Situación Actual
20º-25º
15 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Sisabelle Zabini pj destacado
AJ & Joshua Pjs destacados
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

The details always tell the story [Priv. Dylan Danvers]

Laith Gauthier el Vie Abr 12, 2019 9:41 am

Abril 15, 2019.
Sala de conferencias de San Mungo, 6:32am.
Intervalos de nubes y sol, 7ºC.

Esa mañana era de esas agitadas, con muchas cosas por hacer y poco tiempo. La mente de Laith Gauthier se había vuelto una lista de cosas que hacer que nunca parecía terminar, y tenía cosas urgentes que hacer, pero sólo poco más de una hora para terminarlas. Pacientes que ver, internos que dirigir, colegas con quienes hablar, consultas médicas y parecía que cuando terminaba un quehacer, otros dos llegaban a él.

Caminaba a través de los pasillos, con dos jóvenes internos siguiéndole los pasos de cerca y con expedientes en los brazos. — Derek, tú tienes que ir a vigilar al paciente que llegó anoche de urgencias para vigilar que no tenga cambios, está estable pero me temo que no pueda ser por mucho tiempo, cualquier cambio me llamas —le indicó, señalando el pasillo a su izquierda donde encontraría el ascensor para llegar a su paciente. — Pheobe, tú… —miró el reloj en su muñeca derecha, — ve a laboratorios y dile que necesito los datos de las muestras que envié para las diez, ¿está bien? —pero no la dejó contestar, él siguió caminando.

Por lo general y en su vida privada, Laith era un hombre en apariencia despreocupado y resuelto. En su trabajo, en cambio, tenía la cabeza en el juego y en cientos de cosas que debía tener hechas, en especial cuando tenía tanto que hacer. Los dos jóvenes, que hacían sus prácticas, respondieron rápidamente para acatar las indicaciones. Otro de sus detalles: en lo que se refería a la gente que trabajaba con él, no admitía ningún tipo de torpeza o demora, a menos que fuera muy justificable.

Estaba por dirigirse a revisar a uno de sus pacientes cuando una mariposa de origami vino a perseguirlo. Sabía perfectamente de quién era la nota, y cuando abrió su palma se extendió el pequeño cuadrado de papel: “Ayuda, está llegando urgencia: hidrobronz que pide pista.”, decía en caligrafía fina y femenina.

Era lenguaje médico informal, una jerga para referirse a un paciente que venía en muy mal estado y con riesgo de muerte. Laith suspiró y supo que tenía que cambiar de dirección, con pasos muy apresurados se dirigió a la sala de urgencias. Pero al ir hacia ahí, y sin saber bien cómo, con la mente sumida en otros sitios, al dar vuelta en un pasillo chocó con alguien que venía en sentido contrario y fueron directo al suelo.

Putain —maldijo en francés en voz baja, habiendo apenas conseguido meter las manos, ambas adornadas con tatuajes de flores, para evitar caer con todo su peso sobre el otro sujeto. — Lo siento —le dijo, poniéndose de pie. Sólo verlo bastó para saber que no era un colega, por la ropa que traía puesta, y que no podía reconocer su rostro. Le tendió la mano para ofrecerle ayudarle a ponerse de pie. — La sala de espera está por allá, vuelta al pasillo y al fondo —le señaló el camino. — Si eres visita, la recepcionista ahí te asesorará para encontrar a quien buscas.

Le dio la información casi memorizada, y sin darle apenas tiempo a hablar volvió a emprender camino, todavía más rápido que antes, con el fin de llegar al lado de Lindsay y asistirla con quien fuera que llegase a la sala de urgencias del hospital para estabilizarle antes de poder hacer otros procedimientos. Y lo consiguieron, aunque le consumió más del tiempo que podía permitirse.


Sala de conferencias de San Mungo,
7:39am.

Se había olvidado por completo de que había aceptado a hacer aquella entrevista. Llegó corriendo después de haber asistido a Lindsay con su paciente, y pidió que alguien confirmase la asistencia de la prensa para que le llevasen a la sala de conferencias, pues le habrían hecho aguardar en una habitación de espera hasta que el medimago en cuestión estuviese listo para recibirlo. Tarde, como de costumbre, aunque esta vez por una buena razón.

No era la primera vez y no iba a ser la última que San Mungo le requiriese como parte de la atención mediática. Era, después de todo, un hombre que la gente consideraba carismático, sobre todo amable. Esa vez, sin embargo, más que secundar a un colega con su respectiva presentación, estaba realizando la propia.

Había empezado hace mucho tiempo aquella investigación, y había tenido avances significativos. Mentiría si dijera que no había un motivo privado y personal para haber comenzado, pero no sólo estaba haciendo una grandiosa aportación al mundo mágico, sino que a sí mismo se relajaba con sus estudios.

La mente humana era un universo tan poco inexplorado como lo era el mismo océano. Seguramente porque, por defecto, la gente no podía dar crédito a algo que no era capaz de ver, y el cerebro era complejo como él solo, así como un camino oscuro en el que uno no podía encender la luz para visualizar qué era lo que estaba ocurriendo. El cuerpo podía abrirse, operarse en cirugía, ser desmarañado y diseccionado. La mente no.

Tenía un café con leche en la mesa y visualizaba información dentro de una carpeta, con los lentes en el rostro. Tenía varios archivos apilados a la izquierda, pero sólo se enfocaba en uno, con las piernas cruzadas y relajado contra el asiento de la silla. Sabía de memoria el procedimiento y toda su información, pero él más que nadie comprendía que debía traducir todo a un lenguaje no exclusivamente entendido en el tema.

La puerta se abrió y Laith, presto, cerró la carpeta y la dejó sobre las demás, poniéndose de pie para saludar con la mano al hombre que hubiese entrado por la puerta. Y se sorprendió por las vueltas de la vida que le ponían en frente al mismo sujeto con quien había chocado antes.

Lo siento por el retraso —se apuró a decir, — Laith Gauthier, para servirte —se presentó más tarde, aunque ya tendría que tener una idea de quién era, considerando que estaba a solas esperándole. — También lo siento por lo de antes, llevaba prisa —al choque y la forma en que se fue, se refería.

Iba a empezar a ser una mañana interesante.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : The details always tell the story [Priv. Dylan Danvers] Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.905
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1245
Puntos : 1052
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Dylan Danvers el Miér Abr 24, 2019 12:00 am

Esta semana cuando se inició la reunión en la redacción del periódico rezaba para que me tocara cubrir alguna noticia interesante. Últimamente estaba todo muy aburrido y aunque la gente supongo que se sentirá aliviada ante el cese de los ataques perpetrados por rebeldes para la prensa suponía tener que excavar, profundizar en otros temas sociales que tuvieran la relevancia suficiente como para merecer aparecer en nuestras páginas. Siempre había cosas, por supuesto, sobretodo la sección deportiva estaba siempre colmada de nuevas noticias y escándalos. Respecto a la política era otro cantar, pues todo el mundo iba con pies de plomo por miedo a pisarse los dedos con el nuevo gobierno. Las exclusivas nos llegaban perfectamente calculadas y la información justa para poder redactar las noticias.

Quizás por ese motivo mi jefe estaba decidido a buscar nuevas alternativas, a dar más importancia a otras áreas que quizás se habían descuidado antaño y para ese propósito San Mungo se había convertido en nuestra nueva mina. Resultaba sorprendente la iniciativa de los medimagos que por pura vocación se dedicaban a investigar, a desarrollar nuevos hechizos, nuevos tratamientos… buscando soluciones para los problemas que aún actualmente no podemos solucionar. Eso sin duda me parecía digno de elogio y por supuesto totalmente merecedor de ocupar su espacio en nuestro periódico. Así es como me habían informado muy por encima del trabajo del doctor Gauthier y aunque no estoy nada puesto en el tema consiguió que sintiera curiosidad por saber más.

Habiendo concertado una cita para la entrevista me fui directo a San Mungo con mi no tan fiel Fifí en el bolsillo, preparada para tomar nota de todo. Espero que se comporte y apunte las cosas tal cual las diga el doctor, pues si ya presiento que la jerga médica de por sí será complicada no quiero ni pensar lo jodido que será leer unos apuntes transcritos por Fifí con su estilo particularmente puñetero. Nunca había ido a San Mungo a realizar una entrevista, así que no sabía muy bien cómo proceder. Por supuesto el primer paso implicaba acercarme al mostrador de recepción, identificarme y pedir allí indicaciones. Una enfermera muy agradable me indicó el camino que debía seguir hasta una sala privada donde podía esperar a que el medimago que venía a entrevistar estuviese disponible. Me aprendí rápidamente las indicaciones, lo que no contaba con que el hospital fuese un maldito laberinto de pasillos, todos blancos e inmaculados, muy largos y repletos de puertas. ¿Dijo la puerta blanca a la izquierda? ¿En el pasillo B? ¿O era el C? ¿Cuantos llevo ya? Había perdido la cuenta de las puertas que había encontrado a mi paso, así que iba a tener que pedir de nuevo indicaciones. En eso estaba pensando cuando al doblar una esquina alguien chocó fuertemente contra mí mandándome directamente de culo contra el suelo.

Menos mal que mi trasero estaba curtido ya a estas alturas después de un montón de años montando a caballo y sufriendo los dolores que ocasiona la silla de montar. Aun así debo confesar que aún me dolió un poco ¡Y es que el suelo está mucho más duro que una silla de montar de cuero! Excusándose un poco de mala manera el hombre se levanta y me indica donde está la sala de espera. No creo que me esté indicando justamente la sala de espera que busco, sino una más general para los pacientes y familiares pero el hecho de que haya una recepcionista también allí me sirve, pues podré volver a pedir indicaciones.


- No, no… estaba perdido y no miraba por donde iba, la culpa es m... -le digo al chico mientras este se aleja casi escopetado por lo que no me deja ni terminar de hablar. Parece que lleva mucha prisa pero bueno, supongo que habrá surgido alguna emergencia o algo, tratándose esto de un hospital sería lo más lógico.

Tras levantarme me coloco bien la ropa y frotándome un poco el dolorido trasero sigo las breves indicaciones para llegar nuevamente a otra sala de espera. Afortunadamente no me había perdido tanto y estaba cerca de mi destino por lo que me pude sentar en un cómodo sofá y tener a mi disposición una máquina con café gratis para mí solito. Mientras esperaba pude probar algunos de ellos quedando fascinado especialmente con un café con leche que llevaba caramelo y estaba delicioso. Finalmente el doctor terminó su urgencia y vinieron a buscarme para acompañarme a la sala de prensa del hospital. Era una sala muy grande con muchas sillas, pensada obviamente para comunicar noticias con presencia de prensa mucho más multitudinaria. En la mesa situada frente a las sillas había un chico sentado, con unas carpetas delante, el cual se levantó al verme entrar para así saludarme. Enseguida lo reconozco, pues justamente era el hombre con el que me había chocado por el pasillo. Lo cierto es que pensaba que sería un hombre más mayor, en plan con el pelo cano etc… el prototipo más de “médico de familia” que todos tenemos en mente. Pero bueno, los jóvenes al final somos los que vamos a heredar el mundo así que como joven luchador y reivindicativo que soy me parece aún más interesante este nuevo cambio en el guión.

- Dylan Danvers, de “El Profeta” aunque supongo que eso ya lo sabías -le respondo cogiendo su mano para estrecharla educadamente. Ya que él ha tomado la iniciativa tuteándome pues obviamente voy a imitarle- No te preocupes, en la redacción siempre hay becarios revoloteando y también es muy molesto chocarse con ellos así que te entiendo. Me había perdido y andaba un poco despistado por los pasillos -añado, pues no soy tan puñetero como para echarle en cara a un médico que se chocara conmigo accidentalmente, primero: cuando yo no tenía porqué estar por allí. y segundo: cuando él llevaba prisa por algún asunto urgente- Los accidentes pasan, seguro que nadie mejor para saber eso que tu -le digo, pues obviamente aquí vienen muchos enfermos y heridos a causa de eso, de accidentes fortuitos.
Dylan Danvers
Imagen Personalizada : The details always tell the story [Priv. Dylan Danvers] ECm6X1dl
RP : 10
PB : PB de tu PJ
Edad del pj : 00
Pureza de sangre : Limpia/Sucia/Mestiza
Galeones : 2.000
Lealtad : Orden/Mortifagos/...
Patronus : Patronus
RP Adicional : ---
Mensajes : 28
Puntos : 18
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dylan DanversMagos y brujas

Laith Gauthier el Vie Abr 26, 2019 10:16 pm

Ahora, relajado y con un café de por medio, casi se sentía mal por haber chocado a aquel sujeto cuando iba con rumbo a la sala de urgencias. Sí, tenía prisa y era, válgase la redundancia, una urgencia, pero igual le daba algo no haber sido capaz de disculparse o ayudarle apropiadamente. Trataba de no pensar en ello, traduciendo dentro de su mente todo lo que iba a decir a un lenguaje coloquial, al menos hasta que le pusieron en frente al mismo hombre con quien había chocado hace un rato.

A ojo le calculaba unos veinticuatro o veinticinco años, unos años menor que él. Si uno lo pensaba detenidamente, se daba cuenta que estaba vestido para la ocasión, como un reportero. Laith con suerte se había lavado un poco y se había puesto ropa que no estuviera perdida en sangre, por mucho que la protección plástica de urgencias se encargase de la mayor parte.

Tras presentarse, los dos llegaron al mutuo pero silencioso acuerdo de tutearse: la diferencia de edad no ameritaba un trato formal, y Laith en sí mismo nunca había se había caracterizado por ello. Además, por la forma en que desestimaba su torpeza, se dejaba entrever que el plan era llevar la fiesta en paz, por lo que se sintió cómodo de inmediato, quitando esa leve preocupación que le atornillaba de haber sido descortés con quien pensaba era un familiar de un paciente.

Así que, Dylan… ¿Puedo llamarte Dylan, verdad? —se aseguró que no le molestaba, ya puestos a tutearse, mientras tomaba asiento de nuevo y le invitaba a sentarse con él. — ¿Cómo quieres hacer esto? ¿Tienes las preguntas preparadas, quieres ayuda con ellas, el plan es dejarme hablar a mi aire? —inquirió, tomando las riendas de aquella conversación. — Es decir, no sé qué tan familiarizado estés con una entrevista médica, intentaré evitar terminología muy rebuscada para facilitar la comprensión lectora del publico promedio —le comentó desde el vamos.

Laith era un hombre proactivo y agradable, que hablaba como si se conocieran de toda la vida sin traspasar el límite lógico de respeto. Disfrutaba la interacción humana y no se molestaba en ocultarlo, por mucho que los médicos por lo general se caracterizaban por estar demasiado metidos en sus propios mundos; cargar mentes brillantes podía significar la soledad, algunas veces. No para el sanador, que de partida no se consideraba brillante, con la humildad por delante.

Estoy seguro que ya te habrán hecho llegar la información, pero te cuento un poco cómo es la situación —hizo un ademán con su mano de simpleza y resolución, — lo que estoy trabajando es un método innovador para poder recuperar la memoria perdida sea por métodos mágicos o carentes de magia, lo que puede ser a largo plazo un tratamiento alternativo para enfermedades como lo es el Alzheimer. Sin embargo, estoy primordialmente enfocado al tratamiento de memoria por desmemorización, que hasta ahora se considera completamente imposible recuperar algo que ha sido “borrado” —lo decía a la rápida, porque para él la entrevista no había empezado, sino que ponía en el mismo canal a su compañía. — La hipótesis de mi investigación supone que un recuerdo no puede ser borrado, siguiendo las leyes básicas de la alquimia, no se destruye, sólo se transforma; tal es el caso que el punto es que, en lugar de desaparecer, sólo se traslada a una sección del cerebro todavía más difícil de acceder, lo que señala que hay niveles de dificultad dentro del mismo —acompañaba sus palabras con ademanes de manos.

Hizo una pausa para permitirle analizar la información que le presentaba y que, en caso de que él, como persona antes que como reportero, tuviera alguna duda, se la pudiese resolver. Sabía de muchas entrevistas médicas con gente no especializada que acababan siendo un desastre porque médico y reportero no se ponían de acuerdo, o bien el reportero no estaba del todo al tanto de qué era lo que iba a presentar a las noticias, que era un punto en el que pretendía enfocarse para minimizar la disparidad de comprensión entre uno y otro.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : The details always tell the story [Priv. Dylan Danvers] Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.905
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1245
Puntos : 1052
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Dylan Danvers el Jue Mayo 09, 2019 2:57 am

Tras las disculpas pertinentes por el accidente en el pasillo tampoco creo que quedara mucho que mencionar al respecto. Había sido un accidente y punto, fruto del ajetreo típico que tienen los médicos en los hospitales. Que el joven médico que está sentado frente a mi hubiera sido requerido para una urgencia me hace pensar que debe de ser bastante solicitado y por lo tanto un buen médico. Eché un vistazo por encima al dosier que me dieron sobre la investigación así que algo de información si que traigo ya de casa.

- Si claro, puedes llamarme Dylan sin problema -le respondo de forma cordial- Si no te importa, mi vuelapluma tomará notas… o apuntará simplemente lo que le plazca -le digo, permitiendo que Fifí salga levitando de mi bolsillo y después colocándole sobre la mesa un montón de hojas de papel para que vaya anotando- Es una vuelapluma rebelde, pero mi jefe me obliga a usarla -añado con resignación. Por suerte tengo buena memoria y casi siempre consigo arreglar todo lo que Fifí tergiversa en las entrevistas. Es una pluma de prensa rosa ¿Qué se podría esperar de ella? Lo confunde todo para crear morbo y tensión, para que haya más salseo jugoso sobre lo que escribir. Así que lo mejor que puedo hacer es dejarla entretenerse e ignorarla.

Demostrando mucha soltura el medimago comienza a explicarme el procedimiento de su investigación de una forma bastante clara poniéndome en situación y resumiéndolo a lo más básico. Lo cierto es que no suelo hacer muchas entrevistas médicas, pero esta me pareció interesante e incluso útil para lo que estamos investigando Hester y yo. Cuando parece que encontramos un pequeño rastro de su familia de pronto nadie recuerda nada, como si evidentemente se hubiera borrado su rastro a fuerza de ir eliminando los  recuerdos de la gente que les conocía. O bueno, como bien dice el doctor si no borrándolos, al menos escondiéndolos.


- Si, he leído el dosier que me dieron en el periódico y bueno, la entrevista podemos hacerla simplemente interactuando entre ambos. Si tengo dudas o curiosidades te voy preguntando y así resulta más accesible y ameno para los lectores -le cuento, pues ese es mi particular modo de enfocar las entrevistas y que hace que los lectores se impliquen y no se aburran leyendo simplemente un tocho enorme pues en mis intervenciones les pongo voz también a las dudas o curiosidades que bien podrían surgirles a ellos- Entiendo, así que según tu estudio, cuando se produce una desmemorización simplemente lo que ocurre es que se  trasladan los recuerdos a una zona de nuestra mente donde uno no puede acceder por si mismo. En cierto modo hacemos eso nosotros mismos inconscientemente con las cosas que nos pasan en el día a día, olvidamos cosas como lo que hemos comido o donde hemos ido, cosas que pensamos que desaparecen de nuestra mente pero que probablemente también estén en algún lugar ahí perdidas -añado, poniendo mis pensamientos en voz alta, pues alguna actividad así hicimos en el colegio en las clases de legeremancia. Eran ver cosas simples, buscarlas en el cerebro de otro, en su “archivador” de recuerdos, aunque esos no estaban borrados ni restringidos, solamente amontonados sin ton ni son tras muchos, muchos días de acumulación.
Dylan Danvers
Imagen Personalizada : The details always tell the story [Priv. Dylan Danvers] ECm6X1dl
RP : 10
PB : PB de tu PJ
Edad del pj : 00
Pureza de sangre : Limpia/Sucia/Mestiza
Galeones : 2.000
Lealtad : Orden/Mortifagos/...
Patronus : Patronus
RP Adicional : ---
Mensajes : 28
Puntos : 18
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dylan DanversMagos y brujas

Laith Gauthier el Dom Mayo 12, 2019 12:16 am

Dejaron el incidente del choque detrás para disponerse a charlar sobre lo que los tenía a los dos en ese lugar, que era la entrevista que El Profeta quería realizarle. El sanador se mostró cómodo lo justo y necesario para hacerle ver que unas preguntas no lo acobardaban, tenía muy claro qué era lo que estaba estudiando y él no tenía nada que ocultar, por lo que se presentó como lo hace sólo un libro abierto.

Me parece bien —le sonrió, dirigiendo una mirada al objeto volador que se preparaba para disponerse a escribir. — Bueno, quizá haga de esta entrevista una noticia épica —bromeó con él, atribuyéndole a la vuelapluma cualidades de escritora que maquillaba la información para mejorarla.

La verdad es que estaba consciente de que, siendo un artículo serio, Dylan sería socialmente inconsciente si dejase que se filtrase alguna mentira modificada por la vuelapluma, así que estaba tranquilo, escribiese lo que escribiese.

Empezó a explicarle las bases de su investigación para poner el asunto sobre la mesa y el tono en el ambiente. Al mismo tiempo que era claro, también era concreto: no necesitaba que aquella entrevista se alargara más de la cuenta, ya que detestaba que interrumpieran su trabajo. Por suerte tenía cubiertos a todos sus pacientes y podría tomarse un rato para atender al periodista tal y como se lo merecía.

El otro le explicó que pretendía hacer la entrevista como una interacción tú a tú para hacerla llevadera, y el sanador se mostró conforme con su decisión.

En efecto —le dio la razón, — incluso si tú ahora me borrases algún recuerdo, no serías consciente de que no lo estás borrando en realidad, porque es algo que tenemos tan acostumbrado que no visualizamos en detalle, poniendo como ejemplo la persona promedio que puede ver su nariz pero sus ojos deciden ignorarla —era algo que estaba ahí, pero no se tomaba en cuenta. — La hipótesis nos dice que hay siete diferentes niveles de dificultad en cuanto a la memoria se refiere, donde el nivel “base” contiene las memorias que uno recuerda con facilidad como la dirección de uno mismo, y a partir de entonces le siguen seis niveles enumerados, siendo que en el primero se encuentran el tipo de memorias olvidadas que ejemplificas, y se trasladan naturalmente a medida de tiempo e importancia —hacía ademanes con sus manos de movimiento para dar acción a sus palabras. — Una desmemorización obliga a un recuerdo a trasladarse a uno de los niveles más difíciles de acceder, quinto o sexto dependiendo de la destreza del desmemorizador, “olvidándola” de inmediato —e hizo comillas con sus dedos cuando mencionó que se olvidaba.

Cuando Laith daba un bombardeo de información, se tomaba un momento para dejarlo caer en cuenta de lo que acababa de decirle y no sobresaturarlo de información. No es que pensara que Dylan fuera cortito, sino que entendía que podía parecer ilógico o simplemente una locura lo que su estudio sugería.

Ahora, en el pasado se creía que el nomaj, del argot norteamericano para referirse a los “no-mágicos” que espero me sepas disculpar de ahora en adelante —porque la usaba porque no le gustaba la palabra “muggle” que los ingleses utilizaban, — que el nomaj poseía únicamente cuatro niveles de almacenamiento de memoria y los tres restantes se adjudicaban exclusivamente a los magos, en realidad el ser humano promedio posee los siete niveles aunque es evidente que un nomaj promedio no necesita los últimos tres; si perdiera sus memorias gracias a una causa mágica, se revelaría en verdad que posee más que los cuatro niveles más sencillos de acceder.

Decidió aplicar un método sintético de explicación, donde partía de las partes del todo e iba a ir profundizando a medida que avanzaran, como por ejemplo llegar al dónde biológicamente se encontraban los recuerdos.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : The details always tell the story [Priv. Dylan Danvers] Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.905
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1245
Puntos : 1052
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Dylan Danvers el Jue Jun 06, 2019 9:25 pm

Me hizo gracia como el doctor parecía pensar lo mejor de Fifí cuando la jodía si se lo proponía era capaz de causar el desastre más absoluto, en lo que a una noticia se tratase. Menos mal que tengo buena memoria y a estas alturas he aprendido un poco a leer entre líneas en los apuntes de Fifí y descifrar su particular sentido del humor.

- No nos podemos fiar mucho de ella pero te garantizo que de mí como profesional si que puedes fiarte -le respondo, pues no soy tonto y aunque me gusta el chismorreo y sacarle el punto polémico a las noticias, sé diferenciar cuando el tema a tratar es algo serio que no admite cachondeo- Creo que la noticia es muy importante y épica ya de por sí… y que tu investigación podría ayudar a muchas personas -le digo sinceramente, pues no hace más falta que ver lo que podría ayudarnos a Hester y a mi a localizar a su familia… esa gente de la que nadie, absolutamente nadie, parece acordarse. ¡Es todo muy raro!

Continuando con la propia investigación el doctor sigue explicándome el funcionamiento que entonces tienen al parecer los hechizos desmemorizadores, pues no sirven para borrar sino para de algún modo empujar los recuerdos escogidos a otros niveles más rebuscados y menos accesibles dentro de nuestra mente. Dándole a entender que estoy captando toda la información y que soy capaz de comprenderlo y seguirle el ritmo asiento con la cabeza y él continúa hablándome de cómo supuestamente nuestro cerebro “mágico” se diferenciaría del de los muggles ¡O al menos como se creía que se diferenciaba! Pues entiendo que como humanos tampoco tendríamos por qué ser distintos en esos aspectos.


- Entiendo… ¿Y según tus estudios… cómo se podría acceder a esos niveles para volver a poner los recuerdos en un lugar accesible? Entiendo que, obviamente, no sería mediante un procedimiento quirúrgico así que deduzco que será del mismo modo que estos fueron “empujados” al fondo de la mente podrían arrastrarse de nuevo a primera fila mediante ¿un contrahechizo? -le pregunto, pues no queda otra a menos que pueda tratarse con medicamentos o pociones experimentales.
Dylan Danvers
Imagen Personalizada : The details always tell the story [Priv. Dylan Danvers] ECm6X1dl
RP : 10
PB : PB de tu PJ
Edad del pj : 00
Pureza de sangre : Limpia/Sucia/Mestiza
Galeones : 2.000
Lealtad : Orden/Mortifagos/...
Patronus : Patronus
RP Adicional : ---
Mensajes : 28
Puntos : 18
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dylan DanversMagos y brujas

Laith Gauthier el Lun Jun 10, 2019 9:23 am

Al sanador le dio gracia escuchar sobre la vuelapluma, pero al menos sabía que tenía a un profesional en frente y que defendería el honor y la importancia de su investigación una vez sobre el papel. Se sonrió orgulloso cuando reconoció la importancia de lo que estaba estudiando, ya que era su proyecto que había cuidado desde que era una idea pequeñita salida de un pensamiento que prometía perderse en la profundidad de su memoria.

Pronto, ya le estaba explicando cómo los hechizos desmemorizadores trabajaban según su hipótesis, ya que contradecía lo que estaba entendido dentro de la ciencia de la memoria tal cual se conocía. Dylan iba asintiendo haciéndole ver que podía continuar sin mayores inconvenientes ni dudas, hasta el punto en que lo detuvo para querer aclarar sus propias preguntas.

Para responder tu pregunta tendremos que entrar en un tema más biológico —dijo como introducción. — Tenemos dentro del sistema límbico un pequeño órgano con forma curva y alargada, en la parte interior del lóbulo temporal —señaló en su propia cabeza la localización aproximada, — llamado “hipocampo”, que se encarga de procesos mentales como la memoria, las emociones, y la percepción del movimiento en el espacio —le sonrió. — Es el órgano mediador que distribuye las neuronas cognitivas a las distintas zonas del cerebro donde se almacenan.

Hizo una pausa, dando un sorbo a su café mientras dejaba a Dylan digerir toda la información que había dicho, y dirigiéndole una mirada a Fifí, preguntándose qué era lo que la vuelapluma estaba escribiendo, antes de continuar.

Estudios recientes descubrieron que hay un órgano subordinado que almacena la memoria ubicado en alguna parte del lóbulo temporal que se ha descubierto tiene forma laberíntica —dirigió su mano a la zona mencionada como representación gráfica. — Y la teoría indica que se puede acceder con un proceso complejo y delicado donde se utiliza una bola de cristal con un interior compuesto por la misma sustancia de un pensadero que facilita el movimiento neuronal, se requiere de un hechizo clasificado como “hechizo de la memoria” por lo pronto y la extracción de somas neuronales que ayudan a crear una conexión bola-cerebro, dando así en la bola de cristal la visualización de lo que ocurre en tiempo y forma en el cerebro, como si fuera un mundo pequeño e inaccesible, pero existente.

Y ahí, esa parte, era la que Laith sabía que ya sonaba a ciencia ficción y era altamente probable que Dylan se perdiera, así que esperó ver si había sido lo suficientemente claro. Todavía quería hablar sobre las contraindicaciones, ya que no quería crear una horda de científicos queriendo experimentar y hacer lo mismo sin capacitación ni la información necesaria, pues era un asunto muy delicado meterse con la mente de las personas. Era, pues, lo que las hacía lo que eran.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : The details always tell the story [Priv. Dylan Danvers] Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.905
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1245
Puntos : 1052
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Dylan Danvers el Miér Ago 07, 2019 3:38 am

Hasta ahora había podido ir siguiendo las explicaciones del doctor con bastante facilidad. Él lo explicaba de forma sencilla para que pudiera seguirle el ritmo sin perderme vergonzosamente por el camino. Pero claro… la cosa se va complicando, va subiendo de nivel y a diferencia de él yo estudié en la escuela de periodismo, lo que significa que soy de letras y que las ciencias se escapan un poco a mi control ¡Sobretodo cuando ya entramos en terrenos más específicos y avanzados! Por eso me quedo con cara de empanao cuando empieza a hablar de órganos laberínticos, de conexiones bolocerebrales y demás.

- Ehm… tendrás que hacerme un croquis de eso -le digo sonriendo un poco avergonzado. ¡No todos podemos ser genios de la medicina! - Hmmm de esa forma que lo explicas, entonces los que podrían ver esos recuerdos son las personas que ven desde fuera la bola ¿El poseedor de dichos recuerdos no los recupera? ¿No se vuelven más frescos para él? ¿Más accesibles? Madre mia, no sé ni siquiera si las preguntas que hago tienen sentido -añado llevándome la mano a la coronilla para rascarme la zona disimuladamente. ¡A ver si se me va a recalentar el cerebo o algo de tanto intentar descifrar la complicada explicación del doctor Gauthier! Que yo no estoy acostumbrado a estas cosas- ¿Has realizado algún tipo de prueba experimental con humanos? ¿Esa intervención es inocua o podría ocasionar algún efecto secundario? -añado presentando muchas más dudas, avasallando un poco al doctor. ¡No sé porqué me emociona tanto este tema! Quizás porque tengo buen ojo, buen olfato periodístico y presiento que esto podría convertirse en el descubrimiento del año. Últimamente me están relegando a la sección cultural del periódico, creo que temen que pueda meter el dedo en la llaga en cuestiones directamente relacionadas con el gobierno y por eso prefieren darme noticias más recatadas donde tenerme calladito y controlado. Puede que estén haciéndome un favor, porque tengo una facilidad pasmosa para meterme en líos pero así están logrando que mi amada profesión comience a frustrarme, haciéndome perder totalmente el interés. Podría convertir esta investigación en mi nueva cruzada, en pos de darle más visibilidad a la misma.
Dylan Danvers
Imagen Personalizada : The details always tell the story [Priv. Dylan Danvers] ECm6X1dl
RP : 10
PB : PB de tu PJ
Edad del pj : 00
Pureza de sangre : Limpia/Sucia/Mestiza
Galeones : 2.000
Lealtad : Orden/Mortifagos/...
Patronus : Patronus
RP Adicional : ---
Mensajes : 28
Puntos : 18
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dylan DanversMagos y brujas

Laith Gauthier el Sáb Ago 10, 2019 7:54 am

Había el razonable temor a no estarse dando por entendido en todo lo que respectaba a su investigación, pues bien Laith podía dar explicaciones demasiado complejas, como Dylan tener un nulo entendimiento de la medicina. Seguramente fuera una buena dosis de las dos, ya que parecía casi imposible usar otras palabras menos técnicas para explicarse.

Por supuesto, te lo explicaré parte por parte cuando tengamos todas las piezas del rompecabezas —se mostró abierto a detenerse en ese punto cuanto tiempo fuera necesario, pero tirando al final de aquella entrevista, porque sabía que era un importante consumidor de tiempo. — Ya que es un proceso subconsciente y bajo una suerte de hipnosis, el paciente es incapaz de recordar claramente qué es lo que ha sucedido… Algo así como los sueños, hay una alta probabilidad de no recordarlos al despertar, en especial porque esto llega todavía más profundo dentro de la psique —le comentó.

Laith usaba ademanes con las manos para explicarse, tratando de ayudar a su voz y a Dylan, en caso de que fuera un hombre más visual que auditivo. Eso podía ser comprensible, por lo que quería limitar en medida de lo posible las barreras que pudieran haber de comprensión. Sin embargo, el tema siguiente era un poco más delicado.

Es un tratamiento experimental que ya ha sido aprobado por la Agencia Europea Mágica de Medicamentos, EMMA por sus siglas —aclaró en principio, antes de proseguir. — Como cualquier proceso experimental, es… delicado, y los efectos secundarios no pueden ser tomados a juego —el sanador había tomado una postura más recatada, respetuosa. — Desde mareos, confusiones, hasta llegar a quebrar el delicado equilibrio mental son cosas a las que nos exponemos, riesgos a los que el paciente en cuestión debe atenerse y tiene completa conciencia de ellos, pero esperamos que conforme nuestros recursos se fortalezcan, también se reduzca la probabilidad de fallo.

Al sanador debía ser a quien menos gracia le daba tener en sus manos la herramienta que podía ayudar a un paciente a recobrar su vida normal o podía terminar de arruinársela. Era demasiado poder para una persona, uno que Laith no quería, pero que tenía que considerar en pro del futuro.

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad —y no lo decía él, lo decía Batman, — sin embargo, tenemos que permanecer entusiastas con la posibilidad de perfeccionar el tratamiento hasta que sus riesgos sean mínimos y se convierta en un proceso público, ya que actualmente hacemos una rigurosa investigación antes de seleccionar a un paciente para participar.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada : The details always tell the story [Priv. Dylan Danvers] Jb1010
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 27
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 33.905
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1245
Puntos : 1052
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.