Situación Actual
7º a 10º
2 marzo ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Una cosa lleva a la otra. {Marlene Mckinnon} [FLASHBACK]

Zachary S. Dankworth el Mar Mayo 19, 2015 6:28 am

Era difícil buscar un sitio decente donde tomar algo en Hogsmeade en los fines de semana durante los meses de invierno. Como hacía tanto frío y nevaba, todos los estudiantes de Hogwarts y los adultos del pueblo se metían en los bares y se amontonaban ahí buscando calor hasta el punto en el que ya no cabía ni un alfiler en aquellos lugares. A mí me apetecía tomarme una cerveza de mantequilla, o preferiblemente un whisky de fuego, pero aquello sería imposible si iba a las Tres Escobas. Lo más probable es que acabase siendo empujado por alguien y que me tirasen la bebida, cosa que llevaría a una pelea pues el idiota se llevaría un golpe en la cara. Últimamente tengo unos cambios de humor muy... interesantes. A un segundo estoy bien, al siguiente no. Dicen que es la locura Dankworth, los cambios de humor.

Como en las Tres Escobas no se podía entrar, y no había forma de que fuese a entrar en el salón de té ni muerto a no ser que estuviese con una chica que verdaderamente quisiese ir allí, no tenía más remedio que ir a otro lugar: Cabeza de Puerco. Era un local que dejaba mucho que desear en cuanto a limpieza y que no era muy acogedor debido al ambiente y a la gente que iba allí, que eran todos muy raros, pero no me quedaba más remedio. Era o eso o quedarme vagando por las calles de Hogsmeade sólo sin nada que hacer, y a mí me apetecía tomarme mi whisky de fuego. Además, ya había estado antes en Cabeza de Puerco, y aunque no era el lugar más bonito y limpio del mundo las bebidas que servían eran como las de cualquier otro.

Había nevado mucho, y mis pies se hundían en los centímetros de nieve que había amontonados en la calle. Llevaba botas negras de invierno, así que no tenía frío en los pies ni se me metía la nieve por los zapatos. En vez de llevar el uniforme de Slytherin que llevaba durante los días de entre semana llevaba puestos unos pantalones negros y una camiseta negra bajo un jersey calentito y también negro. No llevaba guantes, así que tenía las manos rojas y frías y las había metido en los bolsillos para calentarlas un poco. No todo mi atuendo era negro, pues no tenía ni idea de donde estaba mi bufanda de ese color así que me había puesto mi bufanda de Slytherin. Con ese aspecto hasta un miope sin gafas vería a lo lejos que soy de la Casa de las serpientes.

Me crucé con varias personas en el camino al pub. Había unos alumnos de tercero que estaban jugando con la nieve y haciendo mucho ruido. Yo pasaba al lado de ellos cuando de repente uno de los chicos le tiró una bola de nueve a su amiga, pero la bola de nieve no acercó a su objetivo y le dio a mí en toda la cabeza, empapándome el pelo. Me detuve, respiré profundamente, sonreí de medio lado, y entonces me giré hacia ellos y les miré. El chico sonreía muy chulito, como si pensase que no le iba a hacer nada, pero se equivocaba. Como yo ya tenía diecisiete años podía hacer magia fuera de Hogwarts, así que saqué mi varita y levanté un puñado enorme de nieve con un hechizo, lanzándola entonces contra el chico. La nieve le golpeó y le tiró al suelo, enterrándole. Los amigos del chico comenzaron a reírse de él, y yo me alejé de allí continuando mi camino y volviendo a guardar mi varita en el bolsillo.

Cuando llegué allí me quité la gabardina negra que llevaba puesta y la dejé colgada en uno de los percheros. No había mucha gente, pero estaba más lleno que de costumbre. Fui hacia la barra y pedí la bebida que había venido buscando.
Zachary S. Dankworth
Imagen Personalizada : Una cosa lleva a la otra. {Marlene Mckinnon} [FLASHBACK] Torrance-coombs-1-e1415691819303-150x150
RP : 8
PB : Torrance Coombs.
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitario (Criaturas
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 22.700
Lealtad : Familia Dankworth
Patronus : -
Mensajes : 457
Puntos : 314
https://www.expectopatronum-rpg.com/t989-zack-dankworth https://www.expectopatronum-rpg.com/t1010-relaciones-de-zack-dankworth https://www.expectopatronum-rpg.com/t2231-if-the-end-of-your-story-is-a-happy-one-what-does-it-matter-how-it-began-cronologia-de-zack https://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb
Zachary S. DankworthInactivo

Invitado el Vie Mayo 22, 2015 4:39 am

El invierno podía ser una época realmente fría y cruda pero era la época preferida de Marlene, adoraba ver las gotas de lluvia golpeando su ventana y el sonido de los truenos y rayos que resonaban fuera del castillo los cuales extrañamente la reconfortaban, Además, estaban las guerras con las bolas de nieve y el lago se convertía en una pista de patinaje para que los estudiantes disfrutaran de él, definitivamente era su época preferida, sobre todo porque el frío cruel  también servían como una maravillosa excusa para meterse en la cama de cualquiera buscando calor y muchos sabía que la rubia era realmente buena encontrándolo.
La calle estaba cubierta de escarcha debido a la nevada de la noche anterior, algunos dependientes de las tiendas habían limpiado los alrededores de sus locales pero nadie se había preocupado por limpiar el camino de Hogwarts a Hogsmeade, sus botas se hundían en su andar pero un poco de nieve no impediría que lograra su cometido. Siguió caminando mientras escondía sus manos en su gabardina y pensaba en  como lograría confrontar a Emma y Lily al regresar, no les había dicho que saldría ese fin de semana, solamente subió a su habitación, se colocó una licra negra, una blusa gris  y su sweater marrón que decía “I hate everyone”, tomó uno de los gorros de lana de Lily y una bufanda negra que había tejido cuando estaba completamente aburrida. Tras colocarse unas botas para nieve y tomar su capa de invierno, había partido del castillo sin decir nada a nadie, ni siquiera a Emma que era la que siempre la acompañaba en su búsqueda de alcohol. –Quizás no me mate si le llevo una botella- trató de convencerse a si misma mientras pasaba de largo por las tres escobas y las tiendas que recurrían los alumnos normales de Hogwarts.

Llegó a la parte más oscura de Hogsmeade, donde la mayoría de las personas iban cubiertas de pies a cabezas con capas negras como criminales que no querían ser descubiertos, casi nadie tenía una apariencia agradable, habían muchos seres de los que ni siquiera había escuchado hablar, pero por alguna razón aquello no le importó y se dedicó a entrar al pub que buscaba.

No era primera vez que la rubia entraba a Cabeza de Puerco, pero eso no quería decir que ya estuviera acostumbraba al hedor que desprendía, no era su lugar favorito pero tenía lo que ella estaba buscando así que dejó de lado su molestia y caminó directamente a la barra donde el dependiente intentaba limpiar las copas con un trapo café que seguramente alguna vez fue blanco. Interrumpió su tarea cuando Marlene se sentó en una de las butacas prefiriendo estar lejos de las mesas donde una cantidad de seres extraños se reunían a consumir sus bebidas, no era tonta, sabía que era una presa fácil en aquel lugar así que era mejor prevenir que lamentar –Ejem- carraspeó un poco mientras se quitaba el gorro de lana que cubría sus melena dorada y apoyaba uno de sus brazos en la mesa -¿Qué debe hacer una para que la atiendan en este lugar?- preguntó provocando que el dependiente sonriera mostrando sus podridos dientes, era un hombre rudo pero la conocía desde el año pasado, desde la primera vez que Marlene había tomado su primer trago de licor “Hola guapa, ¿Lo mismo de siempre?” Preguntó hundiendo el trapo en un balde con agua, o lodo, o petróleo, lo que fuera aquel líquido negro y asqueroso. –Obvio, no me hagas esperar- bromeo guiñándole un ojo de manera amigable. Cabeza de puerco no era un lugar amigable para una chiquilla de 15 años, pero Marlene sabía ganarse a las personas o quizás el dependiente había conocido a su padre y por eso la trataba de manera diferente a los demás, sea como sea a la chica le alegraba tener un lugar donde no tuviera que ser interrogada sobre si su edad era la suficiente o no para beber alcohol.  

Observó cuando alguien más entraba al pub y elevó sus comisuras automáticamente al reconocer al dueño de aquella cara –vaya, vaya, un prefecto de Slytherin en cabeza de puerco- comentó en un tono acusador aunque claramente lo decía como broma, se levantó de su butaca y se sentó en la que estaba más cercana a la del chico serpiente y le sonrió mientras el dependiente llegaba con la bebida de la rubia y del castaño –Gracias guapo- le sonrió al dependiente quien se limitó a gruñir y guiñarle un ojo a la leona. – ¿Tú también andas buscando calor?- le preguntó de manera sugerente aunque se refería claramente al whisky de fuego que habían pedido los dos, tomó el suyo y lo llevo hasta sus labios para beber un trago de este y disfrutar como el fuego ardiente del licor bajaba por su garganta dándole el calor que ella buscaba.
Anonymous
InvitadoInvitado

Zachary S. Dankworth el Jue Mayo 28, 2015 10:13 am

Si bien era extraño encontrar buena compañía en un pub de mala muerte como lo era Cabeza de Puerco, adonde solo se iba cuando no había más remedio, más extraño era todavía encontrarse ahí con una joven y respetable alumna de Gryffindor. No me di cuenta de su presencia hasta después de que yo entrase en el pub y me acercase a la barra para pedir el whisky de fuego que había venido buscando. El barman no tardó en servírmelo, y entonces le di un sorbo. Después de haber estado caminando por las heladas calles y después de que aquellos alumnos más jóvenes me tiraran una bola de nieve que se había colado por debajo de mi ropa y me había hecho estremecerme del frío, sentir el ardiente calor de la bebida abrasándome la garganta era un placer divino. Le di otro sorbo al whisky de fuego y entonces escuché la voz de la chica dirigiéndose a mí. Sonreí al oír su voz alegre, reconociéndola incluso antes de que mirarla.

Me giré entonces sobre mi taburete para estar de cara a ella, y no borré la sonrisa ladeada y algo descarada de mi rostro mientras clavaba mis ojos en ella. Marlene Mckinnon. Ella era una de esas chicas con la que era mejor que los demás Slytherin no te relacionasen, porque no es el tipo de gente con el que un Slytherin respetable debería juntarse, pero que después de pasar con ella un rato en clase era imposible no ser amigable con ella y divertirse estando a su lado. ¿Cómo podía describir yo a Marlene? Marlene estaba un poco loca, pero era una explosión de emociones. En serio, al estar al lado de ella era como que un puñetazo de emociones fuertes te daba en toda la cara. Y aunque a veces eso era la cosa más irritante del mundo, a veces era la cosa más divertida del mundo. Así que éramos como amigos. Digo “como” pues aunque no me escondo cuando estoy con ella no voy cantando a los cuatro vientos que me llevo con ella. Ella es la Gryffindor con la que un Slytherin respetable no se junta, y yo soy el Slytherin con el que una Gryffindor respetable no se junta. Bueno, en realidad eso último es discutible, porque es innegable que yo soy un encanto de persona, y aunque últimamente no soy un encanto el cien por ciento del tiempo, sigo siendo educado y amable y nunca he discriminado.

Marlene me habló con tono sugerente. ¿He dicho ya que es muy juguetona? Y más cuando bebía alcohol. La sonreí y bebí otro trago corto antes de comenzar a hablar.

-Vaya vaya, ¿una joven e inocente leoncita por estos lares?- dije, respondiendo a su saludo con algo parecido. Un prefecto se supone que tiene que dar ejemplo y estar en lugares respetables, pero eso me da igual. Al igual que a ella le da igual el hecho de que su conducta en este momento, debido al lugar donde estaba y a lo que estaba bebiendo a pesar de su edad, tampoco eran un ejemplo a seguir… Pero eso es solo para la gente que quiere ser aburrida. ¿Quién quiere ser aburrido? Desde luego yo no. El tono sugerente con el que pronunció la siguiente pregunta casi me hizo reír, y definitivamente me hizo pensar en otras cosas. Suspiré. Ay, Marlene, Marlene…- Efectivamente- asentí con el mismo tono sugerente que ella, con un brillo bromista en mis ojos azules. Bebí entonces otra vez, pero esta vez un trago mucho más largo. El whisky quemaba tanto que sentí que sería capaz de escupir fuego como un dragón si daba un trago más.- Pero no creo que todavía haya conseguido calor suficiente.

Posé el vaso, ya medio vacío, en la superficie de la barra del pub y volví a mirar a Marlene.- ¿Qué haces aquí sola? ¿No deberías estar con tus amigos? Hay gente peligrosa y de cuestionable reputación merodeando por estos lares…- murmuré arrastrando las palabras con tono siniestro, como un cuentacuentos que cuenta un cuento de terror alrededor de una hoguera en un campamento por la noche.
Zachary S. Dankworth
Imagen Personalizada : Una cosa lleva a la otra. {Marlene Mckinnon} [FLASHBACK] Torrance-coombs-1-e1415691819303-150x150
RP : 8
PB : Torrance Coombs.
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitario (Criaturas
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 22.700
Lealtad : Familia Dankworth
Patronus : -
Mensajes : 457
Puntos : 314
https://www.expectopatronum-rpg.com/t989-zack-dankworth https://www.expectopatronum-rpg.com/t1010-relaciones-de-zack-dankworth https://www.expectopatronum-rpg.com/t2231-if-the-end-of-your-story-is-a-happy-one-what-does-it-matter-how-it-began-cronologia-de-zack https://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb
Zachary S. DankworthInactivo

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.