Situación Actual
7º a 10º
2 marzo ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Running out of time —Eric Hume/Jayce Corvin]

Sam J. Lehmann el Jue Sep 10, 2015 2:54 am

Running out of time —Eric Hume/Jayce Corvin] 2iixrh3

Hace poco Sam había conseguido una información de vital importancia. Bueno, mejor dejémoslo en simplemente importante. Ella era tan buena en su trabajo como instructora que no solo instruía —válgase la redundancia—, sino que en muchas ocasiones la llamaban del propio departamento para que fuera ella la encargada de leerle la mente a los mortifagos. Utilizar veritaserum era efectivo, pero en la mente había secretos que si no preguntas, jamás sabrías. Ella, experta en legeremancia, acudía a dicho trabajo y firmaba un acuerdo de confidencialidad. Ella no decía nada, pero cuando algo le interesaba, lo utilizaba en su beneficio.

Vio en la mente de ese criminal una relación con un hombre que Sam llevaba buscando bastante tiempo por su cercanía con la familia a la que había jurado odiar. Y evidentemente, teniendo la seguridad de la localización de ese hombre, no iba a desperdiciar la oportunidad aunque corriera riesgo.

El Callejón Knockturn era a menudo un lugar al que gente racional no visitaría caída la noche, pero Sam hacía tiempo que cosas como esas las veía normales. Sabía defenderse de manera convencional, pues la carroña que se escondía en ese callejón no podía precisamente alardear de su maestría con la varita. Así que como en ocasiones anteriores, se vistió de negro, con una capa aterciopelada de color negro por encima que tapaba prácticamente todo su rostro. Su caminar, no obstante, delataba que se trataba de una elegante y esbelta mujer y no una encorvada bruja que no tenía nada que envidiarle a Quasimodo.

Tenía unas botas sin tacón, por lo que su caminar era silencioso. Todo estaba tremendamente oscuro y a pesar de tener la varita en la mano, la tenía apagada y oculta. Se había aprendido los caminos casi de memoria, por lo que tan solo con adaptar su vista a la oscuridad, ya podía andar libremente.

Los pasillos se hacían cada vez más pequeños pero su rostro estaba contento, ya que reconocía aquel lugar perfectamente por haberlo visto en la mente de aquel criminal. Posó su mano suavemente en la puerta resquebrajada de la casa en cuestión en la que, supuestamente, estaba el hombre. Era una casa que parecía querer caerse de lo mal que estaba. Parecía tener humedad en cada rincón, el balcón parecía estar violando todas las leyes de la física y no parecía precisamente sano vivir ahí dentro.

Rodeó la casa, intentando averiguar si realmente allí dentro le esperaba algo de provecho o, si por el contrario, allí ya no había nada. En cierta ocasión, al rodearla, se chocó contra un cubo de basura y un gato salió despavorido de allí, maullando fuertemente—¡Joo...der! —dijo, con el corazón en la boca, intentando no alzar la voz y controlar su vocabulario. Casi le da un infarto de miocardio. ¿He comentado ya que Sam es particularmente propensa a asustarse hasta con el más mínimo e insignificante detalle que no esté en sus planes? Pero en el Callejón Knockturn tenía más enemigos que amigos, por lo que debía de evitarlos a toda costa.

Miró alrededor, intentando asegurarse de que no había llamado la atención de nadie y continuó rodeando la casa, buscando algún rastro de vida, subiéndose a ladrillos y cubos de basura para poder ver mejor el interior de la casa. No pensaba entrar sin ni siquiera haber observado el terreno. No quería meterse en más líos de en los que ya estaba.


Última edición por Sam J. Lehmann el Jue Oct 15, 2015 1:11 pm, editado 1 vez
Sam J. Lehmann
Imagen Personalizada : Es un lindo cerditooooooo
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 35.046
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 1376
Puntos : 1131
https://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann https://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones https://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann https://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778
Sam J. LehmannFugitivos

Invitado el Vie Sep 11, 2015 3:58 pm

El hombre no esperaba que aquello fuese a llevarle tanto tiempo, y mucho menos acabar de aquel modo tan cochambroso y poco profesional. Se encontraba empapado en sangre, tanto de la ropa como de sus propias manos chorreaba aquel líquido viscoso al que Eric ya estaba más que acostumbrado. Así mismo un cuerpo totalmente inerte yacía en el suelo de madera, justo frente a él. Éste aún mantenía aquella cara de horror que había puesto al experimentar el dolor que el squib le había hecho pasar. Lo cierto era que había sido una de sus víctimas más complicadas, el hombre había mostrado fuerza y determinación hasta el final y Eric había tenido que ingeniárselas para someterlo. Finalmente lo mató a base de múltiples cuchilladas. No era su estilo, pero no había tenido más alternativas que acudir a aquel método sangriento y sin escrúpulos.

A Eric le gustaba el hedor y la atmósfera que quedaba cuando asesinaba a alguien y más cuando lo hacía en una habitación cerrada como aquella, no obstante odiaba sentirse tan sucio y desaliñado y aquel olor a sudor le producía náuseas. Pero lo importante era que su cometido estaba cumplido.

Caminó como si fuera un espectro por la habitación durante unos segundos, parándose al lado de un reproductor de música bastante antiguo que aún funcionaba con vinilos. Ojeó un poco los que el hombre tenía y tras un rato decidió colocar uno de música clásica que él conocía muy bien. Mientras la melodía comenzaba a sonar se desplomó sobre un sillón individual con orejeras que había a un lado de la sala, mirando hacia la ventana por la cual se veía una porción de la calle, completamente desierta a aquellas horas de la noche. Estaba exhausto, así que descansaría un rato antes de poner rumbo de vuelta a casa.

En lo que observaba las vistas sacó un papelito de su bolsillo trasero y lo desdobló un par de veces hasta que podía leerse lo que había escrito, sacando también un bolígrafo tamaño miniatura. - Johann Greig. - Leyó en voz alta, esbozando una sonrisa y seguidamente lo tachó con sumo cuidado, para luego volver a guardarlo y sacar una cajetilla de tabaco en su lugar. Cogió uno, lo encendió y lo colocó entre sus labios, sintiendo cómo el humo recorría su garganta hasta llenar sus pulmones para luego soltarlo lentamente. - ¿Quién debería ser el siguiente?  - Se preguntó, sin dejar de mirar hacia la ventana con expresión pensativa. Se le venían a la mente multitud de nombres, pero a aquellas alturas se sentía cansado para tomar una decisión, así que ya lo pensaría más adelante.

Unos largos minutos más tarde se levantó ya con más energía. Volvió a mirar hacia la ventana por última vez, sólo que en esa ocasión pudo apreciar una figura femenina que parecía estar husmeando por la casa. Se le ocurrió una idea macabra pero divertida desde su punto de vista, así que la llevó a cabo sin más preámbulos. Eric cogió el cadáver, lo arrastró hasta la ventana por los brazos, abrió la misma hasta arriba del todo (de forma que era probable que la música se escuchara en la calle), provocando un ruido notorio y unos segundos más tarde el cuerpo del hombre al que acababa de matar caía en picado hasta donde se encontraba la mujer. En aquella ocasión sí que se produjo un ruido estruendoso, pero a Eric no le preocupaba, en aquel callejón solían pasar desgracias continuamente y nadie repararía en un cadáver más. - ¡¿Buscas a ese?!  - Le gritó desde arriba, con el cigarro en los labios. - Creo que llegas tarde. - Añadió con un tono bromista y algo tétrico, teniendo en cuenta que acababa de tirar un cadáver por la ventana.
Anonymous
InvitadoInvitado

Sam J. Lehmann el Vie Sep 11, 2015 4:56 pm

Sam continuó mirando hacia el interior de la casa, buscando algo que le dijera si había alguien en ella. Lo que tenía pensado hacer era fácil. Poseía recursos para entrar sin ser vista, con sumo silencio. Luego lo único que necesitaba era hacer uso de su varita para dejar al hombre indefenso y que su mente estuviera a su entera merced. Luego le borraría la memoria y habría terminado su trabajo. Ella no poseía las mejores intenciones, pero sin duda alguna no era de esas personas con deseos ruin y macabros que velaban por las muertes de las personas.

Mientras rodeaba la casa, una de las ventanas superiores se abrió de golpe. Música clásica comenzó a sonar por el callejón, no sabía exactamente qué canción era, pero era suficientemente famosa como para reconocerla. Le daba un poco de mal rollo ese tipo de música en esta situación. Pero eso no fue lo único que pasó. Por la ventana se asomó un hombre con barba y pelo largo, el cual sin ningún remordimiento tiró a una persona desde allí. Los ojos de Sam se abrieron de golpe, pero inconscientemente se tapó los ojos y dio un salto hacia atrás, girándose para no ver como se estampaba contra el suelo. Incluso podría decirse que soltó un pequeño grito del susto. Se le había subido el corazón a la garganta.

Se giró lentamente, con miedo, para ver el cadáver, el cual había caído boca arriba, desgraciadamente. Estaba demacrado, lleno de heridas y cubierto de sangre que estaba formando un charco en el suelo. La expresión de su cara era de puro pánico y sus ojos, ya sin brillo, permanecían abiertos con lo que parecían una última mirada llena de dolor. Era él. Johann Greig. Era el hombre que Sam había venido a buscar.

Volvió a mirar hacia arriba, para quedarse con el rostro del asesino. Por norma general ella no era partícipe de ningún bando, pero jamás podría ver con buenos ojos un asesinato. Su mirada a los ojos de aquel sádico hombre fue reveladora de sus hechos: pensaba delatarlo. Y, obviamente, no pensaba quedarse allí. Aquel hombre le había dejado claro que lo mejor para su vida era mantenerse alejado de él. Parecía una de esas personas que sus amigos le habían aconsejado mantenerse alejada.

Así que sin previo aviso, comenzó a correr a través de los callejones. Cogió la primera salida que vio, por lo que ese mapa mental que se había encargado de perfeccionar, desapareció por completo al no saber por dónde se había metido. Ya no sabía en dónde estaba, pero no importaba, no fue una excusa para parar de correr, sino todo lo contrario, continuó corriendo, metiéndose por todas las intersecciones que encontraba para perder cualquier tipo de rastro.  Sin embargo, tras un rato, tuvo que parar. No sabía dónde estaba, pero había llegado a uno de esos famosos callejones sin salida. No obstante, llevaba corriendo un rato  y como no había prestado atención a lo que tenía a su espalda, no se había dado cuenta si lo había perdido o, si quiera, si le estaba persiguiendo. El miedo que le inundó había actuado como mecanismo de defensa y la había hecho correr hasta encontrarse a salvo, ya que lo primero que pensó al ver aquella escena fue: "Ese hombre va a destriparme."

Así que lentamente, dando por hecho que nada malo pasaría, volvió sobre sus pasos. Cautelosa y silenciosa, necesitaba volver a algún sitio que reconociera para encontrar la salida. También podría desaparecerse, pero nunca se le había dado especialmente bien y, teniendo en cuenta lo alterada que estaba, no quería ir a trabajar mañana con un brazo menos.
Sam J. Lehmann
Imagen Personalizada : Es un lindo cerditooooooo
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 35.046
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 1376
Puntos : 1131
https://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann https://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones https://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann https://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778
Sam J. LehmannFugitivos

Invitado el Vie Sep 11, 2015 11:17 pm

El asesino ni siquiera sabía si aquella chica era una maga, aunque se lo intuía. De todas formas lo había hecho por simple diversión, como un método un tanto peculiar de entretenimiento. Mientras el cuerpo caía se describió una línea curva en los labios del hombre, cuya forma describía una sonrisa del todo siniestra y malvada. Observó con ojos divertidos la escena, prestando especial atención a cuál sería la reacción de la chica, que en aquellos momentos observaba el cuerpo inmóvil en el suelo, con aquella cara de terror. ¿Se desmayaría? ¿Gritaría? ¿Correría? ¿Quizás se atrevería a tomar represalias al respecto? No sabía qué tipo de relación tenía con la víctima, pero dudaba que fuera un familiar o alguien a quien tuviera especial apego debido a la forma con que parecía espiar la casa que hacía sólo unos minutos había sido de su propiedad. ¿Y si era una maga de esas que llamaban… aurores? Sería divertido ver cómo se enfrentaba a él.

No obstante reaccionó no sólo de la forma en que esperaba, sino también de la forma más inteligente, al menos aparentemente. Correr había sido una buena decisión, pero desde luego aquello sólo había alimentado sus ganas de jugar. Eric era como un perro salvaje: mientras estuvieras quieto y no hicieras ningún movimiento brusco las cosas podían ir bien, pero desde que entraras en pánico o intentaras huir se encendía en su cerebro una especie de lamparita de alerta que hacía que te persiguiera hasta los confines más inesperados.

Así que sin esperar ni un segundo recogió una ballesta que había llevado, la cual estaba tirada al lado del marco de la puerta, se la colgó al hombro y bajó a toda prisa las escaleras de la casa, de forma que al llegar a la calle le dio tiempo a ver cómo la muchacha giraba en la esquina más próxima. Eric aceleró el paso y comenzó a correr tras ella, pero se le ocurrió que sería buena idea tomar un atajo por un callejón que conocía. El camino que la chica había tomado podía llevar a dos lugares, así que se arriesgó y trató de adivinar cuál elegiría. Si se equivocaba sería una pena, pero si estaba en lo cierto la diversión se multiplicaría por dos.

Tras unos pocos minutos de persecución Eric se paró en seco, sin saber dónde demonios se había metido la chica. Por momentos se sintió triste, la adrenalina que le había invadido por momentos comenzaba a desvanecerse y empezaba a replantearse la idea de volver a casa con las manos vacías, aunque tampoco podía quejarse. No obstante, como si se tratara de un milagro vio perfectamente cómo aquella mujer se asomaba por uno de los callejones de aquella calle y miraba hacia el lado opuesto donde él se encontraba. Y así fue como volvió de improviso aquella sensación de emoción e impaciencia. Caminó lentamente al principio hacia el lugar donde se encontraba, apretando cada vez más el ritmo hasta que estuvo prácticamente a la misma altura que ella. - ¡Bingo! - Dijo en un grito estridente. - Ya pensaba que te había perdido, preciosa. ¡Al final había tenido suerte!

Off: Dado de iniciativa.
Anonymous
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Vie Sep 11, 2015 11:17 pm

El miembro 'Eric Hume' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado de 20' :
Running out of time —Eric Hume/Jayce Corvin] Sdado16_zps7ee56c4a
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Running out of time —Eric Hume/Jayce Corvin] 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Sam J. Lehmann el Sáb Sep 12, 2015 12:23 am

Se le había creado una presión en el pecho de puro pánico, de esas que te cortan la respiración e incluso te duelen. Joder, ella no pretendía encontrarse con un asesino que le plantara en la cara su más reciente ejecución. O más bien que se lo tirara desde el cielo. Ella quería encontrarse con esa patética persona que vivía en esa mugrienta casa. Una persona que podría tener cierta probabilidad de peligro, pero no tanta como la que parecía tener su asesino.

Lo primero que hizo al ver aquello fue hacerle caso a su sistema de defensa, el cual había hecho que en su mente se encendiese el botón rojo de peligro. Correr fue lo más lógico, ya que si intentaba desaparecer en una situación como esa, podría salir incluso peor parada.

Cuando llegó al callejón sin salida se sintió perdida y, sobre todo, acorralada. No obstante, cuando se dio cuenta que nadie le perseguía, sintió un ligero alivio entre tanto nerviosismo y estrés. Ella juraría que le estaba persiguiendo; aún podía recordar sus pasos, más fuertes y rápidos detrás de ella. Así que, dándose un voto de confianza a sí misma en que había conseguido perderle de vista, salió del callejón lentamente en busca de un camino al que poder acceder y reconocer.

Pero no le dio tiempo de caminar más de dos pasos, ya que la voz de ese hombre resonó por detrás de ella. Nuevamente esa presión en el pecho hizo aparición. Y también un pensamiento muy pesimista: “Madre mía, voy a morir.” Rápidamente sacó la varita y retrocedió varios pasos, mirándole a los ojos mientras apuntaba a aquel individuo—¿Vas a matarme? —preguntó, con evidente temor en los ojos, aunque lo estaba disimulando lo mejor que podía. Era humana, una humana con miedos de humanos, por lo que claro que temía a una persona sádica que quería matarle. Porque dudaba mucho que la hubiera perseguido por todo el callejón por otra cosa. Sus ojos de demente le delataban.

Realmente, no esperaba respuesta por su parte y tampoco iba a preguntarle que qué quería de ella, porque estaba claro que no era precisamente algo bueno. Solo lo había preguntado para hacer tiempo, para crear un plan: para buscar algo que la sacara de allí. Necesitaba reaccionar y rápido, pues lo que iba a ser un trabajo fácil, se había convertido en algo serio. No dejó de mirar al hombre con seriedad y determinación, sin perderse nada de él... Espera, ¿eso era una ballesta?
Sam J. Lehmann
Imagen Personalizada : Es un lindo cerditooooooo
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 35.046
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 1376
Puntos : 1131
https://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann https://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones https://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann https://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778
Sam J. LehmannFugitivos

Maestro de Dados el Sáb Sep 12, 2015 12:23 am

El miembro 'Sam J. Lehmann' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado de 20' :
Running out of time —Eric Hume/Jayce Corvin] Sdado19_zpsce29b93c
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Running out of time —Eric Hume/Jayce Corvin] 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Sam J. Lehmann el Sáb Sep 12, 2015 12:56 am

No podía simplemente limitarse a preguntar que si iba a matarle y quedarse achantada, débil y con la varita en alto sin hacer nada. Tenía que demostrarle que no le tenía miedo, que podía enfrentarse a él y, sobre todo, tenía que quitarle esa ballesta de encima. ¿Quién cojones se lleva una ballesta al callejón Knockturn? Obviamente nunca se había enfrentado a nadie con una maldita ballesta, por lo que era normal que le confundiera. De hecho, no se había enfrentado a nadie nunca que no tuviera una varita en la mano… Por lo que podéis haceros una idea de la poca experiencia que tiene en combates cuerpo a cuerpo. Básicamente ninguna.

Así que aprovechando que el hombre aún no había sacado su varita, Sam intentó sacar ventaja de eso. Decidió que sería más propicio, si atacarlo a él o a la ballesta. Teniendo en cuenta que con la ballesta podría atentar contra su vida, se volvió su prioridad. Siempre había que desarmar al enemigo, tuviera un arma, una varita, una espada o, en este caso, una ballesta. En serio, ¿en qué siglo estamos?

Así que desvió la varita hacia dónde estaba la ballesta. No con intención de arrebatársela y hacer que cayera en algún lado remoto del callejón —pues podría volver a cogerla—, sino que conjuró un Reducto no verbal a dicho objeto, con la intención de que explotara en mil pedazos. Con suerte, sería suficiente distracción como para salir corriendo de allí y volver a pederle de vista. Pero actualmente para salir de dónde estaba, tenía que pasar por al lado de él y lo único que quería era mantenerse alejada.
Sam J. Lehmann
Imagen Personalizada : Es un lindo cerditooooooo
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 35.046
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 1376
Puntos : 1131
https://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann https://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones https://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann https://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778
Sam J. LehmannFugitivos

Maestro de Dados el Sáb Sep 12, 2015 12:56 am

El miembro 'Sam J. Lehmann' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado de 20' :
Running out of time —Eric Hume/Jayce Corvin] Sdado9_zps79baf9ba
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Running out of time —Eric Hume/Jayce Corvin] 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Invitado el Sáb Sep 12, 2015 3:36 am

Off: Tiro dado de defensa para ver qué pasa y así saber qué posteo, digo yo.
Anonymous
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Sáb Sep 12, 2015 3:36 am

El miembro 'Eric Hume' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado de 20' :
Running out of time —Eric Hume/Jayce Corvin] Sdado19_zpsce29b93c
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Running out of time —Eric Hume/Jayce Corvin] 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Invitado el Lun Sep 14, 2015 11:30 am

Para ser sinceros Eric no estaba del todo seguro de cuáles eran sus planes con respecto a aquella chica, por lo que se quedó impasivo ante su pregunta. Desde un principio había actuado por puro instinto, como si se tratara de un animal que corría tras su presa, pero ahora que se lo planteaba no sabía cuál sería el rumbo que aquella situación acabaría tomando.

En aquella ocasión se fijó un poco más en ella. A pesar de la poca luz que había en aquella zona el hombre fue capaz de distinguir aquella mirada temerosa e insegura que sin duda venía perfectamente acompañada con aquella voz algo temblorosa, aunque en el fondo mostraba valentía. No dejaría que éste la atacara sin más, la chica pensaba mostrar rechazo e incluso parecía desafiante. ¿Era aquel gesto un reto? ¿Tenía intención de pelear con él aún si éste no mostraba intenciones de atacarla, o lo hacía por simple defensa propia? Eric no se movió, sino que dejó que la mujer eligiera por su cuenta. Sin embargo y a decir verdad el destino de la chica se había visto afectado por el simple hecho de haber sacado su varita. Con ello demostraba que el instinto de Eric no se equivocaba y que era otra asquerosa maga sin la cual el mundo estaría muchísimo mejor. Todo indicaba en una sola dirección: había encontrado a su siguiente víctima. Había sido más rápido de lo que esperaba, pero sin duda no rechazaría una oportunidad como aquella.

Por un momento, en aquellos segundos que transcurrieron en silencio, el hombre se planteó si no sería divertido aprovechar aún más la ocasión para disfrutar de ciertos placeres. Hacía tiempo que no disfrutaba del deleite que suponía un cuerpo femenino y quizás aquel era el momento de recordar aquella agradable sensación. Además su acompañante de aquella noche era bastante atractiva, así que era probable que pudiese satisfacer aquellos deseos repentinos que le habían invadido.

“Violar nunca ha sido nuestro estilo.”
“Nunca es tarde para probar cosas nuevas.”

Tras aquella breve conversación interna un movimiento brusco de la mujer hizo que reaccionara de inmediato. Su cuerpo se hizo hacia un lado rápidamente, de forma que consiguió esquivar aquel hechizo sin demasiada dificultad. – Con que esas tenemos. – Dijo. En aquella ocasión su voz no denotaba diversión o ironía, sino que hablaba muy seriamente. – Te diría que de haber actuado correctamente hubieras salido ilesa, pero mentiría. Que empiece el juego, entonces.
Con una velocidad inaudita, ya que lo había practicado centenares de veces, Hume posicionó su ballesta, sacándola de su espalda, mientras volvía a esquivar otro hechizo procedente de aquel palo de mierda.
La misma estaba cargada, así que sin pensárselo dos veces disparó una flecha aparentemente certera, directa al cuerpo de la chica, aunque sin intención de herir alguna zona vital. Al fin y al cabo había decidido que aquella mujer serviría para más que eliminar otro mago, así que la necesitaba sana al menos dentro de lo posible, ya que la necrofilia nunca había sido su fuerte precisamente.


Anonymous
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Lun Sep 14, 2015 11:30 am

El miembro 'Eric Hume' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado de 20' :
Running out of time —Eric Hume/Jayce Corvin] Sdado16_zps7ee56c4a
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Running out of time —Eric Hume/Jayce Corvin] 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Sam J. Lehmann el Lun Sep 14, 2015 12:49 pm

OFF: Tirada de defensa.
Sam J. Lehmann
Imagen Personalizada : Es un lindo cerditooooooo
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 35.046
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 1376
Puntos : 1131
https://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann https://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones https://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann https://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778
Sam J. LehmannFugitivos

Maestro de Dados el Lun Sep 14, 2015 12:49 pm

El miembro 'Sam J. Lehmann' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado de 20' :
Running out of time —Eric Hume/Jayce Corvin] Sdado20
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Running out of time —Eric Hume/Jayce Corvin] 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.