Situación Actual
12º-19º
14 septiembre ➟ luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Gracias a todos pj destacado
Gracias a todos Pjs destacados
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Apenas cinco letras |Priv. Ashton & Aaron

Joahnne Herondale el Vie Ago 16, 2019 8:30 pm

Apenas cinco letras |Priv. Ashton & Aaron FFiolBG

Era entrada la medianoche, 00:00, recién la manecilla del reloj de su muñeca se trasladaba un centímetro para reflejar el correr del tiempo.

Joahnne estaba más allá de la euforia, su cuerpo vibraba a la par del sonido artificial que retumbaba en el recinto, acostumbrada —en estos últimos meses— a los gritos de los demás para hacerse escuchar. Sus manos no se detenían ni por un segundo, tampoco sus largas piernas se dieron el tiempo a suspirar en plena noche. Desde que había sido contratada en ese lugar lo que menos tuvo su vida fue sedentarismo. Digo, si lo miras con un ojo cerrado todo lo que encontrabas era positivo, su figura se había contorneado con mayor definición en algunas partes y su salud era mucho más refrescante con el ir y venir al hacer mandados. Pero, todo tenía un “pero” y este era que al finalizar la jornada solo quedaba el sollozo de sus pies al no haber parado ni un minuto.

Si nos deteníamos en el tiempo, Joahnne, ya había cumplido dos meses en haber obtenido el trabajo que no era del todo deseado, pero si necesitado en aquel entonces. Ahora, por supuesto, también. Todo el dinero ahorrado estaba siendo destinado a un proyecto de vida: mudarse. Vivir independiente, separada de toda magia posible, tomar distancia de aquel refugio que si bien le debía su existencia —si nos ponemos un poquito serios— y aquellas amistades que habían surgido entre esas paredes, en una forma tomada menos literal de lo que suena.

Su vida había comenzado con el de cualquier muggle, sabía moverse por las calles sin parecer un extraño y no estaba perdida en este mundo al entablar conversación alguna. Hasta le daba gracia llamarlo “mundo” como si fuese una realidad alterna, una desconocida por muchos. Aunque no estaba lejos de la realidad verdadera.

Ante demasiados rebotes y desconocimiento del ámbito laboral, se permitió rendirse en los últimos minutos. Y como si Merlín la hubiese escuchado, le surgió una oportunidad la cual no rechazó.

Y así se convirtió en una camarera por lo que sus ganancias no eran del todo voluminosas, pero sí eran valiosas. Ella por fin se estaba formando, había comenzado esta nueva vida con una que otra mentira, pero eran necesarias si quería permanecer libre y viva. Te sorprenderías lo simpática que podría llegar a ser con tal de tener una identificación nueva con un nuevo nombre falso. ¡Ojo! No hizo nada extraño más que vomitar un poco de desesperación y simpatía.

¡Ahí se lo traigo! — gritó sobre la música dirigiéndose a la barra por el pedido de la mesa. El ambiente de trabajo no era malo, es más, agradecía profundamente a Alexandra por toda la confianza que depositó en ella —y por devolverle el móvil, además—. Es más, gracias a este nuevo rumbo de los acontecimientos pudo entablar comunicación con sus padres, volver un poquito a lo que tenían antes. Sentía que era toda una fugitiva de la ley llamando de diferentes teléfonos públicos, y por supuesto, lo era.

Dos gin tonic, por favor. — exclamó otra pareja cercana a la morocha. La coleta sostenía unos cabellos desordenados pero que aún componía una imagen decente de Joahnne. Extrañaba sus hebras pelirrojas que caían torpemente sobre sus hombros.

Asintió con rapidez. Debía apurarse si no quería verse hasta arriba de vasos, copas, botellas. Las salas VIP eran bastante frecuentes y la demanda en estas podía abrumarte. Era perezosa la gente y Joahnne también lo sería si podía costearse un espacio de tal agrado mientras los empleados te traen todo lo que pidas. No era ninguna sorpresa.

En cuestión de minutos se desligó de los pedidos, entregados y clientes felices con una sonrisa un tanto ebria. Su vejiga le rogaba parar por unos segundos, dejar que el río fluya. —¡Ya vuelvo! Paso a los baños. — le gritó a uno de sus colegas mientras daba saltos en el lugar.

Suspiró al llegar a la barra, nuevamente, otro ciclo de correr y entregar. ¿Lo bueno? ¡Sabia preparar tragos! Tampoco le había resultado costoso volver a tal práctica, en su último año de Hogwarts estuvo trabajando a tiempo parcial en la Tienda de Té de Madame Tudipié por lo que no le resultó extraño aprender diferentes combinaciones. Claro, en aquel momento era preparar cafés y otras infusiones ahora eran bebidas alcohólicas.

Como decía, ahora estaría detrás de la barra atendiendo con una sonrisa de “¡Ven! Compra, compra, compra todos los tragos que quieras.”
Joahnne Herondale
Imagen Personalizada : Apenas cinco letras |Priv. Ashton & Aaron Tumblr_static_amy_pond_-_the_angels_take_manhattan__3_
RP : 8
PB : Karen Gillan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Fugitiva.
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 12.701
Lealtad : Orden.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 177
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5665-id-joahnne-herondale http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5675-cronologia-de-joahnne-h#83558 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5769-correo-de-joahnne-herondale

Ashton Lancaster el Lun Ago 19, 2019 10:12 pm

Lo malo del trabajo de Aaron es que muchas noches estaba ocupado. Durante el verano a Ashton no le molestaba tanto, porque el joven tenía todo el día libre y podía adaptarse perfectamente al horario de su novio. Durante el resto del año es cuando los horarios de trabajo de Aaron le molestaban, porque Ashton estudiaba todo el día y por la noche llegaba a casa a encontrar una cama vacía. El lado bueno de eso es que podía hacer sus deberes y trabajos de la universidad muggle sin riesgo a ser descubierto. Aún guardaba algunos secretos de su novio.

Esa noche fue una de las muchas tantas en las que Aaron nunca llegó a cenar a casa. Ashton no se preocupó; sabía qué le estaría reteniendo. A veces Aaron llegaba a casa como si no hubiese ocurrido nada interesante en el trabajo. A veces, sin embargo, Ashton podía ver perfectamente las pruebas de que muggles y nacidos de muggles habían corrido un terrible destino.

Nunca dejaba ver que le molestaba. Se había acostumbrado a ver a quien amaba llegar así a casa, mucho antes de conocer a Aaron siquiera.

Ashton se preparó algo él solo en la cocina, y cenó tranquilamente en la mesa del comedor leyendo un libro. Cuando terminó recogió, puso a fregar los platos mágicamente, y se dedicó a esperar en el sofá a que Aaron llegase.

Las horas pasaban en el reloj, y la noche se hacía más oscura. Aaron no apareció por la puerta, y el cansancio no se apoderó de Ashton.

El joven africano consideró que, si iba a pasar en vela toda la noche, al menos podía aprovechar la ausencia de Aaron para salir por ahí con sus amigos. Tenía pocas oportunidades para aventurarse en el mundo muggle últimamente, y no tenía muchas amistades mágicas que quisiesen acompañarle por esas calles a ninguna hora del día ni de la noche. Conocía, sin embargo, a alguien que sin duda alguna estaría por el Londres muggle en aquel momento.

“He salido con una amiga. No me esperes despierto.” Dejó la nota escrita para Aaron sobre la mesita de noche del dormitorio que compartían, y tras arreglarse salió del apartamento.

No tardó en llegar al local en el que trabajaba Joahnne. Sí que tardó en hacer la cola para entrar; era un lugar popular, y Ashton no era un cliente VIP, pero con paciencia consiguió entrar y se abrió camino hacia la barra, donde vio a su amiga de espaldas preparando bebidas para todos los clientes que esperaban a su alrededor ansiosos.

Ashton le dio unos toquecitos en la espalda.

Un Cuba libre, por favor —dijo, sin saber si Joahnne reconocería su voz por encima de la música.
Ashton Lancaster
Imagen Personalizada : Apenas cinco letras |Priv. Ashton & Aaron Tumblr_inline_o0gnlmLjaT1tn0jnw_100
RP : 8
PB : Matthew Daddario
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.400
Lealtad : A sí mismo
Patronus : N/A
Mensajes : 197
Puntos : 125
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3325-ashton-lancaster#54902 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3326-we-need-a-little-controversy-ashton-s-rs#54912 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t3755-correo-de-ashton-lancaster#61291
Ashton LancasterUniversitarios

Aaron O'Neill el Mar Ago 20, 2019 1:53 am

Sí, sí, ya lo sabemos, Ayax, no sé qué sería de nuestra vida sin tí — Enunció Aaron sarcástico, ante uno de los informativos pero no estrictamente necesarios comentarios del becario. Ya había pasado un año desde la llegada del pelirrojo al Área-M, y Aaron incluso ya se había acostumbrado a su presencia, aunque aún no se adaptaba a tratarlo del todo como un igual, no. Muy pocas personas merecían ser tratadas como iguales del extirpador. Una enorme banda de rebeldes había caído por desgracia (para ellos) bajo la custodia de los mortífagos, y luego, al Área-M habían sido enviados más de 10 especímenes de muggles y nacidos de muggles, más conejillos de indias, por no decir que fuentes de información. Siempre era divertido y útil una buena sesión de tortura para acabar de recopilar información sobre las rebeliones, todos los extirpadores sabían lo importante que era la tortura de bienvenida. Conocías a tu nueva presa, obtenías información importante para la captura de más presas, y claro está, disfrutabas el momento.

Aaron podría decir que había disfrutado toda la noche de tres de los nuevos reclusos del lugar, aunque no estaba seguro de qué tanto lo habían disfrutado ellos. Uno en particular, parecía estar más traumatizado de lo usual. Nacido de muggles, escuálido, poco mayor de veinte años y aparentemente con una mente inestable, se había desarmado en llanto y le había invadido el pánico tan solo entrar en extirpador a su celda, no había tardado en delatar a todo el que le fuera necesario, todo mientras suplicaba no ser herido, y que no acabara con su vida. Cualquier otro habría apreciado la contribución con la causa, y habría premiado lo útil que podrían haber sido sus palabras, pero no él. Detestaba a los sangre sucia, pero solo había una cosa que detestaba más que a ellos: los traidores. Una sonrisa de satisfacción era lo que mejor se podía distinguir en el rostro de Aaron al salir de la celda de aquel hombre, mientras el sangre sucia yacía en una esquina del lugar, ensangrentado, ahora con heridas abiertas que claramente dejarían cicatriz, casi en posición fetal, con sus ojos abiertos como platos y mirada perdida.

...

Una noche agotadora, para ser sincero. El trabajo no había faltado aquella noche, por lo que sus labores le habían tomado más tiempo del usual, e iba a casa prácticamente una hora más tarde de lo que debería. Lo primero que miró antes de salir del Área-M con maletín en mano, listo para aparecerse en casa, era su reloj. Demonios, otra noche se había excedido con la hora, y muy probablemente, conseguiría a su novio tendido en la cama, dominado por el agotamiento de sus diversas labores. Aaron adoraba su trabajo, pero no podía evitar pensar la cantidad tan enorme de tiempo que le suponía a veces.

Al aparecerse en el departamento, sintió un extraño aire liviano, más de lo usual. Se asomó a la  sala, vacía, igual que la habitación. Su vista no falló, inmediatamente reconoció sobre la mesa de noche algo que no debía ser regular, una nota. Se acercó a la mesa, y tomó el pequeño papel entre sus manos, que, viéndolas bien, aún tenían unos pocos residuos de sangre .“He salido con una amiga. No me esperes despierto.” La leyó en voz alta, y las palabras resonaron en su cabeza un par de veces.

Su mano inmediatamente apretó de manera brusca el papel, sin quitarle la vista de encima — ¿Para ésto me he preocupado de volver temprano? ¿Para una estúpida nota diciendo que está con alguien más? — Se preguntó a si mismo en voz alta, por más que pareciera estúpido, pero estaba seguro de que no esperaba ninguna respuesta. Últimamente, la pareja no pasaba demasiado tiempo junta, y es que sus horarios habían coincidido muy poco, y en el fondo, el extirpador solo quería llegar a casa al acabar jornada, cenar con su amado, y recostarse a su lado, simplemente a hablar, a compartir tiempo juntos, aunque cada día se viese más complicado. Por suerte, aún había una manera. Aaron podía rastrear a Ashton, a fin de cuentas, no sería la primera vez que lo hacía. Aún no era tan tarde para pasar la noche juntos, solo bastaba que se vieran para saberlo.

No demoró más que unos cuantos minutos en llegar hasta un bar muggle, exactamente el sitio al que había rastreado a Ashton, ¿qué podía significar eso? ¿que se estaba viendo con una muggle? Quizás, no era una simple salida con una amiga. Por la mente de Aaron pasaba cualquier clase de conspiración, pero mientras hacía una extensa fila para acceder al lugar, tenía tiempo de considerar el porqué podría estar su novio allí. No tardó más que unos segundos en cambiar de opinión, sería mejor averiguarlo y no perder el tiempo, por lo que se aproximó al inicio de la fila, por suerte, los muggles eran fáciles de engañar. Un traje elegante y unos cuantos billetes, y podías acceder a cualquier parte. Ingresó al club, un lugar un poco abarrotado para su gusto, y se olvidó del rastreador por completo. Iba a vigilar al africano unos minutos antes de acercarse a él. Se acercó a una de las mesas en las que había poca iluminación, y en un punto de visión casi muerto para los demás, donde podía ver mucho sin ser visto, y se sacó de uno de los bolsillos del traje un pequeño termo con whisky. Dió el primer sorbo largo, no tenía idea del porqué, pero de seguro le haría falta.
Aaron O'Neill
Imagen Personalizada : Apenas cinco letras |Priv. Ashton & Aaron Tumblr_o8nrqogGLO1sx1fcmo2_250
RP : 10
PB : Will Higginson
Edad del pj : 25
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 2.213
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 158
Puntos : 106
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5913-aaron-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6222-croneill-entendieron-no-putos#90919 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Aaron O'NeillExtirpador

Joahnne Herondale el Mar Ago 20, 2019 2:31 am

El “disfraz” de Joahnne era un fiasco, un absoluto y completo desastre de la autopreservación. Tintarse el cabello de un azabache —que parecía más un negro petróleo que otra cosa — no haría que quienes buscaban su cabeza pasarían despistados por su lado sin reconocerla.

Su idea inicial consistía en tener a mano una poción multijugos que le daría una apariencia indescifrable totalmente opuesta a ella, podría rehacer su vida como una nueva persona en el mundo muggle sin temer, pero no resultó del todo como esperaba. Tener dicho poder en una botellita rendía hasta que el líquido desapareciese de esta y para que pudiese seguir sosteniendo la imagen de una mujer poco similar a la Joahnne pelirroja debía volver a elaborar la poción, así hasta el final de sus días —o hasta el final del gobierno—.  

Hasta ahí uno puede pensar: “Vaya, pobre, tiene que hacer todo eso para seguir con vida”, un pensamiento apropiado para la situación. Sin embargo, Joahnne no podía tener acceso a todos los materias e ingredientes necesarios para sostener todo aquel plan. Primero, a quién le había robado cabello en un principio era una mujer bastante famosa en el circulo profesional de abogados en Londres y con la que se había cruzado en una cafetería una única vez.

La cantidad de problemas que habían surgido desde ese momento… Algo le habían enseñado, no lo volvería a hacer nunca más.

Por eso, el tinte de cabello fue lo único que podía costearse y la magia en eso no escaseaba. Además, hay que añadir, uno nunca pensaría que ella estaría a la vista de todos con un gran foco sobre su cabeza. El trabajar en la discoteca le obligaba a interaccionar con desconocidos —y otros no tantos cuando son clientes regulares— por lo que cruzarse con un viejo amigo era del todo posible y así fue.

Una de las noches donde todo parecía el doble de agotador coincidió con Ashton en la barra. Ese chico con el que se había hecho “amiga” mediante Tinder, no parecía querer asesinarla ni estar a un click de notificar a alguien sobre su presencia por lo que le dio la historia corta de como había terminado detrás de una barra preparando tragos y con el cabello mucho más oscuro que en su último encuentro.

Tal vez, Joahnne parecía ser alguien que seguía confiando ciegamente ante los brazos abiertos de otro, pero la realidad era otra. Mucho más reservada no divulgaba todo de su vida, a pesar de que le doliese, si alguien hacia acto de presencia con intenciones sucias y oscuras ella volvería a huir. Con los ahorros que llevaba encima podría viajar, esconder su rastro por un tiempo en alguna otra locación. Al no querer llegar a ese punto sin retorno, el cuidado era más profundo en su caminar.

Se giró con rapidez al sentir como alguien le tocaba. ¿Cuántas veces debía advertir que no se tocase a los empleados? —¡Ahí voy, ahí voy! — exclamó al terminar de verter el líquido de una botella. Entregó a una muchacha de rizos dorados que sonreía divertida con el colorete rozagante, ese sería su último trago.

Ni siquiera había observado las facciones del muchacho hasta que finalizó la bebida. En su mente seguía repitiendo los pasos para su preparación: hielo, ron y refresco de cola. Agregó una rodaja de lima y se permitió sonreír hasta que enfocó su visión en el rostro de Ashton. —¡Si eres tú! — gritó sobre la música con mayor entusiasmo.  —Sigo en horario de trabajo, sabes cómo es esto. — dijo con los labios fruncidos en una bonita mueca detrás de la barra.

Escuchó a otra persona pedir otro trago. Recorrió la barra tomando el vaso pertinente y continuó. —Hace una semana, creo, que no te veo. ¿Cómo es estar despierto por la mañana y dormir a la noche como toda persona normal? —bromeó en una exageración. — ¿Te gusta mi nuevo look? — comenzó a desvariar recibiendo uno que otro silbido en aclamación por la vuelta en el lugar dada.

Amy te ves preciosa con esos lentes. — hizo una reverencia ante el comentario.

Y es que si bien su cabello había sido el atacado por sus propias manos había un detalle que se escapó. Llevaba un curioso color en sus ojos, azul cielo. Para nada iguales a los verdes con los que había nacido. Resaltaba mucho más con las hebras negras que caían en una coleta alta. Además de esto, acostumbraba a llevar algo extra que cambiaba cada semana, como si fuese una temática. La anterior había llevado un gran moño amarillo neón sobre la cabeza. En esta ocasión, unos lentes de pasta rojos con puntos blancos.

¿Y? ¿Qué tal me veo? — cuestionó sin perder el ritmo de trabajo. Pocos eran los que entablaban conversación con ella y lo agradecía, ya había experimentado tratar con un borracho y todo terminó mal. La policía fuera esperando llevárselo y pidiendo que Joahnne testificara, mejor dicho Amy.
Joahnne Herondale
Imagen Personalizada : Apenas cinco letras |Priv. Ashton & Aaron Tumblr_static_amy_pond_-_the_angels_take_manhattan__3_
RP : 8
PB : Karen Gillan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Fugitiva.
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 12.701
Lealtad : Orden.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 177
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5665-id-joahnne-herondale http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5675-cronologia-de-joahnne-h#83558 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5769-correo-de-joahnne-herondale

Ashton Lancaster el Mar Ago 20, 2019 10:09 pm

Al principio Joahnne no se giró a mirar al africano, probablemente pensando que solamente era otro cliente idiota que se dedicaba a molestar porque no tenía paciencia. Ashton simplemente se apoyó sobre sus brazos cruzados en la barra, esperando a que la antiguamente pelirroja se girara y viese que no era un cliente pesado cualquiera.

Rio cuando su amiga por fin se giró y le vio. —¿En serio? No me digas, pensaba que estabas detrás de la barra solamente para robar botellas y darte a la fuga con alcohol gratis. —Lo cual no sería un terrible plan, si Joahnne se pusiera a ello. Ashton la ayudaría a llevarse algunas botellas más de las que ella podía cargar sola, y se llevaría una justa comisión por los servicios prestados.

Tomó un sorbo del Cuba libre que Joahnne le había servido. —¿Una semana solamente? Yo creo que desde hace más. Me tienes abandonado. ¿Has estado teniendo más citas en Tinder y me has dado la patada, es eso? Si es así dímelo a la cara, no me apuñales por la espalda.

¿Dormir por la noche como a gente normal? Ashton podría hacer varios comentarios en respuesta a esa pregunta. Tanto durante las vacaciones como durante el curso, había varias noches en las que trasnochaba y acababa con profundas ojeras al día siguiente. No por culpa de un trabajo tras la barra, por supuesto, sino por culpa de Aaron. Todo era culpa de Aaron, claro; como si no fuese el africano el que se abalanzaba sobre su novio la mitad de esas ocasiones y para mantenerle despierto.

Me encanta, estás guapísima. —En verdad echaba de menos el cabello rojo de la chica, pero entendía perfectamente la complicada situación que la había llevado a ocultar su físico para pasar desapercibida.

Ashton vivía una buena vida, y miraba para otro lado cuando cosas malas ocurrían a su alrededor, pero no podía dejar de pensar en el hecho de que se había salvado por la campana. De no haber resultado ser adoptado, y por ende mestizo, él también habría sido un fugitivo obligado a huir por su vida. Podría haber acabado siendo una de las muchas víctimas en las celdas del Área-M, siendo torturado por Aaron.

Bebía tranquilamente mientras Joahnne se marchaba a servir más bebidas a otros clientes del local. Mientras esperaba a que la chica volviese por donde estaba él, un atractivo joven se sentó en el taburete al lado de Ashton. Al africano no se le escapó desde el rabillo del ojo la mirada de arriba abajo que el tipo (atractivo, de barbilla definida y rizos rubios) le echó.

¿Te puedo invitar a una copa?

Ya tengo una bebida, gracias —respondió él, ignorando al hombre salvo para responder a aquella pregunta, y volvió a centrarse en Joahnne cuando esta regresó. —¿A qué hora sales?
Ashton Lancaster
Imagen Personalizada : Apenas cinco letras |Priv. Ashton & Aaron Tumblr_inline_o0gnlmLjaT1tn0jnw_100
RP : 8
PB : Matthew Daddario
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.400
Lealtad : A sí mismo
Patronus : N/A
Mensajes : 197
Puntos : 125
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3325-ashton-lancaster#54902 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3326-we-need-a-little-controversy-ashton-s-rs#54912 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t3755-correo-de-ashton-lancaster#61291
Ashton LancasterUniversitarios

Aaron O'Neill el Jue Ago 29, 2019 12:12 am

A pesar de que su cabeza estaba repleta de cosas, gritos, voces de los inquilinos con los que había lidiado en el transcurso del día y demás días, no podía hallar un equilibrio en una sola cosa. Era dejarse llevar por sus pensamientos, recuerdos y conspiraciones sobre todo lo que le había ocurrido en el día con los reclusos, o concentrarse en el momento. Sí, preferiblemente para él, sería la concentración del momento, a fin de cuentas, no podía perderse ni siquiera un segundo de aquel instante. Analizaba cuidadosamente a Ashton, sus ojos lo habían encontrado hasta hace apenas un par de segundo. Se encontraba sentado junto a la barra, parecía haber pedido una bebida, aunque había una escuálida mujer de bartender que parecía no haberle tomado mucha atención a su palabra por los demás pedidos.

¿Para eso le había dejado su novio solo en casa? ¿Para irse a beber sólo en un sitio como aquel? La única explicación razonable sería que estuviese esperando por alguien más, y quería creer lo contrario. En el tiempo que habían estado juntos (Hacía ya más de un año, en realidad) el africano jamás había intentado siquiera serle infiel al extirpador, y podía estar seguro de eso, porque le había seguido siempre a casi todas partes, y estaba al tanto de casi cada uno de sus movimientos. No sabía porqué esta debía ser la excepción. ¿Puede ser que se esté viendo afectado por la falta de Aaron en casa todo el día y esté ahogando sus penas en alcohol? Bueno, eso probablemente tendría más lógica que el hecho de que fuese a encontrarse con alguien más. El inglés esbozó una sonrisa traviesa, y dió un pequeño sorbo de su termo de whisky, seguro estaba en lo cierto, su adorado tan solo estaba pasando por un mal momento, quizás por su propia culpa, y no debía hacer nada más que mostrarle su apoyo.

Se puso de pie, decidido a acercarse a su pareja (quien se encontraba casi del otro lado del establecimiento) y empezó a caminar en pasos lentos, con una sonrisa dibujada en el rostro, hasta que, unos diez pasos antes de llegar a Ashton, observó a un hombre bien parecido sentarse a su lado, y reclinarse a su lado para dirigirle la palabra.

Con que me equivoqué — Tragó saliva de manera brusca, y dió unos pasos hacia atrás. Sus manos comenzaron a temblar, no podía ser verdad. Sintió que la bartender de Ashton le miró por una fracción de segundo, sin embargo, Aaron se escondió de inmediato tras una columna mal ubicada del establecimiento. Vagamente, le pareció haber visto el rostro de aquella mujer en otra parte. ¿Era todo una conspiración? ¿Podía siquiera confiar en algo de lo que su novio le diga? Ahora, todo estaba en duda. Se movió unos pasos más hacia el fondo del local, y tomó asiento en una mesa de los lados, donde pudiese observar con más claridad la barra, y estar atento a los movimientos del menor.

El hombre que le dirigió la palabra a Ashton se fué a los pocos segundos de haberse sentado, ¿la bartender le habrá dicho a Ashton que su novio estaba allí y para ser discreto le pidió al hombre que se fuera? Cada vez, una pieza iba encajando más con la otra, lo que le parecía casi imposible de recordar, era el rostro de aquella mujer que se encontraba detrás de la barra, sirviendo la bebida del africano. Clavó su mirada fijamente en su rostro, detallando cuidadosamente sus rasgos, estaba totalmente seguro de haberle visto antes.
Aaron O'Neill
Imagen Personalizada : Apenas cinco letras |Priv. Ashton & Aaron Tumblr_o8nrqogGLO1sx1fcmo2_250
RP : 10
PB : Will Higginson
Edad del pj : 25
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 2.213
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 158
Puntos : 106
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5913-aaron-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6222-croneill-entendieron-no-putos#90919 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Aaron O'NeillExtirpador

Joahnne Herondale el Sáb Ago 31, 2019 5:36 pm

La música seguía en su apogeo, recién comenzaba la noche para muchos hasta para Joahnne. Detrás de la barra, su trabajo se intensificaría en un abrir y cerrar de ojos con el transcurso de los minutos, el pan de todos los días. Habían manos alzadas sobre encima de sus cabezas mientras seguían el ritmo con las caderas, cuerpos pegados el uno con el otro.

La ex pelirroja observaba cómo se desarrollaba el ambiente en la discoteca, repartía bebidas y tragos elaborados a pedido sin recibir quejas, y esto era nada más que por el horario. Todavía nadie estaba lo suficientemente ebrio como para exigir su compañía de manera lascivamente vulgar y eso la relajaba.

Prestó atención a como un hombre se le acercaba a Ashton. Sirvió una ronda de tequila a unas chicas que gritaban eufóricas sobre la música y su mirada buscó, nuevamente, la escena de su amigo con el desconocido. En su tanteo de terreno observó una mirada fija sobre ella, la llamarán paranoica pero no se le pasaba por desapercibido aquel presentimiento. Más malo que bueno. Si, muchas veces hubieron hombres como mujeres que la buscaban para "conquistarla" y así ganarse unos pares de tragos así que trató de ignorar aquella sensación.

Un hombre cercano a Ashton pidió una cerveza y aprovechó a acercarse. — Disculpa mi intromisión pero no me hagas llamar a seguridad, acepta el no.— dijo elevando la voz con una mueca de disgusto. Detestaba recurrir a la seguridad, pero de no hacerlo se lamentaría el resto de la noche. —Salgo después de que todo esto termine— mencionó haciendo un ademán con la mano remarcando al aire que no saldría hasta que todos se fuesen. — pero puedo tomarme un rato, si quieres. Pueden venir a reemplazarme y mientras vuelva en 15 minutos o 20 minutos no habrá problema alguno.— aseguró. Alex le había dejado en claro que la anterior empleada había sido despedida por hacer de su trabajo una completa fiesta del día a día. Claro, esto ya lo habían hablado y mientras que no estuviese toda la noche entre cuerpos danzantes y alcohol en sangre todo estaría bien.

Vale, ya hablé con un compañero. Soy toda tuya— exclamó entusiasmada.— aunque por unos minutos, recuerda. — dijo pese a que era más un recordatorio para ella que para él.


Última edición por Joahnne Herondale el Mar Sep 03, 2019 11:49 pm, editado 1 vez
Joahnne Herondale
Imagen Personalizada : Apenas cinco letras |Priv. Ashton & Aaron Tumblr_static_amy_pond_-_the_angels_take_manhattan__3_
RP : 8
PB : Karen Gillan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Fugitiva.
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 12.701
Lealtad : Orden.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 177
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5665-id-joahnne-herondale http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5675-cronologia-de-joahnne-h#83558 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5769-correo-de-joahnne-herondale

Ashton Lancaster el Sáb Ago 31, 2019 6:08 pm

El hombre se puso pesado, pero Joahnne le dio una advertencia para que dejase de molestar y lo hizo. Nadie quiere que le echen a patadas los de seguridad de un local. —Parece que tienes ya m[as que suficiente experiencia lidiando con estos tipos. Me sorprende que haya venido a por mí y no a por ti —dijo entonces, y es que su amiga estaba guapísima. Y Ashton siempre hacía mucho la pelota. Le guiñó un ojo cariñosamente mientras se tomaba su Cuba libre.

Ashton estaba más que dispuesto a esperar a que el turno de Joahnne terminase y así poder ir a hacer algo con ella, pero en cuanto le dijo que podría tomarse unos minutos de descanso al africano le pareció una excelente idea. —¿En serio puedes? Entonces no sé qué haces todavía de ese lado de la barra y no estás aquí conmigo.

Se terminó su bebida mientras Joahnne terminaba de servir las bebidas que tenía pendientes, y mientras tanto se giró un poco para observar a la gente que bebía y bailaba a su alrededor. A Ashton le apetecía bailar; era uno de sus hobbies favoritos, y la música de aquel lugar no estaba nada mal, una mezcla muy moderna junto con canciones un poco más antiguas que le pegaban el ritmo al cuerpo.

Cuando un tema que él no conocía acabó, y otro empezó, a punto estuvo Ashton de agarrar a Joahnne del brazo y obligarla a saltar por la barra para que se uniese a él en la pista de baile.

Justo a tiempo —dijo, sonriéndole pícaro. —Unos minutos son más que suficientes. ¡Tienes que bailar conmigo!

No le dio opción de escoger. Tiró de ella hacia la pista, perdiéndose en aquel mar de gente, y la guió mientras se movían al son de la canción. Ashton podía parecer de porte serio, pero tenía el esqueleto más flexible del mundo, y pocas cosas le gustaban tanto como bailar.
Ashton Lancaster
Imagen Personalizada : Apenas cinco letras |Priv. Ashton & Aaron Tumblr_inline_o0gnlmLjaT1tn0jnw_100
RP : 8
PB : Matthew Daddario
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.400
Lealtad : A sí mismo
Patronus : N/A
Mensajes : 197
Puntos : 125
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3325-ashton-lancaster#54902 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3326-we-need-a-little-controversy-ashton-s-rs#54912 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t3755-correo-de-ashton-lancaster#61291
Ashton LancasterUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.