Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Al encuentro con Axel (Axel S. Crowley y Lluna Conde)

Lluna Forman el Miér Jul 09, 2014 10:30 pm


La cosa estaba clara. Conocí a Axel en la enfermería y fue tan amable conmigo que llegó a caerme bien y todo. A pesar de ser un Ravenclaw. Como no le vi a final de curso, le mandé una carta. Por supuesto, yo al escribí pero la elfa la mandó con el mochuelo de Matt. De momento no supero lo de las aves.
En la carta le pregunté por su estado, ya que tuvo un pequeño accidente de Quiddicth y se lastimó una pierna. Me enteré al recibir su contestación de que había estado en San Mungo con una enfermedad rara pero no contagiosa. Cuando al fin le dejaron salir porqué ya estaba recuperado, me mandó otra carta para vernos antes de irse a su país natal. Como soy yo la que vive en Londres, y se supone que conozco la ciudad, le dije donde podíamos quedar. La casa de Matt está cerca de Trafalgar Square, de modo que conozco ese trozo de ciudad como la palma de mi mano. Son ya demasiados días aburridos en casa por las mañanas. Axel me mandó una lechuza, y dijo de quedar a las ocho. Me preparé temprano. Al salir de la ducha me recogí el pelo hacia detrás, dejándolo suelto pero la cara libre de cabello. Y elegí unos zapatos cómodos, a partir de los zapatos ya elegí los vaqueros y la camiseta. Tampoco me vestí muy formal. El estilo que suelen llevar los jóvenes en Londres. Estaba lista mucho antes de la hora, pero decidí ir antes por si Axel también llegaba antes. Matt parecía feliz de verme salir con un chico. No supe como explicarle que Axel es un amigo. Muy guapo y eso, pero nada más. Salí de casa y pasé por Trafalgar Square. Hay siempre mucha gente, orientales haciéndose fotos, gente que va de compras. Odio tanto bullicio, pero me consuela el anonimato. Nadie sabe quien soy, nadie se acerca. Me dirigía al Sherlock Holmes Restaurant bajando por Northumberland Avenue y pasaban de las 7.

Llegué al conocido restaurante antes de las 8, de modo que decidí esperar a Axel fuera. Para que me vea, por si va un poco perdido. Ver a la gente pasar y como me miraban me estaba poniendo nerviosa. Solo es ver a un chico de Hogwarts, a solas, y fuera de Hogwarts. ¿Por qué tengo que estar nerviosa? Debería estar muerta de los nervios. Espero que no tarde en venir, o me va a dar un ataque.
Axel podría llegar sin perderse, o preguntar. Todo el mundo en Londres sabe donde está esto. Se debe a que Sherlock Holmes fue un famoso detective.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Miér Jul 09, 2014 10:41 pm

El aire fresco volvía a inundar los pulmones del Ravenclaw que había pasado casi mes y medio en cama. Era un placer poder volver a caminar por las calles y no por estrechos pasillos y vestido con un pijama. Añoraba ponerse unos vaqueros y unas buenas botas, así mismo se puso un suave suéter como camisa, ya que no hacía ni frío ni calor. Hacía un tiempo asquerosamente dudoso, por lo que realmente lo echó un poco a tuntún su ropa. Se puso unas gafas de sol porque el sol parecía querer martillearle las pupilas en busca de dejarle ciego y es que parecía que tanto tiempo bajo cuatro paredes le había dejado con la mirada sensible.

Atravesó todas las calles desde el hotel en dónde se hospedaba con su hermana hasta dónde Lluna le había dicho. Se le apetecía quedar con esa Slytherin, más le había quedado especialmente bien cuando la conoció en la enfermería. La verdad es que su relación era más bien poca, pero a Axel no le importaba pues adoraba hacer nuevas amistades y conocer a las personas. Solía tener ciertos prejuicios de sangre, casa y familias, pero como todo buen mentiroso, sabe ocultarlo especialmente bien. ¿De qué servía buscarse enemigos? Absolutamente de nada.

Se había perdido, pero por suerte había salido con tiempo de sobras para esos imprevistos. Preguntó a una señora mayor, la cual no tenía ni idea. De hecho, le hizo repetirle el nombre de “Sherlock Holmes” como tres veces. Desistió y preguntó a un joven de su edad, el cual supo indicarle sin ningún tipo de problemas. Si su padre le veía hablando así con muggles, probablemente le desheredarse. Por suerte está bastante lejos de él. Tras algunos minutos caminando se quitó las gafas pues el sol se había escondido y llegó a la calle en dónde se supone que estaba. Caminó por la acera de la izquierda y vio a Lluna en la puerta del restaurante. Le saludó desde allí, para que no siguieran pasando los minutos ya que no sabía si llegaba tarde. Intentó buscar el momento de cruzar la calle, pero no paraban de venir coches y es que el siguiente paso de cebra estaba demasiado lejos. Aprovechó un momento en dónde no venían demasiados y cruzó a toda prisa, llegando a dónde se encontraba la rubia de Slytherin.

-No sé si llego tarde, no tengo perdón, no se le hace esperar a una dama.-Sonrió con algo de encanto, guiñándole un ojo amistosamente.- ¿Qué tal estás?-Preguntó, acercándose a ella para darle un beso como saludo. Nunca había sabido si se daban dos o uno, por lo que siempre se quedaba algo dudoso.- Te veo muy bien. Se me hace raro verte de un color normal y no pálida a punto de ser devorada por tu estómago.-Bromeó sin querer recordarle un mal trago, simplemente una buena experiencia. De no ser así, no se hubieran conocido.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Jue Jul 10, 2014 12:34 am

Vi pasar mucha gente. Ancianos con su andar lento y parsimonioso. Jóvenes madres con sus hijos dentro de esos carritos, con velocidades demasiado peligrosas. Madres haciendo sus comprar diarias. Hombres con sus perros. Y parejas. Una multitud indecente de parejas. Cogidos de las manos, con sus risitas estúpidas. Espero morirme antes de parecer tan imbécil.
En eso estaba yo pensando cuando vi a alguien en la otra acera saludando. Sonreí al ver que era Axel. Como pasaban coches no podía cruzar, y el paso de cebra estaba más allá. Por no ir, se jugó la vida y pasó para acercarse a donde yo estaba. Temeroso, sin duda. Los conductores de esos trastos no miran nada. En seguida se disculpó.

- No llegas tarde, llegas bien. Y yo no soy ninguna dama. – repliqué.

Se acercó para saludar, y le di dos besos. Es lo propio, ¿no? Hay países en los que dan solo uno, otros en los que dan tres. Quieren que haya un idioma universal, pero no se aclaran a la hora de saludar. Estos muggles… Por mi, el saludo universal sería un apretón de manos. Pero hay quien opina que es demasiado frío.
Axel bromeó sobre el color de mi tez.

- Yo a ti si que te veo bien. Tengo que decir que sin el uniforme de Ravenclaw ganas mucho. Y parece que ya estás del todo recuperado. Nunca pensé que estuvieses en San Mungo. Como no te veía en el colegio…

La verdad es que no debe ser agradable pasar tantos días en un hospital y encima enfermo.

- Al menos habrás tenido visitas. Siento no haber ido. Ya no somos compañeros de enfermedades...

Sonreí al bromear, para que lo entendiera. No se me da bien hacer bromas. Y ya que prácticamente solo nos conocíamos de la enfermería, no sabía bien de que hablar. Además, poco recuerdo de lo que estuvimos hablando. Primero, estaba yo bastante mal con el dolor de estómago y barrida e intestinos. Era como morirse desde adentro. Y luego Axel, con ese jarabe tan malo que le dio la sanadora.

- Tu has estado en San Mungo sin mi, y yo en la enfermería de Hogwarts sin ti. Tuve un pequeño accidente con la escoba. Menos mal que Bianca es muy paciente y muy buena sanadora. ¿Verdad? ¿Te trataron tan bien en San Mungo como ella?

Decidí empezar por hablar de algo que ambos conocíamos, la enfermería del colegio y la propia enfermera. Ya luego podríamos hablar de otras cosas. Menos de caca, de lo que sea.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Jue Jul 10, 2014 1:36 pm

El chico era consciente de que, de sangre, no había ninguna dama por allí seguramente, pero a él le gustaba tratar a todo el mundo bien y en su casa le habían impuesto una educación un tanto dura respecto a eso. Axel trataba a las chicas como damas, aunque no lo fueran y los chicos como caballeros. Aunque no tuvieran un caballo. Aparte de quedar bien, era original. Muy pocos se limitaban a lo que hoy en día se llama un trato formal.

Lluna le soltó un cumplido y Axel esbozó una sonrisa. No se acuerda quién fue, pero cree recordar que alguien le había dicho justo lo contrario: le prefería con uniforme. No caía ahora en quién podría ser, pero era divertido ver la diferencias de opiniones de las féminas. Por parte de él, prefería la visión de Lluna puesto que para él los únicos uniformes que quedan bien son los de las chicas.

-Muchas gracias -Dijo con un leve asentimiento de cabeza como agradecimiento- La verdad es que prefería que no se enterase medio colegio de que he estado en San Mungo, suficiente voy a tener que explicarlo el próximo año cuando repita séptimo. Y bueno, más que nada me visitó mi familia -Su hermana, para ser exactos. Pero al fin y al cabo, era su familia. Rio ante lo que dijo de ser compañeros de enfermedades-. No te preocupes, con la mala suerte que tengo no me graduaré el año que viene por contraer viruela de Dragón. Entonces podrás ir a visitarme. -Bromeó.

Se metió las manos en los bolsillos y escuchó lo que decía la chica. Axel puso un mohín de sorpresa. Las escobas definitivamente tenían alguna especia de conspiración contra los alumnos. Al igual que los muebles contra los dedos meñiques. Se rascó la nuca, despeinándose la parte de atrás de su pelo

-Las escobas creo que pretenden matarnos a trozos. ¿Qué te pasó exactamente? –Se preocupó por el bienestar de su amiga, sonriendo ante el contento de la chica por tener a una buena sanadora como Bianca.- Sí, es muy buena. Me cuidó muy bien en Hogwarts antes de que me mandasen a San Mungo. –Le dio la razón, porque la tenía. No habían podido coger a una sanadora mejor para Hogwarts.- A mí en San Mungo…-Axel recordó a la primera sanadora que tuvo, una mujer regordeta, muy bruta y antipática. Pero luego recordó a la segunda: una chica dulce, traviesa y cariñosa. Era una rubia despampanante que no dudaba en tirarle incómodas pullas a Axel. Se lo había pasado en grande con esa mujer.- Al principio no tanto, pero luego tuve suerte con mi sanadora. Era muy buena conmigo. Aunque bueno, parecía un vegetal, por lo que no era muy difícil que me trataran bien. Con darme de comer y de beber yo tenía más que suficiente.-Sonrió bromeando.

Se percató de que detrás de ellos estaba el famoso restaurante que jamás había visto y señaló con la cabeza la puerta. Él por su parte tenía hambre, pero desde que había salido de San Mungo siempre tenía hambre. La comida de allí era de todo menos consistente.

-¿Qué, tienes hambre? Espero que sea un buen sitio donde degustar el paladar… -Dijo con palabrerío un tanto pedante, aunque sonrió negando con la cabeza para dar a entender que sólo era una broma. Hasta él odiaba la gente que hablaba así a posta. Tal como era su padre o sus hermanos. Y para él hasta una hamburguesa del McDonald ahora mismo era oro. Se dirigieron a la puerta y el chico sin percatarse mucho del lugar, divisó una mesa a un lateral.- Vamos.-Le animó.

Había bastante gente, pero aun así era un sitio tranquilo y no se escuchaba el típico bullicio de todo el mundo riéndose, hablando alto y gritando. Parecía un lugar cómodo sólo por eso.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Jue Jul 10, 2014 10:13 pm

La forma en que Axel acogió el cumplido fue excelente. Me gustaría saber hacer eso, como si no fuese conmigo. Aprenderé. Dijo que no quería que nadie se enterase en Hogwarts de que había estado enfermo en San Mungo. Aunque, había repetido el último curso por culpa de esa enfermedad que tuvo.

- Yo no voy a contarle nada a nadie. – le prometí – He hecho algunos conocidos en el colegio desde la última vez que no vimos, pero no les voy a contar nada. Igual ni te conocen…

Mis conocidos eran O, Damon, Luke, Jason… Y pocos más. Nadie de Ravenclaw. A nadie le importa la vida de los demás, así que yo no voy a contar nada. Le solté una pequeña broma para relajarme, diciéndole que ya no éramos compañeros de enfermería.

- Espero que no te ocurra ya nada más. Has llenado este año el cupo para unos cuantos años sin enfermedades duraderas. ¿No crees?

Al menos su familia fue a visitarlo, si no…que aburrido. Yo estaba ya mucho más relajada pues al conversación salía sin pensar, y Axel seguía siendo agradable estando sanos los dos y fuera de Hogwarts. Y hablando de enfermerías, le conté lo ocurrido con los pájaros.

- Lo mío no fue culpa de la escoba. Unos pájaros me atacaron y me hirieron en el brazo. No fue gran cosa, pero me asusté. Estaba tan tranquila practicando velocidad cuando aparecieron y vinieron a por mí.

Dicho de este modo no parecía que yo fuese una loca. Suerte de Bianca que tenía mucha paciencia y me trató tan bien. Pero en San Mungo seguro que era otro cantar. Le pregunté a Axel por el trato recibido allí. Dijo que bastante bueno, pero que parecía un vegetal. Me lo imaginé tumbado boca arriba, abriendo y cerrando los ojos, y poco más.

- ¿Tal mal estabas? – pregunté entre sorprendida y asustada.

Como sonrió, entendí que bromeaba. Pero lo cierto es que es desconozco los síntomas de esa enfermedad que sufrió.
Estábamos parados justo delante del famoso restaurante, y Axel dijo de entrar. Yo asentí. Todos hablaban bien de aquel lugar. Incluso vine una vez a comer con Matt. Las hamburguesas de este lugar son magnificas.

- Es un buen sitio, recomendado por todos esos folletos turísticos muggles.

Nos sentamos en un lateral. Por dentro era muy bonito, todo decorado de acorde. Miré todo el salón, fijándome en los detalles. No había mucha gente, se podía hablar sin gritar. Eso es bueno. No tardó en aparecer una mujer vestida de la época, y muy simpática nos saludó y nos entregó la
carta.

- Lo cierto es que si tengo hambre. Y no te asustes, pero para ser chica como mucho. O eso me dicen siempre. – reí – Procuraré comportarme, que hoy no está Bianca para salvarme.

Miré la carta con gran interés. Todo era muy apetecible. Pero el típico fish and chips de Londres sería perfecto para hoy. Ya luego si eso, un postre rico.

- Sería divertido que te quedaras más días. No conozco a mucha gente por aquí. – dije levantando un poco la vista de la carta. - ¿Lo tienes? Yo creo que si.

Esperé a que Axel se hubiese decidido para llamar a la señora y darle el pedido. Mentalmente iba repasando la lista de los postres para ir descartando.


Restaurante por dentro:

Off: Siento que he escrito un trozo del nuevo testamento xD
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Miér Jul 16, 2014 4:27 pm

A Axel no le molestaba que lo supieran, al fin y al cabo iban a enterarse de un momento a otro. El año que viene probablemente iba a ser el único repetidor, ergo tendrá que lidiar con las burlas de todos de por qué un Ravenclaw empollón tuvo que repetir el último año de Hogwarts. O peor, con las posibles pullas que su profesor favorito –irónicamente hablando, Severus Snape-, iba a echarle al volver a verle por sus clases.  Ya tendría tiempo de explicarlo todo a su manera el próximo año.

-No, no soy alguien muy conocido.-Admitió.- No importa que se lo digas a alguien, lo que quiero decir es que ya me tocará repetirlo el año que viene suficiente como para que la gente se saque sus propias y locuras conclusiones. ¿Entiendes? Los rumores son peligrosos…-Sonrió y luego le dio un golpecito amistoso y suave en el hombro.- Me alegro, no te veía yo con muchas ganas de relacionarte en la enfermería. ¿Qué tal?

Lluna hizo que Axel esbozase un divertido asentimiento ante lo de llenar el cupo de desgracias por todo un año. Eso esperaba, puesto que no le haría nada de gracia repetir por segunda vez algo que podría sacarse tan fácilmente. Axel prestó especial atención a lo que le decía la chica, apoyándose de pie contra un banco.

-¿Te atacaron unos pájaros? Vaya, nunca me ha pasado. Eso es que amenazaste su hábitat. ¿Dónde te hicieron daño? –Preguntó curioso, ya que parecía haberse encontrado con los únicos pájaros asesinos de Hogwarts. Axel exageró con su manera de estar en San Mungo y rio cuándo Lluna dijo que si tan mal estaba. Él quitó importancia con un movimiento de manos.- La verdad que no, estoy exagerando. La verdad es que hoy es la primera vez que camino tanto después de meses; estaba cansadísimo y por eso no me movía, pero realmente no era un vegetal, me quedaba exhausto de mi cama al baño, pero por lo menos me podía mover.-Aclaró.- La enfermera se portó muy bien conmigo y me entretenía. Así que todo fue bastante bien.

El chico instó en entrar y ella no puso objeción. Le comentó que era un lugar recomendado y Axel entró con más ganas todavía. Le gustaba probar cosas buenas y nuevas y ese sitio parecía tener todas las papeletas. Alzó una ceja una vez se sentó y Lluna comentó todo lo que comía.

-¿En serio? Pero si eres pequeña y delgada. No te ofendas, pero parecías la típica que pide un pudín entero y se come sólo la mitad.-Por regla general Axel no tenía reparo en decir lo que pensaba y mucho menos si eso no le parecía malo.- Tienes suerte de tener un metabolismo que lo quema todo y te hace estar siempre así de guapa.-Y luego se dio cuenta que eso había sonado mal.- No es que estando gordita fueras a estar fea… -Añadió tras una leve pausa y luego sonrió.- Me has entendido, ¿no? –Preguntó tímidamente.

Miró la carta pensativo, no tenía ni idea de qué pedirse pues se le apetecía todo ya que había estado un mes a base de un extraño puré de patatas de lo más poco apetecible y que, muchas veces, tenía grumos. Y esa gelatina tan poco gelatinosa también era de lo más rancia.

-Con suerte me quedaré en Londres más tiempo que en Noruega. No se me pierde nada por allí y aquí hay mucho con lo que pasarlo bien, ¿no crees? –Preguntó, pues quién mejor que ella para corroborárselo.- Sí, lo tengo.-En verdad no lo tenía muy claro. Llamaron a la chica y ésta se acercó con una preciosa sonrisa en los labios, Lluna fue la primera en pedir. Luego se dirigió a Axel y éste eligió un poco al tuntún.-Me voy a pedir el almuerzo del labrador.-Queso cheddar, jamón asado con miel, manzana y pan blanco crujiente… Leyó mentalmente. ¿Qué narices de almuerzo comen los labradores tan extraño? Se arrepintió por unos segundos, pero la mujer ya preguntó por la bebida. Necesitaba una bebida consistente después de ese almuerzo tan extraño.- A mí no me gustan mucho las gaseosas. Normalmente soy de vinos, pero si no te apetece me pido una cerveza.-Le guiñó el ojo. Su familia le había enseñado a apreciar la buena bebida y no era un experto en el tema, pero le gustaba.  
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Miér Jul 16, 2014 11:22 pm

Entendía que para Axel no sería fácil repetir el curro, y más siendo un Ravenclaw. Que se supone que son más inteligentes que nadie. Puede esperarse que un alumno de Hufflepuff repita, pero no un Ravenclaw. Era una deshonra. O, al menos, eso es lo que yo creo. Por eso se ve a Axel tan apenado.

-  Entiendo, Axel. Y puedes contar conmigo. Si alguien va por ahí diciendo algo malo de ti… -hice un gesto como de sostener la varita y cara de pocos amigos. – La gente que de verdad te conoce, no hará bromas ni soltara críticas, porque sabrán que no has repetido por vago o por estudiar poco. Ha sido por tu enfermedad. Me alegro que ya estés bien.

Sonreí al notar la mano de Axel en mi espalda. Eso era un toque amistoso.

- Prefiero verte por el pasillo, o en el aula de castigo antes que en la enfermería. – bromeé.

Al contarle a Axel lo de mi accidente con los malditos pajarracos, pregunto que donde me hirieron.  Soltando que me había metido en su hábitat, y por lo cual, la culpa era mía. No hice buena cara. Malditos pájaros una y cien veces.
 
- Estaba en el campo de Quidditch, no es su hábitat. Me dan un poco de miedo, y había muchos, de modo que giré para irme. Pero vinieron detrás de mí y uno me alcanzó en el brazo. No se si con el pico o las garras. – le mostré mi brazo, aun quedaba una pequeña señal. – Llegué histérica ala enfermería. Tengo fobia a las aves.

Y a los murciélagos también. Sonreí para quitarle importancia. Axel me contó que no había sido tan mala su estancia en San Mungo, y que la enfermera lo trató bien.

Entramos en el restaurante, y una vez sentados nos trajeron la carta. Le dije a Axel que como mucho. Mi abuela suele decir que como como una lima. Lo cierto es que esa frase no tiene sentido. Las limas no comen. Y si se refiere a las limas de limar madera y eso, yo creo que como más. Axel se hizo un lío con lo que quería decir, y yo le escuché atenta. Finalmente reí.

- Ha sido un intento de piropo bastante aceptable. De modo que gracias.

En ese momento Axel me pareció muy gracioso, y me sonrojé un poco. Que idiota soy. Creo que aprender a controlar esto me va a costar. Axel dijo que iba a pasar más tiempo en Londres que en Noruega.

- ¿Vive allí tu familia? Si otro día te apetece verme, solo tienes que decírmelo. Aquí hay muchas cosas que ver, sin duda. Pero es aburrido ir a verlas sola.

No le estaba soltando una indirecta, solamente estaba transmitiendo una realidad. Matt trabaja, y no conozco a nadie. La mujer que trabajaba en el restaurante nos dejó las cartas, y yo lo tuve claro en seguida. Pregunté a Axel, y él también lo tenía. Llamamos a la mujer para pedir.
 
- Me gustaría tomar el típico fish and chips.
 
El nombre de la comida de Axel era un tanto extraño y gracioso. Primero pensé en un perro labrador, y luego en esa gente que antaño trabajaba el campo. Si que se cuidaban para ir a trabajar. ¿A caso podrían moverse después de comer eso? Desde luego, yo no podría. La mujer preguntó por la bebida. Yo siempre pedía agua, y Matt me terminaba obligando a beber vino. Entiende de vinos el tío, a mi me saben todos igual.

- Vino está bien.

Me gusta el sabor, y pega bien con algunas comidas. Matt puede distinguir el precio de un vino tan solo probándolo. A mi me sabe igual uno que viene de estar en barrica de cualquier árbol de Francia, que uno barato comprado en un supermercado. No se si el pescado y las patatas fritas van bien con eso, pero bueno. Un día es un día.


-  Yo no entiendo nada de vinos. Y eso que he crecido con todo un experto.
 
Creí conveniente compartir eso con Axel, para hablar de algo, cuando la mujer se fue a preparar nuestro pedido.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Lun Jul 21, 2014 12:10 pm

Lluna era especialmente agradable con Axel, sobre todo a la hora de defenderle ante lo que pudieran decir los demás. Por regla general Axel simplemente sudaba de lo que le dijeran, ya que hay mucho bocazas por ahí, pero no le hacía nada de ilusión ser el Ravenclaw vago y estúpido que repite los EXTASIS, cuando es que llevaba dos años preparándose para tales exámenes.

- ¿Les patearás el culo a todos aquellos que digan cosas malas de mí? -Sonrió- Ya, si tienes razón. Pero bueno, ambos sabemos que hay mucho tocapelotas en Hogwarts con ganas de molestar un rato al prójimo. -Se encogió de hombros y fue entonces cuando Axel sujetó en un pequeño abrazo a Lluna en un toque cariñosamente amistoso. La verdad es que el chico también prefería verle en cualquier sitio que no fuera la enfermería, por lo que asintió con un gesto divertido.

Axel se quedó con los ojos abiertos escuchando la historia de la rubia. Lo menos que se esperaba es que los pájaros fueran tan asesinos. ¿Qué necesidad tendrían de atacar a la pobre Lluna? Quizás se creyeran que era una amenaza, pero es que encima estaba huyendo de esos animales.

- ¿Fobia a las aves, en serio? -Preguntó sorprendido.- ¿Desde siempre? ¿Por qué? -Preguntó sin darse cuenta de que quizás rememorar el porqué de una fobia no fuera lo más agradable para la chica. Y lo menos que quería era incomodarla.- Bueno da igual el por qué. ¿Es por eso tu problemilla para mandar cartas? -Preguntó, aludiendo a algo que le había dicho en una de las cartas y que en su momento no entendió.

Entraron al restaurante y fue divertido el lío en dónde se había metido Axel sólo para decir algo bonito. Al final Lluna le ayudó diciendo que le había entendido y dándole las gracias por ese piropo mal hecho. Axel no era un ligón de mucho menos, por lo que no solía ni de lejos piropear, más si alguien se lo merecía lo intentaba, aunque terminase en una catástrofe como esa.

- Sí, yo soy noruego, aunque no sea rubio de ojos azules, creo que soy el único de mi familia que tiene los ojos marrones y el pelo oscuro. Y toda mi familia vive allí. -Le explicó, atendiendo a la oferta de la Slytherin.- Pues me encantaría. Mi hermana trabaja aquí, por lo que puedo incordiarla y quedarme en su casa. ¿Y qué te gustaría ver acompañada? Puedo aprovechar y utilizarte de guía turística, ¿no? –Le guiñó un ojo amistosamente.

Después de eso ambos chicos pidieron lo que iban a comer, pidiendo después la bebida. Por norma general era al revés, primero la bebida y luego la comida. El Ravenclaw agradecía que no fuera al revés, ya que de ser así te dan la bebida antes incluso de pedir. Por lo menos él, siempre tenía que pedir otra cosa porque se la bebía antes de empezar. El chico se sorprendió gratamente cuando a la muchacha no le importó pedir vino, por lo que retiró la cerveza.

- ¿Te gusta el vino? Nunca lo hubiera dicho. -Admitió sonriente después de que se fuera la mujer.- ¿Tu padre? –Intentó adivinar quién era el “experto” con el que había crecido.- Mi padre siempre ha sido un fiel amante de los vinos. Yo nunca lo he sido tanto, pero de tanto beberlo me ha terminado por gustar y la verdad es que cada uno es diferente. No sé, soy un inexperto, en realidad, pero me gusta degustarlos aunque no tenga ni pajolera idea. -Se encogió de hombros levemente.- Y en realidad no sé lo que me he pedido de comer… tenía unos ingredientes muy raros.-Admitió divertido al final, en un pequeño susurro confidencial.- ¿Después de comer se te apetece ir a dar una vuelta? –Añadió Axel, apoyándose hacia atrás en la silla con la vista fija en su compañera.
[/color]
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Lun Jul 21, 2014 11:06 pm

No es que yo fuera a defender a Axel de cualquiera que hablara mal de él, pero una cosa es hablar mal de alguien y otra pasarse con alguien que me cae bien. Porque me enfado, y los bocazas podrían pagarlo muy caro. Sonreí cuando Axel preguntó si les patearía el culo.

- No exactamente, no soy tan bruta. Y se me da mejor la varita… -no podía imaginarme dando patadas en el trasero a nadie. – Incluso cuando iba al colegio muggle me hacía respetar sin utilizar la fuerza física. Soy más sutil. Tu tranquilo. Tienen que respetarte, serás el alumno más viejo de Hogwarts. – intentó bromear para hacerle sentir mejor.

En el colegio muggle los niños siempre se insultan y pegan de unos a otros. Sobre todo las niñas muggles, que era muy de incordiarme. Solo tenía que coger su pelo y hacerlas besar el suelo. Inmediatamente dejaban de molestarme. Con los chicos solía llevarme mejor, desconozco la razón. Aunque tampoco me socializaba yo mucho con ese tipo de gente, no valía la pena.
Estaba siendo amable con Axel, aun así, su abrazo me pilló por sorpresa. Es cierto que prefería verlo fuera de la enfermería. Tanto por él como por mí. Sonreí sin más y le di un suave golpecito en la espalda. Así es la amistad, vaya. No está mal.
Hablando un poco de todas nuestras desgracias, le conté lo de mi accidente con los pájaros y tuve que admitir que tengo una fobia con ellos. Al menos eso dice siempre Matt, y también me lo dijo la enfermera de Hogwarts. Será así. Axel me hizo muchas preguntas y no sabía responder.

- Es desde siempre que yo recuerde, pero no se el motivo. Supongo que cuando era pequeña me pasó algo, pero mi tío no sabe nada. De modo que fue antes de los dos años. Como para acordarse…  -no me gustaba hablar de mi vida antes de los dos años, porque me la tenía que inventar. Solo tengo recuerdos de Matt y de mi abuela. Respondí la pregunta de Axel sorbe el correo, aunque era obvio. Y por supuesto, me cuesta mandar cartas porqué esos pajarracos infernales me miran mal.

Entramos en el restaurante, que era bastante acogedor, y continuamos conversando sobre muchas cosas. Al pedir, expliqué abiertamente que suelo comer bastante. Axel intentó decirme que no estaba gorda, a modo de cumplido, pero no supo como decirlo para que lo entendiera a buenas, y terminé riéndome un poco. Finalmente agradecí el intento. Para olvidar ese intento gracioso, pregunté por su situación familiar. Era noruego, pero estaba unos días en Londres. Es bueno saber que puedo volver a verle. De ese modo, el verano no será tan aburrido.

- Pues yo estoy bien segura de no ser de Noruega – bromeé – De todos modos, sigues siendo muy guapo. – no se lo dije para devolverle el favor, simplemente me salió. Me dio la impresión de que no ser rubio de ojos azules era algo malo.-

Me comentó que su hermana estaba trabajando en Londres, y por lo tanto, vivía aquí. Axel dijo que la incordiaría para quedarse, y yo sería su guía turística.

- No conozco muchos lugares bonitos. Pero todo es mejor si se está en buena compañía. Por ejemplo, este restaurante. Nunca he venido a comer sola. Y eso que paso casi todo el día sola. ¿Dónde te gustaría ir a ti? Como turista de Londres, debes tener ideas.
Pedimos la comida, y Axel dijo de tomar vino. Yo acepté. No soy una experta, pero está bueno. Siempre y cuando lo bebas con moderación, que se sube enseguida. Admití que no entendía de vinos, pero me gusta igual. Axel quiso saber quien es el experto en vinos. Sonreí.

- Vivo con mi tío. No conocí a mis padres. – lo dije sin más, sin tristeza - Él conoce vinos de muchos países, e intenta inculcarme ese saber. Pero yo no logro distinguir un vino selecto y caro, de un vino barato de taberna. – reí - Como estoy acostumbrada a comer con vino, he aprendido a apreciarlo. Y no tiene gas, siempre es mejor que esa Coca Cola americana.

Axel también apreciaba los vinos, aunque de un modo parecido al mío, no como Matt o su padre. Después de hablar del vino, Axel comentó que no sabía que había pedido exactamente para comer. Me reí bastante, porqué a mi tampoco me había quedado muy claro.

- Si no está bueno, o no te gusta, podemos compartir mi plato. Pero no te acostumbres. Que soy una Slytherin, soy mala gente. – le saqué la lengua divertida.

Yo no me considero mala persona, pero es lo que suelen opinar sobre nosotros los de otras casas. También Axel tendría que ser un insoportable sabelotodo, y no lo parecía más que yo. Aun no habíamos comido, y Axel ya preguntaba si me apetecería dar una vuelta con él.

- Por supuesto. Podemos empezar hoy la visita guiada. – acepté encantada.

Axel estaba siendo muy amable también. Seguro que tiene más amigos en Londres, y aun así, me pide a mí que le enseñe la ciudad. Además, es bastante guapo y divertido. Que suerte. Avise a Matt de que iba a llegar tarde antes de salir, de modo que podíamos dar una vuelta grande.
Me quedé mirando a Axel como queriendo adivinar un poco sus pensamientos. No creo que tenga segundas intenciones. Se le ve una persona transparente. Así que no tendremos problemas.
La mujer nos trajo primero una botella de vino, con su etiqueta. Solo con eso, Matt sabe hasta el precio. Después, trajo nuestra comida, y olía de maravilla. Nos deseó buen provecho y le di las gracias.

- ¡Al ataque!
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Jue Jul 24, 2014 1:08 am

Lluna le parecía, en su manera, de lo más adorable. Se le veía como una chica delgada, bastante inofensiva, quizás con un poco de mala leche que Axel no conocía, pero ni de lejos peligrosa. Por lo que cuando resaltó que no era TAN bruta, Axel no pudo evitar sonreír, ya que se imaginaba a la rubia siendo aunque fuera un poco bruta y no se la podía ni imaginar.

-Tienes razón, no había pensado eso. Seré el veterano y siempre puedo formarme una pequeña fachada de tipo duro desde el principio. Diré que me secuestraron y que tuve que convivir con Colacuernos Húngaros durante meses, huyendo y peleando con ellos.-Curvó la comisura de sus labios hacia abajo, meditando esa idea.- Aunque mejor me busco una historia que la gente pueda creerse. ¿No crees? -Las chicas, en opinión de Axel, imponían muchísimo si se lo proponían, más a él sin proponérselos todas ejercían una gran presencia. Evidentemente, si las conoce, si no no. Por lo que no pudo evitar sentir curiosidad (hablemos con algo de claridad, Axel siente curiosidad por todo, en realidad) por sus maneras de hacerse respetar-¿Y cómo eran esas maneras? ¿Les plantabas cara a aquellos que intentaban robarte el sanwich del desayuno?-Pintó en su rostro una sonrisa levemente infantil.

La muchacha contestó a la pregunta de los pájaros y Axel se hizo una idea. Por lo que había dicho suponía que vivía con ese tío suyo, por lo menos a partir de los dos años. Y teniendo en cuenta que con dos años se recuerda más bien poco, sería en vez de un tío casi como un padre. Axel decidió no preguntar, pues los temas familiares podían llegar a ser incómodos, tristes o no ser muy buena idea si te hueles algo malo.

Hablaron sobre la procedencia de Axel y éste dijo tranquilamente que era de Noruega, por mucho que no se pareciese, físicamente, al estereotipo que se espera de un noruego. Aun así, Lluna saltó con un halago bastante gratuito –y agradecido- hacia el chico, el cual sonrió, agradeciéndoselo con un sonriente “gracias”.  No se esperaba esa contestación, más no le dio demasiada importancia, pues realmente se había quedado sin saber qué decir. Probablemente un comentario un tanto egocéntrico bromista hubiera venido bien, pero había tardado demasiado en pensarlo del improvisto. Acto seguido, Axel se tomó la libertad de contratar a Lluna como su guía turística en Londres, era divertida y jovial, más no se le ocurría una chica mejor. Le preguntó por los deseos viajeros de Axel y éste relajó su semblante y llevó un dedo a su barbilla, pensativo.

-Como turista… Me han hablado estupendamente del Museo de Cera, ¿sabes lo que es? Tiene un nombre mucho más currado, pero yo no me lo sé. Me hace ilusión ese sitio básicamente porque mi cultura muggle es más bien nula y todos los que están representados ahí son figuras famosas.  ¿Sabes lo que es eso? –Preguntó, más perdido que Wally. Lluna le explicó el motivo de que le gustara el vino, ya que Axel se había sorprendido bastante al descubrirlo.- Bueno, pues parece ser que nos traerán un vino y no sabremos apreciarlo. Tu tío no estaría orgulloso de nosotros.- Y, hablando del Rey de Roma (o más bien de la reina), ésta se acercó con dos botellas de vinos, dándolos a elegir una de las dos. Axel, indeciso, eligió la de mejor aspecto superficial, más no tenía ni idea. Cuando la mujer se fue, Axel continuó con la conversación.- Las gaseosas son horribles. Las odio.-Podría haberle dado el motivo de peso: los gases, más no quería hablar de eructos o flatulencias la primera vez que quedo con una amiga.

Axel enarcó una ceja cuando Lluna dijo que era mala gente sólo por el simple hecho de ser Slytherin. No iba a negarlo, los Slytherin, muchos, eran mala gente. Pero por lo que conocía de Lluna, le parecía una chica de lo más dulce y agradable. Aunque ella pensase lo contrario.

-¿Mala gente, tú? No estamos hablando de la misma Lluna, creo.-Sonrió y luego dio una suave palmadita en el aire, antes de frotarse las manos.- ¡Pues muy bien! ¿Y por dónde empezamos? ¿Qué sitio de Londres, en tu opinión, es el mejor de todos? Quiero ir ahí.-Dejó claro, para que le fuera fácil elegir un lugar a dónde poder ir luego.

No tardó mucho más hasta que la mujer volvió con el vino elegido y la comida que habían pedido. El  plato de Axel era cuánto más apetecible por el olor, pero lo era muy poco por el aspecto. Era algo así como un menjunje todo unido cuyo color había sido una unión de ambos y se había quedado muy extraño. El rostro de Axel fue de lo más divertido mientras miraba su comida, en sumo silencio, mientras la camarera abría el vino delante de ellos y servía, dejando la botella a un lado. Lluna empezó a comer y Axel no fue menos, probando aquel plato. Estaba realmente delicioso y, por la sorpresa, se le iluminó el rostro en  una mirada hacia Lluna.

-Pues me ha sorprendido. No parece muy rico si nos acatamos a su aspecto, ¿verdad? –Le enseña el plato a Lluna.-¿Quieres probarlo? Esta cosa de aquí…-Señaló con el tenedor una cosa verde de lo más deforme.- No sé qué es, pero está rica.-Le tendió el plato por si quería probar y, mientras tanto, probó el vino. Como siempre, estaba exquisito, más no sabía si estaba tomándose el típico vino de cartón metido en una botella.- ¿Qué opinas del vino, señorita con un tío experto? Eso debería venir en los genes…-Le dio ánimos a darle su opinión, aunque fuera desacertada.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Jue Jul 24, 2014 11:14 pm

Intenté explicarle a Axel que no soy como los muggles que usan su fuerza bruta para hacerse respetar. Además, dar puñetazos duele. Siempre es mejor la magia. Estando dentro de Hogwarts puedo usarla. Si pasara algo ahora, aquí mismo… Se que no me amedrentaría contra nadie ni contra nada. En el colegio muggle bastaba con una mirada mía para asustar a algunos tontos muggles.

Axel tomó bien la broma que hice sobre que sería el alumno más veterano del colegio.

- Eso del secuestro suena bastante sexy. Quizás alguien se lo crea. Tú inténtalo.

Me imaginaba a Axel en el gran comedor contando su historia sobre el secuestro, rodeado de niñas de su casa, y de otras casas. Todas suspirando y diciéndole lo valiente que es. Podría pasar, pero no creo que Axel sea así. Se le más simple, transparente, sin ganas de llamar mucho la atención. 

Axel tuvo curiosidad cuando le conté que hay otras formas de hacerse respetar a parte de la fuerza bruta.

- Nadie me robaba la comida – reí – Pero no me gustaba estar rodeada de insoportables niños muggles. Y menos, si me quitaban un juego o intentaban incordiar. Me fijaba uno o dos días en ellos. Es fácil, siempre hay algo que temen perder o que no les gusta que les toquen. Bueno, eso le pasa a toda la gente, no solo a los insoportables niños muggles. –bajé un poco la voz - Cuando descubría que cosa era, les amenazaba con romperla, o tirarla a la basura. Nunca falla.

Espero que no se asuste mucho de mí y de mis maneras de proceder. Él ha preguntado. Y además, no está mal que cambie su opinión sobre la dulce y buena Lluna. Aunque bien pensando, tampoco se que opinión tiene de mi. Igual huye despavorido. Sería gracioso. ¡Oh, no! Una chica mala de Slytherin a la que le gusta torturar a la gente que se mete con ella. Me reí sola con mi pensamiento.

Aprovechando que Axel estaría unos días, me dijo de ir de turismo por Londres. Me ofrecí encantada, ya que me aburro tanto este verano. Dijo algo sobre un museo de cera. Fui allí con Matt una vez. Nos gustaron las máscaras de tortura que usaban en la antigüedad. Mutilaban la lengua y lo exhibían en las plazas públicas. A parte de eso, todo eran muñecos bastante feos y desconocidos para mí. Cantantes, actores…todos muggles.

- El museo Madame Tussauds si no recuerdo mal. Hay muchos muñecos, pero yo no reconocí a ninguno. Podemos ir cuando quieras, a ver si tu reconoces a alguno.

No me hacía ilusión volver a ver esos rostros feos, pero igual con Axel era divertido. Pensando en más cosas para ver en Londres, se acercó de nuevo la mujer. Nos dio a elegir entre dos vinos, y Axel eligió uno. Yo me encogí de hombros. Es como jugar al azar. Y hablando de vinos, hablamos también de la comida. Axel confesó no saber que había pedido exactamente, y me ofrecí amablemente a compartir mi plato si el suyo estaba malo. Pero le avisé con cierto tono de broma de que eso no suelo hacerlo. Axel no se lo creyó, yo no dije nada. Ya lo irá viendo.

Como Axel ya había dicho el lugar de Londres que quería visitar, me preguntó cual era mi lugar favorito. Lo pensé bien, ya que mi lugar favorito era esa pastelería a la que solía ir, porqué los bollos estaban muy ricos. Pero Axel se refería a monumentos.

- Yo creo que lo mejor es ver la ciudad de noche. Si ves Las casas del parlamento desde lejos, de noche, con toda la iluminación… Y la torre del reloj, es enorme. El Big Ben lo llaman. Creo que es maravilloso. 

Es lo primero que vi de noche en Londres, la noche anterior a mi primera partida hacia Hogwarts. Creo que me impresionó tanta grandeza. Es enorme.

La mujer nos trajo la comida y el vino elegido. Todo olía de maravilla, pero el plato de Axel era poco agradable a la vista. Esperé a que lo probara, para ver si reacción. Pero no hizo ninguna mueca de asco, y me ofreció probar una cosa verde.

- Esto no es educado, pero bueno… - acerqué mi tenedor y pinché aquello verde. Lo probé sintiéndome un poco observada. – ¿Es pepinillo?

Estaban muy ricos los pepinillos. No se si pegaban mucho con la manzana, la carne… Pero por separado al menos, estaba bien. Ya que él me ofreció probar su comida, le ofrecí también de la mía.

- Si quieres probar lo mío, es solo pescado y patatas, se puede comer en cualquier sitio del mundo. Pero está rico.

Una cosa es no entender de vinos, y la otra saltarse los modales en la mesa. Si me viese mi abuela… Caté el vino, y me pareció igual que todos. Quizás demasiado gusto a madera. Matt insiste en que es normal que sepa como a madera, ya que el caldo madura en barricas de roble o de cerezo. Lo cual le da un sabor…bla, bla, bla.

-  Color intenso y sabor que perdura en la boca. Con leve toque afrutado, muy fresco. – hablé con mucha seriedad, y dejé una pausa. Finalmente reí. – No, no viene en los genes. Me sabe a vino normal. Está rico por lo menos. ¿Qué opinas tú?

Me interesa saber su opinión. Quizás sea más acertada.

Spoiler:


Off:
Cuando la mujer se fue, Axel continuó con la conversación.- Las gaseosas son horribles. Las odio.-Podría haberle dado el motivo de peso: los gases, más no quería hablar de eructos o flatulencias la primera vez que quedo con una amiga. No creo que después de las "cacas" eso me asustase XD
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Dom Jul 27, 2014 4:50 pm

El chico bufó divertido ante la afirmación y los ánimos de Lluna para mentir sobre el secuestro. Axel se imaginó contando las batallas a todos sus compañeros y la verdad es que no le agradó lo más mínimo ser el centro de atención contando una mentira. No era alguien que disfrutase siendo el centro, mas solamente todavía, ya que en un futuro pretendía ser famoso por sus logros y descubrimientos. Además, secuestrar un Crowley probablemente sea lo más estúpido y difícil que haya debido a la reputación que se les precedía desde generaciones atrás.

La muchacha le contó a Axel su método para crear el caos en su colegio muggle y Axel no pudo evitar sonreír ante lo que la chica le contaba. Axel no había estudiado nunca en un colegio muggle pues como la gran mayoría de familias como la de él, había sido educado en casa hasta que llegase el momento de ir a Hogwarts. Eso sí, había visto películas y se le antojaba como lo real lo que veía en ellas. Axel abrió los ojos con algo de sorpresa cuando le contó lo que hacía. Le había sorprendido ya que desde pequeña sabe que dónde más duele es en donde más se quiere.

-Pues sí que eres una chica malvada. Te mereces estar en Slytherin. Ya decía yo qué había empujado al Sombrero a meterte ahí…-Comentó con jovialidad.- ¿Alguna vez llegaste a romper o tirar algo de especial valor para algún niño?-Preguntó abiertamente.- Eso sí que te convertiría en una sucia víbora…-En su cara se dibujó una sonrisa de lo más cándida y tranquila.

Axel conocía la historia del mundo muggle a pesar de haber sido criado bajo férreas barreras entre ambos mundo, pero desde pequeño se negó a ser simplemente un mago. Al fin y al cabo, vivimos en un mundo dónde más de la mitad de las personas, carecen de magia. A pesar de eso, no tenía ni idea de la gran mayoría de las cosas y desconocía a muchas de las figuras más importantes, por eso y simplemente por esa razón le hacía ilusión ir a al Madame Tussauds, puesto que seguramente sus expectativas sobrevolaran exageradamente lo que se pudiera encontrar allí.

-Lo dudo, la verdad. Conozco muy poco, pero me gustaría conocer a muchos de esos personajes que marcaron la historia. Los del mundo mágico ya no son un misterio para mí.-Sonrió, en base a su curiosidad. Muchos le preguntarían que por qué tantas ganas por conocer la cultura de algo que se supone que es el retraso de una evolución que ha conseguido magia. Pero Axel opinaba que no por eso eran peores, simplemente inferiores, más el conocimiento no ocupa lugar y siempre es poder. Es cuestión de distintos puntos de vistas y no había nada que a Axel le gustase más que un buen libro empapado de historias. La chica no se veía especialmente motivada con la idea, por lo que Axel añadió:- Pues un día vamos y siempre podemos valernos de la magia para hacer de ese museo algo más divertido.-Alzó ambas cejas, travieso. Ella no podría hacer magia, pero él ya podía.

El chico preguntó el lugar favorito de la chica y más que ser un lugar en especial era un conjunto de ambientes en un sitio muy famoso de Londres. Axel lo había visto, pero es cómo cuando oyes pero no escuchas; carece de importancia. Probablemente Axel lo hubiera visto pero ni se hubiera fijado. Miró el reloj que llevaba en la muñeca y luego se encogió de hombros.

-Bueno, depende de a dónde vayamos quizás luego pueda enseñarme eso.-Hizo un guiño.

No tardaron en traer tanto el vino como la comida y ambos se pusieron manos a la obra en terminarse aquella comida. Axel tenía hambre, por lo que a pesar del aspecto que pudiera tener, se lanzó como perro hambriento. Rio ante lo que dijo la chica.

-La educación puedes reservarla para cuando la necesites. No te preocupes por mí y muchos menos por los que nos rodean, al fin y al cabo no te van a ver nunca más.-Se encogió de hombros con algo de indiferencia.- ¡Sí, pepinillo! Hace años que no probaba este sabor.-Exclamó de lo más fascinado. Años… probablemente incluso una década. Desde que entró a Hogwarts no lo probaba. La chica le ofreció de lo suyo, pero Axel negó con la cabeza tranquilamente para probar del vino, al igual que la chica. Soltó una carcajada de lo más divertida cuando con toda la seriedad supo describirle el vino y luego rompió  reír.- Por un momento me lo había creído. –Sonrió.- Se nota que has visto mucho a tu tío dando su propia opinión. Por mi parte, te digo, no tengo mucha idea pero… normalmente los que pruebo son muy ácidos o amargos y este tiene un toque de lo más abocado. Está muy rico, pero seguro que hemos probado mejores.-Rio.

Continuó con su comida tras dejar la copa a un lado, comiéndose el pepinillo lo primero de aquel plato tan extraño.  No era un plato muy consistente por lo que realmente no tardó mucho en bajarle el volumen, no le había motivado su aspecto, pero estaba muy rico.

-¿Y cuándo salgamos de aquí a dónde tienes pensado llevarme? Vas a tener que emocionarme para que confíe en el gusto de mi guía.-Se encogió de hombros, volviendo a beber del vino.-
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Dom Jul 27, 2014 8:21 pm

Si alguna vez veía a Axel en Hogwarts rodeado de gente, entonces sabré que está contando la historia de su secuestro. Aunque parece que no le gusta del todo la idea. Sería divertido eso si.
Si se reían de él, yo le ayudaría. Y se lo dije. Le conté como me deshacía de los niños muggles del colegio, y no dijo nada, pero estoy segura de que no esperaba escuchar algo así. A mi nadie me toca las narices.

- El sombrero es muy sabio. Toda mi familia ha estado en Slytherin. Mis abuelos, mi madre… No creo que vaya en los genes, pero no me veo en otra casa.

Axel quiso saber que había llegado ha hacer a los niños que me molestaban. Si había roto algo. Me acordé especialmente de aquella muñeca.

- No tendría yo más de 5 años cuando una niña insistía en querer jugar conmigo, o mejor dicho, quería que yo la viese jugar con su muñeca nueva, no me la dejaba. Se la trajo el santa claus ese. Le dije varias veces que me dejase en paz, y no lo hizo. Arranqué la cabeza de su muñeca y lloró como si le hubiese roto una pierna. La muy exagerada… La profesora no me castigó, porqué no se podían traer juguetes de casa al colegio. Pero la niña lloró tanto que nadie me molestó en un buen tiempo. Y los que me molestaban… A la segunda mirada mía, se iban a jugar a la otra punta de clase o de patio. No lo hice por maldad. Solo quería dejar las cosas claras...

Y ahí fue donde comprendí que todos tenemos algo que tememos perder, y saber el temor de los demás hace que tengas cierto poder sobre ellos. Quizás es lo que me ayudó a sobrevivir al colegio muggle. La abuela insistió en que es bueno conocer sus costumbres, que al fin y al cabo, el mundo mágico está oculto a sus ojos y sabiendo algo sobre ellos es más fácil poder esconder la magia. Por mi parte, yo opino que nosotros somos los poderosos. Son ellos los que tendrían que esconderse.
Axel opinaba que hacerle eso a aquella niña me convierte en una sucia víbora. Sonreí.

- Cada cual se defiende como sabe. Y no me ha ido mal…

Creí que después de eso no querría seguir hablando conmigo. Yo nunca miento. Y soy como soy. A quien no le guste que siga su camino. Quizás por eso no me abundan los amigos. Pero antes prefiero eso que mentir sobre como soy.
Finalmente si que entramos, y Axel habló de los lugares que quería visitar. Lo primero el museo de muñecos de cera. No era lo más bonito de ver, pero podía ser divertido. Demasiada gente muggle desconocida para mi gusto. Me sorprendió que Axel dijera que podría ser divertido usar magia.

- Yo aun no puedo… Y eso ha sonado más divertido que ver simples muñecos de cera.

Preguntó por mi lugar favorito, aunque más que lugar era un paisaje a una hora concreta. Me gustaría que Axel lo viese. No es lo mismo que verlo de día lleno de gente.

- Después de aquí podemos ir a ver otras cosas. Quizás tomar un helado… Y cuando se vaya el sol vamos. Te encantará.

Estaba a gusto con él. El restaurante no estaba mal y la comida olía bien. Es mejor de lo que se podía esperar. Aunque Axel me dijo de probar su comida, y me dio un pepinillo. Eso no era de muy buena educación.

- Claro que me van a volver a ver. Es un buen sitio para comer. Poco me importa lo que puedan pensar. Pero he tenido una educación, y se lo que está bien y lo que no en la mesa. Otra cosa es que lo respete… Me ha gustado el pepinillo.

El no quiso probar mi comida, al fin y al cabo era lo más normal del mundo. Sonreí y continué comiendo mi comida. Y bebiendo el vino. Di mi opinión sobre el vino, aunque no era la más acertada. Al menos se podía beber, y casaba bien con el pescado.

- Mi tío es un experto. Soy su vergüenza – reí. – Yo he probado de más caros, eso seguro. Pero no creo que el gusto tenga a ver con el precio. Este está más ricos que algunos que he probado que vienen de Francia o Italia.

Fui comiendo patatas, y pescado. Las patatas fritas me encantan. Son un vicio. No hay que abusar de ellas, que engordan y eso. Por suerte, soy muy movida y eso no me afecta. Hablando aun de turismo londinense, Axel quería saber donde íbamos a ir después.

- Hay muchas cosas para ver, museos, monumentos, calles… Pero, ¿has subido a London eye? Desde esa noria se ve casi toda la ciudad. ¿Quieres ir allí?

Axel me estaba poniendo en un buen aprieto. No soy una enamorada de esta ciudad, ni siquiera conozco todos los lugares famosos.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Dom Ago 10, 2014 12:44 am

El sombrero sin duda era la cosa mágica más sabia que había en todo el mundo mágico. No sólo te conocía mejor que nadie, sino que sabía perfectamente a dónde debías ir para encajar y ser tu mejor versión de ti mismo. Axel nunca dudaría de ese mugriento sombrero, pues era un hecho que él era la oveja negra de su familia, algo que todos sus hermanos y padres le decían. Era un Ravenclaw de ideas propias totalmente reacio a las creencias de sus padres. Por lo menos enteras, parcialmente no iba a negar muchas de las cosas que ellos defendían, aunque fuera un perfecto mentiroso a la hora de ocultarlo delante de otros.

Lluna le contó a Axel cómo era su manera de imponer respeto y el chico sonrió. Nunca había ido a un colegio, por lo que en realidad sentía cierta admiración al respecto. Más que nada por la experiencia que él no tenía, ya que sus estudios fueron lo más aburrido del universo.

-Ah bueno. Tampoco es para tanto, ya te veía repartiendo leña a cada cual que se metiera en tu camino. Una patada en el culo para quitarlos de en medio. En el fondo, si te miro bien, tienes cara de mala persona.-Bromeó e hizo una pausa. Luego cortó un trozo de su comida para llevárselo a la boca.-Pero en mi opinión, siempre es mejor dejar claro quién eres para que ni se les ocurra la simple idea de intentar pisotearte. La ley del más fuerte.-Le guiñó un ojo, encogiéndose de hombros juguetón.

No hacía falta de dos magos para divertirse a costa de la magia, aunque era evidente que si ambos podían hacerla, podría ser incluso hasta más divertido. Por parte de Axel, ir o no al Madame Tussauds era casi irrelevante. Había visto muy poco de Londres por lo que no le importaba lo más mínimo ver cualquier otra cosa. De hecho le había gustado mejor lo de tomar un helado y hacer tiempo, por lo que asintió enérgicamente mientras masticaba su comida.

-Bueno, sí… Pero bueno, por mi parte sólo me complico la vida con educación y demás cuando mi familia está delante. Si no… la comodidad ante todo. Y cómo si quieres cogerte todo el pepinillo…-Dejó caer.- Que no te corte la “educación”.-Hizo comillas con los dedos.

Axel nunca había hablado de vinos con nadie, más bien escuchaba a su padre hablar de ellos y él se quedaba un poco con la historia, ya que para algo por lo que su padre pone interés en su compañía, había que aprovecharlo. Por otra parte, se veía que el tío de Lluna, aunque no lo consiguiese, tenía bastante informada a la chica.

-Seguro que no. Muchos dicen que los mejores vinos son los más viejos, los que llevan reposando por años. Pero como dicen, todo es cuestión de gustos. A mí personalmente esos son los que menos me gustan. Tienen un sabor muy… a rústico.-Rio.-Vale, “rústico” no es un término para referirse a sabor, pero seguro que me has entendido.  

Axel sabía perfectamente qué era el London Eye. Jamás se había subido pero no era muy difícil dejar de ver una noria de esas dimensiones por Londres. Sobre todo cuando tienes que pasar todos los días al lado del Big Ben para ir a hacerle recados a tu hermana. El chico tampoco había tenido especial ilusión de subirse nunca, más que nada porque media hora de movimiento circular en solitario debía de ser algo realmente aburrido. Su hermana no iba a ir con él y los amigos del chico eran casi todos de Londres, por lo que estaban hasta el culo de ese tipo de “atracciones” turísticas.

-Conforme. ¿Qué mejor que empezar con una vista casi aérea de todo Londres? –Preguntó retóricamente.- Entonces cuando salgamos de aquí vamos a comernos un helado, luego London Eye y cuando el sol caiga, me enseñas el parlamento. ¿No? –Estaba casi seguro de que era así, preguntó más bien por asegurarse. Continuó con su comida tranquilamente y la verdad es que el plato no era muy generoso y él comía bastante rápido aunque estuviera hablando, por lo que le quedaba poco.-¿Te apetecerá pedir un postre luego? Cuando entramos vi uno de esos mostradores con los postres y nunca he podido resistirme a la tarta de queso con arándanos. Es la magia de los muggles. Desde pequeño me ha encantado. ¿Qué dices? –Le preguntó amigablemente y luego sonrió al mirarla.- Por cierto…-Soltó una leve risa y se señaló a sí mismo en la comisura de los labios.-Tienes salsa de las patatas ahí.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Miér Ago 13, 2014 11:38 pm


Me gusta que todos los magos de confianza sepan cual es mi casa. Que pertenezco a  Slytherin tal y como mis antepasados es un orgullo para mí. No alardeo, es simplemente lo que hay. Es así. Si toda mi familia fuese de Ravenclaw, también lo diría con orgullo. Supongo que los pertenecientes a la casa Hufflepuff también lo dicen con orgullo, pero esos ya pueden dar gracias a que dejan entrar en Hogwarts a nacidos de muggles. Mejor no pensar en ello ahora.
Normalmente me da la risa cuando gente de otras casas nos llama “malos”, pero que Axel me llamara víbora no me hizo mucha gracia. Y todo por contarle mis métodos en el colegio muggle. Hay que defenderse, y hacerse respetar. Incluso me dijo que tengo cara de mala persona.

- No me considero mala persona. Si una anciana cae en medio de la calle, puede que le ayude y todo. Tú tienes cara de niño bueno, aunque un tanto bipolar.

Lo mismo me llama mala persona, que dice que es bueno saber defenderse y dejar claro quien manda. Sigo comiendo bastante divertida. Después de todo, no es tan malo conversar.
A pesar de lo del pepinillo, o continuaba usando mis modales. Admito que Matt no me dice nada si tomo algo de su plato, pero el masticar con la boca cerrada y usar cubiertos y servilleta es básico. Menos para comer pizza, hamburguesa y…patatas fritas. Saben mejor con las manos y son más fáciles de llevar a la boca. Las de mi plato estaban un tanto saladas per muy buenas, y sin darme cuenta ya las estaba cogiendo con las manos.

- No quiero más pepinillos, a ti también te gustan. Y creo que no me corto delante de ti. – le muestro una patata frita en mis manos y luego la llevo hasta mi boca.

Me he dado cuenta que hago ciertas cosas de cierta manera. Como comer. En un plato como el mío, que tiene pesado y patatas, como en último lugar lo que más me gusta. Como que lo dejo para el final para saborearlo mejor. En mi plato apenas quedaba ya pescado. No quise comer más pepinillo, no por lo de la mala educación, si no porqué a Axel también le deben de gustar y no quiero arrebatárselos.
Iba tomando pequeños sorbos de vino acompañando la comida. Las patatas estaban un poco saladas y el vino calmaba un poco ese exceso. El vino me ayudó en eso, y también nos dio de que hablar durante la comida. Yo entendía lo justo. No tanto como para describir con palabras un sabor. Eso se lo dejo a mi tío, yo solo lo disfruto desde la ignorancia. Luego ya hablamos de que su padre entendía de vinos, y Matt también. Pero se ve que a nosotros no nos había llegado ese entusiasmo por la descripción sensorial de los caldos. Para Axel, los vinos mejores solían ser los más viejos, pero a él le sabían a rústico.

- Se a lo que te refieres. Más que rústico, es que saben a madera. Es como chupar el tronco de un árbol. – pongo cara de asco. – Nunca he chupado un árbol, que recuerde, lo digo por el sabor. – aclaro las cosas para que no haya confusiones tontas.

Además de la comida y el vino, la idea de visitar la cuidad iba tomando forma. Axel me quería como guía turística, y a pesar de avisarle de que no conozco muy bien la ciudad, le dije un par de sitios y pareció entusiasmado en ir.

- Me parece estupendo. Helado, London eye, el parlamento cuando anochezca. Lo del museo de cera lo dejamos para otro día. O te voy a enseñar todo hoy y no querrás verme a más. –bromeo.

Termino mis patatas justo cuando Axel me habla de pedir un postre. Ahora postre y luego helado, me parece una idea más que maravillosa. Es cierto que al entrar vimos la tarta de queso con arándanos, y tenía una pinta deliciosa.

- Me parece perfecto, adoro los postres.

Llamamos a la señora, que se acercó risueña. Parecía estar disfrutando al vernos comer.
Antes de que viniera, Axel me dijo que tenía salsa en la comisura de los labios. Me limpié con la servilleta lo más aprisa que pude. Tanto hablar de modales, y se me olvida lo más básico.

- Gracias –se lo agradecí, no sin un tono rosado en mis mejillas.

Después de escuchar los postres que la señora nos ofrecía, pedimos tarta para los dos. No tardamos en ponernos de acuerdo. La señora marchó de nuevo sonriente, y no tardó en traer la tarta. Mire el reloj de la pared.

- ¿No te van a regañar si llegas muy tarde a casa? Lo digo por lo de ver el parlamento de noche.

Yo no iba a tener ningún problema con Matt. Seguramente insistiría en que le contase cada detalle, y yo tendría que insistir mil veces en que fue una velada normal con un amigo de Hogwarts, y no una cita como él cree.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.