Situación Actual
10º-16º
13 octubre ➟ luna llena
Entrevista
Halloween
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Nothing make sense — Sisabelle Zabini

A. J. Seward el Miér Jul 24, 2019 11:42 am

Nothing make sense — Sisabelle Zabini FQ00Co2
Fábrica abandonada a las afueras de Londres | Miércoles 31 de julio del 2019 | 23:47 pm | Atuendo. (sin gafas)


AJ abrió los ojos, no sin esfuerzo, y lo primero que notó fue el insistente dolor general que recorría todo su cuerpo. Lo segundo que notó fue que, de alguna manera que no entendía, había estado respirando polvo pues a los dos segundos de haber despertado empezó a toser. Estaba tirado en el suelo y lo único que podía ver era oscuridad, casi no había diferencia entre tener los ojos abiertos o cerrados, pensó el radical mientras hacía el esfuerzo por incorporarse.

Le dolía muchísimo la cabeza y en un primer momento no entendía qué había pasado. ¿Dónde estaba y por qué le dolía todo tanto?

El radical se sentó en el suelo, sintiendo un latigazo de dolor recorrerle la espalda, y empezó a hacer memoria, en un intento de adivinar cómo había acabado en esa situación.

Volvió a cerrar los ojos, centrándose en recordar.


Quince minutos antes.


La misión era sencilla: tenían que trasladar a un grupo pequeño de fugitivos de aquella fábrica abandonada a las afueras de Londres, donde se habían estado ocultando, a un sitio más seguro.

Eran cuatro fugitivos, entre ellos dos niños pequeños de 7 y 13 años, que se habían visto obligados a huir junto con sus padres, que fueron acusados por el gobierno de ser ladrones de magia. AJ también tenía aquel cargo en su lista de delitos, entre otros muchos que había ido acumulando con el tiempo, pero precisamente aquel era falso, ni él ni ningún otro nacido de muggles había robado magia. Pero claro, a ver quien le explica eso a los mortífagos.

AJ junto con dos compañeros radicales, Audrey y Liam, se aparecieron en las inmediaciones de la fábrica y no tuvieron mayores problemas a la hora de entrar. Encontraron a la familia de fugitivos en el segundo piso y, tras un tenso primer encuentro con ellos, accedieron a ir con ellos y abandonar aquel lugar.

Pero ya lo dice la ley de Murphy: si algo puede salir mal, saldrá mal.

Un grupo de mortífagos apareció antes de que pudieran marcharse de allí, y aunque el primer impulso de AJ fue el de enfrentarse a ellos, lo desechó en cuanto recordó que había niños con ellos. Audrey los instó a desaparecerse antes de que fuera demasiado tarde, pero cuando lo intentaron descubrieron que no podían usar la aparición. Debía de haber barreras mágicas anti aparición para impedirles huir.

No les quedó más remedio que enfrentar al grupo de mortífagos, y aquella fue la primera pelea en la que se veía envuelto AJ desde lo ocurrido en Hogsmeade y el posterior secuestro. Al pensar en aquello, en como el Ministerio había irrumpido para liberar a los rehenes, matando a muchos de sus compañeros; o en como Sybella había muerto en Hogsmeade, a manos de Joshua; o en como él mismo había matado a Bellatrix Lestrange en Hogsmeade cuando tuvo la más mínima oportunidad de hacerlo, gracias a la intervención de Lohran; fue como si la misma rabia que sintió entonces se apoderase de él, volviéndolo impulsivo.

Sin embargo todavía quedaba el suficiente raciocinio en él como para preocuparse por sus compañeros y la familia de fugitivos a la que tenían que proteger. Un grito femenino captó su atención, era una voz que AJ conocía muy bien. La voz de Audrey.

El ex jugador de Quidditch se giró en la dirección de su compañera para ver como uno de los mortífagos la desarmaba y el pánico lo invadió. No podía dejar morir a Audrey. Entonces tomó una de las decisiones más imprudentes de su vida.

¡Audrey! —gritó AJ, llamando la atención de su compañera y del mortífago que estaba a punto de volver a atacarla.— ¡Cógela! —aprovechó aquel pequeño momento de distracción para lanzarle su propia varita a la castaña que, sin tiempo como para pensar en lo que eso supondría para AJ, la cogió al vuelo y reanudó la batalla contra aquel mortífago.

Por suerte AJ no se convertía en un inútil sin la varita, sabía pelear cuerpo a cuerpo y así fue como se mantuvo con vida durante los siguientes minutos.

No supo de dónde vino, ni quién había lanzado el hechizo, pero un Bombarda Maxima hizo que todo se derrumbase bajo sus pies, y lo último que escuchó AJ fue a Audrey gritando su nombre. Después todo fue oscuridad.


Y ahora…


Joder —fue lo primero que dijo AJ, con voz ronca después de estar tosiendo. De ahí venía el jodido polvo: del derrumbe, pensó mientras volvía a toser.

Ahora ya sabía lo que había ocurrido, hubo un derrumbe en la fábrica y, por lo que parecía, había quedado atrapado entre los escombros. Para colmo no tenía la varita, por lo que estaba bien jodido, ya que no tenía forma mágica de salir de allí y no creía que pudiese abrirse paso con las manos por entre los escombros del derrumbe. Aunque tampoco es que hubiese podido usar la aparición para salir de allí, pensó recordando las barreras anti aparición que seguramente debían de seguir rodeando el lugar.

Todo seguía oscuro, pero cuando su vista se acostumbró a la penumbra, AJ pudo distinguir como algunos de los pilares y vigas eran los que evitaban que todo se derrumbase completamente y muriese aplastado.

Se puso en pie, notando como tenía algunas heridas y cortes, aunque por suerte parecía que no se había roto nada. Todavía podía considerarse afortunado y todo. El pelo le caía por el rostro, y al apartarlo con la mano notó que tenía un pequeño, pero molesto, corte en la frente. Seguro que estaba hecho un auténtico desastre, pensó, aunque dadas las circunstancias tampoco es que importase demasiado.

Estaba a punto de empezar a pensar en un modo de salir de allí, aunque la verdad es que estaba jodida la cosa, cuando escuchó un ruido a su alrededor. En un primer momento había pensado que era el único que había caído allí, pero entonces pensó que quizá no estaba solo.

¿Hay alguien ahí? —preguntó al aire, con la tensión impregnando su voz. Podía ser alguno de sus compañeros, o también podía ser un mortífago.

Cogió una roca del suelo, por si acaso tenía que defenderse, aunque hacer movimientos bruscos allí dentro podía ser una muy mala idea, ya que todo aquello podía venirse abajo muy fácilmente, convirtiéndose en una horrible tumba para los que estaban allí atrapados.

PNJ AUDREY:
Nothing make sense — Sisabelle Zabini ZRyWCqd
A. J. Seward
Imagen Personalizada : Nothing make sense — Sisabelle Zabini JmsvSqO
RP : 10
PB : Sebastian Stan
Edad del pj : 31
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.150
Lealtad : Radicales
Patronus : Error 404. Not found
RP Adicional : +1F
Mensajes : 87
Puntos : 67
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6264-a-j-seward#91658 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
A. J. SewardRadical

Sisabelle Zabini el Mar Ago 06, 2019 10:19 pm



Sisabelle había sido voluntaria para una misión: neutralizar a los radicales y fugitivos en una fábrica abandonada, pues una de las fuentes de información les había informado aquello. La castaña nunca habría sido voluntaria para una misión de aquel estilo si no hubiera sido secuestrada por los radicales.

Aquel día había cambiado su forma de verlo todo, y el odio hacia aquellas personas había crecido en ella. Quizás la llamarían irracional, pero ella siempre había preferido pretender no reconocer a nadie y dejar que siguieran vivos, pero ¿cómo había terminado aquello para ella? Muy mal. La habían atrapado, había sufrido y habían matado a inocentes. Los radicales eran algo que ella repudiaba con todo su ser, y por esto había sido voluntaria para aquella misión.

No habían tardado en aparecer en el lugar, donde pudieron sorprender a los cabrones. Ella sonrió con arrogancia: su fuente había demostrado lealtad. No tardó en atacar con un desmaius a uno de los radicales, y la pelea dio inicio. Hechizos por aquí, hechizos por allá. La adrenalina se apoderó de su cuerpo y estuvo con todos los sentidos atentos, atacando, defendiéndose y había comenzado a divertirse con aquellos duelos.

Estás diferente, Sisabelle. Ya no eres la misma, Sisabelle. Se había cansado de aquellas palabras por parte de sus padres, tía y primo. Sí, había cambiado. Todo por los cabrones de los radicales. Ser capturada había sido algo traumático para ella, porque creyó que efectivamente iba a morir. Y ahora tentar a la muerte le parecía divertido, de verdad había cambiado y quizás no para bien. Eso la ayudaría a conseguir la marca tenebrosa en poco tiempo, de aquello estaba muy segura.

Escuchó que uno de los mortífagos soltó un bombarda máxima y ella pensó en desaparecer, pero antes de que pudiera hacerlo todo se volvió negro y perdió la consciencia.

Al volver a abrir los ojos se encontró rodeada de escombros y con la pierna mal herida, siendo aplastada por un montón de mierdas. Sacó su varita y con un bombarda liberó su pierna, pero provocó que más escombros cayeran, por lo que como pudo salió de allí, en busca de una salida. Tosió al sentir el polvo llenar sus pulmones que suplicaban por aire, cuando escuchó una voz masculina. 

Al menos no era la única víctima del cabrón que había tenido la brillante idea de lanzar un bombarda máxima al lugar.— ¡Aquí! —Exclamó, para llamar la atención del hombre. Tenía su pierna malherida y estaba sangrando, no era buena señal.


Sisabelle Zabini
RP : 7
PB : Victoria Justice
Edad del pj : 19
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.400
Lealtad : Mortífagos
Patronus : Hipogrifo
RP Adicional : ---
Mensajes : 119
Puntos : 74
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6727-sisabelle-zabini http://www.expectopatronum-rpg.com/t6730-sisa-zabini-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t6731-me-myself-and-i-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t6729-correo-de-sisabelle-zabini
Sisabelle ZabiniUniversitarios

A. J. Seward el Jue Ago 29, 2019 12:25 am

Un ruido alertó a AJ de que no estaba solo entre tantos escombros, y ante la falta de varita y la posibilidad de que quien fuera que estuviese atrapado allí dentro fuera un enemigo, cogió lo único que podía usar como un arma arrojadiza: una roca, probablemente fruto del derrumbe.

No había dado más que un par de pasos cuando aquel ruido se convirtió en uno mucho más sonoro, parecido a una explosión, y tras eso las vigas que mantenían parte del techo intacto se tambalearon, desprendiendo gravilla, polvo y haciendo caer más escombros.

Escuchó una voz femenina que no sonó demasiado lejos, y se encaminó hacía allí, moviéndose entre algunos escombros que le dificultaban el camino.

¡Estate quieta o nos vas a enterrar vivos! —exclamó temiéndose que otra explosión terminaría por hacer que las vigas cediesen, sepultándolo a él y a la persona que había causado aquella nueva explosión.

En el fondo intuía a quien se encontraría, pues si aquella voz femenina hubiese sido la de Audrey la habría reconocido de inmediato. También podría ser la fugitiva que había estado escondiéndose en aquella fábrica junto a su familia, marido e hijos, pero AJ sabía que él no tenía tanta suerte.

Era una mortífaga.

Lo corroboró en cuanto la tuvo a la vista, a un par de metros de distancia de donde él estaba, a pesar de la penumbra pudo distinguir que vestía de negro y su figura era más menuda que la de Audrey o la otra fugitiva. A ver si después de todo el que iba a tener el gafe encima iba a ser él en vez de Lohran.

Estate quieta —repitió con el tono de voz tenso.— Cualquier movimiento puede hacer que todo esto se nos caiga encima, así que si yo fuera tú no intentaría nada. Seguro que ninguno de los dos quiere morir aplastado.

Supuso que a ella le haría la misma gracia aquella situación que la que le hacía a él, o sea ninguna.

Para AJ estar atrapado con una mortífaga en una situación de inminente muerte, ya sea por derrumbamiento o por asfixia, si es que se les acababa el oxígeno, era mucho peor que estar en aquella misma situación pero solo. Al menos estando solo podría morirse tranquilo.

Parecían estar en la planta más inferior de la fábrica, lo que significaba que había sido una buena caída y que, para su desgracia, no había ventanas, por lo que su única esperanza para salir de allí era que los otros hubieran sobrevivido al derrumbe y los sacasen de allí. Al menos, por la parte de AJ, estaba seguro de que si Audrey y Liam estaban fuera harían lo que fuera por sacarlo de allí.

Hay dos maneras de hacer esto. Me atacas, te ataco y en el mejor de los casos uno consigue matar al otro, y en el peor haremos que esto se derrumbe y moriremos los dos —obvió el hecho de que él no tenía su varita encima, tirándose un farol, aunque todavía podía atacarla físicamente.—  O también podemos intentar sobrevivir.

Cualquier que conociese un poco a AJ sabría lo mucho que le jodía estar teniendo aquella conversación con una mortífaga, pero la alternativa de morir allí dentro no era mucho mejor.
A. J. Seward
Imagen Personalizada : Nothing make sense — Sisabelle Zabini JmsvSqO
RP : 10
PB : Sebastian Stan
Edad del pj : 31
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.150
Lealtad : Radicales
Patronus : Error 404. Not found
RP Adicional : +1F
Mensajes : 87
Puntos : 67
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6264-a-j-seward#91658 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
A. J. SewardRadical

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.