Situación Actual
5º-11º
12 noviembre ➟ luna llena
Entrevista
Halloween
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

•There Will Be Blood... |Priv| •Abigail McDowell

Krunoslav D. Lončar el Lun Oct 14, 2019 4:04 am

•There Will  Be Blood... |Priv| •Abigail McDowell GettyImages-487999217 •There Will  Be Blood... |Priv| •Abigail McDowell LhcU7YEg •There Will  Be Blood... |Priv| •Abigail McDowell H7Kgsmig

Bosques de Puzzlewood, Gloucestershire.
Octubre de 2005.
Mansión Dankworth.




—Vamos papá. No tienes de que preocuparte. Será algo íntimo. Ya sabes... Soy el hijo del ministro de magia, debo hacerme conocer ahora que recién comienzo la universidad...– Dijo William a su padre. –¡Hey! Tú... ¡Sí, tú! No dejes eso allí... La tarima va en el fondo del salón.– El joven se aleja un poco de su padre para dar instrucciones a los magos que se encargaban de decorar el gran salón dónde se realizaría el próximo evento.

—Solo no te excedas, William. Debemos mantener un perfil bajo...– Contesta Peter Dankworth, Primer ministro de magia de Gran Bretaña, a su único hijo,

—Cariño, Will sabe lo que hace, es tu hijo...– Dice la señora Dankworth tomando el saco que el elfo doméstico le tiende.

—Sabes a lo que me refiero, Emma.— Interrumpe -con cierta angustia en la voz la cuál disipa rapidamente- el primer ministro mirando a su esposa -quien ya lista- le toma del brazo.

–Puedes ir a esa reunión benéfica, sin mortificarte, papá. Prometo que seran menos de treinta personas... Solo los más allegados.– Asegura el muchacho dando un fuerte abrazo a su padre, a modo de despedida. –Gracias...– Susurra con una media sonrisa.

—Te amamos Cielo. Pero ya debemos irnos.– Comenta Emma con un tono divertido y tira del brazo de su esposo, para luego dejar un beso en la mejilla de su hijo.


—¿Crees que va a estar bien?— Pregunta Peter por lo bajo mientras entra a la chimenea seguido por su esposa.

— Siempre puedes pedirle a tu sobrino que se acerque un rato... William no notará porqué ha venido. Ellos se llevan muy bien. Le sonríe. —Puzzlewood, es seguro, Peter... Mucho más ahora que la mansión Dankworth es el hogar del Primer ministro...– Dice Emma para tranquilizar a su esposo y a lo lejos observa a su hijo dar ordenes a los organizadores -quienes hacen levitar cosas de aquí para allá- para que todo fuese perfecto.

"Y eso es lo que más me preocupa..." Pensó el primer ministro mientras desaparecía tras una bruma verdosa junto a Emma.

•••


•There Will  Be Blood... |Priv| •Abigail McDowell Giphy •There Will  Be Blood... |Priv| •Abigail McDowell Tumblr_inline_p7l60mXNHB1so10o6_250 •There Will  Be Blood... |Priv| •Abigail McDowell 5f5e159f0fa055a9d1e5204a6c299bae

En el club, no puedo salvarte ahora... •Nadie puede oírte gritar... •Cuando te jalo Bajo tierra.




La noche estaba bastante avanzada; daba cierto toque tenebroso al entorno, con aquella luna llena de color casi rojizo. La mansión Dankworth era la viva representación de una casa de terror. Se veía que los organizadores habían puesto mucho esmero en todo el lugar, con aquella temática de Halloween. Calabazas embrujadas, esqueletos aquí y allá. Luces que parpadeaban, fantasmas y un ambiente que daba escalofríos, solo hacia más interesante recorrer aquel camino de luz tenue y arboles tenebrosos hacía la entrada de aquella antigua casa.

Risas y gritos se escuchan a los lejos. Krunoslav sacó la varita solo por instinto,- justo ahora se arrepentía de no haber aceptado venir con los chicos luego de la práctica de duelo en la universidad, no es que fuese gallina, sino que lo ultimo que deseaba era ser atacado por sorpresa-; alcanzó a ver a alguien con túnica negra por delante de él -apreta su varita con la mano derecha al ver que el extraño saco la propia-, era un hombre blanco que se colocaba una capucha sobre la cabeza, no pudo reconocerle por la lejanía; cruzan miradas solo por un corto instante y un escalofrío recorre la espina dorsal del rubio. Un nuevo grito, esta vez a sus espaldas; rápidamente el rubio se gira para saber que pasaba;  eran un grupo de chicos que venían saliendo detrás de la oscuridad de los arboles, bromeando a asustarse entre sí... Al volver  la atención al frente, el hombre de la túnica negra ya había desaparecido...

All For Us :
•Se supone que esto es, lo que deberían estar escuchando.

Las puertas de la mansión se abrieron...


Ohh, taking it all for us
Taking it all
Taking it all for us
Ohh, doing it all for love
Doing it all
Doing it all for love..

Taking it all for us, oh
Doing it all for love
Yeah-eah, yeah-eah
...♪

Nada más entrar a la mansión; el ambiente cambio por completo. La música y la multitud de personas hizo que olvidase aquella incomoda sensación que tuvo hace un momento. En el fondo del salón había una tarima donde habían unos chicos cantando. La gente bailaba, otros conversaban mientras tomaban sus bebidas y otros se besuqueaban en algún rincón, sumados a todos los que iban fumando quien sabe qué; y eso era hasta dónde su mirada alcanzaba a ver. Aquel lugar estaba repleto de personas. "¿Y acaso es una fiesta del ultimo año de universidad?" Se pregunto el rubio mientras se abría paso entre la gente que no era de su curso, como había previsto cuando habló con el anfitrión el día anterior...

♪... Too much in my system (famine, famine)
Money MIA (pockets hella empty)
Mama making ends meet (making ends meet)
Working like a slave (Mississippi, ay, ay)
Daddy ain't at home, no (father, father)
Gotta be a man (Michael Corleone)
Do it for my homegrowns (sisters, brothers)
Do it for the fam (yeah, so tell 'em, Labby)...♪


—¡Hey! ¡K! Ven aquí viejo...– La voz de Willian estaba muy  lejos, pero fue audible para Krunoslav quién con una sonrisa de suficiencia se acerca a quién ha sido su amigo desde la escuela elemental, puesto que William había estudiado con él en Durmstrang y le abraza con fuerza... —Con cuidado, K... Aún sigo convaleciente... Lo dijo a modo de broma, pero no mentía.

•–Lo siento... Se aparta. •–¿Y acaso invitaste a toda Gran Bretaña a tu fiesta?– Comenta a modo de saludo mientras coge un vaso que le tiende. •–Exponerte no es prudente, Will. Aconseja el rubio.

—...— William no dice nada, solo desea evitar el tema, pues su prioridad era convertirse en el tío de primer año más popular de la universidad. Aunque desde hace un mes ya venían hablando de él, puesto que había sido atacado y seguían buscando a los culpables. —Tengo buenas noticias... Ella vendrá.—

•–¿Angela?– Pregunta el rubio algo sorprendido. Ángela Summer, era una estadounidense de tercer año que estudiaba la misma carrera que William -administración y finanzas mágicas-, como Dankworth cursaba apenas primer año, Summer no lo tomaba en cuenta, hasta que éste último se convirtió en el hijo del primer ministro -luego que Peter Dankworth fuese electo-; todas -o mejor dicho la gran mayoría de los chicos de los últimos cursos- querían estar a su lado.

—¿Estás loco? Angela ya no me interesa.— Sonríe divertido. —Hablo de McDowell...— Dice Will, y Krunoslav casi se ahoga con la bebida. Los chicos que estaban cantando sobre el escenario del fondo estaban actuando una escena de dos amantes que buscaban de asesinarse...

♪... Ay (oh, oh, oh, oh, oh, oh)
Just for your love, yeah, I'll (oh, oh, oh, oh, oh, oh)
Give you the world (oh, oh, oh, oh, oh, oh)
Mona Lisa's smile (oh, oh, oh, oh)
Hey (oh, oh, oh, oh, oh, oh)
Hell, I'll do twenty-five to life (oh, oh, oh, oh, oh, oh)
If it makes me your king (oh, oh, oh, oh, oh, oh)
A star in your eyes (oh, oh, oh, oh)

Guilty or innocent
My love is infinite, I'm giving it
No need for prisoners
Bitch, please, hands up
This is a stickup, 'cause I'm... ♪

Aquella canción, sumado a esa sensación de no encontrar el aire, le desespera. Así que tiene que toser para recuperar el aliento. Habría querido saber porqué ha reaccionado así cuándo William hizo referencia a esa chica, pero el rubio no tiene bien definido aquello. —¿Está todo bien?– Se preocupa Dankworth.

•–Cof-cof... S-sí... So-solo necesito a-aire... Menciona el rubio recuperándose. •–Will... Pensé que nuestra apuesta iba de conseguir a las de tercero o cuarto... Esa chica no lo vale. ¿Qué edad tiene? ¿15? Se burla y Will enrojece por la molestia.

—Tiene 17 o 18, no sé... Y la apuesta va de quién se tira más en lo que resta del año.— Le recuerda Dankworth.

•– Venga... Relajate.  Yo ya llevo a dos de cuarto, así que voy por encima. Enfatiza el rubio con una sonrisa pícara.

♪... Hey, yeah
I'm taking it
Yeah-eah
I'm taking it all for us, oh
Doing it all for love
Yeah-eah, yeah-eah

Guess you figured my two times two
Always equates to one
Dreamers are selfish
When it all comes down to it

I hope one of you come back
To remind me of who I was
When I go disappear
Into that good night
(Good night, good night, good night, good night)...♪

•–Y hablando del diablo... Menciona el rubio mientras su mirada se pierde en una silueta que cree reconocer. William intenta con rapidez ubicar a McDowell con la mirada. •–Aconsejo que vayas por tu pequeña damisela, parece que necesita una visita guiada... Podría equivocarse, pero alguien muy parecida a esa chica McDowell a quién Krunoslav solo había visto de lejos, caminaba cerca de allí.

¡Will! Vaya fiesta... Venga, tenemos algo que conversar... Una voz tras el rubio le hace mostrar una mueca de desagrado en su rostro. No necesitaba ver quien era. —Krunoslav... Que sorpresa. Dice lo último con sarcasmo el recién llegado.

—N-no... Espera... Yo...– Pero a pesar de la negativa, William no se pudo zafar del recién llegado.

•–Daré una vuelta, Will... Dice Lončar y se gira mientras retrocede y mira fijamente a aquel que recién había llegado; llevaba una gabardina negra que se estaba quitando al tiempo que se sacaba la capucha negra perteneciente al suéter que lleva puesto.. •— ¿Tan feliz de verme? Lastima que ya debo irme... Menciona con el mismo tono sarcástico que usó el anterior. Si había algún Dankworth al que odiase, ese era el primo de William; Caleb; pues había algo en ese sujeto -aparte de su actitud- que a Lončar no acababa de agradarle.

•••

Mientras tío y sobrino se alejaban; Krunoslav vuelve a girar sobre sus talones para dar frente a la multitud y sin querer tropieza con una chica que acaba tirando su bebida sobre otra muchacha que se encontraba cerca. El rubio no hace más que reírse, puesto que no se iba a disculpar.

♪ ...I'm taking it all for us, oh
Doing it all for love
Yeah-eah, yeah-eah... ♪


Sobre el escenario, uno de los amantes que estaba cantando, acaba muriendo; claro todo es meramente actuado y al finalizar bajan del escenario.

•–¿Alguna de ustedes a visto a; Abigail McDowell? Pregunta Krunoslav curioso.

Yuhu, leeme:
•Holis! Princesa, aquí esta el tema, siento la tardanza, quería meter en un buen lío a la Abi, y pues vamos a ver como sale xD. Si no entiendes algo me avisas. Lo de la canción es ramdon. La puse solo porque a mi me gusta xD.

• Por aquí dejo a la gente esta que sale en el post. Caleb Dankworth, no se que PB Deberia de tener, pero si puedes y quieres, lo escoges tú, pa' saber como es...

•There Will  Be Blood... |Priv| •Abigail McDowell Daniel-craig-poses-with-the-brandenburg-gate-behind-during-news-photo-494680280-1560777549.jpg?crop=0.668xw:1.00xh;0
•Peter Dankworth

•There Will  Be Blood... |Priv| •Abigail McDowell Latest?cb=20160705200826&path-prefix=es
•Emma de Dankworth

•There Will  Be Blood... |Priv| •Abigail McDowell Arthur-Sales-for-Reserved-male-models-27065068-400-246
•William Dankworth
Krunoslav D. Lončar
Imagen Personalizada : Tres pueden guardar un secreto, si dos están muertos...
RP : 10
PB : Ed Skrein
Edad del pj : 32
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.500
Lealtad : Mortifagos
Patronus : ---
RP Adicional : 000
Mensajes : 7
Puntos : 4
http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Krunoslav D. LončarTrabajador Ministerio

Abigail T. McDowell el Miér Oct 16, 2019 3:26 am


¿Que qué hacía Abigail McDowell, recién graduada en Hogwarts, en una fiesta de los de último años de universidad?

¿Y por qué no?

La pelirroja había salido de Hogwarts con intención de comerse el mundo y de vivir absolutamente por su placer: físico, profesional y mental. No iba a decir que no a nada y, a su vez, iba a darlo todo para conseguir sus metas. Estaba ahora mismo en una etapa en donde creía que podía con todo y más, creyéndose no solo la mejor, sino también la única que valía la pena. Nunca había tenido demasiada estima al resto de personas porque relaciones familiares y amistosas las justas y necesarias, por lo que era raro que hiciera preferencias o considerase a alguien más interesante que otro. De hecho, normalmente solía valorar a las personas por logros o apellidos, acostumbrada a pensar que alguien así podía ser más interesante que un Don Nadie.

Obviamente no era así y se daría cuenta tarde o temprano.

Había ido totalmente sola a la fiesta, con una clara intención: emborracharse y terminar tirándose a alguien en los jardines de la mansión Dankworth. Era curioso cómo era el destino: con diecisiete años está ahí y con treinta iba a tener una relación con uno de los Dankworth más millonarios de toda Inglaterra que ahora mismo estaba ahí y, probablemente, ni en mil años se fijaría en una muchacha como la pelirroja en esa situación.

La pelirroja estaba bebiendo una mezcla de vodka con algún refresco que no identificaba y no era la primera copa que se bebía. Había estado bailando con algún que otro tipo, pero lo cierto es que ahora mismo el interés de ella estaba puesto sobre William. Sabía que le había inventado por un motivo en concreto y estaba deseando que, como buen babeador que era, terminase yendo a donde se encontraba Abigail para suplicarle mientras bailan y se meten mano, que subieran a las habitaciones.

Con esa edad, la Abigail que había ahí no se parecía en absoluto a la que ahora mismo era Ministra de Magia en el Ministerio Inglés.

Mientras bebía pegada a una columna, viendo a los que cantaban, un chico se acercó a ella y, con toda su confianza, metió la mano en su bebida, sacó el hielo y lo tiró al suelo fuertemente. Abigail lo miró sorprendida, con cara de pocos amigos.

―¿Qué coj...

―Ahora que ya he roto el hielo... ¡Hola, me llamo Brett! ―Intentó entrarle, de manera, a ojos de Abi, muy cutre―. Y soy tu compañía.

―Lo que eres es gilipollas, tío. ¿Qué cojones te pasa? ―le respondió, mordaz y antipática―. ¿Tú intención ahora es que me quede aquí sonriendo como una estúpida mientras me bebo esta mierda sin hielo? ¿Qué manera de mierda de romper el hielo es esa? ―Lo empujó hacia atrás, apartándolo―. O te falta un hervor, o eres Hufflepuff.

La cara de Brett fue un poema pues, en su juicio, esa manera de romper el hielo era divertida e infalible. Eso sí: había elegido a la muchacha equivocada. Lo peor de todo es que Brett era Hufflepuff y se había sentido terriblemente ofendido, además de idiota: ¿de verdad había actuado cómo un Hufflepuff?

Mientras la muchacha se sirve una nueva copa en la mesa con toda la bebida, ve como a su lado un hombre choca contra una rubia que sin querer tira la copa sobre su amiga. La pelirroja rió, sobre todo al ver la cara de la amiga, la cual no podía ‘quejarse’ porque a efectos prácticos quién le había tirado la copa encima fue su amiga, por mucho que ‘el idiota’ hubiese sido otro. Lo que sí que le sorprendió es que el supuesto idiota preguntaba por ella.

Lo miró de arriba a abajo, valorando al chico. Era más grande que ella, pero nunca lo había visto. Podría haber pasado de largo, pero primero: era guapo; y segundo: preguntaba por ella y su ego no podía ignorar eso.

―¿Y tú quién eres? ―respondió entonces Abigail desde un lado, apareciendo desde un lado de Krunoslav. A decir verdad, nadie allí la conocía aún, ergo ‘verla’ era complicado. Eso sí, dentro de catorce años probablemente le conocería todo el mundo―. ¿Y por qué me buscas?
Abigail T. McDowell
Imagen Personalizada : Zorra lo mires por donde lo mires
RP : 11
PB : Hayley Williams
Edad del pj : 30
Ocupación : Ministra de Magia
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 36.112
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No tiene
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 890
Puntos : 656
http://www.expectopatronum-rpg.com/t150-abigail-t-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t153-te-atreves-relaciones-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t158-cronologia-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t173-lechuceria-de-abi-mcdowell#850
Abigail T. McDowellMinistra de Magia

Krunoslav D. Lončar el Dom Nov 03, 2019 4:53 am

Las jóvenes "afectadas" -sobre todo a la que le han tirado la copa encima-, le dan una mirada asesina al rubio, pero él ni se inmuta. Estaba por seguir su camino cuándo una voz a su lado le obliga a concentrar su atención en una pelirroja; que para su fortuna, era la persona que buscaba...

•– ¿Y esto es lo que Willian desea? El pensamiento es bastante audible, pero tampoco es que le importase mucho. Aunque teniendo a la pelirroja al lado, habría deseado que no se le notase demasiado el sarcasmo en la voz. Sin embargo ya estaba dicho, no había manera de dolver sus palabras.

Camina un poco -quizás solo unos cuantos pasos-, para quedarse luego junto a Abigail. •– Soy un evaluador, seguro no es importante mi nombre. Menciona con cierta diversión en la voz, al tiempo que observa a las "chicas colisión" marcharse del lugar, al tiempo que una de ellas maldecía al rubio por haber estropeado su vestido, aunque no fuese directamente culpa de Krunoslav.

K, deja de observar el lugar de reojo -un foco iba iluminando a personas al azar- para concentrar su atención en la pelirroja. Se acerca un poco más, puesto que  habia alboroto y agitacion, gente silvando, aplaudiendo y en momentos la musica era alta. •– Te buscaba porqué... Menciona con voz grave cerca del oido ajeno. Estaba pensando mentir, pero luego se arrepintió. •–Mi mejor amigo parece estar interesado en ti y... Él iba a decir "Yo también." La frase solo queda al aire; y quizás en éste momento el interés del rubio por la futura ministra no pasaba de querer saber que era lo que hacía a esa "muchacha corriente" tan interesante para Willian; pero era seguro que lo descubriría luego, para bien o para mal.

De la nada una luz casi segadora lo ilumina junto a la pelirroja...

–Y aquí tenemos a la última pareja de la noche, chicos...– Comenta un chico desde el escenario. Krunoslav frunce un poco las cejas y usa la mano para disminuir la luz contra su vista. —Vamos, no sean tímidos. Pasen a la tarima... El rubio observo a Abigail y sonríe recordando algo...

Una semana antes en la universidad mágica de Londres:


–¿Qué no es una buena idea? Menciona Willian con cara de circunstancia sin dar crédito a la reacción de su amigo. — Verás que un solo baile la va hacer caer... Sonríe Dankworth convencido de su idea.

•– Tienes que tomar en cuenta que debes crear un ambiente que parezca algo circunstancial además que tendrás que estar pegado a ella todo el tiempo, para que otro no te gane la partida... ¿Y lo mejor que piensas es crear un concurso de canto? Realmente estás fuera de ti... Krunoslav no confiaba demasiado en los métodos de su amigo y no entendía cuál era ese reciente afán de Willian por aquella chica.

—Oh, ¡Mira, allí va! Es ella... El rubio giro su cabeza siguiendo la dirección en la que mira Will. –Lo ves... Ella es... Bueno, ella será increíble... Y solo tienes que oírle hablar en clase, es demasiado lista para su propio bien... Krunoslav solo opta por reír de su amigo. Trató de buscar algo especial en la extraña que caminaba a lo lejos, y la verdad no era su tipo, puesto que K las prefería más... Femeninas. •– Solo veo a alguien corriente, Dankworth. No entiendo porqué intentas dar una fiesta solo con la intención de atraerla. Demasiado esfuerzo en alguien tan... Corriente . Finaliza Lončar poco antes de ver partir a Willian.

—Es porqué no la conoces, K...— Asegura Will mientras se aleja caminando de espalda. ¡Hey! ¡McDowell! Espera un poco... Medio grito mientras corria y perseguía a la pelirroja. Krunoslav por su parte, emprende su camino para asistir a su siguiente clase, en dirección contraria a esos dos.

Era irónico estar atrapado en un juego que seguramente Willian esperaba ser el protagonista. No tenia idea que iba a pasar, porque conociendo a su amigo, podría ser aquel concurso de canto o... —¿Qué esperan? No los vamos a lastimar... Venga ya. La noche es joven pero no tanto... Repitió el muchacho en la tarima. La gente se volvió loca y comenzó a corear el nombre del rubio gracias a un compañero de clase que comenzó a decir ¡KRUN, KRUN, KRUN...!

•–No serás una cobarde ¿Verdad? Pero no estaba haciendo una pregunta, por lo qué toma la mano de la peliroja con intensión de llevarla con él, aprovechando que la multitud se agitaba más al verlo de la mano con la contraria.

•– ¿Qué hay que hacer...? Pregunta él cuando estuvo en la tarima y le entregan un micrófono.

—Cantar ¿No es Obvio? El muchacho ríe con gesto sarcástico. —¿Vas a elegir la canción, hermosa? La pregunta era para Abigail. El rubio solo esperaba, mirando a la multitud "¿En qué demonios me metiste, Will?" Se preguntó buscando a su amigo con la mirada.



Leeme Off:
¡AGUANTE GLEE!! XDD okno, bueno sí, pero era una idea que no quería desperdiciar teniendo a la vocalista de Paramore  ♥♪..

Amore mio, disculpa la tardanza es que ando navegando y el internet es deficiente en alta mar. Así que penas llegamos a puerto entro al foro. Así que si tardo es por ello. Pero que sepas que no me olvido. Que también le debo post a Matt xD y subir la búsqueda de la hermanita de K!.

Espero tu respuesta!

Con amor; B!
Krunoslav D. Lončar
Imagen Personalizada : Tres pueden guardar un secreto, si dos están muertos...
RP : 10
PB : Ed Skrein
Edad del pj : 32
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.500
Lealtad : Mortifagos
Patronus : ---
RP Adicional : 000
Mensajes : 7
Puntos : 4
http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Krunoslav D. LončarTrabajador Ministerio

Abigail T. McDowell el Lun Nov 04, 2019 4:05 am

A la Abi de aquel entonces los misterios los justos.

Esa Abigail, precisamente, destacaba por ser una adolescente más, con la diferencia de que era mejor que el resto y ella misma se lo creía, haciendo que el resto lo viese en ella. Adoraba sentirse deseada por todo el mundo y ser el centro de atención, por lo que se le notaba en su carácter y en su actitud. Es por eso que en ese tipo de eventos ella tenía una cosa muy clara: disfrutar. Daba igual cómo y con quién, pero pasárselo bien era su filosofía cuando la noche aparecía y una copa de alcohol era sujetada por sus manos. Así que si quería saber el nombre de un chico guapo: quería saber el nombre del chico guapo.

Aquel chico que preguntaba por ella era atractivo, por lo que se mostró interesada tanto por saber quién era, cómo por saber por qué le buscaba. Quizás si le hubiera dado un poco más a la cabeza hubiera relacionado a ese chico con uno de los amigos de William, por haberlo visto pululando por la universidad con él, pero no. No lo hizo: no solía ser de esas que se fijaban en el resto, sino que esperaba que se fijasen en ella. Además, cuando Abigail se fijaba en alguien, actuaba sobre la marcha.

―Menuda novedad… ―dijo con soberbia cuando le reconoció que su mejor amigo parecía estar interesado en ella―. ¿Y qué pretendes: hacer de Celestino o resulta que tú también estás interesado?

No sabía quién era su mejor amigo, pero él era muy guapo y no es que la McDowell en ese momento estuviera demasiado interesada en lealtades ni amistosas ni románticas. De hecho le parecía hasta divertido que ese chico se hubiera acercado sólo porque su mejor amigo estaba detrás de ella.

A punto estuvo de añadir algo más cuando se acercó tanto a susurrar en su oído, pero un foco de luz los iluminó, invitándolos a subir a una tarima para cantar en lo que parecía un karaoke.

Sí, já. ¿Y luego qué?

No, gracias, pero Abigail McDowell no cantaba. Quizás en una realidad paralela una versión de ella era muggle, adorable y cantaba como los ángeles, pero en esta versión era una zorra asquerosa que no iba a abrir la boca delante del micrófono, frente a montón de peña que no conocía de nada. Ahí aunque pareciese una perra desvergonzada, para alguna cosas sí que seguía teniendo vergüenza. Ella ni cantaba en la ducha.

Subió porque―según los gritos―, Krun le había sujetado y tiraba de ella.

Le ponen el micrófono en la mano libre a la vez que a Krunoslav y, frente a la expectación de que ninguno de los dos es capaz de elegir una canción, pues ni McDowell ni Loncar desean cantar, se la ponen de manera aleatoria.

Canción random:

Y parecía una puta broma: ¿de verdad, Baby One More Time de Britney Spears? Abigail no estaba lo suficientemente borracha como para hacer eso, mucho menos con esa canción que tantas veces había utilizado en otros contextos. Así que como Krun parecía ser el famoso, fue el primero que tuvo que cantar en solitario. Cuando empezó a cantar, la pelirroja rió divertidísima porque… bueno, seamos sinceros: parecía tener el ritmo en el epicentro del culo, por no hablar de que el tono de la canción quizás le quedaba muy alto para esa voz tan grave. Eso sí: pese que musicalmente era malo, se estaba riendo.

Cuando teóricamente le tocaba a Abi empezar a cantar, se llevó el micrófono a la boca:

―¿Acaso no es mejor que Krun termine esta canción él solo? ―Soltó el micrófono, mirando a Krunoslav antes de que un grupo de personas apoyase la idea de Abigail, pues ver a ese chico ahí encima cantando eso estaba siendo desternillante. Obviamente la gente prefería ver a Krun cantando eso que ver a Abigail cantando eso: ¡nadie conocía a Abigail tanto en esa fiesta!

La pelirroja no perdió el tiempo, saltando de la tarima hacia abajo.
Abigail T. McDowell
Imagen Personalizada : Zorra lo mires por donde lo mires
RP : 11
PB : Hayley Williams
Edad del pj : 30
Ocupación : Ministra de Magia
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 36.112
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No tiene
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 890
Puntos : 656
http://www.expectopatronum-rpg.com/t150-abigail-t-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t153-te-atreves-relaciones-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t158-cronologia-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t173-lechuceria-de-abi-mcdowell#850
Abigail T. McDowellMinistra de Magia

Krunoslav D. Lončar el Jue Nov 07, 2019 2:29 am

– Tenías que verlo, viejo. De todas las cosas que creí que él no haría, está ni siquiera estaba en la lista... Dijo -entre risas- un chico moreno de cabello color naranja fluorescente -a causa de un hechizo que realizo en su cabeza-.

– Sí. K, suele dar ciertas sorpresas... La voz de Willian era neutra, sin emoción o más bien trataba de reprimir cierto deje de molestia que crecía en su interior. – ¿Sabes a dónde fue? Pregunta sin ganas de seguir escuchando al contrario.

—En la tarima, no te digo que estaba cantando, mira... Pero cuándo Willian sigue con la mirada la dirección que indica 'cabeza de zanahoria', ya no había nadie sobre el escenario, más que el animador dando unas nuevas instrucciones a los invitados y así comenzar un nuevo ciclo de karaoke con los 'finalistas de la competencia'. Dankworth resopla por lo bajo, con notorio fastidio; como si alguien le hubiese arruinado los planes. – Hablo de la pelirroja, Arthur... Aclara Willian finalmente.

– Ya, ya, deja la mala onda, Will... Además no lo sé. Ella bajó de repente de la tarima. Y eso es lo más gracioso de todo... K, se quedó cómo un idiota cantando solo sobre el escena... ¿¡Willian!? ¿Está todo bien... Arthur no pudo acabar de hablar puesto qué Will lo dejó solo. Y de momento un tipo con una túnica negra, con capucha sobre la cabeza - que dificultaba ver su rostro- lo golpea para apartarlo de un empujón haciendo que derrame su bebida sobre el suelo. —¿¡Pero qué demonios, viejo!? ¡Fijate por dónde vas!

—Cierra la maldita boca... 'El tipo de la capa negra',  realiza un hechizo provocando que Arthur se volviese polvo ante los ojos casi incredulos de otros chicos. Dos femeninas gritaron y la gente alrededor se comienza a movilizar entre empujones, tratando de alejarse de allí. El asesino apunta a la tarima -poco después que un sonido chirriante llame su atención- y hace volar a los tres individuos sobre el escenario -el animador y dos chicas que recién subían-...

•– Hey... Al mismo tiempi; Krunoslav baja del escenario -saltando hacía el suelo- poco después que siente que nadie le ayuda en el coro de aquella tan afeminada canción -Simplemente dejó caer el micrófono haciendo que el ruido rechinante inunde todo el lugar- y se acerca a Abigail; •– ¿Tan mal compañero de cant...? Es interrumpido de repente; y menos mal bajó, porqué sino, él sería uno de los que estaría ahora, inconsciente sobre la tarima o alguno de los que impactó contra la pared más próxima a sus espaldas. Tras aquellos ataques -puesto que otros dos individuos encapuchados aparecieron, haciendo volar personas, o explotar objetos que podrían hacer daño grave a quién se encuentre cerca-, K, intenta proteger a Abi de los que comienzan a correr para escapar -cubriéndola con su cuerpo de alguna manera-; por lo que su brazo fue alcanzado por una esquirla punzante -de algún jarrón cercano, quizás-, logrando abrir una herida que comienza a sangrar, aunque no se da cuenta: Hace una mueca de dolor... •– ¿Estás bien? ...   Le pregunta a la pelirroja

— ¡¡CONFRINGO!! Aquella voz -que para K es inconfundible, al reconocer a Willian, que había lanzado un hechizo- queda atrapada bajo el estruendo de una nueva explosión, la cual provoca que tanto los atacantes como los invitados a la fiesta -cerca de esa zona- salgan lastimados o al menos retrasen su avance. De la nada otros chicos se unen a la batalla -seguramente Gryffindor estaría Orgulloso- pero al no saber que sucedía, ni quién había iniciado el caos -también motivado a los efectos del alcoho y quizas algunas drogas-, se atacan unos a otros y empeoran la situación.

— Tenemos que salir de aquí... Dice Willian llegando dónde se encontraban McDowell y Lončar. — Abigail... Will ignora olímpicamente al rubio...

•– Willian, ¿Qué demonios es esto? Pensé que tu padre tenia gente del ministerio aquí...   Comenzó el rubio con voz realmente preocupada, pero su amigo ni siquiera lo miraba, puesto que tiene la mirada clavada en Abigail.

—Por favor... Esa petición sonaba casi a un ruego que Willian le hacia a la pelirroja. —No hay tiempo. Tú solo sigueme... Comenta presuroso -pero Krunoslav está en medio de ambos- poco antes de realizar un escudo a fuerza de varita y evitar que una silla impacte contra ellos.

•– ¿Me quieres explicar que pasa? ¡¿Porqué no me dices nada?! ¡¡Willian!! Grita Krunoslav esperando una respuesta, pero seguramente no la iba a encontrar en los ojos de Abigail, pues es a ella a quien ahora está mirando.

— ¡¡Es a ti a quién buscan, maldito!! Grita Will de vuelta y sin pensarlo en medio del caos de alrededor, le lanza un puñetazo al rubio y así logra apartarlo de una vez de Abigail. — Si te quedas acabarás igual que yo... Recalca haciendo referencia al ataque que había sufrido, lo que nunca imaginó fue que sus atacantes pudiesen irrumpir en su casa -la casa del primer ministro- como si nada... Algo no iba bien.

— ¡Avada Kdavra!

Y antes de que Willian pueda si quiera tomar la mano de Abigail para sacarla de allí, aquel hechizo del asesino, impacta en él. —¡Sigue a la pelirroja! Grita el asesino a uno de sus secuases más próximos al cuerpo inerte de Willian, que esta cerca de  McDowell y Lončar.

•– ¡Corre!   K, se apresura en decir sin poder creerse lo que estaba ocurriendo. No entendía como todo eso estuviera pasando por su culpa, pensó en luchar, buscar la manera de encontrar respuesta a todo eso si ganaba tiempo, pero esto se había vuelto en contra de Abigail también. Y ahora se encontraba corriendo por su vida y por la de Ella...


Última edición por Krunoslav D. Lončar el Jue Nov 14, 2019 3:54 am, editado 2 veces
Krunoslav D. Lončar
Imagen Personalizada : Tres pueden guardar un secreto, si dos están muertos...
RP : 10
PB : Ed Skrein
Edad del pj : 32
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.500
Lealtad : Mortifagos
Patronus : ---
RP Adicional : 000
Mensajes : 7
Puntos : 4
http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Krunoslav D. LončarTrabajador Ministerio

Abigail T. McDowell Ayer a las 2:54 am

Todo era diversión, alegría, alcohol y fiesta, hasta que empezaron a escucharse gritos y la gente en vez de bailar y beber, comenzó a correr y a chocarse. La pelirroja estaba algo bebida y recordemos que por aquellas fechas tenía apenas diecinueve años, por lo que su experiencia en ese tipo de situaciones eran totalmente nulas. Era cierto que sus ideales estaba bastante bien marcados, pero en ese momento ella literalmente no era nadie: sólo una adolescente borracha más que estaba en el momento incorrecto.

Bajó de la tarima con tranquilidad, pero casi en un parpadeo la situación había cambiado por completo: Abigail era protegida por el cuerpo del Krun, pues habían explosiones que llegaron hasta ellos.

Cuando William llegó hacia ellos, la pelirroja lo miró con… indiferencia. Sí, conocía a William pero… le daba absolutamente igual. Era uno de esos hombres que eran prescindibles, de usar y tirar, como probablemente cualquier hombre allí dentro. Eso sí, por un momento su mente embriagada no supo qué hacer: ¿por qué narices estaba en mitad de esa decisión? ¿Por qué no mandaba a ambos a la mierda y se iba corriendo en su propia dirección? ¡Ni siquiera era amiga de ellos y nadie tenía que ayudarle a absolutamente!

Empujó a William para que le soltase cuando golpeó a Krun, con intención de ir por su propio camino. Sin embargo, cuando Will cayó inerte frente a ellos, la cosa empezó a coger una seriedad mucho más bruta. Ahí la cabeza de Abigail reaccionó rápidamente, dándose cuenta de que no iba a permitir que en una fiesta de mierda su vida terminase de una forma tan triste por culpa de un tercero que ni conocía.

Cuando Krun le instó a correr, corrió por pura supervivencia, subiendo las escaleras de aquella mansión para huir del caos de la multitud. Una vez llegaron arriba y tuvieron una milésima de segundo en la que poder actuar, la pelirroja tomó su decisión:

―Te buscan a ti, así que sigue tu camino ―le dijo, señalándole el pasillo para que continuase caminando―. No pienso ir detrás de nadie a quién busca esa gente.

No dijo nada más, sino que se apartó de él y se metió en la primera puerta que vió, que resultó ser un dormitorio muy correcto y limpio. Apostaba que se trataba de alguna habitación de invitados, pero a Abigail le dio igual: caminó rápidamente en dirección la ventana, sacó su varita y la abrió antes de llegar. El viento entró violentamente al interior y ella puso sus pies sobre el borde, mirando hacia abajo: estaba en el primer piso, pero se tiró abajo como si estuviese a dos centímetros. Con un encantamiento “aresto momentum” hizo que su caída fuese lenta y tranquila y, cuando sus pies tocaron el césped, comenzó a correr en dirección a los jardines.

La mansión tenía protección contra la aparición, por lo que si quería poder aparecerse y alejarse de toda esa locura que no iba con ella en ese momento, lo mejor que podía hacer era correr y desaparecer.

Si llega a saber que aquellas personas eran mortifagos, seguramente su accionar hubiera sido diferente: hubiera optado por empujar a Krunoslav en dirección a ellos. A fin de cuentas tenía muy claro lo que quería en ese momento: una marca tenebrosa decorando su antebrazo izquierdo, sin embargo, no sabía quiénes eran y no se iba arriesgar por nadie.

Abigail T. McDowell
Imagen Personalizada : Zorra lo mires por donde lo mires
RP : 11
PB : Hayley Williams
Edad del pj : 30
Ocupación : Ministra de Magia
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 36.112
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No tiene
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 890
Puntos : 656
http://www.expectopatronum-rpg.com/t150-abigail-t-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t153-te-atreves-relaciones-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t158-cronologia-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t173-lechuceria-de-abi-mcdowell#850
Abigail T. McDowellMinistra de Magia

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.