Situación Actual
21º-14º // 3 diciembre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Einar G.Mejor PJ ♂
Coraline M.Mejor PJ ♀
Katherine M.Mejor User
Circe M.Mejor roler
Seth B.Estrambótico
Edgar B.PJ REVELACIÓN
Ash & CirceMejor dúo
Valarr K.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Mapas asesinos. [Arianne Anderson]

O. Winslow el Vie Jul 18, 2014 2:14 am

Un día más en la soledad de las calles. Mentira, las calles no estaban desiertas, estaban repletas de seres indeseables que corrían de un lugar para otro. Mientras yo iba con un plano de la ciudad buscando unos lugares en concreto, los cinco puntos que tenía marcados como posibles paraderos de mi hermano.

Ya había visitado dos con nefastos resultados. Era las casas de simples muggles asquerosos y encima centenarios, pues todos estaban arrugados como pasas. Eso sí, ninguno se apellidaba Winslow, lo cual era agradable de saber. No quería ni imaginar la posibilidad remota de que un asqueroso muggle compartiera mi apellido, sería una auténtica deshonra, alguien a quien eliminar del mapa y borrar toda su existencia.

Mi siguiente punto en el mapa estaba cerca del Big Ben, un pequeño piso a tres calles del famoso reloj. Un lugar de encuentro para muchos, algo insignificante para mí. Toda mi vida teniéndolo cerca hace que no le prestes esa atención o admiración que causa en el resto de las personas. Me desvió del tema. Estaba en plena búsqueda de un pequeño piso, ese parecía ser el lugar indicado, tenía un extraño presentimiento. El mismo que había tenido las veces anteriores, quizás solo fuera el nerviosismo por estar cada vez más cerca (esa era mi esperanza). Ya tenía la poción, tenía todo pensado, sólo me faltaba encontrarlos para que saliera todo perfecto.

En mi mente comenzaba a dibujarse una vez más la escena que tantas veces había imaginado. A esa asquerosa sangresucia retorciéndose de dolor a mis pies, suplicando por su miserable vida mientras confesaba lo que había hecho. Iba tan abstraída que sin darme cuenta alguien se interpuso en mi camino y no pude evitar chocarme, lo cual provoco que se me cayera el mapa y este comenzara a ser arrastrado por el viento.

Corrí tras él, no podía perderlo, no ahora. Corrí sin más, como si de él dependiera mi vida. Todo apuntaba a que caería al río, pero un cambio de viento repentino lo empujó envolviendo sin tregua ni compasión la cara de una chica morena que andaba por ahí.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Ana de Armas
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.300
Lealtad : Voldemort
Patronus : 000
Mensajes : 715
Puntos : 346
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t147-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t164-relaciones-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t433-cronologia-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t1394-baul-de-o-winslow
O. WinslowUniversitarios

Arianne Anderson el Vie Jul 18, 2014 2:51 pm

*Mis padres habían decidido pasar unos días en Londres, para ver museos y monumentos. Por la mañana fui con ellos. Fuimos a un museo donde había gran cantidad de esculturas y cuadros, todos muy bonitos. Y como por la tarde iban a ver más, les pedí permiso para salir con amigos. Estaba un poco cansada de ver tantas cosas en poco tiempo, de tomar fotos y de que mi madre me tomara fotos con cada cosa que le gustaba. al final, no le van a caber todas las fotos en casa.
Algunos de mis compañeros de casa vivían en Londres, y aun no había tenido oportunidad de verlos. Les avisé por teléfono, y estuvieron encantados de poder vernos todos otra vez, pero fuera de Hogwarts. Quedamos en un parque, mis padres me llevaron hasta allí y luego fueron a su marcha. Me dejaron el móvil de papá, para que pudiese llamar al de mamá cuando mis amigos se marchasen. Lo pasé estupendamente con mis amigos. Paseamos por un parque y nos tiramos por los toboganes, luego vinieron unos niños y les dejamos jugar a ellos. Merendamos unos helados, y perritos calientes. Les echaba de menos y estaba deseando volver a Hogwarts para estar con ellos otra vez. La sala común era una fiesta con ellos.
Cuando se les hizo hora de volver a casa, llamé a mi madre. Me dijo que estaban un poco ocupados en una visita guiada por un museo o algo así, que me esperase cerca del Big Ben, y vendrían a recogerme. Estaba allí mismo un tanto aburrida por estar yo sola. Miraba a la gente, pero no conocía a nadie. Sin más ni más, algo me tapó la cara y me pegué un buen susto. Aparté el papel de mi cara y vi que era un mapa. Reí al verlo. Tenía puntos marcados, como si fuera el mapa de un tesoro. Una chica conocida corría hacia mi.* ¿Es tuyo el mapa? *Me suena de Hogwarts, pero creo que es mayor. Le tendí el mapa.* Veo que estás buscando un tesoro. ¿Puedo ayudarte? *Pregunté entusiasmada. Mientras vienen mis padres a buscarme, tendría algo que hacer.*
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Lucía Ramos
Edad del pj : 15
Ocupación : Hufflepuff 5º curso (200
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 0
Lealtad : Dumbledore
Mensajes : 149
Puntos : 12
Ver perfil de usuario

O. Winslow el Lun Jul 21, 2014 1:44 am

Ahí estaba yo, caminando entre muggles. No lo soportaba, pero mi meta era más importante que todos esos insignificantes muggles. Qué el hecho de odiarlos y no soportar su mera presencia no va a impedirme recuperar a la persona que más quiero. Aunque nunca admitiré eso de que yo quiera a alguien. Es mi familia, y la familia era algo muy importante para mí sobretodo.

Mientras corría tras el mapa, maldije una y mil veces al estúpido que se había chocado conmigo. Lo maldeciría de por vida si el mapa caía al río, y todas las papeletas indicaban que así sería. Sin embargo, y gracias al sino, una ráfaga de viento inesperada salvó al mapa de su drástico final acuático y lo llevó a la cabeza de una chica morena.

Una chica bastante mona, lástima que fuera muggle. Quizás no lo sea. Imposible, tiene que serlo, sería muy, muy raro encontrar a una bruja por estos lares. Es muy, pero que muy raro. – Sí, es mio. – respondí mientras tendía la mano y lo recogía. No me hacia mucha gracia que nadie lo viera. Y ella parecía haberlo observado con cierto detenimiento, o el justo. Pues las marcas eran bastante claras como para verlas de un simple vistazo. – Un tesoro busco, pero no creo que puedas serme de ayuda. – Dije con una voz calmada, intentando no dejar ver que en el fondo odiaba el simple hecho de haber preguntado.

Pensándolo bien sí que podía serme útil. Sí, podía ser perfecta si jugaba bien mis cartas. – Pensándolo mejor, tu ayuda me vendría estupendamente. Hacerlo sola es más complicado de lo que imaginaba. – comenté con una voz mucho más dulce e inocente. Tonta había sido al comienzo por no ver lo útil que sería. – Según el mapa, el siguiente punto está a dos calles de aquí, son pequeñas pistas que hay que recoger. – Le comenté observando el mapa con detenimiento, alimentando las posibles ganas de continuar con la búsqueda del tesoro.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Ana de Armas
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.300
Lealtad : Voldemort
Patronus : 000
Mensajes : 715
Puntos : 346
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t147-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t164-relaciones-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t433-cronologia-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t1394-baul-de-o-winslow
O. WinslowUniversitarios

Arianne Anderson el Mar Jul 22, 2014 8:50 pm

*La chica que corría hacia mi dijo ser la dueña del mapa, de modo que se lo devolví sin más, con una sonrisa. Esperé a que me diera las gracias pero no lo hizo. Puede que si la recuerde de Hogwarts. Debe estar en esa casa que todos dicen que es tan mala. Con ese mal humor… Como el mapa parecía contener unas marcas que parecían indicar el lugar donde estaba oculto un tesoro, pregunté a la chica si podía ayudarle. Al principio se mostró reacia. Me puse un poco triste, me apetecía ayudarla en la búsqueda de ese tesoro. Seguro que sería como en las pelis. Emocionante, peligroso, ¡toda una aventura! Y como de momento estoy aquí sola esperando a que mis padres vengan a por mi, no tengo nada mejor que hacer.
Estaba a punto de despedirme sin más cuando la chica se lo pensó mejor. Dijo que yo podía serle de gran ayuda. Sonreí ampliamente y me puse a dar saltitos de alegría. Es que ir sola podía ser complicado y difícil, claro.*No te arrepentirás, soy muy buena encontrando cosas. También perdiendo cosas. Pero siempre las termino encontrando. *En ese momento la chica me pareció mucha más simpática que al principio. Claro, a penas me conoce. No tendría que fiarse de hablar con desconocidos. Me contó que el mapa indicaba pequeñas pistas que había que encontrar. La próxima estaba tan solo a dos calles de distancia.* Pues está muy cerca. ¿Vamos ya mismo? *Estaba tan impaciente que fui demasiado bruta, y ni siquiera me presenté.* Por cierto, yo soy Arianne de Hufflepuff. Me suena tu cara. ¿Una Slytherin? *Lo pregunté sin tono ofensivo. Al fin y al cabo, cada persona es seleccionada en una casa por los valores que predominan en esa persona. Pero al igual que casi todo, las personas cambian con el tiempo.*
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Lucía Ramos
Edad del pj : 15
Ocupación : Hufflepuff 5º curso (200
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 0
Lealtad : Dumbledore
Mensajes : 149
Puntos : 12
Ver perfil de usuario

O. Winslow el Vie Ago 01, 2014 10:35 pm

Esa manía mía de no confiar en nadie y mucho menos relacionarme con nadie provocaron que le quitara el mapa con la mayor sutileza posible evitando en la medida de lo posible que viera su contenido. Sin embargo la muchacha había visto el mapa y se había fijado en las marcas. Eran pocas las que había, pero eso le llevo a conjeturar sobre posibles tesoros ocultos o a saber que más tonterías de aventuras piratas. Todo es posible. La mente es indescifrable, a no ser que seas un experto en oclumancia.

Una estupidez por mi parte decirle que no me sería de ayuda, pero un gran acierto pedírsela luego. Iba a ser muy útil, un instrumento para lograr mi fin. Así sería todo mucho más sencillo. El mencionar el punto más cercano había surtido efecto. No sólo se ofreció a ayudarme encantada y comentando su tonta hazaña de que perdía cosas constantemente. Virtudes que no me interesaban en lo más mínimo, pero siendo muggle que menos podría esperar.

- Vamos, es por ahí. – comenté señalando a mi izquierda. No tenía muy claro cómo podría usarla. Lo más sencillo y obvio sería mandarla a la puerta y que ella hiciera las averiguaciones, pero ¿podría hacerlo? Ya lo dice el dicho, si quieres que algo salga bien debes hacerlo tú misma. Debí haberme preparado alguna poción multijugos, así evitaría posibles fallos y mi cuasiperfecto plan.

Mis pensamientos se vieron interrumpidos por su presentación. Algo más que irrelevante, odiaba esa trivialidad, pero a fin de cuentas era lo más común. Mi rostro permaneció inexpresivo, pero en mi interior el asco se apoderaba de mí, así como una incredulidad inimaginable. Sabía que todos notaban mi presencia, y que los tejones eran casi lo mismo que los muggles, y aquí tenía la prueba. Una tejona que creía muggle. Si es que no sirven para nada salvo para ser marionetas. Veremos si para eso sirve la que tengo a mi lado.

Me pensé que responderle, no quería que supiera quién soy ni a que casa pertenecía, aunque luego fuera tonto y lo relacionaría si me veía por los pasillos. Odiaba esos dilemas. – No, soy de Ravenclaw. Deberías tener cuidado, si no estabas segura de qué me conocías podrías haber desvelado nuestro secreto. – comenté con dulzura, obviamente fingiendo que me preocupaba lo que pudiera pasarla. Si desvela el secreto a un muggle me pregunto que pasaría. ¿Le borrarían la memoria y la condenarían a vivir como una simple muggle? Eso no sería una condena para ningún tejón. No podía mentir, sentía mucha curiosidad por saber que ocurría con los magos que revelaban el secreto mejor guardado de todos los tiempos. Aunque si un muggle se enteraba quizás la meterían en una caja de cristal para enseñarla en un circo o la diseccionarían para investigar. Eso último sería de lo más interesante. Abrir su cuerpo en canal y disfrutar con el tacto de su sangre recorriendo mis manos… Un dulce placer sería hacerlo.

Poco tardamos en llegar a la calle en cuestión, giramos a la derecha en el cruce y la hice parar. – La siguiente pista está en ese edificio amarillo. Es pequeño, creo que hay dos pisos solo, tienes que llamar al primero de ellos y preguntar por Sam y Tom. – le comenté con una sonrisa amable y cortes. Esperando su respuesta. Era sencillo lo que tenía que hacer. – Debes tener cuidado, no puedes nombrarme a mí para nada. Como si fuera cosa tuya. Luego vuelves con disimulo y me comentas lo que te dicen. Tienes que interpretar un papel para que no descubran que buscamos el tesoro, sino jamás lo encontraremos. – le fui explicando con tranquilidad, aunque en el fondo estaba demasiado impaciente.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Ana de Armas
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.300
Lealtad : Voldemort
Patronus : 000
Mensajes : 715
Puntos : 346
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t147-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t164-relaciones-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t433-cronologia-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t1394-baul-de-o-winslow
O. WinslowUniversitarios

Arianne Anderson el Mar Ago 05, 2014 5:30 pm

*La chica me pareció muy agradable, aunque un tanto callada. No todo el mundo acepta al ayuda cuando se la ofrecen, y ella si. Hay gente que por orgullo o lo que sea, ni siquiera piden un pañuelo cuando les cae el moco. Eso no me gusta. Yo me ofrezco con toda la amabilidad del mundo, y con sinceridad, intentando hacer las cosas lo mejor posible. Seguí a la chica puesto que yo no tenía ni idea de donde estaba el siguiente punto. Para no estar en silencio, cosa que también odio, me presenté. Me sonaba su cara del colegio, y por eso dije también mi casa. Pareció un tanto sorprendida. Quizás por el hecho de que la relacionaba con Slytherin mientras que ella decía ser Ravenclaw. Igual el uniforme verde es de Raven, y el azul de Sly. No me extrañaría…soy un despiste. De lo que si estoy segura es de que el mío es amarillo, es mi color favorito.* Me sonaba mucho tu cara, estaba muy segura. No soy de aquí, de modo que si me sonaba tu cara tenía que ser de Hogwarts. *dije en voz baja*  Yo nunca desvelaría el secreto, no quiero ir a Azkaban.* O algo peor. No se que hacen a los magos que dicen por ahí que son magos a la gente no mágica. Continuamos caminando, yo muy pendiente de los pasos de la chica. Que despistada, ella no se había presentado. Llegamos al sitio, y me señaló un edificio. Me dio claras instrucciones. *Que divertido, es como actuar en una película. Se me da bien, en el colegio hice teatro.* La chica se quedó allí. Por alguna razón, a ella no tenían que relacionarla con nada de esto. Seguro que es un juego parecido al escondite donde tiene que encontrar pistas, pero si la descubren pierde. Que difícil todo, pero esta vez me tiene a mi para ayudarla. Me acerqué al edificio y vi el timbre e fuera. Llamé al del primer piso y esperé. Igual no hay nadie, tardaban en contestar. Al fin una voz poco amable contestó. * Hola, ¿puedo hablar con Sam y Tom? *Pregunté como si Sam y Tom fuesen conocidos míos. Si me preguntaba, diría que yo soy una amiga, que necesito hablar con ellos. A ver si sale bien.*
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Lucía Ramos
Edad del pj : 15
Ocupación : Hufflepuff 5º curso (200
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 0
Lealtad : Dumbledore
Mensajes : 149
Puntos : 12
Ver perfil de usuario

O. Winslow el Dom Ago 17, 2014 1:36 am

A cada paso que dábamos me daba cuenta de lo acertado que había sido por mi parte aceptar su ayuda, me sería más fácil usándola  a ella. Más que nada porque la asquerosa sangresucia que tenía a mi hermano me reconocería mientras que yo de ella apenas me acordaba. No recordaba su rostro, sólo recordaba datos, era una idiota sin importancia a la cual iba a hacer pasar los mayores horrores de su vida. No me importaba lo que pudiera pasarme luego, no tenía muchos planes de futuro más allá de recuperar a mi hermano. Un tonto por dejarse hechizar por esa idiota, pero bueno, eso es algo que ya no tiene solución, sólo me queda esperar a que vuelva a ser el de antes.  

Asentía con la cabeza, sin responder a nada ni comentar nada sobre lo que decía, me parecía un gasto de tiempo y saliva innecesario hablar sobre algo obvio. La chica se había presentado como un miembro de hufflepuff, poco más había que hacer con ella. Tejones, todos escoria que hay que radicar del mundo. Pero una carta a mi favor en esta situación. Un tejón, en busca de otro tejón ayuda  a que no se mientan. Caso omiso hice a lo que decía, repito por si no se notó.

Al llegar al lugar deseado le di unas pequeñas instrucciones, muy sutiles y poco profundas, pero instrucciones a  fin de cuentas, si esta chica fuera de Slytherin lo haría divinamente, pero siendo de donde es podría ser un fiasco tremendo. Algo estaba claro, como metiera la pata le haría la vida imposible durante los años que me quedaban en Hogwarts. Eso era un hecho, lástima que no lo supiera la jovencita. Desde el lugar donde me encontraba podía observar perfectamente que sucedía, estar pendiente por si aparecía la zorra de Sam.  

La tejona se encontraba en la puerta, toco lo que sabía era un timbre. Desde mi posición no sabía que podrían estar diciendo, que le dirían y si es que le decían algo. Sin embargo las noticias eran buenas, pues la puerta se abrió frente a ella, sin que hubiera nadie al otro lado. Bueno, esa fue la impresión que tenía yo desde mi perspectiva porque tras la puerta abrió una mujer rubia, de aspecto simpático pero en el fondo una arpía de pies a cabeza. – Hola, ¿preguntabas por mí? ¿Nos conocemos? – preguntó Sam a la joven Hufflepuff.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Ana de Armas
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.300
Lealtad : Voldemort
Patronus : 000
Mensajes : 715
Puntos : 346
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t147-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t164-relaciones-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t433-cronologia-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t1394-baul-de-o-winslow
O. WinslowUniversitarios

Arianne Anderson el Lun Ago 18, 2014 10:24 pm

*No esperaba que alguien fuese a abrir la puerta. Esto es como un juego, y las pistas están en toda la ciudad. Entonces, si hay alguien en casa es que aquí hay una pista. No es tan difícil como la chica me quiso hacer creer. Una mujer alta y rubia me abrió la puerta, y como preguntó si la estaba buscando a ella, llegué a la conclusión de que ella era Sam. O Tom. Seguramente Sam, de Samanta. Tom suena más a chico. Me quedé un momento quieta, sonriente. ¿Qué le digo ahora? Venga, demuestra lo que vales, la chica te lo agradecerá.* ¿Eres Sam? Encantada. Yo soy Arianne. Estaba buscando a Tom. Dijo que iba a prestarme un libro. ¿Está en casa? Dijo que si él no estaba, una tan Sam me lo prestaría igual. *Si sale Tom, ya veré que hago. Lo mejor, es que salga corriendo, y cuando estemos en un lugar más seguro ya le digo a la chica lo que he averiguado. La mujer rubia dijo ser Sam, pero parecía desconfiada. Que no vengo a vender biblias, que solo quiero pistas para encontrar el tesoro, que no me mire así. Dijo que Tom no se encontraba en casa. Respiré un poco más tranquila. Pero no podía dejarme ningún libro, porqué Tom no tenía ninguno en esa casa. Chasco! No dejé de sonreír. *No pasa nada, señorita. Volveré en otro momento. Gracias por todo. *La saludé amistosamente con la mano y me alejé de la puerta sin prisas pero sin pausa. La mujer se quedó en la puerta, un tanto perpleja. No ha querido decir donde se encuentra Tom. Eso significa que ese tal Tom tiene la clave de este misterio. Me iba acercando a mi nueva amiga, pero sin dejar de mirar atrás. Cuando vi que la tal Sam había entrado de nuevo en casa, me acerqué a la chica. *Buenas y malas noticias. Esa mujer de la puerta era Sam, pero Tom no estaba. Me he inventado que Tom dijo que me dejaría un libro, pero Sam asegura que Tom no tiene libros en casa. Eso es extraño, ¿verdad? ¿Quién no tiene libros en casa? Es muy raro. ¿Crees que eso nos da una pista para seguir buscando? *La miré un tanto excitada. Esto era mejor que jugar al Cluedo o a la Mansión de la Tía Agatha. Es de verdad. La chica tiene un mapa señalado, hay pistas. Solo tenemos que saber que significan. Tom no tiene libros en casa. ¿Qué puede significar? * ¿Dónde vamos ahora? ¿Esperamos a ver si aparece Tom? *Ni siquiera me acordaba ya de que mis padres me venían a recoger en un rato, estaba emocionada  con muchas ganas de ayudar a la chica.*
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Lucía Ramos
Edad del pj : 15
Ocupación : Hufflepuff 5º curso (200
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 0
Lealtad : Dumbledore
Mensajes : 149
Puntos : 12
Ver perfil de usuario

O. Winslow el Miér Ago 20, 2014 2:18 am

Había aparecido alguien tras la puerta, lo cual parecía ser una buena señal, una estupenda señal. Si habría es que no sería una casa vacía, como la primera. Aunque podía suceder lo de la segunda, que se tratara de una pareja de ancianos a los cuales les habían modificado los recuerdos. ¿Qué como lo sé? Simple, sus historias tenían discordancias, además me habían dicho su apellido antes de hablar con ellos. No cuadraba.  

Pero ahí estábamos, había dejado en manos de una tonta tejona el encontrar a mi hermano. Una pista al menos. La intriga me comía, no podía soportar la espera, se estaba entreteniendo.  O al menos era mi impresión, cada segundo que pasaba se hacía eterno y mi miedo de que sólo fuera un punto falso aumentaba más aún. Tenía que haber optado por la poción multijugos en lugar de usar a una idiota de Hufflepuff. ¿Y si metía la pata? La mataría, lo aseguro.  ¿Pero cómo matarla? No sería complicado, en marcha tenía un plan para matar a otra persona, porqué no matarla a ella para probar en humanos los efectos… Sería lo apropiado, no fuera a fallar luego contra Sam.

Apunto estaba de largarme cuando vi a la chica caminar hacia mí. Ni me había percatado de que Sam estaba en la puerta de la casa, y podía verla con claridad. Cosas que pasan por ensimismarme. No llegué a verla, un punto en mi contra, apenas conocía su rostro, sólo pequeños detalles. Por suerte había sido ella. Sonreí levemente a la chica. Era ésta la casa, por fin lo había encontrado. – ¿No tiene libros en casa? – pregunté extrañada, conocía muy bien a mi hermano, era uno de esos que se consideraban eruditos, le gustaba leer, al menos aparentarlo. Por lo que era extraño que no tuviera libros en casa. Si realmente había leído todos los libros extraños que tenía en su habitación, debía tener un lugar al que ir en otras ocasiones, un lugar donde continuar con su lectura. Conocía su secreto, su afición oculta.

- Sí, es exactamente lo que necesitaba. – comenté con euforia, agarrándola de  los brazos como si fuera a darle un abrazo, pero desistiendo al instante. ¿Abrazar a un tejón? Ni de coña. – Esto ha sido todo por hoy, ya no hay más sitios a los que ir, toca esperar por la siguiente pista. – dije como si fuera a verla de nuevo para continuar con la búsqueda, la cual había terminado, ya tenía lo que necesitaba. Más de lo que esperaba, sin duda.

Se me pasó momentáneamente invitar a la chica a tomar algo por su ayuda, por fortuna para mí mi descabellada e inapropiada idea se vio interrumpida por un par de personajes. Al parecer los padres de la joven. ¡Genial! Me iban a quitar de encima el mandarla a freír espárragos, de modo que podría servirme de ella en una futura ocasión. – Nos veremos por el colegio. -  Me despedí con un fingido entusiasmo propio de los de su casa. Nunca estaba de más ganarse la confianza de un tejón para que fuera mi instrumento en venideras ocasiones.

Medité si pararme en esa esquina donde estaba a esperar a Tom, sin embargo desistí ante la idea de que se mudaran a otro lugar por haberme reconocido. Eché un último vistazo a la casa en cuestión, de arriba abajo, mientras le dedicaba un pensamiento poco alentador a la rubia que moraba en su interior. *Haré que me pidas la muerte.* Era una idea latente en mi interior, lograría que esa sangresucia suplicara que la matara, era mi objetivo e iba a cumplirlo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Ana de Armas
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.300
Lealtad : Voldemort
Patronus : 000
Mensajes : 715
Puntos : 346
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t147-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t164-relaciones-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t433-cronologia-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t1394-baul-de-o-winslow
O. WinslowUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.