Situación Actual
5º-11º
12 diciembre ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

The time of the reckoning [Ayax&Lohran]

Lohran Martins el Miér Jun 26, 2019 3:38 pm

The time of the reckoning [Ayax&Lohran] NCWTG9T
Jueves 20 de junio, 2019 ||  Edificio abandonado, Londres || 20:03 horas || Atuendo

Habían pasado cerca de dos horas desde que ambos, mortífago y fugitivo, llegaran a aquel destartalado lugar dejado de la mano de Dios. Se trataba de una antigua vivienda londinense que llevaba abandonada tanto tiempo que ni los fantasmas vivían en ella. ¿Para qué? Hacía tiempo que no había allí vivos a los que incordiar.

Fonollosa permanecía inmóvil, cabizbajo, atado a la silla, su rostro maltratado por los golpes de Lohran. En algún punto del interrogatorio, el brasileño le había golpeado demasiado fuerte y le había partido la nariz, de la cual brotaba un hilillo de sangre. También brotaba sangre de la comisura de sus labios.

Con todo y con esas, el mortífago no se había roto: había permanecido en silencio, sin mostrar ni un ápice de duda. No iba a confesar.

—Confieso que me gustaría que fueses un poco más parlanchín, Fonollosa.—Dijo Lohran, rompiendo el silencio en busca de algún tipo de reacción por parte del individuo.

No la hubo. Meric permaneció en la misma posición. Casi parecía que su cuerpo estuviera allí, pero su mente no. Su mente, quizás, estaría muy lejos.

Lohran había dejado de golpearle unos diez minutos antes, cuando había llegado a la conclusión de que de nada le iba a servir: aquel hombre no respondía a la tortura física, y muy probablemente estaba dispuesto a morir antes que confesar.

No obstante…

—¿De verdad merece la pena guardar silencio?—Lohran, que hasta entonces había permanecido sentado en otra de las sillas del lugar, frente a la de Fonollosa, se puso en pie y caminó un par de pasos en su dirección.—La pregunta que te he hecho es muy sencilla: Prue Martins. ¿Qué hicísteis con ella?

Silencio, una vez más. Lohran comenzó a sentirse frustrado, y tal y cómo se sentía bien podría haberle asestado un nuevo puñetazo. Se habría despellejado los nudillos, y con suerte habría podido romperle algún hueso al mortífago, ¿pero de qué le habría servido exactamente? Como mucho, pagaría sus frustraciones, y Fonollosa seguiría guardando silencio. La tortura física no funcionaba con aquel hombre.

Suspiró, negando con la cabeza, y se retiró. Caminó algunos pasos alrededor de la estancia, con aire pensativo, decidiendo si debía o no jugar aquella carta tan rastrera de la que disponía.

Después, pensó en su hermana… y pese a lo mucho que fuera aquello en contra de sus principios, decidió que daba igual: hacía ya mucho tiempo que Lohran había tocado fondo, que había vendido su alma.

—Sé dónde vives.—Sentenció, y guardó silencio, dejando que aquellas palabras calaran en Fonollosa. Y lo hicieron: nada más escucharlas, el mortífago dio un respingo, como si repentinamente hubiera regresado de un lugar lejano.—Sé que tienes familia. Mujer y dos hijos, ¿verdad?

—Ellos no tienen nada que ver en esto...—Dijo Fonollosa, rompiendo por fin su silencio, después de que Lohran lograra apresarlo.

—Aún no.—Coincidió Lohran.—Pero si sigues negándote a responder lo que te he preguntado, puedes estar seguro de que voy a hacer que tengan mucho que ver en esto. No estás ahí para protegerlos, así que puedo llamar a unos amigos y pedirles que los traigan aquí. ¿Te gustaría eso?

Por cómo se puso a temblar repentinamente, Fonollosa no disfrutaría en lo más mínimo la presencia de su familia en aquel lugar. Lohran no estaba precisamente orgulloso de aquello, pero si servía para recuperar a su hermana, estaba dispuesto a lo que fuera.

—No puedo decirte...—Lo intentó una vez más, pero Lohran le cortó.

—Pero sí que puedes. Porque si no lo haces, tus dos hijos y tu mujer van a sufrir las consecuencias de tu silencio. Y ni siquiera necesito hacerles daño: ¿Cómo te sentirías si te separo de tus hijos para siempre?

—¡Está bien!—Fonollosa alzó la voz, la desesperación marcada en su rostro.—Haz lo que quieras conmigo, pero a ellos no los metas en esto.

—Está bien. Pero para eso, tienes que empezar a hablar. ¿Qué habéis hecho con Prue Martins?—Lohran sonaba incluso razonable.

—Está en el Área-M.—Lohran ya se temía aquello, y sintió que algo dentro de él se despedazaba: no era lo mismo tener una sospecha que una confirmación. Y teniendo en cuenta lo que sucedía con los radicales cuando eran interrogados, cabía suponer que Prue… ya no fuese ella misma.—Es el nuevo juguete de Ayax Edevane...

—Cuéntame todo lo que sepas de ese Ayax Edevane.—Lohran apretaba la mandíbula, reprimiendo la ira, y tratando de no imaginarse lo que en aquellos momentos podía estar sucediendo con su hermana.

Fonollosa habló largo y tendido, ofreciéndole todos los detalles que conocía. Lohran no se sentía orgulloso por la manera en que había obtenido aquella información, pero solía decirse que todo valía en la guerra. Y sí, quizás su hermana como tal ya estuviera perdida, pero… eso sería algo que solucionaría una vez la tuviera de vuelta.

***

Lohran había hecho aquello solo, sabiendo lo que sucedería en caso de tener que rendir cuentas a su grupo: Fonollosa solo podría salir de aquello de una manera, y sinceramente, el brasileño no quería que un cadáver pudiera delatar al pelirrojo, cuyo nombre ahora conocía.

Sin embargo, pidió ayuda a alguien para deshacerse de Fonollosa, y cuando hubo terminado con él, uno de sus compañeros acudió al edificio abandonado con una furgoneta destartalada, que nada tenía que ver con las que se utilizaban de manera oficial en el grupo fugitivo.

Su compañero no hizo muchas preguntas, pues Lohran y él tenían una amistad que venía desde la universidad, y simplemente siguió sus instrucciones: los llevó a él y a Fonollosa al hospital muggle más cercano, y una vez allí, Lohran lo arrojó delante mismo de las puertas de urgencias. Se marcharon a toda prisa, dejando allí al mortífago, que no recordaría los hechos ocurridos esa noche.

Una vez la furgoneta se hubo alejado lo suficiente del hospital, Lohran ocupó el asiento del acompañante. Su rostro era serio y concentrado. Su compañero le preguntó qué debían hacer, y Lohran no dudó en responder.

—Tienes que cambiarle la matrícula a la furgoneta. Y el color. Seguro que pronto la policía muggle estará buscándola.—Le aconsejó.—Pero antes, necesito que hagas una parada.

Y le dio todos los detalles: Lohran quería hacer una visita a Ayax Edevane. Una visita que debía haberse dado hacía mucho tiempo.


Última edición por Lohran Martins el Miér Jul 03, 2019 2:38 pm, editado 1 vez
Lohran Martins
Imagen Personalizada : The time of the reckoning [Ayax&Lohran] 1VGtoSh
RP : 10
PB : Michael B. Jordan
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 1.000
Lealtad : Radicales
Patronus : Ninguno
RP Adicional : +2F
Mensajes : 198
Puntos : 160
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6246-lohran-martins http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6275-cronologia-de-lohran http://www.expectopatronum-rpg.com/
Lohran MartinsRadical

Ayax Edevane el Dom Jun 30, 2019 4:18 am


El pelirrojo no era consciente de las consecuencias de sus actos, no al menos… en el momento en el que los cometía. Ya había pasado todo el asunto legal del asesinato de Amalthea y, como se esperaba, todo había salido favorable para él. Por una parte los Davies no querían que se divulgase la noticia de que su hija había estado cooperando con los fugitivos, mientras que a los Edevane no les convenía que se supiese que su hijo había cometido ese asesinato después de los acuerdos entre las dos familias. Los Davies se ahorraban así las excesivas investigaciones para su familia, así como la desconfianza o el rechazo del resto de familias, mientras que los Edevane no ensuciaban su imagen.

Y eso habían sido consecuencias legales, ¿pero y las que le estaban por venir? Él esperaba que los Davies no tomasen más partido del ya hecho, que dejasen las cosas como estaban y se limitasen a saborear la pequeña victoria económica que habían recibido. Evidentemente Ayax no llegaba a comprender que ningún tipo de valor económico podía hacer que ellos volviesen a sentir el calor de su hija única pero… eso a él le daba igual.

Sin embargo, ese día no tendría que preocuparse por los Davies. Estaban de luto y lo estarían durante un tiempo hasta pensar las cosas bien. Ese día tendría que preocuparse por algo que hizo hace mucho tiempo, algo que hizo… ‘sin querer’ pues realmente el encarcelamiento de Prue Martins había sido totalmente fortuito, pues los mellizos aparecieron en mitad de su misión de manera totalmente inesperada. Habían estado en el sitio equivocado, en el mal momento, pues realmente el motivo de Ayax y compañía en aquellas vías de tren era encontrar a una fugitiva muy problemática cuyo nombre, en ese momento, no recordaba.

Y después de tantos meses en donde Ayax asumía que nada ocurriría, allí estaba a punto de encontrarse con un fantasma del pasado al que no había podido matar. Un fantasma cabreado, cabe añadir. Se daría cuenta de que todo lo que hace tiene consecuencia, aunque no sea inmediata y que dichas consecuencias podían ser realmente peligrosas.

En ese momento Ayax, ignorante, se encontraba saliendo de un gimnasio después de asearse. Estaba en compañía de Wolfgang Rawson, su mentor y entrenador, pero rápidamente ambos se despidieron en la entrada y cada uno fue para un lado diferente, separándose. En el caso de Ayax había quedado con su hermana mayor en el Caldero Chorreante, que no estaba demasiado lejos de donde se encontraba, por lo que como quedaba tiempo para la hora, había decidido ir caminando.

Se metió las manos en los bolsillos de los pantalones y miró a su reloj de muñeca, pensando si llamar a Joshua. Últimamente estaba bastante unido a él y para nada se esperaba lo que estaba a punto de ocurrir. Sopesó la idea de llamarlo para el camino, por saber qué hacía y si se quería unir a la reunión con su hermana mayor, pues sabría que la presencia de Joshua haría que fuese más tranquilo el encuentro. Angie estaba francamente enfadada con Ayax después de lo que había hecho con su prometida y... estaba en proceso de volver a hacer las paces con ella, reconociendo su error.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.374
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 434
Puntos : 342
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Lohran Martins el Miér Jul 03, 2019 3:07 pm

Fonollosa había aportado un importante granito de arena en forma de valiosa información a la pequeña empresa de Lohran Martins: el muchacho pelirrojo, Ayax Edevane, era aspirante a mortífago y trabajaba en el Área-M de la prisión de Azkaban.

El dato del Área-M era importante, especialmente después de averiguar que allí era precisamente donde retenían a su hermana. Sin embargo, poco podía hacer Lohran con aquello: los últimos miembros de su bando que habían intentado un rescate en aquel lugar infernal habían terminado muy mal, y el brasileño solo se tenía a sí mismo. Nadie estaría tan loco como para intentar un nuevo asalto contra la prisión mágica.

La clave para llegar a su hermana era, sin más, Edevane.

Por Fonollosa, el joven de piel oscura había averiguado que entrenaba con su mentor, un tal Wolfgang Rawson, en un gimnasio cuya dirección tenía en su poder. Tenía sus horarios y, si se daba prisa, podría llegar a él antes de que se refugiara en la seguridad de su hogar. No estaba tan loco como para intentar atraparlo allí.

Lohran, que quizás se estuviera precipitando con su poco elaborado plan, daba vueltas a sus opciones mientras la furgoneta circulaba por las calles de Londres. La voz de su compañero rompió el silencio, trayéndolo de vuelta al mundo real.

—¿Estás seguro de esto, tío?

—Sí.—No lo estaba.

—Si sale mal...

—Estaré jodido y no querré que nadie esté tan jodido como yo.—Cortó Lohran, que por ese mismo motivo se había negado a meter a nadie más en aquel asunto.—Soy consciente de que puedo acabar muy mal, y por eso te vas a largar en cuanto me dejes en la dirección que te dije.

—Pero...

—No hay “peros” que valgan: este es un asunto personal. Y no creo que Maximus tenga interés alguno en asuntos personales, ni que los vea con buenos ojos.—Suspiró, sin apartar la mirada de la carretera.—Te agradezco la ayuda. Has sido un buen compañero...

—Pedazo de cabrón… ¡No hables como si te estuvieras suicidando!—Le propinó un merecido puñetazo en el hombro a Lohran, a lo que éste respondió con una sonrisa.—Sácale a ese lo que tengas que sacarle y trae de vuelta a tu hermana, pero volved juntos.

Sonaba bien, ¿verdad? Sí. Demasiado bien. Lohran, sin embargo, era bien consciente de que aquellas podían ser las últimas horas que pasaba en libertad. O sus últimas horas de vida, si todo se torcía. Se había preparado mentalmente para ambas posibilidades, pero… ¿quién estaba realmente preparado para algo así? ¿Era posible prepararse para algo así? Ya no solo la muerte, sino… ¿qué se sentía exactamente cuando tus recuerdos desaparecen y no queda de ti más que una confusa cáscara vacía?

Aquello casi le daba más miedo que la muerte.

—Para aquí. Está cerca de su gimnasio.—Su compañero guió la furgoneta hacia el lateral de la calle, aparcando en doble fila.—Lárgate en cuanto salga.—Le recordó, y entonces abandonó el vehículo.

Antes de abandonar el vehículo, Lohran se hizo con una sudadera con capucha y se atavió con ella. Se echó la capucha por encima de la cabeza y completó el vestuario de camuflaje con unas gafas de sol encantadas mágicamente para permitirle ver con claridad incluso en la oscuridad.

Caminó con paso tranquilo, las manos en los bolsillos, hasta llegar delante del susodicho gimnasio. Llegó justo a tiempo de ver salir a Edevane y su mentor. Ambos hombres tomaron direcciones opuestas, y Wolfgang Rawson perdió por completo el interés de Lohran: en su lugar, el brasileño se dedicó a seguir, a una distancia prudencial, a Edevane.

Asaltarle en plena calle sería, cuanto menos, imprudente: ya no le preocupaba el hecho de que le detuviesen a él, sino las bajas civiles que podía conllevar su irresponsabilidad. Así que no le quedaba más remedio que esperar, observar, y aprovechar la ocasión cuando la tuviera.
Lohran Martins
Imagen Personalizada : The time of the reckoning [Ayax&Lohran] 1VGtoSh
RP : 10
PB : Michael B. Jordan
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 1.000
Lealtad : Radicales
Patronus : Ninguno
RP Adicional : +2F
Mensajes : 198
Puntos : 160
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6246-lohran-martins http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6275-cronologia-de-lohran http://www.expectopatronum-rpg.com/
Lohran MartinsRadical

Ayax Edevane el Mar Jul 09, 2019 10:08 pm

—Entiendo que pocas hemos llegado a tener este tipo de diferencias: pero no puedes pretender que se me olvide en cuestión de días y vuelva a tratarte como siempre.

—¿Por qué no?

—¡Porque has matado a tu prometida, Ayax!

El pelirrojo arrugó el ceño, cruzándose de brazos sobre su silla, dispuesto a poner los puntos sobre las íes y contarle a su hermana totalmente la verdad.

—¿El problema es que fuese ‘mi prometida’ o que haya matado a una persona? —preguntó entonces.

—Las dos cosas son igual de importantes. El hecho de que hayas matado a una persona ya es horrible, por no hablar que tenías un acuerdo con ella: qué menos que haber hecho que tuviera un juicio justo y hacer las cosas bien.

—Precisamente por ser ella y habernos mentido de esa manera fue que le di el trato que creí correcto. Soy consciente que al ser de otro país y encima ser de una familia purista, el gobierno al no tener tantas evidencias sobre ella podrían haberla dejado libre.

—¿Y?

—Esto no te lo he contado: ¿pero sabes cómo me enteré de que era una traidora? No leí misteriosamente su diario, o la escuché hablando con nadie. En medio de una misión le vi curando y apoyando a mis enemigos; a nuestros enemigos. Uno de mis compañeros murió por culpa de las personas que ella estaba curando, ¿cómo pretendes que me lo tome? ¿Debía de tener benevolencia? —Angelica fue a hablar, pero entonces Ayax continuó, pues no había terminado. —El caso es que dejar a un traidor en libertad, sea como sea, es un peligro para nuestra sociedad. —Su hermana entonces no tuvo nada que decir, por lo que el menor siguió con su verborrea. —Sé que podría haber actuado de otra manera…

—No tienes que dejarte llevar por la impulsividad, ni matar por venganza o rencor. Bueno, no deberías matar en ningún concepto, pero una muerte llevada por una impulsividad movida por la ira es lo peor que puedes hacer. Siempre has tenido problema con la ira, ¿acaso es que no lo ves venir? ¡Tienes que tener cuidado con eso o podrías llegar a arrepentirte!

—Lo pensé, en realidad. Lo medité doce horas...

—Doce horas no es suficiente tiempo como para decidir si es válido y merece la pena matar a una persona, Ayax. Doce horas no es nada.

—¿Y qué pretendías, que…

Y así estuvieron durante media hora, lo poco que aguantó Angelica antes de decidir irse a casa y dejar de discutir con su hermano, pues evidentemente no iban a llevar a ningún tipo de punto en común. Angie era visiblemente neutral: no apoyaba el asesinato bajo ningún concepto y si bien había sido hija de dos mortifagos que tenían muchas muertes en su pasado, el hecho de que hubiesen cambiado hacían que ella los tomase de una manera muy diferente. Sabía que ya no ejercían; ni que lo hacían. Es por eso que no apoyaba en absoluto a su hermano Ayax. Podía apoyar la idea del purismo, como idea y no revolución, ¿pero eso de ir matando por ahí? El nuevo gobierno le daba asco y si no podía decirlo en voz alta era porque no quería terminar muerta como Amalthea.

Así que Ayax se quedó allí solo, con la bebida de su hermana sin terminar y comiéndose él las aceitunas que les habían puesto como tentempié.

Cuando se terminó su bebida y aquellas aceitunas, fue cuando salió del establecimiento. Iba a volver a casa caminando, o al menos era esa su intención en ese momento, pues lo cierto es que su casa estaba bastante lejos y tendría que terminar optando por usar la aparición. Sin embargo, no tenía ganas de volver a casa y tener que poner al día a sus padres con la ‘cita’ con su hermana, por lo que necesitaba tiempo para él solo.

Se metió la manos en los bolsillos y caminó, en absoluto silencio.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.374
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 434
Puntos : 342
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Lohran Martins el Vie Jul 12, 2019 2:57 am

El pelirrojo estuvo expuesto a las miradas de los muggles durante todo el recorrido desde el gimnasio al Caldero Chorreante, que resultó ser su destino. La constante presencia de londinenses a su alrededor fue, precisamente, el motivo por el cual Lohran optó por no atacar: a diferencia de su objetivo, estaba seguro de ello, él prefería mantener a los muggles al margen de todo aquello. Si alguno de ellos, incautos, resultaba herido, se sentiría fatal.

Así que le permitió seguir su camino, caminando unos cuantos metros por detrás de él con las manos en los bolsillos y una actitud tranquila.

Cuando ingresó en el Caldero Chorreante, entrada al Callejón Diagón, Lohran esperó fuera. Según la información de que disponía, Edevane no residía en el Callejón, así que no había motivos para perseguirlo allí dentro. Si por algún motivo terminaba yendo allí igualmente, y Lohran no le veía salir del edificio de nuevo, abortaría la misión y lo dejaría para otro día.

En lugar de detenerse cerca de la entrada a la taberna, Lohran cruzó la calle. Haciendo acopio de sus pocos ahorros, logró reunir lo suficiente para pagar un perrito caliente y un refresco mediano sin hielo en un puesto ambulante, para luego tomar asiento en un banco cercano. Esperó pacientemente, dando buena cuenta de su improvisada cena, la cual podía ser perfectamente la última.

Tuvo tiempo suficiente para pensar mientras esperaba al pelirrojo. Fuera lo que fuese que estaba haciendo allí dentro, tardó más de media hora en salir, y durante todo ese tiempo, Lohran se cuestionó sus propias acciones. ¿Actuaba de manera irresponsable y egoísta? ¿Debería retirarse, informar a sus superiores, y tratar de atrapar a Edevane con un plan más elaborado?

Aquel pensamiento tuvo apenas tiempo de formarse en su mente antes de que la respuesta apareciera: no, no debía retirarse.

Aquella era su lucha, una de la que no contaba salir con vida, pero su deber a fin de cuentas: su hermana estaba en manos de los mortífagos, y si bien era altamente probable que sus recuerdos ya fueran historia, tenía que intentar hacer algo. Aunque tuviera que convertir la cabeza de Edevane en una masa sanguinolenta en el proceso. Bien sabía que lo disfrutaría mucho.

Cuando el pelirrojo regresó a las calles por la misma puerta por la que había entrado media hora antes, Lohran se puso en marcha: tiró los restos de su cena en la papelera contigua al banco y se levantó, caminando tras él en busca de una oportunidad. El chico, considerablemente más joven que él, no pareció reparar en su presencia en ningún momento.

Le siguió durante cinco minutos más antes de encontrar la manera de llegar a él: un hombre, considerablemente más alto que el pelirrojo y como el doble de corpulento, caminaba llevando en brazos una abultada bolsa de papel abarrotada de comestibles en dirección a Edevane.

Lohran sacó su varita de inmediato y, concentrándose en extremo para no provocar ninguna desgracia, apuntó a los pies del hombre y lo hizo trastabillar. A consecuencia, el pobre muggle salió disparado hacia delante, como si hubiera tropezado, y en el proceso, la bolsa de comestibles se escapó de sus manos. El contenido se salió y latas, botes de cristal y productos frescos volaron por los aires. Varios frascos terminaron en el suelo, haciéndose pedazos y salpicando su contenido en todas direcciones.

En concreto, un tarro de mayonesa se rompió demasiado cerca de Edevane, salpicando las pantorrillas de sus pantalones.

El muggle, que había aterrizado de bruces en el suelo, se apresuró a ponerse en pie. No necesitó la ayuda de las otras personas que se pararon a echarle una mano, tal era la vergüenza que sentía. Enseguida sacó de su bolsillo un pañuelo de tela y, deshaciéndose en disculpas, se dispuso a ayudar a Edevane con las manchas de mayonesa.

Lohran aprovechó este momento, el tumulto que se había formado alrededor de los dos, para sortearlos y adelantarse a Edevane. Se detuvo al llegar a la bocacalle siguiente, lugar en el cual conjuró un par de hechizos: uno que repelería a los muggles y les llevaría a evitar aquel lugar, y una burbuja de realidad alternativa que imitaría aquel lugar… pero impediría a cualquiera que pasase ver lo que sucedía en su interior. Si no conjuró un hechizo antiaparición fue porque necesitaba llevarse a Edevane de allí lo más rápido posible.

Sin pensárselo dos veces, y sabiendo que su objetivo no tendría más remedio que pasar por allí a menos que cruzara la calle o se diera la vuelta por algún motivo, Lohran se internó en su propia burbuja de realidad alternativa, volviéndose invisible a ojos de cualquiera del exterior.

Cuando Edevane entrase, se lo encontraría allí… y él estaría listo para hacer lo que tenía que hacer.
Lohran Martins
Imagen Personalizada : The time of the reckoning [Ayax&Lohran] 1VGtoSh
RP : 10
PB : Michael B. Jordan
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 1.000
Lealtad : Radicales
Patronus : Ninguno
RP Adicional : +2F
Mensajes : 198
Puntos : 160
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6246-lohran-martins http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6275-cronologia-de-lohran http://www.expectopatronum-rpg.com/
Lohran MartinsRadical

Ayax Edevane el Mar Jul 16, 2019 3:08 am

¿Sabéis que le molestaba a Ayax más que el hecho de que su hermana ahora mismo le odiase por lo que había hecho? ¡Que un muggle de mierda le manchase los pantalones de mayonesa! ¡¿Sabéis lo difícil que era quitar la puta mayonesa de la ropa?! ¡Hasta con magia era difícil!

En realidad, más que las dificultades para limpiar la ropa—cosa que ni él hacía—lo que más le jodía era la simple molestia de la torpeza, de la suciedad y de la triste humillación del muggle de agacharse para limpiarle los pantalones. Ya de por sí a Ayax le sacaba de sus casillas el hecho de no controlarlo todo, por lo que si ya contábamos con que estaba enfadado y que el idiota muggle había hecho un estropicio con todo, casi que parecía que le iba a estallar la vena de la frente. Movió las piernas en señal de desdén para que no se le ocurriese tocarle con ese pañuelo y se pusiese a recoger sus mierdas, siguiendo de largo.

Evidentemente no iba a ayudarle con nada de aquello.

Siguió caminando tranquilamente por la calle sin dejar de mirarse los pantalones. En ese momento sólo tenía ganas de volver a casa para desnudarse y tirarlos a la basura. Encima le había hasta ensuciado los zapatos. Sus zapatos de piel. Aún no entendía como una persona podía ser tan inútil.

Mientras iba maldiciendo en voz baja, giró en el último momento la cabeza para volver a mirar al muggle y ver cómo recogía, sin ayuda, todo lo que había tirado al suelo. En ese estado, ni se percató de que había entrado en una burbuja de realidad alternativa y, para cuando quiso mirar de nuevo hacia adelante, sintió como unos brazos le rodeaban y como su estómago sentía lo que siempre sentía cuando hacía una aparición conjunta. No entendió absolutamente nada, pero a su vez lo entendió todo: aquello o era algo malo, o algo muy bueno y teniendo en cuenta que a día de hoy nadie le iba a dar una sorpresa, tenía pinta de que iba a ser muy malo. Y algo le decía que el karma quizás tenía algo que ver.

No, no se había esperado ni en mil años que nadie estuviese observándole, ni mucho menos había estado vigilando sus pasos ese día. Estaba muy de mal humor y con muchas cosas en la cabeza como para estar atento a nada más que sus pensamientos y todo lo que le estaba cayendo encima.

Cuando volvió a aparecer en otro lugar que desconocía por completo, sintió un empujón que lo desestabilizó. Intentó sacar su varita todavía sin tener ni idea de qué estaba pasando, pero cuando la asió en su mano, recibió un golpe que pretendía quitársela, viendo casi de manera desenfocada a un tipo que no reconoció. Sujetó fuertemente la varita, evitando que saliera disparada hacia ningún lado. Sin embargo… si bien todo eso le había cogido desprevenido a Ayax, también lo hizo el hecho de que quien fuera que le había llevado ahí, supiera pelear mucho mejor que él. Después de un golpe en el rostro que le hizo caer al suelo, prácticamente lo tuvo todo perdido.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.374
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 434
Puntos : 342
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Lohran Martins el Lun Jul 22, 2019 11:45 pm

Lohran no las tenía todas consigo cuando había optado por poner aquel arriesgado plan en marcha. Muchas cosas podían salir mal, especialmente si se precipitaba, y eso sin mencionar que “plan” era una palabra demasiado generosa para lo que estaba haciendo. “Improvisación” sería mucho más exacto.

Si Edevane hubiera optado por darse la vuelta en lugar de seguir el camino que el brasileño creía que seguiría, todo habría acabado de otra manera: el pelirrojo se marcharía a casa, cabreado por lo ocurrido con aquel muggle y su tarro de mayonesa, y él habría perdido su oportunidad.

¿Sería grave que algo así sucediese? Tal vez, aunque no para Lohran: su hermana era la que corría peligro, la que vivía retenida en aquel lugar, y cada segundo contaba.

Sabía que más de uno de sus compañeros tacharía sus acciones de imprudencia pura y dura, y sabía que tendrían razón al hacerlo: precipitarse nunca había ayudado a nadie, pero ya habían pasado muchos meses desde que había obtenido la información sobre Fonollosa. El mortífago había sido lo bastante cuidadoso como para no exponerse demasiado, y solo hacía relativamente poco había conseguido llegar a él.

Si no se precipitaba un poco… a saber lo que tardaría en llegar a Edevane.

***

Logró su cometido, apresando al pelirrojo y llevándoselo de allí por medio de la aparición.

Cuando volvieron a aparecerse, tuvieron un pequeño enfrentamiento físico del cual Lohran salió victorioso, arrojando a su enemigo al suelo y asestándole un buen golpe en la sien. Ayax Edevane se aferraba a su varita como si fuera un tablón en medio del mar tras un naufragio, y posiblemente fuera un equivalente: su arma era su única oportunidad para darle la vuelta a la situación.

Sin embargo, el aturdimiento jugó a favor de Lohran, quien pisó el brazo de Edevane fuertemente contra el suelo, para luego agacharse y arrebatarle el mágico artilugio. Momentos después, el brasileño retrocedía unos pasos, apuntando al pelirrojo con su propia varita.

—Tú y yo tenemos que hablar.—Dijo con total seriedad el nacido de muggles, su voz profunda reverberando en las paredes de la estancia.

Se encontraban en el viejo salón de la vivienda abandonada en que Fonollosa y Lohran habían mantenido su conversación. El lugar antaño debía haber sido hermoso, pero en el presente no era más que un lugar vacío y ruinoso. El suelo estaba cubierto por una gruesa capa de polvo, el cual había sido removido allí donde Lohran había pisado, o donde Edevane había caído.

Había algunos muebles de aspecto antiguo, muy maltratados por el paso del tiempo… y por los vándalos, a juzgar por los distintos desgarrones que mostraban en sus tapizados. La silla en que se había sentado Fonollosa ocupaba el centro de la estancia.

Ventanas y puertas estaban tapiadas, y en el rincón al norte de la sala había una desvencijada escalera de caracol que ascendía hacia el piso superior. La barandilla de hierro negro y motivos semejantes a enredaderas se mostraba ahora oxidada y frágil. Nadie en su sano juicio se atrevería a subir dichos peldaños, siendo estos tan inestables y peligrosos.

Lohran había preparado aquel lugar especialmente para sus invitados puristas: había arrojado diversos hechizos protectores, incluyendo el que impedía el uso de la aparición, así como levantado distintas barreras que impedían a los muggles curiosear en las inmediaciones. El único inmune a aquellos hechizos era Lohran, quien poseía una runa protectora a tal efecto.

—Te voy a dar la oportunidad de sentarte tú mismo en esa silla.—Dijo el brasileño con calma, luchando contra todos los deseos que tenía de convertir aquel rostro rubicundo en una masa sanguinolenta.—Te aconsejo que lo hagas, pues vamos a estar aquí un buen rato.

Obedeciendo su propio consejo, Lohran apoyó el peso de su cuerpo en el reposabrazos de uno de los anticuados y deteriorados sofás, sin llegar a sentarse del todo. También se bajó la capucha y se quitó las gafas de sol, revelando un rostro que quizás Edevane recordase. Siempre y cuando no fuera de esos que creían que todos los negros eran iguales, y que no se viese desconcertado por el corte de pelo.

La varita seguía apuntando al pelirrojo, su portador dispuesto a utilizarla si era necesario.
Lohran Martins
Imagen Personalizada : The time of the reckoning [Ayax&Lohran] 1VGtoSh
RP : 10
PB : Michael B. Jordan
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 1.000
Lealtad : Radicales
Patronus : Ninguno
RP Adicional : +2F
Mensajes : 198
Puntos : 160
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6246-lohran-martins http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6275-cronologia-de-lohran http://www.expectopatronum-rpg.com/
Lohran MartinsRadical

Ayax Edevane el Lun Jul 29, 2019 10:20 pm

No tuvo demasiadas oportunidades para salir ganando de allí, pues al cogerle por sorpresa había perdido totalmente la iniciativa. Siendo sinceros, cada vez que quería intentar ponerse por delante de la situación, o recibía un empujón, o un puñetazo, por lo que estaba claro quién tenía el poder allí. Ya cuando perdió la varita y se encontraba en el suelo totalmente desarmado, siendo apuntado por su enemigo, fue cuando vio que tenía cero posibilidades.

Alzó las manos, en señal de inocencia y, sobre todo, de estar indefenso, básicamente porque estaba indefenso y no quería morir de esa manera tan patética porque un negro le ha secuestrado de manera totalmente sucia. Estaba claro que tenía que ir a lo sucio, porque si no no hubiera podido con él.  

Le dio la opción de sentarse él mismo en la silla después de haberle dicho que tenían que hablar, como si fuesen un matrimonio que querían dar el paso hacia el divorcio, por lo que sin ganas de que él utilizase métodos más agresivos hacia él para sentarlo en una silla, se empezó a poner de pie lentamente él solo, sin apartar la mirada de su captor y demostrándole que no tenía intención de hacer ninguna tontería.

En ese momento en donde se levantaba y caminaba para sentarse, fue cuando pudo ver todo lo que le rodeaba y que pocas salidas habían que pudiese aprovechar. La escalera de caracol era una opción estúpida si no tenía la varita y, en general, cualquier opción le parecía estúpida si no intentaba ir primero contra el hombre y recuperar su varita. Y, en ese caso, la huida ya no debía de ser inmediata.

Tras analizar todo lo que tenía alrededor y darse cuenta de que actuar precipitadamente era estúpido, posó su culo en la silla de manera obediente y suave. Colocó delicadamente sendas manos sobre su regazo, a la altura casi de sus rodillas.

Cuando se quitó la capucha y las gafas… pues en realidad Ayax se quedó igual. La poca relación que habían tenido ambos hombres habían sido en las vías de un metro abandonado y oscuro, por lo que evidentemente la cara de Lohran no era familiar para él. Sin embargo, sí que le sonaba de algo, pero en ese momento no sabía decir de qué. Era cierto que cuando Níobe fue apresada en el Área-M, Ayax hizo un examen exhaustivo de lo que se sabía de ella y, de hecho, vio a su mellizo junto a ella en los carteles de Se Busca. Claro que eso había sido ya hace muchísimos meses y tal y cómo había sido todo, había sido información ‘irrelevante’ para el estudio con Níobe, pues evidentemente la actual mujer creía que no tenía familiares vivos.

Entonces Ayax habló:

—Me suena tu cara —reconoció, carraspeando mientras se llevaba una de sus manos a la cabeza, en donde Lohran le había golpeado. Le dolía bastante. —¿En qué puedo ayudarte?

Por un momento se le pasó por la cabeza la idea de que los Davies hubiesen contratado a alguien para matarlo y así tener venganza. La verdad es que las repercusiones de ese asesinato todavía eran bastante inciertas para él.

—Supongo que tu intención no es matarme, o ya lo habrías hecho… ¿te envía alguien?

A ver, teniendo en cuenta la situación estaba clarísimo quién hacía las preguntas ahí, pero puestos a intentar mantener una conversación, Ayax también quería saber su parte. Pese a que estaba nervioso porque no estaba en absoluto controlando la situación y odiaba no controlarlo todo, intentó guardar las apariencias y mostrarse tranquilo.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.374
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 434
Puntos : 342
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Lohran Martins el Sáb Ago 03, 2019 12:33 am

Por unos instantes, Lohran permaneció en silencio, observando al pelirrojo con una mezcla de odio y asco bastante notoria en el rostro.

El brasileño luchaba cada segundo contra su propia mente, que se empeñaba en imaginar una y otra vez las cosas que aquel chaval le habría hecho a su hermana. Era una batalla perdida, y sabía que en algún momento esos pensamientos se desbordarían y, si no tenía cuidado, acabaría perdiendo los papeles.

Cálmate, se sugirió a sí mismo, inspirando lentamente aire por la nariz, para luego expulsarlo igual de despacio por sus mismas fosas nasales.

—Prue Martins.—Respondió, sin más, a las preguntas del joven. Sintió unos deseos imperiosos de asestarle un puñetazo en el estómago en ese mismo momento, pero se contuvo: no quería arruinar aquello.—Seguro que sabes de quién te estoy hablando, pero por si acaso, te lo resumo: hace unos meses tú y un par de tus amigos os enfrentásteis a dos fugitivos en unos viejos túneles de metro. Una de ellos era Prue Martins… y el otro era yo.

Lohran no recordaba aquel incidente con toda claridad, debía decir: durante el enfrentamiento con Fonollosa, Edevane y el otro mortífago, el brasileño había sufrido una gravísima herida que le había dejado al borde de la muerte. Había perdido mucha sangre, y con ello la noción de las cosas que le rodeaban. Así que no sabía bien qué había sucedido antes de despertarse, horas más tarde, en el refugio de Melina Whitmore. Para entonces ya le habían curado las heridas y, milagrosamente, seguía con vida.

Su hermana, en cambio, había sido capturada.

Con todo aquello, Lohran no pudo ofrecer una descripción exacta de la situación: no recordaba la intervención de los dos fugitivos armados con pistolas salvo porque se lo habían contado a posteriori. Habían sido ellos quienes le habían llevado al refugio, pero no los recordaba en acción.

—Fue un buen follón.—Dijo Lohran, como si tal cosa, mientras en su fuero interno mascaba la rabia que sentía.—Tu amigo Fonollosa me ha contado que tú sabes dónde encontrar a Prue Martins. ¿Es eso cierto?

Quizás estuviera siendo suave.

Quizás tuviera que optar por el método que Anyanka Hexe prefería: violencia, especialmente en el plano de la legeremancia, teniendo poca o ninguna consideración por el daño que su arte mágica predilecta pudiera infligir en las mentes de sus enemigos. A fin de cuentas, eran enemigos, ¿no?

Optar por esa vía le pareció, cuanto menos, desacertado. Obviamente, no disponía de conocimientos para intentar leer su mente, por lo que no se refería a eso, sino a algo más físico.

Golpes, en resumen.

Aquello quizás funcionara, quizás no. Había personas capaces de tolerar el dolor físico, y había otras que no. Sin embargo, lo que todo el mundo tenía era un límite, y si se sobrepasaba ese límite, una persona podía montar en cólera y atacar sin pensarlo. Era lo más natural, un acto de supervivencia.

No… no podía arriesgarse tan pronto. El asunto de Fonollosa le había dejado claro que los golpes no eran la solución.

—Si me dices lo que quiero saber, podrás largarte de aquí de una pieza. ¿Te parece un buen trato?—Sugirió, tratando de sonar lo más amigable posible… quedándose en un mero intento: no podía simplemente librarse del profundo desagrado que Ayax Edevane le producía.

O mejor dicho: del profundo desagrado que le producían las cosas que imaginaba con respecto a Ayax Edevane y su hermana melliza.
Lohran Martins
Imagen Personalizada : The time of the reckoning [Ayax&Lohran] 1VGtoSh
RP : 10
PB : Michael B. Jordan
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 1.000
Lealtad : Radicales
Patronus : Ninguno
RP Adicional : +2F
Mensajes : 198
Puntos : 160
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6246-lohran-martins http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6275-cronologia-de-lohran http://www.expectopatronum-rpg.com/
Lohran MartinsRadical

Ayax Edevane el Miér Ago 07, 2019 4:35 am

Claro que sabía quién era Prue Martins, pero mantuvo un gesto impasible y neutro cuando mencionó a su Níobe. Cuando mencionó el momento en el que capturó a su presa, en aquellos túneles del metro, le vino aquella vivencia a la mente como si la hubiese vivido hace dos días y, de manera casi automática, le puso cara al otro hombre al que había borrado prácticamente de sus recuerdos. Ahora casi parecía que siempre lo había recordado.

La primera vez que hizo un gesto con la cara fue para fruncir el ceño cuando mencionó a Fonollosa. No había tenido noticias del mismo diciéndole nada, pero tampoco había tenido noticias de su muerte.

—¿Fonollosa está muerto? —preguntó, esperando una respuesta antes de continuar.

Esa información era importante, pese a que el negro podía estar mintiéndole dijese lo que dijese. Sin embargo, teniendo en cuenta que buscaba sinceridad, esperaba que predicase con el ejemplo. Además, quizás le convenía ser sincero para dar esperanzas al pelirrojo.

Sin embargo, cuando le ofreció ese trato, Ayax tuvo muy claro lo que contestar. No había sonado como el capturador más sincero del universo, pero la verdad es que en su situación pocas opciones tenía ahora mismo.

—Por supuesto. —Posó sendas manos sobre sus rodillas. —Prue Martins está en el Área-M. Es la paciente ciento veintisiete y su habitación es la cincuenta y dos, en el ala ce. Para entrar al interior te hace falta el código de acceso: cada extirpador tiene uno propio para que quede en el registro. Yo tengo uno de becario que cambia cada semana.

Le dio toda la información, totalmente verídica, de Prue Martins en el Área-M, pues era bien consciente que alguien como él no podría entrar de ninguna manera. Y por mucho que pudiera conseguirlo, el Área-M tenía protecciones mágicas por todos lados e ir con explosiones por delante ya no era algo factible. Además, entrar allí abajo conllevaba una cantidad de verificaciones que el hecho de que un impostor entrase era totalmente imposible.

Es por eso que no tenía problema en decirle toda la verdad y nada más que la verdad, pues a día de hoy entrar allí era imposible. Quizás su opción más 'sencilla' sería coger un pelo del pelirrojo y entrar en el interior con poción multijugos, ¿pero sabéis qué? Ayax era demasiado excéntrico como para ser imitado. Cantaría la alarma en el segundo cero.

—¿Algo más? —preguntó, cruzándose de piernas y mirando hacia arriba. —Eres el mellizo, ¿no? Lohran. Leí de ti cuando la metí allí dentro. Ella indudablemente… sacó la belleza de la familia. —Ladeó una sonrisa.

Ayax tenía gustos muy peculiares para la belleza y la atracción, pero precisamente Níobe le parecía una persona hermosa, tan frágil… Todo lo que le había pasado, en realidad, era lo que hacía que el pelirrojo la viese de esa manera.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.374
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 434
Puntos : 342
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Lohran Martins el Lun Ago 12, 2019 12:34 am

Por un momento, Lohran sopesó la posibilidad de mentir, de decir que Fonollosa estaba muerto. Podría haber servido como tortura psicológica, siempre y cuando el chaval estuviera apegado a él de alguna manera.

Sin embargo, nadie le garantizaba que eso fuera así, y no tenía información alguna de que eso fuera así: simplemente, eran compañeros ocasionales, por lo que de golpe emocional tendría poco.

Además: seguramente le saldría más rentable hacer creer a Edevane que, si se portaba bien, saldría con vida de allí.

—No, pero dudo mucho que recuerde nuestro pequeño encuentro.—Respondió sin más, dando a entender que había borrado la memoria del mortífago.

Lo que menos se esperaba Lohran, lo que francamente le dejó contrariado fue… que el pelirrojo largase toda la información sin ningún tipo de filtro. Le dijo tanto que el brasileño hasta descubrió cuál era el número de “paciente”—prisionera, más bien—de su hermana.

La cara del fugitivo debió ser un poema: boca entreabierta, expresión sinceramente sorprendida, como si en lugar de estar viendo al pelirrojo estuviera mirando a un elefante rosa salido de la nada, sin motivo aparente ni lógica alguna. ¿De verdad era tan desprendido con la información? ¿O acaso estaba teniendo un mal sueño, uno de esos especialmente vívidos en que, por fin, conseguía llegar a su hermana?

No supo bien cómo reaccionar al principio, y a consecuencia hubo un silencio bastante incómodo. ¿Cómo debía proceder exactamente?

—Bien.—Dijo cuando fue capaz de hablar de nuevo, pasando por alto el último comentario y la pregunta de Edevane.—Tu familia no es lo que se dice desconocida, precisamente.—Comenzó, a modo de introducción.—Y teniendo ese dato en mente, quiero que me respondas a otra pregunta: ¿Cómo podemos hacer tú y yo para sacar a Prue Martins de ahí?

La pregunta se las traía, desde luego: tal y lo que contaban del Área-M, suponía que ni siquiera sus empleados tendrían posibilidad alguna de sacar a un prisionero de allí. A no ser que utilizaran alguna suerte de plan elaborado, en el cual el empleado en cuestión estuviera también en el ajo.

¿Bastaría la amenaza hacia su familia para meter a Ayax Edevane en el ajo?
Lohran Martins
Imagen Personalizada : The time of the reckoning [Ayax&Lohran] 1VGtoSh
RP : 10
PB : Michael B. Jordan
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 1.000
Lealtad : Radicales
Patronus : Ninguno
RP Adicional : +2F
Mensajes : 198
Puntos : 160
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6246-lohran-martins http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6275-cronologia-de-lohran http://www.expectopatronum-rpg.com/
Lohran MartinsRadical

Ayax Edevane el Mar Ago 13, 2019 2:22 am

Fonollosa estaba vivo, por lo que el pelirrojo asintió con la cabeza, bastante complacido. ¿Veis qué monos son el negro y el blanco, siendo sinceros el uno con el otro? Ojalá todas los interrogatorios así, ¿verdad?

Ayax largó toda la información sin problemas ninguno, pues sabía que a Lohran esa información le sería totalmente inútil, por no hablar de que había dicho tan rápido los números que vaya usted a acordarse de ellos. Aún así, pese a que su mente fuese prodigiosa, de poco le serviría saber que Prue era la paciente número ciento veintisiete.

Cuando habló de su familia, Ayax enarcó una de sus cejas, entendiendo perfectamente la amenaza intrínseca de esa afirmación. Era normal, en realidad: Ayax también atacaría a la familia de su enemigo si éste empezó jodiendo a la suya. Lo que se dice de ojo por ojo, diente por diente y cabeza por cabeza.

—Uff, ya empezó a cojear la conversación. Una pena, me estaba gustando nuestra honestidad y buen rollo. Creo que conectamos a pesar de que me hayas golpeado nada más llegar. Lo estaba dejando pasar por alto. —Se cruzó entonces de brazos, más reticente.

Todavía le dolía la cabeza del maldito golpe que le había dado.

Y frente a la pregunta de sacar a Prue Martins del Área-M… sólo sonrió, casi pérfido. Era hasta mono ver cómo alguien intenta recuperar algo que no solo está perdido, sino roto e inservible. Níobe no era en absoluto la melliza que Lohran dejó atrás, sino que Ayax la había estado manipulando en un intento de ver hasta donde iba a llegar esa nueva persona que había traspasado los límites del Área-M y que, ni en broma, era la misma que le había mordido en las vías del metro. Si bien no tenía nada que aportar de los radicales... intentaría convertirla en alguien que odiase a los mismos. Le encantaba jugar y manipular mentes rotas y inocentes. Se sentía una especie de Dios modelando su propia creación.

Negó con la cabeza varias veces.

—Lo primero de todo: deberías dejar de llamarla Prue Martins. Siento decirte que lo que un día fue, ya no existe. —Se hizo para adelante, apoyando sus antebrazos en sus rodillas para mirar a Lohran. —Y siento decirte que tú y yo… —Matizó, mirándole con cierto desprecio. —No podemos hacer nada para sacar a tu hermana de allí. ¿Quieres verla? No te preocupes: te llevo con ella. Me vendrá genial ponerle delante a alguien a quién se supone que conoce para mis estudios con ella. Aún estoy intentando entender esa cabecita tan complicada.

Estaba sonriendo, dejándole claro que él era uno—podían haber más—personas que trataban con Níobe.

—¿No has leído eso de que el Área-M es más segura que el propio Gringotts? Déjame decirte que no lo dicen en vano. Quién entra ahí, te aseguro que no sale.

Pese a ser tan… rotundo y negativo, en realidad la cabeza de Ayax ya estaba funcionando mirando más allá: ¿y si tras hacerse el duro y el difícil, cedía un poco? En realidad debía de ser increíble poder sacar a Níobe de allí después de hacer que odie a su propio hermano. ¡Sería un encuentro encantador! ¿Lo malo? Que el pelirrojo no pensaba poner en peligro el trabajo de sus sueños por un simple experimento o amenaza.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.374
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 434
Puntos : 342
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Lohran Martins el Miér Ago 14, 2019 3:41 pm

Una cosa debía reconocer Lohran a los tres mortífagos con que había tratado desde que había comenzado la búsqueda de su hermana: si tenían miedo, lo disimulaban como actores profesionales.

El primero había sido aquel enmascarado, quien había delatado al resto, y que a pesar de terminar hecho una porquería, no había flaqueado demasiado. ¿Lo peor de todo? Fruto de una incompetencia que todavía no se explicaba, el cabrón había logrado salir por patas sin que nadie pudiera detenerlo.

¿Cómo lo había hecho? Todo un misterio, incluso para Lohran.

Fonollosa había resistido hasta que se había sacado un tema peliagudo a colación: la familia. Quizás fuera una manera rastrera de negociar con un hombre, pero Lohran pretendía reconstruir la suya, y se quedaba sin opciones.

Y luego estaba Edevane, que ni ante la amenaza implícita a su familia parecía preocupado. ¿Tan seguro estaba de que Lohran iba de farol? ¿Quizás debería haberse preparado un poco mejor aquel plan, contando con sus aliados para capturar a una de las hermanas del chico? Sus amenazas estaban vacías… y ese pelirrojo parecía habérselo olido.

Se lo oliera o no, la impresión general que el brasileño se llevaba era… que aquello debía ser un chiste para él.

No dijo nada frente a su actitud indignada, conformándose con verle cruzarse de brazos, y prosiguió con el tema en cuestión. Y, fiel a su lengua suelta, Ayax Edevane comenzó a decir cosas que, quizás, no debería: básicamente, habló de su hermana como si fuese una especie de retorcido experimento, y como si ya no quedase nada de ella.

Fue un jarro de agua fría, desde luego. Lo peor de todo el asunto es que ya se lo imaginaba, ya lo sabía de antemano, pues cuando uno firma un contrato con el grupo radical, lo hace bajo unas condiciones: si alguna vez te atrapan… tu cerebro, como tal, ya no existe. Lo que fuiste, lo que eres… deja de existir. Solo queda un cascarón vacío. Casi se había preparado para aquel desenlace.

Casi, pero no del todo.

Sin embargo, lo peor del asunto no era eso: inocente, en blanco, Prue se había convertido en el conejillo de indias de aquel pelirrojo. Poco le importó su sugerencia de “visitar” el Área-M con él, y todo lo que llevaba implícito.

—Vuestras prioridades son curiosas.—Dijo Lohran, en respuesta a lo de que el Área-M era más segura que Gringotts. Decía mucho de aquella sociedad que se invitiera más en mantener cautivos a un montón de inocentes para experimentar con ellos que en salvaguardar su capital económico.—Da igual. Creo que no he sido lo bastante claro contigo.—Lohran se puso lentamente en pie, sin dejar de apuntar con la varita a Edevane.—Me vas a ayudar a sacar a mi hermana de ahí, y no me importa hacerte a ti o a tus seres queridos lo que haga falta con tal de conseguirlo. ¿Estoy siendo lo bastante claro ahora?

Lohran sonaba amenazante… porque estaba conteniendo la rabia que sentía. La mera idea de imaginar a ese pelirrojo tocando a su hermana, de la manera que fuese, mientras ella ignoraba lo que sucedía a su alrededor, le ponía enfermo. Hacía hervir su sangre, y dudaba ser capaz de controlarse mucho más tiempo.

Ya estaba apretando el puño libre con tal fuerza que se clavaba las uñas en la palma de la mano.

—Yo no podré entrar, pero tú sí.—Prosiguió.—Y sé que tienes dos hermanas. ¿No te parece una pena que les ocurra algo malo?—Un destello de maldad brilló en los ojos de Lohran, y se dio cuenta en ese momento que, de tener a su disposición a alguna de las Edevane, no dudaría en hacerles daño. No si con ello recuperaba a Prue.—¿O quizás sería más efectivo que te ocurra a ti?

Y hasta ahí llegó la paciencia de Lohran, su capacidad para reprimir su ira: dio un par de pasos en dirección a la silla de Edevane y se dispuso a asestarle un pisotón en todo el pecho, con intención de tirarlo al suelo.

Si había que ser cruel como el enemigo… sería cruel como el enemigo.
Lohran Martins
Imagen Personalizada : The time of the reckoning [Ayax&Lohran] 1VGtoSh
RP : 10
PB : Michael B. Jordan
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 1.000
Lealtad : Radicales
Patronus : Ninguno
RP Adicional : +2F
Mensajes : 198
Puntos : 160
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6246-lohran-martins http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6275-cronologia-de-lohran http://www.expectopatronum-rpg.com/
Lohran MartinsRadical

Maestro de Dados el Miér Ago 14, 2019 3:41 pm

El miembro 'Lohran Martins' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
The time of the reckoning [Ayax&Lohran] BGmeSZm
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : The time of the reckoning [Ayax&Lohran] 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3783
Puntos : 1717
Maestro de DadosModerador

Ayax Edevane el Vie Ago 16, 2019 1:59 am

De prioridades nada. Gringotts siempre había sido un lugar seguro; no había que invertir absolutamente nada en ello, mientras que salvaguardar la ciencia era muy importante. Y no había que olvidar, por supuesto, que ante todo era una prisión y guardaba en su interior terroristas muy peligrosos.

Evidentemente no le dio tiempo a responder nada, pues Lohran se puso en pie con unas palabras mucho más serias y autoritarias. Ahora las cosas tenían más sentido: una amenaza sobre la mesa y no un intento idiota de intentar cooperar con el captor de tu hermana melliza.

El pelirrojo podría tener muchos problemas sociales con las personas, pero no con su familia. Consideraba a los Edevane una de las cosas más importantes del mundo, sobre todo sus padres y sus hermanas. Joshua también entraba dentro de sus personas importantes en el mundo, pero él era Eckhart y, por la amenaza del negro, parecía fuera de la ecuación. Sin embargo, el punto de todo eso es que Ayax no iba a permitir que nadie tocase a su familia.

Y vamos, seamos sinceros: ¿a quién le gusta que te amenacen de esa manera tan fea en la cara? La mirada del pelirrojo se volvió también más seria, casi retorcida.

El tipo estaba claro que le tenía ganas porque indudablemente Ayax sería mucho más vulnerable si una de sus hermanas estuviese en la sala. Cualquier otra persona no, pero su familia sí. Pero él tenía las cosas claras: él había sido el hijo de puta que se había llevado a ‘Prue’ y… él tenía que pagar por ello. Lo m´sa normal que pasase por la mente de ese negro es que no iba a conseguir ver a Prue nunca más en su vida, por lo que al menos apalizar al puto imbécil.

—Prometo hacerte todo lo que se te ocurra hacerle a mis hermanas, Martins. Y luego te llevaré al Área-M y mataré a tu hermana delante de ti: ¿te gusta esa idea? Si quieres empezar una guerra, empezaremos una guerra.

Vio sus intenciones perfectamente, por lo que se irguió en la silla hacia el tipo e intentó coger con sendas manos la pierna que intentaba golpearle.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.374
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 434
Puntos : 342
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 6. 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.