Situación Actual
5º-11º
12 noviembre ➟ luna llena
Entrevista
Halloween
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Tequila just hit me — Felix.

S. Rox Jensen el Miér Jun 19, 2019 1:08 pm

Tequila just hit me — Felix. WV96gxK
Sábado 1 de junio del 2019 | 11:34 horas | Habitación del Caldero Chorreante | ¿Atuendo?  scratch



¡Feliz cumpleaños Bethany! —exclamaron al unísono el grupo de amigas, brindando con los chupitos de tequila que les acababan de servir.

¡Eh, recordad! Quien no apoya no folla —gritó Emily para hacerse oír entre la música. Apoyó el chupito en la barra mientras lo decía, para luego seguir recitando aquel estúpido ritual.— Quien no recorre no se corre —e hizo un pequeño círculo con el chupito arrastrándolo sobre la barra.— ¡Y por la virgen Guadalupe, que si no me lo follo al menos que me lo chupe!

Todas rieron por lo basta que podía llegar a ser Emily a veces, pero todas la imitaron y repitieron sus palabras entre risas antes de beberse los chupitos.

El grupo de sanadoras celebraba el cumpleaños de la ya mencionada Bethany, que aquella noche cumplía treinta años. Se habían conocido en la universidad y aquel era el año en el que todas llegaban a la treintena, y habían decidido celebrarlo por todo lo grande. Era complicado que consiguieran reunirse todas, el trabajo de sanador era muy demandante, pero un cumpleaños bien valía la pena para pedir sustituciones en el hospital y así poder salir a celebrarlo todas juntas.

Estaban en la discoteca Babylon, y ya iban por la cuarta ronda de chupitos. Emily había propuesto la locura de que no eran capaces de tomarse treinta chupitos antes de acabarse la noche, uno por cada año.

Fue una mala idea.


Al día siguiente…


Rox quería seguir durmiendo, sentía en cada célula de su cuerpo lo que prometía ser una resaca de proporciones bíblicas, y pensaba que si seguía durmiendo quizá se libraría de ella. Pero su mente ya estaba empezando a despertarse, acompañada de un dolor de cabeza que la obligaba a mantenerse con los ojos cerrados, deseando volver a dormirse.

¿Cuando había llegado a su casa? Se preguntó mientras se daba la vuelta en la cama, buscando una posición más cómoda para volver a dormirse, y también arrimarse más a ese agradable calor que notaba a su espalda. Se acercó todo lo que pudo a la cálida almohada y la abrazó, dispuesta a dejarse llevar de nuevo por el sueño.

Pero algo no estaba bien. Su mente lo sabía y, aunque lo que ella más quería era ignorarla y seguir durmiendo, fue incapaz de dejarlo pasar.

Le costó entenderlo, todavía estaba medio dormida y la resaca hacía que el dolor de cabeza fuese insoportable, pero finalmente lo entendió. ¿Desde cuando tenía ella una almohada que irradiaba calor?

Con los ojos todavía cerrados palpó aquella superficie cálida a la que se había abrazado, su mano se movió con ciertas dudas pero lentamente la información le iba llegando a su cerebro. ¿Las almohadas tenían abdominales?

Rox abrió los ojos cuando comprendió que aquello no era una almohada. Lo primero que vio fue una espalda ancha y su propio brazo rodeándola, abrazando a aquel desconocido al que le estaba tocando los abdominales. Se apartó bruscamente, asustada, y notando un fuerte dolor en su cabeza que la hizo volver a cerrar sus ojos durante un momento.

Menuda resaca. Al increíble dolor de cabeza se le sumaba que tenía la boca seca, y hasta sentía nauseas, pero eso podía ser por el susto de descubrir que se había llevado a un desconocido a casa.

Espera… Un momento…

Al volver a abrir los ojos se dio cuenta de que aquel no era su cuarto. ¿Dónde coño estaba? ¿Qué había pasado? ¿Por qué no se acordaba de nada? ¿Por qué solo llevaba su ropa interior puesta?

¡No, no, no, no! —exclamó cuando la realidad de todas aquellas preguntas la golpeó. No se acordaba de nada, estaba prácticamente desnuda en una habitación que no conocía y tenía a un desconocido al lado.

J O D E R.

Solo había alguien en aquella habitación que podía darle las explicaciones que tanto quería y que su cabeza no era capaz de encontrar. El desconocido.

Eh, tú —lo llamó con un tono demandante, dándole también un golpe en la espalda para despertarlo.— Despierta.
S. Rox Jensen
Imagen Personalizada : Tequila just hit me — Felix. S0WJx4j
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 29
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.400
Lealtad : Neutral
Patronus : Mariposa
RP Adicional : 000
Mensajes : 138
Puntos : 72
http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
S. Rox JensenMedimago

E. Felix Bohratter el Lun Jul 08, 2019 10:58 pm

Alcé mi mano hasta aferrarme al cristal que contenía mi tercer trago de la noche, di un sorbo hasta sentir el escozor en mi garganta el cual dibujó en mí una mueca que a los segundos se difuminó al carraspear. Reconocía que estos lugares no eran de mi agrado, las veces que había ocupado una de las sillas de la barra eran contadas y con cierto recelo hablaba de ello.

Si fuese por mí, no estaría en este antro repleto de hormonas, caderas contoneándose, adultos que intentan seguirle el juego a críos y gente que desea más de un trago o un poco de dinero.

Mira, mira, mira, esa es la sanadora de San Mungo, la que me atendió. ¿Piensas que querrá darme su número ahora? — exclamó Matt un tanto animado. Demasiado, diría. Si era un grano en el culo sin alcohol en sangre, fíjate como podría serlo de cojones con una jarra de margaritas encima. Porque tampoco podía tomar otra cosa que no fuese eso, según sus palabras había desarrollado esta semana una obsesión por tal trago.

Realmente debía fijarme con la gente que me relacionaba. Por ahí dicen “dime con quién andas y te diré quién eres.”

¿Me recuerdas el por qué estoy aquí? Y, ¿Por qué contigo? — arqué una ceja cuestionándome mis propias decisiones. Podría haber aceptado ese puesto ofrecido por la bonita chica  de piernas largas hace unos años y todo esto sería otra historia.

¡Me amas Felix! ¡Me amas y por eso estás conmigo! ¡Tu corazón me pertenece! — gritó atrayendo la mirada de unos cuantos observadores. Una que otra mirada femenina me echaba un vistazo decepcionándose de mi estado civil erróneo como si la oportunidad de su vida se veía hurtada. ¡Oye que podría ser bisexual y tirar para ambos lados! No todo es blanco o negro.

Negué con mi cabeza y giré la mirada hacia la barra. Sí, unas cuantas chicas daban gritos de felicidad por vaya uno a saber porque, poco me interesaba aunque para Matt era todo lo contrario.

¡Deberíamos jugar póker! ¡Sí! ¡Sí! ¡Póker!— exclamó con una efusividad intolerante. Agudizaba el tono y mis ganas de marcharme sin importarme si él amanecería en una zanja se acrecentaba con demasía.

Matt, tú no juegas póker y dudo que sepas algún juego con cartas siquiera.

Da igual, seguro es divertido. ¡Di que sí! ¡Di que sí!

¿Te has dado cuenta que estás pegando brinquitos como colegiala? Ve a por tu sanadora y no jodas. O al menos no a mí. — asentí hacia el grupo que reía en estos instantes tomando una ronda de tequilas.  

Voy a conquistarla y verás la envidia que te dará. ¡No habrá Matt para Felix! — la resaca que tendría iba a ser épica. Ya quería verlo quejarse de no poder mantenerse de pie con el dolor de cabeza que seguro reinaría mañana.

Volví a tomar un sorbo de mi bebida. El licor bajó por mi garganta ardiendo en su paso. Arrugué mi entrecejo al darme cuenta que este no era mi vaso, es más, la bebida era más fuerte que la anterior. Instantáneamente  giré en busca del responsable, ya sea dueña o dueño del trago o quién se le ocurría que era gracioso alterar lo que uno tomaba. Mi sorpresa no sabría describirla como positiva o negativa, una sonrisa dentuda me recibió. La fémina que la portaba lamió sus labios al tener mi atención.  Hmm, interesante.

***

Mi cuerpo se removió unos segundos en la cama, una cama ajena porque no era del todo reconfortante como la propia.

Alguien parecía estar inquieta con sus manos que recorriendo entre tanteo y tanteo parte de mis abdominales. No lo recordaba por completo pero tenía varias suposiciones ante mis escasos recuerdos. La primera, que es bastante obvia, pasamos la noche juntos sea de la forma que fuese. Por otra parte, la juerga parecía haber durado varias horas largas y perezosas. O, el cansancio por nuestras actividades recreativas fue tan grande como para rendirnos entre las sábanas. De todos modos, suponía que la habíamos pasado bien.

La chica de la sonrisa dentuda me había llamado la atención con ese simple gesto de sonreír, no me preocupaba de haberla llevado a explorar nuestros cuerpos a una zona más íntima. Lo que sí me sorprendió fue su tono demandante para que despertase.

Parece que alguien no maneja bien su resaca. — comenté divertido abriendo de a poco los ojos, parpadeé acostumbrándome a la luz de la habitación.  — Auch. — exageré. — ¿Qué tan mal lo hice para merecer ese golpe? — froté mis parpados con una mano mientras trataba de enderezarme en la cama. Por lo visto, no habíamos ido a la habitación de ella como presupuse y el Caldero Chorreante se decidió por sí solo como mejor opción. ¿Tan urgidos estuvimos?

Espera.

Mi ceño fruncido se dio a conocer.

Esta chica, por muy sexy que se viese, no era la misma de la sonrisa dentuda de la noche pasada. ¿Tenía que esperar a que viniese ella y pensar que fue un trio? O, ¿Mi diversión fue con esta belleza? Y no es que me esté quejando, para nada.
E. Felix Bohratter
Imagen Personalizada : Tequila just hit me — Felix. Dgh327kXkAA9E_R
RP : 10
PB : Ben Dahlhaus
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajador Ministerio
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 3.100
Lealtad : A conveniencia
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 70
Puntos : 36
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6641-eckhardt-felix-bohratter-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6757-could-you-keep-on-guiding-cronologia#98149 http://www.expectopatronum-rpg.com/
E. Felix BohratterTrabajador Ministerio

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.