Situación Actual
5º-11º
10 enero ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Trembling hands. ―Joshua.

Ayax Edevane el Jue Oct 10, 2019 3:40 am

Recuerdo del primer mensaje :

Trembling hands. ―Joshua. - Página 7 TWEUxEb
Sala de autopsias, Área-M | 09/10/2019 | 11:30h | Atuendo

Desde que Hunter y Ayax eran conscientes de la relación del otro con Joshua Eckhart, su trato profesional se había visto reducido a lo mínimo posible con tal de evitarse incomodidades y, por suerte, era fácil evitarlo pues cada uno tenía su campo bien definido y el becario trabajaba con otros extirpadores. Por parte del pelirrojo, no le parecía una persona grata aquella que se acostaba con su primo. No sólo porque se acostase con su primo, sino porque ya lo conocía de antes y no le parecía una persona adecuada para estar con Joshua.

Podría dar su brazo a torcer un poco y reconocer su buena actuación con respecto a los problemas de Joshua después del secuestro, pero eso no lo hacía mejor persona, ni mucho menos mejor partido.

Por desgracia, ese día tuvo que trabajar con él.

La extirpadora con la que Ayax pasaba mayor parte del tiempo―y la única persona que sabía toda la movida de Níobe―estaba colaborando con Biersack, por lo que el pelirrojo también tenía que estar presente en ese trabajo.

―¿Y cuál es tu opinión al respecto, Edevane? ―preguntó Hunter al becario que estaba un paso por detrás.

No había nada que le molestase más en ese punto que estar un paso por detrás que Hunter. Con respecto a sus responsabilidades en el Área-M, por supuesto, o eso creía Ayax. Sin embargo, lo miró con seriedad y dio ese paso hacia adelante.

―Si había dado resultados óptimos con el resto de pruebas y sólo ha fallado en esta, entiendo que puede haber sido o una sobredosis de algún fármaco o bien una reacción alérgica que desconocíamos del paciente. Dudo que haya sido un elemento en mal estado, pues aquí tenemos muy bien regulado eso sobre todo porque muchos son letales ―respondió, recibiendo el beneplácito de Aurora, la extirpadora acompañante―. Si me deja los informes, yo mismo puedo ver qué anomalías ha habido, o intentar encontrar la respuesta a esto antes de volver a probarlo con otro paciente.

Aurora se había ido rápido para atender una llamada importante de la directora Brewster, por lo que de manera totalmente indeseada, ambos se habían quedado juntos. Qué ilusión. Los dos eran consciente de  que el motivo principal de su recelo era Joshua Eckhart, pero mencionarlo haría a cualquier quedar por debajo del otro, pues ambos eran igual de profesionales. Así que Hunter se aprovechó de su poder en el interior del Área-M.

―Asegúrate de revisar bien todos los informes ―dijo, antes de mover la varita y hacer que una pila de informes volase hacia Ayax―, no tengo mucho margen para entregar esta muestra, así que hazlo rápido.

―Tengo más cosas que hacer, Biersack ―le respondió Ayax, sin resultar ofensivo―. Quizás no pueda ser tan rápido como quieres.

―Pues prioriza esto, Edevane ―le contestó.

―Llevo trabajando más tiempo con Aurora y sus asuntos tienen prioridad para mí.

―Sabes que no te conviene ―le hizo saber―, eres un becario del Área-M, no de Aurora, por lo que se espera de ti que sepas ajustar tu horario a las prioridades necesarias de cada extirpador. Dado que no eres uno todavía, más te vale mantenernos a todos contentos para que Brewster no tenga comentarios negativos de ti. Supongo que tu objetivo es terminar siendo extirpador; a nadie le gusta ser el recadero de nadie. Eres listo, sé que sabrás qué hacer.

―Lo tendré en cuenta. ―Fue lo único que dijo, sintiendo que se le hinchaba la vena de la frente y como apretaba los dientes.

No tardó en girar e irse de aquella sala, dejando atrás a Biersack en compañía de la paciente fallecida. Fue hacia su propio despacho―el cual compartía con otros dos becarios―, dejando sus cosas sobre su mesa y cogiendo aire tranquilamente. “Es un puto imbécil” resonó en su cabeza, siendo muy consciente de que Olivia, en la mayoría de casos, siempre decía lo que realmente pensaba.


***

Todo el trabajo que le había dado Hunter Biersack en ese momento había descolocado por completo toda su agenda de ese día, por lo que tenía que empezar a buscar tiempo. No quería hacer las cosas bien por Biersack, sino más bien por Brewster. No conocía a Hunter, pero le veía capaz de decir algo malo de él solo por venganza o porque todos los extirpadores son unos cabrones que buscan que nadie les quite el puesto.

No podía cancelar sus planes con Gabriella porque estaban vinculados con la futura boda, por lo que de camino a casa, se sacó el reloj y le dio la vuelta, haciendo que la conexión con el espejo comunicador de Joshua comenzara. Cuando su primo estuvo al otro lado, habló:

―Josh, acabo de salir del trabajo. ―Si era un poco observador se daría cuenta de que había salido como una hora tarde de su horario normal―. Aún no he comido y tengo que hacer varias cosas para mañana. Sé que habíamos quedado para cenar, pero voy a tener que posponerlo si quiero tenerlo todo terminado y estudiado para mañana, ¿te parece bien quedar mañana?
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.874
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 456
Puntos : 364
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Ayax Edevane el Mar Dic 31, 2019 8:07 pm

Sus sentimientos con respecto a la licantropía de Joshua eran totalmente normales, pero igualmente Ayax siempre había querido tratar eso para que no fuera solo un supuesto, sino una realidad. Era bueno, aunque no lo habituasen, hablar de los sentimientos, sobre todo en esos casos en donde todo era tan raro y necesario, ya que a uno no le enseñaban normalmente a cómo lidiar con algo así.

Le sentó bien notar que Joshua entendía a la perfección sus emociones, mientras que Ayax veía totalmente lógico cómo se sentía su primo, tanto como bestia, como Joshua, como a vísperas de la luna llena.

―Sabe que estamos en su contra y eso le molesta ―dijo con respecto al «perro» que habitaba en él.

Ayax continuó vistiéndose, esta vez buscando los calcetines que debían de estar en alguna parte. Joshua lo interrumpió colocándose en su espalda y besando su hombro, mientras Ayax colocaba uno de sus calcetines al derecho para poder ponérselo.

―Sí ―le respondió con respecto a los sándwiches―. Échale más crema de maní de lo normal, que me apetece especialmente.

Desde que había descubierto el sexo ―el buen sexo, a decir verdad―, notaba que comía muchísimo más. Se notaba que estaba quemando más calorías de a lo que estaba acostumbrado y ahora, para él, tener sexo era sinónimo de que le entrara mucha hambre.

Mientras se ponía ese calcetín, la pregunta de Joshua le llegó a los oídos. Era cierto que sabía que Joshua se veía algunas veces con Gwendoline Edevane y… realmente le daba igual. Gwendoline Edevane le daba igual. Era cierto que era una mancha para la familia, pero estudiaba medimagia, era la directora de la oficina de desmemorizadores y parecía una muchacha al menos más decente que Xerox y Serinda, por lo que puestos a puntuar primos, no estaba ni tan abajo.

Eso sí, para Ayax solo existía un primo válido, el resto eran puras indiferencias. Lo que el pelirrojo no entendía era cómo era posible que Joshua y ella quedasen para hablar, cuando Joshua era tan antisocial y Gwen también parecía poco dada a hablar.

―Claro que estará invitada ―respondió con evidencia, mirándolo con sorpresa―. ¿Por qué no iba a estarlo? Lleva estando invitada todos los años desde que nació, lo que si no iba es porque no quería. ―Entonces encontró el otro calcetín y comenzó a ponerlo al derecho―. No sé si vendrá. No vino a mi fiesta de compromiso y es evidente que si asiste a cosas familiares es por presión de su abuela. Podrías preguntarle, ¿no? Ahora sois amigos.

La asistencia o ausencia de esa Edevane en Navidad era irrelevante para él, pero aún así era una más de la familia, por lo que él no consideraba que “no invitarla” fuera una opción. Ser mestiza no era algo TAN MALO, solo malo. Era una mancha, cierto, pero si no era invitada Astreia entonces empezaba a pegar hostias, bofellas y tirones de orejas y nadie quería ser el foco de la ira de esa mujer.

Que era muy simpática, pero hasta que no.

―Está hasta en mi lista de invitados para la boda, pero fíjate que no me espero ni contestación cuando le haga llevar la invitación. ―Se rió, pues por supuesto le daba igual.

¿Os imagináis a Astreia si no invitaba a su hijo y a su nieta? Era cierto que eran dos Edevane que a Ayax le sobraban, pero igualmente eran de la familia, por lo que uno debía de aceptar a todos. Si aceptaba a Joshua que era licántropo, gay, asocial y le incitaba al incesto, ¿cómo no iba a aceptar a un Duncan idiota y a una Gwendoline mestiza? Uno debía de empezar a revisarse la tolerancia.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.874
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 456
Puntos : 364
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Joshua Eckhart el Miér Ene 01, 2020 9:36 am

Como en cualquier aspecto de sus vidas, había hasta complicidad en la forma en que manejaban las lunas llenas de Joshua. Si bien a veces una parte instintiva e irracional del primo menor le hacía pensar que Ayax no era un aliado sino todo lo contrario, él estaba consciente, en sus plenas facultades mentales, que no era así. Que eran ellos dos luchando contra una maldición, y no el pelirrojo contra él y su maldición. El problema venía cuando la influencia lunar le impedía hacer uso de sus plenas facultades mentales.

Asintió cuando le pidió más crema de maní de lo usual en su sándwich, sin poner queja alguna al respecto. Ya estaba por salir de la habitación cuando se le ocurrió su pregunta sobre el evento de Navidad.

Parecía bastante lógico y seguramente hubiese llegado a esa conclusión si lo hubiese pensado lo suficiente. Lo cierto era que no le había dedicado un solo pensamiento, tal vez debido a que únicamente iba a ese evento porque, en primer lugar, no quería disgustar a su familia directa y, en segundo, porque era seguro que iba a ver a su primo favorito ahí. La edad lo había hecho más arisco y menos dado a convivir innecesariamente con gente con la que no le apetecía convivir.

Sí, debería preguntarle, la verdad es que no se me había ocurrido —se encogió de hombros para hacerle ver que había hecho una pregunta en voz alta que, si bien habría podido responderse a sí mismo… no importaba mucho cuando era Ayax la otra persona—. No tiene en mucha estima a la familia, así que igualmente creo que es poco probable —obvió, pues era completamente lógico dadas sus circunstancias. Habían tenido conversaciones de sobra al respecto.

Él en su postura de “es mi familia” para justificar las presiones familiares, y ella en la suya de “nunca hicieron nada por mí”. Cada quien veía las cosas desde un punto de vista distinto, después de todo, de acuerdo a cómo les había tocado vivir sus vidas.

También había notado que a ella no es que le agradase Ayax especialmente. No porque se lo hubiera dicho directamente, pues eso habría seguramente desencadenado una diferencia de opiniones que, bajo ciertas circunstancias, podría acabar en la completa ruptura de los escasos lazos que habían hecho. Había sido, más bien, que Joshua no era idiota y detectaba la forma en que barría a su primo de la conversación, como él lo habría hecho con alguna persona que no le agradara.

Así que sí, era muy seguro que no hubiera respuesta alguna a esa invitación, pero eso se lo reservó para sí mismo.

Por lo menos cumples con enviarla y así Astreia no te da una bofella ni nada parecido —dijo, dándole la razón de que, como mínimo, tenía que hacer llegar un desperdicio de papel y tinta que era probable que acabase olvidado o en un basurero.

Tras aquello, y dejando el tema a un lado porque en realidad no era tan relevante, se dirigió a la cocina para hacer los sándwiches. A veces se sorprendía sacando la mantequilla de maní de la alacena y la mermelada del refrigerador con tanta facilidad, pues en el pasado, cuando no vivía solo, eran dos productos que escondía celosamente para impedir que nadie que no fuera él los devorase. Ahora estaban ahí, saltando a la vista, porque sólo él revisaba sus cosas.

Sacó el pan y realizó los dos sándwiches, con la especificación de su primo, y después buscó algo de beber. Otra cosa importante en la que pensaba a veces: no había ese estúpido jugo de ciruela que tenía que estar etiquetado con purpurina para que no lo bebiese por accidente. Sacó un jugo de naranja y lo llevó consigo junto a los sándwiches, prescindiendo completamente de los platos.

El tuyo es el que tiene la cucaracha dentro —le dijo con tono socarrón, sólo molestándolo y ofreciéndole el sándwich sobre el que estaba sujetando él, y un vaso con jugo de naranja.

Había demorado lo suficiente como para que el pelirrojo terminase de vestirse y, en el fondo, Joshua se decepcionó un poco de ello. Sin embargo, le había entrado hambre después del esfuerzo físico, ¿quién diría que tener sexo iba a ser tan buen entrenamiento? Aunque luego lidiase con el hambre con un sándwich todo menos sano.

Le dio un bocado al suyo antes de hablar—: Por cierto, aunque sea el peor padrino del mundo, tengo todo listo para la despedida de soltero —le informó, ya que había conseguido para entonces cómo llegar a Boston, alojamiento y entradas para la conferencia.

Eso sí que no podía negarlo: era el padrino de la boda de un marido infiel, que, encima, era infiel con él. Sin embargo, no serlo sería demasiado extraño para el resto de la familia y podría provocar preguntas innecesarias. Era mejor simplemente continuar de acuerdo al plan.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Trembling hands. ―Joshua. - Página 7 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 24.760
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1373
Puntos : 1099
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Ayax Edevane el Sáb Ene 04, 2020 2:16 am

Sinceramente, la asistencia o ausencia de Gwendoline Edevane se la reflanflinfla a niveles estratosféricos, pero actualmente ―cosa que no se correspondía con el pasado― Ayax no tenía problema alguno con esa mujer. Si quería ir, genial; si no quería, pues fantástico. De todas maneras, no era decisión de él elegir si invitarla o no, sino de los abuelos Rabrours y Francis, por norma general y con tal de no hacerle el feo a su cuñada Astreia pues invitaban a la mestiza.

El pelirrojo, por su parte, había tenido que hacer una lista tan larga de invitados para su compromiso con Gabriella Crowley que el nombre de la mestiza era sin duda de los más irrelevantes. Había sin duda personas que le hacía ilusión que fuera y, al contrario, personas que invitaba por mero compromiso social y que le caían bastante mal.

Pero no quería recibir el día de su boda una bofella de Astreia, como bien había dicho Joshua.

―Si viene bien y si no también ―le respondió―. Sé que tú ahora te llevas bien con ella, pero a mí me pareció bastante insulsa en su momento. Supongo que poco puedo opinar teniendo en cuenta el poco trato entre ambos.

No tenía nada contra ella, simplemente falta de información. Quizá por eso le daba tan igual.

Mientras Joshua hacía un par de sándwiches para merendar, Ayax terminó de vestirse en la habitación ―que no por la acera― a solas, tomándose su tiempo con confianza. Desde que habían normalizado ese tipo de situaciones se sentía hasta más cómodo en casa de Joshua junto a él que en su propia casa junto a Gabriella.

Suponía que era cuestión de confianza… pero también temía que tener algo que le gustaba tanto le impidiese poder valorar lo que tenía junto a Gabriella. Había tantas dudas que le entraban con respecto a eso que hacían… Pero estaba intentando procrastinar en ese tema ―cuando nunca procrastinaba con nada― con tal de poder disfrutar como nunca había hecho.

―Ja ―le contestó divertido cuando mencionó lo de la cucaracha, sentándose en la cama.

Cogió el sándwich que le ofreció con una mano y el vaso con zumo de naranja con el otro, para morder el tentempié y escuchar su afirmación. Lo que más le hizo gracia fue lo de «aunque sea el peor padrino del mundo», sobre todo porque LO ERA.

Sin embargo, sin entrar en detalles que ambos conocían PERFECTAMENTE de por qué Joshua Eckhart era el peor padrino de todo el Planeta Tierra, decidió preguntar por lo realmente importante. Ahora que tenía esa relación prohibida con Joshua… debía de admitir que el hecho de irse al otro continente, ellos dos solos, durante tanto tiempo para “pasarlo bien” y bajo la premisa de que todo lo que ocurre en la despedida de soltero se queda allí, le sonaba todavía más fantástico.

―¿Y…? ¿Sólo vas a decir eso y dejarme con la intriga? ―Le reprochó ante su silencio después de haber tragado―. ¿Al final cuánto tiempo estaremos fuera?
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.874
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 456
Puntos : 364
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Joshua Eckhart el Sáb Ene 04, 2020 6:19 am

Miró divertido a su primo cuando lo escuchó decirle que no le importaba en verdad aquella mujer, justificando la falta de contacto para no haberse hecho una buena imagen que distara de verla como alguien insulsa. Joshua, quien ya había conversado con ella en más de una ocasión, sabía que era inteligente y tenía en ocasiones buenos temas de conversación. Y tenía mascotas, eso siempre sumaba puntos a las personas, y era un tema fácil y recurrente.

¿Qué te puedo decir? Yo soy el social de los dos —se metió con él.

Eso tenía su parte mentira y su parte verdad. A diferencia de Ayax, Joshua contaba con un par de amistades más; de lejos su primo era su mejor amigo, mas ahí les tenía, para hablar cuando tuviera ganas o de verse de vez en cuando. Por otro lado, Joshua era socialmente distante y no se desenvolvía nada bien en grupos ni con desconocidos, cosa con la que el pelirrojo podía lidiar bien si la situación se ameritaba.

Dejando eso de lado, se separaron brevemente haciendo sus cosas hasta que uno terminó de vestirse y el otro volvió con algo de almorzar, dándole sus cosas a Ayax con una broma de por medio, antes de sentarse también sobre la cama para poder conversar y comer.

Le dio un dato que pareció aislado sobre cómo ya lo tenía todo preparado para la salida que harían en la despedida de soltero de Ayax. Si bien al principio había empezado como una simple idea, había acabado tomando fuerza hasta convertirse en una interesante aventura que los dos ya adivinaban iban a pasarlo muy bien. Solos, lejos de todo lo que conocían, con lugares interesantes y en general la mutua compañía… prometía ser un viaje interesante.

Sonrió a medio lado tras tragar su mordisco de sándwich cuando lo instó a seguir hablando.

El Pri-Med es de miércoles a sábado, del ocho al once de enero… pero pensé que, ya que tenías una semana, podríamos aprovecharla y explorar por ahí, así que la idea es irnos el lunes y volver el próximo lunes —le explicó brevemente—, conseguí un traslador para llegar ahí, aunque si quieres encerrarte un día entero en un armatoste muggle, tú me dices —sonrió divertido, puesto que adivinaba que no le haría mucha gracia.

Siguió comiendo su sándwich mientras el pelirrojo digería esa información.

Ya tenemos alojamiento que está en un punto céntrico cerca del salón de conferencias y un par de sitios interesantes por si nos apetece visitarlos; y sitio en el evento —era lo más básico; lo demás ya podrían irlo viendo cuando estuvieran en el lugar, así como añadir o quitar cosas de su itinerario—. Ah, y pedí una suite de luna de miel —le dijo con toda la seriedad que podía tener Joshua Eckhart… para descojonarse un momento más tarde—. No, no es en serio.

Por si no bastara que la idea no era ir a hacer ningún espectáculo ni nada raro, también le había pedido a Emma Eckhart que se encargara de ello. Ella no permitiría que su sobrino-nieto durmiese en ningún triste hotel lleno de cucarachas y sabía de lejos más sobre hoteles y alojamiento que su sobrino.

Será entretenido, tiene toda la pinta de serlo —le aseguró.

Siempre habían tenido la facilidad de divertirse juntos por el mero hecho de estar los dos. Eso, combinado con su relación prohibida y un lugar completamente nuevo para ambos, era una ecuación explosiva en el buen sentido de la palabra.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Trembling hands. ―Joshua. - Página 7 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 24.760
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1373
Puntos : 1099
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Ayax Edevane el Sáb Ene 11, 2020 2:42 am

Por lo que el pelirrojo tenía entendido, la despedida de soltera de Gabriella se extendía por una semana al completo, en una especie de crucero mágico que le habían organizado sus amigas noruegas. Evidentemente a él le parecía genial, pues no es que estuviese muy apegado a ella y, por supuesto, no tenía ningún tipo de problema con que se divirtiese a su manera, pues claramente no era “la misma manera” de la que se divertía él.

Es por eso que le había dicho a Joshua que él tenía «permiso» ―por llamarlo de alguna manera― de que su despedida también podía tener esa duración y si coincidía con la de Gabriella, pues muchísimo mejor.

Cuando lo escuchó, sonrió, pues había coincidido perfectamente los días y encima había optado por el viaje más largo; la semana completa. Claro, quizás hacía unos meses irse una semana entera con Joshua podía ser raro ―que no, pero no lo habrían hecho igual―, pero ahora después de las experiencias que compartían y lo que tenían en la intimidad, le gustaba mucho poder tener esa privacidad, sólo con él, durante tanto tiempo sin tener que dar explicaciones a nadie.

No lo iba a negar: estaba deseando que llegase ese momento. Se sintió un poquito mal pensando que tenía más ganas de despedida de soltero que de luna de miel, pero… bueno, ¿qué se le iba a hacer? Con lo mal que se sentía habitualmente por esa relación prohibida, ese nimio sentimiento actual pasó desapercibido.

―¿Estás loco? ¿En un avión? ―Rió con una concisa carcajada que sonó casi irónica―. Antes muerto que subirme a uno de esos trastos muggles. No conseguirías convencerme ―aseguró antes de morder de nuevo el sándwich y seguir escuchándole.

Por casi no se atraganta cuando escuchó que había pedido una suite de luna de miel, pues obviamente le parecía que no procedía. ¿Se imaginan que alguien ―quien sea― se pone a investigar las reservas y se da cuenta de que contrataron una suite así? Cualquiera podría darse cuenta de que, por mucho que se quisieran Ayax y Joshua, eran lo suficiente tiquismiquis ―sobre todo Ayax― como para querer una habitación individual.

La cara del pelirrojo, con los ojos bien abiertos, hablaron por sí solo. Joshua, sin embargo, se encargó de matizar que era mentira.

―Hubiera dado para muchas preguntas si alguien se enteraba ―confesó, intentando tomárselo a broma―. ¿Cogiste una con dos habitaciones o dos separadas? ―Aunque ambos eran conscientes de que seguramente sólo utilizasen una.

En eso coincidían: tenía pinta de ser super divertido.

―Así que en total tenemos… ―Se acomodó mejor en donde estaba, colocándose de una manera muy relajada antes de continuar―: Dos días antes del Pri-Med y dos días después. Aunque en realidad dudo mucho que todo el evento nos mantenga ocupados las veinticuatro horas del día. Habrá cosas que no interesen demasiado y así podemos ver Boston.

Ahí en donde lo veías no es que Ayax fuese el hombre más turístico del universo, pero ya que cruzaba el Atlántico por primera vez en su vida, quería poder vivir la experiencia americana, además de simplemente asistir a un evento.

―Que sé que ahora mismo se me ocurren más cosas interesantes que hacer en la habitación que fuera, pero porque estoy esperando a que me digas qué cosas hay que ver allí ―le tuvo que decir, bastante divertido, sacando esa parte juguetona que, hasta la fecha, creía que no iba a salir en su vida.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.874
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 456
Puntos : 364
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Joshua Eckhart el Dom Ene 12, 2020 12:34 am

Ya no el hecho de que fuera un trasto muggle, sino también era increíblemente aburrida la idea de pasar encerrados en un pájaro metálico enorme durante horas que parecía una idea estúpida, pudiendo aprovechar cada momento disponible con un transporte rápido y efectivo. Así que no, Joshua ni siquiera intentó convencerlo de que era una buena idea, porque en realidad no lo era.

Por si la broma del avión no fuera suficiente, también bromeó con el tipo de habitación que les había conseguido, simplemente porque la expresión de Ayax al escucharlo había valido oro. Por supuesto no era tan estúpido como para hacer algo tan llamativo, en especial por una serie de razones: era ilógico, era estúpido, las personas influyentes se caracterizan por sus relaciones internacionales y su gran amor por los cotilleos, y simplemente dejaba demasiado expuesto algo que nadie debía saber, más que ellos.

Una con dos habitaciones —pues era la forma más fácil de disimular cualquier cosa que se les ocurriese.

Miró a su primo mientras éste se hacía a la idea, repitiendo el plan e interesándose por lo que habría de interesante en aquella ciudad con lo que pudieran entretenerse. Pero, por supuesto, lo tomó por sorpresa el comentario sobre las cosas interesantes dentro de la habitación. No pudo evitar sonreír, mirándolo con una ceja enarcada.

No sé, ¿eh? Lo mismo y no te dejo salir de la habitación ni para el Pri-Med —contestó con una media sonrisa socarrona. Lo cierto era que, viéndolo bien, no era una mala idea, aunque quizá sería un viaje desperdiciado, cuando aquello se podría desde la comodidad de su propio departamento.

Después de bromear al respecto, procedió a decirle realmente los sitios interesantes que ver, y las cosas que, de acuerdo con la opinión pública, eran imperdibles al viajar a dicha ciudad.


Diciembre 26, 2019.
16:24pm.

Nochebuena había pasado como cualquier otra navidad en familia: se habían reunido en una mansión, habían tenido una cena y conversaciones irrelevantes, los regalos y cada quien para su casa. Objetivamente hablando… esos eventos tenían cada vez menos brillo, o al menos así le parecía.

Durante la navidad, que era prácticamente un día dedicado a la pereza y el aburrimiento, Joshua había dormido hasta tarde y no había salido de casa para nada. Lo único medianamente productivo que había hecho había sido redactar una carta de felices fiestas. Le pareció gracioso y triste al mismo tiempo que esa navidad sólo había enviado una carta, y se preguntó si finalmente el año que siguiente no enviaría ninguna. Iba bien encaminado para convertirse en el ermitaño que pretendía ser.

Ese día no parecía nada distinto. No había despertado precisamente temprano; había desayunado un plato de fruta y desde entonces se había dedicado a practicar con el violín en la sala de estar de su departamento. Había tenido ese violín ya por más de diez años, un violín negro perfectamente afinado y bien conservado a pesar del tiempo.

Tenía presente que ese día había quedado con Ayax. Como siempre, el mero hecho de pensar en verse le emocionaba; tenía un gran impacto en su estado de ánimo. Ignoraba, sin embargo, que aquel encuentro iba a distar mucho del tipo de encuentros al que estaba acostumbrado; en especial, al tipo de encuentro al que se había adaptado de unos meses hacia el presente.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Trembling hands. ―Joshua. - Página 7 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 24.760
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1373
Puntos : 1099
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Ayax Edevane el Lun Ene 13, 2020 12:24 am

Diciembre 25, 2019
11:32am

Uno pensaría que en Navidad todo es dicha y felicidad. Uno pensaría que la noticia de un embarazo en una pareja como era Ayax y Gabriella, vendría con una aceptación feliz y alegre, pero para el pelirrojo no había sido así.

Gabriella se había quedado embarazada de manera “accidental” ―o eso decía ella al menos― y no se le había ocurrido otra cosa que decírselo a Ayax el día de Navidad como regalo. Ayax se había despertado con un desayuno en la cama hecho por su mismísima prometida, con el detalle de que justo al lado del zumo de naranja recién exprimido, había un pequeño chupete y una notita que ponía: “Estoy en el horno.”

Ayax era un poco lento para esas cosas, pero lo entendió a la perfección.

Gabriella le había dicho que se había enterado hace una semana debido a la falta de su periodo y a un test de embarazo y que no había ido al ginecólogo todavía, pero que estimaba que llevaría unas semanas embarazada. Ayax pues… se había quedado con cara de patata confundida. Por una parte estaba feliz pues ese era una de sus metas al casarse con Gabriella: tener un hijo y empezar a organizar una gran familia, pero… ¿ya? ¡Aún no se habían casado! ¡Todavía no llevaban ni seis meses juntos! ¡Para colmo se estaba tirando a su primo…!

Se puso un poco nervioso y si bien intentó aparentar felicidad, no lo consiguió. Gabriella atisbó en él preocupación y, como ella lo llamaba, su cara de que sus planes no salían como él esperaba. El pelirrojo se inventó que eso era sólo porque le había cogido desprevenido y “temía” la repercusión familiar por eso de quedarse embarazada antes del matrimonio, pero Gabriella lo consoló, diciendo que no dirían nada. La ilusa de Gabriella… Ayax no podía evitar pensar que, ojalá, solo fuera por eso.

Finalmente se mostró tan alegre como debería estar, siendo conscientes que no debían de hacerse ilusiones igualmente hasta ir al ginecólogo y ver que todo estaba bien. A Ayax siempre le había hecho muchísima ilusión tener un hijo y llamarlo Ayrton, por lo que en realidad… le era imposible no emocionarse.

Eso sí, no tuvo lo que había que tener para ir ese día a casa de Joshua y contárselo. Por suerte, al ser Navidad y tener obligaciones con la familia Crowley, tuvo la excusa perfecta para posponer eso un día y pensárselo un poco mejor.


***
Diciembre 26, 2019
16:30pm

Seguía sin estar preparado y casi tenía la sensación de no habérselo pensado nada. Por un momento hasta sopesó el no decirle nada como al resto de la familia… pero era consciente de que no podría guardarle un secreto así, sobre todo por cómo se sentía él.

¿Qué iba a hacer? ¿Seguir engañando a la madre de su hijo, su prometida y futura mujer, con su primo a un mes de la boda? ¿Quería ser esa clase de persona? Él tenía muy claro que quería a Joshua más de lo que quería a Gabriella, que era más feliz en compañía de él que de ella, pero también tenía clarísimo que no tenía lo que había que tener ―ni tampoco quería― dejar todo lo que quería y lo que siempre había deseado por… algo que había descubierto repentinamente, por mucho que le hiciera sentir más vivo que nunca.

Era una sensación extraña y… le hacía sentir confundido. No sabía qué hacer.

Sólo sabía que se sentía fatal engañando a Gabriella, sobre todo ahora que venía en camino un bebé. Su bebé; su primogénito y futuro heredero. Ayax había tenido un padre modelo y no quería empezar siendo un padre horrible que no es capaz ni de jurar lealtad a la mujer que le va a dar su hijo y acompañar durante el resto de su vida. ¡Tenía que ser un hombre honorable!

Sin saber muy bien qué hacer, apareció en casa de Joshua, directamente en el salón de su departamento. Habían quedado a las cuatro y media, por lo que apareció dentro, en confianza. La verdad es que ahora mismo no había problema por cómo encontrarlo, pues literalmente ya lo había visto de todas las maneras posibles. Sin embargo, Ayax respetaba la intimidad de su primo igualmente.

Al llegar, lo encontró tocando el violín y, automáticamente, le entraron ganas de acompañarlo con su flauta, pero evidentemente no la había llevado. Se mantuvo apoyado contra la pared, observándolo en silencio. La armonía de la canción y el sonido tan suave del violín tranquilizaron sus nervios, mostrándose mucho más natural.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.874
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 456
Puntos : 364
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Joshua Eckhart el Lun Ene 13, 2020 9:49 am

Violín:


De pie en medio del salón, mantenía los ojos cerrados mientras tocaba. Se movía ligeramente, siguiendo el compás que marcaba su brazo derecho al mover el arco, inundando con el sonido que emitían las cuerdas en debajo de sus dedos. Lo relajaba el sonido, rítmico y suave, y se dejaba llevar por la melodía, ignorando su entorno por completo.

No se dio cuenta que había dejado de estar solo hasta que llegó a la nota final, quitándose el instrumento del mentón y abriendo los ojos. Se sorprendió de notar al pelirrojo en la pared, no porque no supiera que iba a ir o lo hubiese olvidado, sino porque no lo había escuchado al llegar. Muy pese a ello, sonrió al verlo.

¿Terminaste de mirarme en silencio? —inquirió divertido, dejando el violín encima del sofá con el arco a un lado y acercándose a él.

Tomó con su diestra el costado del cuello de Ayax, robándole un beso. Si bien se habían visto apenas dos días atrás durante la reunión que habían tenido con el resto de los Edevane-Eckhart, eso bastaba para que le echase de menos.

¿Cómo estás? —preguntó—. Esperaba verte con la camiseta que te regalé en Navidad, me has decepcionado —dijo divertido.

Como era costumbre, durante la reunión le había dado un regalo que se conformaba por otros regalos. Uno de ellos era una camiseta, de esas clásicas cosas que tenía la costumbre de regalarle por el mero hecho de haber nacido con el pelo rojo. También había entre sus regalos cosas más serias, como un libro científico y unas pantuflas porque no se había olvidado de las feas zapatillas para ir por casa que tenía.

Él llevaba una camiseta y un pantalón cómodos para ir por casa de liso color gris oscuro, que al mismo tiempo le habían servido de pijama la noche anterior. La calefacción que tenía el departamento impedía el proceso de morir de frío que podría tener salir a la calle con semejante vestimenta.

No notaba todavía que había algo extraño en el ambiente, una sombra de duda que oscurecía los ojos verdes de su primo. Por el momento, simplemente parecía un día cualquiera, sin noticias no pronunciadas que prometían cambiar el curso de lo que habían logrado hasta entonces. Y era un ambiente que dentro de poco echaría de menos.

Por lo pronto, caminó por el arco que llevaba a la cocina, mirando a su primo por encima del desayunador que separaba dicha habitación del salón, tomando un vaso y llenándolo con agua.

¿Fuiste a trabajar hoy? —buscó la conversación.

Podría haber preguntado, también, cómo había pasado el día de ayer con la familia Crowley, pero se dio cuenta, más temprano que tarde, que no era realmente un tema que quisiera tocar. Esperaría a que fuera Ayax quien lo mencionara, si a él le nacía hablar de ello.

Regresó al salón bebiendo de su vaso con agua, dejándolo al paso en el desayunador para guardar el violín dentro de su estuche y dejarlo con cuidado en la mesa de centro frente al sofá, cosa de dejarlo despejado y que pudieran sentarse cómodamente. Como si no fuera lo suficientemente grande como para haberlo dejado ahí y sentarse, de todos modos.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Trembling hands. ―Joshua. - Página 7 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 24.760
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1373
Puntos : 1099
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Ayax Edevane el Mar Ene 14, 2020 11:56 pm

Después de escuchar cómo su primo había mejorado muchísimo con el violín, éste se dio cuenta de que Ayax había llegado, medio sorprendiéndose. La verdad es que una vez estabas sumergido en el placer de tocar música, rara vez algo llamaba tu atención fuera de eso. La concentración de hacerte uno con la melodía llegaba por sí sola.

―Si tú terminaste, yo terminé ―le respondió con una sonrisa, aceptando el beso que le dio.

No se mostró incómodo pues después de haberle visto tocar se le había hasta olvidado el motivo principal de que estuviera ahí: que estaba esperando un bebé. Siempre le pasaba con él, que se evadía hasta el punto de saber que tenía que volver a casa ―pues con él se sentía como en casa―, pero desgraciadamente el tema del bebé le suponía tanta presión en su vida que duró poco la paz de haberse olvidado de ello.

―Estoy ―contestó, introduciendo un poco que no estaba del todo bien, para entonces bufar levemente―. La usé para dormir. Sabes que siempre las uso para dormir: eres mi proveedor de pijamas ―le informó de algo que ya sabía, con total honestidad.

No le había pasado desapercibido que a Gabriella no le gustaban sus pijamas, pero a él le daba igual porque… ¡eran pijamas! Con estar cómodo estaba bien y, además… le gustaba eso de dormir con algo de Joshua. Quizás era un poco feo a nivel ético y moral con respecto a su mujer pero… ella tampoco lo sabía.

Se iba a morir de estrés un día de estos.

―Pero tus pantuflas sí son de uso recurrente, a Gabriella le puso feliz que tirase las feas que tenía. Todavía no entiendo por qué eran tan feas, a mí me gustaban ―confesó, resignado, antes de acercarse al sofá y sentarse mientras Joshua iba a la cocina a por agua.

Se quedó callado en el salón mientras esperaba, observado con admiración el violín, pues era precioso y, además, de las marcas más caras, de una calidad incuestionable. La verdad es que encima lo conservaba con cuidado, por lo que casi parecía nuevo.

Cuando Joshua volvió le pasó el violín para que lo guardase y el pelirrojo se acomodó en el sofá, negando con la cabeza.

―No, hoy estuve en casa todo el día. Cogí vacaciones para todas las navidades junto a Gabriella para poder ultimar detalles, viajar a Noruega para los preparativos y esas cosas… ―Carraspeó al final pues, aunque fuese algo normal para él, realmente se le hacía muy extraño tener que hablar con su amante y primo de lo que sería su futuro y su boda con esa normalidad… Le resultaba incluso hipócrita y eso que Ayax siempre había sido muy natural con lo que él creía. Pero claro, de repente los sentimientos por su primo se meten de por medio y ya ni sabía qué creía―. La verdad es que…

Que a ver, podría haberle preguntado por los exámenes que le esperaban en enero, los planes que tenía para Navidad, si había retomado la relación con su ex compañero de piso… No sé, había infinidad de cosas, pero el pelirrojo tampoco era de esos que era capaz de aguantarse algo tan importante.

Suspiró por la nariz, dejando entrever que le iba a decir algo importante y posando sus ojos verdes sobre los de Joshua. La verdad es que en ese momento se sentía contrariado: debería de sentirse feliz de que Gabriella estuviera embarazada tan pronto y de que en cuestión de meses poder ver a su hijo, ¿pero sabéis qué sentía al mirar a Joshua? Pena. Pena por él y por sí mismo. Y la verdad es que aunque se hubiesen convencido de que aquello era genial y muy real, la cruda realidad es que no podían.

―Gabriella está embarazada ―soltó, un poco sin vaselina y sin introducción―. En teoría lleva semanas, quizás un mes. Tenemos que ir al ginecólogo para confirmarlo pero…

No era un secreto para ninguno de los dos que Ayax era el más inseguro de todo eso. Él había sido el hijo y nieto modelo para ser perfecto y Joshua, después de ser homosexual y licántropo, ya casi daba igual que fuera también incestuoso, de hecho era el mismo Joshua quien afirmaba su desagrado con el matrimonio concertado o tener que lidiar con una herencia tan grande. Ayax no, Ayax era todo lo contrario y haber sido siempre tan recto y obtuso… no lidiaba nada bien con ese encontronazo de sentimientos.

―No estaba en nuestros planes ―matizó antes de que Joshua pudiera decir nada, por si acaso pensase que era plan de la pareja el quedarse embarazada antes de la boda―. Sabes que ni siquiera estaba en mis planes acostarme con Gabriella antes de la boda, pero surgió. Todo ha surgido. No le vamos a decir nada a la familia hasta la boda pero… ―Se podía ver visiblemente lo incómodo que estaba y lo mucho que le estaba costando decirle todo eso a su primo― ...consideré que tú debías saberlo.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.874
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 456
Puntos : 364
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Joshua Eckhart el Miér Ene 15, 2020 7:39 am

No pasó desapercibida la forma en que le contestó a su pregunta, haciéndole ver que no estaba del todo bien. No insistió por el momento, pero sí lo tomo en cuenta para cuando fuera momento de sacarlo a la luz. En cambio, hablaron un poco sobre los regalos de navidad que Ayax había recibido por su parte, especialmente las prenda y las pantuflas.

Tú sabes que respeto tus excentricidades y que sólo son zapatillas que tienen que gustarte a ti… pero tienes que admitir que no eran estéticamente bonitas —sonrió a medio lado—. Sólo mira las que te di yo, y son para que recuerdes a Edevy, recuerda que es Edevy y no Eckhy.

Esa era una broma tonta que tenían, sobre quién representaba las zarigüeyas de las pantuflas que le había regalado, y había un gracioso conflicto entre “mi mascota es mejor simplemente por ser mía”.

Cuando regresó a la sala de estar después de buscar su vaso con agua, asintió cuando lo oyó decir que tenía vacaciones para ultimar los detalles de su boda. Le daba una puñalada de celos siempre que escuchaba al pelirrojo hablar sobre su esposa, pero muchas veces lo controlaba bastante decentemente. Pensaba que, después de todo, seguía siendo su mejor amigo a quien le contaba todas sus movidas. Para bien o para mal, Gabriella era una de sus movidas más importantes.

Puestos a ello, tuvo intenciones de preguntar al respecto. El tema, en sí, no lo encontraba grato, pero hacía su esfuerzo porque sabía que si Ayax se lo contaba era por la confianza que se tenían, mas una cosa lo hizo callar.

Sólo necesitó mirarlo a los ojos para saber que tenía algo nuevo que contarle. Algo grande y, si tenía que juzgarlo por la forma tan grave en que le miraba, que no iba a gustarle escuchar. Lo veía tan determinado como contrariado. Creía incluso que en el fondo de esos ojos verdes había un brillo de tristeza que no supo definir, sólo supo que le había atenazado el pecho como una mano apretando hasta asfixiarlo.

La noticia le cayó no como balde de agua fría, sino como un enorme cubo de hielo directo a la cabeza. No rompió el silencio y permitió que el otro se explicara, mientras él trataba de poner en orden sus pensamientos y sus emociones.

Mantuvo su expresión de roca, porque no sabía de qué otra manera reaccionar. Dentro de él, la rabia crecía inconmensurablemente. Era una emoción que desde hacía tiempo ya tenía nombre: eran celos, era el deseo de propiedad que tenía y que no era satisfecho.

Lo peor era que una parte de él ya lo intuía. Ya sabía a dónde quería llegar.

Bueno, felicidades —le dijo en principio—, sé cuánto deseas ser padre —estaba siendo completamente honesto con él, y quizá habría sido capaz de sentir al menos un poco de felicidad por la paternidad de su primo de no ser por esa emoción que lo estaba ahogando—. Creo conocerte lo suficiente como para saber que no estás así de nervioso porque estén teniendo un hijo antes del matrimonio; es un fallo en tus planes, pero no es tan grave. Más allá de lo que piense la familia, nacerá dentro del matrimonio —introdujo, y después tomó aire—. Así que… ¿qué es exactamente lo que me quieres decir?

Se arrepintió inmediatamente luego de pronunciar esas palabras. Todo su sistema le decía que no quería escuchar lo que Ayax tuviera que decir, mas era inevitable. La evidencia estaba en la mesa: habría entendido que su primo quisiera contarle: ¡era un evento importante! Su forma de plantearlo, sin embargo, era un preámbulo para el desastre. Por si no bastara, era cosa de verlo; el pelirrojo era una persona siempre tan directa, que su manera de irse por las ramas era un mal presagio.

Lo esperó, sin añadir nada más. Una parte de él quería que siguiera yéndose por las ramas y evitando la verdad. La otra sólo quería sacarse la bandita de un tirón. Tenía la certeza de que Ayax terminaría diciéndoselo, así que lo instó a ello.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Trembling hands. ―Joshua. - Página 7 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 24.760
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1373
Puntos : 1099
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Ayax Edevane el Miér Ene 15, 2020 11:23 pm

Lo difícil de todo aquello no recaía en el hecho de decirle a Joshua que iba a ser padre, sino más bien en lo que eso le hacía sentir al pelirrojo. Llevaba estos meses sintiéndose una persona deshonesta y desleal, dos términos que nunca habían calzado en lo absoluto con él y sus principios. Era cierto que a su lado no se sentía nada de eso, sino que se sentía libre, sincero y capaz de todo. Sin embargo ―y por triste que sonase dada la situación―, Joshua no era todo su mundo, sino que él tenía una familia que quería que se sintiera orgullosa de él y, además, estaba en proceso de formar una nueva de mano de una chica increíble.

Que sí, que esa chica no era tan increíble como su primo, ¿pero qué narices le iba a hacer? ¡No podía hacer nada!

La noticia del bebé, como bien había adivinado Joshua, no había sido tan mal recibida por las repercusiones sociales… sino más bien, por el ejemplo. Pese a que el pelirrojo fuese una persona sin demasiadas emociones, sí que tenía, sobre todo en forma de remordimientos. No podía imaginarse a sus siendo infieles, ni quería que su hijo creciese bajo un matrimonio de mentiras en donde su tío iba a ser también el amante de su padre.

Ayax no quería un entorno así.

Era contradictorio: su razón y su corazón no estaban por la labor de ponerse de acuerdo y, sabiendo como era él, evidentemente iba a ganar la razón. Por eso estaba allí tan nervioso porque si bien había descubierto una parte de sí mismo que desconocía, estaba harto de fingir y hacer como si no ocurriese nada, cuando realmente estaba ocurriendo de todo en su vida en un momento crucial en donde tenía que mantener las tablas.

Así que cuando Joshua puso la pregunta sobre la mesa, el pelirrojo cogió aire por la nariz y lo soltó lentamente, mirándole a los ojos.

―¿Qué clase de padre voy a ser? ―preguntó sin esperar una respuesta―. Joshua, tú…

Se le cortó la voz, pues todo el mundo que lo conocía sabía que no era hombre de palabras bonitas. De verdad que esperaba que Joshua supiese interpretar su mirada y su dificultad pues era sólo motivo de lo mucho que le dolía eso.

―Sabes que odio mentir y le estoy mintiendo a todo el mundo menos a ti ―le confesó, antes de proseguir―: No me veo capaz de seguir con esto, mucho menos sabiendo que voy a tener un hijo. No quiero ser el culpable de que este matrimonio no salga bien o de que ese bebé tenga que vivir con unos padres que no se toleran, bajo una familia inestable e incompleta. No me crié así y no quiero hacer las cosas así. ―Cogió aire por la nariz, sintiéndose inquieto y nervioso―. Me has roto los esquemas. Sé que no ha sido tu culpa, que esto ha sido cosa de los dos y tú me conoces, sabes que todo esto es real y que acepté porque era la primera vez que alguien me hacía sentir así, pero…

¿...«esto está mal»?

Su mente quiso añadir eso, pero no fue capaz. Ya lo había dicho muchas veces, pero no podía haber nada de malo en algo tan bueno. Además, no quería ni por asomo que se pensase que “él” estaba mal, pues él era de todo menos lo malo de su vida.

Ahí en donde lo veías, Ayax veía esa situación prácticamente en su totalidad una responsabilidad suya. Era cierto que Joshua estaba ahí y era parte esencial, pero no podía evitar pensar que si el hubiese tenido una mayor determinación y no se hubiese dejado llevar por sus impulsos, hubiera podido retener la tentación.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.874
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 456
Puntos : 364
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Joshua Eckhart el Jue Ene 16, 2020 12:58 am

Su pregunta no había sido para que él la contestara, sino para que entendiera qué era lo que tanto lo estaba mortificando. Lo supo y con ello cogió valor de donde no lo había, fuerza suficiente para soportar el impacto. No iba a salir entero de esa conversación y lo supo en ese preciso momento, donde no podía escapar.

Porque había una diferencia demasiado obvia en lo que representaba el uno para el otro. Si bien era cierto que se querían en formas insospechadas y que eran importantes mutuamente, la prioridad de Ayax siempre había sido su responsabilidad con su familia y su reputación. La de Joshua no. Se había entregado en cuerpo y mente a él, que recuperar su independencia era increíblemente duro.

“No me veo capaz de seguir con esto”, le dijo.

Joshua aguantó la respiración y contó hasta diez mientras sentía que se le rompía el corazón; era una sensación que no conocía, similar al dolor del pecho durante una crisis de ansiedad, pero cien veces peor. Esperó a que terminase de hablar, aunque el tiempo corría lentamente, y buscó palabras que decir mientras aguardaba.

Lo entiendo —le dijo, pues no quería escuchar lo que finalizaba aquella oración, por más que Ayax hubiera podido pronunciarlas.

Se lo había dicho un sinfín de veces, era imposible que no supiera cómo terminaban sus palabras, pero esta vez no quería escucharlo. Apartó la mirada de él y la dirigió al piso, colocando los codos sobre sus rodillas y entrelazando sus manos. Sentía que le ardían los ojos, pero ató todo en su interior para no explotar en emociones en frente del pelirrojo.

Quiero decir… Ya debería entender que no funcionaría, no hay manera de que hubiese podido salir bien —pese a que era lo que decía, más bien estaba intentando convencerse a sí mismo de que era la realidad. Porque para él no era así, pues él no era quien estaba renunciando—. Si esa es tu decisión, yo no tengo nada que decir; te había prometido que aceptaría lo que decidieras si lo intentábamos.

Claro que tenía cosas que decir: tenía tantas cosas que sacarse de adentro. Quería decirle que no hiciera semejante tontería, o que podrían hacerlo funcionar. Quería decirle que lo amaba. Él mismo se encargaba de desalentar cualquier esfuerzo: no importaba cuánto quisiera o pudiera aguantar si era el único que estaba por la labor.

Así que… ¿Gracias? Y lo siento, fue bueno mientras duró —el Joshua del pasado sabía que iba a llegar ese momento. El momento donde finalmente se arrepintiera de aquel beso y en el que daría lo que fuera por no haberlo hecho.

Porque un beso había empezado a rodar una bola de nieve que se estrelló, y la nieve del camino había desaparecido en el proceso. De no haber sucedido, ese día podría verlo a la cara sin sentir que estaba muriendo por dentro. Era como si en el lugar de Ayax hubiese alguien diferente, sólo que parecía él en la superficie. Ni siquiera sonaba como él mismo, y eso lo ponía nervioso.

Quería ser razonable y lógico: haciendo su mayor esfuerzo por digerirlo como una pequeña pastilla, sólo podía darse cuenta que se sentía más como intentar tragar un cuchillo.

Si así es como debe ser y te hace sentir que es lo correcto, entonces haz lo que tengas que hacer, yo no voy a culparte —le aseguró. Después de todo, si su primo estaba convencido de que estaba mal y no podía, como él, ignorar el hecho, ¿quién era él para interponerse en su camino?

Notó que le temblaban las manos y se puso de pie, porque no quería que el pelirrojo lo descubriera. Aunque los separaba un metro y medio desde el punto donde se puso de pie y el sitio donde Ayax se sentaba, emocionalmente era la distancia de un océano entero.

Tú sabes que no te deseo otra cosa que no sea lo mejor —tomó aire y exhaló; hasta su respiración tembló un segundo—. Si estás seguro que quieres esto, entonces yo estaré bien, tal vez en un tiempo hasta me alegre por ti, pero ahora… —sonrió, y esa sonrisa era lágrima contenida. Era una sonrisa rota y desbordante de dolor—. Pero ahora no lo entiendo porque te quiero para mí, así que… ¿te importaría dejarme solo?

Qué irónico era que la única persona capaz de acallar su dolor fuera en ese momento la que lo estaba apuñalando. Si cualquier otra persona le hubiera hecho daño, habría acudido a su primo, ahora, ¿a quién acudía? No podía imaginar un mundo sin Ayax, y en verdad se sentía perdido, sin un rumbo. Suponía que era el precio a pagar por apostar contra todas las posibilidades.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Trembling hands. ―Joshua. - Página 7 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 24.760
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1373
Puntos : 1099
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Ayax Edevane el Jue Ene 16, 2020 11:43 pm

Soltar lo que le soltó a Joshua no fue nada fácil.

Por suerte para el pelirrojo era un tema que, evidentemente, le había estado rondando durante mucho tiempo la cabeza, pues la inseguridad existía en él desde un primer momento aunque hubiera querido arriesgarse. Él tenía la absoluta certeza de que lo que había entre ellos era pureza, ese sentimiento descontaminado en donde sabes que todo es honesto y que podrías confiarle hasta la vida a esa persona. Sabía que, de poder elegir, elegiría esa sensación para toda la vida.

Sin embargo, no podía elegir. Ayax siempre había tenido una responsabilidad, un deseo y una meta y, por desgracia, era demasiado obediente y orgulloso como para caer en la tentación más carnal y dejarse llevar por un sentimiento que en todos los idiomas era prohibido.

Se sintió destrozado al ver la reacción de Joshua pues, aunque intentase contenerlo, Ayax lo conocía como nadie y podía leerlo como un libro abierto aún y pese su nivel tan limitado de emociones. Joshua era especial, su persona favorita, su pilar indispensable, su máximo confidente… y todo eso durante muchos años: no podía ocultarle, no en ese momento cuando se habían abierto tanto mutuamente, como se sentía.

Y, pese a saberlo, no fue capaz de decir nada parecido a un consuelo, pues no lo tenía. Aunque pudiera parecer lo contrario porque él había tomado la decisión, el pelirrojo se sentía muy, muy mal. Era muy consciente de que esa decisión lo iba a cambiar todo en su vida, pues cabía la posibilidad de que absolutamente todo cambiase entre ellos y eso trastocase su propia vida. No obstante, tenía que elegir entre arriesgarse o seguir abrazando una vida con la que no podía sentirse cómodo.

La verdad es que lo que más le destrozaba era verlo a él así y pensar en que lo estaba echando todo a perder. ¿Sabéis esa sensación de saber que estás haciendo lo correcto, pero sentirte miserable por creer que en realidad piensas que la estás cagando? Era esa incertidumbre de… querer seguir tus principios y tu absoluta estabilidad emocional, pero pensar que en un futuro te vas a arrepentir. Era la sensación que tenía todo el mundo cuando una ruptura viene de la mano de una duda y no de una certeza: cabe la posibilidad de que salga todo bien o de que salga todo mal, pero lo necesitas en tu vida; necesitas ese cambio.

Se sentía subnormal no pudiendo decir nada, pero se dio cuenta de que tenía un nudo en la garganta.

―No lo digas como si de repente tú y yo ya no fuésemos nada ―dijo, con temor.

Ayax solía poseer una neutralidad exagerada cuando hablaba, pero en ese momento se le notó el miedo de perderlo por completo. Él sabía que lo más probable es que debían de darse un tiempo y que iba a ser muy complicado estar juntos después de lo que habían hecho juntos pero… ¿y entonces qué? ¿Esa decisión lo rompía absolutamente todo?

Cuando Joshua le pidió que se fuera, Ayax también estaba con ganas de estallar. El pelirrojo no era una persona que llorase, no desde hacía mucho, sino que él era más de descargar su frustración con violencia y ser bastante desagradable con el resto, pero claramente con él no podía y, en ese momento, solo pudo respetar su decisión.

Se puso en pie lentamente, sintiéndose demasiado frío para lo que realmente le hubiera gustado hacer en ese momento. Sabiendo que dejaba a Joshua probablemente peor de lo que él se sentía, no pudo evitar ser honesto, aunque fuese por última vez. Sabía que después de eso, recuperar la naturalidad entre ambos iba a ser muy complicado.

―Lo siento ―le pidió―. Por favor, perdóname y no me abandones para siempre. ―Tragó saliva, en una petición de debilidad―. Sé que es egoísta y que necesitas tiempo… pero yo te sigo necesitando en mi vida.

No se olvidaba de aquel día en el que le dijo que se iría si la cosa entre ellos no funcionaba, por lo que sólo dejaba dicho sus sentimientos, por egoístas que fueran.

Con la mirada triste, se desapareció de allí sin recibir una última mirada de Joshua, pues probablemente eso hubiera terminado por resquebrajar la situación. Ayax apareció en su casa, a solas, pues su prometida no se encontraba. Lo primero que hizo fue automático: se miró en el espejo que tenía en frente ―pues había aparecido en su habitación― y al verse, se odió por su propia decisión. Iba a odiarse tomase la decisión que tomase… pero esa le dolía especialmente en el corazón. Su puño, cerrado y fuerte, golpeó el cristal como si se golpease a sí mismo, haciéndolo añicos que se desperdigaron por toda la habitación. Se hizo sangre y se miró los nudillos con frialdad, sin mostrar lo que le dolía.

Volvió a mirar al espejo, viendo en uno de los pedazos que se habían conservado, justo detrás de él, el rostro de Olivia mirándole con decepción. Ella no tenía piedad.

―Has hecho mal ―le dijo un voz que siempre apoyaba a sus instintos más pasionales, en todos los sentidos―: Te arrepentirás. Me encargaré de ello.

Ayax volvió a golpear aquello una y otra vez con locura, hasta que se apoyó en la pared derrotado y cayó al suelo, llevándose las manos a la cabeza.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.874
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 456
Puntos : 364
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 7 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.