Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Al encuentro con Axel (Axel S. Crowley y Lluna Conde)

Lluna Forman el Miér Jul 09, 2014 10:30 pm

Recuerdo del primer mensaje :


La cosa estaba clara. Conocí a Axel en la enfermería y fue tan amable conmigo que llegó a caerme bien y todo. A pesar de ser un Ravenclaw. Como no le vi a final de curso, le mandé una carta. Por supuesto, yo al escribí pero la elfa la mandó con el mochuelo de Matt. De momento no supero lo de las aves.
En la carta le pregunté por su estado, ya que tuvo un pequeño accidente de Quiddicth y se lastimó una pierna. Me enteré al recibir su contestación de que había estado en San Mungo con una enfermedad rara pero no contagiosa. Cuando al fin le dejaron salir porqué ya estaba recuperado, me mandó otra carta para vernos antes de irse a su país natal. Como soy yo la que vive en Londres, y se supone que conozco la ciudad, le dije donde podíamos quedar. La casa de Matt está cerca de Trafalgar Square, de modo que conozco ese trozo de ciudad como la palma de mi mano. Son ya demasiados días aburridos en casa por las mañanas. Axel me mandó una lechuza, y dijo de quedar a las ocho. Me preparé temprano. Al salir de la ducha me recogí el pelo hacia detrás, dejándolo suelto pero la cara libre de cabello. Y elegí unos zapatos cómodos, a partir de los zapatos ya elegí los vaqueros y la camiseta. Tampoco me vestí muy formal. El estilo que suelen llevar los jóvenes en Londres. Estaba lista mucho antes de la hora, pero decidí ir antes por si Axel también llegaba antes. Matt parecía feliz de verme salir con un chico. No supe como explicarle que Axel es un amigo. Muy guapo y eso, pero nada más. Salí de casa y pasé por Trafalgar Square. Hay siempre mucha gente, orientales haciéndose fotos, gente que va de compras. Odio tanto bullicio, pero me consuela el anonimato. Nadie sabe quien soy, nadie se acerca. Me dirigía al Sherlock Holmes Restaurant bajando por Northumberland Avenue y pasaban de las 7.

Llegué al conocido restaurante antes de las 8, de modo que decidí esperar a Axel fuera. Para que me vea, por si va un poco perdido. Ver a la gente pasar y como me miraban me estaba poniendo nerviosa. Solo es ver a un chico de Hogwarts, a solas, y fuera de Hogwarts. ¿Por qué tengo que estar nerviosa? Debería estar muerta de los nervios. Espero que no tarde en venir, o me va a dar un ataque.
Axel podría llegar sin perderse, o preguntar. Todo el mundo en Londres sabe donde está esto. Se debe a que Sherlock Holmes fue un famoso detective.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Jue Ago 14, 2014 3:28 pm

Atendió a lo que dijo la chica y no reprimió las ansias que le dieron de soltar una carcajada cuando le llamó bipolar. No sin antes decirle que tenía cara de niño bueno. Al fin y al cabo, eso es lo que siempre había pretendido: aparentar ser un niño bueno. No le apetecía destacar en Hogwarts, ni tampoco meterse en líos. Simplemente divertirse y aprender. Así mismo, tampoco era tan desacertada la acusación de la chica en llamarle bipolar, al fin y al cabo, no es la misma persona frente a los de su sangre, como lo es frente a sus amigos. Con unos tenía que aparentar de una manera y con los otros de otra. Con algunos más y con los otros muchos menos, más no quita el hecho de que en el fondo sea un mentiroso. Aunque a fin de cuentas, todos son unos mentirosos.

-No voy a mentirte, no estás tan alejada de la realidad.-Amistosamente le guiñó un ojo.-No eres una mala persona. Sólo tienes cara de ello. No sé… tienes un gesto delicado pero enigmático y una mirada fría cuando tu gesto está serio… No es de mala persona, más bien de que cuando me dé la espalda me vas a pegar una patada en el trasero.-Bromeó, por lo que sonrió risueño. Hizo una pausa para ver su cara y luego dejar las cosas claras.-Es broma, Lluna. No tienes cara de mala persona, aunque debo reiterar mis palabras y decirte que sí que pareces enigmática, pues te había visto por Hogwarts muchas veces y nunca pensé que pudieras ser tan simpática.

Axel se encogió de hombros cuando la chica rehusó de coger más pepinillos. Sí, estaban ricos, pero eran un tanto empalagosos. O será el sabor, que en exceso no terminaba de convencer al moreno. Aun así, ya que Lluna no los quería, se los comería. No era alguien que comiera mucho, pero de toda la vida ha sido un reto para los más delgados terminarse el plato. El chico continuó su comida, mirando a Lluna de vez en cuando.

-Mujer, no creo que tengas por afición lamer el Sauce Boxeador…-Por la ironía de sus palabras enarcó una ceja, sonriendo ante su matización innecesaria, pero a la vez de lo más adorable. A todos les pasa alguna vez ese tipo de situaciones y en el fondo te pones a pensarlo y parecen surrealistas.

El chico la miró con sorpresa cuando la rubia le dijo que mejor ir poco a poco o no iba a querer verla más. Si fuera por él, se pasaría todos los días en Londres con alguien conocido de Hogwarts. Adoraba a su hermana, pero trabajaba mucho y tenía muy poco tiempo para él. Y si se quejaba, lo mandaba a Noruega, por lo que muchos días los pasaba muy aburrido. No tanto como en San Mungo, pero bastante.

-¿Estás loca? Si supieras la acción que tengo en Londres te abrumarías.-Ironizó.-No me cansaré. Cuando terminemos de ver Londres, podrás también culturizarme o musicalmente o cinematográficamente. En esos temas muggles admito libremente que soy un auténtico ignorante. Y me han dicho que hay cosas muy buenas.-Contestó, llevándose el tenedor a la boca en uno de sus últimos bocados.-¿Qué dices? ¿Cuál es tu película favorita? Yo creo que una vez mi hermana estaba viendo una en el hotel, pero ni idea de ninguna. En mi casa no tenemos televisión.-Se encogió de hombros y sonrió con la boca cerrada, mientras masticaba.

Una vez terminaron de comer, vino la camarera con una sonrisa de lo más cándida. Axel sonrió sólo al verla, pues le hacía gracia su inexplicable felicidad. Les dijo qué postre había, pero Axel tenía obsesión por tres cosas en la vida: los estudios, la canela y verle soltar a Snape un: “Excelente, señor Crowley”. La cuarta, sería la tarta de arándanos. Pidieron y, acto seguido, Lluna se medio-ruborizó.

-No hay de qué.-Axel dio algunos golpecitos sobre la mesa de lo más juguetones mientras miraba alrededor de la estancia y fue justo cuando el sonido del plato sobre la mesa le hizo volver al presente. Miró la tarta y se le hizo la boca a agua. No literalmente.-Mmmm…-Miró a Lluna.-¿Regañarme? ¡Nah! Mi hermana llega tan cansada de trabajar que se olvida de que tiene un hermano. Mientras no le despierte, seré hombre vivo. ¿Y tú? ¿Vivías por aquí cerca, no? Siempre puedes decirle que un chico con permiso para hacer magia fuera de Hogwarts te acompañará a casa. Eso siempre ayuda.-Sonrió divertido, partiendo la punta de la tarta con el tenedor y llevándoselo a la boca. Habían pocas cosas perfectas en el mundo: Axel conocía el sabor perfecto. Seguro que con canela quedaba mejor; el chico de haber tenido se hubiera echado, más piensa que todo con canela sabe mejor.- Está muy buena. Hacía mucho que no me tomaba una.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Jue Ago 14, 2014 11:12 pm

Empezaba a molestarme de verdad que Axel opinase sobre mí que tengo cara de mala persona. ¿En que se basa? ¿Gesto delicado pero enigmático? ¿Mirada fría y gesto serio? Qué manera de describir.

- Supongo que suelo dar esa impresión, por eso no me sobran los amigos. Aunque te alegrará saber que tengo unos pocos más desde la última vez que nos vimos. El triple por lo menos,

Intenté bromear para no parecer tan seria. Y no me considero seria, pero no soy de esas chicas que se ríen con cualquier tontería.
Axel intentó arreglar el asunto diciendo que en realidad no es por mi cara, pero que si le parezco enigmática. Yo no creo ser ningún enigma, me gusta dejar las cosas bastante claras desde el principio.

- Gracias, supongo, por lo de simpática. Creo que ser enigmática es algo bueno. Pero no es mi caso, me dejo ver enseguida tan y como soy,

Con lo de que nunca he chupado un árbol para saber cómo sabe, dejé claro que soy medio imbécil. Con lo fácil que es, hablando de vinos, asociar el sabor rústico a la madera del barril en el que el vino al fermentado. Por lo menos nos estamos riendo. Sería más incómodo estar cenando con alguien que no se ríe, o que no hace bromas.

- No, el sauce boxeador no es tan cariñoso. Me daría una buena tunda. Quería referirme al sabor a madera del vino cuando está demasiado tiempo en barrica. Me has entendido igual, ¿no?

Estaba dándole vueltas a lo que dijo Axel, sobre que desde lejos no parezco tan simpática. Me ha ido bien estos años en Hogwarts a pesar de no tener muchos amigos. Pero me gusta esto. Poder salir a cenar y dar una vuelta con alguien que no sea de mi familia. Como hoy, que después de cenar vamos a ver tantas cosas de la ciudad. Bromeo al decir que si lo vemos todo hoy, Axel no querrá verme más. El se sorprende un poco, y me avisa de que se aburre un poco. Su hermana trabaja y él no conoce mucho Londres.

- Te pasa como a mí. Mi tío trabaja, y cuando llega está cansado. Como mucho salimos a comer fuera y ya.

Lo que dice a continuación no me gusta demasiado. No sé qué idea tiene de mi, pero está claro que se equivoca.

- Lo único muggle que me interesa suele ser la comida. Ni tengo televisor en casa, ni nunca lo he tenido. No me interesa eso. Respecto a la música, hay grandes grupos no muggles. Si es eso a lo que te refieres, entiendo de música. Pero de nuestra música.

Espero que no se enfade, pero no me hace ninguna falta ver películas muggles. Todas tratan sobre como los muggles imaginan otros mundos, o eso suele decir Matt. Nosotros ya vivimos eso cada día, no necesitamos la televisión. No soy esa clase de persona que se interesa por cosas muggles, por más que mi abuela intente humanizarme un poco en ese sentido y me obligue a asistir a la clase de estudios muggles.
La señora de sonrisa fácil nos trajo el postre, y le di las gracias. Más que por el postre, por salvarme de salir corriendo. Odio los muggles y todo lo relacionado, es como me han educado y es lo que creo. Veo nacidos de muggles cada día en Hogwarts y no los creo dignos de estudiar magia. Estarían mejor muertos. Esa es mi opinión, y no dudo en defenderla. Pero me molesta tener que hablar de eso con alguien a quien apenas conozco, y más, sabiendo que me empieza a caer bien.
Hablando de los permisos para salir hasta tarde, me alivió saber que Axel no iba a tener ningún problema.

- Mi tío me deja salir sola y hasta tarde, no hay problema en eso. Sabe que se cómo defenderme, incluso sin habilidades especiales. – no quise decir magia en un sitio abarrotado de muggles. – Si le digo que he estado con un chico mayor se va a poner muy pesado. Es un cotilla…- me ruborizo un poco.

Pruebo un poco de tarta, no muy grande. Si no me gusta, lo trago sin problemas. Si cojo de primeras un trozo grande y no me gusta…odio hacer guarrerías en la mesa, no quisiera tener tragar un trozo grande. Dejo que la tarta baile en mi boca, degustando. Está riquísima. Evito canalizar sonoramente un gran mmm, y lo guardo para mi.

- La mejor que he probado.

Las tartas de arándanos de la mayoría de restaurantes suelen ser prefabricadas. Esta es casera, tiene un toque distintivo. Intento no comer con ansias, pero es difícil. La tarta está buena y tengo ganas de caminar.
Al terminar mi porción, bebo agua. Después de comer el postre siempre me entra sed. Y ya que nuestro trabajo aquí ha terminado, hago un gesto a la mujer de la barra para que nos prepare la cuenta. Después de eso iré al baño. Me gustaría lavarme las manos y hacer otras cosas antes de salir a ver mundo.  
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Miér Ago 20, 2014 2:41 pm

El chico no pudo ocultar su gratificante sorpresa cuando la chica le dijo que desde la última vez que se habían visto, había conseguido socializarse más. Se alegraba por ella, era buena chica y cuando le dijo en su momento que no solía encajar bien con nadie, no hizo más que animarla. Al parecer dio sus frutos. Axel dejó sus cubiertos un momento sobre el plato mientras cogía una servilleta y se la llevaba a la comisura de los labios.

-¿No te consideras un enigma?-Preguntó sorprendido, haciendo una pequeña pausa en dónde dejó la servilleta a un lado.- Bueno… yo creo que todos tenemos nuestro propio enigma por resolver y que incluso a ojos ajenos lo somos todavía más. Puedes ser simpática y dejar ver cómo eres, pero no eres otra chica cualquiera con la que compartir un almuerzo.-Eso la hacía diferente y no hace falta ser “complejo” para ser un enigma. A veces los enigmas más complicados son aquellos más fáciles.

A Axel le hizo mucha gracia que Lluna le explicase después de aquella broma que el Sauce Boxeador no era tan cariñoso. El chico había perdido un libro una vez por culpa de ese endemoniado árbol, por lo que sabía perfectamente. Dejó de reír mientras negaba con la cabeza a su explicación.

-Claro que te he entendido. Opino lo mismo, a eso me refería con el sabor “rústico”, sólo que no me salía la palabra. Sin duda sabes explicarte mejor que yo respecto a vinos.-Admitió divertido.

Al parecer la chica tenía una cultura muggle tan escasa como la de Axel, suponía que ambos venían de una familia con ideas familiares, las únicas familias que se separan de algo que, en algún tiempo atrás, fue parte de nosotros mismos. Axel suspiró y sintió curiosidad por saber a qué tipo de música se refería. Axel lo único que había escuchado era música clásica, pues tocaba el violín. Pero que él supiera, no sabía de ningún grupo especialmente famoso entre los magos. Aunque no iba a negarlo, tampoco se había interesado pues la música que poco había conocido, no era de su agrado.

-Anda, pues somos igual en ese sentido. Aunque yo de música entiendo sólo de un género y muy poco de la nuestra.-Se encogió de hombros tras hablar.

No tarda en llegar a la mesa la camarera, para tomar carta de lo que querían los chicos para el postre. Aquello que había pedido Axel no le había llenado. Estaba muy rico, pero le había dejado bien, ni exageradamente lleno ni con hambre. Aunque siempre, absolutamente siempre, hay hueco para el postre. Y sabiendo lo bien que estaba, para el helado de después, que con el calor que hacía especialmente aquel día, no vendría nada mal. Axel río carcajeándose cuando dijo que su tío era un cotilla en cuanto se enterara que había salido con un chico mayor.

-No soy tan mayor. Te saco cuánto… ¿Uno? ¿Dos años? ¡Ahora mismo me voy con mi familia los trogloditas!-Bromeó risueño, recibiendo el postre de la camarera. Estaba muy rico y el chico coincidía con ella en que era una de las mejores que había probado, aunque no podía asegurarlo, ya que había probado muchas. Axel, al contrario de la chica, cogía las cucharadas más llenas que podía, hasta acabárselo el primero.

Lluna no tardó en pedir la cuenta y la camarera, que parecía estar muy atenta a ellos, vino rápidamente. Por carta Axel lo había dicho, él invitaba a esto. Por lo menos a esto, lo demás ya no, que su presupuesto como estudiante sin padres en un país distinto es limitado. A continuación, la Slytherin se fue al baño al terminar con la comida y él se levantó de allí diciéndole que la esperaba en la puerta, para coger aire mientras tanto. Los sitios cerrados terminaban por agobiarle, por lo que se apoyó en el mismo banco dónde un principio se habían visto, mirando a la puerta a la espera de su amiga.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Jue Ago 21, 2014 12:13 am

Estaba orgullosa de mi misma por eso de conseguir socializarme más. Matt me dio un empujoncito, Axel otro y O otro. Cada cual por sus motivos, imagino. Pero entre los tres lograron que saliera de mi habitual apatía. Axel dijo algo que me descolocó un poco.

- No soy un enigma. Bueno, estoy en esa edad, la que dicen de la adolescencia, en la que buscamos nuestro lugar en el mundo. Intentamos defender lo que nos gusta, rechazamos lo que no… Pero yo creo que soy bastante transparente. Supongo que gracias por lo de que no soy una chica cualquiera. ¿Qué enigma crees que guardo?

Me quedé un poco intrigada con todo ese asunto filosófico de los enigmas de cada persona. Claramente, no voy por ahí diciendo a voz en grito que me gustaría ver un mundo donde los magos y brujas no se esconden de los muggles como si fuesen escoria. Incluso creo que la magia podría ayudar a algunos muggles en algunas cosas. Por supuesto, sin miedos, ya que nosotros tenemos poder y ellos no pueden dominarnos. Y que tampoco pasaría nada si se fuesen todos al carajo. Lo pienso, pero no lo llevo escrito en la frente. ¿Ese es mi enigma?
Hablando de vinos nos reímos mucho, por suerte ningún entendido metiche podía meterse en nuestra conversación, y estábamos disfrutando con ella. Para Axel, el sabor a madera de barril era rústico. No es que yo entendiera más que él, pero sabía expresarme.

- He tenido un buen maestro, pero no he sido una buena alumna.

Axel quería que yo le enseñara sorbe cultura muggle. Televisión y esas cosas. Me expresé lo mejor que pude, sin faltar. Aunque me pareció un tanto ofensivo que creyera que yo era la persona indicada para enseñarle ese tipo de cosas. Después de mi explicación clara y concisa, dijo que él era igual. La música le interesaba, y conocía poca de la nuestra.

- Hay revistas donde desvelan que grupos o artistas pertenecen a nuestro mundo aunque triunfen en los espacios muggles. Mi favorita es Magicians Musicians, ya te dejaré alguna y te vas culturizando. ¿Qué estilos te gustan? A mi el rock, ópera rock, clásica, … Hay muchos grupos de los nuestros de esos estilos.

Cuando vi el postre me puse a salivar de nuevo. Que rico! Si sabe igual como se ve, debe estar de vicio. Y luego nos vamos a tomar un helado. Para bajar la comida, iremos caminando hasta el London Eye y demás.
Hablamos de los permisos de llegada, los padres suelen ser extrictos. Como yo no tengo… Pero Axel no tenía problema. Pensando que lo decía por mi, dijo que podía decirle a mi tío que había estado con un chico con permiso para hacer magia fuera de Hogwarts. Eso encendería los radares de Matt, y me tendría media hora haciéndome preguntas comprometidas.

- Solo me sacas dos años. Pero ponte en la mente de mi único tío del que soy su única sobrina, y que además es un tanto cotilla. Y cree que estoy en edad de entablar amistades más profundas con la gente de mí alrededor. Imagínalo por un momento… - le dejé tiempo para que lo pensase bien. – Se pondría como loco, no de malas, de emocionado digo.

Axel terminó el postre antes que yo, y ya que me quedaba poca cosa, llamé a la mujer para que nos trajera la cuenta. Tenemos mucho que hacer aun. Axel insistió en invitar, ya que así lo dijo en su carta. Es un chico de palabra, eso me gusta. No importa, puedo invitar yo a lo siguiente. No me gustan esas maneras machistas de ver el mundo.
Entré en el baño antes de irnos, pues me gusta sentirme limpia, y salí sin prisas, saludando a la señora y diciendo que estaba todo muy rico. Es un sitio excelente. Axel me esperaba en la puerta.

- Pues bien, creo que deberíamos ir paseando hasta London eye. Son solo 10 minutos caminando, cruzando el río. Y luego, a 10 minutos de eso, estamos en el puente westminter, desde ahí se ve perfecto el parlamento. ¿Vamos?

Por suerte la comida no había sido demasiado copiosa, y andar sería fácil. Tampoco era andar, era un paseo tranquilo. Si no llegamos en 10 llegamos en 15 minutos, no hay prisas. Y ya compraremos el helado por allí, seguro que hay mil sitios donde comprarlo. En verano esto se llena de turistas. Sonriente, empezamos a caminar en la dirección correcta.
 
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Mar Ago 26, 2014 4:09 pm

Los enigmas en las personas son casi tan difíciles de resolver como cualquier problema. Casi todas aquellas personas que no son un libro abierto, guardan algo tras esa fachada llamada rostro. Y todas aquellas que son un libro abierto, siempre poseen algo más interior que en algún momento puede llegar a sorprenderte. Axel apenas conocía a la Slytherin, por lo que realmente no sabía ni por dónde empezar a tirar los tiros de cualquier enigma. Por su parte, tenía muy claro cuál era el de él.

-Nadie es una chica cualquiera. Sólo aquellas que intentan imitar a otras.-Se encogió de hombros.-Y no eres transparente. ¿No has escuchado las filosofías de adivinación? La transparencia rara vez significa algo más que vacío. A lo que me refiero con enigma es que cada uno oculta sus propias ambiciones, sus propios pensamientos, sus propias metas. Por mucho que cualquiera quiera afirmar que es alguien, siempre podrás encontrar a otra persona aquí.-Se señaló su sien.- Es más bien… -En realidad Axel disfrutaba hablando de esas cosas y se le notaba. Le encantaba hablar y nunca reparaba en que a su acompañante no le gustara. Era un intercambio de idea y para Axel no había nada más fascinante que conocer las opiniones de las demás personas, aunque luego no le importasen.-…es más bien un misterio hacia lo desconocido. Siempre vas a tener una parte de ti propia. ¿O me vas a decir que lo compartes absolutamente todo con alguien especial? Esa parte que sólo tú conoces, es realmente quién te hace ser quién eres. No es la transparencia, más bien la opacidad.-Sonrió tras terminar de hablar, algo avergonzado.- Tía, si me dejas desfasarla tanto vas a terminar cogiéndome manía… -Bromeó, sin añadir más respecto al tema.

El enigma de Axel estaba muy claro. Aparentaba ser un Ravenclaw inteligente e incluso a veces súper dotado. Era de esos que sabían más de lo que debería, de los que cualquier problema le resulta más divertido que cualquier juego. De esos que aceptan tanto la mediocridad como el poder. Era alguien que dejaba verse como inofensivo, afable y hablador. En realidad… una fachada como esa te la puedes forjar sin mucho esfuerzo. ¿Quién iba a esperar el futuro que le espera al más pequeño de los Crowley?

La cultura muggle en Axel era más bien escasa. Sobre todo la actual. Como el joven tuvo que estudiar en casa, más o menos la poca historia que sus padres le dejaron aprender la tenía todavía en su memoria. Sin embargo, del cine o de la música seguía tan perdido como siempre. Nunca había tenido ese vicio por algún tipo de película o serie, ni tampoco escuchado mucho más que la clásica que lleva persiguiéndole desde que es un niño.

-Sobre todo clásica. No es que no me gusten las demás, más bien no he tenido oportunidad de escucharlas demasiado.-Esa revista que nombraba la chica, llamó la atención de Axel.-Pues me gustaría mucho. Así me entero de qué magos han prosperado como muggles. Cuánto más curioso.-Alzó ambas cejas, intrigado.

La situación en dónde le metía Lluna era bastante comprometida. En su familia nunca había tenido problemas de ese tipo, normalmente es el padre de Axel quién elige a una familia para intentar sabotear la relación de ambos hijos y que la familia se una a otra. Por lo menos con sus tres hermanos mayores había pasado eso. Que luego se enamoren, ya es otra cosa. La hermana de Axel y él eran los únicos que por ahora habían tenido libertad, sobre todo él, pues aún ni había salido de Hogwarts. Pero Lluna parecía una chica realmente dulce, por lo que podía imaginarme la emoción de su tío.

- Puedo hacerme a la idea. Pero lo veo normal. Querrá enterarse de todos los cotilleos de su sobrina favorita.-Se encogió de hombros.

Se terminaron ambos el postre y mientras Lluna iba al baño, Axel pagó la cuenta y salió afuera. Un viento de lo más agradable le refrescó por completo y esperó a que la rubia saliera para volver a acompañarle. Tenía la sensación de que había comido lo justo y necesario y no estaba para nada con esa sensación de querer reventar. La muchacha volvió a unirse a él y atendió a sus planes.

-Me parece bien, ¿pero el parlamento no es mejor verlo de noche? En diez minutos no creo que anochezca.-Sonrió, comenzando a caminar junto a su amiga. Se metió las manos en los bolsillos de su pantalón, manía que tenía.-Echaré de menos los sabores de los helados de Hogsmeade, siempre tan originales. Pero supongo que podré sobrevivir con uno de sabor limón y mango.-Se encogió de hombros y miró hacia el frente, señalando una heladería después de cruzar la calle, su próximo destino. El de chocolate ahora mismo le sentaría muy pesado y empalagoso.- Por cierto, me dijiste que vivías por aquí cerca, ¿no? ¿Por dónde? –miró hacia los edificios que le rodeaban.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Mar Ago 26, 2014 11:54 pm

La conversación con Axel se había vuelto un tanto atípica. Y eso me gusta. Hablar del tiempo, de la familia, de cosas insignificantes, … eso es aburrido. Axel me preguntó si me consideraba un enigma, yo contesté que no, claramente. Y a partir de ahí, Axel soltó un pequeño discurso. Tenía bastante razón.

- Yo no comparto absolutamente todo, porqué eso es imposible. El guardar cosas para uno mismo es sano, a mi entender. Todos somos únicos, y es por esa parte de nosotros mismos que guardamos. Siempre seré un enigma para todos. Siempre habrá algo que no pueda compartir con nadie, ya sea por miedo, o por vergüenza…   También tú eres un enigma. No me pareces nada vacío. – sonreí – Y de momento no te he cogido manía. Me gusta estar ahora mismo aquí contigo. Estas conversaciones me gustan, no es lo típico. Así que tranquilo.

Pensé en mi enigma. Soy una chica tranquila, de apariencia formal, casi seria, inteligente, estudiosa… Es lo que se ve desde fuera, es lo que siempre me dicen. ¿Qué guardo para mí? Mis opiniones sobre los muggles. Eso suelo guardarlo para mi. También me guardo que tengo un odio secreto hacia mi madre, por haberse fugado con un muggle, un muggle que es mi padre, y eso me repugna. Odio ser una mestiza. Poco me importa lo que piensen de mí otras personas. Solo la opinión de mi abuela o la de Matt me afecta. Supongo que eso es mi enigma, odio ser una mestiza. Nadie lo sabe, no se lo he dicho a nadie. Solo se lo diría a mi madre, y luego la mataría. Me dan ganas de matarla por ello, siento que es su culpa. Es una traidora.

- Me pregunto que debe ser tu enigma. Quizás te gustan los unicornios, u odias estar en Ravenclaw sabiendo que Slytherin es mucho mejor… -bromeé para no pensar más en mi.

Hablando de todo y de nada, Axel quiso que yo le culturizara sobre cosas muggles. Le dije claramente que se había equivocado de persona. Yo solo podía culturizarle en música, incluso en literatura, pero solo de magos y brujas. Nada de muggles. Le hablé de mi revista favorita, gracias a la cual he aprendido casi todo lo que se sobre música. Lo demás, me lo enseña Matt. Es un apasionado.

- La mayor parte de música clásica es antigua. No creo que tengas problemas en encontrarla. Puedo decirte que música me gusta a mi, y tu decides si te gusta o no.

Le hablé también sobre Matt y su extraña forma de preocuparse por mí. Es un cotilla. Es normal, vale. Nunca he salido con chicos antes, y aunque he dejado claro que esto no es una cita romántica, se que no dejará de hacer preguntas cuando llegue a casa. Le responderé con una de mis famosas evasivas. “Busca tu una novia, Matt”.

Ambos terminamos el postre, y Axel insitió en pagar. Acepté poco complacida, pensando en que yo me encargaría del resto. Fui al baño y no tardé en salir, pues Axel me esperaba. Le conté el plan que había pensado, pero no lo entendió.

- Creo que no me he explicado bien. Quiero decir que de aquí a London eye hay 10 minutos andando. No estaremos allí solo de pasada, ¡tenemos que subir! Ya cuando sea más de noche vamos a ver el parlamento.

Creo que ha quedado claro. Empezamos a caminar en la dirección correcta, y nos topamos con una heladería. Me apetece mucho algo con sabor a limón.

- Podemos ver que sabores tienen.

Nos acercamos a la heladería, y la verdad es que tenían bastantes sabores. Pude divisar uno amarillo, que tenía que ser de limón o de algo ácido. Justo lo que me apetecía.
Axel quiso saber donde estaba mi casa.

- Vivo muy cerca de Trafalgar Square. ¿Y tu?

No es que tenga pensado ir a visitarlo, pero ya que ha preguntado, me parece amable preguntar también.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Miér Sep 03, 2014 12:55 pm

El hecho de que cada uno fuera diferente era algo sumamente humano, natural, al igual de que cada uno tiene sus propios secretos. Sus propias metas. Sus propias ambiciones. Vaya, si todos fuéramos iguales sería el mundo tan divertido como un partido de tenis entre dos mancos. Aunque… eso en realidad sería bastante divertido. Para no desviarnos del tema… Axel era alguien que buscaba cosas nuevas, gente que no fuera una copia de la anterior, por eso era alguien tan dado a mirar más allá de lo que veía en una primera instancia.

-Exactamente. A eso me refiero. Al final hemos llegado a la misma conclusión, ¿no crees? –Sonrió.- Siempre serás un enigma, algo que te hace única. Algo que hace que nunca nadie vaya a conocerte al cien por cien. Pero bueno, eso no quita que muchos puedan descubrir cosas que guardas en lo más profundo de ti. –Añadió, apoyando ambos antebrazos sobre la mesa.-Claro que no estoy vacío. Yo no soy un enigma, yo soy un libro de adivinanzas.-Bromeó.-Pues me alegro, hay veces que me da por filosofar y no hay quién me pare. Me gusta saber que tengo con quién compartir mis pedradas momentáneas.-Confesó agradecido y sumamente amistoso.

Con curiosidad por su parte, dijo al aire que le gustaría saber cuál era el enigma de Axel. Axel tenía muchas cosas que ocultaba para sí mismo. El hecho de que simplemente es alguien que oculta muy bien quién es. Puede parecer un chico sencillo, amigable, extrovertido y sumamente tolerable. Lo es, de hecho. Pero no porque sea así, sino porque quiere ser así. Es alguien cuyos principios están ligados a las bases a pruebas de balas de una familia prestigiosa que ha durado durante varias generaciones. Los Crowley no son precisamente famosos por ser tolerables. Axel era una oveja negra, pero era tanto un mentiroso para aquellas personas a las que llamaba amigos, como para aquellas personas de su misma sangre. Realmente nadie podría saber por dónde terminaría tirando Axel.

-No voy a mentirte, siempre he pensado que Slytherin es una de las casas más prestigiosas de todo Hogwarts. Opino que sus ideales son los más lógicos y, al contrario que Helga y que Godric, creo que Rowena y Salazar deberían haber hecho este colegio ellos solos. Pero bueno… para gustos colores. Estoy muy bien Ravenclaw pero… toda mi familia ha pertenecido a Slytherin desde que el árbol genealógico mágico empezó. Así que bueno, puede ser uno de mis muchos enigmas mi gran desazón por no pertenecer a Slytherin y ser la oveja negra de la familia.-Él estaba más que feliz en estar en Ravenclaw, más acababa de hablar tal cual lo hubiera hecho su padre. Y al fin y al cabo no acababa de mentir a la chica, ya que a él le gustaba mucho Slytherin.

Acabaron por hablar de la música muggle, ya que ni Axel ni Lluna eran muy amantes de ninguna otra rama de arte de ellos. La música era lo básico que más compartían ambos mundo y el Ravenclaw no tardó en preguntarle por lo que sabía de música mágica. Él si no conocía o no le gustaba, era simplemente porque no lo había escuchado.

-Claro, cuéntame. ¿Qué te gusta a ti? –Preguntó en vista del ofrecimiento de la chica.

Axel preguntó, dudoso, que le explicara mejor el plan que iban a seguir, ya que no le había quedado muy claro. No era muy difícil, por lo que tras la explicación de Lluna, ambos empezaron a caminar hasta allí. Habían quedado en comprarse un helado por lo que por el camino, pararon en una heladería. Era sencilla, de esas que puedes comprar desde fuera en lo que parecía un pequeño escaparate preparado expresamente para la venta. Axel comenzó a mirar los sabores y no tardó en ver el inconfundible color blanco pasteloso del sorbete de limón.

-Ah bueno… ¿No está muy lejos, no? Aun no me oriento muy bien pero está por allí. ¿No? –Señaló justamente para el lado contrario a dónde estaba Trafalgar Square, aunque él lo había dicho muy serio.- Yo soy de Noruega, no creo que tengas ninguna referencia de aquel lugar.-Sonrió bromista.-Aquí vivo en la zona turística de hoteles. No me acuerdo del nombre, pero es uno de los más grandes de la zona. A mi hermana le gusta vivir con lujos que ni usa.-Puso los ojos en blanco y atendió a los helados.-Yo creo que me lo pediré de sorbete de limón. Un vaso, que no sé cómo lo hago pero con el cucurucho siempre me mancho.-Uno de sus muchos defectos. Sonrió.-¿Y tú?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Miér Sep 03, 2014 2:47 pm

Estaba siendo muy interesante hablar con Axel, y a mi que antes de salir de casa me preocupaba pasar una tarde callada. No es que me guste hablar de más, pero una buena conversación siempre se agradece. Al final, mi compañero de enfermería era un buen conversador, a parte de simpático. Y todo un enigma, claro.

- Somos dos enigmas pues. Incluso a veces, un enigma para nosotros mismos. No siempre sabemos lo que queremos, y a veces nos convencemos de que queremos hacer algo, o decir algo, y cuando lo hacemos o decimos nos odiamos a nosotros mismos. Es complicado ser persona, en definitiva. – reí.  Axel bromeó con que él era un libro de adivinanzas. - Sería muy divertido descifrarte. -Se me escapó, y me quedé con cara de circunstancia. – Me gustan las adivinanzas, quiero decir.

En absoluto me parecía aburrida tener esas charlas con alguien. Es muy interesante. Yo también me alegraba de poder hablar con Axel de cosas así. Sin más, le pregunté cuales eran sus enigmas. Me gustó mucho lo que dijo. Toda su familia había pertenecido a Slytherin, pero él estaba en Ravenclaw. Se consideraba por ello una especie de oveja negra.

- No creo que seas la oveja negra. Peor sería estar en Hufflepuff, ¿no? Después de Slytherin, Ravenclaw es la mejor casa. La sabiduria, la inteligencia y la curiosidad son buenas cualidades. Solo hay una cosa que no me gusta de Ravenclaw, y es ese pajarraco que teneis en el escudo. – dije bromeando. – En mi familia todos han pertenecido a Slytherin. Menos mi padre, creo. Ni siquiera se si era mago…

Por alguna extraña razón, me sentía a gusto con Axel. Tanto como para contarle uno de mis mayores secretos. Me quedé un poco callada.

Hablar de música es una de mis pasiones. Hablar de ella, escucharla y poder bailarla, claro. Lo más probable es que mis gustos sean los que son porque es Matt quien me ha hecho así. Es raro, a lo mejor, pero hay grandes grupos de magos.

- Mi música favorita es el rock. ¿Te gusta?

Queen, Ac/Dc, Scorpions… son todo bandas de magos famosos. Lo que pasa es que los muggles no saben que lo son. Si no lo fueran…¿Cómo han hecho o hacen tantos conciertos, en lugares tan separados y sin perder un ápice de su voz? Estúpidos muggles…
Axel preguntó por al ruta a seguir, ya que o bien no lo había entendido, o bien yo no me había explicado correctamente. También preguntó por dodne estaba mi casa, y yo pregunté por la suya. Reí negando con la cabeza cuando señaló al punto contrario donde estaba Trafalgar Square. Él estaba en una zona de hoteles. Seguramente desconocida para mi.  Una vez aclarado nuestro rumbo, hicimos nuestra primera parada. En aquel lugar tenían muchos helados pero me apetecía algo ácido. Vi que tenían una de esas máquinas de hacer granizados, y en ese instante supe que pedir.

- Yo quiero uno de esos. – señalé la máquina del granizado de limón. – Va en vaso, no mancha y si lo bebes muy deprisa parece que te han tirado un maleficio para congelarte el cerebro. Es una sensación rara, mala pero divertida. Entonces, ¿pedimos?

No tardaron en venir a tendernos. Yo pedí el granizado de limón, tamaño grande. Esperé a que Axel pidiera lo suyo antes de pagarlo todo. Esta vez me tocaba a mi, habíamos quedado así. Me sirvieron en seguida. El vaso era de menos de medio litro, pero grande.

- ¿Lo quieres probar?

Quizás ya sabe como es el granizado de limón, pero yo no lo sabía hasta que no llegué a Londres. No es extraño desconocer cosas muggles si no estás acostumbrado a ellas.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Vie Sep 05, 2014 7:50 pm

El chico no era propenso a encontrar a gente con quién poder filosofar. Por regla general con quién hablaba en Hogwarts era o para explicarle algo, o para hablar de clases o para enterarse de las últimas nuevas sobre cualquier persona en el colegio que hizo tal proeza. No era de conversaciones largas y tendidas, más las más interesantes que había tenido por último habían resultado ser justamente también con una chica de Slytherin. Se alegraba de haber dado con alguien con quién poder hablar más que de banalidades que, seamos sinceros, a muy pocos le importan. Axel asintió ante lo que decía la rubia, no podía estar más en lo cierto.

-Sí, no nos habrá pasado veces el arrepentirnos por haber elegido mal. Siempre está en nuestra mente: “Seguro que si llego a elegir lo otro, todo hubiera salido mejor”. Y te preguntas a ti mismo por qué razón elegiste la otra opción.-Contestó el Ravenclaw, alzando una ceja a continuación ante la contestación de la Slytherin. No pudo evitar reír cuando ella misma se apresuró a matizar su frase.- ¿Sí, te gustan? –Decidió contarle ese acertijo que tantos quebraderos de cabeza le había dado al chico. Quizás no era un acertijo, era simplemente algo indescifrable. La miró con un rostro de lo más divertido y sonrió de lado.- Un hombre afirma que está mintiendo. ¿Lo que dice es verdadero o falso?

Si te ponías a recapacitarlo en tu mente, incluso en ocasiones la frase dejaba de tener sentido para ti. En otras ocasiones llegabas a un ciclo infinito y, en otras ocasiones… decidías pasar del tema e irte a la cocina en busca de chocolate para las neuronas muertas.

Le contó sus creencias sobre las casas de Hogwarts y Lluna no dudó en respaldar su opinión. No esperaba menos de una Slytherin con todas las letras. A Axel le gustaba mucho Slytherin, pero sin duda él no se veía en otra casa que no fuera Ravenclaw. Tenía, como bien decía Lluna, tanto la cualidad de la inteligencia, la de la sabiduría y la curiosidad. No obstante, era un chico cuánto más ambicioso, perfecto para Slytherin. Sin embargo, el sombrero supo perfectamente diferenciar aquello que conformaba la verdadera personalidad de un auténtico Ravenclaw.

-Si llego a caer en Hufflepuff, mis padres me sacrifican. O peor, me venden para por lo menos servir de utilidad económica… -Bromeó el chico, sintiéndose con cierta libertad ya que la chica pensaba lo mismo que él.- ¿No sabes si tu padre era mago? –Preguntó con sorpresa.- Es decir… ¿no sabes si eres sangre limpia o mestiza? –Interesante. Al parecer no era una Slytherin con todas sus letras. Aunque si el sombrero la había puesto ahí, por algo sería. Al fin y al cabo, uno de los magos más poderosos que ha habido fue sangre mestiza y perteneció a Slytherin. Una excepción. Decidió añadir algo más, puesto que la rubia se había quedado.-Aunque eso es lo de menos, si estás en Slytherin con la posibilidad de ser mestiza, es que eres una Slytherin en todos los demás aspectos.-Le guiñó un ojo amistosamente.

Hablar sobre música siempre le había apasionado a Axel. Es decir, le gustaba. No es que se volviera loco por ese tipo de conversaciones. No obstante, él era alguien bastante virtuoso y adoraba tocar el único instrumento que había aprendido desde que era pequeño: el violín. Sacaba todo tipo de sonido de ese pequeño instrumento y podía pegarse horas tocando, hasta que el cuello le dolía. Él siempre había sido amante de la música clásica, pero su hermana siempre había sido de rock. Al ser ésta la única hermana con la que se llevaba, conocía un poco del tema.

-Lo que he escuchado me gusta. Yo soy muy de música clásica, ya que mis padres eran bastante cerrados en ese tema. Bueno, lo siguen siendo. Mi hermana ya está independizada y lo que he escuchado ha sido de ella. Pink Floyd creo que se llamaba… ¿conoces a ese grupo? –Preguntó dudoso.

La decisión del helado era muy difícil para Axel. A veces era un poco quisquilloso para comer, pero lo que se refería a todos aquellos sabores, estaba casi seguro de que ninguno del desagradaría. No obstante, ninguno terminaba de convencerle ya que parecían muy pesados. La idea de Lluna de pedirse una granizada le pareció atractiva, sobre todo después de su explicación del cerebro. Tenía curiosidad por sentirlo. Cuando Lluna pidió, Axel se decantó por pedir  lo que tenía en mente, un convencional helado de sorbete de limón. Cuando ambos tenían sus pedidos, Lluna le ofreció a Axel probar lo que tenía. Debido a su curiosidad, le fue imposible decir que no.

-Vale, sí, que nunca he probado una cosa de estas.-Sonrió y se acercó a ella, cogiendo la pajita. Cogió más de lo que debería y, al retenerlo en la boca debido al frío, le dolió la cabeza.-¿Hechizo congelante?-Dijo con el gesto fruncido.-Qué desagradable…-Sonrió avergonzado, llevándose una mano en la cabeza.-¿Cómo vas a comerte eso?

Salieron de aquel lugar, Lluna con su mortífera arma con sabor limón y Axel con su inocente helado en vaso y cuchara. Comenzó a comérselo tranquilamente e incluso ni le parecía frío después de tomarse la granizada de Lluna.

-Pero he de admitir, que si no llega a congelarme todas mis papilas gustativas, estaba muy rico. Es sorprendente todas las cosas muggles que uno no ha probado ni visto, pero que cuándo lo haces te sorprenden.-Y pensar que los muggles podían llegar a hacer cosas útiles, siempre los había considerado inferiores a los Hufflepuff, pero se ve que algunos superan incluso a esos tejones en utilidad.- ¿Alguna cosa muggle más que te haya sorprendido  y merezca mi atención? –Miró a su amiga, llevándose la cucharilla con helado a la boca.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Sáb Sep 06, 2014 12:02 am

Axel me estaba ofreciendo conversación de calidad. Algo a lo que no estaba acostumbrada, y menos con gente de mi edad. Quizás si mis preocupaciones fueran las normales en una chica de 16 años, ni siquiera podría responderle con frases elaboradas. Las respuestas serían si, no o ajam. Pero al haber crecido en un ambiente sin otros niños de mi edad, con tiempo de sobra, con una gran afición a la lectura y una biblioteca lo suficientemente grande y llena de joyas, podía hablar de casi cualquier cosa. El enigma del pensamiento, del ser uno mismo. Incluso siendo uno mismo, en ocasiones, hacíamos cosas de las que luego nos teníamos que arrepentir.

- Somos la misma persona siempre, porqué tenemos el mismo nombre, los mismos ojos, pero con cada cosa que nos pasa, nuestra mente varía. Y por eso hoy elegimos blanco, y quizás pasado mañana esa elección nos parece mala. Pero somos jóvenes, tenemos aun mucho camino para elegir mal y equivocarnos. En eso reside el aprendizaje.

Y hablando de nuestro enigma, Axel dijo ser un libro de adivinanzas. Le dije que me gustan y no tardó en decirme algo que me hizo pensar un poco.

- Más que una adivinanza, eso es una paradoja. Es imposible dar un valor de verdad a esa frase sin contradecirse. Es como la paradoja sorites, atribuida a Eubulides de Mileto. ¿En qué momento un montón de arena deja de serlo cuando se van quitando granos?- sonreí. – Puedes pensarlo días, meses o años, pero es imposible resolverlo.

Son esa clase de juegos que me gustan. De pensar mucho aunque no llegues nunca a ningún sitio. Puede que las paradojas sean incluso más divertidas que las adivinanzas. Se la dices a un Hufflepuff, y le estalla la cabeza. Reí al imaginarlo.

Hablamos de nuestras respectivas casas, las mejores de Hogwarts en nuestra opinión. Me gustó saber eso de Axel. Que a pesar de estar en Ravenclaw, sabía que era lo bueno. Al fin y al cabo, peor sería estar en Hufflepuff. Allí van todos los que no encajan en ninguna otra casa. Como me sentía tan a gusto, y hablábamos con sinceridad, le conté que estoy en Slytherin, pero que no se quien es mi padre. La abuela y Matt no saben si mi padre era mago. Lo que está claro es que el sombrero me había puesto en la casa donde casi exclusivamente solo van los de sangre pura. Por algo será.

- Gracias Axel. – agradecí mucho su comentario.

Incluso el Lord Voldemort era mestizo, o eso decían. Y llegó a ser el más poderoso y el más temido. No está anda mal. Estuvo muy bien que Matt no le prestara importancia a eso. A pesar de que yo soy la primera que intenta no relacionarse con sangre sucia.
La conversación pasó de vinos a música. Axel era más de clásica, lo que tenía en casa. Pero su hermana estaba independizada y escuchaba rock.

- Si, claro que lo conozco. Igual los grupos más modernos los desconozco, pero los que ya llevan años sin mis favoritos. Tengo que prestarte mis revistas. – sonreí. - De pequeña yo aprendí a tocar el piano y el violín. Pero no me gustaba. Me regalaron hace poco una guitarra eléctrica. Es más de mi estilo. En cuando aprenda a tocar, será genial.


De momento solo me salía bien el principio de Smoke on the water, que es el equivalente a no saber casi anda.

Llegó la hora del helado, pero al llegar al sitio vi una de esas máquinas de granizados y no me pude resistir. El sabor a limón es lo más refrescante del mundo, y más si es granizado. Yo pedí eso sin dudar, y Axel un vasito de helado. Le dejé probar de mi granizado, pues parecía que no sabía lo que era. Reí al ver la cara que puso, no le gustó demasiado. Mejor, todo para mi.

- Si lo vas moviendo con la pajita, el hielo se va deshaciendo. Pero no creo que nadie haya muerto por beber granizado de limón.

Salimos de allí, y probé mi granizado. Tenía cáscara de limón rallada y todo, que original. Más sabroso. El granizado había sorprendido a Axel, sin duda.

- Está muy rico. Es un buen invento. Pero no se sabe quien lo inventó. – quise decir con ello que bien el granizado de limón podía ser un invento nuestro. Axel preguntó si había algo más “muggle” que me hubiese llamado la atención. Me quedé un momento pensativa. – Los parques de atracciones diría yo. Parecen divertidos. Aunque después de volar por un campo de Quidditch, ninguna montaña rusa me afecta.


Última edición por Lluna Conde el Vie Sep 12, 2014 12:12 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Mar Sep 09, 2014 8:26 pm

Al Ravenclaw le gustó mucho la conclusión de Lluna. Estaba claro que las decisiones marcaban un antes y un después en tu vida. Aunque estaba claro que algunas eran tan irrelevantes que equivocarte no supondría un problema. Sin embargo, aquellas personas que se arrepienten de sus decisiones, son o porque pierden la cabeza con facilidad o porque son demasiado influenciables. Al fin y al cabo, si tu razones una decisión y la acoges… es porque estás seguro. Pero bueno, como bien dice la rubia, nuestra mente es tan compleja que puede llegar a pensar lo contrario en un día cuando llevas toda tu vida pensando en una cosa.

-Qué sabia.-Contestó el chico, sorprendido por la respuesta de la chica.-Yo también opino que el aprendizaje y la experiencia es aquello que te puede hacer más fuerte. No estoy en Ravenclaw porque me guste estudiar por placer y considere todo realmente interesante. Creo que el conocimiento es al final lo que más poder te va a dar. Ya que la ignorancia es la base del débil.-Explicó el chico, sintiéndose todavía más justificado y satisfecho con la contestación que la Slytherin le dio a aquella paradoja que se hacía pasar por acertijo.-Conozco esa parajoda…-Sonrió el chico.-De pequeño me dijeron lo que te he dicho y siempre he sido un cabezudo terco que cree que todo tiene solución. Al fin y al cabo, hay muy pocas indeterminaciones en este mundo. Menuda decepción, o sorpresa, nunca supe que sentí, cuando me di cuenta de que sí, hay cosas irresolubles. Aunque en el fondo, eso es lo divertido de los misterios.-Añadió, en un gesto bastante emocionado. Adoraba ese tipo de enigmas.

Ambos chicos tuvieron una buena charla tanto sobre las casas de Hogwarts y el Ravenclaw se enteró de que la chica era sangre mestiza. Sorprendente que el Sombrero Seleccionador mandase a gente mestiza a la casa más purista de todas. Pero como era evidente, muchas veces la sangre no hacía al mago. Aunque tuviera mucho que ver. Si Lluna había terminado ahí, era porque realmente era una Slytherin. Ella se lo agradeció, pero él simplemente le contestó con un amistoso guiño.

Hablar de música era otro tema del que Axel disfrutaba. Se sorprendió cuando Lluna conoció uno de los pocos grupos de rock que más le gustaba y que, básicamente, conocía. Adoraba a su hermana porque era lo más cercano que tenía que le culturizase con lo más muggle. Abrió los ojos como platos cuando se enteró de que tocaba el violín.

-¿Aprendiste a tocar el violín?-Para Axel, el sonido de ese instrumento de cuerda era el más precioso de todos.-Yo desde pequeño lo toco, y de hecho lo sigo tocando. Es mi instrumento favorito.-De hecho, en la mansión Crowley, cada uno de los hermanos estaba especializado en un instrumento distinto. Por regla general, lo elegía cada uno cuando estaba capacitado para aprender a tocar. Zed tocaba la viola, Vladimir tocaba la flauta travesera, Lucian el piano, su hermana el chelo y Axel había elegido el violín.- Cuando vaya a Noruega lo desempolvaré para volver a cogerle el truco. ¿No te gustaba tocarlo? –La idea de tocar la guitarra nunca había emocionado al Ravenclaw, aunque debía admitir que sonaba extremadamente bien cuando uno sabía lo que hacía.-Por lo poco que te conozco, también diría que te pega más la guitarra. ¿Para cuándo nos hacemos un dúo? –Preguntó bromista.

Compraron los helados y los dos chicos volvieron a salir en el camino de su destino. El joven Ravenclaw se sorprendió con aquella bebida congelada y la verdad es que no le llamaba nada la atención. Agradecía no haber optado por pedirse otra de esas endemoniadas bebidas. Él estaba muy contento con su vaso de sorbete de limón. Algo frío, pero indefenso. El chico preguntó por algo muggle que le hubiera llamado la atención y ella le contestó sin apenas dudarlo, más que unos segundos, que los parques de atracciones. Evidentemente, Axel no había ido a ninguno.

-¿Hay alguno en Londres?-Quizás pudiera utilizar los pocos días que le quedaban por allí para ir a uno de esos sitios. Siempre le había gustado conocer sitios nuevos, sobre todo si recibían buenas críticas.-La verdad es que la sensación de volar es increíblemente única. Una de las mejores cosas de ser mago.-Debajo de muchas otras, pero sin duda estaba dentro de la lista.- Bueno, ¿tú eres la buscadora de Slytherin, no? Normal que, con todo lo que tengas que hacer, una atracción no consiga sacarte toda la  adrenalina que consigues de normal sobrevolando los cielos.-Sonrió.-Yo soy guardián, así que imagínate mi gran movimiento sobre la escoba.

A él le encantaba ser guardián y era bastante bueno. Adoraba utiliza todo aquello que estaba a su disposición para evitar que la Quaffle se le colase en sus aros. Sus aros eran sagrados.

Llegaron a una de las calles paralelas al famoso London Eye, pero aún había que caminar para llegar a él. Axel nunca se había subido más por pereza que cualquier otra excusa, pero es que tampoco le motivaba demasiado la idea de una noria que va a la velocidad de una tortuga coja. Observó a la gran atracción mientras comía de su helado, se humedeció los labios ya que se los había manchado sin querer y miró a Lluna.

-Va rapidísimo. Eso  si te causará una gran impresión aunque estés acostumbrada a la escoba…-Ironizó divertido.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Vie Sep 12, 2014 11:15 pm

Estamos aquí para aprender, queda claro. Y cada experiencia en esta vida supone aprender. Ya sea de un acierto o de un error. ¿Por qué estoy hoy tan filosófica? Será la influencia de Axel. Se nota que es un Ravenclaw. Parece que hablando con él aumenta mi inteligencia y todo. Estaba de acuerdo con él, la inteligencia da poder.

- Tienes toda la razón. La inteligencia y la astucia dan poder. Por eso tu debes ser una persona poderosa. O llegaras a serlo.

Y alardeando de inteligencia, Axel me planteó una adivinanza que resultó ser una de esas paradojas que no tienen respuesta cierta. Yo le planteé otra.

- Debo admitir que yo tampoco me quedo contenta con esos misterios que parecen no tener respuesta, y me empecino en solucionarlos. Las paradojas ayudan a comprender que no todo tiene una solución ni una respuesta exacta.

Lo bueno de estar con Axel era poder hablar de todo un poco. Por ejemplo, de música. Le confesé que de pequeña mi abuela se empeñó en que yo estudiara música. Como Matt toca por lo menos cuatro instrumentos…me liaron a mí de mala manera. El piano si que me gustaba, pero el violín era muy pesado.

- Aprendí lo básico, pero no puedo presumir de saber tocar el violín. –Axel lo tocaba, y además le gustaba. Puse cara de circunstancia. – Que bueno. –se dio cuenta de que a mi no me entusiasmaba la idea de tocar el violín. – No me gustaba ni me gusta. El piano aun lo toco. Que manía de los adultos con que toquemos instrumentos.

Le conté que hace poco me habían regalado una guitarra eléctrica, y eso me gustaba más. Soñaba con poder imitar a mis artistas favoritos, pero aun estaba con lo más básico.
- ¿Un dúo guitarra eléctrica con violín? Puede sonar muy bien. Me suena a música celta, no se porqué.

Estaba disfrutando del paseo, de la compañía y del granizado. La conversación era fluida con Axel. No paraba de hacerme preguntas, y yo a él. Era interesante. Aunque insistía un poco con los asuntos muggles. Le dije que el invento muggle que más me había podido sorprender eran los parques de atracciones. Pero volar es mejor que subir a uno de esos trastos. Y de vuelta al Quidditch.

- Tengo que ir bastante rápida si quiero ganar, claro. Y tú…aun moviéndote poco, deberías ir con cuidado. Las bludgers están locas. - No era una amenaza, era una advertencia. He visto ya demasiadas bludgers golpear a jugadores. – Y tienes que moverte para defender bien esos aros. Cuando juguemos puedes extra tranquilo, cogeré la Snitch antes de que tengas que moverte mucho. – le vacilé bromeando.

Tras un corto paseo, estábamos cerca de London eye. Desde allí se podía ver la famosa noria dando vueltas.  Axel dijo que va rápida.

- No tanto, es la sensación que da. Seguro. – tomé un gran sorbo de granizado, se me había acumulado mucho líquido en la parte de abajo, pero sorbí con tantas ganas que no tardé en llegar a la parte helada, y sentí esa sensación refrescante. – Sssst. Refrescante.

Reí divertida intentando que mi cerebro entrase de nuevo en calor.

- ¡Vamos! Tengo muchas ganas de subir. – le estiré del brazo en señal de urgencia. – Acaba ya con ese helado. – le ordené. También yo tenía que terminar con el granizado.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Mar Sep 16, 2014 1:16 pm

Sin duda alguna, una de las muchas ambiciones del más joven de los Crowley era ser poderoso. Al contrario que todos sus hermanos, pretendía serlo por sus propios méritos y logros y no creérselo simplemente por pertenecer a una organización que no te hace poderoso, sino que sólo veneras a una persona que sí lo es. La afirmación de la rubia le hizo sonreír, ya que si ella lo pensaba, al fin y al cabo no debía de ir muy desencaminado.

-Algún día, lo espero.-Sonrió y asintió a su opinión sobre las paradojas.-Son un vacío. ¿No te parece? Resulta poético y a la vez irónico que en un mundo tan perfecto haya misterios por resolver. O quizás es que el hombre todavía no es capaz ni de entenderlos.-Se encogió de hombros, con una mirada perspicaz.

El Ravenclaw se sintió a gusto cuando la Slytherin confesó haber aprendido a tocar el violín. Era un instrumento difícil, no sólo basado en cómo colocar las manos y aprender ciertos acordes. El violín no iba por ahí. Para tocar ese instrumento debías de conocerlo, de tener un oído afinado y de tratarlo como si fuera oro en mano. No obstante, a ella no le gustaba ni le había gustado nunca. Axel frunció el ceño, con curiosidad.

-Dímelo a mí… Tengo cuatro hermanos mayores y todos desde pequeño hemos tenido que aprender un instrumento por culpa de la persistencia de nuestros padres. Por suerte, nos dieron a elegir.-Le explicó amistosamente, reparando en que ella aún sabía tocar el piano.-Uno de ellos, curiosamente toca el piano.-Lucian, uno de los hermanos más independientes y ariscos que tenía Axel. El Ravenclaw bromeó con la idea de hacer un dúo con ella, aunque si lo pensabas, podría ser una experiencia bastante didáctica y divertida.-Por suerte y lo bueno de la guitarra eléctrica es que puede sonar desde cañera y rockera, a hacer un sonido que te erice la piel.-Y no había que irse más lejos para corroborar aquello que el mismo grupo que Axel le había dicho a Lluna: Pink Floyd. Uno de los pocos que conocía.

Ambos comenzaron a hablar sobre el Quidditch y el chico no podía parar de sonreír ante la confianza de la rubia. Axel no confiaba demasiado en la buscadora de Ravenclaw, por lo que no le extrañaría lo más mínimo que perdiera contra alguien como Lluna.

-Lo bueno de no moverme mucho, es que mi mirada está siempre puesta en la Quaffle y en las Bludger.-Le aseguró a la chica.- Y espero que cojas rápido la Snitch, porque si esperáis ganarnos por puntos… es que no me conoces en los aros.-Alardeó bromista de igual manera que había hecho Lluna.

Axel esbozó una divertida sonrisa cuando la Slytherin no pilló su irónico comentario sobre la velocidad de la noria. Parecía y, de hecho, lo era, demasiado lenta. Pero no comentó nada al respecto, ya que ambos tenían ahora mismo como objetivo terminarse su tentempié rápidamente para poder subirse a aquella atracción turística. No había mucha gente en la cola debido a que era un día cualquier entresemana, lo cual era de agradecer, puesto que estar dentro de una de esas cabinas con más de diez personas, podría resultar desagradable.

-¡Sí, sargento!-Bromeó Axel, llevándose una mano a la frente como los militares ante la insistencia de Lluna. Le quedaba poco, al fin y al cabo era un pequeño vaso con una bola y media y, con el calor que hacía, mucho ya se había derretido, por lo que al final Axel se llevó el vaso a la boca para beberse el líquido que se había formado en su interior. Se pasó la lengua por la comisura de los labios, notando como el sabor a limón volvía a impregnarse en su lengua. Desconfiando de sus propias dotes para limpiarse, miró a Lluna.-¿Estoy sucio todavía, verdad? –Preguntó, señalándole con el dedo índice la boca.

Ambos tiraron los envases del helado y la granizada en una papelera y continuaron por el paseo hasta llegar al Ojo de Londres. Se acercaron al pequeño puesto en dónde comprar la entrada y cada uno se pagó la suya, colocándose luego en la cola. Apenas había nadie, por lo que en la siguiente cabina entraron un grupo de cuatro personas, una pareja con un niño pequeño y ellos. Era una cabina totalmente recubierta por cristal y el niño pequeño no paraba de darle golpes a todo. Los dos magos, se acercaron al extremo contrario a la puerta, para poder mirar hacia fuera.

-Menos mal que hay poca gente. ¿Te imaginas lo desagradable que hubiera sido entrar aquí dentro con más de veinte personas?-Que por lo que decía fuera, el cupo era más o menos una cantidad parecida.-Ya te has subido antes, ¿no? ¿Cuánto tarda en dar la vuelta completa?-Preguntó el Ravenclaw por curiosidad, mirando hacia el exterior. Aun no iban ni por la cuarta parte, pero ya la imagen de Londres empezaba a quedarse a sus pies.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Miér Sep 17, 2014 9:58 pm

Lo que realmente es una paradoja es lo bien que hemos congeniado Axel y yo. No suelo caerle bien a la gente, creo recordar que es una de las primeras cosas que le conté a Axel en la enfermería. Por lo visto, podía llevarme bien con la gente si lo intentaba, y hablaba un poco de mí. Siendo yo misma. No había aun muchas excepciones, pero Axel empezaba a parecerme alguien agradable con quien pasar un día por Londres. No se quejaba por caminar, había accedido a ir a los lugares que yo dije y daba buena conversación. No se puede pedir más.

- El mundo no es perfecto, Axel. Para cada persona el mundo perfecto sería de una manera, claro. Eso es lo que lo hace imperfecto. Nadie coincide con nadie respecto al mundo en el que vivimos. El mundo es más bonito con misterios sin resolver, de no ser así, sería muy aburrido.

Nos acercábamos al London Eye. Ahora hace años que no he subido, y ni siquiera recuerdo bien si va lento, o rápido. Se que no va a ir tan rápido como mi escoba, por eso no me da miedo alguno.
Hablamos de música, y eso nos llevó a hablar de instrumentos. Axel toca el violín, al igual que yo. Y por obligación. Absurdas ideas de padres aburridos.

- Podéis montar una banda entre todos. Los Crowleys. – reí. – Yo lo veo.
Juntar un violín con una guitarra eléctrica podría ser muy peculiar, pero no creo que sonara mal. Axel tiene un gran potencial, me gustaría verlo tocar.

- Trae el violín a Hogwarts, ¿no? – comenté en un tono totalmente irónico.

El Quidditch es uno de los temas recurrentes a la hora de hablar con la gente. Con la gente mágica, claro. No tendría sentido hablar de Quidditch con un muggle, ellos solo entiendes de fútbol.

- No se como de bueno eres tu, pero se como soy yo. Será divertido este año el Quidditch. Estoy deseando ver como pierde Hufflepuff, y Gryffindor, y Ravenclaw! – reí emocionada. - ¿Qué me das si os ganamos?

No es que me guste apostar, pero siempre es más divertido y motivante ganar si sabes que vas a ganar algo más. Espero que no apostemos golosinas, porque entonces me va a dar completamente igual ganar que perder. Para ganar, necesito una escoba mejor. No me quito esa idea de la mente.
Estábamos ya en donde empezaba la cola para la noria, le di prisas a Axel para que se terminara su helado, y yo terminé con mi granizado. Dejando un poso de hielo al final. Eso último ya no tenía sabor. Axel se tomó lo que le quedaba de un sorbo, e intentó limpiarse los labios, pero se los ensució un poco más. Axel preguntó si aun estaba sucio, asentí sonriente y le di un pañuelo de los de papel que llevaba en mi mochila.
Después de eso, tiramos los envases vacíos en una papelera, y compramos las entradas para el gran ojo de Londres. Desde aquí todo se puede ver. Las cabinas eran lo bastante grandes para que una familia numerosa más los abuelos y los tíos cercanos pudiese entrar entera, por esa razón Axel y yo nos tuvimos que mezclar con un atajo de muggles. Había un niño bastante molesto entre ellos. Será divertido, seguro. Por suerte, se está terminando el verano y no hay tantos turistas. Por eso se puede subir sin ir embutidos. Nos pusimos en el fondo. La cápsula era ahuevada, y llena de cristales. Desde un extremo se podía ver toda la ciudad, y el otro extremo daba al río, y al resto de ciudad. Me acerqué mucho a Axel para hablarle en voz baja.

- Ese niño es bastante desagradable también. ¿Por qué no le lanzas un confundus? Nadie se daría cuenta.

No era la primera vez que subía en la noria, era la segunda. Pero no me acordaba de cuanto tiempo tardaba en dar la vuelta. Es bastante lento porqué paran para dejar entrar a gente en las cápsulas, pero es bueno porque lo ves todo muy bien.

- Tarda bastante, y van parando para que suba la gente. Si buscabas emociones fuertes, este no es el sitio.

Me resigné a mirar por el cristal. Estaba anocheciendo y la ciudad estaba ya llena de luces. Es bonito. El mismo London eye se iluminaba de distintos colores, siendo un espectáculo en si mismo, y para el resto de gente que estuviera viendo la noria en estos instantes.
La noria se paró cuando estábamos casi arriba del todo, tenía que subir gente, hasta ahí todo normal. Pero dejó de parpadear, ya no emitía luces, y alguna gente estaba gritando. Instintivamente busqué mi varita, pero no llevaba mi túnica de Hogwarts ni la varita, aquí no puedo usarla aun.

- ¿Qué está pasando?

Miré a Axel intentando tranquilizarme. Será un fallo eléctrico o algo. Pero la gente gritaba, y la misma gente con la que compartíamos la cabina se puso un tanto nerviosa. El niño gritaba y lloraba.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Sáb Sep 20, 2014 3:55 pm

El mundo, como ente planetario, para Axel era simplemente perfecto. Estaba organizado de una manera que parecía una perfección física, tenía un orden, una cadena y una increíble evolución que hacía de todo un conjunto de perfecciones unidas. Sí, cierto era que desde que el humano había sido el encargado de sentirse el centro del mismo, habían desarrollado una gran capacidad crítica y pensamiento independiente. Y por eso llegamos a lo que decía la chica. Que no estaba tan alejada de la realidad.

-El hombre ha hecho que el mundo no sea perfecto.-Sonrió, chasqueando los dedos.-Pero no me quejo. Realmente lo prefiero así. Al fin y al cabo, cada matiz entre pensamientos conforma ideas totalmente distintas. Lo cual hace todavía más divertido intentar entenderlo todo.

El Ravenclaw sonrió ante la idea de formar una banda. Se reiría en su cara si le dijera que sus padres lo habían propuesto bastantes veces. Por suerte para los hermanos Crowley, muchos habían elegido instrumentos de cuerda, por lo que  hacer una pequeña orquesta resultaba cuánto más monótona. Se nota considerablemente cuando falta el viento y la percusión. Y no, por mucho que la madre insistiera, tocar el triángulo no valía como percusión.

-Normalmente lo llevo. Está muerto de risa en lo más profundo de mi baúl sin fondo. No lo uso casi nunca, pero me sienta bien tenerlo ahí por si algún día lo uso. Además… los de mi sala común son un poco reacio a la música. La gran mayoría no puede estudiar oyéndola. Es una distracción, dice… Para mí es una máxima concentración, si es sólo una melodía…-Se le notaba medianamente indignado.-Pero bueno, cada cual con sus cosas.-Se encogió de hombros.-¿Tú como piensas ingeniártelas con la guitarra? Si es eléctrica lo tienes un poco difícil, ¿no crees?

El castaño miró a Lluna con un brillo de diversión y competitividad en los ojos. Siempre le había gustado ganar y él siempre debía ser el mejor. Al contrario que los egocéntricos, es decir, que se creen el mejor sin ser más que una boñiga de caca con la autoestima muy alta, él no. Él luchaba por serlo, porque sabía que podía. Eran cuestiones muy diferentes.

-Eso ya lo veremos, pequeña.-La rubia preguntó que qué le daba si le ganaban y Axel soltó una carcajada.-Pues te daré las felicidades. ¡No te mereces nada más si ya vas a ser la encargada de elevar la copa de Quidditch! Eso sí… como seamos nosotros quienes os ganemos… -Sonrió ladeadamente.-Serás la encargada de recibir un “zas, en toda la boca” de mi parte.-Comentó bromista.

No tardaron en terminarse aquel segundo postre y tirar los envases a las papeleras para ponerse camino al London Eye. Desde fuera no parecía una atracción demasiado dinámica, pero si era tan famoso es que debía tener algo bueno. Cada uno se compró su entrada y entraron rápidamente, pues había poca cola debido a que estábamos en un día cualquiera entre semana. Una vez dentro, Axel se percató de que había un niño sumamente gritón y motivado. Puso los ojos en blanco y sonrió al escuchar a Lluna. Un confundus no le vendría mal. Dejarlo tirado en el banco durante toda la vuelta sonaba incluso como mejor idea.

La noria iba lenta y con suma paciencia. Sin duda la rubia tenía razón: emociones fuertes, totalmente nulas. Pero a medida que subían las vistas eran espectaculares, por lo que el chico asumió que aquella atracción era para turistas con problemas de corazón a grandes emociones. Tras largos minutos en dónde llegaron a la punta de arriba, para variar, la noria se paró para que abajo entrase gente. No obstante, no siguió el recorrido típico de volver a ponerse en movimiento sin apenas percatarte, sino que, atípicamente, siguió quieta más tiempo del normal. Las luces que iluminaban todo el Ojo de Londres se apagaron tras unos tintineos y se desató el caos.

Lluna le preguntó a Axel que qué estaba pasando y la verdad es que él de norias gigantes hiper lentas no sabía nada. Se acercó al borde para mirar hacia abajo y cada una de las cabinas restantes estaba totalmente oscura. El niño había desatado todo su miedo interior y la madre intentaba tranquilizarlo mientras el padre miraba por la puerta hacia abajo para ver si encontraba el motivo de aquello. Axel se acercó a Lluna.

-Será un problema eléctric...-Pero justo en ese momento un pequeño empujón, como si se tratara una mal sujeción, hizo que la cabina se desequilibrara y, el ángulo recto del suelo, quedase inclinado.-O no…-Comentó al darse cuenta de que aquello iba más lejos que un simple problema eléctrico.-Lluna, me has traído a una atracción tullida.-Dijo, manteniendo el equilibro, con ciertos nervios, mientras sin ningún tipo de tapujos sacaba su varita disimuladamente. Muchos podrían pensar que estaba loco, pero pensaba usarla de ser necesario. Ya se encargaría los desmemorizadores de hacer el trabajo sucio.-¿Alguna idea?-Preguntó, notando que, lentamente, la noria se notaba que no estaba quieta. Sin embargo, tampoco se movía en su recorrido normal, sino que estaba tambaleándose levemente.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.