, deduciendo que tenga las hormonas revolucionadas, esté prendado de ella -le respondo, pues es la típica mujer que viste traje ajustado con falda de tubo y blusas a priori inocentes y sencillas pero que claro, todo ello siendo poseedora de un trasero bien pronunciado y firme y unos generosos pechos deja de ser inocente en el acto.
Dylan Danvers
Imagen Personalizada : Me pareció ver un lindo gatito [Felix] ECm6X1dl
RP : 10
PB : PB de tu PJ
Edad del pj : 00
Pureza de sangre : Limpia/Sucia/Mestiza
Galeones : 2.000
Lealtad : Orden/Mortifagos/...
Patronus : Patronus
RP Adicional : ---
Mensajes : 23
Puntos : 14
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dylan DanversMagos y brujas

E. Felix Bohratter el Vie Mayo 31, 2019 5:53 am

¿Tú lo crees? Apuesto a que me veré mucho más atractivo con ella, resaltaría el color de mis ojos. — batí mis pestañas acompañando aquel gesto con una sonrisa irónica. Negué consecutivamente con la cabeza. El chiquillo era gracioso y ocurrente como pocos. — ¿Cómo eres tan gentil? Serás testigo de un gran cambio para mi vida, no me negaré a unas cuantas chuches. Tal vez y me den ganas de invitarte a una cita. — guiñé descaradamente un ojo como si ese fuese un plan verdadero. Estaba claro que me derretía entre las piernas de las mujeres, no negaba tampoco que tenía ciertas dudas con algunos hombres pero eso había quedado en el pasado. Lo que sí disfrutaba era de las orgías pero creo que eso es irme por las ramas un poco mucho.

La jaula estaba igual que siempre. ¿Para qué describirla? Poniéndose en marcha, ambos esperamos a que esta nos dirigiese a nuestro objetivo. El café recorrió mi garganta dejando un sabor exquisito a su paso, el calor me recorrió dándole una calidez a mi cuerpo. En estos días, una taza de aquel líquido oscuro aliviaba mi falta de ocho horas diarias de sueño como  también el frío que podría llegar a sentir.

Por supuesto que es entendible, la mujer es inteligente y su belleza es inigualable. Admitiré que babeé la primera vez que la observé cuando me la crucé en el ascensor un día. — sonreí ante el recuerdo. Muchas mujeres en el Ministerio tenían un físico tan maravilloso, a mi parecer, que te dejaba prendado unos cuantos minutos imaginando lo que es estar en el mismo lugar rodeado de  ellas. Podría sonar un poco desesperado, un poco pervertido pero valoraba tanto su belleza externa como la interna. Poco valía que fuesen modelos si su mente solo funcionaba para hacer morritos y exhibir senos entre escotes pronunciados. Y ahí sí que no me importaba que me tratasen de discriminador o algo por el estilo. —Pero, ese niño sí que está perdido por ella. Cada vez que me lo cruzo termina hablándome de ella mientras me sirve el café. — tomo otro sorbo y detecto como este es más frio que el anterior. Probablemente volveré a mi piso con otro vaso de café, capaz debería de dejar la cafeína pero eso lo veré en otro momento. —Es un pequeño sacrificio para un gran premio. — agregué.

Fruncí el ceño recordando algo. —Oye, tú dijiste que venías del Profeta ¿No? — indagué. — ¿Qué ha ocurrido ahora? — era cierto que muchos empleados nos enterábamos de las nuevas cuando salían en el periódico.
E. Felix Bohratter
Imagen Personalizada : Me pareció ver un lindo gatito [Felix] Dgh327kXkAA9E_R
RP : 10
PB : Ben Dahlhaus
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajador Ministerio
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.000
Lealtad : A conveniencia
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 38
Puntos : 19
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6641-eckhardt-felix-bohratter-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6757-could-you-keep-on-guiding-cronologia#98149 http://www.expectopatronum-rpg.com/
E. Felix BohratterTrabajador Ministerio

Dylan Danvers el Lun Jun 03, 2019 12:18 am

- Sí, creo que el color rosa está infravalorado en su uso a la hora de confeccionar moda masculina. Bueno, quizás no a la hora de confeccionarla pero si a la hora de usarla. Algunos hombres piensan que vestir algo de ese color les podría restar masculinidad pero creo que eso solo refleja una clara inseguridad -le respondo, pues a mi me gusta ser atrevido a la hora de vestir y si bien casi siempre visto formal por cuestiones laborales y exigencias de mi jefe, cuando asisto a algún evento o fiesta siempre me gusta llamar la atención- Yo mismo tengo algún traje rosa y no me siento menos hombre por llevarlo -le digo tranquilamente riendo de nuevo por el tema de su cambio de nombre y las chuches- Sé por experiencia que los dulces pueden ayudar a superar cualquier clase de trauma. Lo de la cita ya me hace menos gracia pero si prometes no meterme mano puede que me lo piense -añado divertido, pues aunque sé que es broma es mejor dejar eso claro por si las moscas.

Ya dentro del ascensor espero a que él apriete el botón del piso al que nos dirigimos, pues él sabe mejor que yo donde és y ya que se ha ofrecido a hacerme de guía pues voy a dejar que presuma de trabajar en este edificio y conocerlo claramente mucho mejor que yo.


- A mi me pasó algo parecido… recuerdo que ella llevaba una blusa blanca con un botón desabrochado y el siguiente apunto de salir disparado por la presión que ejercía su delantera… ya sabes -le digo describiendo un poco la voluptuosidad de esa parte femenina haciendo un gesto con ambas manos dibujando las redondas formas en el aire a la altura de mi propio pecho- Uno corre peligro de tener un accidente con esa directora de departamento de accidentes-remato divertido por esa ocurrente redundancia.

No sería raro que alguien acabara cayendo por una zanja o por las escaleras al toparse con semejante imagen tan sugerente y quedar en shock. Podría decirse que los pechos de esa mujer son capaces de provocar catástrofes así que supongo que el departamento que lidera le viene como anillo al dedo.


- Así que te toca aguantar sus delirios de amor cada vez que vas a por café ¿Y no te planteas traerte tu propia cafetera? Yo me lo plantearía si tuviera que sufrir eso cada día… pero bueno, no temas, hoy tienes a Tito Dylan para que te salve -le respondo con una radiante sonrisa. Tampoco es que tenga pensado nada, siempre suelo improvisar y me dejo llevar por las locuras que se me ocurren sobre la marcha soltando lo primero que se me pasa por la mente, cosas que dado mi sentido del humor suelen ser divertidas ¡Por lo menos para mi! Quizás para los que las sufren no lo sean tanto- Nada, vine por lo de la redada de ayer en el centro. Se armó un gran revuelo, explotó una panadería, la gente corría gritando despavorida… Según fuentes oficiales no hubo heridos y los radicales responsables de esos actos terroristas huyeron. La historia de siempre -le cuento sin demasiado interés, pues en estos tiempos que corren es todo tan rancio y predecible ¡O al menos lo que nos permiten contar! Así que un oficio vocacional y de investigación como es el periodismo está de capa caída y resulta cada vez menos motivador.
Dylan Danvers
Imagen Personalizada : Me pareció ver un lindo gatito [Felix] ECm6X1dl
RP : 10
PB : PB de tu PJ
Edad del pj : 00
Pureza de sangre : Limpia/Sucia/Mestiza
Galeones : 2.000
Lealtad : Orden/Mortifagos/...
Patronus : Patronus
RP Adicional : ---
Mensajes : 23
Puntos : 14
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dylan DanversMagos y brujas

E. Felix Bohratter el Vie Jun 07, 2019 3:59 am

Fingí dolor ante su rechazo dramáticamente, agarrándome el pecho como si me hubiesen roto el corazón. Rápido este se reemplazó con una risa. —Tal vez pueda controlar un poco mis manos aunque son un tanto rebeldes. — mi garganta no pudo contener por mucho más tiempo a la carcajada que resonó en la entrada de uno de los ascensores. Me reí con ganas ante la situación, no todos los hombres se tomaban por igual esta clase de bromas. Vamos, la fragilidad masculina apestaba en el ambiente. Debían enmascararse en frialdad para que nadie pensase que eran “menos hombres”. —He hecho este mismo chiste a uno que ahora es mi colega y estuvo toda una semana temiendo a que le acorralase contra la pared de algún ascensor y abusara de él. —negué con mi cabeza divertido. —Huía cada vez que nos cruzábamos. — Si es que el estúpido de Matt daba gracia cuando se lo proponía y cuando no, también.

Entonces tú tuviste esa suerte. Bendito seas. — exclamé. Era cierto que había interceptado a la mujer en cuestión unos cuantos minutos en el ascensor pero iba demasiado formal como para atreverse a soltarse un botón de la camisa y ofrecernos una maravillosa vista. A mí y a otros tres hombres que subieron junto a ella. O, tal vez no hablábamos de la misma mujer. Ya qué.

Reí por su comentario, ese departamento sí que provocaba accidentes más que resolverlos. Vaya ironía.
No es tan malo. — admití. —Da gracia que el chiquillo no pueda mantener controlados sus pensamientos. Es becario, por cierto, me recuerda cuando estaba en la universidad y babeaba por una chica que me trajo loco por un largo tiempo. — chasqueé la lengua ante el recuerdo nostálgico, puta mierda de recuerdo. Hablaba de Maiwen. Encontrarla con las piernas abiertas recibiendo sexo oral de parte de una compañera había sido la gota que rebalsó el vaso. Ahora de mayor me daba por enterado de la relación tóxica que habíamos mantenido, entre mis celos posesivos y su intensidad —como también sus mentiras— terminó dañando y quebrando por completo con nuestra relación, y yo acabé en la calle, como plus  a las circunstancias.  Desde ese día no formalizo con ninguna chica, es más, sería extraño que mantuviese relación luego de follar.

Ojo, es algo que aclaro siempre. Conmigo no conseguirán un príncipe azul aunque en pleno acto sexual te trate como una reina. Solo de mí saciarás tu sed de lujuria y placer carnal, no más.

Y aunque llegue a sonar extraño, no tengo cafetera. Creo que todo mi dinero se me va con el café que compro en tiendas. — una mueca apareció en mi rostro, fruncí el cejo ante la evidente realidad. ¡La mitad de lo que ganaba seguro terminaba en el puto Starbucks de la esquina! Deberé de analizar la posibilidad de pedirle a la vecina que me preste su cafetera, cuando trae las galletas, o pedirle a la señora que cree que soy un maldito y estúpido capitalista que me done parte de su tiempo preparándome café para dejar de contribuir a las empresas roba almas, según ella.

Me pareció curioso, vaya ironía, que estuviese dando vueltas en busca de material para su publicación. Pronto se resolvió mi duda con algo evidente. Debería de salir más seguido, ni me enteraba de que hubo una redada por el centro. Vale, siempre hay disturbios en las zonas desde que los radicales se vieron con el coraje de aparecer. No dudaría que volverían a hacer acto de presencia  en estos días. —Vaya. — contesté escuetamente.

El característico sonido del ascensor llegando a nuestro destino me alertó. —Bien, ahora hay que ver si nos cruzamos al susodicho poseedor de este grandioso café. — dije agitando mi taza vacía. Dimos unos cuantos pasos al salir de la bendita jaula y no tardé en divisar al rey de roma. — ¡Oye! Tienes suerte, siempre demoro cinco minutos para dar con él. — alcé un brazo para que el chico me viese, viniendo hacia nuestra dirección no tardó mucho en entender el porqué de nuestra “reunión”.

¡Felix! Amigo, no sabes lo que me ocurrió hoy. Estaba tan campamente caminando como quien  no quiere la cosa, pensando que debo rendir unos exámenes en una semana. Por cierto, ¿Cómo hiciste para no morir con tanto en la universidad? Admiro la gente que se ha recibido porque esto es el infierno mismo. Pero eso no era de lo que quería hablar, claro que no, sino de ella, del ángel que adorna mis sueños por el cual mí...

¿…tu baba cae en este momento? — completé en una clara pregunta. Sí, este chico sabía desvariar al hablar.
E. Felix Bohratter
Imagen Personalizada : Me pareció ver un lindo gatito [Felix] Dgh327kXkAA9E_R
RP : 10
PB : Ben Dahlhaus
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajador Ministerio
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.000
Lealtad : A conveniencia
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 38
Puntos : 19
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6641-eckhardt-felix-bohratter-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6757-could-you-keep-on-guiding-cronologia#98149 http://www.expectopatronum-rpg.com/
E. Felix BohratterTrabajador Ministerio

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.