Situación Actual
5º-11º
12 noviembre ➟ luna llena
Entrevista
Halloween
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

•Misterios del Ministerio... [Priv-Matt F]

Krunoslav D. Lončar el Jue Nov 07, 2019 2:46 am

•–Claro... Puedo esperar. Si hay algo que el rubio no lleva bien es; 'la paciencia'. No sabía exactamente cuánto tendría que quedarse allí fuera ¿Acaso no era mas apropiado que al menos lo hubieran hecho pasar a la oficina? No quería pensar que su jefe era un desconsiderado. La verdad no quería ocuparse en hacer juicios de valor referente a ninguna persona en su entorno de trabajo, pero era difícil tomando en cuenta que cuándo trabajaba para la CIM (Confederación Internacional de Magos), no tenía que esperar por nadie, porqué; todos esperaban por él. Acostumbrarse a éste estilo de trabajo le iba a costar un poco.

Pasados quizás unos cinco minutos, la asistente... -O al menos eso pensó Krunoslav- del que sería su nuevo jefe, le pide amablemente que pase a la oficina del "Jefe del Departamento"...

—Encantada de conocerle Sr. Lončar. Soy Astrid L'fevre... Pasante del área de la Cámara de Pensamientos... Comenzó diciendo la chica. El rubio tomó asiento en silencio desabotonando el último botón de su saco gris y mirando con disimulo a su alrededor.

•–Pensé que el jefe del departamento ya estaría aquí... Comenta serio sin siquiera tener la amabilidad de presentarse ante Astrid, la verdad no le importaba hacerse el importante y ella ya parecía saber quién era él.

— Justo ahora debe estar un poco ocupado, pero no ha de tardar en llegar. Generalmente es muy puntual. Debe haberse encontrado con algún imprevisto... Dijo ella con una encantadora sonrisa, la cual no causo ningún interés en el rubio. La verdad es que Astrid era totalmente el tipo de Krunoslav; Una mujer femenina, delicada, educada, encantadora, con un físico elegante y actitud distinguida. Pero en este momento el rubio no le interesaba una conquista, estaba mas interesado en hacer algunas preguntas al que seria su jefe y comenzaba a desesperar por hablar con él.

•–La Ministra McDowell...

—Estuve leyendo de...

Ambos hablaron al mismo tiempo. •–¿Qué ibas a decir? Pregunta él sin mayor interés, pero tampoco quería parecer tan arrogante cómo para dejar a la muchacha con la palabra en la boca.

–Yo... No se preocupe. Solo era una duda tonta referente a su más reciente trabajo. Esto si que abrió la curiosidad de K, quién se acomoda en su silla, al tiempo que la muchacha se acerca y se queda de pie frente al rubio apoyándose levemente al escritorio del jefe, a su espalda.

•–Continua... Por favor... Pide con cortesía.

— Usted habla qué... El tiempo; siendo relativo en el plano real. Se mantiene constante en la mente... Que en nuestro pensamiento, el tiempo no avanza ni se atrasa, sino que podemos ver pasado; presente y futuro; en una misma linea... Pero; ¿De que nos sirve eso realmente? El rubio se queda pensativo luego de la intervención de la joven, que quizás le calculaba algunos 22 años de edad.

•–'El tiempo contante de los recuerdos'... Hace énfasis en el título para recalcar de que están hablando. •–Nos puede dar una vista previa o profunda de la historia de un ser... Si colocamos en perspectiva todos los recuerdos de un individuo y los ordenamos; por ejemplo... En función de su crecimiento; verás la progresión de su historia, el cómo y porqué, de lo que Es y en lo que se Convirtió; quedan expuestos; haciendo más fácil la interpretación de su comportamiento. Son estudios que le podrían servir de ayuda a los Aurores, para entender a los asesinos... Por dar un ejemplo.

—Claro... Pero ¿Y si el portador de los recuerdos se niega a colaborar con la información o si altera sus memorias? Krunoslav estaba apunto de responder pero el ruido procedente de la habitación contigua le interrumpe. —Apuesto que es el jefe... Saldré a recibirlo. Disculpe.

La muchacha caminó hacia la puerta y salió dejando al rubio en la soledad de aquella oficina, pensando si era buena idea haberle respondido a la joven qué; habían maneras de hacer colaborar a las personas, aunque seguramente muy pocos medimagos o los ministerios magicos aprobaran sus métodos que aún estaban en prueba y... Por ahora solo eran teorías que se manejaban en confidencial, le parecía un poco raro que esa panate tuviese acceso a una información que por ahora, deberían manejar; El jefe de Autores, e! Departamento de Misterios y el mismísimo Ministro de magia; en este caso Ministra ¿Esa chica habría leído su expediente? De ser así, el jefe del departamento tendría que tener cuidado con las posibles fugas de información...
Krunoslav D. Lončar
Imagen Personalizada : Tres pueden guardar un secreto, si dos están muertos...
RP : 10
PB : Ed Skrein
Edad del pj : 32
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.500
Lealtad : Mortifagos
Patronus : ---
RP Adicional : 000
Mensajes : 7
Puntos : 4
http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Krunoslav D. LončarTrabajador Ministerio

Matt Forman el Miér Nov 13, 2019 7:12 pm

Hoy debía recibir a un nuevo miembro de la gran familia de Inefables. Yo lo sabía, Astrid lo sabía, y Abi lo sabía. Pero por alguna razón decidió mandarme al centro de África a revisar un artefacto. Llegarás a tiempo, me decía. Es solo una revisión, me decía. Tu puedes con mil casos como ese, me decía. Palabras dulces de la boca envenenada de la Ministra. Y fui, por supuesto, y la revisión costó más de lo esperado. No iba a llegar a tiempo ni en broma. Y si puedo con mil casos como este quizás termine muerto. Se trataba de una fuente cercana a un lago. Había tres caños. Uno estaba más alto, es el que había que revisar. La cosa es que el guía local no nos dejaba claro el efecto del agua de ese caño. Peligroso y misterioso era lo único que entendíamos. Había dos Inefables más conmigo. Como se trataba de una fuente, decidimos que había que tocar el agua. Enseguida entendimos que cuando alguien tocaba el agua se olvidaba de los últimos cinco minutos de su vida. Pero nos demoramos bastante tiempo en descubrir que era eso. Dejé a los dos Inefables secando aquel caño y borrándolo del mapa. Yo tenía que volver, tenía una cita hacía justo cinco minutos. Pero nuestro guía se enfadó al darse cuenta de que ellos se quedaban resolviendo el problema y yo me iba, y me arrojó a la fuente. A parte de salir empapado, salí desmemoriado. Me costó entender qué había pasado. Así que, cinco minutos más tarde arrojé al guía a la fuente y di instrucciones claras a los Inefables de secar aquella fuente por completo y de traer al guía al Ministerio.

Aparecí en el Atrio y subía  toda prisa para dejarle un mensaje a la señora Ministra. Lo que de verdad me hubiese gustado hubiese sido traer un poco de agua en un recipiente hermético y hacérsela beber. Luego subí al ascensor a toda prisa, mientras iba secando mi ropa y acicalándome un poco para recibir al nuevo empleado. Por supuesto, llegaba tarde y con un aspecto menos galante de lo normal. Astrid me esperaba al lado de la puerta.

- ¿Lo has hecho pasar? ¿Me has disculpado? He tenido un imprevisto, ya te contaré. Estoy seguro de qué te resultará interesante el descubrimiento de hoy.

Entré decidido a mi despacho donde esperaba el nuevo empleado. Viendo las maneras en las que me lo habían presentado supuse que se trataba de alguien importante. No podía ser un simple Inefable más. Si no recordaba mal, había estado trabajando en la Confederación Internacional. Era un hombre alto y fornido, con ese tipo de constitución que tanto recuerda a los caucásicos de clima frío.

- Siento haberle hecho esperar. - si me habían dicho el nombre, no lo recordaba en aquel instante. - Soy Matthew Forman, Jefe del Departamento de Misterios. - le tendí mi mano amablemente.

Esperaba un fuerte apretón de manos de su parte acorde con su imagend e tipo duro. Me senté en mi silla y le indiqué que se sentase. Astrid nos trajo una bandeja con algo para beber. Pensé que lo que más me apetecía era agua, pero no quería más agua por hoy. Mejor Whisky, así que me serví un poco y dejé que el invitado se decantara por lo que más le apeteciera.

- En nuestro trabajo es muy difícil ser puntual. Cuando no es un joyero que absorbe el alma de las personas es un fantasma quejumbroso. Hoy ha sido una fuente. Una inofensiva fuente que hace que olvides qué estabas pensando. Así es muy difícil llegar a tiempo, ¿verdad? Aún así, le ruego que me disculpe. No soporto la impuntualidad.

Abrí el primer cajón de mi mesa y saqué un peine para ordenar un poco mi cabello con la misma naturalidad que el respirar. Por culpa de la fuente me daba la impresión de que estaba olvidando algo importante. Sería un efecto secundario, así que no le di más importancia.

- Queda claro que esto no es una entrevista de trabajo al uso. Usted está más que contratado y sobradamente recomendado. Lo que me gustaría saber es cuales son sus curiosidades y sus metas. De ese modo podremos trabajar mejor. Y si tiene alguna duda que yo le pueda resolver sobre este Departamento no dude en preguntar.

Recordé lo que había olvidado. Estaba sediento. Finalmente aparté el whisky para beber agua. Era como siempre, inolora, insípida e incolora. Esperé un momento y no se me olvidó nada. Que sed tenía. La fuente de la desmemoria me ha dejado pensativo. Creo que hay algo ma´s que estoy olvidando.
Matt Forman
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 37
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 24.100
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 647
Puntos : 265
http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.