Situación Actual
5º-11º
12 noviembre ➟ luna llena
Entrevista
Halloween
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

¿Tú? ―Ryan.

Sam J. Lehmann el Vie Sep 13, 2019 3:48 am

Recuerdo del primer mensaje :


Thaddeus Allistar había sido uno de los profesores de Samantha cuando estaba en la universidad y la diferencia entre él y el resto de miembros docentes de su estancia como estudiante de legeremancia fue sin duda buen rollo que había tenido con él. Se podría decir que lejos de tener una mera relación alumna-profesor, se habían hecho amigos, de esos compañeros que comparten su pasión con un chocolate y una porción de tarta delante. Cabe añadir que era el profesor favorito de Sam, mientras que ella era la alumna favorita de Thaddeus. Hasta después de su graduación siguieron teniendo contacto: ella siempre contactaba con él para preguntarle dudas, mientras que él siempre la invitaba a convenciones porque sabía que era de sus pocas conocidas que lo valoraría tanto como él.

Hacía, literalmente, casi cuatro años que no sabía del paradero de Thaddeus ni sabía de él, sin embargo, sí que recordaba perfectamente como él había sido el desencadenante de que Artemis Hemsley se hubiera metido en la vida de Samantha, Caroline y Gwendoline. No le culpaba, pues sabía que la única culpa de que pasasen tantas cosas malas era sólo de quién las atacaba, pero aún así no había podido evitar relacionar todo eso con él.

Había quedado esa mañana con él en una ubicación que le había mandado, todo eso por correo electrónico. Era el método que utilizaban para comunicarse, aunque los últimos que Sam le había mandado preguntando que si estaba bien no recibieron respuesta alguna. Sin embargo, hace tres días le llegó uno de él, como si nada hubiera pasado y diciéndole que quería verla. Ese día precisamente trabajaba de tarde, por lo que pudo contestarle diciendo que allí estaría.

Estaba algo nerviosa, pero especialmente feliz. Confiaba en Thaddeus y sabría que por mucho que su nombre hubiese resonado en situaciones en donde habían problemas, precisamente él no le acarrearía ninguno. Así que tras avisar a Gwen de que se iba por móvil, ya que ella estaba trabajando, fue en dirección a la ubicación.

Era en la dichosa montaña.

Había una cabaña de piedra en un lugar muy hogareño, con unas vistas increíbles, casi en la punta de una meseta. No le sorprendía del todo que Thaddeus hubiera terminado viviendo en un lugar así, con lo bohemio que era. Lo que le sorprendía, en realidad, es que siguiese en Londres.

Tocó dos veces en la puerta con el puño, ya que no había timbre y era una puerta muy gorda como para tocarla con los nudillos. Esperó bastante, hasta que se cansó y se metió por el pequeño jardín de la cabaña, yendo a la parte trasera y mirando por el interior de los cristales. No veía nada de nada, ni rastro de vida. Además, el cerdito de Thaddeus, de nombre Rosie, siempre solía hacer bastante ruido cuando olía que alguien se acercaba.

Mientras caminaba alrededor de la cabaña en busca de su amigo, se encontró de frente a otra persona. No era ni de lejos Thaddeus: era joven, alto, rubio, de ojos azules e… ¡iba con ella al gimnasio! ¡Era un muggle! ¿Qué narices hacía allí Ryan?

―¿Tú? ―preguntó, más confundida que un daltónico en una piscina de bolas.

No entendía nada.

Sam cuando se hacía pasar por ‘Amelia Williams’ solía tintarse mágicamente el pelo de color castaño, además de cambiar también el color de sus ojos, dejando de ser de ese celeste para pasar a ser marrones. Ahora, sin embargo, no iba como Amelia, sino como Samantha, por lo que era rubia y el tono de sus ojos competía con el del chico que tenía delante.

Iba a matar a Thaddeus. Y lo peor de todo es que parecía que no iba a parecer. Ya le parecía raro que contactase de nuevo con ella... ¡Tenía que haber gato encerrado en algún lugar!
Sam J. Lehmann
Imagen Personalizada : Es un lindo cerditooooooo
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 30.046
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 1256
Puntos : 1015
http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778
Sam J. LehmannFugitivos

Ryan Goldstein el Dom Nov 03, 2019 3:44 am





Bien mirado, era una bonita cabaña. Esa clase de sitios en los que puedes escaquearte del trajín, a veces agitado, a veces extenuante, de todo lo que sucedía fuera de esas paredes. Los cojines, el aroma a chocolate, la luz de la tarde, hacían que casi resultara extraño ir a tratar el asunto de secretos enterrados hacía años. Ryan nunca había tenido un encuentro clandestino así de acogedor.

—Siempre lo vi como un hombre dedicado a sus estudios—comentó.

Era la verdad, Thaddeus siempre le había parecido un hombre de pasión académica. Puede que tuviera el pelo cano, pero su curiosidad era la de un niño, sólo que como adulto, sabía del peligro.

Sam se expresaba incómoda respecto a la situación de su mentor.

—Mi teoría es que no puede—apuntó hacia lo evidente—. Y que confía en ti. Debemos pensar en que está bien, donde quiera que esté; pero con las manos ocupadas.

No tenía razones para pensar que Thaddeus pudiera estar en una situación más complicada de lo usual para alguien que trataba de invisinbilizar su presencia por motivos de precaución.

—Sí, lo sé. Sé que estás preocupada, lo noto—
No quería decirle que era fácil de leer, pero Sam era de un carácter muy humano como para no interpretar su empatía. Personas como Ryan, sin embargo, tenían un velo de ambigüedad, quizá por sus años de trabajar en secreto—. Pero tienes que confiar en él con esto. Si estuviera metido en alguna clase de situación y necesitara tu ayuda, ¿no crees que te hubiera transmitido un mensaje? Yo creo que sí. Intenta pensarlo de esa manera.

Se le hacía divertido, incluso tierno, que Sam no pudiera esconder que además de una amistad, compartía con su mentor una pasión en concreto. Había personas para las que las complejidades de la mente eran un crucigrama apasionante. Ryan se consideraba a sí mismo un poco más sencillo. Su pasión eran los viajes, el aire libre, conocer gente nueva.

—Bueno, no soy el experto, pero como yo lo entiendo, tú nunca puedes adivinar cuando se trata de la mente y el cuerpo.

Se imaginó a dos doctores sin rostro intentando llegar a un acuerdo sobre el diagnóstico de un paciente en una camilla. Había estudios, pruebas, pero cada cuerpo, cada mente, era un puzzle, ¿por qué sino se hacían siempre nuevos descubrimientos?

—Eso suena precavido y considerado, lo agradezco. ¿Pero crees que podrás contactar con él? Yo lo he intentado… y mira donde me ha llevado—Sonrió, tomando la taza del asa. Se acodaba sobre la mesita y tenía un aspecto relajado—. Aunque no tengo ninguna queja.

Oírla dar su previo, aunque tibio, consentimiento, fue una buena noticia.

—¡Es bueno oírlo!—
Se había manchado el labio con la crema de su chocolate, pero él ni cuenta, ensimismado en escuchar cuidadosamente las palabras de Sam—. Soy consciente de los riesgos, no estaría aquí si no fuera así.

Tenía que hacerle entender a Sam, que él sabía lo que significaba estar en las manos de alguien más, por la tranquilidad de ella, pero también, porque Ryan sabía asumir las dificultades. Hizo una pausa analítica antes de volver a hablar, meditando concienzudamente.

—No estoy seguro de a qué te refieres con volver al MACUSA. ¿Hablas de ser atrapada por la ley? Bueno, eso depende de ti. Actuar en la ilegalidad nos pone a ambos en riesgo—
Tenía que ser sincero a ese respecto—. Pero no creo que esto pueda “salpicarte”. Tú puedes pasar desapercibida. Yo soy el único al que querrán, dado el caso de que se sepa sobre “la brecha” en la seguridad en los secretos del MACUSA.

—Entonces, ¿quieres tomarte tu tiempo para prepararte… mentalmente?—
Ryan asintió—. Es lo justo. Al menos, yo sí sé dónde puedo encontrarte.



Ryan Goldstein
Imagen Personalizada : ¿Tú? ―Ryan. - Página 2 49cqD5y
RP : 10
PB : Kevin Pabel
Edad del pj : 33
Ocupación : Bibliotecario
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 42.000
Lealtad : El Archivo (?)
Patronus : Secreto
RP Adicional : 000
Mensajes : 557
Puntos : 427
http://www.expectopatronum-rpg.com/t4821-ryan-goldstein https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif http://www.expectopatronum-rpg.com/t5650-ryan-goldstein-correo#85057
Ryan GoldsteinMagos y brujas

Sam J. Lehmann el Jue Nov 07, 2019 3:51 am

Realmente Sam tampoco tenía motivos para pensar en que Thaddeus estaba en problemas teniendo en cuenta lo misterioso que había sido siempre, pero le era imposible en su situación no pensar mal de todo. Por desgracia había pasado por tantas cosas malas que por mucho que su intención fuese ser optimista, no podía evitar lo peor. Sin embargo, Ryan tenía razón: de estar en problemas, no se hubiera complicado en hacer que ellos dos se hubieran conocido de esa manera tan siniestra y a la vez tan dedicada, con un par de chocolates calientes y galletas.

Ladeó una sonrisa cuando adivinó que estaba preocupada, pues no debía de ser ningún secreto. Sam había desarrollado una gran capacidad para leer a las personas después de años y años leyendo la mente de éstas y viendo cosas horribles, sin embargo, no había aprendido a cerrarse ella. Era demasiado empática y cuando algo le preocupaba o le dolía, se notaba.

Era así, ¿qué le iba a hacer?

―No, no creo que me hubiera transmitido ningún mensaje ―le respondió con algo de diversión al respecto―. Siempre ha sido mucho de actuar por su cuenta y no creo que a menos que sepa que en mí puede encontrar una solución cien por cien asegurada, me meta en ningún tipo de problemas.

Era curioso cómo por culpa de Thaddeus, Sam había tenido que lidiar con una de las cazarrecompensas más horribles que había visto nunca, pero había sido de manera indirecta. La cazarrecompensas buscaba a Thaddeus y sabía que Sam podría saber en donde estaba. En realidad Thaddeus no tenía culpa ninguna.

Luego quiso ser franca con él: nunca había hecho eso, así que sería su experimento. Además, antes de hacer nada quería intentar hablar con Allistar―pues sabía que su profesor estaría esperando algún tipo de contacto de Sam después de eso―, así como con Gwendoline. Por supuesto quería saber qué tipo de riesgos entrañaba todo aquello, sobre todo con el MACUSA.

Su respuesta no es que fuese la más tranquilizadora, pero sí fue la más lógica y coherente: realmente si en algún hipotético caso en el que se enterasen que Ryan ha desbloqueado algo―que ya de por sí es muy poco probable―el que estaría en problemas reales sería él. Para que eso llegase a salpicar a Sam tendrían que pasar muchas cosas previas antes que serían muy poco posible que ocurriesen: que los del MACUSA se enterasen de todo lo que había pasado, que diesen con Ryan y que luego éste les dijera que había sido Sam, si es que se lo preguntaban. Y sinceramente, no le hacía falta ni preguntarle ni hacérselo jurar, pero entendía que nadie delataría a esa persona.

―A ver, realmente lo pienso y veo prácticamente imposible que nada de eso pueda ocurrir, pero igualmente mi mente quiere estar tranquila ―le confesó―. Que soy fugitiva, pero igualmente no me interesa seguir creándome enemigos gubernamentales de otros países. ―Eso había sido una especie de broma.

Sam no veía riesgo ninguno para ella en ese momento, más que la mínima posibilidad de que absolutamente todo estuviese en su contra. Sin embargo, después de lo mal que le ha tratado la vida, quería pensar que no iba a ser tan hija de puta de poner todos los eventos en contra de ella.

―Sí. ―Entonces sonrió, algo jovial, imaginándose que con encontrarla se refería al gimnasio que compartían―. Vamos a hacer una cosa: mañana es viernes y pasado sábado, pero el domingo seguramente vaya por la mañana al gimnasio. Quedamos ahí y te diré todo lo que he pensado o si he podido contactar con Thaddeus. Es decir… no me he metido en tu mente, pero entiendo que no será una tarea fácil y que llevará tiempo, así que vamos a tener que dedicarle bastante. Tendremos que quedar regularmente y entiendo que ambos somos personas ocupadas. ―Ya se imaginaba la broma, por lo que decidió bromear ella primero, adoptando un gesto mucho más tierno―. Que soy fugitiva, pero gracias a Merlín tengo vida.

Porque habían fugitivos que no habían podido conseguir lo que tenía ella: un hogar, un amor y un futuro.

―¿Te parece bien? ―le preguntó―. Además, quiero enterarme como va mejor eso que tienes en la cabeza antes de meterme ahí.
Sam J. Lehmann
Imagen Personalizada : Es un lindo cerditooooooo
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 30.046
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 1256
Puntos : 1015
http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778
Sam J. LehmannFugitivos

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.