Situación Actual
12º-19º
14 septiembre ➟ luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Gracias a todos pj destacado
Gracias a todos Pjs destacados
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Karina M. Knudsen

Karina M. Knudsen el Mar Sep 10, 2019 10:26 pm

Karina M. Knudsen


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Datos básicos

Nombre completo: Karina Marina Knudsen
Apodos: Rina
Fecha de nacimiento: 25/05/1994
Edad: 25 años
Nacionalidad: Danesa
Lugar de nacimiento: Dinamarca
Raza: Humana
Pureza de sangre: Squib
Lealtad: Neutral
Orientación sexual: Bisexual
Casa de Hogwarts: --
Curso en Hogwarts: --
Empleo: Camarera de una cafetería
PB: Josefine Frida Pettersen

DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA

A pesar de la vida que ha tenido, Karina hace gala de una mentalidad abierta y un deje inocente e infantil. Bondadosa, empática y comprensiva; dispuesta a encontrarle aceptación al comportamiento más extravagante. Pacifista y de tendencias simples, pero capaz de descubrir un patrón para casi cualquier conducta, e incluso de sentir pena por los seres más atroces, pues está convencida de que todos somos resultado o víctima de un pasado y merecemos un voto de confianza y una mano amiga dispuesta a escuchar nuestra historia. No cree que exista la maldad o la bondad, cree que ambos residen en cada uno. Confía en todo el mundo fácilmente, algo que no asume tan peligroso como en este mundo y hoy en día es. Confía en las segundas, terceras, cuartas... oportunidades, y en el perdón ciego. Karina es incapaz de sentir rencor, menos por su madre biológica.

Defiende la paz y la justicia, pero no es una persona que haga mucho ruido con sus convicciones o de grandes discursos. Tiene su propia concepción de ambos términos y los deja ver en acciones silenciosas; nunca grita ni se enfada, siempre asiente y acepta las réplicas, para después regresar y tender su mano si es que alguien ha sido más desfavorecido que ella. Su empatía la lleva a compartir tanto dolor como alegría; es de risa contagiosa y fácil, le gustan los chistes y las bromas inocentes, pero también nota fácilmente el pesar de las personas a su alrededor, llegando a poder echarse a llorar por el llanto contenido de alguien. Como si quisiese desahogarse por esa persona que es incapaz de hacerlo por sí sola.

No sabe mentir, es demasiado transparente con sus reacciones y estados de ánimo. Y a su vez resulta tremendamente fácil de engañar por su exceso de credulidad. Ella es buena, y no termina de concebir las malas intenciones. Resulta muy impresionable, también frente a acciones que para el resto del mundo resultan insignificantes. Por ejemplo; podría embobarse durante horas viendo a alguien bailar, tocar un instrumento o cantar, aunque solo esté haciendo playback y tenga la música sobrepuesta, o hacer trucos de magia, que al resto del público resultarían más que deducibles. Y daría su paga a un falso mendigo sin meditar antes sus condiciones. Tan caritativa que prefiere dar su trozo de pan, aunque sea su única comida, antes de ver a alguien más pasar hambre.

Como un cachorro de perro, es tranquila, calmada; incluso con un deje dormilón, y a su vez juguetona. Tiende a quedar absorta en su propio mundo de sueños y conversaciones imaginarias consigo misma, o con alguien con quien esas conversaciones nunca terminan saliendo igual que en su mente. Y se distrae con cualquier cosa, como el paso de una mosca. Incluso podría seguir inconscientemente a esa mosca. Meditabunda pero sin grandes conclusiones. Idealista y soñadora, sin un afán concreto.

Acepta fácilmente sus defectos y errores, y se regaña a sí misma por ellos, se repite su falla y cómo no debe volver a cometerla. Una de sus mejores virtudes es que siempre tomará nota de sus errores para enmendarlos la próxima vez y mejorar a raíz de ellos. No es especialmente inteligente, pero sí tiene un gran sentido común y muy buena memoria; es toda la información que es capaz de almacenar y recordar en los momentos más precisos lo que la hace sabia.

Se presta obediente y dócil, nunca desafía a la autoridad que siente por encima de ella, como una hembra por debajo de la pareja alfa en una manada. Acepta que cierta jerarquía es importante para mantener estable una sociedad, aunque no es partidaria en ningún momento de abuso de las autoridades que ella misma ve en las calles y le duele en piel propia a pesar de no ser el sujeto castigado. Para ella, todos los seres vivos son libres en su interior, y a su vez todos necesitan unos de otros para sobrevivir, y lo más importante es respetar los derechos de cada uno para poder llegar a un buen equilibrio.

Toda esta serie de características que se podrían resumir en "bondad", "luz" o "adorable", convierten a Karina en una persona de adaptación fácil a casi cualquier entorno, también en alguien tan fácil de querer como te convertirás tú si pasas un tiempo junto a ella, y aprendes a tratarla tal como se merece.

HISTORIA

La historia de Karina empieza un 25 de mayo en Skagen, Dinamarca. En el seno de una familia que ya contaba con dos hijas más, Karla de cuatro años y Sonja de dos. La niña era deseada y se sintió amada desde el primer momento en el que su boca se abrió para emitir aquel llanto que le hacía llenar sus pulmones de aire por primera vez, sus padres eran unos magos de sangre pura muy importantes en Dinamarca, sus hermanas eran brujas y sus padres esperaban que creciesen para que diesen sus muestras de magia. Nada hacía presagiar que todo cambiaria un día, pero sigamos por dónde íbamos. Lotte y Karina estaban perfectamente de salud y fueron dadas de alta pocos días después, la vida de Karina fue muy tranquila durante sus primeros años y nada perturbaba a la familia. Cuando la pequeña se podía mantener en pie, empezó a jugar con sus hermanas y cuando ella misma tenía cuatro años, su hermana Karla tuvo su primera muestra de magia con ocho años y Sonja tuvo su primera muestra de magia a sus ocho años, cuando su hermana contaba con seis… ahora solo quedaba Karina. Los años pasaban y la pequeña no daba muestras de tener magia, eso causó que su madre empezase a odiarla. Lotte siempre había sido una mujer ambiciosa, que siempre había querido tenerlo todo y nada podía salirse del camino que ella tenía dibujado. Por eso, aunque Mark, Karla y Sonja la quisiesen con locura y se pasasen horas jugando con la pequeña, Lotte la miraba como un bicho raro, empezaba a asustar a la pequeña, a reñirla y a hacer diferentes cosas para que su magia despertase de una vez. El caso es que ante todo eso, la niña ni siquiera se inmutaba… y también era porque su padre o sus hermanas estaban siempre por allí.

La vida de Karina no cambiaba con los años, seguía sin tener su primera muestra de magia y Mark empezaba a temer que Karina fuese squib y lo que podía hacer Lotte si eso pasaba de verdad. Cuando Karina tenía siete años, su madre llevó al extremo su obsesión, Karla acababa de entrar en Hogwarts, Sonja estaba en clases de su colegio muggle, Mark, Lotte y Karina eran los únicos que estaban en casa porque la pequeña había tenido unos brotes de fiebre y no se fiaban demasiado. Todo se desenvolvió en el momento en el que Karina dormía ajena a lo que su madre quería hacer, la mujer entró en la habitación de su hija dispuesta a descubrir de una vez por todas que era. Sabía que su hija temía a las arañas, no era fobia, pero sí temor. Así que utilizó una de mentira que parecía real, la embrujó para que se moviese y la puso sobre el cuerpo de su hija, esta al notar el movimiento se despertó y al ver la araña sobre su cuerpo, se levantó de golpe, empezó a gritar con todas sus fuerzas y se la intentó quitar de encima. Mark entró corriendo en el cuarto al escuchar a su hija, al ver lo que pasaba calmó a la niña y miró a Lotte buscando una respuesta… su esposa tenía los ojos llenos de rabia y supo rápidamente lo que había pasado, se pensaba demasiado precipitadamente que era squib. Mark le dijo a Karina que volviese a dormir, la niña tenía fiebre de nuevo y aunque pudiese ser squib, él la amaba. Después de eso, sacó a Lotte de la habitación y se enfrentó a ella, él sabía bien que ella quería echar a la niña de la familia, para ella si no era una bruja no era nada. Él le pidió una y mil veces que recapacitase, que solo era una niña pequeña, que era su hija… al final, Lotte entró en razón y decidió que esperaría hasta los once años de su hija y si no recibía la carta de Hogwarts, sería el fin. Karina tardó unos dos días en recuperarse pero después de eso, volvió a ser la de siempre.

Pero los once años de Karina llegaron… pero la carta de Hogwarts jamás lo hizo, aquello era una declaración… Karina era squib. Aquella noche, Lotte entró en la habitación de las niñas sin que Sonja se enterase y cogió a Karina que dormía tranquilamente, se la llevó y la dejó en medio de la ciudad, lejos de donde ellos vivían para que la pequeña no supiese volver a casa. A pesar de los llantos y los gritos de la danesa que se había despertado cuando su madre la había cogido, pero esta no la había dejado gritar para que no despertase a Sonja. Pero a pesar de todos los gritos y llantos de su hija, Lotte la abandonó allí, no sin antes cogerle el brazo y grabarle con un cuchillo en la muñeca izquierda la palabra “squib”, y con solo siete años la pequeña supo lo que era sentir rencor hacia alguien. La noche del abandono lloró como nunca antes, pero se dio cuenta de que su madre no iba a volver y que su padre y sus hermanas no aparecerían, ella sabía que nadie iba a ir por ella… su madre borraría bien sus huellas, pero era una niña aún y no dejaba de llorar agarrándose la muñeca herida. Pero una pareja que volvía a casa después de una cena con unos amigos, la escucharon y al ver a una niña herida y sola, se la llevaron con ellos. Al llegar a su casa, Carl y Sabine se fijaron en lo que ponía la herida de la niña y se dieron cuenta que el destino había estado jugando con los tres. La pareja era squib y acababan de encontrarse con una niña que también lo era, le curaron la herida, pero no pudieron evitar que le quedase una cicatriz de por vida. Los dos le preguntaron que había pasado, ella les contó toda la verdad, los dos montaron en cólera al saber que había sido abandonada por su madre solo por ser squib, iban a personarse en la casa cuando ella les pidió que no lo hiciesen. Tras una larga charla, los dos adoptaron a Karina y ella empezó a vivir con ellos, convirtiéndose en una familia, la que Carl y Sabine siempre habían soñado

Los nuevos padres de Karina decidieron hacer lo mejor para ella y decidieron llevársela a Devon, se mudaron todos juntos y allí vivieron como unos muggles, le dijeron a Karina que jamás debía mencionar nada de su vida pasada, ahora solo eran la familia Knudsen, unos muggles normales que se habían mudado nuevos allí. No hubo problemas, jamás supieron que habían hecho para que los Arrington no buscasen a Karina, pero tampoco les importaba, ahora la niña estaba protegida y no iban a dejar que nadie la dañase de nuevo. Por eso, los Knudsen dejaron atrás Dinamarca y empezaron la nueva vida que deseaban. Karina hizo amigos fácilmente en su nuevo colegio, era invitada a las fiestas de pijamas de sus compañeras y pronto se hizo una más, no les costó tener una vida muggle porque jamás habían tenido magia corriendo por sus venas. Carl y Sabine la mantuvieron alejada de todo aquel mundo mágico que les había sido negado conocer por la familia de cada uno y así la vieron crecer con felicidad y segura.

La vida de Karina no tenía grandes cambios, el resto de su niñez y la adolescencia fueron muy parecidas, seguía saliendo con sus amigos y a pesar de lo tierna que era, jamás tuvo novio. Sus amigos siempre la protegieron de todos los hombres que se le acercaban porque sabían lo que buscaban y no querían que nadie dañase a la dulce Karina a quienes todos querían. Por eso fue creciendo hasta que a los 20 años algo le cambió la vida. Un día, un chico nuevo llegó al pequeño pueblo donde ella vivía con sus padres, alquilando la casa que había delante de la suya y como siempre, Karina decidió ser amable y su misión fue conocerle costase lo que le costase porque no le hacía caso a las habladurías del resto de los vecinos, ella sabía lo que era vivir allí y no se tenía que creer todo lo que se escuchaba.

Karina fue constante y no descansó hasta que este chico, A.J. Seward le dejó entrar en su vida, no fue fácil, Karina no sabía la razón pero este intentaba mantenerla lejos, cosa que no consiguió porque la rubia era cabezota y no se detuvo hasta que este la aceptó a su lado. Siempre estaban juntos y ella conseguía que la vida del chico dejase de ser soledad, ella le daba luz y color, ella no sabía porque, pero le gustaba estar al lado del chico y esto la hacia sentirse bien. Después de mucho tiempo, llegó el momento en el que la vida de ambos cambió para siempre aunque ella no recuerda nada de ello. Una tarde lo vio cargado con una mochila dirigiéndose hacia la salida del pueblo, Karina se asustó pensando que se estaba marchando sin despedirse si quiera, por eso no se lo pensó dos veces antes de salir corriendo tras él, sin preocuparse por su propio bien.


Lo siguió, Karina no quería que A.J. se fuese de su vida y menos sin despedirse, pero le perdió la pista cuando se internó en el bosque cercano al pueblo. Estaba a punto de darse por vencida cuando escuchó unos agónicos gemidos de dolor y corrió, preocupada, hasta que se encontró con A.J. encadenado a un árbol, o más bien con los últimos vestigios de él, ya que segundos después se alzaba ante ella una bestia enorme. El cuerpo de la chica reaccionó como solo el de un humano puede hacerlo, al ver aquello frente a ella, no pensó siquiera en donde estaba su amigo A.J. tan solo pensó en que debía correr y huir. Lo que ella no podía evitar es que sus pasos sonasen, su respiración se acelerase y su corazón empezase a bombear como un loco, el licántropo en el que A.J. se había convertido lo escuchó, se liberó de las cadenas y salió tras ella.

Aquella noche el silencio del bosque fue roto por unos gruñidos y por el grito más horrible que aquel sitio hubiese escuchado jamás… para después tener el silencio más absoluto, un silencio que quería augurar la inminente muerte de alguien. Karina había sido atacada por el licántropo y perdió el conocimiento después de que aquel grito se escapase de entre sus labios quedó inconsciente. A la mañana siguiente, la muerte anunciada no se hizo realidad gracias a que A.J. al despertar y verse con sangre que no era suya, empezó a buscar por el bosque hasta que se encontró a Karina en medio de un charco de sangre, con la espalda abierta por la herida de sus garras y apenas con vida. La aparición del chico fue lo que le salvó la vida, A.J. la llevó al hospital más cercano donde la única explicación que pudo dar es que un animal la atacó en el bosque, por suerte consiguieron salvarle la vida. El único y pobre consuelo que le quedaba a A.J. era que Karina no recibió ningún mordisco, por lo que estaba a salvo de transformarse en un licántropo, pero él no podía seguir viéndola a la cara sabiendo lo que le había hecho y que estaba así por su culpa. Se quedó a su lado hasta que los médicos le confirmaron que se recuperaría, y entonces A.J. decidió que lo mejor para ella sería que le borrase todos los recuerdos sobre él y desaparecer de su vida.

Así fue, A.J. utilizó el hechizo desmemorizador, le borró todos sus recuerdos juntos y lo que había pasado aquella noche y Karina despertó en una cama de hospital sin tener recuerdos de lo que había pasado y con sus padres a su lado. La chica tardó un poco en recuperarse y ahora tenía dos cicatrices en su cuerpo, la que le había hecho su madre biológica en su muñeca en el pasado la que tenía en la espalda, fruto del ataque de un animal según los médicos y la persona que la había llevado al hospital. Karina jamás supo quien le había salvado la vida, no recordaba nada de la noche anterior y sin saberlo, tampoco recordaba cosas que habían pasado en los meses anteriores. Pero tras su salida, sus padres y ella decidieron que era hora de irse, de nuevo y decidieron que su nuevo hogar debía ser Londres, rápidamente, los tres se mudaron a aquel nuevo sitio donde podían empezar de cero y donde Karina podría olvidarse de lo que le había pasado… aunque ella jamás lo dijo, pero su cicatriz de la espalda siempre le recordó que tenía un pasado que ella no lograba recordar y que nadie podía explicarle, algo que no la dejaba tranquila. Por eso, le pidió a sus padres que la dejasen vivir sola, ya era mayor de edad y sabia cuidarse sola. Estos tardaron un poco, pero sabían que ella se cuidaría y tampoco es que se fuera a ir de su nueva ciudad. Fue así como la ayudaron a encontrar su nuevo hogar, un cuco apartamento que ella amó desde el primer momento. Poco a poco lo fue amueblando y decorando a su gusto. Ella quería depender solo de sí misma y por eso empezó a buscar trabajo.

No tardó en ser llamada de una cafetería, cerca del apartamento que ahora era suyo, lo cual le gustaba, iba bastante por allí y el dueño se había acordado de ella a la hora de necesitar nuevo personal, por eso, no tardó en aceptar. Los primeros días fueron duros, pero cuando aprendió bien lo que debía hacer, llevó una luz diferente al lugar. Todos los clientes acabaron por adorarla y Karina se sentía bien de nuevo, siempre y cuando no viese sus dos cicatrices. Los años iban pasando, algo que hizo que aquel hechizo desmemorizador hecho a la rubia empezase a debilitarse haciendo que en la actualidad, sus recuerdos quieran volver a ella y lo hagan cuando ella duerme, provocándole pesadillas. Pero hace poco, Karina vio como el apartamento de delante del suyo era ocupado y se decidió a ser una buena vecina y no tardó en hacerle galletas y llevárselas de regalo de bienvenida.

Fue en ese momento, cuando supo que la relación con aquel chico no iba a ser feliz, él parecía rehuirla y ella decidió a que conseguiría algo más que ser solo conocidos y vecinos. Además, eso se reafirmó cuando se lo encontró en la cafetería donde ella trabaja. Las pesadillas siguen amenazándola, pero Karina intenta ocuparse en otras cosas ya que siempre se despierta llorando y gritando, mientras intenta unir las piezas y entender el por qué de esas pesadillas.

OTROS DATOS

Familiares:
Mark Arrington
50 años • Sangre pura • Gryffindor • Padre • Vivo
No sabe nada de él desde que su madre la abandonó, pero sabía que su padre la amaba más que a nada en el mundo y sabe que si no la ha buscado es porque su madre le engañó… al menos eso cree ella. Lo echa de menos, aunque sus padres adoptivos la han tratado siempre como a una hija.

Lotte Arrington
49 años • Sangre pura • Slytherin • Madre • Viva
La odia con toda su alma, no entiende como fue capaz de abandonarla cuando tan solo era una niña, jamás se lo perdonará y no quiere saber nada mas de ella.

Karla Arrington
29 años • Sangre pura • Ravenclaw • Hermana mayor • Vivo
No sabe nada de ella desde que su madre la abandonó, pero siempre fue el ojito derecho de su hermana. Esta jamás le negó nada y siempre hacia lo que ella le pedía. Sabe que ella piensa que está muerta por culpa de su madre que les hizo creer eso cuando la abandonó. Lo echa de menos, porque jamás ha tenido hermanos con sus padres adoptivos.

Sonja Arrington
27 años • Sangre pura • Hufflepuff • Hermana mayor • Viva
No sabe nada de ella desde que su madre la abandonó, pero siempre fue la muñequita de su hermana. Sonja la quería con locura y siempre la estaba abrazando, besando y jugando con ella. La echa mucho de menos, porque jamás ha tenido hermanos con sus padres adoptivos.

Carl Knudsen
50 años • Squib • Padre adoptivo • Vivo
Su padre adoptivo al que ama como si fuese el verdadero, lo ama más que a nada y lo quiere con locura. Siempre se han llevado bien y siempre ha sido el ojito derecho del hombre, siempre han hecho travesuras juntos para después recibir la reprimenda de Sabine. Pero sabe que aunque ya no viva con ellos, Carla la sigue amando como su hija que es.

Sabine Knudsen
47 años • Squib • Madre adoptiva • Viva
La única mujer que le ha dado el amor de madre que ella se merecía, Sabine no entiende como Lotte hizo algo tan horrible con su hija y decidió que ella ocuparía ese lugar. Por eso siempre se ha comportado como la mejor madre para la niña, sabiendo que ella siempre es la que tiene que poner un poco de stop a las acciones de Carl porque si no habrían malcriado a su hija.

Hobbies:
■ Pasarse tiempo rodeada de naturaleza y animales.
■ La música en general, de hecho se le da bastante bien cantar y bailar y sabe tocar instrumentos como el piano y la guitarra con curiosa maestría.
■ Lee mucho, es difícil no verla cargando algún libro o leyendo ignorando todo a su alrededor.
Fobias o miedos:
■ Los payasos, tiene fobia a ellos.
■ Que dañen su corazón.
Descripción de la varita: No tiene, es squib.
Otros datos e interés:
Enfermedades:
■ Padece diabetes tipo 1, pero se lo mantiene a raya con la insulina.
Mascotas:
■Tiene un perro de raza Shar Pei llamado Hatchi y un gato de raza Mei Kun llamado Prada.
Gustos:
■ Le encanta toda la comida así que no tiene una favorita, come de todo y cuando sea
■ Las conversaciones interesantes
■ Las tarrinas de helado de stracchatella
■ Los gofres
■ La sinceridad
■ Sumergirse en la bañera y pegarse ahí horas
■ Uno de sus mayores placeres es el chocolate y las cosas dulces. Adora los caramelos, por fortuna se puede costear las grandes cantidades de azucares que consume a diario.
■ Adora cocinar y se afana mucho en ello.
■ Sabe coser muy bien, y lo disfruta.
■ Podría pasar horas y horas caída en el mundo de Morfeo sin sentir la menor molestia por exceso de sueño al despertar. Aunque disfruta estando activa y moviéndose, y no tiene problemas con los grandes madrugones, también es una dormilona nata y aprovecha al máximo cada hora que puede dedicarle.
■ Le encanta leer y escribir. Los libros de cuentos, leyendas o historias antiguas que se funden entre la realidad y la imaginación, son sus favoritos. Siempre está dispuesta a hacerse con un nuevo ejemplar, ya sea comprado, nuevo o de segunda mano, o tomado prestado, para seguir acumulando historias que aprovecha para compartir a la menor oportunidad. Podría decirse que es una gran cuenta cuentos.
Odios:
■ Que la señalen y la dejen de lado por ser squib
■ Que saquen lo peor de ella
■ Las niñas pijas y tontas
■ Estar sola
■ Las mentiras
■ Ser el centro de atención
■ Que intenten manipularla o le digan lo que debe de hacer
■ Es contraria a la violencia y temerosa ante ella.
■ Si hay algo que pueda cansarle de coser, es llevarse más de dos pinchazos seguidos con una aguja, y es que aunque tengas una perfecta colección de dedales y una habilidad impecable a la hora de dar puntadas, es inevitable llevarte un buen pinchazo de vez en cuando, y nunca vienen solos.
■ Su madre
Manías:
■ Cuando está triste se atiborra de yogur helado
■ Cuando está inmersa en algo, se toca la cicatriz tiene en su muñeca, lo hace de forma inconsciente
■ Cuando está nerviosa se muerde el labio inferior
■ Cuando está pensando en algo, empieza a jugar con su pelo
Otros datos:
■ Siempre ha pensado que ser squib estaba mal porque su madre la echó de casa y la abandono cuando vio que no podía hacer magia, pero sus padres adoptivos le han enseñado que no es así y que es perfecta tal y como es
■ Tiene dos cicatrices, una en la muñeca donde su madre la hirió hizo la misma noche en la que la abandonó. La marcó con la palabra squib, se la escribió cortándole la piel con un pequeño cuchillo y Karina siempre la esconde, la segunda la tiene en la espalda y llega desde un poco más debajo de la nuca hasta la zona baja de su espalda, le atraviesa toda esa zona y puede taparla con la ropa
■ Karina puede llegar a comer 9 paquetes de patatas fritas al día
■ Es una enamorada de la vida. Velará por todo aquel que crea que la necesita y prestará su ayuda a todo el que crea desfavorecido, sea cual sea su estatus, pues para ella no hay diferencias e incluso el más rico y mejor situado, puede encontrarse desgraciado en alma.
■ Cada vez que se siente mal y siente que no sirve para nada, se roza con la yema de dedo su cicatriz y eso la llena de fuerza, porque sabe que nadie se merece que esté de ese modo.
■ Es experta en cultivos y botánica. Conoce muchas hierbas, hongos y tipos de plantas, así como sus propiedades y utilidades, tanto en cocina como medicina, aunque tiende a inclinarse por la cocina, y tiene un especial talento en la preparación de platos vegetarianos. También es una buena enfermera.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Última edición por Karina M. Knudsen el Vie Sep 13, 2019 2:56 pm, editado 2 veces
Karina M. Knudsen
Imagen Personalizada : Karina M. Knudsen ECm6X1dl
RP : 5
PB : PB de tu PJ
Edad del pj : 00
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Limpia/Sucia/Mestiza
Galeones : 1.000
Lealtad : Orden/Mortifagos/...
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 9
Puntos : 0
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Godric Gryffindor el Vie Sep 13, 2019 10:19 pm

Karina M. Knudsen
Modificadores RP
Quidditch


Otros objetos
Admin
Expecto Patronum


Godric Gryffindor
Imagen Personalizada : Karina M. Knudsen FNWiK73
RP : 0
PB : Nikolaj Coster-Waldau
Edad del pj :
Ocupación : Fundador de Hogwarts
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones :
Lealtad : Hogwarts
Patronus : León
RP Adicional : -
Mensajes : 634
Puntos : 25
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.