Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Un par de copas de más {Matt Forman}

Invitado el Lun Ago 25, 2014 10:57 pm

La noche era joven, y yo más. Una joven solitaria y borracha, sentada en la barra del bar más caro de todo Londres, con una copa entre las manos con un líquido azul sospechosamente agrio, y más aburrida que un adolescente en el colegio. No podía dejar de mirar mis tacones negros y pensar en lo bonitos que eran. Movía los pies para que los diamantes que llevaban incrustados en la tira del tobillo brillasen bajo los focos. Desde fuera debía parecer un perro mirando un hueso. Pero era o eso, o tirarme del pelo, y con algo tenía que entretenerme.

Al mirar el reloj me di cuenta de que eran ya las dos de la madrugada. Creía recordar que había salido de casa a las nueve, con expectativas de que aquella fuese la gran noche del año, y acompañada de un par de amigas. Pero luego esas amigas habían resultado ser unas zorronas desesperadas que me habían abandonado por el primer musculitos que habían pasado. Yo pensaba que las normas eran que si no ligaban todas, no ligaba ninguna. Aunque la verdad, no me habría ido con ninguno de esos idiotas ni por todo el dinero del mundo. Yo era más de hombres de categoría.

Me bebí todo lo que quedaba de mi cocktail de un solo trago y me limpié los labios con el dorso de la mano. Luego saqué el pintalabios y volví a pintármelos de rojo. -Ponme una copa de whisky con tónica. -le dije al camarero con voz dormida. -Y no te cortes con el whisky. Que se note que hoy es sábado. -dicho esto me giré sobre la banqueta y empecé a mirar a mi alrededor. -Quiero beber hasta que mañana por la mañana, cuando despierte, no me acuerde de lo jodidamente aburrida que ha sido esta noche. -me dije a mi misma. Y ya iban cinco copas. Dos más y me caería al suelo.

avatar
InvitadoInvitado

Matt Forman el Lun Ago 25, 2014 11:40 pm

El verano está para eso, para descansar. Y yo llevaba saliendo tres días seguidos. El primero, saqué a mi sobrina de paseo por Londres, y tomamos un helado. El viernes me metí en ese bar extraño. Hoy salí de nuevo con Lluna. Está bien se que maquille, que se arregle y que salga de fiesta. Ya que ninguno de sus “amigos” con los que sale por las mañanas y por las tardes se había animado hoy, me atreví a invitarla a un pub. Está muy acostumbrada a beber vino, no en exceso, pues intento enseñarle los secretos de los mejores caldos, pero no hay manera. Pero hoy, tomó dos copas de esas que mezclan bebidas alcohólicas, con chupitos y con licores sin alcohol de esos de colores, y algo le sentó mal. No estaba borracha del todo, pero se le veía algo afectada. Quise llevarla a casa, pero se enfadó y me dijo que yo tenía que quedarme y pasarlo bien. Ella sabe defenderse, no lo dudo. Pero no me hizo gracia que se fuera sola a casa. Llegamos a un acuerdo, la acompañé hasta la puerta, y regresé al bar. Aunque sin ella, yo solo…me iba a aburrir. Eran cerca de las dos de la mañana, a esta hora ya no puede pasar nada bueno.
Entré de nuevo en el pub, y me dirigí directamente a la barra. Una mujer preciosa estaba pidiendo, de modo que esperé mi turno. Además, el camarero seguro que prefería atenderla a ella primero. Me quedé a su lado, observando. Parecía la típica chica que sale el fin de semana para beber y cazar. De esas que solían gustarme tanto a mi. Y a Neil. Desde que él murió no ha sido igual. Igual es por el efecto dominó. Si yo ligaba con una chica, él ligaba con su amiga, y viceversa. Al estar solo es más difícil, y mucho más cuando ni lo intentas.
La chica parecía afectada, cansada, y estaba sola. Algo extraño en las chicas “whow”. Pidió una copa con mucho whisky. Vaya, el whisky de fuego es mejor.

- Ponme lo mismo que a la señorita – pedí al camarero. - ¿Puedo acompañarla? - pregunté a la chica como pidiendo permiso en un tono de alabanza.

Me acerqué un taburete para sentarme a su lado si me daba permiso. Es muy triste beber solo, y por lo que parece, ella también lo está. El Matt de hace años despertó, recordando los viejos tiempos. No, no quiero eso. He madurado.

- Soy Matt, por cierto. – le tendí mi mano para estrecharla con la suya a modo de presentación educada.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 26.650
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 529
Puntos : 146
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Invitado el Miér Ago 27, 2014 12:28 am

De pronto una voz cercana despertó mi curiosidad, sacándome de mi estado de shock por aburrimiento. Levanté la mirada y me encontré con un hombre elegante y bien vestido, con porte de millonario y sonrisa de estrella de Hollywood. Demasiado elegante para estar pidiendo lo mismo que yo. Volví a girar la banqueta para apoyar los codos sobre la húmeda barra del bar y sonreí al hombre. Me sorprendía encontrar todavía a hombres así. Todo lo que quedaba en los buenos locales de Londres eran niñatos de gimnasio que no sabían ni sumar dos más dos. Exactamente niñatos como los que se habían ido mis amigas. Amanecerían en sus camas, sin recordar nada de lo que había pensando y buscando sus bragas entre las sabanas de Batman de los susodichos.

-Como no. -dije con amabilidad, manteniendo esa postura tan adecuada que podía mantener cuando me lo proponía. A veces me daba cuenta de que tantas horas de curso de protocolo realmente habían servido para algo. -Si consigues estropearme esta noche, te lo agradeceré eternamente. -continué, con sarcasmo. Aquella noche era tan aburrida que si alguien podía tirarme una copa por encima, pisarme los tacones y escupirme a la cara, me haría el tremendo favor de darme una excusa para irme a mi casa y no volver a salir en semanas.

-Yo soy Brisa. -me presenté, tomando su mano para estrecharla. La forma que tenía aquel hombre de dar la mano me recordaba a la de mi padre. Siempre manteniéndose firme, pero con suavidad. Tenía las manos casi más suaves que yo. "Debería preguntarle que crema usa", pensé. -Yo tampoco se en que coño estaban pensando mis padres cuando me lo pusieron. Creo que estaban follando en la playa cuando se les rompió el condón. -continué con gesto serio, tomándome muy en serio mis palabras, que claramente eran de broma. O no. -Eh, pero es original. Seguro que no conoces a ninguna Brisa. -continué hablando del tema de la noche: mi nombre. -Bueno, ahora sí. Me conoces a mi. Es un placer, Matt.-a pesar de que cuando bebía más de la cuenta me volvía un poco malhablada, seguía teniendo mi encanto y mi simpatía. Me faltaban un par de copas para perderlas.

-Brindemos. -dije, levantando la copa y acercándola a mi acompañante para que la chocase contra la suya. -Por esta noche de mierda. -y me terminé la copa de un solo trago. Tenía que aprender a modularme.
avatar
InvitadoInvitado

Matt Forman el Miér Ago 27, 2014 10:36 pm

La voz de la muchacha dejaba ver que estaba mucho más afectada por el alcohol de lo que yo pude imaginar en un principio. Parecía molesta y enfadada por algo. Quizás sus amigas han ligado y ella no, suele ocurrir. Aunque no es tan fea. Quiero decir, es bastante atractiva. A pesar de ese mal humor y su forma de hablar. Quizás sus amigas eran bombones espectaculares, de diez. Pero ella es al menos un ocho. Mi intención no era molestarla, simplemente la vi sola y pensé que yo también lo estaba, y… Me he recordado de los viejos tiempos.

- No es mi intención estropearle la noche, señorita. Si le molesto, me iré como he venido. Total, la noche ya puede finalizar para mí.

Me había presentado, haciendo alarde de mi amabilidad y buenas maneras. La chica dijo también su nombre, pero no de tan buenas maneras. El comentario sorbe sus padres sobraba.

- Es un nombre muy bonito. Y lo cierto es que no conozco a nadie con ese nombre. Es original, sin duda. – dije con naturalidad. – El placer es mío.

No es que pensar en los padres de ella manteniendo relaciones en una playa fuese agradable. Es más, creo que a ningún hijo le gusta pensar en sus padres de esa forma. Es asqueroso. El camarero nos sirvió los vasos de whisky con hielo. Pagué enseguida, e invité a la señorita, por supuesto. Ella quiso brindar.

- Mejor brindemos por nosotros, que tenemos el poder de hacer que las noches sean buenas, muy buenas o mágicas. – le guiñé un ojo, choqué mi copa con la suya y bebí medio vaso de trago.

¡Vaya! El whisky de fuego sabe más fuerte que este. Ya se porqué nunca pido esto para beber.

- He probado whisky más bueno. ¿Has oído hablar del whisky de fuego?

Es una pregunta trampa, sin duda. Pero me gusta saber en que terreno estoy jugando. Si es muggle, creerá que el whisky de fuego no es más que whisky de una marca que ella desconoce. Por el contrario, si es bruja, sabrá de que le estoy hablando. Y yo me pondré muy contento de no saberme solo en un bar de mierda con una joven bruja.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 26.650
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 529
Puntos : 146
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Invitado el Sáb Ago 30, 2014 11:32 am

El hombre parecía algo incómodo con mis comentarios, sobretodo desde que había matizado la supuesta causa de que yo me llamase Brisa. Esa forma de hablar no era propia de mi, normalmente era una chica educada, sutil, y simpática. Pero entre que estaba sola, que me había bebido media botella de whisky, y que encima estaba cabreada, daba miedo hablar conmigo. Intenté corregir mi postura y mostrarme más amable, antes de espantar a mi última compañía.

-Para nada. No molestas. Disculpa mi comportamiento. -dije de manera reservada y sonriente. Prefería un poco de compañía antes de que aquella noche se me hiciese interminable.

Sus alabanzas sobre mi nombre no me reconfortaban. No estaba seguro de que fuese bonito, pero me gustaba tener un nombre distinto al de los demás. Era una de las pocas cosas que podía agradecerle a mi madre. Había conocido un par de Sierras, y una Niebla. Pero nunca una Brisa. Niebla era nombre de perro. Prefería con diferencia el mio. Bebí otro trago de la copa y mi acompañante y yo nos dispusimos a brindar. Mi proposición no le pareció lo suficientemente buena, así que propuso otro brindis.

Cuando dijo lo de la magia, cerré un poco los ojos con gesto de sospecha. Estaba casi segura de que era mago, sobretodo por el guiño del ojo justo después de la palabra "magia". A no ser que hablase de la magia que hacen un hombre y una mujer una noche de sábado, borrachos, en una cama. Entones era un muggle más. -Por la magia de esta noche. -dije, respondiendo a lo que el había dicho, y bebiendo otro sorbo.

Cuando Matt bebió, la cara que puso me resultó graciosa. No era la mejor bebida del mundo, de hecho el mejor whisky que había probado era el de... Definitivamente era un mago. -Claro. En Las Tres Escobas se bebe el mejor whisky que haya probado. -dije con una sonrisa, alegrándome de que realmente fuese un mago. La vida era más emocionante con un poco de magia.

Ahora la noche había terminado por resultarme de lo más interesantes. -Y bueno, dime. ¿Que hace un mago como tú en un sitio como este? -bromeé, inclinándome sobre la banqueta. Resultaba gracioso imaginar como cualquier muggle que escuchase la conversación pensaría que eramos unos idiotas bebidos.
avatar
InvitadoInvitado

Matt Forman el Dom Ago 31, 2014 10:39 pm

Bien pensado, a lo mejor la chica estaba tan a gusto en su bar favorito, tomando una copa y esperando a alguien, y yo me había puesto por el medio sin previo aviso. Se lo hice saber, sin tapujos. Si molesto, me voy. Ella pidió disculpas por su comportamiento. Está bastante bebida. A cada mujer le afecta de una manera la bebida, igual que a los hombres. Hay quien se pone cariñoso, otros se ponen tensos, y otros se relajan tanto que acaban bailando desnudos en una calle llena de gente. Brisa parece ser de las que se ponen tensas, y de mal humor. Una mujer de mal humor es algo malo, algo que es mejor no tocar.

- No pasa nada, Brisa. Culpa mía. No debí aparecer así, de la nada. ¿Cómo es que está sola una mujer tan guapa?

No estaba intentando ligar con ella, no. Es solo que me ha pillado en un momento de soledad, y también he bebido más de lo que suelo beber. La he visto sola…y me he acercado.
Pedimos whisky, del único que sirven en los bares muggles, whisky muggle. Brisa quiso brindar por esta noche, que no estaba siendo agradable para ella, pero me pareció mejor brindar por nosotros, porqué tenemos el poder de hacer que los días y las noches sean como nosotros queremos. Dije la palabra “mágicas” y le guiñé un ojo. Fue de manera coqueta, no desentonaba un gesto así en un momento como este. Pero en realidad mis intenciones eran otras. Intenciones que quedaron más que claras cuando pregunté a Brisa si conocía el whisky de fuego. No escondí mi sonrisa cuando dijo que el mejor whisky que había probado era el de las Tres escobas. Esto era mucho mejor de lo que había esperado. Mejor que una muggle bebida y maleducada es una bruja atractiva y bebida. Una vez superada la prueba de fuego, y nunca mejor dicho, Brisa quiso saber que hacía en ese bar.

- Estaba aquí con mi sobrina, pero se encontraba mal y se ha ido. Ha insistido en que yo me quedase, pero no me gusta estar solo. ¿Me ofreces tu compañía?

Me senté a su lado, y bebí otro trago de Whisky. Es un asco, a la próxima me pido chupitos.

avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 26.650
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 529
Puntos : 146
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Invitado el Miér Sep 03, 2014 1:31 pm

No podía dejar de mirar a a mi alrededor, con cara de pocos amigos. No es que no le estuviese prestando atención a mi acompañante, es que tenía otras cosas en la cabeza. Finalmente, me preguntó que hacía allí sola, acompañando la pregunta de lo que parecía un piropo. Me reí, aunque no se lo creyese, no estaba sola por voluntad. Las zorras de mis amigas me habían abandonado por un buen polvo, como de costumbre.

-Había salido con unas amigas. -dije, dándole vueltas a la copa entre mis dedos. -Pero me han abandonado para irse con unos guaperas de discoteca. Estoy sola porque yo no me conformo simplemente con un musculitos. Si no tienen un mínimo rastro de inteligencia, es como acostarse con un pelele. Prefiero los retos. -expliqué mis razones para estar sola, y a mi me parecían más que suficientes. Mejor sola, que mal acompañada. Sin embargo el hombre que estaba sentado junto a mi parecía algo más que unos buenos abdominales, que seguro tenía bien escondidos bajo el traje. Parecía una mente algo peligrosa. Su mirada me provocaba un escalofrío, como si ocultase maldad... Y como ya había dicho, me gustaban los retos.

Al parecer, él tenía el mismo problema que yo. No había venido solo, pero ahora lo estaba. Cuando bebía de su vaso su gesto decía que efectivamente, aquel whisky estaba asqueroso. Como yo ya llevaba varias copas, el sabor se había camuflado y era soportable. -Te ofrezco mi compañía... -dije, con suavidad. -...y un baile. -me levanté repentinamente, con mucha más agilidad de la que se puede esperar de una mujer bebida y me terminé la copa de un solo trago. -Vamos, esta canción me encanta. -le agarré la mano sin ninguna vergüenza y tiré de él hasta para llevarle al centro de la pista, donde había más gente (mucho más borracha) bailando.
avatar
InvitadoInvitado

Matt Forman el Miér Sep 03, 2014 10:28 pm

Brisa parecía cabreada, enfadada, o quizás solo cansada de estar sola. Lo más seguro es que algunos moscones la hubiesen rondado. Es lo normal en un sitio como este. La gente sale para eso, ¿no? Para bailar, beber, divertirse, y quizás después de todo eso y un buen polvo, se esconda un amor. Ilusos todos. Lo que siempre ocurre es todo eso, menos la última parte. Es lo mejor. La chica me explicó que había venido con unas amigas, pero se habían ido con unos chicos que conocieron allí. Brisa parecía ser más exigente.

- Con eso demuestras ser una mujer inteligente. Espero que tengas suerte. ¿Qué retos te gustan?

Sus amigas habían demostrado ser la clase de mujeres que me gustaron en un pasado que parecía ya muy lejano. Cuando Neil y yo íbamos de caza por la ciudad, sin importar con quien acabábamos despertando. Después de tantos años, algo se aprende. Y me gusta pensar que he ganado en elegancia, y sobre todo, que soy más selectivo con mis amantes.
Yo estaba incluso más solo que ella. Ni siquiera salí con amigos, y mi sobrina tuvo que irse porque se encontraba mal. Ahora estaba medio bebido en un bar, y con ganas de fiesta. Me insinué un poco a Brisa. Bebí de nuevo un trago de ese whisky, asqueroso. Por suerte, mi magia aun funciona. La chica me ofrecía su compañía. Puede que lo pasemos bien. Aunque también quería un baile. ¿Bailar? ¿Ahora? Me encanta bailar, pero este tipo de música es tan extraño que no sabes ni por donde cogerlo. Dejé mi vaso en la barra. Puede que sea mejor tomar otra cosa más agradable luego. Brisa apuró su vaso y me arrastró al centro de la pista, para bailar. Había mucha gente, inspeccioné un poco su forma de moverse, e intenté imitarla.

- Como la dulce Brisa desee.

Cogí sus manos y las puse en mis hombros, descansado mis manos en su cintura. ¿De que sirve bailar con una chica si se baila desde lejos? Si no le parece bien, que se aparte. Pero mi forma de bailar es esta. Miré sus ojos claros, y el cambio del color de su pelo debido a las luces. Es bastante hermosa. Espero que no me cruce la cara, estoy siendo bueno.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 26.650
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 529
Puntos : 146
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Invitado el Lun Sep 08, 2014 11:18 am

Me estaba aburriendo demasiado, allí sentada. Aunque que mi nueva compañía fuese un alivio, porque ya me estaba haciendo a la idea de quedarme toda la noche en soledad, si un hombre no me daba lo que necesitaba, volvía a aburrirme a los pocos minutos. Sin embargo la forma de hablar de Matt era misteriosa y atrayente, me daban ganas de seguir manteniendo conversación con él para conocerle más a fondo.

Hizo un comentario respecto a mi inteligencia cuando le dije que prefería los retos a los guapitos de discoteca. Le miré con una sonrisa ladeada, algo irónica. ¿Era inteligente, o simplemente no era idiota? La verdad era que mirándole a él, era el reto perfecto para una noche tan rara como esta. Era mago, era increíblemente atractivo, se comportaba como un caballero y yo me moría por descubrir que escondía debajo de aquella ropa. Seguro que me gustaría tanto como lo que se veía en aquellos momentos.

-Un poco de misterio. Y que no se me tiren encima a la primera de cambio. Eso me gusta. -respondí a su preguntaba. Me gustaba sentirme deseada, si, pero con sutileza. Si venía un baboso, cual mono en celo, a tirarse sobre mi para sobarme las tetas, era mono muerto. Solo de pensar aquello sentía entre asco y repugnancia, pero no me imaginaba a Matt comportándose de aquella manera.

Finalmente conseguí arrastrarle a la pista de baile. Tiré de su mano hasta que estuvimos en el centro y dejé que nuestros cuerpos se aproximasen. La verdad era que la música era espantosa, no se distinguía muy bien que estaban diciendo ni como se supone que había que bailarlo. Pero el DJ debió de verme la cara de desagrado, porque puso una canción lenta perfecta para un chico misterioso y una rubia solitaria. -Así mucho mejor. -dije, dejando que colocase mis manos sobre sus hombros y que me agarrase de la cintura. Incluso con los tacones puestos, Matt era una cabeza más alto que yo. Como estaba un poco borracha, dejé caer la cabeza para apoyarla sobre su hombro. El alcohol empezaba a hacer plenamente su efecto. -Que noche más bonita... Me apetece ver las estrellas. -no se porqué decía eso si ni siquiera podía ver el cielo desde dentro. A pesar de que mi voz era la de siempre, las cosas que decían verificaban un echo importante. Estaba borracha.

avatar
InvitadoInvitado

Matt Forman el Lun Sep 08, 2014 9:55 pm

No estaba mal conversar con Brisa, al fin y al cabo, era mejor que terminar mi copa solo e irme a dormir. La mujer estaba un poco bebida, y por eso parecía agresiva o enfadada y hablaba de forma un tanto soez. Me explicó que había venido con unas amigas, pero se habían marchado con chicos. Ella se excusó diciendo que no le gustaban los chicos con mucho físico pero poco cerebro. Quizás por ese motivo estaba tan bebida que espantaba cualquier posibilidad de encontrar un hombre a su medida entre tanto machito musculoso. Eso dice mucho de ella, prefiere quedarse sola que rebajarse como mujer. Este tipo de mujer si que era un reto en mis viejos tiempos. Neil sabía como metérselas en el bolsillo. Por suerte, yo ya no disfrutaba con aquella forma de actuar. Ni siquiera tenía la necesidad de encontrar sexo sin más. Eso si que es un reto para mi. Le pregunté que era un reto para ella y fue bastante simple.

- Lo que pides no es tan descabellado. Seguro que encuentras hombres así cada día. – le sonreí amablemente. – Pero si de verdad eres inteligente, sabrás distinguir los que solo actúan, de los que son así de verdad.

Quizás Brisa sea de ese tipo de mujeres que insisten mucho en el respeto, en su derecho a elegir, que presumen de no irse con el primero que pasa… Y luego están deseando ser folladas en cualquier oscuro callejón sin ni siquiera mirar a los ojos. Voy a tantearla un poco más, es divertido. Pero primero, a bailar. Brisa me arrastró a la pista, y eso que no me daban ganas de bailar aquella música. Por suerte aquello cambió, y la música era más lenta. Me acerqué a ella para bailar y pareció gustarle. Había una cosa clara, estaba borracha. Quizás debería acompañarla a casa. Me ayudó que ella dijese que quería ver las estrellas.

- Esta ciudad es demasiado luminosa como para ver las estrellas. Pero podemos salir a la calle y hacer que se apaguen todas las farolas. – susurré a su oído mientras nos balanceábamos suavemente al ritmo de aquella música lenta y desconocida para mi.

Nos iría bien tomar el fresco. A ella mejor que a mí. No hay nada más deprimente que ver a una mujer bebida, con la ropa mal ajustada y tropezando con piedras invisibles que se cruzan en su poco elegante camino.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 26.650
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 529
Puntos : 146
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Invitado el Sáb Sep 13, 2014 1:40 pm

La verdad era que estaba tremendamente aburrida. Cada vez e divertía menos saliendo por ahí, posiblemente porque cada vez sentaba más la cabeza y pensaba en otro tipo de cosas. Beber era un modo de ayudarme a olvidar que estaba allí, y que mis amigas me habían abandonado. Pero al menos esa noche podía gozar de la compañía de aquel hombre que afortunadamente se había acercado a mi. No sabía si pretendía ligar o solo ser amable, ya no sabía como interpretar sus miradas. Lo que estaba claro es que estaba ahí, y por lo menos tenía alguien con quien conversar.

-Me gustan los hombres que tienen algo que ofrecerme. Ya sabes, algo único en ellos que les haga especiales. -expliqué, dándole vueltas al vaso entre mis manos. -No si serán muy abundantes, pero últimamente deben de estar todos escondiéndose de mi. -bromeé y le di otro trago al vaso, terminandomelo y dejándolo sobre la barra.

Después de aquella pequeña charla, logré sacar a bailar a Matt. La verdad era que se trataba de un hombre con clase y era realmente atractivo. Posiblemente me convirtiera en la envidia del local. Bailamos durante unos minutos, agarrados y muy juntos, hasta que a mi se me ocurrió la brillante idea de ir a ver las estrellas. Caprichos de una borracha. Su proposición en mi oído sonó divertida y traviesa, así que acepté asintiendo con la cabeza.

Volví a tirar de su brazo hasta arrastrarle fuera del local. Entonces me percaté de que había unas escaleras que llevaban a la azotea en la parte de detrás, lo había olvídalo. -Se me ocurre un lugar mejor. -expliqué. Y empecé a caminar rápido por un callejón hasta la parte trasera, donde había una escalera de metal oxidada. -Vamos a ver las estrellas de las luces de la ciudad. -que poeta me ponía con el alcohol. Empecé a subir aquellos escalones, con los tacones y el vestido dificultandome la tarea. Tenía que dejar de beber pero ya.

avatar
InvitadoInvitado

Matt Forman el Dom Sep 14, 2014 11:15 pm


No podía quejarme de aquella noche. La música era bastante indeseable, rara y no sabía como bailarla. El alcohol de estos bares londinenses es escaso en las copas, y alto el precio. Pero la noche era diferente porque había encontrado a una mujer muy guapa, bastante graciosa y con ganas de fiesta. Lo de graciosa quizás se le pase cuando se recuperé de la embriaguez, pero no es tan malo. Su humor es un tanto soez. Se quejaba de que todos los hombres huyan de ella. Es que pide demasiado…

- Todo el mundo tiene algo que lo hace especial. ¿Qué te hace especial a ti?

Le pregunté sin tapujos. Lo bueno de las mujeres borrachas es que hablan con tanta facilidad que no pueden esconder nada de ellas mismas. A lo mejor no dicen la verdad, pero me arriesgo. Ya que quiere un hombre especial, ella debería ser especial. Quiero saber que es. Y a su vez, espero que no me pregunte antes de haber pensado que me hace especial a mí. ¿El hecho de haberme hecho cargo de una niña pequeña contando con solo 17 años de edad? ¿El haber sido un hombre para muchas chichas? ¿El tener dudas respecto a mi orientación sexual? Creo que soy una persona muy especial.
Tomamos esa copa, bailamos un poco, y en pleno baile extraño Brisa me pidió ver las estrellas. En esta ciudad es un tanto imposible, demasiada contaminación lumínica. De nuevo me agarró y me sacó del local. Se le ocurrió una mejor idea para ver las estrellas de la que se me había ocurrido a mí. Se fue por el callejón y la seguí. Esto empieza a ponerse interesante. Quería subir hasta la azotea, por aquellas escaleras oxidadas. Toqué mi pecho, donde estaba mi varita en el bolsillo interior de la camisa. Está bien.

- Ten cuidado. No quiero tener que llevarte a San Mungo por contusiones.

Ella subió primero y esperé un poco en la escalera, clavando la mirada en el suelo. Antes de eso, pude ver algo más que sus piernas. Ese vestido era realmente corto. Mejor subo cerca de ella. Subí ágilmente. Brisa, pese a su estado, subía muy ágil también. Tardamos un poco en subir, pero una vez allí… La ciudad se veía preciosa. Me acerqué mucho al borde de la azotea.

- Puedo ver mi casa desde aquí.

No mi casa, pero si el bloque de pisos. Lluna estaría allí, en su cama, dormida placidamente. Mientras tanto, su tío jugaba con aquella desconocida borracha graciosa.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 26.650
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 529
Puntos : 146
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Invitado el Miér Sep 17, 2014 9:40 pm

La noche podía haber sido mucho peor, pero por suerte para mi aquel hombre apareció para animarme y, de paso, animar también la noche. Siendo tan atractivo, tan elegante y tan discreto, no sabía como se le había ocurrido acercarse a mi. Puede que tuviésemos más en común de lo que los dos creíamos tener, pero algo nos estaba manteniendo unidos, sin que ninguno huyese poniendo alguna ridícula excusa. Que divertido es el destino, como le gusta jugar con la gente.

La conversación era ágil y entretenida, a parte de mi elevado porcentaje de alcohol en sangre. No era de aquellas que bebían hasta tropezar con su sombra, simplemente me soltaba el pelo y decía lo se que me pasaba por la cabeza. Más o menos lo que hacía siempre.

-Te invito a descubrirlo. -le tenté con una sonrisa. Era una respuesta demasiado cutre, así que me decidí a dar otra más apropiada. -Puede que solo sea una chica normal, sentada en un bar de Londres, sola y bebida. Pero algo me dice que si fuese una chica corriente, sin nada especial, no te habrías acercado a mi. -dije con convicción. -Así que podemos decir que tu presencia me hace especial.

Después de unos largos minutos de insufrible baile sobre los tacones y de algún que otro intercambio de sonrisas, ambos fuimos el exterior del local para satisfacer mi capricho de ver las estrellas y para tomar algo el aire, que no me vendría nada mal. Pero finalmente acabamos subiendo unas oxidadas escaleras para ir a la azotea. Parecía una tarea muy complicada con tacones, pero logré superar el reto. -Soy sanadora, se cuidarme solita. -reproché cuando me dijo que tuviese cuidado.

Finalmente llegamos arriba. La ciudad se veía preciosa, toda iluminada. Era mágico. Matt se acercó al borde y yo le seguí, apoyándome sobre el ladrillo para poder ver aquel maravilloso espectáculo. Él comentó que podía ver su casa desde allí, y yo sentí, distante. También podía ver la mía. O al menos intuir donde estaba. Echaba de menos estar sola en casa, a gusto con mis pensamientos. No entendía porque seguía saliendo y malgastando mi tiempo.

-Deberíamos bailar aquí. -le dije con tranquilidad, dejándome llevar. -Vamos. -le animé, cogiéndole del brazo y tirando de él para que bailase conmigo. De un movimiento me quité los tacones, lanzandolos lejos. Era mucho mejor así, aunque Matt me sacase dos cabezas.
avatar
InvitadoInvitado

Matt Forman el Jue Sep 18, 2014 12:34 am

Podía haber esperado respuestas muy diversas. Una chica con baja autoestima hubiese contestado que no tiene nada de especial. Una chica con alta autoestima, hubiese hablado de sus buenas cualidades durante el resto de la noche. Una chica loca hubiese explicado o enseñado alguna cualidad especial, como hablar al revés, o sus tres pezones. ¿Pero que clase de chica contesta eso? Brisa me pilló muy desprevenido.

- Seguramente eres muy especial, no tiene nada que ver conmigo. Si yo no hubiese entrado en este bar, tu seguirías siendo tu.

¿Por qué me acerqué precisamente a ella? En realidad solo me acerqué a la barra, y allí estaba ella pidiendo su whisky. Y como soy un descarado, le hablé. Esta noche era un descarado solitario, por eso le hablé. De momento no me parece que tenga algo especial. Es una chica atractiva y bebida. Divertida también ya que me invitó a bailar. Y un poco loca. Después de bailar un poco, soportando ella esos altos tacones, quiso salir a ver las estrellas. En el callejón al lado del bar había unas escaleras, y no dudó en subirlas. Yo fui tras ella, aconsejándole que fuese con cuidado. Dijo ser sanadora. Adoro las sanadoras. Es una cosa que me pasa, desde pequeñito. Ya se que tiene Brisa de especial, a parte de su nombre y su forma de presentarlo. Es sanadora.

- No creo que puedas curarte a ti misma si te rompes un hueso. Dicen que los sanadores son los peores pacientes.

Seguramente trabajaría en San Mungo. Me pregunto en que planta. ¿Alguna especialidad? Continuamos nuestro camino por las escaleras. Iba muy pendiente de Brisa, por si se descoordinada. Aplaudí al llegar arriba. Vaya equilibrio había presentado.
Me acerqué al borde del edificio, y ella también. Podía ver mi bloque desde allí. Esta ciudad es tan inmensa como preciosa. De nuevo una idea loca surgió de sus labios. Quería bailar en la azotea. Se quitó los tacones y me cogió para bailar. Me dejé llevar hasta un lugar más seguro, en el centro de aquella azotea, y la agarré de nuevo como en el bar para bailar. Ahora estaba un poco más bajita, pero no me importó. Lo que no se me daba bien era bailar sin música, no sabía que ritmo seguir. Dejé que ella marcara el ritmo, y bailé con ella sin dejar de mirarla sonriendo. Es divertido salirse de lo normal.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 26.650
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 529
Puntos : 146
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Invitado el Mar Sep 23, 2014 7:20 pm

Como siempre, aquella extraña manera que tenía de abordar las situaciones cuando estaba un poco más bebida de la cuenta me llevó a una situación un tanto complicada. Llevé a un extraño llamado Matt al ático de una discoteca solo con la intención de bailar bajo la luz de la luna y las estrellas (a pesar de lo que muchos otros pudiesen pensar, sin negar en ningún momento que el sexo bajo la luz de la la luna no estuviese bien). yo estaba borracha, el era un chico suerte, y allí estábamos, intercambiandonos miradas de extrañeza y sonrisas. Lo cierto era que el chico era majo, era innegable. Posiblemente la mejor compañía que me ofrecía aquella aburrida noche.

-La verdad es que nunca he intentado curarme a mi misma. Pero puede que sea algo complicado, no puedo consolarme a mi misma para poder tratarme. -no pude evitar pensar que ya tenía un sanador que me curase fichado entre el personal del Hospital. Pero me callé para no incomodar al invitado.

Gracias a mi proposición, de nuevo un poco loca, acabamos bailando en la azotea, sin música ni nada. La verdad era que para no tener banda sonora, el baile tampoco estaba tan mal. Me recordaba a mi misma, bailando con mi padre descalza y encima de sus zapatos. Hacia ya tanto tiempo que no estaba así con él que casi ni me acordaba. Definitivamente le echaba de menos, mucho más de lo que podía imaginar.

De pronto empezaba a sentirme algo mal. Puede ser que hubiese superado mis limites de alcohol en vena. -Creo que yo debería retirarme ya. -me excusé, mirándole con cara de pena. Estaba suplicando con la mirada que me dijese que tenía un coche y que me cercaría a mi casa. Solo de pensar en andar hasta allí me dolían los pies.



avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.