Situación Actual
12º-19º
14 septiembre ➟ luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Gracias a todos pj destacado
Gracias a todos Pjs destacados
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Nothing breaks like a heart |Priv. Pierre A.

Freya Howll el Miér Jun 12, 2019 6:03 pm

Nothing breaks like a heart |Priv. Pierre A. 2EmiThy

¿Es una niña? — murmuré asimilando la noticia.

La habitación atrapaba el sonido hermoso de unos latidos de corazón. Los latidos de corazón de mi bebé. ¡Que era una niña! Y no voy a fingir ni mentir, estaba llorando. Las lágrimas bajaban por mis mejillas adornándola en gracia. Todo este tiempo y tendría una niña. ¿Cómo sería? ¿Igual a mí o a Ryan? ¿Aprendería los chistes malos de Eric? ¿Sería igual de inteligente y hermosa que mi madre? ¿Querría ser sanadora como Dante? ¿Imitaría a Skadi en sus travesuras? ¡Por Merlín! Era mucho para asimilar.

Dante estaba acompañándome mientras una sonrisa se dibujaba en sus labios. Mucha gente decía que lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas pero de ahí traje muchos lazos. Dante se volvió un confidente que sin pensarlo interrumpió mi vida, Eric si bien era un idiota ahora estaba más centrado. A pesar de las discusiones que surgían entre él y Ryan, Eric quería hacerse cargo del bebé si Ryan no lo quería. Es más, no dudaría que quisiera proponerme matrimonio para no dejarme atravesar todo esto sola. Pero esa era otra cuestión que debería de verla más adelante.
Saber el sexo del bebé me hacía tener muchas dudas pero también se abría un panorama totalmente diferente. ¡Sería una bebita! ¿Cuál sería su nombre?

Los chicos estaban apostando por el sexo y nombre del bebé, no les daría la ventaja de saber qué era. Un deseo egoísta pero me lo permitiría, ellos no llevaban una sandía en su vientre y vomitaban todas las mañanas. Según Dante, mi embarazo era complicado y un completo desastre. No lo negaba para nada.

Dante me recordó que no debía dejar las vitaminas como tampoco los suplementos de hierro, ni hablar que el ácido fólico no podía ser olvidado. Además, tratar de dejar de lado muchas cuestiones que podrían estresarme. La presión arterial no era mi amiga en este momento y llegaría a ser una mierda con la cual tratar si no se controlaba. Asentí y con un abrazo me despedí.

San Mungo parecía grande pero no del todo.

Hey, Pierre ¿No? — con el ceño fruncido hice memoria. Pierre había sido un compañero de casa, un año mayor que yo. No tuvimos demasiada relación en ese entonces. —Si eres tú. —confirmé más para mí misma que para él. Un flash pasó ante mí. Otro recuerdo. —Oh, sí, eres tú. — una mueca se dibujó en mis facciones recordándolo por completo. Hacía unos años había intentado meterme en sus pantalones, vamos, que todo era consensuado y él también estaba predispuesto a pasar una noche conmigo. Uno se sorprendería de lo ingeniosos que somos los adolescentes con tantas hormonas juntas para pasar desapercibidos. Por supuesto, Pierre hubiese sido alguien más con quién me acosté en mis tiempos de Hogwarts pero no llegamos a más que unos simples toqueteos. Él quería experimentar. Pero no con mi cuerpo, a pesar de mis hormonas adolescentes.
Freya Howll
Imagen Personalizada : Nothing breaks like a heart |Priv. Pierre A. Tumblr_pu2y299YQZ1vp9yi0o1_400
RP : 8
PB : Sara Sampaio
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 13.602
Lealtad : -
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 198
Puntos : 93
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5786-freya-d-howll https://i.imgur.com/OZ0DQVO.jpg http://www.expectopatronum-rpg.com/t5789-cronologia-de-freya-howll#85134 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5792-correo-de-freya-howll
Freya HowllUniversitarios

Pierre Asseray el Lun Jun 17, 2019 9:50 pm

El celular vibrando sobre la mesilla de madera a un lado de su cama provocó un leve golpeteo que llamó la atención de Pierre, con el ceño fruncido y el cabello algo despeinado se sentó en su cama, tomó en sus manos el aparato y observó la llamada de un número desconocido que se hacía presente en la pantalla del celular, de mala gana contestó y se llevó al oído su preciado móvil. —¿Buenas?— Su voz salió algo ronca y brusca, no era que le molestase que llamaran, para nada, pero estaban interrumpiendo su siesta de la tarde, y le jodía, muchísimo. —¿Pierre? Soy Becca, amiga de tu hermana— La voz del otro lado sonó nerviosa, como si algo malo hubiera pasado. —Bah, ¿Qué sucede? — Frunció el ceño sabiendo que la contraria definitivamente no podría verle, Pierre no sabía si estar preocupado o molesto, no quería pensar que algo malo pudiese pasarle a Soleil, su pequeña hermana. —Bueno... Verás, estábamos practicando y.... Bueno, yo... La he fregado, ¿Vale? ¿Podrías venir a San Mungo? — La muchacha sonaba frustrada y preocupada, la incógnita de si su hermana se encontraba bien se hizo presente como una señal de alerta para su cerebro. Soltó un suspiro y asintió por inercia, —Voy en marcha, pero ¿Soleil está bien? — Al preguntar se cercioró de no sonar más que preocupado. Del otro lado hubo un silencio muerto y después un pitido de que la llamada había finalizado, Pierre no supo si debía preocuparse ante aquello, pero salió a las corridas en busca de algo que ponerse.

Llegó, con el corazón latiendo a mil por hora y falta de aire, pero llegó. En la entrada de la recepción pudo encontrar a Becca, una castaña de ojos verdes. Esta estaba de brazos cruzados y mordiéndose el labio inferior mostrando preocupación. Pierre tomó a la muchacha más joven por los brazos y pidió una explicación de lo sucedido.

Al parecer su hermana estaba bien, solo que se había lastimado la mano ayudando a una de sus amigas a preparar un intento de posición que terminó explotando. Lo habían preocupado para algo mínimo, o al menos así lo veía él, la enfermera había dicho que dentro de poco estaría como nueva y que debía dejar de preocupar a todos con sus chillidos, pero que podía irse a casa y tener más cuidado con lo que hacía. Pierre por otro lado se liberó de la preocupación al verla bien y dejó que se fuera con sus amigas quienes se sentían culpables al armar tanto escándalo.

Caminó por los pasillos del lugar dejando salir un suspiro quitándose toda la carga que había sentido, agradecía que su hermana se encontrara bien y que no había pasado algo que pudiera preocupar a su padre.
Una voz lo quitó de sus pensamientos, una voz que a pesar del tiempo reconocía. Miró a la castaña que lo había llamado. Freya Howll, de la casa de las águilas, como él, un año menor que el muchacho. Seguía igual, no idéntica, pero no había cambiado mucho, seguía siendo atractiva y su aura seguía emanando rebeldía y audacia. —También me alegra verte, Freya— Habló sin ganas observándola percatándose en aquel momento de la enorme pelota que tenía como estómago. Sorprendido la miró a los ojos —¿Cuántos meses llevas? —Una sonrisa de felicidad se dibujó en sus labios entonando la respuesta con alegría. —Wow, nunca creí que podría verte como madre— Y bueno, tampoco tenía la culpa, la personalidad liberadora que la muchacha poseía con respecto al acto sexual le daba a pensar que se cuidaría en todo momento, pero vaya que la realidad era otra.
Pierre Asseray
Imagen Personalizada : Nothing breaks like a heart |Priv. Pierre A. AWYcrSl
RP : 8
PB : A.A.
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 1.900
Lealtad : -
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 4
Puntos : 1
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Freya Howll el Lun Jul 08, 2019 10:59 pm

Sonreí con el recuerdo de los latidos resonando en mi cabeza. ¿Quién se imaginaría que estaría esperando un bebé y lo quisiera tanto sin siquiera tenerlo en brazos? Podría pecar de sonar un poco cursi pero este bebé era una luz, una esperanza para mí, más allá de todo lo que estamos viviendo como sociedad bajo régimen de un gobierno que poco le interesa que los muggles, los magos mestizos o los “sangre sucia” sean inocentes, solo queriendo ejercer con su dominación. Tal vez esto era lo menos si pensaba en las condiciones que se encontraba Skadi. Skadi, con el simple recuerdo de no tenerla a mi lado provoca un escalofrío y altera mi presión. Necesitaba —necesito— encontrarle un sentido a todo lo que estaba ocurriendo con ella y Robert Pendragon. Temía que estuviese replicando mi historia en ella, lo único que me mantenía tranquila —una tranquilidad la cual, de todos modos, me inquietaba— era que él a pesar de ser una escoria cumplía con su palabra. No le haría nada mientras estuviese obedeciendo sus reglas. Y eso era aún peor, hacía semanas que no recibía información.

Sentía como mi presión se enturbiaba, un pequeño malestar comenzó a ser mella en mí. Agradecí internamente darme cuenta de algo, algo que me bloqueó de los malos pensamientos sobre mi cuestión familiar. Hoy parecía un día de cruzarse a medio Hogwarts aunque con esto puede que esté exagerando. Sin embargo, hacia unos cuantos minutos atrás me había topado con Ian Howells, el Slytherin con el que había mantenido una relación de odio fingido y piques en aquel entonces. ¿Ahora? No era del todo diferente, no éramos totalmente diferentes. Verlo con un pequeño en sus brazos me abrió los ojos, el tiempo transcurre entre nuestras manos y que los condones no son del todo fiables.

Pero, Ian Howells no equivalía medio Hogwarts.

Pierre, Pierre Asseray, un águila de un año mayor. Admitiría que era un recuerdo agridulce el que tenía de Pierre. El intento de tener relaciones sexuales con él fue un completo desastre y por poco me deja recuerdos vividos de la vergüenza de haber sido rechazada. Y bueno, no era algo por lo cual acusar de posibles culpables, el chico estaba experimentando y pareció que no era del todo compatible con la idea del sexo casual. O no conmigo.

Sonreí asintiendo hacia él. No era sorpresivo que se encontrase de esta manera, uno nunca pensaría que Freya Howll estuviese embarazada si se tenía en cuenta que llevar protección era su primer mandamiento. — ¿En resumen? voy de cinco meses, ya sabes, siendo embarazada todo se cuenta en semanas y te haces un lío tratando de contabilizar. — me removí inquieta en mi lugar, ser de complexión delgada pero con una sandía en el vientre me desestabilizaba. El dolor de espalda era un síntoma recurrente en el día a día. —Te sorprendería lo que puedo llegar a ser. — guiñé un ojo divertida. Hoy sí que el bebé se había comportado bien, no tenía malestares más que los “normales”. —Vale, ahora sabemos que estoy andando por San Mungo porque estoy embarazada y venía a un control. ¿Tú? Tienes muy buena pinta para estar herido o enfermo. O ¿Has dejado embarazada a alguien? — no fingiré que esta opción era posible teniendo en cuenta que donde cruzaba palabra con alguien me notificaban que esperaban un retoño o tenían a uno en brazos. Ahora entiendo a las señoras cascarrabias que hablando sobre la sociedad de hoy y su descontrol.
Freya Howll
Imagen Personalizada : Nothing breaks like a heart |Priv. Pierre A. Tumblr_pu2y299YQZ1vp9yi0o1_400
RP : 8
PB : Sara Sampaio
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 13.602
Lealtad : -
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 198
Puntos : 93
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5786-freya-d-howll https://i.imgur.com/OZ0DQVO.jpg http://www.expectopatronum-rpg.com/t5789-cronologia-de-freya-howll#85134 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5792-correo-de-freya-howll
Freya HowllUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.