Situación Actual
21º-14º // 3 diciembre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Einar G.Mejor PJ ♂
Coraline M.Mejor PJ ♀
Katherine M.Mejor User
Circe M.Mejor roler
Seth B.Estrambótico
Edgar B.PJ REVELACIÓN
Ash & CirceMejor dúo
Valarr K.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Epiphany [O. Winslow]

Rhea Jackson el Mar Ago 12, 2014 12:26 am

Al fin tenía un día para estar con mis hermanos y tras hacer todo lo que a ellos les gustaba me tocaba elegir a mi, así que me los llevé a una exposición gratuita en el museo de Londres. Conseguí que recorrieran la exposición al menos una vez hasta que se hartaron y salieron del museo dejándome a mí allí sola. Suponía que se irían al bar más cercano a tomar algo o jugar a los dados, juego al que siempre se picaban, mientras yo seguía disfrutando tranquilamente de mi afición no compartida. Siempre había tenido ciertas cosas en común con mi madre que los hombres de la familia en sus afanes deportivos no llegaban a entender. Yo podía pasarme horas jugando con ellos a lo que fuera y disfrutar, pero ellos no aguantaban una tarde en un museo o paseando sin más. Eran un par de culos inquietos aunque fueran mayores que yo y en teoría más maduros. Pero la verdad es que no me importaba, no quería forzarlos a algo que no quisieran hacer porque sabía lo que eso fastidiaba de todas las veces que había querido encajar a lo largo de mi vida.

La exposición era muy interesante pero tras haber visto la mayoría de los cuadros al menos un par de veces al detalle comencé a pensarme lo de ir a unirme a mis hermanos en sus livianos entretenimientos. Sin embargo, mi opinión cambió al llegar a un pequeño y ligeramente escondido cuadro que no había visto en mis idas y venidas por el museo. En teoría, era del mismo autor que el resto pero parecía muy diferente, de una persona muy distinta. Los trazos eran más duros, el tratamiento del color era distinto y no parecía representar nada real o tangible si no más bien una sensación o sentimiento. El resto de cuadros eran tranquilos, apacibles, naturales, casi renacentistas en su actitud. Este último descubrimiento era todo lo contrario. Los colores eran fuertes y las pinceladas parecían descuidadas por la rabia que debía haber movido el pincel. El rojo era sangre y el negro dolor, o al menos eso me parecía a mi...

Incliné la cabeza como una crítica de arte mientras lo observaba, no juzgando si era bueno o mano, solo intentando averiguar que había detrás de ese lienzo y porque era la oveja negra de la exposición.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 9.210
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 500
Puntos : 69
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

O. Winslow el Jue Ago 14, 2014 1:45 am

Poco conocido era mi afición al arte, en concreto a la pintura. Constituía una parte de mi ser que escondía al resto del mundo con recelo, sobre todo partiendo de que muchos de mis pintores favoritos eran muggles. El mundo no debía conocer ese dato, por ello cuando decidía salir a algún museo solía usar poción multijugos, detalle de mi madre, la cual se aburre tanto que se dedica a preparar pociones complejas para matar el tiempo, así siempre tengo  la ocasión de usar magia sin usar la varita. Más de una vez sus pociones nefastas me han salvado, no todas eran fiables, pero la multijugos era la que mejor hacía. Y por tanto, la que yo más usaba de ellas.

Había llegado a mis oídos que el museo de Londres iba a ofrecer una exposición gratuita sobre un nuevo pintor, no nuevo en el mundo del arte, simplemente desconocido para mí. No pude resistirme a conocer su obra, la parte expuesta, así que tomé un poco de poción aderezada con el cabello de una desconocida no tan desconocida, era el cabello de una alumna de Hogwarts, no sé de qué casa, simplemente le arranqué un par de pelos en el viaje de vuelta a Londres. Aunque todo esto es información irrelevante, lo único destacable es que al ojo ajeno sería ella y nadie podría reconocerme. La mejor forma de evitar posteriores situaciones incómodas.

Desde casa no tardé mucho en llegar al museo, apenas cinco minutos. Fui recorriendo la galería con lentitud, observando el trazado de cada cuadro, la dureza de sus pinceladas y cada una de las obras con el mínimo detalle. Todo indicaba que eran de la época renacentista, pero estaba equivocada, no tenían la suficiente antigüedad. Un cuadro me llevaba a otro, disfrutando de cada uno, a mi modo. Quizás podía tener la ocasión de llevarme alguno a casa, todo era hablarlo con el director. Terminé llegando a un cuadro que era el punto opuesto al resto de la exposición. Un lienzo cubierto de pinceladas rojas y negras, un cuadro que a simple vista no reflejaba nada, cómo si un niño de tres años lo hubiera pintado. El arte abstracto es eso, un par de pinceladas que podría hacer hasta un perro con el rabo manchado con pintura. Esta obra no era más que eso. – Con lo bien que iba la exposición. – expresé mi pensamiento en alto, sin haberme percatado de que justo a mi lado había una chica rubia con la cabeza inclinada, como si tuviera un peso que tirara de ella, observando el cuadro. Va lista si intenta encontrarle sentido a esto. Para mí que tenía un bloqueo artístico y lo pago con el lienzo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Ana de Armas
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.300
Lealtad : Voldemort
Patronus : 000
Mensajes : 715
Puntos : 346
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t147-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t164-relaciones-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t433-cronologia-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t1394-baul-de-o-winslow
O. WinslowUniversitarios

Rhea Jackson el Jue Ago 14, 2014 12:17 pm

Era curioso como algo hecho, en este caso pintado, por otra persona podía traer a la mente tantas cosas a alguien que seguramente nada tenía que ver con el autor. Por lo que sabía de él, se trataba de un muggle de mediana edad que se alejaba mucho del prototipo de artista torturado y que había encontrado su sitio en el mercado del arte pintando cosas que le evocaban tranquilidad e inspirándose en los grandes artistas renancentistas. Supongo que haciendo eso llegas a perderte a ti mismo en tus obras y si sigues un patrón ya no puedes ver nada de ti en ellas, ya no parecen tuyas...Quizás cuando llegó ese momento pintó el atormentado cuadro que yo estaba mirando y que parecía carecer de sentido.

No sé cuanto tiempo pasé mirando embobada aquel cuadro pero cuando me quise dar cuenta tenía a una chica morena a mi lado que no parecía compartir mi interés por el cuadro diferente y desconocido. Sonreí ante lo que debía ser un pensamiento expresado en voz alta porque ni siquiera me miraba cuando lo dijo y lo sé porque tras años de ser la rara he aprendido a reaccionar muy rápido cuando oigo algo que no espero que esté ahí. Además...me asustó.

- Es realmente distinto al resto...Creía que no era del mismo autor incluso- dije sin pensarlo demasiado solo para saber una segunda opinión acerca de ese cuadro tan extremadamente distinto. Me gustaban las cosas distintas.- Dicen que es su última obra...¿no te gusta?-pregunté finalmente mirando a la chica y esperando que no se incomodara porque una completa desconocida le hablase en medio de un museo. Al menos era una ventaja que yo no tuviera cara de violador o algo así.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 9.210
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 500
Puntos : 69
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

O. Winslow el Lun Ago 18, 2014 9:08 pm

Los kiwis dan cagalera. ¿Quién podía titular a un cuadro así? Desde luego este pintor, así como su obra iba perdiendo interés para mí. Suerte que había sido gratis, sino no pagaría un duro. Habían pintores y pintores, y como todo para gustos colores. Los primeros cuadros que había visto me encantaron, el último era una cosa indescifrable. Algo que podría pintar hasta un mono, incluso un Hufflepuff. Y eso ya es decir.  

Me sobresalté un poco al oír una voz a mi lado, ¿Cuándo diantres había llegado?¿O estaba ahí antes? Cosas que pasan, nunca me percato de la gente que está a mí alrededor cuando estoy en un lugar como éste. Es lo mejor para evitar conversaciones triviales con muggles absurdos, seres inhertes de pocas luces. Mejor no expresar lo que opino sobre ellos porque nos darían las uvas. “Darnos las uvas”. Todavía no llego a comprender esa expresión, tampoco sé cuando la oí por primera vez para tener un punto de partida en su comprensión. Quizás pueda preguntar a un Ravenclaw cuando llegue septiembre, como quien no quiere la cosa.

Me quedé pensando en lo que dijo la chica. Si no fuera del mismo autor tendría muchísimo sentido, aunque ilógico por otra parte. ¿Quién expone un solo cuadro en la exposición de otro pintor? Sólo un tonto lo haría. Por lo que claro estaba que era del mismo pintor, sin embargo no alcanzaba a comprender el motivo de tan drástico cambio. – No, no me gusta. No encuentro el sentido a este arte moderno. ¿Pintar tres líneas? Hasta un tejón podría hacerlo. ¿Qué relevancia tiene entonces éste? – Hablé con indiferencia, como el setenta y cinco por ciento de las veces que hablaba, señalando el cuadro con mi última pregunta. – Los anteriores expresan algo, dejan claro lo que pasaba por su mente, pero éste nada. Te podrías pasar las horas mirándolo y no verías nada, tampoco lo sentirías. Y quien diga que lo hace miente, sólo dicen lo que dice el autor o el guapo de turno que tienen al lado. – terminé de decir, cogiendo aire al final, pues apenas le había dado tiempo a la chica a hablar, había tenido un pequeño monólogo que nadie podría evitar que pronunciara, más que nada por el hecho de que su opinión me importaba poco, pero si pregunta no voy a quedarme callada.

- Aunque seguro vendrá alguien a decir que expresa la profundidad del alma del autor, su alma atormentada, su rabia contenida y muchas cosas similares por los colores empleados. – añadí al final, dejando claro mi opinión sobre el arte abstracto.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Ana de Armas
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.300
Lealtad : Voldemort
Patronus : 000
Mensajes : 715
Puntos : 346
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t147-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t164-relaciones-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t433-cronologia-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t1394-baul-de-o-winslow
O. WinslowUniversitarios

Rhea Jackson el Lun Ago 18, 2014 10:21 pm

Era algo inusual que yo me parase a hablar con alguien en medio de un museo, pero las ganas que tenía de seguir con las aficiones de mis hermanos no es que fueran enormes así que la alternativa de intercambiar opiniones con alguien que parecía interesado en el arte era mucho más tentadora. Aunque la persona en cuestión no estuviese de acuerdo conmigo.

Escuché el monólogo que me soltó y cuando terminó de hablar tuve plena conciencia de que le importaba muy poco lo que yo pensase, por no decir que no le importaba nada en absoluto. Sólo alguien tan convencido de su propia opinión puede expresarla tan rápido, ofuscándose con ella y, al mismo tiempo, juzgar a otras personas que no opinaban igual. Aunque debo reconocerle que la analogía del tejón me hizo gracia, no es un animal al que se mencione a menudo, sin embargo, como hufflepuff que soy sé positivamente que la gente subestima a los tejones.

- Reconozco que no estoy de acuerdo. El resto de cuadros me parecen cursis, demasiado luminosos y que no representan para nada lo que autor pensaba, si no más bien lo que veía. Porque mira aquel, por ejemplo- dije señalando a uno que estaba a unas cuatro pinturas de distancia- Es la representación de una mujer preciosa y rubia, casi una belleza clásica, pero totalmente vacía porque si de verdad reflejase lo que el autor piensa de ella, estaría probablemente desnuda o en una postura menos etérea. Y en el caso de que sea un autor homosexual, probablemente no habría puesto tanto esmero en dibujarle unas curvas tan perfectas en las caderas y los pechos, o en hacerle unos labios tan sensuales. No refleja lo que piensa, pero el subconsciente siempre traiciona.- dije por dejar clara mi postura aunque fuese cierto que a mi interlocutora no le importase.- En cuanto a este, pueden ser tres líneas sin más, claro, pero también podría ser un arañazo, o un asesinato en la oscuridad, o la frustración del autor por no tirarse a la modelo del cuadro que te decía- dije sin más y con cierto desdén- Aunque sinceramente diría que la moda de dibujar cosas bucólicas ha pasado y el autor busca adaptarse a las nuevas tendencias que hacen pensar a algunos que hasta un suricato podría pintar un cuadro.-dije con una sonrisa al final. Habia dicho suricato porque era un animal tan raro de mencionar como un tejón y porque además es una palabra fabulosa. Maldita manía la mía de querer meter palabras aleatorias en las frases.

- Si no es mucho importunar, ¿qué tipo de arte te gusta exactamente?- pregunté mirándola a los ojos sin más- Yo personalmente prefiero el barroco, en el que los dioses aparecen comiéndose a sus hijos.- dije con tranquilidad y un encogimiento de hombros final.

No era del todo sincera con la desconocida. A mi me gustaba el cuadro, me expresaba muchas cosas, pero eso pasaba hoy que tenía el día artístico, otro día cualquiera me habría parecido solamente un garabato a dos colores mal pintados seguramente. Sin embargo, hoy era algo para mi y si la vida debía consistir en disfrutar del momento, yo veía en ese cuadro frustración y rabia y mientras que el resto me gustaban, no me decían ni la mitad del autor, al menos no a simple vista.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 9.210
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 500
Puntos : 69
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

O. Winslow el Jue Ago 21, 2014 1:33 am

Agradecía en contadas ocasiones tener una charla sobre arte en medio de un museo, pero una de estas características poco me entusiasmaban, pues llegaban a un punto en que les lanzaría un Avada Kedavra sin contemplación, para luego huir por la puerta trasera sin ser vista. Obviamente no podía hacerlo aquí, limitación de edad. Sólo un año más, sólo un año más y podré deshacerme de la escoria humana. Doce meses y todos acabaran criando malvas. Excelente.

Había expresado mi opinión sobre el cuadro, y de paso sobre la gente que dice “comprender” el arte abstracto. Sólo el autor lo comprende, y no siempre, el resto sólo mentía. Apostaría todo el dinero de mi familia a que me darían la razón si les diera una gota de veritaserum. Obviamente conservaría el dinero, no perdería ni un Knut. Pero ellos perderían toda credibilidad en el mundo del arte.  

- ¿Has pensado en la posibilidad de que el autor sea asexual?¿O que la mujer de ese cuadro sea su hermana? No puedes decir que no refleja nada porque tú no lo veas. Yo en ese cuadro que mencionas veo más reflejo de la mente del autor que en éste, pues en la mujer se refleja una sexualidad que no tiene porque expresarse con la desnudes. En éste, tú verás cualquiera de esas cuestiones que menciona, yo no veo más que dos garabatos causados por la frustración de no saber que pintar. – repliqué con calma y serenidad, no iba a perder los estribos por una simple muggle. – Una moda, tú lo has dicho. Seguir una moda para vender cuadros es traicionarse a uno mismo, es vender tu alma al mejor postor. Quizás eso refleje el cuadrito, la traición interior que siente por adaptarse a las modas. La verdad que si esa es la intención de este pintor, he perdido un tiempo valioso de mi vida. – añadí sin más. No encontraba sentido al arte abstracto, era algo evidente, pero mucho menos se lo encontraba a alguien que pasa de pintar paisajes de ensueño  a tres líneas canchanchanas en un lienzo. Además dándole un título idiota. Pues ni ellos mismos sabían que pintaban. Aun recuerdo a aquel pintor francés que tras una noche de farra vomitó sobre uno de sus cuadros. Fue el que más éxito tuvo en su exposición y todo porque alguien se inventó que el susodicho había expresado en el lienzo la sociedad actual en la que vivimos, un completo caos armonioso donde todo se conectaba aunque no lo pareciera a simple vista, un mundo en que nada dejaba de fluir. Él ni se lo creía, pero su cartera engordó lo suficiente como para no necesitar vender ningún cuadro más durante un año y medio, quizás más según su nivel de vida.  

- Soy una devota del manierismo, a pesar de la antigüedad de la mayoría de sus cuadros, muestran como muy pocos el subconsciente del autor. – respondí con calma, negando ante mis últimas palabras. - Me he expresado mal. Me encanta el manierismo por la evolución que tiene, por su mayor expresividad y emotividad. – Aclaré con mayor precisión. – Transmite mucho más una obra de Tiziano que tres líneas garabateadas, a pesar de que en aquella época dedicarse a la pintura no era tan lucroso como ahora. – dije con despreocupación. En pocas ocasiones había tenido la oportunidad de expresar mi opinión sobre la pintura, y el arte en general, y por tanto muy pocos conocían cual era el arte que más me gustaba.  Eso podría darle una idea sobre la razón de que el cuadro frente a nosotras no me gustara. Había sido algo maleducada durante la conversación, pues en ningún momento me digné a girar la cabeza hacia ella mientras hablaba. Poco me importaba, la verdad, pero había sido agradable compartir estos puntos de vista. ¿Sobre qué más podría hablar con ella? No lo sé, no soy de las que mantienen viva una conversación.  
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Ana de Armas
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.300
Lealtad : Voldemort
Patronus : 000
Mensajes : 715
Puntos : 346
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t147-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t164-relaciones-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t433-cronologia-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t1394-baul-de-o-winslow
O. WinslowUniversitarios

Rhea Jackson el Vie Ago 22, 2014 4:58 pm

Mientras seguíamos mirando el cuadro, escuché la replica de mi compañera de charlas en aquel momento concreto. La respuesta a esas preguntas que formulaba era sí. Me había planteado que fuese asexual, y la respuesta, en este caso sería la misma que si fuese homosexual: No habría puesto esmero en esas partes. Y si fuese su hermana...se estaría sintiendo atraído por ella, exactamente por los mismos detalles. Además...yo jamás sacaría a mi hermano desnudo en una foto, a ninguno de los dos. Y probablemente, si me sintiese atraída por ellos, menos todavía. Alejar la tentación que se llama. Pero nada de eso se lo dije a ella que parecía centrada en su propia opinión y, al fin y al cabo, yo no sabía tanto de arte como para juzgar a nadie. Solo sabía lo que me transmitía cada cuadro y lo que veía en ellos, era una espectadora neutra así que quizás el ejemplo escogido no fuese el mejor. En cualquier caso, aquel estilo de pintura, no era mi estilo. Por suerte, me había acostumbra a cierto halo de silencio que me rodeaba cuando hablaba con alguien desconocido. Podía hablarle de los cuadros que estábamos viendo, pero quizás lo que no expresaría sería mi opinión sincera acerca de todo el tema o de por qué tenía esa opinión.

Con el simple fin de mantener la conversación viva, la miré a los ojos y le pregunté que tipo de arte le gustaba. Curioso que no me devolviese la mirada en ningún momento. Eso suele darse por dos cosas, al menos que yo haya visto, miedo o indiferencia. Y la verdad es que no parecía especialmente asustada. Sonreí sin saber si me veía o no por el rabillo del ojo mientras ella contestaba a mi pregunta. El manierismo le gustaba, que curioso.- Bueno, no creo que este autor, George Nosequé, esté a la altura de alguien como Tiziano ni intentándolo con todas sus fuerzas- dije con tranquilidad volviendo a mirar al cuadro.-No está mal, lo admito, pero le falta alma. En todos, incluso en este abstracto que puede llevarte a pensar en cualquier maldita cosa negra y roja, o no llevarte a pensar en nada en absoluto. Es...soso para mi. Tiziano tiene mucho más movimiento, mucho más...todo.- dije sin alterar el tono- Es como comparar un Ford Ka con un Ferrari...-dije para quedarme en silencio un momento.

Me quedé pensando en o que dijo de que antes ser un artista de la pintura era algo que aportaba mucho menos dinero y tenía razón y aunque parecía más interesada en si misma que en lo que yo le dijese, decidí expresarme, sin importarme demasiado su reacción al respecto- Probablemente sea el tema del dinero lo que hace que yo considere a tipos como este artistas del montón. Obviamente no quiero decir que yo pueda hacerlo mejor, pero cuando el dinero se abrió camino por el mundo del arte, la gente dejó de pintar porque le gustaba, o para desahogarse o para guardar un momento especial, a hacerlo para tener algo de lo que comer. Ahora mismo, ya ni para tener algo de lo que comer, si no para tener algo de lo que poder fardar además de darse la vida padre si sabes pintar por dentro de las líneas. Esta gente debería dedicarse a pintar cuadros en serie para Ikea o algo así. Se les daría bien- dije casi como pensando en voz alta- Supongo que hacer que alguien se interese por una pintura es más fácil que hacer que alguien se interese por un libro o una película...pero aun así no me parece escusa- dije tajante.

¿Mis hermanos seguirían en el bar? ¿Me habrían abandonado ya a mi suerte? Era algo que hacían a menudo, para que negarlo. Sabían que me mantenía bastante bien yo sola.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 9.210
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 500
Puntos : 69
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

O. Winslow el Lun Sep 08, 2014 6:27 pm

Charlar sobre arte siempre me resultaba entretenido, sin embargo, hablar sobre lo que transmitía un cuadro formado por un par de líneas sin sentido o sobre si el desnudo era forzado o no, me resultaba tedioso. Cada cual tiene un concepto de belleza y sensualidad diferente al resto, yo por ejemplo, veía más belleza en un rostro ensangrentado que en una belleza digna de las altas pasarelas. Pero eso puede atribuirse  a mi mente revuelta. Sí, revuelta, no voy a admitir que tengo una mente perturbadora.

Obvio era que este pintor no estaba a la altura de Tiziano, no hacía falta ni mencionarlo, pero si a la joven que tenía a mi lado le entusiasmaba, bienvenido sea. Era la primera vez que coincidía con ella desde el inicio de nuestra charla. Tiziano tenía una forma de representar su visión del mundo que este George no podía ni soñar con hacerlo mínimamente similar. Pero había gente que lo admiraba, dada la cantidad de gente que había en la exposición. Para mi gusto una pérdida de tiempo, sólo salvaría el cuadro de la entrada que representaba un atardecer en las costas escocesas. Ese sí merecía algo de atención, a pesar de que no daría más de 50 galeones por él, transmitía mucha paz y serenidad, más que todo el resto de su obra junta.  Todo mi pensamiento se vio interrumpido por su comparación, supongo que era una comparación. Me quedé anonadada, girando la cabeza ligeramente para mirarla. ¿Debía reírme con dicha comparación? ¿Debía entenderlo siquiera? ¿Qué diantres era un Ford Ka y qué era un Ferrari? Las comparaciones con objetos muggles no eran de mi devoción, a mi parecer no tenían sentido ninguno, y lo peor de todo es que cualquier muggle que lo mencionara vería en mi rostro mi nulo conocimiento sobre eso que había nombrado. Es como preguntarle a un muggle si sabe la diferencia entre un encantamiento y un hechizo, no lo puede saber.  La rubia siguió hablando, lo cual me quitó un peso de encima, no quería incomodas cuestiones tales como ¿No sabes lo que es un Ferrari? ¿En qué planeta vives? Cuestiones que sólo aumentaban mis ganas de rebanarles el cuello y despellejarlos vivos, mientras me deleitaba con sus gritos y esperaba al broche final, su último aliento.

- Exacto. Cuando dejas de pintar por placer, por vocación y lo haces sólo por codicia todo pierde valor. Pocos artistas han sido capaces de continuar transmitiendo sus emociones con el pincel sin verse influenciados por el dinero. Aunque discrepo en eso último, las pinturas no todos saben apreciarlas. Te apostaría doscientos reales a que la mitad de los presentes solo vienen por darse las pompa. Un libro lo lee cualquiera, son capaces de absorberte más que un cuadro, el poder de la mente ahí es mayor. – fui respondiendo con tranquilidad, dejando de mirar el cuadro y mirándola a ella, su cara me resultaba vagamente familiar. Pero a saber de qué. La conversación podía seguir fluyendo mas algo alborotó el lugar. Comenzó a sonar una sirena, la de incendios creo que era. El sonido era estridente, ¿por qué no llevaré las orejeras cuando son necesarias? Llevé mis manos a mis oídos. – Deberíamos salir rápido – comenté como si me importara su mísera existencia. Emprendimos el camino hacia la salida, pero no salimos por la principal, sino por una salida cercana al cuadro causante de nuestra conversación. Nadie más salió tras nosotros, lo cual fue extraño, supongo que todos querían salir por el mismo sitio, como un rebaño siguiendo al pastor.  

Salimos a un callejón desértico, apenas habían un par de contenedores malolientes y unos cartones apilados en una esquina. Le hice una seña para salir de allí, sin hablar, pues quería aguantar la respiración todo lo posible sin inundar mis pulmones de aquel olor nauseabundo. Dos pasos dimos, sólo dos pasos, cuando un hombre vestido con una gabardina negra en pleno agosto se interpuso en nuestro camino. Apenas podía vérsele la cara, solo una gran cicatriz podía distinguirse entre las sombras que le proporcionaban la solapa de la gabardina y el sombrero de paja que llevaba. Sí, un sombrero de paja y una gabardina, la visión más rara que podía encontrar en un mes tan caluroso. Sacó una navaja y apuntándonos con ella comenzó a hablar con una voz rasgada y profunda. – Dadme vuestras carteras y vuestros móviles, monadas. - Mi cara era un poema, ladee la cabeza intentando encontrarle sentido a sus demandas. No tenía muy claro si reír o llorar por tal demanda. Pedirme un móvil, a mí…la llevaba clara.  

Miré a mi acompañante, ella sí parecía asustada y no lo comprendía. Era una navaja, mi daga tenía una hoja más larga, ¿por qué temerle? – Dádmelos u os rajo. – Dijo con impaciencia, dando un paso hacia nosotras. – Vale, hombre, relájese. - Respondí con tranquilidad, sacando mi pequeño bolso sin fondo. Metí la mano y rebusqué. No pensaba darle mi dinero, sólo llevaba un par de libras, el resto eran galeones. Segundo punto, no tenía móvil, pensar que lo tendría era como pensar que Voldemort te daría un abrazo.  Así que buscaba solo una cosa, y no tardé en encontrarla. Una de las pociones de mi madre, esta creo que era aturdidora, pero acabaría soltando mucho humo y explotando, como todas. Antes de sacarla miré una vez más a mi acompañante de robo. Necesitaba una prueba para saber si podría sacar o no la poción, si era muggle tendría que lanzarla entre los dos, no podía dejar que supiera mi secreto, el gran secreto. Pero si era bruja podría solo dañar al friolero. – Veras, tengo un problema con tu petición. Yo no uso móviles, me parecen despreciables. En cuanto a la cartera, no te servirá de nada, no uso una moneda frecuente en este mundo muggle. – Mi voz se tornó indiferente, sin apartar la vista del friolero, iría de abusón, pero no sabía a quién tenía delante. Al decir la palabra muggle miré a la rubia de reojo, asintiendo suavemente con la cabeza, un movimiento casi imperceptible. Solo esperaba una respuesta, un gesto incrédulo o cualquier cosa que me delatara su condición.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Ana de Armas
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.300
Lealtad : Voldemort
Patronus : 000
Mensajes : 715
Puntos : 346
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t147-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t164-relaciones-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t433-cronologia-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t1394-baul-de-o-winslow
O. WinslowUniversitarios

Rhea Jackson el Mar Sep 16, 2014 8:48 pm

La charla sobre cine no estaba siendo precisamente la más apasionada o interesante de mi vida pero al menos tenía alguien con quien hablar, aunque no compartiese en absoluto mis gustos salvo por opinar, como cualquier persona inteligente que Tiziano era mejor que el autor de lo que estábamos viendo. También me limité a asentir cuando me dio la razón en lo de los artistas que trabajan por simple codicia y no por vocación, pero todo cambió cuando una alarma del museo empezó a sonar a un volumen increíble perforándome los tímpanos hasta el dolor. La chica dijo de sería mejor que nos fuéramos y no sería yo la que se atreviese a replicar tal afirmación. La seguí hasta una salida alternativa a la principal sin entender muy bien porque salíamos por allí en vez de por la puerta frontal del museo. Por otro lado tenía sentido, porque la gente se agolpaba en esa puerta de manera que al final, si realmente había un incendio era muy posible que no pudiesen llegar a salir todos. Con un poco de suerte sería una falsa alarma, alguien fumando en el baño tal vez, los turistas no llevaban muy bien las leyes inglesas contra el consumo de tabaco en sitios públicos.

Salimos por una puerta lateral, algo escondida que estaba cerca del cuadro gracias al que habíamos empezado a hablar. Salimos al típico callejón mohoso en el que no había nada salvo un par de contenedores y probablemente unas cuantas ratas entre la basura. El calor de la calle me golpeó en la cara por el contraste con el aire acondicionado del museo y no pude evitar soltar un pequeño gruñido. No me gustaba especialmente el calor excesivo y menos cuando estaba en un callejón lleno de basura que con el calor olía todavía peor. Sin embargo, el calor y el mal olor no serían el mayor de nuestros problemas aquel día ya que nada más salir del edificio un hombre con las pintas más ridículas que había visto nunca nos sacó una navaja y nos pidió las carteras y los móviles... Supongo que en ese momento mi cara debió ser un maldito poema. No sabía si reírme por el sombrero de paja y la gabardina pensando en el calor que tenía que estar pasando el hombre y lo empapado en sudor que debía estar o mearme encima de miedo porque me estaba apuntando con el filo de una navaja. No me considero una persona cobarde, tampoco especialmente valiente, pero no tenía ganas de que me apuñalaran. No era uno de esos días en los que me sentía Lara Croft y me comía el mundo, no, era más bien un conejito asustado que por dentro se reía por los nervios y gritaba llamando a su mamá.

Nuestro atacante insistió ante nuestra reacción de pasar de él y vi como la otra chica llamaba más su atención mientras rebuscaba en su bolso que yo así que me puse a rebuscar en mi mochila mientras tanto haciéndome la que buscaba algo. Lo que realmente buscaba lo encontré enseguida, era el móvil, e intentando mantener mi cara de susto, marqué el número de la policía. Estaba lista para darle a llamar cuando escuché las palabras de mi acompañante: había dicho muggle. Lo había dicho muy claramente. Levanté la cabeza con cierta sutileza para mirarla y una sonrisa se escapó de entre mis labios. Solo una bruja o mago podía conocer esa palabra ya que no creo que las autoridades muggles se dediquen a perseguir algo de lo cual desconocen su existencia. Asentí con la cabeza muy ligeramente mientras en mis ojos se podía apreciar claramente la sorpresa que me acababa de llevar.

En el momento siguiente todo pareció pasar muy lentamente. Eché un último vistazo al atracador intentando borrar mi fugaz sonrisa, miré la mano de la chica que sostenía un pequeño bote y dejé caer el móvil dentro de mi mochila. Algo me decía que el líquido que contenía ese bote iba a hacer bastante ruido así que me puse en posición defensiva y lista para escapar un segundo antes del que creía que ella tiraría el bote y nos sacaría de esa pésima situación.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 9.210
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 500
Puntos : 69
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

O. Winslow el Lun Sep 22, 2014 1:23 pm

Esa mañana al despertar no podía haberme imaginado un día más surrealista, que es mucho decir. Primero una visita a una galería de lo más peculiar, con algún cuadro loable pero de escasa impresión. La conversación con una extraña y, probablemente, muggle podría ser tolerable si era amena, como había sido. Aunque algo cansina por el uso de comparaciones muggles. Es que no podían ser más odiosos, orgullosos de sus artilugios que solo contaminan el medio ambiente. Era tonto sentirse tan feliz por una invención que lentamente está matando a la madre naturaleza, así como se matan a ellos mismos. Pero bueno, que le vamos a hacer, si no tienen ni pajolera idea de cuidar el mundo en el que viven.

La alarma de incendios comenzó a sonar, odiaba ese sonido, era demasiado estridente. Con lo sencillo que sería lanzar un hechizo de agua y todo terminaría…pero son muggles, tienen que esperar a que venga un automóvil rojo, más escandaloso aún, cargado de agua. Y como si no fuera poco, todos corren hacia el mismo lado, embutiéndose contra una única puerta, empujándose unos contra otros a la espera de poder salir cuando hay puertas a los lados para estas situaciones. Es que son tontos, por eso deberían dejar de existir, pocos tienen la capacidad de raciocinio suficiente para mostrarse fríos y serenos en situaciones donde la adrenalina y el miedo se apodera de sus cuerpos. Aunque esto pasaba también a muchos magos, pero nosotros tenemos una varita para proteger nuestras vidas.

La salida lateral para mí era la opción más factible, así como evitaba el contacto indeseado con los muggles. Podría haber sido éste el fin, pero no, un hombre con sombrero de paja y gabardina en pleno agosto nos asedió con unas peticiones poco plausibles a mí ver. Le di cháchara, llamando su atención mientras intentaba averiguar si mi acompañante era una simple muggle o podría ser una bruja. Tanteando el terreno, pues el ser que tenía en frente me intimidaba tanto como el profesor de Encantamientos, o séase, nada. De reojo miraba a la chica, que buscaba en su bolso. *No jorobes que va a ceder a su petición.* Pensé con recochineo ante la facilidad para ceder ante un ser tan mal oliente. – ¿Si te damos lo que pides nos dejarás ir sin más? – pregunté al sombrero de paja. Con disimulo, y mientras le hablaba, iba dando pequeños pasos en oblicuo, de modo que me iba alejando de él y preparando el camino para huir una vez el frasco tocara el suelo. – ¡Las carteras! – Sentenció acompañado de un ademán con la navaja hacia nosotras. – Vale, vale. – Respondí variando el tono de un vale a otro, el primero dirigido al hombre de la cicatriz, el otro a la rubia, una señal de que se preparara para correr. Pues su pequeña sonrisa tras haber dicho muggle.

Tenía que ser rápida, muy rápida. Saqué la mano del bolso y lancé con fuerza el pequeño frasco de cristal contra el suelo, justo a sus pies. Un humo rosa comenzó a brotar. El hombre estaba confuso, momento en que agarré a la rubia de la mano y tiré de ella con fuerza para comenzar a correr. – ¡Qué? – Casi gritó el hombre, pero era tarde para él. El humo había llegado a sus fosas nasales. Un golpe sordo sonó a nuestras espaldas. Dejé de correr, sabía lo que significaba. Me giré y pude contemplar al hombre inconsciente sobre unas cajas vacías. – Por fin mi madre empieza a hacerlas más delicadas. – comenté en alto, era un pensamiento, pero con el momento mis palabras se hicieron sonar. Miré a la chica, que parecía agitada. – ¿Ibas a darle tu dinero? – pregunté con extrañeza, me resultaba tan rara la gente que accedía con tanta facilidad ante la voluntad de otros. Pocos lo hacían con tanta facilidad. Si no se resisten, ¿qué emoción tiene?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Ana de Armas
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.300
Lealtad : Voldemort
Patronus : 000
Mensajes : 715
Puntos : 346
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t147-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t164-relaciones-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t433-cronologia-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t1394-baul-de-o-winslow
O. WinslowUniversitarios

Rhea Jackson el Mar Sep 23, 2014 10:19 pm

Supongo que hay un tipo de gente concreto que atrae los problemas o a las situaciones algo extrañas. Yo siempre me había considerado de ese tipo de persona por esas cosas que pasaban a mi alrededor sin explicación aparente, pero cuando descubrí que era bruja pensé que todo eso cambiaría. En cambio, ahí estaba yo, con una desconocida que pretendía ser muggle pero en realidad era bruja y con un hombre que pretendía atracarnos armado con una navaja, una gabardina, un sombrero de paja y seguro que una gran cantidad de sudor corporal concentrado y contenido dentro de la tela del abrigo. No sé por qué, pero a pesar de la situación en la que estaba, estaba convencida de que debajo de la gabardina estaba desnudo. Supongo que por hacer más cómica y llevadera la situación en mi cabeza.

El momento de revelación de dos brujas contra un muggle armado con un cuchillo empezó siendo lento y terminó en menos de un segundo. Me notaba preparada para reaccionar mientras ella hablaba con nuestro atacante, intentando ganar tiempo supongo, y de repente me veía yo medio agazapada intentando esquivar la mini-explosión que se produjo cuando una mano tiró de mi obligándome a correr. Seguí a la persona que tiraba de mi hasta que dejó de hacerlo y cuando me paré a mirar encontré al atracador tendido en el suelo, inconsciente, y restos de una especie de humo rosa en el ambiente. Por algún extraño motivo me palpitaban las sienes así que ni me paré a pensar en que tipo de poción era la que acababa de salvarnos el pellejo.

Me reí sordamente ante el comentario de su madre mientras me hacía consciente de lo alterado que tenía el cuerpo en aquel momento. La chica que estaba allí conmigo parecía totalmente tranquila "Ole su temple" pensé.- No, iba a llamar a la policía- dije mientras poco a poco me tranquilizaba pero en ese momento me di cuenta de que no había cortado la llamada. No se había dicho nada que delatase nuestra naturaleza mágica pero aun así mi expresión de susto hizo su acto de presencia. Metí la mano en el bolso y vi que la llamada se había realizado desde que yo había marcado el número así que la policía ya debía saber donde estábamos- Mierda- dije en voz alta justo después de colgar cuando ya había sacado el teléfono de la mochila- Quizás sería mejor que nos largásemos de aquí porque puede que las autoridades lleguen en breve- dije sin ganas de tener que lidiar con la policía y tener que explicarles como dos colegialas habían dejado K.O. a un hombre con una navaja y salido ilesas.

Me puse a caminar esperando que la chica me siguiera para perdernos un poco por las calles de la ciudad y que no nos relacionasen con lo que acababa de pasar. Metí el móvil de nuevo en la mochila tras apagarlo por puro terror y empezó a entrarme un sofocante calor en la cara que me llevó a recogerme el pelo en una especie de moño alto y medio desecho que dejaba a la vista mi tatuaje y por lo tanto mi cicatriz. Es algo que no me gustaba lucir, pero en ese momento no me importo.- Me llamo Rhea, por cierto- le dije a la chica sin tener muy claro si le interesaba o no mi nombre, pero convencida que tras pasar algo como lo que acababa de pasar me sentiría más cómoda si al menos sabía mi nombre.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 9.210
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 500
Puntos : 69
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

O. Winslow el Dom Sep 28, 2014 10:59 pm

Un hobby que tenía era estudiar la conducta de los demás ante situaciones de vida o muerte. Quizás no a ese extremo, pero sí en situaciones de peligro inminente. Las reacciones siempre han sido de lo más variadas, no las acertadas, al menos para mi parecer. De acuerdo que temas por tu vida, pero servir tu cabeza en bandeja de plata era demasiado simple. ¿Lo peor de todo? La rubia que me acompañaba era de ese tipo. Tontos de remate que regalarían su vida a cambio de un mendrugo de pan.

Derribar al hombre no fue tan difícil como podía pensarse, más que nada por la fortaleza de la poción de mi madre. Orgullosa estaba de ella, a cada nueva poción mejoraba mucho más. Que no tuviera otra ocupación era útil. Secreto no es que en pociones era la peor de su promoción, por suerte la práctica estaba dando sus frutos. La situación había sido muy cómica, innegable era, un hombre con sombrero de paja y una gabardina en pleno agosto frente a dos niñas de aspecto angelical que lo habían dejado KO en apenas unos segundos. Tiempo suficiente para que el humo rosa entrara por sus pulmones sumiéndolo en un profundo sueño.  Sueño del que no podrían despertarlo hasta pasadas 24 horas, o ese sería el efecto de realizarse la poción como era debido.  Aunque poco me importaba.

Nos encontrábamos al comienzo del callejón, mirando hacia el hombre de la gabardina. El humo rosa poco tardó en desvanecerse, por lo que restos no iban a quedar, salvo un par de cristales rotos en el suelo que no desentonaban en un callejón como ese. ¿Llamar a la policía? ¿De verdad era una bruja? No tardé en cuestionármelo ante su respuesta.  Podía encontrar lógica al hecho de dar tus cosas sin razón, pero no se la encuentro a llamar a la policía, más que nada porque estos muggles tardarían demasiado en llegar. Son unos tíos que solo piensan en comer donuts, así los veo y siempre los veré. Por algo los casos más complejos los llevaban los aurores, porque, una vez más, quedaba latente la inferioridad de los muggles.

Dicen que cuando las cosas van mal no pueden empeorar, sin duda ésta rubia es la excepción a toda regla. Sus palabras me sentaron como una patada en el culo, la miré con cara de “are you fucking kidding me?”  Había cubierto el cupo de lo estúpido. Con lo poco que me gusta caminar y ahora tenía que correr con disimulo, perdiéndome en el mundo muggle acompañada de una bruja de pocas luces para evitar que unos muggles “policías” me preguntaran por la forma en hacer su trabajo. Sí, porque ellos desearían conocer el truco para dejar KO a un tío armado y salir ilesa. ¿Quién no quería saberlo? Era la pregunta más acertada para el caso.

Con mucha reticencia comencé a seguirla, sin hablar. En un primer momento pensé en partir en dirección contraria, cada una por su camino. Pero sería menos sospechoso ir juntas conversando como dos buenas amigas que pasan una tarde juntas. O eso pensé hasta que se presentó. Algo lógico aunque extraño que no lo hiciera antes. – Liana. – Respondí al recordar el nombre de la apariencia que llevaba. Rhea debía estar en Hogwarts, o al menos me daba esa impresión.  Me gustaría ver el encuentro de ambas en algún pasillo. Poder contemplar como Rhea se presenta ante Liana como si fueran viejas conocidas y la estirada de Gryffindor la mirara con cara de loca. No tendría precio verlo.

No sabría muy bien decir en qué calle nos encontrábamos ahora, pero sí podía decir que era lejos del museo. – Disculpame Rhea, pero debo volver pronto a casa. Espero verte por Hogwarts o en alguna otra ocasión. Podríamos hablar más tranquilamente sobre alguna que otra colección moderna. – Comenté como si fuera la persona más amable del mundo, dando por hecho que era alumna de Hogwarts. La verdad no pretendía volver a cruzarme con ella. Pero los modales ante todo.  – Ciao. – Me despedí con simpleza, repitiendo el saludo de aquella repelente.  Hice un gesto amable con la mano, sonriendo con “naturalidad” en todo momento.

Lentamente me fui alejando, dejando atrás a esa chica y adentrándome más aún en la muchedumbre de la ciudad.  Iba a tardar en quitarme esa peste de encima.


Spoiler:
¡Holi Rhea! Por mi parte cierro ya, me ha encantado rolear contigo Smile Aunque me ha costado mucho ser medianamente "buena" xDD
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Ana de Armas
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.300
Lealtad : Voldemort
Patronus : 000
Mensajes : 715
Puntos : 346
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t147-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t164-relaciones-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t433-cronologia-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t1394-baul-de-o-winslow
O. WinslowUniversitarios

Rhea Jackson el Lun Oct 06, 2014 11:17 am

Escapamos hábilmente de una de esa situaciones en las que algunas personas no esperan verse envueltas jamás que incluyen un museo, un hombre con una gabardina y un sombrero de paja y una poción rosa. En retrospectiva parecía todavía menos verosímil de lo que lo había parecido al vivirlo y probablemente cuando lo contase nadie me creería, pero era algo con lo que tendría que vivir. Sin embargo, una de las cosas que tienen este tipo de situaciones es que demuestran como es el verdadero temple de una persona y estaba claro porque el sombrero seleccionador me había puesto en Hufflepuff y no en Gryffindor: El valor supongo que no era mi mayor cualidad. No obstante, estaba orgullosa de haber sido capaz de reunir suficiente coraje para llamar a la policía antes de saber que estaba al lado de otra bruja que iba casualmente armada con una poción oportunamente útil. Le habría dado con la mochila en toda la cara al atracador antes de que pudiera hacerme nada, o eso me gustaba creer, pero por suerte no me había tenido que ver en tal tesitura.

Salimos del callejón siguiendo mis indicaciones y nos perdimos entre el gentío hasta llegar lo bastante lejos como para que no se nos pudiese relacionar con lo que había pasado. Me presenté, pensando que tras haber vivido lo que habíamos vivido lo mínimo que podía hacer era presentarme. Ella dijo llamarse Liana, pero nuestra conversación no transcendió mucho más hasta que poco después se despidió como si no hubiese pasado nada. Le dije adiós con la mano y una sonrisa pero quedándome algo perpleja por dentro mientras pensaba que nadie, con dos dedos de frente, por muy poderosa bruja que fuera, podría salir de una situación tan extraña tan tranquilo como si no acabase de pasar nada más interesante que que cayese la primera hoja del otoño. A no ser que tuviese mucha sangre fría o estuviese muy trastornada. Era una chica extraña sin duda, pero yo no estaba en condiciones ni tenía ganas de ponerme a analizar a nadie en aquel momento.

Me ajusté la mochila y me encaminé a mi casa pensando que cuando al día siguiente me despertara, antes de salir metería una pequeña poción de defensa personal en mi mochila, solo por si acaso.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 9.210
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 500
Puntos : 69
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.