Situación Actual
5º-11º
12 diciembre ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Take me back to the night we met — Emily Blake.

A. J. Seward el Lun Nov 18, 2019 9:42 pm

Take me back to the night we met — Emily Blake. EZ0s1mK
17 enero del 2014 || 19:41 pm || Clovelly, Devon || Atuendo.



En otro momento de su vida aquel pueblo, Clovelly, le habría parecido un lugar precioso, con cierto encanto bucólico que daba ganas de perderse por sus calles hasta llegar a la apacible costa, o en dirección contraria hasta el frondoso bosque de aspecto misterioso que rodeaba al pequeño pueblo. Pero AJ no se fijaba en nada de eso, para él la presencia de aquel bosque era un claro recuerdo de lo que le pasaría al llegar la luna llena, como una losa que no le dejaba olvidar ni por un segundo en lo que se había convertido.

Clovelly no era más que un pueblo que reunía muchas de las condiciones que AJ buscaba para establecerse durante un tiempo, porque nunca se quedaba en un mismo lugar durante más de dos o tres meses, evitando echar raíces. Era un pueblo pequeño, de población muggle, y con un bosque cercano donde poder refugiarse las noches de luna llena, que además tuviese costa no era más que un pequeño añadido que a AJ le gustaba especialmente. El mar, el sonido de las olas y el olor a sal, le daba cierta paz y tranquilidad, algo de lo que carecía en los últimos tiempos.

Había alquilado una casa que a todas luces le quedaba grande, pero en aquel pueblo no había edificios donde poder alquilar un simple y pequeño piso, allí todo eran casas y no había demasiadas en alquiler, por lo que tuvo que conformarse con que le sobrase espacio a raudales. Realmente lo único que él necesitaba era una cocina, un baño y una cama, nada de lujos y comodidades como había tenido no hacía demasiado tiempo. Solo lo básico y esencial. Probablemente por eso no pensaba molestarse en amueblar aquella casa, no deseaba que fuera un hogar, solo un sitio de paso, y ya contaba con los muebles básicos, ¿para qué más?

No había cajas repartidas por toda la casa esperando a ser desembaladas, nada allí hacía parecer que alguien se acababa de mudar, lo único que delataba que aquella casa hacía ya tiempo que estaba deshabitada era la capa de polvo que parecía cubrirlo todo y que AJ no tenía prisa por quitar. El interior de la vivienda era deprimente y su ahora inquilino no podía evitar pensar que le iba como anillo al dedo.

Estoy bien.

AJ hablaba mediante un teléfono de prepago que se había comprado hacía poco y de un modelo que cualquiera hubiera considerado de la prehistoria. De todas formas no es como si necesitase conectarse a internet o sacarse las mejores fotos.

Adrien, por favor, vuelve a casa —la voz de su madre suplicaba al otro lado de la línea, y aunque AJ no pudiese verla sabía que estaba llorando.

Se sentía egoísta por hacer pasar por aquello a su familia, pero no podía quedarse en Londres, siguiendo con su vida como si nada. No podía evitar odiarse a sí mismo cuando veía cómo su familia volvía poco a poco a la normalidad después de su accidente y él no podía. Odiaba ver como lo trataban como si fuera a romperse en cualquier momento, como si fuera de cristal, y ciertamente ya estaba roto, pero aquel trato le irritaba y lo hacía sentir peor, sintiendo que no lo merecía.

No puedo, lo siento. Llamaré la semana que viene —y colgó, sin más. Apagó el teléfono y lo dejó abandonado en un cajón vacío y polvoriento. Hasta la semana que viene.

Se había marchado sin avisar a nadie, sabiendo que tratarían de impedírselo y que no tendría el coraje suficiente como para irse si tenía a su familia delante suplicándole que se quedase. Llamaba una vez a la semana para decir que todo iba bien y colgaba, incapaz de mantener cualquier conversación normal más allá de aquellas vacías palabras.

Se asomó por la ventana para observar el cielo ya oscuro, en aquella época de el año oscurecía mucho antes, y la luna ya se iba mostrando en el cielo, amenazando con su presencia a AJ.

Suspiró, alejándose de la ventana, y un espejo colgado en la pared le devolvió una imagen que aunque era capaz de reconocerse a sí mismo en ella, no sentía como suya. Aquel chico de 26 años, de pelo corto y barba incipiente no parecía ser la imagen adecuada para cómo se sentía por dentro. Quién le iba a decir a él que cinco años después la imagen que le devolverían los espejos sería una totalmente distinta, de un hombre de aspecto más desaliñado, con barba y pelo largo, más acorde con el fugitivo que acabaría siendo. Claro que, de aquí a cinco años muchas otras cosas pasarían peores que su cambio de aspecto.

Unos golpes en la puerta lo tomaron por sorpresa, aquel era un ruido que no había esperado escuchar. Apenas llevaba tres días en Clovelly y solamente había salido de aquella casa para ir a comprar comida y demás útiles esenciales para la vida cotidiana, señalando que por el camino no había parado a hablar con nadie, aun cuando unas cuantas señoras habían hecho el amago por mantener una conversación con el nuevo vecino.

¿Quién narices sería?

Una cabellera rubia se encontraba al otro lado de la puerta, y en ese momento AJ ni siquiera era capaz de imaginar lo que llegaría a significar aquella joven para él, o lo que ocurriría entre ellos una trágica noche en el bosque.

Clavó sus ojos azules en ella, mirándola fijamente antes de hablar.

¿Qué quieres? —cuestionó, esperando espantarla con aquel tono cortante. No quería establecer ningún tipo de vínculo con nadie en aquel pueblo, y eso incluía a aquella chica rubia. No sabía que aquellos planes se acabarían yendo al traste.
A. J. Seward
Imagen Personalizada : Take me back to the night we met — Emily Blake. JmsvSqO
RP : 10
PB : Sebastian Stan
Edad del pj : 31
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 19.350
Lealtad : Radicales
Patronus : Error 404. Not found
RP Adicional : +1F
Mensajes : 104
Puntos : 77
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6264-a-j-seward#91658 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
A. J. SewardRadical

Emily Blake el Mar Nov 19, 2019 4:13 pm



Clovelly tenía su encanto, o quizá Emily se lo viera al haber crecido en él. Era un lugar tranquilo, bonito y pequeño. Prácticamente todo el mundo se conocía, nunca pasaba nada fuera de lugar y estaba lejos de conflicto alguno. Fuera este a mejor o a peor, solo se enteraba mediante los ejemplares de El Profeta que recibía. Internet llegaba a duras penas y, aunque tuviera un ordenador desde el cual conectarse, las habilidades de la joven con la tecnología dejaban bastante que desear.

Allí la información se movía de otra manera: el boca a boca. Cualquier cosa, por pequeña que fuera, el pueblo entero se había enterado en un par de días a lo sumo, por eso supo que había llegado alguien nuevo hacía no mucho. Aquello fue insólito. Rara vez llegaba alguien para quedarse más que unos días.

Su madre le había puesto al tanto de la noticia. Se lo había contado Rachel en su visita al jardín, y a ella se lo había dicho Angela, quien a su vez lo había oído de Clarence... Uno podía entretenerse buscando el origen de las palabras de algo, pero no importaba. Lo que importaba era que había alguien nuevo.
Solo le he visto salir para comprar —dijo su madre cuando volvió de hacer la compra—. Debe tener tu edad. ¿Seguro que no es un noviete tuyo de la universidad que te ha seguido hasta aquí?
Mamá...
Como si hubiera tenido mucho tiempo en el último curso como para perderlo con algún chico. Todavía no le había visto, así que tampoco podía tener la certeza de que no le conociera.

El cotilleo siguió al día siguiente de la llegada del susodicho, y al tercero. Ya había oído todo tipo de apodos para el recién llegado y aquello solo despertaba la curiosidad de la joven, pero había pasado prácticamente todo el día en el jardín que tenían en la parte trasera de casa, oculto para los muggles al albergar plantas mágicas. Una visita al jardín de su madre y ya tenía los ingredientes necesarios para una poción que quería probar.

Las horas se le pasaron volando y la noche llegó. Le gustaba hacer las cosas a la manera muggle, todo manual, porque es como se había acostumbrado a hacer siempre en casa. No obstante, tras una ducha decidió preparar un pastel de calabaza con rapidez. Si su padre le viera... Pero por suerte llevaba unos días ajetreado con algo que estaba preparando con amigos suyos.

Su madre conocía ya más que bien dónde vivía el recién llegado, y era justo delante de casa. Pastel de calabaza en mano, escuchando en su cabeza a su madre sobre lo raro que era ese tipo y que era mejor alejarse, decidió presentarse. Llamó a la puerta con los nudillos y aguardó. Casi parecía algo sacado de una película americana, pero si el hombre acababa de llegar y se encontraba con prejuicios sin más, era mejor intentar ofrecerle una mano amiga.

Cuando se abrió, trató de mostrar su sonrisa más amable, sin saber lo que el destino les tenía preparado a ambos. Su rostro podría resultarle familiar si no fuera porque no se fijaba en los chicos en el último curso en el que coincidieron en Hogwarts. Él quizá lo hiciera, a saber. Lo último que esperaba fue aquel tono tan hosco, pero no permitió que eso cambiara su propósito allí ni borrara su sonrisa.
Quería darte la bienvenida a Clovelly —Contestó con un tono amable—. Has estado siendo la comidilla de estos días y ya han empezado las más viejas a decir que eres un peligroso asesino en serie buscando pasar desapercibido, así que por llevarles la contraria te he traído esto.
Le tendió la bandeja en la que estaba el pastel de manzana. No era cierto lo que le acababa de soltar, pero estaba segura de que las señoras mayores más paranoicas eran capaz de pensarlo.
Si necesitas algún ungüento o infusión de algún tipo, vivo justo en frente —dijo mientras señalaba su casa—. O si necesitas cualquier cosa, vaya.
Tenía mucho tiempo libre ahora que había terminado la carrera, el mismo que ahora empleaba para experimentar con pociones.
Emily Blake
Imagen Personalizada : Take me back to the night we met — Emily Blake. Emily-gif
RP : 10
PB : Amanda Seyfried
Edad del pj : 29
Ocupación : Pocionista San Mungo
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.300
Lealtad : Neutral
Patronus : Fénec
RP Adicional : 000
Mensajes : 9
Puntos : 1
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6947-emily-blake http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6948-cronologia-de-emily-blake http://www.expectopatronum-rpg.com/
Emily BlakeTrabajador San Mungo

A. J. Seward el Dom Dic 01, 2019 12:52 am

Que tocasen la puerta había sido inesperado, sobre todo cuando había evitado cualquier tipo de conversación más allá de los monosílabos con cualquier habitante del pueblo, pero ver a una chica, de una edad similar a la suya, con una sonrisa y un pastel en las manos le parecía una imagen del todo surrealista. Una escena típica de una película americana.

Las palabras de la joven lo hicieron alzar una ceja, mirándola con una mezcla de incredulidad y molestia. ¿Era tanto pedir que lo dejasen solo?

AJ no era una mala persona, tampoco era alguien borde por naturaleza, de hecho si tan solo aquel encuentro hubiese tenido lugar unos meses atrás habría sido muy distinto, le habría agradecido el gesto y la habría invitado a pasar, probablemente hasta habría intentado ligar con ella, pero en esos momentos el joven no pasaba por un buen momento. No quería ser borde con ella, solo quería que lo dejasen solo para que pudiese auto compadecerse y amargarse en soledad.

Años más tarde su carácter sí que se volvería agrío, oscuro y agresivo, pero en aquel momento solamente era un joven devastado por su propia tragedia.

¿Y qué te hacen pensar que se equivocan? —dijo con tono cansado. Cansado de nada en particular y de todo en general. No era ningún asesino en serie, pero ciertamente si que era un monstruo.

Miró la bandeja que le tendía, con aquel pastel que emanaba un olor de lo más apetecible, para luego volver a mirarla a ella, sin hacer ningún amago por aceptar aquel ofrecimiento.

No me gustan las manzanas —mentira.— Ni los pasteles —otra mentira.— Ni tampoco las bienvenidas al estilo película americana —sonó de lo más cortante, cualquiera que lo escuchase pensaría que había sido así de gilipollas durante toda su vida.— Lo que sí que me gusta es la tranquilidad, y tú me la estás fastidiando.

¿Era difícil mostrarse así de antipático con alguien a quien no conocía y que, de primeras, solo había tenido un gesto amable con él? Pues sí. Si su madre lo estuviera viendo se moriría de la vergüenza y le echaría una buena bronca, pero él ya no era el mismo AJ de antes, ahora había algo salvaje dentro de él y aunque lo rechazaba profundamente, también hacía un poco menos difícil el comportarse de una manera tan hosca.

Si necesito algún ungüento o infusión iré a la farmacia —no le pasó desapercibido el dato de que vivía justo en la casa de enfrente, pero con suerte aquel incómodo momento quedaría en el recuerdo y la joven no tendría más ganas de cruzarse con él en lo que durase su estancia en Clovelly. — Ahora voy a cerrar la puerta, puedes quedarte y que te de en las narices; o ya que vives en frente, puedes darte la vuelta y volver a tu casa. Tu decides.


***


Habían pasado tres días desde ese desafortunado encuentro, en el que AJ se había comportado como el mayor capullo de toda Inglaterra, era muy consciente de ello, pero en su mente aquella era la mejor manera de alejar a cualquier persona que quisiera acercarse lo más mínimo a él. Todo era más sencillo si estaba solo, no merecía ningún tipo de compañía, eso era lo que pasaba por la cabeza del joven.

Sus días eran iguales, rutinarios, se despertaba por la mañana y se quedaba mirando el techo de la habitación, durante lo que podrían ser horas, hasta que se levantaba, se daba un ducha, desayunaba algo y se iba a correr por el pueblo y el bosque que lo rodeaba. Luego volvía a casa, se duchaba de nuevo, comía algo y vagaba por la casa hasta que empezaba a desquiciarse e iba a hacer la compra. Nunca compraba más de lo necesario para pasar el día, nada de raciones grande o compras semanales.

Sería acertado decir que AJ estaba sumido en un bucle de odio y auto compasión que empezaba a asemejarse a una depresión, si es que no lo era ya.

Cuando aquel día había salido a hacer la compra no se había percatado de lo oscuro que estaba el cielo, de las espesas y negras nubes que lo cubrían, ni de la humedad en el ambiente.

Cargaba con dos bolsas, una con latas de comida precocinada y algo de fruta, manzanas para más detalle; y otra con agua, leche, un par de cervezas y zumo. Lo que venía siendo una compra de mierda, pero bastante acorde con el estilo de vida que llevaba últimamente.

El diluvio universal empezó a caer mientras AJ todavía estaba en el pequeño supermercado del pueblo. Para cuando llegó a la puerta de su casa ya estaba empapado de pies a cabeza, y como guinda del pastel, se había dejado las llaves dentro. Genial.

¿Lo mejor? La varita también estaba dentro. ¿Para qué iba a llevarla encima para hacer la compra en un pueblo muggle?

Doblemente genial.

Una sensación de enfado consigo mismo e impotencia se apoderaron de él, que le dio una patada a la puerta que por poco la echa abajo, lo que habría solucionado su problema, pero no lo hizo. La lluvia seguía cayendo y él ya no podía mojarse más de lo que ya estaba, pero sí podría acabar enfermando si se quedaba allí fuera.

Se giró sobre sí mismo, dejando la compra en el suelo, intentando buscar alguna solución. La casa de enfrente captó su atención, pero no. Se negaba en rotundo a ir allí a pedir ayuda, sobre todo después de lo la otra noche. Ni hablar. Prefería coger una pulmonía.
A. J. Seward
Imagen Personalizada : Take me back to the night we met — Emily Blake. JmsvSqO
RP : 10
PB : Sebastian Stan
Edad del pj : 31
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 19.350
Lealtad : Radicales
Patronus : Error 404. Not found
RP Adicional : +1F
Mensajes : 104
Puntos : 77
http://www.expectopatronum-rpg.com/t6264-a-j-seward#91658 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
A. J. SewardRadical

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.