Situación Actual
14º-20º
18 mayo -> luna nueva
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Gwendoline Edevane pj destacado
JOAHNNE & EDWARD Pjs destacados
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

It's a mad, mad world we live in —Lohran Martins.

A. J. Seward el Vie Mayo 24, 2019 9:51 pm

It's a mad, mad world we live in —Lohran Martins. 8peJDOx
Miércoles 22 de mayo del 2019 | Highgate Wood (norte de Londres) | 19:43 pm | Atuendo.



Los radicales contaba con una red de furgonetas repartidas por toda la ciudad, pero las más importantes eran dos de ellas, que conectaban el refugio con el exterior mediante una red flú. Era una manera rápida y segura de desplazarse y precisamente por eso la estaban usando Lohran y AJ, que tenían una misión que cumplir.

Uno de los infiltrados que tenían en el Ministerio les había dado el soplo de que estaban pisándoles los talones a un pequeño grupo de fugitivos, por eso dos compañeros habían salido a buscarlos, queriendo adelantarse  a los movimientos del enemigo. De eso hacía ya tres días. Era plausible que hubiesen tenido algún percance y por eso hubieran demorado más en contactar con el refugio o alguna de las furgonetas, pero después de dos días sin tener noticias de ellos se había decidido que, al día siguiente, saldrían a buscarlos. Y aquel era el trabajo que tenían Lohran y AJ.

El soplo que habían recibido los radicales ubicaba a los fugitivos en Highgate Wood, al norte de Londres, lo que les dejaba con 28 hectáreas de bosque que escudriñar pero al menos sabían por dónde empezar, ya era algo.

Tened cuidado —fue la despedida de Merary, una de las sublíderes de los radicales y que estaba a cargo de aquella furgoneta.

AJ asintió con un simple movimiento de cabeza, no era un hombre de muchas palabras, al menos con quien no tenía confianza. Por suerte su compañero aquella noche no era otro que Lohran, su viejo amigo de Hogwarts, a quien durante muchos años había considerado más un hermano que un amigo y con quien había tenido la suerte de reencontrarse meses atrás. Si su trasero iba a correr peligro prefería tener cerca a Lohran, pues se fiaba de él completamente, no habían sido pocas las veces que habían peleado codo con codo, y aunque ahora las cosas fueran mucho más complicadas que sus batallitas en Hogwarts, AJ seguía confiando en su amigo como en los viejos tiempos.

¡Me cago en la puta! —fue lo primero que exclamó el fugitivo cuando salió de la furgoneta. Parecía que estaba cayendo el diluvio universal sobre Londres, y ahora más concretamente, sobre él.

Le hizo un gesto a Lohran señalando un pequeño lugar en la acera que estaba resguardado por un balcón. Quizá tuviesen suerte y la lluvia no llegaba hasta Highgate Wood, concentrándose solo en la ciudad.

Esto ha empezado realmente bien —ironizó. Se quitó la gorra y se pasó una mano por el pelo ligeramente mojado, ahora mucho más largo de lo que lo había llevado nunca. Cosas de no poder permitirse una peluquería.— Deberíamos buscar un sitio seguro para poder aparecernos cerca del bosque, ¿o te apetece invitarme a un taxi? —comentó con cierta gracia en su tono. Ninguno podía permitirse el lujo y derroche de un taxi, además de ser súper innecesario cuando se podía aparecer.


Última edición por A. J. Seward el Miér Mayo 29, 2019 11:31 am, editado 1 vez
A. J. Seward
Imagen Personalizada : It's a mad, mad world we live in —Lohran Martins. JmsvSqO
RP : 10
PB : Sebastian Stan
Edad del pj : 31
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 4.350
Lealtad : Radicales
Patronus : Error 404. Not found
RP Adicional : 000
Mensajes : 53
Puntos : 38
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6264-a-j-seward#91658 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lohran Martins el Miér Mayo 29, 2019 2:07 am

Lluvia. Una maldita lluvia torrencial que tan poco frecuentes eran en su Brasil natal, y que tan a menudo sacudían la ciudad de Londres.

Cuando se apearon de la furgoneta, el maldito diluvio universal caía sobre sus cabezas, y pese a que ambos se apresuraron bajo la cornisa de uno de los edificios cercanos, para cuando llegaron los hombros y la capucha de la sudadera de Lohran ya estaban mojados.

El brasileño contempló el pedregoso cielo lleno de nubes de tormenta. Empezaba a oscurecer, y si el clima no mejoraba, aquella noche sería muy fría. Muy fría, y muy larga, teniendo en cuenta lo que se les venía encima.

Lohran quería pensar que aquello saldría bien: si bien se moverían prácticamente a ciegas, también lo harían amparados en la oscuridad, y aquella podía ser su baza. No tenían precisamente un grupo numeroso, siendo únicamente A.J. y él los integrantes, y estaba seguro de que el enemigo—que, si estaban en lo correcto, allí estaría—sería mucho más numeroso.

Sin embargo, si les habían enviado a aquella misión solos era porque confiaban en sus habilidades. Lohran no pretendía defraudar al grupo.

—¿Taxi? ¿Estás de coña, o algo?—Lohran respondió a su amigo, su hermano de otra madre, con un tono de voz jocoso, apartando la vista de las nubes para mirarlo directamente a la cara.—Tengo demasiado caché para ir por ahí en un sucio taxi. ¿Dónde han quedado los tiempos de las limusinas?—Seguramente, en un universo paralelo: Lohran jamás habría podido aspirar a semejante lujo innecesario.

En los labios del brasileño se había formado una sonrisa burlona, pero enseguida la abandonó para dar paso a la seriedad y la concentración: tenían una misión importante entre manos, y no cabía lugar a fallos.

—Busquemos un sitio con algo de privacidad...—Convino el negro, metiéndose ambas manos en los bolsillos de los pantalones y separándose de la pared.—...y esperemos no pillar una maldita pulmonía. Solo jodería...

Aquello sería irónico, cuanto menos: iban a una misión para localizar a sus compañeros perdidos, y volvían a casa con un constipado. Sería la guinda para el pastel que eran sus vidas en los últimos tiempos.

Echaron a caminar, sin más remedio, bajo la lluvia. Lo único bueno de aquel clima era que las calles estaban casi vacías: a excepción de algún que otro viandante bajo su paraguas, o un coche que pasaba con los faros encendidos y una velocidad excesiva sobre los charcos formados en la calzada, Londres parecía una ciudad fantasma.

Pronto dieron con un lugar aceptable: el callejón trasero de lo que en otro tiempo debió ser una hamburguesería. Actualmente, el lugar estaba cerrado y ostentaba un cartel de ‘Se vende o se alquila’ cubierto de polvo, y dicho callejón convertido en un nido de basura y el hogar de una pequeña manada de gatos que huyeron despavoridos al ver llegar a los dos desconocidos.

—No pensaba que fuéramos tan feos, pero si ellos huyen, por algo será.—Se burló Lohran, con el mismo tono cínico que utilizaba siempre.—Este es un buen lugar, supongo. ¿Vamos para allá?

Lohran mentiría si dijese que no estaba nervioso: lo estaba, igual que antes de cualquier misión importante, pero esperaba que las cosas saliesen bien esa vez.

Por lo menos, ahora, ya tenía consigo una varita que le obedecía: la de su hermana, que había recuperado en las mismas vías en que se habían enfrentado a los mortífagos que la habían atrapado, mientras buscaba pistas. La consideraría su amuleto de la suerte…

Atuendo:
It's a mad, mad world we live in —Lohran Martins. GOReevr
Imagíneselo usté negro… y sin gafas.
Lohran Martins
Imagen Personalizada : It's a mad, mad world we live in —Lohran Martins. 1VGtoSh
RP : 10
PB : Michael B. Jordan
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 0
Lealtad : Radicales
Patronus : Ninguno
RP Adicional : +2F
Mensajes : 137
Puntos : 106
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6246-lohran-martins http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6275-cronologia-de-lohran http://www.expectopatronum-rpg.com/

A. J. Seward el Lun Jun 03, 2019 12:19 pm

Oh, perdone usted, no sabía que estaba hablando con su majestad la reina —se cachondeó con su amigo y su culo demasiado fino como para ir en taxi. Y todo quedaba en eso, en una broma, porque tal y como estaban las cosas iba a pasar mucho tiempo hasta que pudiesen permitirse coger un taxi, cuanto menos una limusina.

A pesar de estar en confianza y poder permitirse el estar bromeando, el ambiente no era lo que se dice jocoso, no habían quedado para tomar unas cervezas y charlar animadamente, ni tampoco para recrear la escena de bailando bajo la lluvia, aunque pudiera dar esa impresión por el aguacero que caía sobre ellos. No, su cometido era más peligroso que el riesgo a pillar un constipado.

Asintió, empezando a buscar un sitio lo bastante resguardado como para poder aparecerse sin que nadie los viese, claro que había tan poca gente por las calles de Londres que casi podrían haberlo hecho en mitad de la calzada. Casi.

No tardaron demasiado en encontrar un callejón que parecía fiable. Fiable para sus propósitos, claro, porque aquel era el tipo de callejones en los que una madre te advierte que no te metas.

Oye habla por ti, que yo gané el premio a la sonrisa más encantadora —le contestó después de que los gatos huyesen ante la presencia de ambos fugitivos. Era cierto, poco después de que lo nombrasen capitán del Puddlemere United le habían dado aquel dichoso premio, por el que hasta sus hermanos pequeños se había estado metiendo con él durante una buena temporada. Un reconocimiento que no servía para nada más que para echarse unas risas. Claro que, de aquella encantadora sonrisa ya no quedaba nada.

AJ miró de nuevo hacia la entrada del callejón y luego miró hacia arriba, por si acaso había alguna ventana o balcón con alguien asomado. Nada. Era un callejón oscuro, sucio y seguro.

Está bien, vamos —extendió el brazo, tendiéndoselo a su compañero y en cuanto hicieron contacto desaparecieron como si jamás hubiesen estado allí.

En el bosque de Highgate los recibió un viento frío y una lluvia que, comparada con la que caía en la ciudad, apenas era un chispeo. De cualquier modo ya era un caso perdido, en lo que respectaba a AJ sentía hasta sus calcetines empapados.

Hay mucho bosque que recorrer, pero lo mejor será no separarnos. Prefiero tardar más a que nos pillen solos, ¿tú qué piensas? —puede que no encontrasen a nadie, que ya fuera tarde y que sus compañeros no fueran más que un añorado recuerdo, pero también podían encontrarse con los mortífagos, carroñeros o cazarrecompensas que habían ido tras el grupo de fugitivos que originalmente habían ido a ayudar sus compañeros. — Los muggles frecuentarán los caminos, por lo que deberíamos alejarnos de ellos, no creo que se hayan arriesgado a quedarse tan cerca y ser descubiertos.

Miró a su amigo, a ver qué opinaba él, a pesar de ir casi a ciegas debían de tener un plan o serían como ratas en un laberinto.
A. J. Seward
Imagen Personalizada : It's a mad, mad world we live in —Lohran Martins. JmsvSqO
RP : 10
PB : Sebastian Stan
Edad del pj : 31
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 4.350
Lealtad : Radicales
Patronus : Error 404. Not found
RP Adicional : 000
Mensajes : 53
Puntos : 38
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6264-a-j-seward#91658 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lohran Martins el Sáb Jun 08, 2019 2:17 am

Por muy rotos que pudieran estar por dentro, y por mucho que apenas quedara nada de las personas que habían sido cuando eran apenas unos estudiantes, siempre quedaría en su interior esa pequeña chispa: la chispa de la amistad, de ser casi hermanos, y de estar ahí para apoyarse el uno al otro.

Lohran rió ante la réplica de su amigo, y por mucho que no fuese una de esas risas plenas y libres de toda preocupación, como las de antaño, fue algo. Algo que ayudó a rebajar la tensión de la que podía convertirse en una misión peligrosa.

—Es mi título oficial. No me lo gastes, plebeyo.—Continuó con la broma, divertido a pesar de las circunstancias que les tocaba vivir.

Caminaron por las lluviosas calles de Londres, ciudad sobre la que parecía haber caído la noche de manera prematura, buscando un lugar discreto desde el que desaparecerse. El clima intempestivo les ofreció una cobertura extra: se cruzaron con muy pocos viandantes, apenas dos o tres pobres diablos ingleses que luchaban contra viento, lluvia y sus propios paraguas para llegar a sus casas con un poco de dignidad y, con suerte, mínimamente secos.

Lohran no tendría demasiadas esperanzas de estar en su lugar.

Pasaron totalmente desapercibidos, solo un par de viandantes más que no habían sido previsores y no habían llevado consigo paraguas, y eso hizo sentir más tranquilo a Lohran: quizás estuviesen a punto de dejar atrás a cualquiera que pudiese fijarse en ellos, pero siempre había preferido no llamar la atención. Especialmente desde que su vida misma había sido declarada ilegal.

Encontraron un lugar perfecto para la tarea que pretendían llevar a cabo: un sórdido callejón detrás de una hamburguesería cerrada, lleno de basura y habitado únicamente por una colonia de gatos. Los animales huyeron despavoridos, cediendo momentáneamente su territorio a los dos humanos, y Lohran no pudo evitar bromear al respecto.

—Perdone usted, Miss Londres.—Replicó de manera jocosa Lohran, antes de juzgar que aquel sería un lugar perfecto para desaparecerse.

La misión les esperaba.

***

Aparecerse en el bosque supuso no sólo un cambio de escenario, sino también de clima: la lluvia inclemente que les azotaba fue sustituida por una leve llovizna, mientras que el viento frío les golpeó en la cara en el momento en que sus pies volvieron a tocar el suelo. No fue una sensación agradable, pero acostumbrado como estaba a las frías calles de Londres en invierno, aquello no fue nada. Lo soportaría.

Además, tenían cosas mucho más importantes de las que preocuparse.

—Opino lo mismo: no sabemos lo que nos espera ahí dentro.—Comentó con respecto a lo de permanecer juntos. Ya no tenían ventaja numérica frente a nadie, a no ser que se tratase de una sóla persona, y lo que menos les convenía era ponerse a pasear por el bosque en solitario. Con la posibilidad de perderse, además.—No sé si veremos a muchos muggles por aquí hoy, pero tampoco merece la pena arriesgarnos.—Coincidió Lohran, pensando específicamente en la seguridad de dichos muggles. Ellos no tenían nada que ver con aquello, y lo que menos le apetecía a Lohran era que se viesen en medio de un posible enfrentamiento entre los mortífagos y ellos.—¿Conoces algún camino a través de los árboles? Porque, si te soy sincero, mi sentido de la orientación en medio del bosque es una mierda.

Lohran solía ir a correr a zonas boscosas, mas siempre utilizaba los caminos. Con aquella negrura en el cielo y con su pésimo sentido de la orientación, si él guiaba la marcha, acabarían perdidos.

Solo esperaba que no sucediese lo mismo en caso de que la liderara su amigo.
Lohran Martins
Imagen Personalizada : It's a mad, mad world we live in —Lohran Martins. 1VGtoSh
RP : 10
PB : Michael B. Jordan
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 0
Lealtad : Radicales
Patronus : Ninguno
RP Adicional : +2F
Mensajes : 137
Puntos : 106
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6246-lohran-martins http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6275-cronologia-de-lohran http://www.expectopatronum-rpg.com/

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.