Situación Actual
5º-11º
12 noviembre ➟ luna llena
Entrevista
Halloween
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane]

Joshua Eckhart el Lun Sep 09, 2019 1:19 am

Julio 25, 2019.
09:27 am.

Era apenas su segundo día en el hospital y ya estaba enfermo de estar enfermo. Los calmantes no es que ayudaran, de hecho, estaba harto de sentir la cabeza en las nubes que no lo dejaba pensar con claridad, y al mismo tiempo no lo dejaba sentir dolor. Al menos ser consciente de su propio dolor lo había mantenido consciente aquellas tres semanas encerrado.

Había llegado en muy mal estado, y lo había recibido el sanador Howard, aunque su primo Ayax se había encargado de que casualmente se olvidara de haber visto la mordida del licántropo en su piel, pues Joshua no estaba registrado todavía ni pensaba registrarse pronto.

El antebrazo izquierdo sin hueso, pero en un estado increíblemente deplorable. El pronóstico era bueno, o al menos eso era lo que los sanadores pensaban, aunque Joshua no sintiera casi en lo absoluto la extremidad ni fuera capaz de mover ni siquiera los dedos. La nariz rota, que ya empezaba a recuperar su color normal, todavía un poco amoratada, y un par de costillas malheridas que estaban sanando bien. En un todo, no podía quejarse.

Lo que peor estaba llevando eran las pesadillas. Dormir era un infierno porque los recuerdos estaban a la vuelta de la esquina, así que cuando estaba desprovisto de pociones para dormir sin sueños, lo que era casi toda la mañana pues su primo tenía que ir a trabajar, se esforzaba en quedarse despierto, aunque estuviese aburrido como una ostra.

Cerraba los ojos y los veía. Las caras asustadas de sus compañeros, los rostros de los radicales que se los mostraron, A. J. Seward. También recordaba a Sybella Varnham, y cómo su varita y su mano le habían arrebatado la vida. A veces, en sus sueños, se descubría a sí mismo perdiendo por completo el control y volviéndose la bestia que su lado salvaje quería que fuera. Habían vuelto las pesadillas donde su primo lo encerraba en el Área-M. En general, estaba en un estado mental deplorable.

Había pedido a Ayax avisar a los Edevane que no quería recibir visitas, y hasta el momento lo habían respetado bien. No se sentía con la suficiente fuerza como para aparentar ni encargarse de la preocupación de nadie más. Del lado de los Eckhart, recibía ocasionales visitas de su padre, su abuela y su tía, pero también comprendían la facilidad que tenía Joshua de agobiarse en ese estado, así que eran bastante breves.

Y su tranquilidad también representaba soledad. Era como si el tiempo pasara despacio, limitándose a mirar a través del cristal que estaba a su lado, como si algo del paisaje que podía ver fuese a cambiar de un momento a otro. A veces se esforzaba en hacer reaccionar su mano izquierda, con su brazo en una férula, o contaba el constante goteo de la bolsa transparente que metía en sus venas suero y medicamento. La mayor parte del tiempo le sobraba el aire y se limitaba a suspirar preguntándose qué iba a suceder de ahora en adelante.

Tenía muchas cosas en la cabeza. Lo que sintió como una traición de un amigo cercano, que vivía con él y ahora tenía que enfrentarlo. Su postura frente a una guerra social en la que no había tomado partido hasta entonces. Lo que podría, o no, suceder con su entrenamiento a aspirante a mortífago. Y todo lo que quería era poder poner su mente en blanco, aunque fuera un momento.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane] M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.260
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1332
Puntos : 1062
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Gwendoline Edevane el Jue Sep 12, 2019 3:00 pm

Desde que había comenzado a trabajar en el asunto del Juguetero, ese maníaco que hasta la fecha había llevado a cabo dos atentados mortales contra grupos de fugitivos aliados de la Orden del Fénix, Gwendoline tenía demasiadas cosas en la cabeza. Había prometido no obsesionarse, delegar todo aquello que pudiese en otras personas, como Xenobia y Danielle, y sobre todo intentar ocuparse en su trabajo. Aquellas eran las claves para no repetir las discusiones que Sam y ella habían tenido a comienzos de mes.

Las cosas en el Ministerio de Magia estaban agitadas, por supuesto: dejando a un lado el tema del Juguetero, el grupo fugitivo denominado como los radicales había tomado prisioneros a una cuarentena de jóvenes magos, y tras largas negociaciones que no llegaron a nada, la situación había terminado solucionándose por otra vía. Y por mucho que la institución pretendiera exhibir estabilidad por medio del diario El Profeta, todo el mundo había visto la debilidad del gobierno purista.

Hacer política no era tan sencillo como creían, y si bien el terror puede ser efectivo durante algún tiempo, tarde o temprano la gente acaba rebelándose contra él.

El día veintidós de ese mes, de manera totalmente extraordinaria, San Mungo había requerido la presencia tanto del personal en plantilla como de los becarios. Gwendoline se había visto obligada a acudir, teniendo en cuenta el gran volumen de heridos, muchos de gravedad, que había llegado recientemente.

Casi todos habían salido del hospital al día siguiente, pero Gwendoline no había podido evitar reparar en una presencia concreta: la de su primo, Joshua Eckhart. No había sabido muy bien cómo sentirse al saber de su secuestro, pues no es que fueran uña y carne ni que se odiaran; indiferencia, más bien, era la palabra perfecta para definir su relación.

Sin embargo… no se alegraba de su estado, y llevaba un par de días pensando en lo que estaba haciendo en esos momentos.

Esto es un error, pensó una Gwendoline que no estaba de servicio en esos momentos, mientras subía las escaleras en dirección a la planta de ingresos. De hecho, había pedido el día libre en el Ministerio para poder acudir, aunque dependiendo de cómo saliera aquello, posiblemente se fuera a trabajar igualmente.

¿Por qué le visitaba, si no tenían nada en común? Quizás por empatía, por saber lo que se sentía estando ingresado en un lugar como aquel. No hacía mucho tiempo, ella había permanecido allí la peor semana de su vida, después de un violento encuentro con Zed Crowley, y si bien el vampiro no era más que un recuerdo—polvo en el viento, como decía la canción—, todavía recordaba lo mal que lo había pasado allí.

La puerta de la habitación estaba abierta, como solía ser normal en los hospitales, y Gwendoline pudo haber entrado directamente. Sin embargo, haciendo honor a la educación, se detuvo en el umbral y golpeó un par de veces la madera con los nudillos, antes de anunciarse.

—¿Se puede pasar?—Preguntó, sin poder evitar echar un vistazo al interior. Joshua estaba tumbado en la cama, y lo más llamativo de su aspecto eran su rostro y ese brazo colocado en una férula. Sólo de verlo, un doloroso calambre le recorrió todo el brazo derecho, como una suerte de dolor fantasma.—Soy Gwendoline, tu prima segunda. De la fiesta de Navidad.

Sinceramente, no creía ni que la recordase: a fin de cuentas, no habían cruzado más que un par de palabras. Joshua le había parecido un tanto arisco entonces, y casi se esperaba la misma indiferencia de entonces. Aquello haría las cosas mucho más sencillas: en cuanto sintiese que no era bienvenida, le desearía una pronta recuperación y se marcharía. Sin más.


Atuendo:
The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane] AvfziMF
Gwendoline Edevane
Imagen Personalizada : The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane] Giphy
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 30
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.186
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 1307
Puntos : 858
http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Joshua Eckhart el Vie Sep 13, 2019 11:11 pm

No estaba esperando visitas de ningún tipo, y la que llegó lo sorprendió mirando su brazo izquierdo, tratando de mover por lo menos uno de sus dedos, y preguntándose si eso repercutiría en su vida a futuro. Por ejemplo, como el aficionado al violín que era, se preguntaba qué tan difícil sería tocar los acordes con una mano inútil. O si podría manejar su varita con esa mano, o el mero hecho de escribir con ella.

Estaba tan ensimismado en sus propios pensamientos que se sobresaltó cuando oyó la puerta al ser tocada, volviendo su mirada con la esperanza de ver a Ayax ahí. No era Ayax a quien vio: para ser justos, le costó unos segundos recordar esa cara. Joshua tenía mala memoria tanto para las caras como para los nombres, después de todo.

“La mestiza”, dijo su cabeza cuando intentó identificarla.

La recordó de la fiesta de navidad, por supuesto, aunque no habían compartido más que un par de frases. Había sido su primo Ayax, como usualmente, quien tomó las riendas de la conversación y él se contentó con ser un participante secundario de la interacción.

Trató de incorporarse para sentarse en la cama, lográndolo tan solo a medias. Al empujarse con su brazo derecho, tuvo que doblarse del dolor en las costillas, rodeando su propio torso con un ligero gesto, apretando los dientes. Odiaba no verse presentable y no poder hacer nada para solucionarlo.

Para ser honestos, era la visita que menos había esperado. Todo lo que era la línea familiar de Rupert y Astreia había sido descartado de su mente: ni le interesaba ni esperaba recibir nada de esa parte de los Edevane. No lo mismo si hablaba de la línea de Rabrours y Hera, cuyos tíos y primos segundos eran mucho más cercanos a él, pero habían sido avisados de antemano de su indisposición a recibir visitas.

Lamento no recibirte en mis mejores galas —ironizó, desistiendo al esfuerzo y acabando apenas un poco más sentado de lo que estaba antes. — Me acuerdo de ti —confirmó, pese a tener que anotar mentalmente su nombre, Gwendoline, para no olvidarlo. — ¿Qué te tiene por aquí?

Se había llevado la mano a la cara, tocando su nariz. Ya no estaba rota, arreglada perfectamente, pero el color no había vuelto del todo a la normalidad. Si era objetivo, la verdad es que estaba hecho un asco.

Ella trabajaba en el Ministerio de Magia, si la memoria no le fallaba, así que, falto de la información básica de su prima segunda haciendo sus prácticas en el hospital, ni siquiera identificó que podría estar haciendo nada relacionado. Además, su ropa decía que venía del exterior.

¿Todo está bien? —inquirió entonces, preguntándose si alguno de los Edevane de “su lado” habría ido a parar al hospital y él había quedado de paso. Si fuera alguien de “el lado de Joshua”, él daba por hecho que alguna cabeza pelirroja ya le habría informado al respecto.

Era acertado decir que veía el mundo de esa manera: “los nuestros” y “aquellos que no son los nuestros”. Incluso dentro de “los nuestros” había una diferenciación secundaria que se basaba en grados de confianza, que eran relativos.

Se sentía aturdido a causa de la medicación, pero en ese momento sentía que el aburrimiento era todavía más grande que su disgusto por incluso hablar en su estado actual. Apenas días dentro del hospital habían bastado para asquearlo del lugar, y no dejaba de pensar que ya podría descansar y hacer nada desde casa.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane] M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.260
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1332
Puntos : 1062
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Gwendoline Edevane el Lun Sep 16, 2019 12:20 am

La primera impresión que Gwendoline se había llevado de Joshua Eckhart durante la fiesta de Navidad… bueno, no había sido maravillosa, aunque tampoco había sentido que se le helaba la sangre, como sí había sucedido con su tío Frior.

Quizás su primo no fuera la persona más sociable del mundo, pero teniendo en cuenta cómo había sido ella misma a su edad, podía comprenderle: a veces, relacionarse con otros, especialmente si estos eran desconocidos, no era tan fácil como algunas personas se creían. Descalificar la conducta de otros era sencillo; comprender y ponerse en su lugar, un ejercicio de empatía, era mucho más complicado.

Se aventuró, casi cautelosamente, al interior de la habitación, y caminó hasta detenerse a un par de pasos de la cama de Joshua, con una leve sonrisa en el rostro. El chico tenía el mismo aspecto que debía haber presentado ella durante la semana que había pasado allí después del ataque de Zed Crowley, consecuencia directa de estar encerrado entre aquellas cuatro paredes, durmiendo en una cama que no era la suya, y seguramente aquejado de diversos dolores.

—Vengo de visita.—Respondió. Todavía no se sentía demasiado cómoda con la situación, sino más bien como un pez fuera del agua.—Estudio medimagia a tiempo parcial, y cuando ocurrió todo el tema de los fugitivos, nos llamaron a todos, becarios incluidos. Te vi llegar a la sala de urgencias.—Le explicó.

Comprendía que su presencia allí podía resultar extraña, quizás incluso fuera de lugar, pero no tenía segundas intenciones. Sí, podría haberse mantenido alejada de todo lo relacionado con los Edevane y, en este caso, los Eckhart, pero no iba demasiado con ella: la habían educado bien, y ahora que conocía tanto a Joshua como a otros miembros de esa familia que hacía tantos años la había despreciado, se sentía casi en la obligación de hacerlo.

¿Y qué podía salir mal? Estaría un rato con él, le aseguraría que pasaría a echarle un vistazo cuando estuviera trabajando, le recomendaría que preguntara por los sanadores Gauthier o Jensen cuando necesitase algo, y se marcharía.

—Sí, todo bien. Simplemente quería pasar a saludarte, ver cómo estabas y esas cosas.—Le explicó, y teniendo en cuenta que era un “proyecto de sanadora”, no pudo evitar hacer preguntas.—¿Cómo te encuentras? ¿Te hace falta algo? ¿Tienes dolor, sed, hambre? ¿Ganas de salir volando por la ventana más próxima?—Eso último lo dijo esbozando una sonrisa, y acordándose de su propio deseo de hacer tal cosa.

De hecho, recordaba en una ocasión, durante su estancia allí, haber visto un carrito de la lavandería detenido frente a su puerta, y haber deseado levantarse, meterse en la cesta y esconderse entre las sábanas sucias, tal era su deseo de escapar de allí de la forma que fuese. Sobra decir que el aspecto que presentaban algunas de esas sábanas fue lo que la llevó a desestimar esa idea.

Eso y el dichoso brazo derecho, inmovilizado con una férula y sin huesos.

—¿Crecehuesos?—Preguntó entonces, señalando con su dedo índice la férula del brazo de Joshua.—He pasado por eso, no hace mucho.
Gwendoline Edevane
Imagen Personalizada : The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane] Giphy
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 30
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.186
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 1307
Puntos : 858
http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Joshua Eckhart el Mar Sep 17, 2019 10:59 pm

Dada la situación, Joshua se sentía exactamente como Gwendoline lo hacía. No tenía que ser extraño si uno consideraba que era una visita al hospital; el enfermo tendría que agradecer la preocupación y consolarla, mientras el visitante tomaba la responsabilidad de intentar animarle. Eso, al menos en la teoría. En la práctica, conociéndose tan poco como ellos lo hacían y siendo como eran sus personalidades, se volvía una escena cómica e incómoda al mismo tiempo.

La siguió con la mirada en su trayecto a acercarse a su camilla. Su afirmación le evocó recuerdos, aunque sólo eran nítidos en sus sueños, para ser cubiertos por neblina densa cuando estaba consciente. Cuando llegó al hospital, lo último que había visto era el rostro de su padre antes de que todo se volviese negro. Su mente a veces no se ponía de acuerdo en qué expresión tenía en ese momento.

No lo sabía —contestó entonces, pues ignoraba que estudiase medimagia. Si no se lo habían dicho o si lo había olvidado era un misterio para él. — No había muchos heridos, según supe —le dijo.

Lo que le había dicho su primo había sido que todos los liberados habían venido en una pieza, todo lo bien que habían podido habiendo sido secuestrados tres semanas con recursos mínimos, y algunos heridos de batalla. Así había pasado a ser uno de los que habían necesitado intervención médica, que eran minoría. Y Joshua creía todo lo que Ayax le decía.

Pues… gracias —le contestó, todavía un poco fuera de su zona de confort. — Estoy… bien, duele un poco el brazo —dirigió una mirada a su brazo izquierdo, el inmovilizado. — Y sólo porque no tengo varita, que sino desaparecía a la mínima de cambio —que no era en verdad posible, ya que en muchas partes del hospital la aparición estaba restringida y era imposible, con o sin varita.

En verdad, se lo pensaría un poco más. Le costaba hasta pararse por su cuenta para ir al baño porque no quería usar uno de esos cuencos, así que estaba seguro de que no le apetecía ir a casa sólo para morir en el intento. Además, quería evitar a toda costa que su abuela le secuestrase para cuidarle, así que tenía que salir de ahí en perfectas condiciones.

Bufó cuando mencionó la poción que tanto detestaba. No la extrañaba, desde que su primo le había desaparecido los huesos del brazo cuando estaban en Hogwarts. El sabor era horripilante.

¿Qué te pasó? —preguntó, a medias por cortesía y a medias por verdadera curiosidad.

Era un muchacho curioso y, aunque era un negado con la socialización, en ese momento se estaba aburriendo como una ostra y su mente no era el mejor lugar para perderse, así que un poco de interacción humana no podía venirle mal del todo. Al menos hasta que la misma lo aburriese y tuviese que fingir cansancio antes de que la charla se volviera soporífera.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane] M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.260
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1332
Puntos : 1062
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Gwendoline Edevane el Jue Sep 19, 2019 12:12 am

Joshua tenía razón en una cosa: heridos de verdad no había habido demasiados, y precisamente por eso ella, estudiante que carecía de la experiencia necesaria—y la titulación, eso era lo más importante—no había puesto las manos encima a ningún herido de gravedad. Había tratado, eso sí, con un hipocondríaco que, al descubrir que era becaria, había pedido a un sanador de verdad, pues creía que “esos putos radicales de mierda me han echado una maldición, seguro.”

Gwendoline no recordaba el nombre de aquel chaval, y prefería no saberlo. Prefería no volver a verlo en el hospital, por lo que le deseaba que tuviese una salud de hierro hasta el mismo día de su muerte.

—No, no hubo muchos.—Coincidió.—Lo cual no quiere decir que no viniesen todos por aquí. Se atendió a los heridos, y el Ministerio ordenó que se examinase a conciencia a los demás, buscando concretamente maldiciones o algún otro daño invisible a simple vista.—Había sido una jornada larga en San Mungo, había que decir.

Gwendoline sonrió ante la mención a desaparecerse. Ella tampoco había tenido esa opción cuando la habían ingresado: su varita había sido hecha pedazos por Zed Crowley, quien parecía tener una fijación a la hora de romper varitas mágicas. Si la hubiera tenido, posiblemente hubiera intentado hacer uso de ella.

—¿Quieres que avise a algún sanador? Quizás tengan que ajustarte el tratamiento.—Señaló en dirección a la puerta.

Sinceramente, pensando como pensaría ella en un momento así, se imaginó a Joshua aprovechando la ocasión para decirle que sí, y así librarse un poco de ella. No se había sentido cómoda con la presencia de nadie en su habitación, mientras estaba ingresada, a excepción de Laith. El sanador había sido una de las pocas personas que había hecho tolerable aquella maldita semana, además de Caroline.

Las visitas de su padre y su abuela no; esas habían sido terriblemente incómodas, especialmente por la parte de su progenitor.

Con el tema de la poción Crecehuesos… Gwendoline tenía un recuerdo bastante reciente de lo que había sido tener que tomarla. ¡Y de lo desagradable que era sentir cómo los huesos crecían bajo la carne! No sabía quién había inventado ese prodigio, pero la sola idea de tomarla y sentir esa regeneración acelerada llevaba a la morena a creer que tenía algún tipo de ser vivo creciendo dentro de su brazo.

La pregunta de Joshua, si bien lógica teniendo en cuenta lo que acababa de compartir, la había pillado un poco desprevenida. Pensó en mentir, inventándose alguna anécdota insulsa… pero optó contarle la versión oficial.

—A finales de marzo fui atacada por… bueno, el Ministerio de Magia dijo que debía tratarse de las mismas personas que te retuvieron a ti, pero no recuerdo gran cosa del encuentro. Sé que me tuvieron retenida unas horas.—Había tenido que contar aquella mentira e inventarse lo de la amnesia para que no indagasen demasiado en la historia verdadera, así que mintió sin siquiera pestañear.—Logré escaparme, pero no llegué muy lejos: por lo visto, alguien me ayudó en plena calle, pero no me acuerdo de eso. Me rompieron toda la mano derecha, y tuvieron que eliminarme los huesos.—Gwendoline mostró la mano derecha. Mostraba un leve temblor, apenas apreciable, y que cualquier persona sin experiencia podría interpretar como algo normal; Gwendoline sabía que ese temblor antes no estaba ahí, y aún conservaba la esperanza de que desapareciese con el tiempo.—Es un asco, pero se pasa más rápido de lo que parece.—Comentó, sin saber que Joshua ya había pasado antes por eso.

Dicho aquello, Gwendoline echó un vistazo a la habitación, buscando… básicamente un tema de conversación, que claramente no iba a encontrar en las paredes.

—¿Te dejan pasear, al menos? No es que San Mungo tenga paisajes hermosos ni nada por el estilo, pero los pasillos son mejores que las habitaciones.—No se le ocurrió ofrecerle la posibilidad de dar una vuelta en silla de ruedas. No había tanta confianza todavía.
Gwendoline Edevane
Imagen Personalizada : The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane] Giphy
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 30
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.186
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 1307
Puntos : 858
http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Joshua Eckhart el Vie Sep 20, 2019 7:58 am

Había asentido con la cabeza cuando corroboró el dato de que no había muchos heridos, pero sí habían sido revisado todos. No recordaba mucho de su noche de ingreso, tanto como realmente no le interesaba el estado de literalmente nadie más que hubiese estado encerrado con él, así que había prescindido de hacer cualquier pregunta al respecto.

Joshua todavía estaba molesto con toda la situación de su varita; tenía que buscar otra y todo el mundo sabía que era complicado adaptarse a una segunda varita, cuando la primera había pasado tantos años a su lado, adaptándose a él en su proceso de aprendizaje de la magia. La segunda iba a ser, suponía, más difícil de personalizar.

Negó con la cabeza cuando preguntó si quería a un sanador, y el motivo era bien simple: ya le fastidiaba que le tocasen en las revisiones, como para llamar a uno a que le revisara gratuitamente y a deshoras. Así que se lo aguantaría como un campeón hasta que llegase la hora de la próxima revisión. Así que si ponían en una balanza prima segunda con la que no se lleva muy bien y enfermera/sanador que quisiera tocarle, la decisión estaba tomada.

Quizá por eso no disfrutaba la visita de su abuela, porque quería tenerle sujeto todo el rato en un abrazo, por mucho que supiera que Joshua se agobiaba fácilmente con el contacto físico.

Hasta entonces había pensado que la poción crecehuesos había sido un castigo. Se había roto una mano, cuando era más joven, y en lugar de recurrir como un niño inteligente a la enfermería había ido con su primo apenas cuatro años mayor. El resultado era más que obvio. Y ahora, todo lo malo que le había sucedido lo justificaba como su castigo por el asesinato de Sybella.

Tanto como Joshua mismo valoraba su propia privacidad, no le habría importado recibir un “No es asunto tuyo” o un “No quiero decirte” como respuesta, pues era una respuesta que él era perfectamente capaz de dar y esperaba que, cuando ocurriera, su interlocutor lo aceptase con la misma buena gana que él.

Eso no fue lo que sucedió, sino que realmente le contó su historia. O, al menos, una versión de la misma.

Vaya —exclamó con sorpresa. — ¿Y hubo algún motivo particular por el que sucedió? —se interesó, picado por una curiosidad propia de un Ravenclaw.

Los radicales podían ser unos barbajanes, pero en realidad no estaba seguro de que sus crímenes de odio fueran tal cual sólo por odio. La experiencia lo había hecho pensar que tenían un objetivo, en el fondo, así que se preguntó cuál había sido el que ocasionó aquello. ¿Ella tendría alguien que la odiase personalmente de ese grupo?

Lo sé —dijo, referente al tiempo de curación. — No es la primera vez —pero no es que aquello lo hiciese ni por asomo más llevadero. — ¿Te quedó secuela? —inquirió entonces.

Eso era lo que más le preocupaba; en Hogwarts había sido muy rápido: el mismo día se fracturó, desapareció su hueso accidentalmente y empezó el tratamiento. Esta ocasión había pasado cerca de veinte días con el brazo roto antes de que le desaparecieran los huesos deliberadamente, y dos días más antes de empezar un tratamiento. Todavía era muy pronto para saberlo, pero temía que su brazo no volviese a ser lo que era.

No realmente —contestó, — más bien, no es que no me dejen, es que no me apetece —se encogió de hombros.

Ponerse de pie por su cuenta era un problema con la cantidad de medicación que llevaba encima, siendo tan reciente. Y su abuela lo había obligado a pasear en silla de ruedas el día anterior, lo que se había llevado la corona a lo más humillante que había hecho desde hace tiempo. Todavía no lo sabía, pero era su mente atentando contra él mismo, el pensamiento paranoico de que todos en el hospital le miraban y susurraban.

Y… ¿el trabajo? ¿Todo bien? —el tema por defecto cuando los temas de conversación personalizados se terminaba.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane] M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.260
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1332
Puntos : 1062
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Gwendoline Edevane el Dom Sep 22, 2019 3:58 am

La pregunta de Joshua no la pilló con la guardia baja, ni mucho menos, y tampoco era la primera vez que se la hacían. Se la habían formulado, incluso, aurores del Ministerio de Magia que pretendían investigar el asunto de su secuestro y agresión, por lo que había tenido que interiorizar una mentira que no tuviera que ver con el menor de los Crowley.

¿Lo mejor de todo? Que su historia inventada tenía una pequeña parte de verdad, y esas eran las mentiras más fáciles de contar.

—Nunca lo he tenido claro del todo. Puede ser cosa de mi apellido, siendo los Edevane una conocida familia purista, pero no creo que fuera sólo eso.—Suspiró, un gesto ensayado que le salía de lo más natural y que dotaba a su historia a su vez de una naturalidad que pocas mentiras tenían.—Hice frente a algunos de ellos durante el ataque que perpetraron contra el Ministerio el verano pasado. Mi nombre apareció en los periódicos, así como el de muchos otros empleados que luchamos con ellos. Supongo que dentro de sus retorcidos ideales, es lógico que quisiesen venganza por sus compañeros caídos...—Eso último lo dijo con cierta pesadumbre, pensando que, si bien no era su situación actual, bien podría ser la de alguien ahí fuera.

Joshua tenía experiencia previa con la poción crecehuesos, y Gwendoline no le envidió en lo más mínimo: había sido una de las peores experiencias de su vida. Los niños experimentaban dolor cuando sus huesos crecían, y aunque ella no recordaba esa parte de su infancia—la memoria selectiva era especialmente efectiva con los hechos de la infancia—, se podía imaginar que habría sido algo parecido a aquello.

Pero en menor medida: si una no tomaba calmantes, literalmente dolía todo el tiempo. Era un tratamiento efectivo, pero no dejaba de ser una manera de ir en contra de la naturaleza, y eso tenía sus consecuencias.

—Todavía experimento un ligero temblor.—Confesó por primera vez en voz alta fuera de una consulta.—Supongo que el tiempo y la rehabilitación acabarán solucionándolo, pero es bastante molesto.—En secreto, temía que eso no ocurriera, y que aquel temblor la acompañase toda la vida.

Su intención al preguntar si le permitían salir de aquella cama era… pues sencillamente, era sugerirle dar un paseo. Sin embargo, a su primo segundo no le apetecía saltar de la cama para caminar, así que no se lo sugeriría. No había tanta confianza, todavía, como para ofrecerle su ayuda en ese aspecto, así que lo dejó correr.

Con el tema del trabajo sí pudo darle un poco más de conversación.

—Supongo que todo va bien, sí: las cosas están tan movidas como siempre, incidentes mágicos aquí y allá… Es lo que tiene la guerra contra los fugitivos.—Se encogió de hombros.—¿Y tú? ¿Cómo llevas tus estudios? Si no recuerdo mal, durante la fiesta de Navidad comentaste que estudiabas magizoología, ¿no?—Recordaba haber mencionado que conocía a alguien en el Departamento de Regulación y Control de Criaturas Mágicas, Caroline Shepard, y por eso se había quedado con ese detalle.—¿Cómo llevas la carrera?

El tema del trabajo era socorrido… pero en algunos casos, insuficiente: una se limitaba a decir que todo bien, hacer algún comentario al respecto, y fuera. Si no había confianza, no se pondrían a intercambiar anécdotas. Con los estudios, pasaría lo mismo, y más con lo parco en palabras que era Joshua.
Gwendoline Edevane
Imagen Personalizada : The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane] Giphy
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 30
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.186
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 1307
Puntos : 858
http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Joshua Eckhart el Lun Sep 23, 2019 11:39 pm

No tenía un pelo de tonto, y le hicieron ruido un par de detalles de su historia. Como, por ejemplo, ¿por qué se concentrarían en una trabajadora del Ministerio en lugar de, por decir algo, un miembro activo o un rehén de un miembro activo del movimiento purista? O, ¿por qué la habrían lastimado en lugar de utilizarla para sus fines dentro del núcleo? No indagó más por tres razones muy importantes: primero, los radicales obraban de formas misteriosas; segundo, no era asunto suyo y, tercero, eso le daba el privilegio moral de no contestar preguntas personales tampoco.

Así que se contentó con asentir, aunque no estaba del todo convencido, y permitió que el tema pasara sin más. No era el tipo de cuestiones que tenía ganas de discutir en ese momento, e insistir era desagradable. Había sido enseñado bajo el concepto de no hacer lo que no le gustaba que le hicieran.

Le llamó más la atención, por otro lado, un mal que los dos habían compartido, quizá en diferentes medidas, que era un brazo herido y rehabilitado con hacer crecer el hueso desde cero.

Ayax dice que el potasio ayuda con el mecanismo de tensión y relajación muscular —en verdad todo había empezado como una discusión sobre la comida del hospital y un Joshua que quería un batido de plátano, pero era un dato que podía servir. — O terapia térmica —le dio como consejo, lo mejor que podía hacer por ella.

Si lo tomaba o no, era asunto de Gwendoline. Él había cumplido su parte diciéndoselo, y ahora le tocaba simplemente intentar aplicarlo consigo mismo para que su brazo no terminase de adorno en su cuerpo. Era una especie de respeto incómodo que había entre ellos, el no insistir: tal como él no iba a insistir con tratamientos alternativos, su prima segunda no lo hizo con los paseos.

Eran cosas que Joshua notaba y por dentro le parecía gracioso.

Prestó atención a su explicación sobre su trabajo, que era bastante breve y formal. Seguramente hubiese intentado tirar más de ahí si tan sólo hubiese recordado qué era lo que hacía para ganarse el pan, pero de nuevo la memoria le jugó en contra.

Bueno, son… vacaciones —Joshua le dijo, como preámbulo al “no hay mucho que contar”. — Pero va bien, en general —se encogió de hombros, del derecho mejor que del izquierdo. — Pensé adelantar curso en agosto —un mes antes de empezarlo, — pero ahora no lo sé.

Todavía no se había dado cuenta que, de hecho, iba a hasta necesitar esas clases para despejar su cabeza de todo el lío que tenía dentro. O que iba a necesitar las “tarjetas víctima” con las que bromearía con Ayax pensando que eran tan sólo medios para su propia paz cuando, en realidad, iban a ser realmente por salud mental.

No siento que haya… asimilado todo realmente —por lo que no sabía si para cuando saliera del hospital iba a sentirse suficientemente bien como para lidiar con eso, o si necesitaría del mes extra para poner en orden su desastre. — Supongo que te sucedió, ¿no? —aventuró, ya que, si bien no conocía mucho a la mujer, sí tenía una noción, o eso creía él, de lo que había vivido durante su experiencia.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane] M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.260
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1332
Puntos : 1062
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Gwendoline Edevane el Jue Sep 26, 2019 2:34 pm

Una parte positiva de la historia que se había inventado para justificar su estancia en el hospital era que no había tenido que inventársela toda ella sola: el Departamento de Seguridad Mágica, buscando más munición en su guerra contra los “traidores”—o quizás buscando, simplemente, complicar su trabajo lo menos posible—, había tardado bastante poco en declarar aquello como obra de los radicales. ¿Por qué no? Después de todo, los radicales eran el monstruo debajo de la cama, la historia que los puristas le contaban a sus hijos para que estos se portasen bien. “No te acuestes tarde o los radicales vendrán a secuestrate” y todas esas cosas.

Nadie se había preocupado de su amnesia, ni de los posibles agujeros en la historia. ¿Por qué preocuparse? No tenían pruebas de que Gwendoline fuese otra cosa que una leal empleada que había hecho frente a los enemigos del gobierno cuando había sido necesario. La mera idea la ponía enferma, pero había sabido aprovecharse de ella.

Por eso seguía en libertad.

Sin embargo, las secuelas del incidente con Zed Crowley seguían presentes, y quizás la más evidente fuera ese ligero temblor en su mano derecha. Habiendo sido tratada con la misma poción que Joshua, era natural que su primo tuviese ciertos reparos al respecto. No obstante, mejor eso que perder directamente el uso del brazo, ¿no?

—Tomo nota.—Le dijo, con una parca sonrisa.—Estoy probando algunos métodos, pero siempre viene bien tener alguno más. Nunca se sabe.

Al hablar del trabajo, Gwendoline fue escueta: mencionó un poco por encima la actividad de su departamento, totalmente desconocedora del hecho de que Joshua… bueno, básicamente no recordaba nada de ella, ni de su trabajo. De haberlo sabido, lo habría encontrado tristemente divertido. Demasiado mestiza para acordarse de ella y esas cosas. Si los Edevane-Eckhart supiesen todo lo que escondía…

Le escuchó con atención cuando habló respecto a los estudios. Estaba de vacaciones, por supuesto, pero dudaba mucho que las estuviese disfrutando.

—Lo único que se me ocurre recomendarte es que te tomes el tiempo que necesites.—Empezó a decir, pero entonces Joshua mencionó algo sobre lo que le había ocurrido que la llevó a cerrar la boca y quedarse pensativa.

Asimilar un secuestro. ¿Quién asimilaba que otro ser humano decidiera atraparlo y poner fin a su libertad? ¿Quién asimilaba un trato semejante, en que la víctima se convertía a ojos del captor en algo menos que humano? Y en el caso de Joshua, todavía peor: había pasado mucho tiempo en manos de los radicales, y por lo que veía, no habían sido precisamente amables con él.

—Todavía a día de hoy me cuesta asimilarlo.—Le dijo, con un asentimiento de cabeza. Sobre todo, arrastraba consigo una pérdida considerable de autoestima, además de encontrarse casi todo el tiempo en estado de alerta.—No es una situación que agrade a nadie, y eso que mi cautiverio fue corto.—Apenas unas horas.—Supongo que, en tu caso, habrá sido mucho peor.

No sabía si debía preguntar al respecto. No sabía si Joshua querría hablar de ello, o si por el contrario sólo buscaba saber que había esperanza, que no se sentiría siempre como se debía estar sintiendo en ese momento.

Decidió que sí, que lo mejor que podía hacer era preguntar.

—¿Quieres hablar de ello?—Le preguntó.—No sé si ya lo habrás comentado con alguien, pero si no es así, quizás te ayude sacártelo de dentro. Con alquien que puede hacerse una idea de lo que es esa situación.—Ofreció, cruzándose de brazos y prestándole toda su atención.

En esta postura, el temblor de la mano desapareció casi por completo, lo cual la alegró: esa extremidad era uno de sus principales motivos de preocupación.
Gwendoline Edevane
Imagen Personalizada : The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane] Giphy
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 30
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.186
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 1307
Puntos : 858
http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Joshua Eckhart el Lun Sep 30, 2019 1:47 am

Tenía suerte, lo pensaba frecuentemente, de que su familiar más cercano fuera sanador. De alguna manera era catártico poder poner su salud en manos de otra persona que no estuviese involucrada con el hospital, por lo que la ayuda de Ayax siempre le parecía primordial cuando su estado estaba en juego. Por eso daba por hecho que escucharía con más atención sus consejos de rehabilitación que los del hospital, si bien la intención era seguir todo al pie de la letra.

En alguna especie de complicidad de personas que casi pierden un brazo, eso se lo reveló a Gwendoline, los consejos que había recibido al respecto de parte de la persona en quien más confiaba. Y, realmente, esperaba que le sirviera.

Honestamente, le daría gracia que, de poderse leer los pensamientos, Gwendoline pensara que él la había olvidado por su sangre. Él olvidaba los datos irrelevantes de todo quien encontraba irrelevante. Mírenlo, que ni siquiera podría decir qué hacían de su vida los primos hermanos de “la mestiza”, porque eran ceros a la izquierda para él, y eso que se veían cada evento familiar.

Era curioso, si lo pensaban, y el peor verano de su historia. Literalmente un mes privado de su libertad, sino con los radicales encerrado en un hospital. Cada vez que pisaba un hospital se recordaba a sí mismo ahí, de diez años, con quemaduras y podridamente aburrido. Y todavía le faltaba todo lo que llegaría al salir de ahí.

Por supuesto que lo había hablado: había contado cada detalle a su primo, que le escuchaba siempre con atención. Hacía preguntas cuando algo le hacía ruido, o le pedía repetir si no lo estaba entendiendo del todo. Le daba la impresión de que buscaba en él secuelas, y Joshua se sonreía por dentro imaginándolo tratando de advertir si estaba perdiendo la cabeza. Sabía que a Ayax no le gustaba tratarlo como un paciente, pero no podía evitarlo.

Sin embargo, Joshua no sabía todavía que, de hecho, el pelirrojo le entendía un poco mejor de lo que él pensaba.

No hay mucho que contar —o que quisiera contar, más bien. — A veces parece que no sucedió en realidad, que voy a despertar en cualquier momento —le dijo, pues a eso se había referido con no asimilarlo. No asimilaba que había sido real, que le había sucedido. Todo parecía tan lejano. — Hay cosas que ni siquiera recuerdo bien, o tonterías que recuerdo con especial nitidez —se encogió de hombros, y se arrepintió cuando su brazo izquierdo se movió, por lo que lo acomodó en su lugar con su mano derecha.

No era una mosca muerta, además. Lo suyo le gustaba pensar que había sido una venganza y no un ataque premeditado. Se lo merecía, después de haber asesinado a Sybella, ¿qué esperaba? ¿Perdón e indulgencia? No obstante, eso hacía mucho más real la sensación de peligro, ¿en verdad le habrían hecho daño en venganza?

No pienso que esté traumatizado ni nada —le dijo, enarcando una ceja circunstancial. — Sólo tengo pesadillas, ¿has tenido pesadillas? —preguntó entonces, lanzándole la metafórica pelota de conversación en la que le tocaba hablar a ella.

Tampoco estaba del todo seguro del por qué le contaba eso, o por qué a ella. Si bien no era tanto como “abrirse” a ella, sí era más de lo que contaba por norma. Quiso atribuirlo a que simplemente estaba aburrido y era su contacto humano más cercano que no estaba tratando de ponerse condescendiente con él. Pensó eso, porque ninguna otra opción le agradó.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane] M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.260
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1332
Puntos : 1062
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Gwendoline Edevane el Miér Oct 02, 2019 3:13 pm

Hablar del asunto de su secuestro a manos de Zed Crowley no era algo que le gustase, precisamente, y mucho menos con personas con las que la confianza era nula o directamente inexistente, como era el caso. A esas personas, igual que al resto, se veía obligada a mentirles, a fingir que todo lo que había ocurrido aquella noche no era más que una serie de destellos y borrones en su memoria. Y por buena persona que alguien pudiera parecerle, la morena no contaría la verdad a no ser que existiera confianza.

La verdad podía matarla, literalmente, en aquellos días.

Sin embargo, lo que sí pudo ofrecer a Joshua fue la oportunidad de hablar de su propia historia traumática, mucho más reciente. No se imaginó que llegaría a aceptarla, pero cuando lo hizo, simplemente le escuchó.

Estaba segura de que Laith sería capaz de diagnosticar un poco mejor lo que le ocurría al joven Eckhart. Ella no tenía experiencia en psicología ni pretendía fingir que la tenía. Sin embargo, podía identificarse con lo que él describía: algunos detalles de la noche en manos de Zed Crowley estaban claros como el agua, como el momento en que había rociado el rostro de Caiden Ashworth con el desodorante que llevaba en su bolsa del gimnasio, o el dolor que había sentido cuando Crowley rompía uno a uno los huesos de su mano; otros, como la desesperada huída escaleras abajo en dirección no sabía ni hacia dónde, eran más bien un borrón confuso.

Y entonces, Joshua mencionó las pesadillas, y ella asintió con la cabeza ante su pregunta.

—Durante el primer mes o así, me despertaban cada noche.

Eso sí que era cierto: cada noche del mes de mayo, Zed Crowley se había dedicado a perseguirla a través de los pasillos del Hotel Gran Necrópolis. En algunas ocasiones, Sam no aparecía a tiempo de salvarla, y Crowley lograba acabar con su vida; en otras ocasiones, la rubia sí llegaba a aparecer, y era casi peor, pues tenía que ser testigo de su muerte antes de experimentar la suya propia.

Gracias daba de no haberse despertado nunca gritando, solamente agitada y presa del pánico. Sam siempre solía despertarse, sino inmediatamente, poco después. Sin embargo, prefería no despertarla con un chillido de pánico, siendo la situación ya bastante mala como había sido.

—Y no sólo pesadillas —prosiguió explicándose la bruja—. Llegué a sentir pánico ante la idea de salir de casa, hasta el punto de que me pasé cerca de dos semanas sin varita. No me sentía capaz de ir al Callejón Diagón a comprar otra, y mucho menos teniendo que atravesar un par de calles hasta la chimenea de la Red Flú más cercana. —Tragó saliva. La garganta se le secaba sólo de recordar todo aquello—. No es que ahora me haya recuperado del todo, pues todavía me siento vigilada, a veces, sin motivo aparente.

«Y menos mal que no soy agresiva por naturaleza», pensó, recordando todas las ocasiones en que alguien le había tocado el hombro desde atrás, sobresaltándola casi hasta el borde del infarto. «De lo contrario, ya habría dado un puñetazo a más de uno.»

—Lo único que puedo decirte es que se pasa, con el tiempo. Al menos, en gran medida —dijo Gwendoline, sabiendo que no era un consejo demasiado alentador—. Sí puedo recomendarte que no cometas mi error. No te lo guardes para ti: si alguien puede escucharte, déjalo salir. De lo contrario, el proceso va a ser mucho más lento...

Ella sí lo había hablado con alguien, pero había sido reticente a ello. Al principio, simplemente había preferido quedárselo dentro de ella, pensando que, con suerte, algún día se olvidaría de ello; actualmente ya sabía que no iba a olvidarlo jamás, y que lo único que podía hacer era lidiar con ello… y hablarlo con su persona especial cada vez que se sintiese recaer en la oscuridad. Sabía que ella nunca la abandonaría, ni pensaría mal de ella, independientemente de los pensamientos tóxicos anidados en su mente.
Gwendoline Edevane
Imagen Personalizada : The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane] Giphy
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 30
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.186
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 1307
Puntos : 858
http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Joshua Eckhart el Dom Oct 06, 2019 8:02 am

Llegado un momento a lo largo de aquellas semanas ni siquiera dormía, y la realidad se confundía con el sueño, cuando su mente se apagaba sin permiso por el cansancio. Eso provocaba, en gran medida, que no estuviese seguro de que muchas de las cosas que sucedieron hubiesen sido reales. Recordaba difusamente haber hecho una escalera humana para ver a través del tragaluz, experiencia que no vivió gracias a su estado físico. Después, recordaba claramente a más de uno llorando a gritos, presa de la desesperación, queriendo volver con su familia.

Recordaba muy particularmente a Denzel Smethwyck saliendo de aquel lugar dándole solo una mirada, tras haberse distanciado de él todo lo que duró su corta estadía.

En ese momento, el hecho de que no pudiera ni salir de casa le parecía una exageración. Era ingenuo, pues no se había enfrentado él mismo a ese caso, y no se daba cuenta de cuánto habría deseado indagar más en eso y en descubrir la forma en que lo había sobrellevado. En cambio, lo dejó pasar, como dejaba pasar tantas cosas de las que no querría que le preguntaran si la situación fuera al revés.

Eso sí, le llamó la atención algo de lo siguiente que dijo.

Lo tomaré en cuenta, gracias —le contestó, aunque algo más estaba ocupando su cabeza. Se notaba por un ligero vaivén que tenían sus ojos, como si estuviese viendo algo que no estaba ahí, perdido dentro de sus propios pensamientos.

Empezó como una pregunta tonta, que derivó a otra, y a otra más. Se preguntó si Gwendoline tendría alguna relación particular con sus primos hermanos, cuando no recordaba prácticamente nada de ella de reuniones familiares, ni nada por el estilo. Por supuesto, la vida de Xerox y Serinda eran lo más irrelevante del mundo para él, así que desconocía si se llevaban bien, o todo lo contrario.

La fórmula para llegar a esa conclusión era muy fácil si a eso le añadías los calmantes que le tenían sedado y que hacían que su cabeza no funcionase del todo bien: él se llevaba bien con el lado Rabrours de los Edevane, cuando no le caía bien la línea de Rupert, así que en su dos más dos, dos “sets” de primos tenían que caerse bien entre sí.

¿Te das cuenta que creo que es la conversación más larga que hemos tenido en… diecinueve años? —le preguntó de repente, cambiando radicalmente el tema. No pareció darse cuenta de que hablaban de algo totalmente distinto. — Es… raro, curioso cuando menos, que hayas querido visitarme.

Si Gwendoline había ido a alguna reunión familiar, o si las frecuentaba cuando eran más jóvenes… no lo recordaba en lo absoluto. Y no era culpa de ella, sino más bien de él: un niño retraído socialmente desde el vamos, cuya fuente de adoración y estima era su primo mayor y prácticamente nadie más importaba cuando estaba presente. Callado, distraído, y con nulo interés en conversar. Era válido decir que esa conversación era más larga que las que tenía con Xerox y Serinda, y a esos los veía cada reunión familiar.

¿Te hablas con los primos idi-…? —aclaró la garganta, corrigiéndose. “Los primos idiotas”, el mote despectivo que les tenían él y Ayax. — Con los hijos de Frior —hizo ver a quiénes se refería, omitiendo la parte soez en la ecuación. — Son genealógicamente más cercanos a tu línea familiar —señaló, y se dio cuenta de inmediato que eso era OBVIO cuando eran sus únicos primos hermanos.

Se tentó de la risa y se frustró al mismo tiempo, porque sabía que era el medicamento hablando, pero ni se rio ni se enfurruñó. Simplemente suspiró.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane] M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.260
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1332
Puntos : 1062
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Gwendoline Edevane el Mar Oct 08, 2019 12:49 am

Definitivamente, sí: aquella era la conversación más larga que aquellos dos, primos segundos con unas habilidades sociales muy similares, habían mantenido… bueno, desde siempre.

Gwendoline no se apresuraría a catalogarla de “agradable”, pues no hacía falta ser un genio ni el observador más atento para darse cuenta de que ni uno ni otro estaban demasiado cómodos. No existía complicidad alguna porque eran, en esencia, desconocidos. Un par de magos que compartían linaje, pues ni siquiera tenían el mismo apellido, y que se habían visto por primera vez hacía algo más de medio año.

No obstante, aquella conversación superaba con creces a las cuatro palabras que habían compuesto la primera, y a simple vista, ninguno de ellos parecía desesperado por librarse del otro. Por el momento.

«Aunque en eso tiene razón: no sé qué me ha dado para querer visitarle», pensó Gwendoline. Quería atribuirlo a una mera cortesía, sabiéndose familia, y a los exquisitos modales ingleses de los que en ocasiones presumía en tono de broma.

—Me doy cuenta, sí —dijo, con un leve amago de sonrisa—. Supongo que estaba preocupada, al ver las condiciones en que llegaste...

Aquello no dejaba de ser verdad, aunque sólo en parte. Tampoco podía culpar a los lazos de sangre que los unían, pues no se sentía apegada en lo más mínimo a la familia Edevane o cualquiera de sus vertientes. Si se había sentido cercana a alguien durante aquella cena de Navidad, dejando a un lado a su abuela, ese alguien había sido su prima Angelica. La única con quien se había alegrado de hablar.

«Supongo que seguiré culpando a mis exquisitos modales de Lady inglesa de alta alcurnia», pensó con diversión, recordando a Sam. Esa broma la hacía únicamente en su presencia.

Frunció el ceño, sorprendida ante la pregunta que siguió: ¿había estado a punto de decir “primos idiotas”, o era su imaginación? Evidentemente, no lo señaló, aunque de no haberle especificado Joshua a quienes se refería, habría tenido que preguntar. Posiblemente habría dejado a un lado la palabra “idiotas”, refiriéndose a ellos únicamente como “primos”.

—Genealógicamente, sí, desde luego, pero yo no soy cercana prácticamente a nadie en la familia —dijo sin demasiados tapujos. No era un misterio ni una sorpresa que había sido una de las ovejas negras dentro del noble linaje Edevane—. La primera vez que los vi fue durante la fiesta de Navidad, y tampoco hablamos demasiado. Ni siquiera coincidimos en el colegio, pues tengo entendido que Frior pasó unos años trabajando en Noruega y ellos dos se formaron en Durmstrang. —Se rascó suavemente la sien con el dedo, para luego dibujar una leve sonrisa—. Debo entender que no te caen demasiado bien, ¿no?

No había tratado con ellos lo suficiente durante la fiesta, y sinceramente, en cuanto a Serinda podía entenderlo fácilmente: tenía la misma actitud de la típica alumna altiva de Slytherin que se creía mejor que nadie, especialmente mejor que aquellos cuya sangre no era lo bastante mágica para ella.

Xerox no. El hermano de Serinda, directamente, le había dado la impresión de ser un tanto bobalicón. Si eran una piña, claramente la voz cantante la llevaba Serinda.

—¿A qué se debe la curiosidad? —preguntó, precisamente, por mera curiosidad.
Gwendoline Edevane
Imagen Personalizada : The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane] Giphy
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 30
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.186
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 1307
Puntos : 858
http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Joshua Eckhart el Jue Oct 10, 2019 9:16 am

No podía decir que no lo sorprendía su respuesta. No hacía falta conocerlo mucho para saberlo desapegado, y eso iba de la mano con tener dificultades para entablar relaciones a largo plazo. Así que el hecho de sentir preocupación por alguien a quien realmente no conocía… no es que fuera mucho con él, y por tanto parecía encontrar extraño que existiese gente así en el mundo. Lo prejuzgó como una excesiva e innecesaria empatía.

No dijo nada, tampoco, porque no había nada que decir. Ya le había agradecido por eso hace mucha conversación atrás, así que creía que era redundante seguir agradeciendo, y volver a hacerlo, y otra vez…

En cambio, se interesó por sus relaciones familiares. Usualmente Joshua era más educado que eso, pero las medicinas recorriendo su torrente sanguíneo lo inhibían un poco de su capacidad de controlar su habla y, en general, sus pensamientos, y estuvo a punto de dejar que se le escapara un apodo despectivo para una parte de los Edevane. Por suerte, Gwendoline no se lo tomó en cuenta. No pudo evitar preguntarse si fue porque ella pensaba igual o porque tenía un máster en disimulación.

No se tomó ni bien ni mal aquello, sino como lo que era: un dato. Un simple dato que proveía de cierta información, así que no lo sorprendió en realidad. También, esa parte odiadora de él, pensó en que tampoco es que le llamase la atención… Serinda y Xerox no eran precisamente gente agradable.

Se encogió de hombros, simplemente, al oír su pregunta. El mismo resultado le hizo mirar su brazo, como si éste tuviese la culpa de haber dolido y no él por haber movido el hombro que lo sujetaba a su cuerpo.

No lo sé; mera intriga —dijo, y se corrigió de inmediato. — No sé mucho de ti —obvió lo evidente. — Aunque tampoco sé si quieres que sepa de ti, o saber de mí, o qué —consideró un momento luego, como si hubiese descubierto un misterio universal.

Estaba consciente de que Gwendoline estaba ahí por cortesía, o una improbable empatía, así que… realmente no sabía si quería ese tipo de conversación con él. Le parecía gracioso que aquello parecía una improvisación extraña en la que no estaban muy seguros de cómo tratar al otro.

Yo sé que eres la mancha en el impoluto árbol genealógico —habló de repente con un tono exagerado, burlándose del hecho de que fuera gran cosa, mientras distraídamente desplegaba las mantas a su derecha con la mano, — y todo eso —hizo un gesto con la mano, como para decir que también incluía todo lo malo que no le daba la gana mencionar. — Pero, a decir verdad, no me va ni me viene —le confesó entonces.

Tenía sus dudas, sí, porque no entendía cómo, estando su madre donde estaba, ella siguiese fiel al régimen purista. Él sentía tanta lealtad con los suyos que no le cabía la idea de que eso sucediese. Aparentemente había demostrado su lealtad con el gobierno y… quién sabe. No se conocían suficiente como para saber al respecto.

Así que si tienes algún… ¿impedimento? ¿Barrera? Por eso, que sepas que me da igual —aunque su primo había hecho un gran tema al respecto durante la fiesta de navidad. Le pareció importante matizarlo porque pensó que eso podría ser crítico a la hora de que ella pensase en que él era tal o cual cosa; era honesto y reconocía que la gente hacía juicios previos antes de realmente conocer a la gente, especialmente por su entorno.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : The price you pay [Priv. Gwendoline Edevane] M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.260
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1332
Puntos : 1062
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.