Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Al encuentro con Axel (Axel S. Crowley y Lluna Conde)

Lluna Forman el Miér Jul 09, 2014 10:30 pm

Recuerdo del primer mensaje :


La cosa estaba clara. Conocí a Axel en la enfermería y fue tan amable conmigo que llegó a caerme bien y todo. A pesar de ser un Ravenclaw. Como no le vi a final de curso, le mandé una carta. Por supuesto, yo al escribí pero la elfa la mandó con el mochuelo de Matt. De momento no supero lo de las aves.
En la carta le pregunté por su estado, ya que tuvo un pequeño accidente de Quiddicth y se lastimó una pierna. Me enteré al recibir su contestación de que había estado en San Mungo con una enfermedad rara pero no contagiosa. Cuando al fin le dejaron salir porqué ya estaba recuperado, me mandó otra carta para vernos antes de irse a su país natal. Como soy yo la que vive en Londres, y se supone que conozco la ciudad, le dije donde podíamos quedar. La casa de Matt está cerca de Trafalgar Square, de modo que conozco ese trozo de ciudad como la palma de mi mano. Son ya demasiados días aburridos en casa por las mañanas. Axel me mandó una lechuza, y dijo de quedar a las ocho. Me preparé temprano. Al salir de la ducha me recogí el pelo hacia detrás, dejándolo suelto pero la cara libre de cabello. Y elegí unos zapatos cómodos, a partir de los zapatos ya elegí los vaqueros y la camiseta. Tampoco me vestí muy formal. El estilo que suelen llevar los jóvenes en Londres. Estaba lista mucho antes de la hora, pero decidí ir antes por si Axel también llegaba antes. Matt parecía feliz de verme salir con un chico. No supe como explicarle que Axel es un amigo. Muy guapo y eso, pero nada más. Salí de casa y pasé por Trafalgar Square. Hay siempre mucha gente, orientales haciéndose fotos, gente que va de compras. Odio tanto bullicio, pero me consuela el anonimato. Nadie sabe quien soy, nadie se acerca. Me dirigía al Sherlock Holmes Restaurant bajando por Northumberland Avenue y pasaban de las 7.

Llegué al conocido restaurante antes de las 8, de modo que decidí esperar a Axel fuera. Para que me vea, por si va un poco perdido. Ver a la gente pasar y como me miraban me estaba poniendo nerviosa. Solo es ver a un chico de Hogwarts, a solas, y fuera de Hogwarts. ¿Por qué tengo que estar nerviosa? Debería estar muerta de los nervios. Espero que no tarde en venir, o me va a dar un ataque.
Axel podría llegar sin perderse, o preguntar. Todo el mundo en Londres sabe donde está esto. Se debe a que Sherlock Holmes fue un famoso detective.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Lluna Forman el Dom Sep 21, 2014 11:41 pm

La conversación sobre la perfecta imperfección del mundo no podía ya dar más de si. Fue divertido poder hablar con Axel de aquel modo desenfadado, pero casi rallando la locura. Era fácil la conversación con él. Tanto de asuntos metafísicos, como de asuntos más mundanos como el deporte o la música. Hablando descubrimos que ambos tocamos instrumentos. Por lo que parecía, Axel era un virtuoso del violín. Todos en su familia habían estudiado para tocar un instrumento, por eso bromeé con la banda de Crowleys. Él lleva siempre el instrumento en su baúl. Interesante. Jamás he escuchado a nadie estudiando música en Hogwarts. Y siempre pensé que justo en eso la casa Ravenclaw tenía que llevar ventaja. Muchos de los que cantaban en el coro del colegio pertenecían a la casa de los inteligentes.

- Entiendo eso, a mi me cuesta concentrarme si hay música. Si es solo instrumental, tiene un pase. Pero si es alguna canción que me gusta…imposible. Dejo de leer, y me pongo a cantar de forma inconsciente. Es un deseo irrefrenable.

Nadie había puesto música en la casa Slytherin en horas lectivas, nadie. Y durante los fines de semana, en contadas ocasiones. Reí cuando Axel quiso hacerse el listo con respecto a mi instrumento diabólico.

- Mi guitarra puede funcionar también con magia, ¿no? Al igual que el tocadiscos mágico. Seguro que hay una forma de hacer que suene sin electricidad.

Estaba más que segura de que Matt me diría como hacerlo. Aunque llevar la guitarra a Hogwarts todo el curso, para usarla… ¿una vez quizás? No se si vale la pena.

- Siempre podemos quedar en mi casa para montarnos una buena fiesta.

Hablamos de Quidditch, de la copa de Hogwarts. Pregunté a Axel que me iba a dar si ganábamos los de Slytherin, pero me dijo que un simple gracias. Me decepcioné un poco, y me abstuve de llamarlo gallina.

- Que formal… Pero vale.

¡Aburrido! Aunque prefiero mil veces que gane Ravenclaw antes que Gryffindor o Hufflepuff.
Llegamos a nuestro primer sitio que visitar. Entramos en una de las cabinas de la noria más famosa de Europa. Lo demás, era bastante monótono. Aquello daba vueltas, el niño gritaba, podías ver la ciudad, el niño pataleaba… Le dije a Axel que él podía hacerle un confundus, pero no lo hizo. Es demasiado paciente, y el niño demasiado malcriado.
Todo parecía muy normal, hasta relajante. La noria giraba un poco, y paraba. Subía gente en otras cabinas. Se podía ver Londres desde muy alto, las personas ya no parecían personas, eran como pequeñas hormigas. Todo muy normal hasta que la noria paró en seco, y las luces que la iluminaban se apagaron. Me quedé un tanto perpleja. Pregunté a Axel, pero él podía saber lo mismo que yo. Aquello se había parado. No había que ponerse nervioso, ha podido ser un fallo eléctrico. Pero algo más ocurrió. Todo se movió. Era como si la cabina se fuese a desprender de la noria. ¡Joder! Axel aun tuvo ánimos para bromear con que la atracción estaba tullida. Pero yo no. No iba a ponerme a gritar, el niño muggle ya lo estaba haciendo.

- No tengo ideas Axel. Creo que vamos a morir.

Lo dije con tanta calma que no se notaba que por dentro estaba a punto de estallar. Miré abajo. Nuestra cabina se estaba tambaleando un poco, y no ayudaba que el niño muggle gritase y diese patadas. Cogí a Axel fuertemente del brazo.

- Quiero que sepas que me ha gustado mucho conocerte. Fue genial tenerte de compañero en la enfermería, y ha sido genial este día.

Si la cabina se descuelga, vamos a caer a una gran velocidad. Será mortal. Es indigno para dos magos morir así, en una estúpida noria muggle. Pero no se me ocurre que podemos hacer. El corazón me iba muy deprisa, pero intenté regular la respiración para que no se notase tanto el mal trago de ese momento. Hasta me entraban ganas de llorar, pero nunca lloro delante de la gente. Abracé a Axel. Fue un acto reflejo extraño en mí. Ya que morirse es una experiencia muy solitaria, al menos quería notar un contacto.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Jue Sep 25, 2014 12:00 pm

Axel no había sentido nunca ese irrefrenable deseo de empezar a cantar como alma poseída por el diablo. No, el no solía conocer las letras de las canciones, ni tampoco era fan de aquellas que poseían siquiera letras. Él era más de música instrumental. No obstante, había visto como el mismísimo Satán poseía a su hermana mayor en una danza muy satánica en compañía de unos berridos que asustarían a cualquier persona de no esperarse dicho comportamiento. Suponía que ese era el sentimiento al que se refería Lluna, ya que si intentabas interrumpir a su hermana, probablemente se te lanzase al cuello por tener la osadía de intentar enturbiar su momento de relajación.

-He visto ese efecto en la gente. Yo como mucho tarareo, pero en el fondo termina por concentrarme.-Suponía que cada cual con sus manías y facultades. Se encogió de hombros y sonrió.-¿Y cantas bien? Puedes ser también la vocalista de nuestro próximo grupo de rock sinfónico.-Bromeó.

La guitarra eléctrica era un instrumento que él consideraba tan muggle que no tenía ni la más mínima idea de cómo funcionaría mediante magia. Era curioso, pero ya le preguntaría a Lluna si lo conseguía, ya que tras su idea se había quedado con la curiosidad. Y era un chico al que siempre le gustaba saciarla.

-Pues ya me dirás cómo.-Dijo sorprendido por sus palabras. Si podía tocar una guitarra eléctrica y que sonara exactamente igual que una normal, podrían hacer maravillas en Hogwarts. Por parte de Axel lo tenía todo más fácil tratándose de un instrumento totalmente acústico como el que tocaba.-¿Fiesta en tu casa? ¡Cuando quieras! A eso me apunto, siempre y cuando esté por aquí y mi familia no me haya raptado para volver a mi país natal.-Puso los ojos en blanco.

No tardaron en subirse a la noria. Qué estúpido fue pensar que aquello no parecía para nada interesante. Desde fuera parecía aburrida y lenta y la verdad es que dentro, tampoco era un éxtasis continuo. Era un lugar muy tranquilo, el cual iba lento y para colmo paraba en varias ocasiones para poder seguir con un ritmo decentemente constante. En las últimas ocasiones en dónde la cabina se paró, Axel sintió un pequeño tirón muy poco usual en la comodidad de las primeras veces. Al estar más arriba, pudo suponer que debido al viento, la altura y la estabilidad, podría tener movimientos más bruscos, pero lo que pasó no era sin duda algo normal.

No sólo todo se apagó, dejando a todos los integrantes de cada cabina alertados por el simple hecho de un apagón que no estaba dentro de sus planes, sino que la noria, o la cabina, Axel no lo sabía, dio un inesperado empujón debido a algo totalmente ajeno a los magos. Axel intentó tomárselo al principio con humor, con el poco humor que podría tener, puesto que una atracción turística tan importante como aquella no podía tener fallos como aquel. Sin embargo, la reacción de Lluna le hizo volver a la vida real de un sopetón, dándose cuenta de que aquello podía ser realmente peligroso.

Sacó su varita y la mantuvo fuertemente sujetada mientras escuchaba a Lluna, la cual se agarró fuertemente del brazo de Axel (el que no portaba la varita). El chico sólo podía ver cómo aquello se movía inestablemente y oír como aquel niño soltaba más berridos que toda la noria juntas. Era agobiante. Parecía que estaba en una esfera, en el vacío de la nada. Ahora mismo, podían pasarse por la cabeza muchas cosas y no reaccionar para hacer ninguna. Él se veía muriendo contra algo épico. Siendo víctima de una gran criatura mágica desconocida  que él descubriera y que utilizaran su cuerpo para alguna experimentación que diera lugar contra la cura de la viruela de dragón. O algo de eso. ¿Pero ahí? ¿En una noria muggle que va a menos de diez kilómetros por hora? Aquello no era triste, era inadmisible.

Escuchó las palabras de Lluna y se sorprendió por ellas. ¿Realmente pensaba que aquel sería su fin? Podría estar predestinado para muchos muggles, pero sin duda un mago podría tentar al destino. Sintió el cálido abrazo de Lluna y de verdad que lo sintió como si estuviera abrazando a la muerte. O, irónicamente, estuviera abrazándose a lo único de allí que podía mantenerla con vida. Axel la rodeó con el brazo libre, protegiéndola y sintió como su cabina volvió a tambalearse, esta vez con más dureza.

-Mierda…-Maldijo por lo bajo, intentando no perder el equilibrio. El niño volvió a gritar y Axel se dio la vuelta, obviamente hasta las narices, lanzándole un “Silencius” no verbal que hizo que, esta vez, los padres se volvieran locos por no poder escuchar a sus hijos. Por suerte, ellos no gritaban. Volvió a girarse hacia adelante. Si se caía, el chico podría parar la caída para que nadie sufriera daños, aunque que una atracción como esa se cayera era tan poco probable… Axel se acercó al cristal junto con la chica, dando unos pequeños pasos. Vio como abajo, por dónde habían entrado, ya estaban los bomberos arreglando el fallo que parecía ser algo mecánico. El chico llamó la atención de la chica.-Lluna, no creo que hoy sea nuestro día.-Suspiró “tranquilo”.-A no ser que algún ente superior nos quiera muertos, no te preocupes que aunque esto se caiga no nos pasará nada.-Le aseguró, tranquilizándola.-¿Estás bien? Yo… permíteme la vulgaridad tan impropia de mis palabras pero… tengo los huevos como corbata…-Sonrió, notando como la cabina intentaba volver a ponerse en macha, inútilmente, pues lo único que sintieron fue un tirón lateral. El chico se sentó en el suelo, puesto que de pie podrían caerse y aquello parecía ir para rato. Eso sí, Axel no quitó la mirada del plano del suelo. Si veía que eso se acercaba demasiado rápido, un Aresto Momentum salvaría la vida de todos. Luego los desmemorizadores tendrían que hacer un arduo trabajo, pero ese no era su problema.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Jue Sep 25, 2014 11:20 pm

Me sentía un poco tonta explicando que cuando escuchaba una canción que le gustaba, sentía un deseo incontrolable de cantarla, y por eso me era imposible concentrarme con cierta música. Axel me miraba como si aquello fuese cosa de locos. Quizás va en los genes, Matt también lo hace. Es muy gracioso verlo cantando y bailando en calzoncillos por toda la casa. Menos mal que la casa está insonorizada y los muggles no tiene que venir a quejarse. Me reí bastante cuando Axel dijo que podía ser yo la cantante de nuestro grupo.

- No se me da mal. Ya buscaremos un nombre al grupo y haremos ensayos.

Intenté decirlo con seriedad pero no pude. Tan solo con imaginar la escena me daba la risa tonta. Axel me dio que pensar. En Londres usaba la guitarra con electricidad, pero no hay de eso en Hogwarts. Entonces me acordé de una banda de magos que tocaban sin usar inventos muggles.

- He visto tocar a Las Brujas de Macbeth, y no usaban electricidad. Seguro que hay una forma. ¿Te suenan? – me puse a tararear su conocida canción “Do the Hippogriff”. - ¿No?

Yo sería como Kirkey Duke, con la guitarra, pero con un tono de piel más saludable. Si no se podía, siempre podíamos ir a mi casa y celebrar una fiesta con música propia. Sería divertido.

- Ya planearemos bien eso de la fiesta. Antes debería terminar en Hogwarts con buenas notas, y luego ya daría esa fiesta para mis amigos más cercanos.

Y los únicos. Axel, O, Matt… Mis amigos más cercanos se reducen a un grupo de 6 o 7 personas. No está mal.

Subimos a la noria con una sonrisa, pero pronto se nos borró de la cara. Algo estaba pasando. Las luces de la noria se pararon, y la cabina dio como un golpe seco. Se habrá ido la luz, pensé al principio. Miré abajo. Toda la noria estaba parada, pero solo nosotros parecíamos estar balanceándonos. Hay muchos metros. Y no llevo mi varita conmigo, es la mejor manera de evitar la tentación. De haberla llevada conmigo, el niño ese tendría la lengua atada para que se estuviese un poco más callado. Me estaba molestando mucho. Me puse un poco fatalista, tanto, que incluso abracé a Axel. Él por lo menos llevaba su varita, y podía usarla. Lo primero que hizo fue callar al niño. Fue un gran alivio. Axel se acercó al cristal de nuevo, y me llamó. Me acerqué despacio, y me agarré fuerte de la barandilla. Abajo estaban los bomberos. Axel parecía más tranquilo, pero yo no. Esos muggles salvarán primero a los de las cabinas más bajas, y nosotros estamos muy altos. ¿Y si caemos? De nuevo me dieron ganas de llorar pero me aguanté. Axel se sentó, y le imité. Preguntó si yo estaba bien, y le dije que si. Tenía los huevos como corbata.

- Si que es vulgar, si. Pero yo también me he acojonado bastante.

Somos magos, o casi, algo podemos hacer para no morir aquí. En caso de que esto se ponga peor. ¿Verdad? Doblé mis rodillas, y escondí mi cara entre mis manos. No quería que nadie me viese así. Respiré hondo una o dos veces, intentando pensar en algo bonito. Es lo que te dicen siempre. En ese instante deseé poder tener alas. Miré a Axel. Si él está más o menos tranquilo, yo también debería. Siempre tan catastrofista e histérica.

- Cuando vayamos a ver el parlamente el cielo estará más que oscuro. – dije para quitar hierro al asunto.

Dentro de nada estaremos abajo. Iremos al parlamento, volveremos a Hogwarts. Y yo no volveré a montar nunca jamás en esta máquina infernal.  
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Miér Oct 01, 2014 1:00 am

A Axel podrían ponerle todos los grupos de música delante y no reconocería ni la mitad. Tanto muggles como mágicos. ¿Sabéis esa sensación de que la música es vida? ¿Esa increíble necesidad de tener que escucharla a cada momento? Era cierto que parecía imprescindible en la vida de la gente, e incluso resultar ser un arte que puede ser en principio un simple entretenimiento, para luego convertirse en una necesidad; en algo que determina tu estado de ánimo. Un apoyo o lo más cercano a la comprensión. Axel no experimentaba eso con la música, pues podía conseguir todo aquello mediante la lectura. Resultaba extraño… pero unas dulces notas sonando en melodía podían erizar el vello de cualquiera; a Axel se le erizaba el vello cada vez que descubría algo y se daba cuenta de tantas cosas que desconocía. Sin duda era un chico con pasiones totalmente poco comunes.

-Ni idea, soy un ignorante. En ese tema no me importa que me lo llamen.-Sonrió, encogiéndose de hombros. Odiaba que le llamasen ignorante, era el peor insulto que podrían decirle a alguien como él, que se empeñaba en intentar saberlo todo. Pero cuando no sabía algo y lo admitía, era cómo vía libre para poder ser llamado así por otros.

La idea de hacer una fiesta llamó la atención de Axel y como para no… Siempre le habían gustado las fiestas, sobre todo cuando era en compañía de buena gente. Aun recordaba la última fiesta a la que había ido antes de enfermera, en las vacaciones de pascuas, fue con Tea y… si se pone a pensar, realmente recordaba lo justo y necesario. Era en uno de los pocos acontecimientos en dónde Axel perdía toda aquella aparente seriedad y responsabilidad. Al fin y al cabo, es un adolescente de diecisiete años.

-Yo lo veo… para navidades. ¿Qué mejor que una buena fiesta navideña teniendo en cuenta que estará nevando por Londres y salir será impensable?-Miró a Lluna con ojos inocentes.-Sabes que es una buena idea...-Intentó hacerle ver, a ver si la convencía.

Mucho pensar en fiestas y poco se esperaban lo que estaban a punto de vivir. Axel había subido tranquilamente (de hecho, muy tranquilamente, ya que desde fuera aquella lentísima noria no suponía ninguna amenaza) a aquella noria e incluso a mitad de camino hacia la parte más alta, sintió que perdía su tiempo. No por la compañía, ni tampoco por estarlo pasando mal… Pero si tanto le gusta volar, ¿no podrían recorrer Londres con algún hechizo que los ocultara en escoba? Sería todo mucho más bonito y no tendrían que estar continuamente en una órbita circular monótona. Sin embargo, la auténtica desgracia apareció cuando aquella noria sufrió más de un fallo eléctrico y mecánico. Axel se había asustado de lo lindo, pero por suerte era un chico que cuando se estresaba, pensaba más de lo normal. Y si pensaba demasiado, estaba lo suficientemente ocupado como para estarse preocupando en su reacción exterior. Podría parecer tranquilo, pero realmente en su interior estaban pasando en película todas las posibilidades posibles para salir de allí en un momento crítico (mientras en un plano totalmente irrelevante, más o menos por la zona inferior izquierda, en un cuadrito muy mono de su mente conceptual, pasaba una película de toda su vida, por sí moría en aquel lugar que no se perdiera lo más mínimo de lo que deja atrás).

La cosa pareció estabilizarse y fue entonces cuando se dio cuenta de que Lluna estaba abrazado a él. Consiguió esbozar una pequeña sonrisa al ver que no había pasado nada. Sólo fue un susto. No conocía mucho a Lluna, pero sí lo suficiente como para haberse encariñado de ella lo que no se hubiera esperado cuando la conoció en la enfermería, por lo que por una parte se preocupó por su bienestar y otra se alegró por verla en una pieza allí de pie. El chico se acercó al borde y se sentó en el suelo, haciéndole una señal a la rubia para que se sentara a su lado. Mientras tanto, observó como todo el mundo se había puesto alrededor de aquel niño que había perdido la voz. Podría habérsela devuelto, pero no tenía ni ánimos ni ganas. Además, era un simple muggle, ya hablaría cuando se le fueran los efectos.

Prestó atención ante lo que dijo Lluna y sonrió, pasándole una mano por detrás para acercarle a él en vista de la posición que adoptó, propia de la gente insegura. Le acarició el hombro más alejado de él con la mano e intentó animarla.

-¿Seguro que estás bien?-Preguntó.-Si quieres congelo a todos estos muggles para que te sientas más a gusto.-Le susurró eso al oído, intentando parecer divertido. Él aún tenía las pulsaciones a cien, pero se estaba esforzando por no quedarse en una esquina calculando las posibilidades de morir que tenían. Que es lo que hubiera hecho de estar solo.-O también puedo conjurar una escoba y, cuando venga, salir volando de aquí. Aunque los Desmemorizadores posiblemente la tomen conmigo de por vida.-Añadió.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Miér Oct 01, 2014 10:57 pm

La música relaja, excita, calma, te puede hacer reír, llorar… Es extraño que algo que hizo alguien ni se sabe cuando ni donde, pueda llegar a mí, ahora, aquí y me haga sentir cosas. Yo supongo que es porque la música hace que la mente recuerde ciertos momentos. Cosas que te han pasado. Axel en cambio, desconocía todo lo relacionado con música y grupos. Sonreí comprensiva. Cada cual tiene sus gustos.

- Ya cambiaremos eso. – le guiñé un ojo.

No es difícil introducir a alguien en un tema tan grande como es la música, aunque es difícil ser un entendido. Hay más de un millón de grupos buenos. Yo ni siquiera conozco a cien. Y todo esto venía porque Axel toca el violín y yo la guitarra eléctrica, y bromeamos con formar un grupo. Si no se puede tocar en Hogwarts, quedaremos en Londres y haremos una fiesta. A Axel parecía encantarle la idea. Bien pensado, sería muy divertido. Tengo que hablar con Matt de esto y pedirme permiso.

- Yo estaba hablando de final de curso, y tu te adelantas a navidad… - me quedé pensativa. – Me parece una buena idea. Iré hablando con mi tío, seguro que se apunta. Cuanta más gente mejor, ¿no?

Podría invitar a Axel, a Matt, a O, y seguro que a alguien más. Y mi tío Matt podría traer a Willow, y así me la presenta, que sigo con la curiosidad. En todo el verano a penas me ha hablado de ella. Sería divertido montar una fiesta en casa para celebrar la navidad o lo que sea.
Subimos a la noria muy emocionados, sin imaginar lo que iba a pasar unos instantes más tarde. Aquel aparato muggle se detuvo mientras nuestra cabina estaba en lo más alto, y empezó a tambalearse. Por un momento pensé que la cabina se iba a caer e íbamos a morir todos. La espera fue muy exasperante. Nadie sabía que estaba pasando aunque se veían abajo los bomberos. Por suerte, Axel podía hacer magia para salvarnos. Eso me tranquilizó un poco, pero poco. Tuve que reunir todas mis fuerzas para contener el llanto. No me gusta que me vean llorar. Estaba tan histérica y convencida de que iba a morir, que incluso abracé a Axel con todas mis fuerzas. Después me aparté, y nos sentamos en el suelo de la cabina. Gracias a Axel, el niño muggle gritón había enmudecido y era más agradable estar allí. Una vez sentados, Axel me pasó su brazo por mi espalda y me sentí mucho mejor.

- Estoy bien. ¿y tú? - Sonreí cuando dijo lo de congelar a esos muggles. Eso no iba a hacerme sentir mejor. – Mejor lo de la escoba.

Imaginé poder salir volando de aquí, y parecía una buena idea. Aunque nos pondríamos en un buen lío con el Ministerio, y quizás nos obligasen a romper nuestras varitas. En el Ministerio tienen unas leyes un tanto absurdas. Si usamos la magia para salvar la vida, no debería ser motivo de castigo.
La noria se movió de nuevo, empezaba a bajar no sin dificultad. Parece que han solucionado el fallo.

- Axel, ¡ya baja! – dije emocionada. - Jamás volveré a subir a un trasto muggle como este. – dije sin bajar el tono.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Jue Oct 09, 2014 1:23 am

Siempre ha sido un chico con suma curiosidad, ansias de saber y, sobre todo, ganas de superarse. Aunque a primera instancia, sin apenas intercambiar una palabra con él, puede parecer alguien antisocial que prefiere estar con un libro antes que con una persona (lo cual era cierto), era alguien bastante extrovertido, un amante tanto del conocimiento, como de las personas. Le encantaban las personas, sobre todo por la increíble diversidad existente, por esa razón, le parecía de lo más llamativa una fiesta con una chica que le caía estupendamente bien y que para colmo, amenazaba con poder compartir su música con otro ser humano que no proviniese de la familia Crowley. Porque de la familia Crowley pocos humanos salían, ya que la gran mayoría se convertían en ratas.

-Cuanto antes mejor, ¿no? Así puedes hacer dos…-Bromeó.-Claro, si a tu tío le gusta el vino ya debe de ser un buen hombre. ¿Toca algún instrumento o le dejamos la pandereta o el triángulo a él?

Axel en un lugar como aquel, refiriéndose al país completo, se dejaba llevar a todas partes, sobre todo si una amiga inocentemente le decía que iban a subir a una atracción bastante inofensiva dedicada exclusivamente a la admiración del paisaje londinense. ¿Qué iba a pensarse él y ninguna otra persona que aquello que estaba a punto de pasarles, iba a suceder? Hacía muchísimo tiempo que Axel no sentía un susto como aquel, un verdadero susto de temor por su vida. Fue totalmente de improviso y, normalmente, cuando algo atenta contra su vida, tiene que ver con la actitud mágica que le caracterizaba.

Pero no, para desgracia para el Ravenclaw, le había tocado vivir una de las experiencias más increíblemente fuertes en un lugar puramente muggle. Tenía el corazón a mil, las pulsaciones desorbitadas y los huevos no digamos dónde. Sin embargo, Lluna parecía estar mucho peor, motivo suficiente para intentar tranquilizarse, pues si ambos se volvían “histéricos”, nadie iba a sacarles de ese bucle. Axel sacó la varita y la guardó en la manga de su suéter, para estar más seguro, ya que era un chico que se sentía realmente a gusto con su dominación mágica, por lo que pasara lo que pasara se sentía en la capacidad de hacer algo al respecto (o eso pensaba él, quizás en el momento el estrés escénico fuera demasiado como para enfrentarlo, eso nunca se sabrá).

Por suerte todo pasó rápido aunque para ellos fuera eterno y aquello parecía solucionarse. Axel intentó animar a Lluna, sobre todo porque haciendo eso, también se animaba a sí mismo y se olvidaba un poco de lo que acababa de ocurrir. Se habían sentado en el suelo, apoyados al cristal. Ahora mismo lo que menos quería Axel era mirar el exterior, pues ver la distancia existente que había entre su posición y el suelo, de repente le daba vértigo.

-Yo también.-Contestó el chico, sonriendo por lo de la escoba.-Sí, ¿verdad? Una pena que los hechizos de ocultación aun no estén en nuestro repertorio, sino te llevaba por ahí con la escoba. Cuando aprenda, te llevo a la cima de ese gran edificio de ahí.-Señaló el Big Ben, pero no sabía cómo se llamaba.-Por la noche, para ver si se ve mejor el parlamento iluminado o todo Londres.-Añadió. En realidad, lo había dicho un poco sin pensar, pero no pintaba nada mal la idea. Poca gente tendría la oportunidad, o el privilegio, de poder ver una visión como esa.

Un pequeño tirón inofensivo tiró de la cabina hacia abajo, comenzando a bajar con dificultad. Como si fuera por fotogramas, con pequeños y bruscos movimientos. No era lo más confortable del mundo, pero sin duda era mejor que permanecer quietos a saber cuánta altura.  

-Sin duda yo tampoco.-Contestó el chico.-Ni volveré a hacer caso, ¿el parlamento a dónde vamos a ir se nos caerá encima o algo? ¿O ese puente se caerá? –Señaló el puente que cruzaba el río Támesis.- Porque después de esto…-Le picó, moviendo molesta y cariñosamente el pelo de la chica.

Podrían no tener mucha confianza, pero después de aquello ni de lejos tenía en mente de manera fría o distante. Hasta él necesitaba un aporte de cariño después de pensar que iba a morir tras una caída libre de una noria gigante.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Vie Oct 10, 2014 12:52 am

Lo de la fiesta empezaba a gustarme. Hace muchos años que no celebramos una fiesta en casa. Quiero decir, en la mansión. La abuela ya no se encuentra con ánimos. Además, las fiestas de navidad de los Forman era aburridas. Todo lleno de viejos, y viejas, niños y…Brad. Hace tiempo que no se nada de Brad. A saber donde está.
Lo que yo quiero es una fiesta de verdad, con gente joven, música bailable, alcohol y comida de picoteo. Algo divertido, vaya. Seguramente a Matt le encantaría la idea. Yo había pensado en hacerla después de los exámenes, pero Axel había dicho por navidad. Bromeó con que podía hacer dos.

- Primero planearemos la de navidad. Quiero que vengas, y puedes traer a alguien. Cuantos más, mejor.

Matt no iba a decirme que no, sería divertido. Eso si, solo magos y brujas. Quiero estar a gusto en mi casa. Axel me preguntó si Matt toca algún isntrumento.

- Mi tío es muy  jovial, se apunta a todo. Se que toca cuatro instrumentos. – se queda pensativa. – Piano, violín, trompeta y… - algo de percusión pero nunca recuerdo el que…- el tambor o algo así.

Matt tuvo más gusto por la música que yo, y nunca dejó de estudiarla. En la mansión, tiene un bonito piano de cola. Lo suele tocar cuando va de visita, a la abuela le encanta.

Las risas y comentarios triviales se terminaron un rato después de haber montado en la noria más famosa de Londres. Por una coincidencia nefasta, se había estropeado justo cuando la cabina en la que estábamos llegaba al punto más alto. Fueron los minutos más tensos de mi vida. Si la cabina caía desde aquella altura las posibilidades de sobrevivir eran pocas. Las de sobrevivir y quedarse tonto, remotas. Axel me hablaba todo el rato, no se puso nervioso de más. A mi no me gustaba estar encerrada y a punto de morir como cualquier insignificante muggle.
Abajo, muchas personas se habían concentrado al ver que algo pasaba. Había policia y bomberos. Pero la noria no funcionaba aun. Axel habló de tener una escoba en ese momento. Sería genial. Sonreí al imaginarlo. Y más cuando Axel dijo que cuando supiera hacer hechizos de ocultación me llevaría a lo más alto del Big Ben.

- Eso es el Big Ben. Una torre con un reloj de lo más normal. Seguro que sería más interesante verla desde arriba y montados en una escoba. -Quería animarme también, o acabaría deprimiendo a Axel. – Desde allí se vería el London eye, y yo le enseñaría el dedo corazón. No vuelvo a subir aquí…

No me daban miedo las alturas, pero si caerme desde esta altura. Me emocioné al notar que la noria empezaba a bajar, a trompicones y de forma brusca, pero bajando.

- Lo mejor será que veamos el parlamento de lejos, y sin acercarnos mucho al puente. No vaya a ser que caigamos en el Támesis.

Axel intentaba picarme, pero estaba tan feliz que no me molestó en absoluto. Al fin llegó nuestro turno. La cabina se abrió, y bajamos. Una amable señora nos intentaba explicar que se había roto no se que de unas baterías. Pasé de ella y salí de aquel infierno. Necesitaba respirar aire de más cerca del suelo.

- Estamos bien. – dije mirando a Axel como si le hubiera descubierto algo nuevo. Después, me acerqué y le di otro abrazo. – Siento ser tan pegajosa, solo me alegra estar viva, y que tu lo estés también. Creo que soy gafe o algo, deberíamos ir a casa.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Miér Oct 15, 2014 11:31 am

Sabiendo lo “divertidas” que eran las fiestas navideñas en casa de Axel, prefería mucho más ir a una fiesta en casa de Lluna, motivo suficiente como para pasar menos tiempo por esas fechas en Noruega. Tenía claro también que cuando se graduase intentaría por todos los medios no volver a Noruega, sino independizarse desde que tuviera oportunidad. ¿Vivir con poco dinero? No le importaba. ¿Vivir sin todas las comodidades que le ofrecían sus padres? Tampoco le importaba. Además de que no tenía intención de quedarse mucho tiempo en Londres, por lo menos no en los siguientes años. Pretendía irse de expedición a todas esas colonias mágicas en dónde poder aprender cosas nuevas, además de que era consciente de los lugares más propensos a poder encontrar nuevas criaturas mágicas. Como si se iba solo, le daba exactamente igual. Sólo necesitaba su varita, pergamino y tinta para poder escribir en ellos todo lo nuevo que encontrara.

-No tengo un gran repertorio de amigos a los que invitaría a una fiesta navideña. Pero alguno encontraré -Quizás Matt, el Ravenclaw. Ese chico no se perdía una y si le decía que iba a haber chicas seguro que iría de cabeza. También pensó en O., pero no veía a O. en una celebración como esa.

Por como describía Lluna a su tío, parecía un hombre realmente interesante. Aunque influía considerablemente en que se notaba que se llevaban realmente bien, por lo que dijera lo que dijera, iba a sonar bonito viniendo de ella. Es justamente el caso contrario al que se enfrentaba Axel. Su familia podría ser buena a ojos de mucho, pero él podría decir cualquier cosa de ellos que sonaría todo muy mal.

-¿En serio? Pues podemos tener el dúo violinista. Aunque siempre me ha encantado el piano. ¿Lo toca bien? -De no haber tenido un hermano mayor tocapelotas cuyo instrumento predilecto era el piano, probablemente Axel hubiera elegido ese. Como no quería ser, en otro sentido, la sombra de sus hermanos, decidió no elegir el piano y decantarse por alguno que no tuvieran sus hermanos.- Aunque espero que salga sonido decente, sino tus vecinos te van a odiar por romper el ambiente navideño con  música cutre -Dijo divertido, bromista. Podrían crear una barrera mágica en dónde no saliera el sonido interior y no habría problema ninguno.

El increíble bienestar que sentía junto a la rubia cambió drásticamente cuando por un momento vio pasar su vida por fascículo por delante de él. Por un momento creyó real la posibilidad de que aquello cayera y ellos terminaran hechos puré, ya que por un momento su mente se quedó en blanco sobre las posibilidades que tenía él para evitar aquello, por suerte, no dependió de él nada, ya que por ese momento se sintió un poco inútil.

Todo comenzó a tranquilizarse después de algunos minutos de tensión mortal, pero se notaba en el ambiente que había todavía algo de pavor en el interior de los dos chicos. No sólo en el de la chica (la que más lo demostraba), sino también en él, ya que él no recordaba ninguna situación tan drástica en dónde estuviera a punto de morir. Sin contar aquel día en San Mungo cuando la fiebre le subió hasta límite insospechados y era más un vegetal pocho en cama que un humano.

Tras el mal momento, el chico aprovechó para animar un poco la situación, teniendo de su parte el hecho de que la noria ya estaba bajando nuevamente. Sonrió ante la reacción de la chica cuando nombró la escoba.

-Podemos echarles maldiciones desde allí para asustar a los muggles y que las autoridades se vuelvan locos buscando un motivo físico… -Sonrió.-¿Por qué solo se me ocurren cosas con las que tendríamos problemas con los desmemorizadores?

Se le hizo larga la espera al chico en lo que bajaba la noria, pero cuando llegaron abajo, siguió cierto protocolo: primero, le devolvió la voz al niño, no vaya la familia a cogerse un trauma y, acto seguido, se volvió a guardar la varita antes de que nadie reparara en ella. Salieron de allí rápidamente, siendo los primeros en pisar tierra firme de su habitáculo. Se giró hacia Lluna y ésta volvió a abrazarle. Axel era bastante alto para su edad, por lo que la cabeza de la Slytherin quedó bajo su barbilla. Le devolvió el abrazo amistosamente y sonrió ante sus palabras.

-No te preocupes. Pero yo también creo que eres gafe… suerte tuvimos de cruzar las carreteras y que un coche no nos llevase por delante.-Bromeó, separándose de ella para sonreírle con una mirada.-¿De verdad quieres irte a tu casa? Puedo acompañarte a riesgo de que algo de algún balcón me caiga encima y me mate… o podemos arriesgarnos los dos a ir a nuestro siguiente destino. Total… ¿qué es lo peor que puede pasarnos? ¿Qué se nos caiga un edificio encima? –Añadió, metiéndose las manos en los bolsillos y haciendo el amago de comenzar a caminar para animarla a ello.-Pero en serio, si prefieres irte a tu casa, te acompaño. Sería totalmente comprensible después de casi morir.-Admitió con un guiño comprensivo mientras comenzaba a caminar alejándose de esa noria gigante.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Miér Oct 15, 2014 11:49 pm

La idea de la fiesta navideña en casa Forman estaba tomando forma. Me estaba empezando a ilusionar y a penas he hablado de ello con Matt. Estoy segura de que dirá que si, a él le gustan más estas cosas que a mi. Se pondrá contento al ver que tengo amigos y que los invito a una fiesta. Axel se apunta seguro, está casi tan entusiasmado como yo. Sobre todo con la idea de poder tocar su violín con alguien. Le dije que podría traer a alguien, y dijo algo que me hizo reír.

- Yo tampoco tengo un gran repertorio de amigos al que invitar, por eso espero que tu acudas. Alguna chica de Slytherin se me ocurre que podría venir, pero no tengo confianza con nadie más.

Matt podría invitar a Willow, y a otros conocidos suyos. Creo recordar que dijo algo sobre una sanadora… Me gustaría mucho poder disfrutar de una fiesta con gente más o menos conocida, para sentirme a gusto.
Axel parecía obsesionado con saber cosas de mi tío, y como yo siempre le tengo en mente, le iba contando cosas. Como que toca cuatro instrumentos. Entre ellos el violín, igual que Axel. Podrían hacer un dúo.

- Lo toca todo bien, es mucho más paciente y aplicado que yo. Por suerte, tiene todo el piso insonorizado y los muggles no pueden escuchar nada.

Prefería no pensar aun en ello, o me agobiaría demasiado. De momento, iría allanando el terreno para pedirle a Matt hacer una fiesta navideña. Podría invitar a gente del trabajo o algo. Gente joven y divertida.
La diversión se esfumó al subir al London Eye, y de que manera. Pasé de sentirme cómoda con Axel, a sentir miedo de morir. La noria se paró, las luces de la noria también, y la gente estaba notablemente nerviosa. La cabina se movía, y Axel tenía la varita preparada. Quizás por eso me sentí más segura, y recuperé un poco la compostura. Hay que ver de qué manera tan fácil pierdo los nervios en las situaciones complicadas. De no ser así, jamás le hubiera abrazado de aquel modo. Como si me despidiera.
Axel me animó bastante al decir que podría hechizar a esos muggles, y hacer aparecer una escoba para salir de allí volando. Me gustó la idea. Y luego, dijo que cuando aprendiera a hacer hechizos de ocultación me llevaría con escoba por Londres. Siendo invisibles, ningún problema.

- Solo se te ocurren cosas que nos darían problemas, pero es mejor pensar eso que pensar que vamos a morir. Yo lo prefiero. – sonreí soltando una carcajada poco animada.

Pero la noria ya nos estaba bajando poco a poco, a un ritmo lento y menos impresionante que al principio. Cuando estuvimos abajo respiré hondo. Axel debió quitar el hechizo al niño, porque volvía a gritar, extrañado de poder sacar sonidos por su boca esta vez.
Una vez abajo abracé a Axel. Esta vez con la alegría de habernos librado de una muerte muy dolorosa y patética. Una vez abajo, creí conveniente no jugarnos más la vida por hoy. Tenía el día torcido o algo.

- No quiero irme a casa un, estoy muy a gusto contigo. – me costó mucho decir esa frase sin que sonase drástica o repulsiva. – Solo es que…no quiero que nos pase nada más.

Nos alejamos poco a poco de la noria. Tomé el mejor camino para ir al Parlamento pasando por el Westminster Bridge. No creo que un puente tan bien construido se venga abajo porque lo crucemos.

- Si vamos otro día al museo de cera, ¿crees que los muñecos cobrarán vida? Quizás uno de esos famosos se derrita cuando le mire…

Volví a sonreír algo animada. Me apetecía llevar a Axel a ver el Parlamento de noche iluminado. Se lo había prometido. Lo de la noria no había sido más que un fallo muggle. Si pensara de verdad en que soy gafe, leería más el libro de adivinación y menos el de encantamientos.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Vie Oct 17, 2014 11:34 am

Si se juntaba el chico con muchas amistades pero sin muchas ganas de invitar a nadie que pudiera considerar realmente su amigo y la chica que está en proceso de conocer gente… la fiesta iba a ser un poco triste. A Axel le vino el flashback de Lluna y él en la enfermería mientras la chica le contaba tranquilamente su gran habilidad para hacer amigos. Por lo que contaba, el resto del año le fue mucho mejor con la sociabilización, pero por lo que también decía, su repertorio era muy amplio. Que no importaba, él, ella y su tío, lo darían todo en esa fiesta aunque estuvieran solos. Podía invitar a su hermana, la única Crowley que merecía la pena.

-De aquí allá se te ocurrirá. Queda todo el primer semestre de Hogwarts, suficiente para encontrar candidatos selectos y perfectos, ¿no?-Bromeó el chico, caminando a su lado con las manos dentro de los bolsillos, una manía que tenía.

Le parecía una idea estupenda, sobre todo teniendo la buena imagen que tenía del tío de Lluna, o por lo menos, la única que tenía y que su sobrina le había vendido. Le gustaba conocer a gente nueva, sobre todo con tan buenas críticas. Además de que las personas virtuosas a menudo son las que más sorpresas tienen. Axel se había motivado, por lo que se encargaría de recordarle a Lluna el plan que habían hablado si la veía por Hogwarts. Que esperaba verla más que el año anterior, cuya coincidencia fue simplemente una. Aunque justo después Axel enfermó y no estuvo en Hogwarts durante casi un mes.

Después de aquel desastre traumático. Por lo menos traumático para el niño muggle, ya que ellos más o menos lo estaban superando, consciente de que si hubiera pasado algo, quizás podrían haberlo remediado con algo de reflejos. Axel intentó olvidar ese momento, sobre todo porque aún tenía ese miedo en el cuerpo tan incómodo que, si no lo remediaba, lo volvía ausente y pensativo. Y para ser sinceros, no quería evadirse de la realidad que tenía ahora mismo delante, pues Axel evadido era muy aburrido para su compañía. En su mente podrían pasar millones de cosas que para él resultaban fascinantes, pero sin duda su compañía sólo veía un rostro pensativo y callado. Su hermana le pegaba collejas para despertarlo de su trance, pero su imaginación era tan amplia que podía perderse en ella misma.

-Quizás cuando nos graduemos podamos hacer todas esas cosas… No tener el chip puesto ni la varita registrada en cada momento nos dará muchas más libertades… Yo puedo hacer magia fuera del colegio, pero seguro que me tienen vigilado -sonrió, rascándose la nuca. Luego rio- Sin duda yo también lo prefiero.

Una vez abajo, Lluna dijo en un principio que deberían irse a casa. Axel lo interpretó como que quería irse o, por lo menos, barajaba la posibilidad. Por él no había problemas, pero sin duda prefería seguir con aquel paseo. Irse para su casa no le suponía ninguna motivación aliciente. Por suerte para el chico, la rubia no quería irse, lo cual le hizo sonreír por su contestación.

-Faltaría más. Si algún día no estás a gusto, avísame, que me crucio yo mismo.-Bromeó ante lo de estar a gusto con él. Eso intentaba siempre, que la gente estuviera a gusto con él. ¿Acaso eso no era lo que importaba? Si no le funcionaba, sin duda prefería que se lo dijeran para remediar su mal mentir. En este caso no tenía que fingir, estar con Lluna era divertido y al chico le gustaba mucho haber pasado la tarde con ella y poder pasar lo que restaba de noche.-No nos va a pasar nada más. Ya hoy has agotado el cupo máximo de gafadas con la de la noria, tienes tiempo suficiente como para vivir en paz sin que nada malo nos pase.-Contestó el chico, metiéndose con ella inocentemente.

Los chicos comenzaron a caminar por el famoso puente que cruzaba el río Támesis, pudiendo ver desde allí la noria que ambos evitaban ante todo volver a mirar. Ese sitio quedaba vetado para ambos. Si deseaban la muerte de alguien, en vez de decir: “Vete al infierno” dirían “Vete al London Eye”, teniendo en cuenta las experiencias vividas. El chico soltó una divertida risa al escuchar lo de los muñecos de cera.

-Espero que no, o todas mis primeras veces serán muy traumantes a tu lado.-Bromeó, sacándose una mano del bolsillo para pasársela momentáneamente por detrás del hombro.-Y eres gafe, solo tienes mala suerte, no es que tengas rayos láseres en los ojos. ¿Si no como vas a derretir a los muñecos sólo con la mirada?-Soltó una carcajada.

Una vez cruzaron el puente, la mirada del chico se dirigió inclinadamente hacia arriba. Muy poco inteligente por su parte, continuó caminando, por lo que chocó contra una mujer al desviarse de la trayectoria recta. La mujer se puso a soltar cosas en algún idioma que él no entendió y él solo pudo reírse, volviendo a acercarse a Lluna tras pedir disculpas y esta vez parándose. Observó la gran torre del reloj.

-Enorme, ¿eh? Aunque supongo que este no es el mejor ángulo.-Le dijo a Lluna, aprovechando para enterarse de la hora que era, puesto que él vivía sin un reloj ni un mapa en una ciudad que ni conocía. Por suerte su sentido de la orientación no era tan malo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Sáb Oct 18, 2014 12:51 am

Espero que Matt no me mate cuando el comente todo el asunto de la fiesta. Estoy segura de que a él le gustará la idea, y más, si con eso consigue conocer a Axel. Ya cuando el dije que había quedado con un amigo, no dejó de lanzarme miradas y hacer preguntas. Cuando le diga que le he invitado, y es probable que venga, se pondrá insoportable. Hablando de la fiesta con Axel me di cuenta de que no tenía a mucha gente a la que invitar, y mi nuevo amigo me dio una buena idea.

- ¿Me imaginas por Hogwarts haciendo encuestas a algunos alumnos? ¿Te gustan las fiestas? ¿Te gusta la música en directo? – solté un bufido. – Sería un trabajo horrible. Aunque prometo que haré lo propio para entablar más relaciones de las que tengo actualmente. ¿Me ayudarás con ello?

Imaginarme a Axel y Matt tocando música solo para mi, era bastante deprimente. Este primer trimestre será mi misión encontrar a gente divertida y que me caiga bien, para poder invitarla a mi fiesta de navidad. Tampoco es que en el piso vaya a caber mucha gente, pero seguro que Matt puede solucionar eso con magia. Yo soy inútil en ese sentido. Hasta que no acabe los estudios, no puedo hacer nada fuera del colegio. Si por lo menos Axel me ayuda a buscar gente selecta, se hará más ameno.

El accidente del London Eye no nos había dejado indiferentes. Para mí, había sido una situación muy traumática. Andar por la calle ahora tranquilamente era como hacerlo por primera vez. Durante los primeros pasos, incluso me temblaban las piernas. Continuara hablando con Axel me salvó de sufrir un ataque de nervios. Era mejor no seguir pensando en la suerte que hubiésemos corrido de llegarse a descolgar aquella cabina. Parecía que habían pasado años desde que cenamos en aquel lejano restaurante tan bonito. Allí mismo hicimos los planes de ver el London Eye, y mi lugar favorito, el Parlamento por la noche. Pero después del incidente de la noria, no estaba segura de querer seguir con las visitas guiadas. Se me puso un susto en el cuerpo que no había manera de quitar. Las bromas de Axel ayudaban, claro. Era divertido poder hablar con alguien de este modo desenfadado, sin más meta que llegar a enseñarle Londres.

- Si hay que castigarte con una maldición, espero que me concedas el honor.

Contesté a su broma con un tono normal para mí y que para otros podía sonar serio. Y lo cierto es que lo decía tal cual lo pensaba. Si alguien tiene intención de hacerse una maldición cruciatas a si mismo, que me avise que yo lo disfrutaré.
Estaba a gusto con Axel, y un incidente no podía estropearnos el final planeado. Así que decidí emprender el camino hacía el Parlamento, cruzando el Támesis por un puente que no iba a caer.

- Pues vayamos tranquilos. Aunque no deberíamos acercarnos mucho al Big Ben, yo creo que lleva mucho tiempo ahí plantado. No vaya a ser que nos caiga encima…

Bromear con las catástrofes que podían ocurrir era bromear con nuestra propia salud. Esa debe ser la mejor forma de no sufrir tanto como yo sufro cuando me encuentro con situaciones que me superan. Aunque pensándolo bien, en una situación así fue como conocí a Axel, y mira que bien. Bromeé de nuevo con lo de ir al museo de cera. La sonrisa de mi cara cambió un poco cuando Axel habló de las primeras veces a mi lado, diciendo que todas serían traumáticas. Sonó un tanto extraño. Solté un “jeje” por compromiso. Solo bromeaba, y la forma de hablar de Axel me hizo mal pensar por un momento. ¿Primeras veces de que? De ir a museos, y ya. ¿Por qué siempre le doy tantas vueltas a las cosas.

- Mis miradas derriten. – dije en tono serio. – Sin rayos lasentes de esos. - parpadeé rápido poniendo los ojos un poco estrábicos.

Lo miré con mis intensos ojos verdes, y después le di un pequeño empujón en broma. Continuamos caminando, hasta llegar al famoso puente. Axel iba tan ensimismado que tropezó con una señora y yo me reí, pues la señora le insultó en español.    

- Yo no creo que tengas cara de culo. Que señora más grosera. – miré a la señora con mala cara.

Nos paramos a ver lo que estábamos buscando ver. Lo había visto unas cuantas veces ya, y me seguía impresionando. Con todas las luces artificiales, las estrellas no podían verse. Es algo que echo de menos de Hogwarts. Cada noche puedo ver las estrellas, pues nada artificial muggle las tapa.

- Es inmenso. ¿Ha valido la pena? ¿Te gusta? Parece que estamos a salvo…

Continué avanzando por el puente. Cuando más te acercas al Parlamento, más alto sube el Big Ben, y más pequeña parece ser una persona. Quería saber las impresiones que le causaba a Axel. Quizás este lugar no le gusta, y ha venido solo porque yo quería venir. En el puente había bastante gente charlando, observando el río, parejas, muggles haciéndose fotos. Por un momento, les envidié. Me gustaría poder conservar una fotografía de este momento.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Miér Oct 22, 2014 12:26 pm

Se imaginó por un momento a la rubia caminando por todo Hogwarts con un pergamino en una mano y una pluma en la otra, haciéndole preguntas como los de esos ejemplos y otras tantas como: << “¿Eres Hufflepuff?” En caso de ser sí, tachar el nombre, en caso de ser no, pasar a la pregunta número cuatro. >> Parecía incluso divertido, pero sabiendo la cantidad de gente rara que hay en Hogwarts, no resultaba al manera más fiable.

-Claro que sí, aunque de primera mano parezco un chico un poco antipático, a lo mejor nos rehúyen.-Sonrió.-Es broma, si rehúyen los obligo a quedarse con magia, para que vean los simpáticos que somos.-Bromeó.-Aunque de verdad no sé cómo te cuesta tanto hacer amigos. Con que uses la tercera parte de sociabilización que has usado hoy conmigo, te ganarás a todo Hogwarts. O por lo menos, a toda tu sala común.

Fue entonces cuando una experiencia normal se convirtió en algo sumamente traumático. Aquello no se le iba a olvidar fácilmente al Ravenclaw, por no contar que se le había grabado a fuego lento en la mente para toda su vida. Daba las gracias de no haber muerto en aquel momento y de aquella manera, ya que de haberlo hecho, su familia hubiera tenido la certeza de que sí, era definitivamente la oveja negra de la familia que encima muere de la manera más triste conocida. La más triste era morir asfixiado por un cacahuete, pero sin duda esta que casi les pasa a ellos era la segunda más triste.

Axel nunca se había considerado alguien especialmente divertido, es más era consciente de que no lo era, por lo que no lo intentaba. Él tenía una manera diferente de divertirse, normalmente con charlas filosóficas o discusiones constructivas en dónde puedan llegar a un común acuerdo intermedio entre ambas propuestas. Pero siempre intentaba hacer sentir bien con aquel con quien hablaba, sobre todo porque si se molestaba en hablar con dicha persona, era porque le caía bien o podría darle algo a cambio. En este caso, Lluna no podía darle nada más que una agradable velada a su lado y su compañía era suficiente, por lo que cuando Axel habló de auto-cruciarse, le hizo gracia su contestación.

-Tiene usted el honor. Pero no me odies demasiado…-Dejó caer, con una encantadora sonrisa que hizo entrecerrar levemente sus ojos. Era conocido por todos que la maldición Cruciatus dolía más dependiendo del odio que sintieras por esa persona y Axel entre cuánto menos sufriera, mejor.

Los dos comenzaron a caminar alejándose de aquella del demonio muggle y acercándose al parlamento. Estaba bastante cerca, por lo que sólo tuvieron que cruzar el puente (el cual recibió un vistazo de ambos chicos a la vez que comprobaban la solidez del mismo) y caminar un poco más hasta encontrarse con aquella inmensa torre del reloj a apenas unos pocos metros. Antes de llegar, Axel se metió amistosamente con Lluna por sus miradas capaz de derretir la cera. La Slytherin contestó con diversión y Axel rio, mientras daba un paso hacia atrás por ese divertido empujón que recibió.

-Anda que… con esos ojos tan bonitos no vas a derretir nada, como mucho dejar a la gente atontada.-Contestó el chico sonriente, volviendo a posicionarse a su lado para continuar con el camino.

La mirada del joven Ravenclaw se ausentó de su realidad al observar la increíble edificación a la que se acercaban. Sabía que era grande, pero sin duda de cerca impresiona muchísimo más. Las luces de la torre le daban un aspecto de lo más elegante y por un momento tuvo muchísimas ganas de poder verlo de frente, como Lluna le había dicho. Sin embargo, antes de poder nada o reaccionar ante la belleza de aquello, una mujer se metió en medio de la trayectoria recta de Axel, por lo que él no la vio al no estar prestando atención y se chocó con ella. No entendió nada de lo que le dijo, pero teniendo en cuenta el tono de voz, suponía que no era nada amistoso.

Se sorprendió al escuchar a Lluna, la cual sabía lo que le había dicho. Alzó los ojos y se colocó el suéter antes de pararse en la acera.

-¿Me dijo “cara culo”? Vaya, me rompe el alma…-Ironizó, aunque luego giró levemente la cabeza para mirarla con curiosidad.-¿La entendiste? ¿Sabes español?-Preguntó curioso.-Siempre me ha parecido un caos de idioma.-Admitió.

Continuaron caminando  hasta poderlo ver más de cerca. Realmente tenía razón, aquello era inmenso y cada vez parecían ellos más pequeños. Axel había visto edificaciones así en Noruega, que no le resultaban para nada impresionante, pues lo veía todos los días. Pero aquel lugar le gustaba,  pues a pesar de la hora y la caída de la noche aun había montón de gente por las calles, además de que todas las luces que iluminaban aquello daban a la ciudad un aspecto incluso acogedor. Axel no había sido nunca un amante de Londres, le parecía incluso una ciudad normal en la que quedarse sólo por no volver a Noruega, pero sin duda allí había ganado puntos. O por lo menos, había conseguido tapar los puntos perdidos por el London Eye.

-Claro que ha valido la pena casi morir…-Sonrió.-Es broma, es muy bonito, no me lo esperaba así para nada. Y de hecho, no voy a engañarte, ¿desde cuándo es tan grande? A mí no me engañan, por la noche viene un mago y le hace un Engorgio…-Y no mentía en su percepción, pues de día aquello parecía muchísimo más pequeño.-¿Sueles venir mucho a verlo?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Jue Oct 23, 2014 9:44 pm

Lo de ir haciendo encuestas era solo una broma, yo no voy ha hacer eso ni loca. Estoy mejorando con las relaciones, y prueba de ello es lo bien que lo estoy pasando hoy con Axel, y que en ningún momento nos ha faltado tema de conversación. Quizás también es porque él es muy simpático, y tiene don de gentes. Aunque bromeé con obligar a la gente con magia a que nos escuche, parece buena persona.

- Tampoco quiero llenar la casa de gente, a ver si vamos a parecer sardinas enlatadas. Pero la gente que venga de mi parte, tiene que caerme bien. Eso mínimo. Como logro personal, este curso intentaré socializar más con la gente de mi casa. Lo prometo. – me acerqué un poco para dar un toque confidencial. – Los chicos son todos unos cretinos. – susurré.

Está claro que estar en Slytherin significa que procedes de una familia con ciertas costumbres, de sangre limpia, con ideas fijas… Pero algunos se pasan de chulos, y eso no me gusta. En cambio, jamás he tenido problemas con las chicas. Este nuevo curso intentaré entablar más conversaciones de dormitorio.

Pasamos un mal trago con el London eye, y dudo que en la vida vuelva a intentar subirme a una atracción muggle. Lo había pasado tan mal allí arriba, enlatados en una cabina que ya no se movía ni tenía luces, que los chistes de Axel me parecían muy malos pero me animaban. Es mejor reír dicen. Y lo prefiero después de haber pasado una experiencia tan traumática. La muerte nos acechaba. Finalmente se tuvo que volver a su cueva. En esos momentos me sentí bastante inútil por no poder usar magia fuera de la escuela. Axel si podía, y estuvo muy atento todo el rato. Usar magia delante de muggles suponía un gran trabajo para los desmemorizadores del Ministerio, y puede que un castigo a nosotros por usar magia en un lugar abarrotado de muggles. Tuvimos suerte cuando la noria volvió a funcionar y pudimos bajar de allí. No dijimos nada más sobre aquello, por el momento era mejor distraer la cabeza de los malos pensamientos. Uno nunca está preparado para morir, y menos de una forma tan estúpida. Cuando Axel habló de lanzarse una maldición cruciatas a él mismo, le dije que me concediera el honor.

- Tengo entendido que cuanto más odio, más duele. Tú a ti mismo no podrías infligirte mucho dolor. Aunque yo a ti tampoco. Debo confesarte que me caes muy bien, Axel. Cuando salí de casa esta tarde, no pensaba que iba a pasarlo tan bien hoy. Catástrofe traumática casi mortal a parte, claro.

Me costó bastante decirle aquello, no era mi forma de ser. No suelo decir las cosas que pienso, y menos de forma directa. Pero Axel, pese al poco tiempo que hace que le conozco, me ha demostrado que vale la pena.

Caminamos hacia el Parlamento, con pasó decidido pero sin prisas. No fuese caer el punte también. Por hoy ya nos hemos jugado bastante la vida. Continuamos con las bromas amistosas. Como el poder de mis ojos de derretir la cera. Puse una mirada bastante cómica, y Axel dijo que no iban a derretir nada. Como mucho atontar.

- ¿Atontar? Que va. Es que la gente sale así de tonta ya de casa.

Había visto el Parlamento un montón de veces, y siempre me fascinaba aquella vista. Es un lugar inmenso. Conforme te vas a acercando, más grande parece ser. La iluminación yo todos los detalles apuntan al Parlamento y a la gran torre del reloj, para que todos fijen la vista al pasar. Había gran cantidad de turistas muggles haciéndose fotos. Íbamos tan despistados, que Axel chocó con unas señora que fue bastante grosera.

- Quizás tienes el culo más bonito del mundo, y su insulto no era más que un halago. – me reí. – Estuve viviendo en España tres años, algo se me quedó. Y como soy superdotada… - me carcajeé sonoramente. – No, es broma. O sea, si viví en España. Cuando mi tío me adoptó, quiso que continuara estudiando el idioma. Dice que es útil. De modo que hablo Español, Inglés, y Francés. Todos los idiomas son un caos. Con lo fácil que son las señas.

Omití el catalán que n es un idioma muy reconocido, y la mayoría de gente ni sabía de su existencia, pero al parecer con tres años solo me comunicaba así, y tuvieron que buscar un intérprete. Luego ya me dejaron seguir estudiándolo. Por si algún día voy por España, es útil.  
Quise saber la opinión de Axel sobre la visita turística por Londres. Más que nada por si le había decepcionado un poco. Suelen exagerar mucho cuando hablan de otros países, y luego vas y te quedas con ganas de más.

- Creo que de día parece más pequeño, por la luz. De noche, toso está más oscuro. Usan la iluminación artificial para que el Parlamento parezca lo único que hay.

Me sentí un poco tonta después de explicar aquello. Como Si Axel no lo hubiese pensado ya. Su idea de la magia era divertida, pero demasiado irreal.

- No creo que a ningún mago le importe mucho la conservación turística de Londres, y venga a agrandar el Parlamento noche tras noche para que los extranjeros queden enamorados del lugar. – me encogí de hombros. – Es más divertido usar la magia para gastar bromas a los muggles. ¿No?

Axel parecía encantado con las vistas. Y en su mirada se podía leer el grado de satisfacción, más que por sus palabras. Al fin y al cabo, las palabras pueden mentir. Quiso saber si venía muy a menudo.

- Hace tiempo que no venía de noche. Matt me lo enseñó cuando era pequeña, y me gustó mucho. ¿Sabes que otra cosa me gusta de Londres? La navidad. Hacen que parezca especial. Los adornos, las luces…

Es de las pocas cosas que puedo ver en Londres. En verano y por navidades, que es cuando nos dejan salir de Hogwarts. El resto de festividades, por pequeñas que sean, las paso en el colegio.

- ¿Qué quieres hacer ahora?

El cielo estaba casi oscuro de todo, y la ciudad no ofrecía muchas alternativas por la noche. Tenía ganas de ver a Matt, como casa noche, y que NO me cuente cosas de su trabajo misterioso en el Ministerio. Aun así, estaba tan a gusto con Axel que no quería que la noche acabara tan pronto.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Axel S. Crowley el Vie Oct 31, 2014 12:57 pm

Imaginarse a Lluna como la chica de las encuesta se le hacía bastante gracioso, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de prejuicios que seguro que habrían en esa lista. La primera pregunta sería: ¿A qué casa perteneces? Sí contesta Gryffindor, fuera. Si contesta Hufflepuff, fuera. Si contesta Ravenclaw… Pues obviamente todos los Ravenclaw son muy guays, por lo que no había objeción. Aunque una encuesta de ese tipo vendría de alguien mucho más escrupuloso y, por lo que conocía de Lluna, sabía lo que había, pero no era una persona crítica hasta el punto de ser repelente. Que las habías y Axel las consideraba realmente molestas a dichas personas, pues eran como exactamente él odiaba ser.

-Mujer, es que invitar a gente que te caíga mal no creo que sea algo muy inteligente…-Le miró de reojo, dándole un divertido golpe con el codo.-¿Qué somos todos unos cretinos? –Fingió incredulidad.-Serán los de tu casa, los de Ravenclaw somos todos muy simpáticos y galantes… -Comentó.

El incidente en el London Eye fue un tanto traumático, motivo por el cual Axel no se subiría a ninguna atracción muggle de aquí a los próximos diez años, no obstante, no fue ni de lejos motivo para parar con aquella agradable quedada junto con su amiga. La verdad es que en un principio en la enfermería le había caído bien, pero también le había resultado bastante rarita. La típica chica un poco antisocial, pero precisamente por eso le cayó bien. Con el tiempo, las cartas y la preocupación que mostró la rubia cuando Axel enfermó, hicieron que le cogiera cierto cariño y ahora, tras esa agradable tarde, sin duda no se había equivocado con ella y su opinión sobre la rubia era mucho más positiva que antes. Aunque no era para menos después de lo simpática que era.

El chico sonrió ante el tema de la maldición. Nadie se odiaría tanto a sí mismo como para que un Crucio funcionara, por lo que la afirmación de Lluna le hizo sonreír.

-Así es, por lo que espero que si hago cualquier cosa que pueda molestarte, no llegues a odiarme tanto como para poder matarme de un Crucio.-Luego se carcajeó divertido ante lo que dijo.-Sí, dejando eso aparte, yo también me lo he pasado muy bien. ¿Quién lo iba a decir estando acompañado de esa chica rubia de la enfermería que sólo pensaba en su drástica muerte por dolor de estómago?-Sonrió levemente, mirándola.

Comenzaron a caminar hasta su próximo destino: el big ben. El camino fue tranquilo y no tardaron en bromear, ambos, sobre las catástrofes a las que podían ser sometidos. Entre ellas que se cayera el puente, que se cayera el Big Ben, que un autobús se fuera del carril y los atropellases… habían tantas formas muggles de morir justamente en ese sitio que no fue difícil encontrarlas casi todas. Hablando de todo un poco. El chico estaba tan en su mundo que ni se dio cuenta cuándo chocó sin querer con una mujer que paseaba por la zona. Dicha mujer le insultó en otro idioma, por lo que Axel simplemente puso cara de póquer al no entender absolutamente nada, motivo principal de que se sorprendiera tanto al ver que Lluna si sabía español. La rubia le contó la historia y el chico alzó las cejas con sorpresa.

-¿De verdad? ¿Hablas tres idiomas fluidamente? –Asintió con admiración.- Qué guay, al igual que tú tío, creo que hiciste bien en aprenderlos, te abren muchas puertas y por mucho que sean más fácil las señas, hay gente muy tonta que no sabe interpretarlas.-Se encogió de hombros.-Yo lo único que sé de Francés es: “J m’appelle Axel…”-Pronunció muy mal.-Y sí, sé que pronuncio como el culo…-Y se rio.

Sin duda alguna a Axel le parecía la mejor opción con la magia la de meterse con los muggles y ver sus reacciones. Cuando se graduara iba a irse de viaje e iba a saber la impresión de cada persona cuando se ve sometida a acciones mágicas que están totalmente fuera de su alcance. Aparte de eso, iba a hacer muchas más cosas, Axel era un chico que tenía tanta curiosidad que cualquier pequeño detalle podía convertirse en un mundo que estudiar. Su sueño siempre había sido –o por lo menos uno de ellos- el de escribir un libro. Aunque sabiendo todo lo que quería, con uno se quedaría muy corto.

-Totalmente. Apuntaré eso de darte un paseo en escoba y molestar a los muggles para cuando pueda hacerlo, ¿eh? Te lo debo. Verás que divertido. Aunque luego tendremos que huir de los desmemorizadores.-Se encogió de hombros. Axel no era de por sí un chico rebelde, ni de lejos, pero planes como aquel más que de rebeldía le resultaban comprometedores.- Nunca he visto Londres en Navidad, por desgracia… ¿Te gusta esa festividad? –Preguntó el chico. Él la odiaba, era puro consumismo innecesario porque él no sabía que mierdas comprarle a absolutamente nadie y, para colmo, eran unas fechas que tenía que pasar desde un principio hasta un final en Noruega, puesto que su hermana no se quedaba en Londres.

Axel se había quedado mirando al parlamento con algo de ausencia. Cada iluminación, cada entrada, cada ventana… Luego se percató en toda la gran cantidad de personas que había allí, observando aquel monumento que al parecer era más famoso de lo que Axel creía. Escuchó las palabras de su amiga e inconscientemente miró el reloj de la torre, dándose cuenta de la hora que era. No era tarde, pero el tiempo se le había pasado volando.

-¿Tienes hora de llegada? No quiero que tu tío me odie antes de poder tocar con él.-Sonrió.-Mi hermana no sabe dónde estoy, pero con tal de no llegar de madrugada no debo preocuparme por su cabreo. Eso sí… soy un poco ignorante en el tema de quehaceres nocturnos en Londres.-Se rascó la nuca levemente y miró alrededor.-¡Ah, ya sé! Hace muchísimo tiempo que no me tomo un cóctel. No alcohol mezclado con alguna mierda para quitarle el sabor, sino uno de esos que parece sabor de dioses. ¿Te apetece uno? Bueno, siempre y cuando algo de eso esté cerca.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Lluna Forman el Sáb Nov 01, 2014 12:22 am

Por supuesto que no iba a invitar a nadie que no me gustase. Es mi fiesta, son mis reglas. Lo de hacer encuestas tampoco era una buena idea, pero si una buena broma. Axel se reía bastante mientras yo me prometía a mi misma hacer más amigos en este curso. Quise expresar que todos los chicos de Slytherin son unos cretinos, pero olvidé decir Slytherin. Axel pensó que también los Ravenclaw me parecían unos cretinos. Bueno, no todos.

- Todos no. Tú, por ejemplo, no eres un cretino. ¿Conoces a más chicos que no sean unos cretinos en Ravenclaw? ¿Me los presentas?

Pregunté realmente interesada. Hasta la fecha, no había conocido ningún chico en Hogwarts que mereciera la pena. A parte de Axel, claro. Siempre está bromeando, es simpático, y tiene algo que me hace hablarle de cualquier cosa que pase por mi cabeza. También es muy guapo. Seguro que en Ravenclaw se lo rifan. Y pensar que le conocí estando en la enfermería, y estaba tan dolorida que a penas le presté atención. Ahora, mira. Escapando juntos de una atracción casi mortal, y vivos a pesar de todo.

- No te odiaré tanto como para matarte con un Crucio. Existe otra maldición para eso. – le comenté como quien habla del tiempo. No era broma del todo, pero sonreí.

Bromear con la muerte da mala suerte. Eso suele decir mi abuela. Pues bien, yo me río de la muerte en su cara. Nos hemos salvado por poco hace un rato. Ahora bromeo con la muerte.
Cuando Axel me recordó el episodio en la enfermería de Hogwarts no hice buena cara. No me gustaba recordar esos momentos. Me pongo muy nerviosa con el dolor, y tiendo a ser catastrófica.

- Ríete si quieres. Pero no soporto bien el estar mal. Y cada cosa que me duele, me da la impresión de que me voy a morir. Solo si es fuerte… La apendicitis es fuerte.

Aunque bien mirado, también su pierna era un asunto grave, y Axel aguantó el tipo todo el rato. Me animó y me ayudó a sentirme mejor. Es un valiente.
En todo el camino hasta el Parlamento no dejamos de bromear con la muerte. Llegó a ser divertido y todo. Hasta que Axel tropezó con una mujer que se puso algo borde. Por suerte, nadie pareció entenderla. La miré mal pero no le contesté nada. Al contárselo a Axel, se sorprendió de que entendiera el español, y le conté mi drama.

- Si, tres idiomas. Quizás cuatro. El lenguaje de signos es muy complicado, y cada idioma tiene algunas palabras distintas. – había intentado aprenderlo porque un tío abuelo de Matt era sordo. O eso nos hacía creer. – Música, lenguas… He tenido una educación primaria muy divertida. – dije asqueada. Axel intentó decir algo en francés. – No está mal. – me reí con él. – El francés no es fácil si te pilla de nuevas. Hablan muy raro. Como constipados todo el tiempo. Todo con eggge.

Seguimos avanzando por el puente, hasta que decidí pararme y observar la inmensidad del Parlamento y la altura del Big Ben desde lejos. Se aprecia mejor que de cerca. Una vez allí, continuamos bromeando sobre hacer cosas. Como montar en escoba para molestar a los muggles. Sería difícil escapar de los desmemorizadores, y de todos esos patanes que trabajan en el departamento de uso de magia delante de muggles.

- Aunque suene a aventura romántica, no pretendo ir a Azkaban contigo. Mejor nos hacemos desmemorizadores, luego montamos en escoba para molestar a los muggles, y cuando vengan los desmemorizadores, les desmorizamos antes de que ellos nos desmemoricen a nosotros. ¿Qué te parece?

Un absoluto y completo trabalenguas chiflado. Eso parece. Y más chiflados parecemos observando este edificio. Una vez visto, se le pasa lo de interesante. Le hablé a Axel de lo bonita que ponen la ciudad para celebrar la navidad, y me preguntó si me gustaba esa festividad.

- Lo cierto es que me encanta. Comida casera, dulces, chocolate y regalos. A parte de estar con toda la familia reunidos. Supongo que la culpa es de mi tío. Él se ha encargado de que sea especial. Me pone los regalos al lado de la cama, hace galletas…

Matt es todo un amo de casa. Odié un poco descubrir que las galletas nos las preparaba la elfa, si no él. Me hizo jurar que no se lo contaría a la abuela. Tiene costumbres muy arraigadas. Los magos no cocinan, no limpian…para eso están los elfos. Pero cocinar…a veces es divertido. Lo que no apruebo es ese televisivo que ha puesto en su cuarto. ¿De donde lo habrá sacado?
Salí de mi ensimismamiento cuando Axel habló. Se había quedado un buen rato viendo el parlamento, sus luces, su grandeza, y yo, que ya me conozco todo esto, me he ido por las ramas.

- Ya te dije que no tengo hora de llegada.

Él tampoco parecía muy dispuesto a irse a casa. La pega era que ninguno de los dos sabíamos muy bien que hacer de noche en Londres. Quizás un bar, o un pub.

- ¿Qué es un cóctel de dioses?

No entendía muy bien a que se refería, pero la idea principal era buscar un local que estuviese abierto por la noche.

- Londres no es el mejor sitio para salir de fiesta, dicen. Pero seguro que hay un local de bebidas de colores cada dos o tres manzanas. Podemos ir en la misma dirección que para volver a nuestras casas, y en el primer sitio que encontremos, paramos. ¿Te parece?

Le señalé una dirección. A estas horas cualquier local abierto podría ser un buen sitio. Lo que no entendía muy bien era eso de un cóctel sin alcohol. Supongo que vivo con un alcohólico, maldito Matt. Solamente preparaba mezclas con alcohol. Claro, que a mi a penas me dejaba probarlas.

avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.