Situación Actual
9º a 5º
9 febrero➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Please, don't. —Sam&Gwen.

Sam J. Lehmann el Lun Jul 01, 2019 2:10 am

Recuerdo del primer mensaje :

Please, don't. —Sam&Gwen. - Página 5 DsfxfcY
Casa de Sam & Gwen | 01/07/2019 | 17:38h | Atuendo

Alfred le había regalado ese lunes libre a Samantha porque había trabajado el sábado casi en los dos turnos y se había encargado de prácticamente toda la tienda frente a la ausencia de tanto Alfred como de Erika, que habían tenido que viajar a Irlanda por motivo de un funeral. Además, por fin los dueños habían contratado a una nueva persona, por lo que pese a que los horarios estaban parecidos, había más estabilidad. Ya Sam había pedido, por favor, que le diesen turno de mañana casi siempre para poder tener una vida con Gwendoline que fuese más allá que compartir las últimas horas de la noche antes de caer rendidas en la cama del cansancio. Alfred y Erika todavía se lo estaban pensando.

Sam había comido sola porque Gwendoline tenía cosas que hacer después del trabajo, diciéndole que llegaría a la hora de merendar. Es por eso que a la buena hora de merendar, Sam estaba preparando unos bol con fruta partida: plátano, fresa, melocotón, piña… Últimamente hacía bastante calor, por lo que les encantaba salir al patio trasero a coger sol mientras tomaban fruta bien fresquita. Mientras partía, ahí se encontraba Don Cerdito, sentado en el suelo, a la espera de que algo cayese al suelo para poder hacer su función de aspiradora.

Al terminar de cortar la fruta, dejó los bol sobre la encimera y salió para recoger la mesa del comedor que estaba totalmente tirada. Estaban su mil y una libretas que utilizaba para a saber qué cosas, además de la que tenía actualmente para escribir como un diario. Se había pegado un rato de la mañana escribiendo y se le habían quitado las ganas de recoger. Entre que era más guay comer y cenar frente a la televisión mientras veían algo, había días en donde la mesa del comedor se plagaba de cosas que no debían de estar en la mesa del comedor. Así que antes de que llegase Gwendoline, que debía de estar al caer, Sam hizo limpieza intensiva. Separó las cosas de su novia por un lado y las de ella por otro, en dos montones para subirlo a la habitación y dejarlos sobre el escritorio.

Al llegar arriba hizo los dos montoncitos y se dio cuenta de que bajo una carpeta de Gwendoline estaba el Profeta de ayer. Sam no lo había leído, sino que había sido Gwen quién se lo había contado, pero lo cogió porque quería leer ella misma todo lo que decían sobre los secuestros y lo ocurrido en Hogsmeade y el Callejón Diagón. Sin embargo, al cogerlo se dio cuenta de que bajo eso había una carpeta desordenada en donde varias hojas salían por fuera. Al colocarlo, se dio cuenta de lo que era: información sobre objetos mágicos y el uso que se le había dado a dichos artilugios para cazar fugitivos.

Y eso sí le sonaba.

Dejó El Profeta a un lado, dándose cuenta de que Gwendoline parecía estar estudiando aquello. Hacía ya unas semanas le había dicho que la Orden del Fénix estaba detrás de un mago que estaba utilizando artilugios mágicos para cazar a los fugitivos y que había que dar con su identidad para parar dichos ataques. Sam le había pedido que no se metiera ahí, porque ni sabía quién era ese mago ni cómo se tomaría el hecho de que alguien estuviese espiándolo para saber qué. Y, por lo que le había quedado claro en aquel momento, Gwen parecía haber aceptado no hacer nada de eso.

Esta mujer…Susurró, sin querer mirar nada más.

Y no quería mirar nada más porque no era de su incumbencia. Lo había visto sin querer y… si algo le molestaba de todo eso es que lo estuviese haciendo sin decirle nada. Entendía el hecho de que Gwen se quisiera implicar en las cosas porque uno tiene la necesidad de hacer lo posible por ayudar al resto e incluso entendía que quisiera hacer las cosas aunque Sam no quisiera que las hiciera porque la quería proteger, pero… que se lo dijera al menos. Que le dijera: “Sam, sé que te preocupas por mí, pero lo voy a hacer igualmente.” ¿Y qué narices iba a decirle Sam? La verdad es que el hecho de que se lo ocultase, por lo que eso implica, era lo que más le molestaba de todo. ¿Y si pasaba algo y ella no tenía ni idea de lo que estaba haciendo durante todo este tiempo?

También era cierto que ella siempre intentaba despegarse de sus asuntos de la Orden del Fénix… pero a veces se arrepentía teniendo en cuenta que Gwendoline, igualmente, no iba a dejar nada de eso de lado y no quería quedarse de lado en cosas que incumbían a su novia y podían ser peligrosas.

Contrariada, cogió El Profeta y salió de la habitación tras dejarlo todo ordenado, bajando las escaleras hacia la cocina.
Sam J. Lehmann
Imagen Personalizada : Es un lindo cerditooooooo
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 32.046
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 1312
Puntos : 1069
http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778
Sam J. LehmannFugitivos

Sam J. Lehmann el Jue Ago 22, 2019 3:45 am

—No tía —le respondió Danny a Xenobia, con ligera confianza, cuando le dijo que esperaba que se la hubiera devuelto. —Tengo un parche pirata, ¿sabes? Fue una patada muy fuerte. Terminé en el suelo pensando que me estaba desangrando porque se me había salido el ojo. Se la devolveré en un futuro. —Hizo una pequeña pausa, sonriendo. —Estoy mejorando, aunque físicamente no se note.

Más bien parecía que estaba mejorando a recibir golpes y sobrevivir a ellos, pero Sam no dijo nada al respecto, pues no había confianza. Además, ahí donde lo veías eso de recibir golpes y saber soportarlos era algo bastante importante también, pues había veces que algo muy doloroso, o directamente que nunca habías experimentado, te dejaba totalmente fuera del momento.

La rubia se limitó a observar la conversación entre las conocidas, hasta que Gwendoline habló de lo importante. Le pareció encantador que dijera que era su novia, además de mencionar lo de haberlo estado haciendo a su espalda. Ahí, mientras Sam miraba a Gwen también de brazos cruzados, Danny estaba en la parra totalmente.

Mente de Danny
¿¡Que Gwendoline es lesbiana y Samantha Lehmann es SU NOVIA!? Oh, ¡menudo giro de los acontecimientos! ¡Pero qué monas! Ni ella misma sabía qué le pasaba, pero de repente se creó fan inmediata de aquellas dos cosas tan monas y aparentemente heterosexuales. ¡Oh, venga! ¡Míralas! ¡Si es que no parecen lesbianas!

Mientras Danny estaba ocupada haciéndose el carnet de fan Samdoline, Gwen hizo la última pregunta importante, haciéndola salir de su estupidez mental.

—Claro. —Claro que aceptaba, había leído todos los términos necesarios para ser del Club de Fan Samdoline.

Escucharon la pregunta de Xenobia y entonces Sam se dio cuenta de que… bueno, ¿amigos? No es que tuviera precisamente muchos amigos. Tenía personas útiles ahí fuera, pero había un problema: contactar con ellos no era una opción muy viable, pues normalmente Sam solía desaparecer sin dejar mucho rastro, problemas de haber estado sirviendo con su vida y con su muerte a un capullo integral.

—Bueno… —Soltó una pequeña sonrisa, acompañada de un movimiento que recogió un mechón de pelo para pasárselo por detrás de la oreja. —Aunque he estado todo este tiempo en el exterior, no es que tenga demasiado contacto con el resto de fugitivos. Y a los que conozco, no tengo manera de contactar con ellos. —La virgen María, qué triste había sonado decir eso. —Sé de uno con el que puedo contactar. Está ahí fuera viviendo en un grupo pequeño… —O eso se pensaba Sam, claro, pues Lohran nunca le había dicho que era radical y la rubia no se imaginaba a tremenda onza de chocolate siendo tan malvado. —Podría preguntarle si sabe algo del tema. —Y finalmente se encogió de hombros. —Lo siento, en eso no puedo ayudar.

Había conocido a mucha gente, pero habían tenido el mismo efecto que Emerick en la vida de Sam. La espera de que el destino volviese a unirlos en un futuro, sin ningún método posible con el que contactar.

—Yo conozco a un tipo que está con los radicales —confesó entonces Danny, sintiéndose como rebelde y malvada al mismo tiempo. —¿El Juguetero tendrá algún tipo de predilección por los de la Orden del Fénix o serán fugitivos en general? Quizás los radicales también hayan tenido alguna baja menos rimbombante, o hayan escuchado algo de él. Quizás… —Carraspeó entonces, pues se le había pasado una idea malvada por la cabeza. —¿Os imagináis que sean los radicales? No serían tan idiotas, ¿verdad? Yo es que ya no sé qué pensar o cuánto confiar en la inteligencia humana.

Aunque Sam no simpatizase con la ideología de los radicales, no pensó nada raro con que Danny conociera a uno de ellos.

—Pese a las diferencias, creo que saben cuál es el objetivo. No creo que tenga que ver con los radicales, pero no es mala idea buscar información teniendo en cuenta que tenemos tan poquito. Cualquier cosa puede servir.
Sam J. Lehmann
Imagen Personalizada : Es un lindo cerditooooooo
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 32.046
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 1312
Puntos : 1069
http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778
Sam J. LehmannFugitivos

Gwendoline Edevane el Vie Ago 23, 2019 12:05 am

Así estaban las cosas: las cuatro formarían equipo, cada una de ellas aportando sus aptitudes a fin de atrapar a esa persona que había estado causando tanto daño a la comunidad fugitiva.

Gwendoline estaba francamente sorprendida: jamás se hubiera imaginado que vería a Sam en aquel lugar, formando equipo con dos personas que a su vez formaban parte de la Orden del Fénix, una organización que no despertaba en ella los mejores deseos. Y quizás no estuviera convencida del todo, todavía, pero conociéndola como la conocía, sabía que terminaría preocupándose por todas aquellas personas de la misma manera que se preocupaba por sus seres queridos.

Era lo maravilloso de Samantha Lehmann.

Xenobia le preguntó acerca de sus contactos, a lo que Gwendoline prestó toda su atención. Si no se equivocaba, estaría hablando de Lohran Martins, ese fugitivo con el que se había encontrado recientemente. Que ella supiera, era el único con que había vuelto a encontrarse, aparte de Emerick.

Danielle Maxwell también aportó su pequeño granito de arena, explicando que conocía a alguien que formaba parte de los radicales. Puso sobre la mesa la hipótesis de que fuese cosa de ellos, pero ella misma se desmintió: no tendría mucho sentido que se dedicaran a atacar a otros fugitivos. Sería buscarse enemigos de manera absurda, y tirar piedras contra su propio tejado.

—No tendría sentido, no.—Convino Gwendoline, bajando la mirada para depositarla en sus pies.—Esos fugitivos a los que atacaron no formaban parte de ninguna organización, o por lo menos, no parte plena. Podría tener un mínimo de sentido si hubiesen atacado a la Orden, pero… ni así. No creo que su animadversión hacia nosotros llegue hasta ese punto.—Aunque Gwendoline sabía que existían radicales que… bueno, sólo querían ver el mundo arder. Lo había comprobado ya en un par de ocasiones.

—Si tenéis algún contacto en el exterior, aunque sea un nombre—, empezó Xenobia, mirando concretamente a Sam—, podéis decírmelo. Antes era periodista, y quizás pueda encontrar algo de información. Además, sigo teniendo mis fuentes.—Lo dijo de tal manera que sonaba de lo más profesional, lo cual hizo que Gwendoline repentinamente se sintiera muy pequeña.

—Eso te convierte en la persona más cualificada para esto de los aquí presentes, creo yo.—Dijo la morena, mirando a la americana con una fascinación disimulada.—Respecto a ese tema...—Volvió a bajar la mirada, depositándola sobre sus pies. Los estaba observando con mucha atención ese día.—No quiero poner demasiada responsabilidad sobre tus hombros, pero… ¿habría problemas si te pidiese que llevases adelante la parte más activa de la investigación, Xenobia?—Se obligó a sí misma a mirarla a la cara.—Va a sonar bastante cobarde lo que voy a decir, pero… en mi posición, no puedo hacer movimientos arriesgados. Y tengo gente a la que proteger...

—Te lo dije en su momento y te lo repito: tú encárgate de pensar y de conseguir la información que las demás no podamos, y el resto déjamelo a mí.—Xenobia miró entonces a Danny.—Y tú tampoco te arriesgues demasiado: te aseguro que la vida de fugitiva no es nada confortable. Y ningún ojeador de Quidditch se fija en ti cuando sobre tu cabeza aparece un enorme “Se busca” y bajo ella una cifra de cinco dígitos.—Tal y cómo Xenobia lo dijo, parecía estar bromeando… o siendo muy irónica. Gwendoline supuso que tenía todo el derecho del mundo a serlo.

—Gracias.—Dijo Gwendoline con una leve sonrisa, para luego mirar a Sam. No había revelado que aquella petición, en realidad, era suya. Y era lógico: de hacerlo, seguramente las demás pensarían en ella como una aguafiestas o algo por el estilo, por mucho que sus preocupaciones tuviesen toda la lógica del mundo.—Supongo que deberíamos poner en común todo lo que sabemos, ¿no?

Xenobia asintió, suspirando. Pareció quedarse perdida en sus pensamientos durante unos segundos, antes de mirar a Danielle.

—¿Quieres hacer los honores? ¿O se lo cuento yo?

Gwendoline conocía la historia, pero aquello principalmente era para Sam: casi no habían hablado del tema, y cuando lo habían intentado, habían discutido. Así que lo mejor sería escuchar la historia directamente de boca de las implicadas.

Se quedó en silencio, dispuesta a escuchar una vez más el relato. Quizás, en esta ocasión, se daría cuenta de algo que había pasado por alto con anterioridad.
Gwendoline Edevane
Imagen Personalizada : Please, don't. —Sam&Gwen. - Página 5 9guYyyq
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 30
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.086
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 1368
Puntos : 915
http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Sam J. Lehmann el Vie Ago 23, 2019 2:55 am

Todo el mundo allí presente entendía que tanto Gwendoline como Danielle no deberían exponerse más de lo debido porque eso podría comprometer su seguridad y su identidad, pero la verdad es que también era injusto que Xenobia llevase todo el peso de la investigación en cualquier tipo de situación en la que se requiriese. Sam era muy consciente de que había sido petición de ella que Gwendoline no se metiese en ese tipo de locuras, pero creía que dejar actuar a una persona sola tampoco era una resolución demasiado buena.

Sin embargo, como no había hablado nada de eso con Gwen en casa, no dijo nada al respecto. Ella era una fugitiva reconocida igual que Xenobia y podría prestarle apoyo de ser necesario, pero no quería ofrecerse sin hablar con Gwen antes, pues estaba bastante segura de que le diría que no. Al igual que Sam no quería ver a Gwendoline metida en problemas, la morena no querría verla a ella cerca de la mecha.

Así que mientras ellas hablaban, Sam se mantuvo callada. Xenobia parecía bastante segura de poder ella sola, pero igualmente hablaría con Gwendoline por si había alguna situación en la que pudiera hacer falta, aunque no fuera siempre. Ahí en donde veías a Samantha, sí que sabía desenvolverse ahí fuera. Había sobrevivido ella sola por su cuenta, por lo que algo sabía.

Por su parte, Danny soltó un bufido divertido a lo que dijo Xenobia.

—Sí, lo sé, no te preocupes. —Por una parte ella estaba ‘tranquila’ porque a su propio juicio era una Don Nadie de la que nadie se preocupaba, sin embargo, no tenía intención alguna de internarse en cosas que le quedasen demasiado grande. No quería sonar egoísta, pero no quería terminar viviendo allí dentro, escondida. La verdad es que tener a Viktor como maestro era muchísimo mejor que tener a Maverick, pues el fugitivo le ponía en peligro con el mero hecho de ir a su lado. —Intento tener cuidado, aunque a veces no se note. —Se señaló el parche del ojo, como clara referencia a su torpeza aguda.

Ambas se pusieron más cómodas a pesar de estar en el patio central, sentándose Sam y Gwendoline en un banco de piedra, mientras que Xenobia se apoyaba en el posabrazos del banco. Danny, cómo iba a ser quien contase la historia, se quedó de pie en frente.

—Pues fue el mismo día en el que conocí a Xenobia, que me estaba ayudando a buscar a Viktor, que es mi padrino aquí en la Orden del Fénix, ya que había quedado con él y… —Se dio cuenta de que las ramas estaban acercándose estrepitosamente a su historia. —Por el camino escuchamos entonces un grito, proveniente de aquí, el patio central. A menos que tengas un permiso especial, sólo puedes aparecerte aquí y desde una de las entradas habilitadas. —Eso había sido casi una especificación porque Sam era nueva allí y no sabía cuánto le habría contado Gwendoline. —El caso es que vinimos corriendo y vimos a una chica, que se llama Annie, totalmente desesperada, llorando y gritando. Junto a ella estaba el cadáver de su padre, que había sobrevivido lo justo y necesario para traerla hasta el refugio, en donde murió prácticamente al momento cuando ella ya estuvo a salvo. —Carraspeó entonces y puso un gesto disconforme. —Te diría cómo estaba el cuerpo del padre pero… ese tipo de detalles no se me dan muy bien. Sin embargo, imagínate… lo peor que puede salir estando en una explosión mágica: había mucha sangre y quemaduras y…

Paró, cerrando el único ojo que se le veía.

—Entonces fuimos al sitio en donde había ocurrido todo y… yo tengo un trauma de ese día. —Dejó claro antes de seguir, con la mano en alto como para matizar eso.

Danny lo contó todo... a su manera. La verdad es que la muchacha tenía una manera de contar las cosas bastante agradable, pese a que se trataba de algo desagradable, por lo que si bien Sam pudo saber a la perfección la magnitud del problema, ver cómo lo había vivido la chica sin apenas experiencia y cómo lo contaba hizo que fuese más fácil de digerir.

Después de la historia, contada con pelos y señales y todo lo que Sam no sabía hasta el momento, la verdad es que le sorprendió. Luego fue Xenobia quién contó el segundo ataque, también sin dejarse muchas cosas en el tintero. Las cuatro sabían que para tratar ese tema lo mejor era sentarse y poner sobre la mesa todo lo que se sabía y por dónde se podía tirar, para tomar decisiones y ver qué se sacaba de ello, pero después de esa toma de contacto, Danny tenía que irse a practicar quidditch y Xenobia se fue a descansar por petición, insistente, de Langley, el cual había aparecido por allí y se había enfadado.

Gwen y Sam, por su parte, continuaron con el tour por el refugio mientras hablaban del tema del Juguetero, hasta que decidieron volver a casa. Y... bueno, una vez en casa se lo dijo claro: "tenías razón." A Sam le había parecido un lugar maravilloso para la gente que, a contrario que ella, no había podido reencontrarse con sus seres queridos y no tenían a dónde ir. Por otro lado, haberse enterado de las historias de los ataques por Danny y Xenobia, que estaban bastante metidas en el asunto, también ayudó a que Gwendoline no llevase todo el peso.
Sam J. Lehmann
Imagen Personalizada : Es un lindo cerditooooooo
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 32.046
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 1312
Puntos : 1069
http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778
Sam J. LehmannFugitivos

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.