Situación Actual
7º a 10º
2 marzo ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Quidditch 2015/2016: Gryffindor Vs. Ravenclaw

Cuenta de Ambientación el Jue Mar 31, 2016 12:52 pm

Aquel partido iba a tener lugar a las siete de la tarde en el Campo de Quidditch del colegio. Aún distaban unos minutos para el comienzo del partido y las gradas ya estaban llenas y el bullicio podía oírse desde los vestuarios. El público estaba entusiasmado y es que, aunque no fuese una final, en aquella ocasión los equipos de Gryffindor y Ravenclaw se estaban jugando mucho. ¿Quién quedaría en última posición en la Copa de Quidditch de aquel año? Ninguna de las dos casas quería quedar en aquel puesto y habían entrenado durante las últimas semanas más que nunca para no quedar en mal lugar delante de un público exigente.

- El partido de hoy promete ser de lo más entretenido. Recordemos que Rose Sauders vuelve a tomar la posición de Golpeadora y estoy seguro que los de Gryffindor lo pasarán mal para librarse de sus golpes. – Comenzó a decir el comentarista, un chico de quinto curso de Hufflepuff a quien le había tocado comentar en aquella ocasión el partido. – Gryffindor quedó en mal lugar ante Slytherin en su último partido pero sus nuevas adquisiciones en la alineación no defraudarán a nadie. Por su parte, Ravenclaw obtuvo una derrota muy ajustada a causa de su buscadora, quien ha sido sustituida en esta ocasión por Samantha Blackheart. Esperemos que esta sea capaz de vez la Snitch dorada antes que Lisbeth Ravensdale, quien juega su último partido antes de graduarse.

El público comenzó a vitorear y a aplaudir ante las palabras del interlocutor, quien hablaba sobre los jugadores mientras esperaba a que estos fuesen saliendo de los vestuarios para ocupar el campo de Quidditch.

OFF: Ya podéis ir entrando. Recordad que el primer post es rolear la llegada a los vestuarios y la salida al campo. Tenéis hasta el día 3 para rolear vuestra entrada y tendrá lugar el comienzo del partido. No os preocupéis por nada, porque con esta cuenta iré añadiendo información para que no os perdáis.

RP's:
Aquí los RP de los jugadores. El ataque es cualquier acción de ataque, es decir, coger la Quaffle, lanzar la Bludger (en caso del golpeador), enfrentarse a otro cazador, coger la snitch, lanzar al guardián, parar la Quaffle por parte del guardián... En cambio, la defensa es únicamente para los golpes de Bludger.

Por favor, si os falta algún objeto por añadir, mandad un MP a esta misma cuenta y será añadido, que con el cambio de las cuentas de Quidditch puede que algún objeto haya quedado en el aire.

Remus J. Lupin - Guardián
Ataque: +15
Defensa: +16

Stella Thorne S. - Golpeadora
Ataque: +9
Defensa: +6

Tenney Enguerrand - Golpeador
Ataque: +7
Defensa: +10

Sirius O. Black - Cazador
Ataque: +14
Defensa: +15

Joahnne Herondale - Cazadora
Ataque: +16
Defensa: +14

Lisbeth Ravensdale - Buscadora
Ataque: +17
Defensa: +17

Davina Abrasax - Guardiana
Ataque: +15
Defensa: +17

Rose Saunders - Golpeadora
Ataque: +17
Defensa: +14

Elian Nito / Athena Penrose - Golpeador
Ataque: +10
Defensa: +7

Puke Rainbows / Regulus A. Black - Cazador
Ataque: +8
Defensa: +7

Amy Stone / Hannah Graham - Cazadora
Ataque: +15
Defensa: +14

Samantha Blackheart / Neferet Le Blanc - Buscadora
Ataque: +7
Defensa: +7


Cuenta de Ambientación
Imagen Personalizada : Quidditch 2015/2016: Gryffindor Vs. Ravenclaw 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 399
Puntos : 271
Cuenta de AmbientaciónModerador

Stella Thorne el Jue Mar 31, 2016 2:31 pm

No había podido pegar pestaña la noche anterior, repasa mentalmente los consejos que le habían dado en la última practica, pero por sobre todo se repetía uno de los consejos en particular que era "pasarla bien sino ¿para qué hacerlo?". Y sonreí sin pensarlo al saber que sólo quedaban unas horas para tan esperado momento...su primer partido de Quiddicht.
Ya había amanecido y el sol ya golpeaba por la ventana de la habitación de las chicas. Era un hermoso día ojala no se arruinará al pasar del día pensé para mi misma.
Mire al velador del lado derecho de mi cama, y vi una caja de chocolates (ya vacía) pero mi atención no iba ha eso en particular sino más bien a la nota que iba adjunta, "mucho éxito para el gran día, te amamos, Robert y Earl" sonreí ampliamente, me encantaría que pudieran estar aquí, me quede pensando en ellos un momento, y luego sacudí mi cabeza, estarían conmigo interiormente pensé y me levanté.

El día paso más rápido de lo que lo que imaginaba, y durante todo el día recibí mucho cariño y ánimo lo que me hizo sentirme más segura y confiada, al menos estaría rodeada de buena energía. Mire mi reloj, aún faltaba unas horas para el partido, pero quise ir a los vestuarios, ponerme mi uniforme, y preparar mi cuerpo para el partido.
Llegué y aún no había nadie, por lo que me tome mi tiempo para cambiarme de ropa, y de a poco comenzaron a e llegar lo demás, el ambiente era muy ameno, y me rodeaba una sensación de que sería una gran partido.
En eso hacen un llamado para salir al campo de juego, sentí como mi pulso se aceleraba, había llegado el momento.
Stella Thorne
Imagen Personalizada : Quidditch 2015/2016: Gryffindor Vs. Ravenclaw Tenor
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 20
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 23.021
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : Elefante
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 514
https://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne https://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones https://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne https://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Invitado el Jue Mar 31, 2016 3:50 pm

Aún quedaban algunos minutos para el partido, cuando Iorwerth Cosmas —Jefe de la Casa de Godric Gryffindor— se adentró a través de las puertas de los camarines, esperando que ya todos estuviesen vestidos y equipados, listos para salir.

—Buenas tardes.

Saludó a todos con voz seria, aunque en realidad esa era prácticamente la única voz que sus alumnos le conocían. Sin embargo, esta vez vestía de manera más casual y llevaba una túnica oscura que parecía prácticamente haber sido hecha a su medida.

—Les he autorizado a hacer varias prácticas durante el invierno, han jugado en peores condiciones que estas y nuestro equipo es mucho mejor que el equipo enemigo. No espero que ganen, LO EXIGO. QUIERO verlo, QUIERO sentir ese Orgullo de ser Jefe de la misma Honorable Casa en donde yo estudié. Y sí, hasta me saldré de mis estándares de viejo gruñón y apostaré por ustedes con la Jefa de Casa de Ravenclaw y me sentaré junto a ella para hacerle bullying mientras los veo a ustedes ganando, así que por favor… no me dejen mal. Yo mismo me encargaré de recompensarlos con una buena fiesta si acaso ganan y prometo pasarme un rato y borrar mi expresión de estar siendo violado por el culo por un palo de escoba.

Sonrió brevemente y realizó una pequeña reverencia. Realmente había sentido todas y cada una de las palabras que había dicho. Iorwerth no había aceptado ser Jefe de Casa porque el puesto estaba desocupado, lo había aceptado porque estaba orgulloso de ser un Gryffindor.

—Muchas gracias.

Su mirada buscó inmediatamente a la capitana, a quien con un gesto de sus manos invitó a ponerse de pie.

—Imagino que la Señorita Herondale también querrá decirles alguna palabra como buena capitana que es.

Dijo cediéndole la palabra y quedándose ahí para escuchar lo que la muchacha tenía que decir, antes de nuevamente asentir con la cabeza y salir de los vestidores para ir a sentarse junto a la Jefa de Casa de Ravenclaw.
Anonymous
InvitadoInvitado

Invitado el Jue Mar 31, 2016 8:54 pm

Sirius se cambió lo más rápido que pudo, teniendo cuidado de dejar todo en orden y revisarse el uniforme de Quidditch en perfecta posición. No es que fuese un vanidoso, sino que ese partido era demasiado importante para él, puesto a que era el primero que jugaba oficialmente. Antes había pasado varias temporadas impedimentado por sus padres, suspendido por peleas o en enfermería, así que esta era su oportunidad para jugársela por fin y no quería meter la pata porque se le cayeran los pantalones en pleno vuelo.

Como siempre, compartía ducha y un lado privado de los camarines con los chicos de su casa, y por supuesto habían echado la típica competencia de quien la tenía más grande. Sirius JURABA que a él le había crecido un poco luego de haber tenido su primera experiencia sexual y se sentía muy satisfecho consigo mismo, claro, hasta que llegó Remus y todos guardaron sus “orgullos” porque nadie quería competir con él, a Remus John Lupin NADIE le ganaba. Joder! Si el tío usaba calzoncillos especiales para reducirse el paquete y no espantar a las chicas. Por supuesto, era la admiración de todos sus compañeros, pero no, definitivamente nadie competiría contra él.

Salió al área común de los leones, justo al tiempo que una chica iba saliendo del lado de las chicas, por lo que con disimulo echó un vistazo hacia dentro mientras se cerraba la cortina y luego se fue silbando como si nada, a sentarse como niño bueno sobre las bancas. Esperó a que todos estuviesen por ahí, pues éstos fueron llegando de a poco, hasta que repentinamente entró su propio Jefe de Casa.

Sirius no supo si ponerse de pie o no, pero finalmente se quedó sentado y escuchó al Profesor Cosmas con atención. Tuvo que reconocer que no esperaba escuchar ese tipo de palabras y no una promesa tan buena, como para hacerle sentir que ahora se la jugaría aún más, precisamente para poder ver lo que el hombre prometía.

Suena tentadorsusurró a Remus.

Luego fue el turno de Joahnne a quien Sirius abucheó en cuanto la pelirroja se puso de pie, pero inmediatamente se cayó, en cuanto la mirada de Cosmas le pasó por encima.

—Bromeaba… sólo bromeaba.

Sonrió con inocencia y apoyó los codos sobre sus piernas para escuchar a la chica, antes de volver a ponerse de pie y coger su escoba, para ir a tomar su posición cerca de la puerta de salida.

—¿Volamos en formación? —preguntó ilusionado.

Le gustaba cuando salían de ese modo, se veía bonito y les daba estilo. Por ello esperó la respuesta de sus compañeros y salió a sobrevolar el estadio en cuanto las puertas se abrieron.

“Aguamenti” conjuró de manera no verbal cuando pasó por sobre las gradas de Ravenclaw, sin mirarlos si quiera, como si él nada hubiese hecho.
Anonymous
InvitadoInvitado

Invitado el Jue Mar 31, 2016 10:25 pm

Aun guardaba mal recuerdo del último partido que había jugado, había sido golpeado por una bludger y además, para colmo de males, habían perdido el partido contra Slytherin, el eterno rival contra el cual siempre le dolía a horrores perder pero que, por A o por B, nunca había visto a su equipo ganarle al susodicho, ya fuera con o sin juego sucio, al menos Ravenclaw no eran de ese tipo aunque claro, sus golpeadores eran bastante diestros para su desgracia, aunque tenía la sensación de que esa vez saldrían realmente bien como para ganar el partido.

No le gustaba compartir las duchas, era un hecho y por ello tendía a escabullirse hasta la zona más oculta del vestuario y terminar cuanto antes, algunas cicatrices se podían ver en su torso y en ocasiones agradecía aquellas competiciones, que se marcaban entre los demás cesasen el tiempo pasado en las duchas para así salir bien vestido y correctamente equipado para salir al terreno de juego, se acercó a Sirius dejando el casco a un lado mientras que se ataba las botas para no terminar perdiendo alguna en el transcurso del partido.

Cuando el profesor Cosmas entró en el vestuario, no dudó demasiado en ponerse en pie para escuchar las palabras del jefe de su casa, palabras que, para ser sinceros no se habría esperado del profesor, por lo que cuando este terminó de hablar y tras escuchar los pitidos de Sirius, se sentó para terminar de ponerse todo donde debía ir para protegerse lo mejor posible contra las posibles bludgers que lograsen golpearle o lo intentasen al menos, sus reflejos debían al menos estar al cien por cien para cuando saliesen a la pista.

- No estoy seguro de lo que pasará entonces si perdemos - Murmuró a su amigo antes de que la capitana empezase a hablar, poniéndose en pie nuevamente, esperando que los demás hicieran lo mismo ya que lo lógico era recibir aquel discurso en pie, esta vez el no diría nada, la capitana era lo suficientemente talentosa como para alentar al equipo correctamente y así lograr que todos saliesen dispuestos a comerse el mundo. - Y secundo la moción de salir en formación.
Anonymous
InvitadoInvitado

Invitado el Jue Mar 31, 2016 11:10 pm

Bajar de la sala común de Ravenclaw podía ser un completo desafío para el joven Elian sobre todo cuando el motivo era el partido de Quidditch en el que él actuaría como bateador, probablemente el único momento de la historia de su paso por Hogwarts en el que alguien tomaba en cuenta su pequeña figura, o no, pero realmente todos sabrían quien era cuando fuese de los primeros en su clase en despuntar en el Quidditch internacional.

A pesar de llegar más tarde que sus compañeros, le costó realmente poco tiempo el ponerse el uniforme de Quidditch y  agarrar su bate para esperar las instrucciones de la capitana del equipo y así salir adelante y callar a los Gryffindor que se creían que todo tenían ganado aun habiendo perdido contra las serpientes.

Se sentó en uno de los bancos a la espera de que alguien dijese algo, cuando todo estuvo comentado, se subió a su escoba para poner rumbo al cielo, con el bate en su siniestra, esperando al comienzo del partido para patear traseros.
Anonymous
InvitadoInvitado

Lisbeth Ravensdale el Vie Abr 01, 2016 4:19 am

Me había levantado con los nervios a flor de piel a causa de que hoy iba a jugar mi último partido en Hogwarts antes de graduarme. Esperaba poder pasar a ser la buscadora de algún gran equipo profesional cuando me graduase, pero esta sería la última vez que jugase en este campo para el equipo de Gryffindor. Me emocionaba, pero me daba mucha pena también. Había entrenado muy duro, e iba a por todas. Pero mis nervios solo incrementaron con la aparición de nuestro Jefe de Casa antes del partido para literalmente ordenarnos que ganásemos. Miedo me daba, seguro que si no atrapaba la Snitch iba a odiarme hasta el fin del curso y eso era algo muy malo. Aun así mantuve la seguridad en mí misma.

-Qué nervios…- le dije a Remus, quien estaba más cerca de mí. Cerca de él estaba Sirius, a quien le di un pequeño golpe amistoso en el brazo y le dediqué una sonrisa.- Animo allí afuera.

Cuando Sirius propuso salir en formación estuve de acuerdo con él, al igual que Remus, así que eso hicimos. Vi lo que Sirius le hizo a los de Ravenclaw y contuve una carcajada. En otro momento a lo mejor le hubiese regañado por hacer eso, pero había sido gracioso y no me apetecía hacerlo. Salimos al campo, muy dignos e imponentes en formación y con mucha seguridad en nosotros mismos. Habíamos entrenado todos muy duro, confiaba en que lo íbamos a hacer mejor que los Ravenclaw…

-¡A por todas, Gryffindor!- animé a mi equipo antes de montar en mi Saeta de Fuego  despegar del suelo para elevarme sobre el campo a toda velocidad.
Lisbeth Ravensdale
Imagen Personalizada : Quidditch 2015/2016: Gryffindor Vs. Ravenclaw ECm6X1dl
RP : 8
PB : Sophie Turner
Edad del pj : 18
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 1.600
Lealtad : Orden del Fénix
Mensajes : 142
Puntos : 96
Lisbeth RavensdaleInactivo

Invitado el Vie Abr 01, 2016 10:11 am

El partido contra Gryffindor había conseguido que, la noche anterior, apenas hubiera podido pegar ojo, aunque el encuentro tuviera lugar por la tarde y no a primera hora de la mañana. Aquel era mi último año en Hogwarts, y era justo el mismo año donde Ravenclaw podía quedar a la cola de la competición deportiva entre las cuatro casas. Para nada lo que yo quería, y menos en mi último año. Lo ideal hubiera sido alcanzar la gloria y saborear, si no la copa de campeones, al menos la segunda posición, pero la rapidez de Danny en atrapar la snitch en el último partido nos había borrado de un plumazo toda esperanza. Además, volvía a tocarme ejercer como capitana, así que la presión era mayor; al contrario que para el partido anterior, este sí que lo había preparado yo, desde el primer día de entrenamientos hasta el último, así que el éxito o el fracaso solo serían responsabilidad mía y no del antiguo capitán.

Aprovechando que el partido era por la tarde, había ido a la biblioteca después de desayunar. Esa mañana no tenía ninguna clase, así que aproveché a repasar la estrategia que había planeado para el partido. Colocándome en una mesa lo suficientemente retirada de los alumnos de Gryffindor para evitar filtraciones, me apoderé de ella entera y empecé a desplegar mi colección de libros (donde no faltaba Quidditch a través de los tiempos) y un par de pergaminos donde había dibujado esquemáticamente tanto las posiciones de cada jugador, con una previsión de las del equipo contrario, como un esquema de flechas de las estrategias a seguir por grupo de jugadores (guardiana, cazadores, golpeadores y buscadora). Pasé horas y horas exprimiéndome el cerebro como nunca, pero a la hora de la comida me di por vencida y fui a comer al Gran Comedor; mi preparación estaba hecha, pero eso no hacía que me sintiera más tranquila: el no querer dejar a Ravenclaw en lo más bajo, aunque en el fondo tampoco era una gran deshonra por lo duro que habían trabajado todos los jugadores del equipo, era una gran presión.

Tras subir al séptimo piso y pasar las siguientes dos horas después de la comida escribiéndole una carta a papá y enviando a Regaliz a entregarla, decidí darme una ducha y empezar a prepararme para el partido; fue algo reconfortante, ya que la sensación relajante del agua cayendo caliente sobre mi piel desnuda consiguió que se me desagarrotaran un poco los músculos. Tras hacerme una trenza para evitar que el pelo se me viniera a la cara en los momentos cruciales del partido, cogí mi bate y mi escoba y bajé con calma al campo de quidditch; aún era pronto, y dudaba que hubiera llegado a alguien más.

Y así fue. En cuanto entré a los vestuarios, me encontré sola, pues había sido la primera en llegar. Como ya llegaba cambiada del castillo y no tenía gran cosa que hacer más que esperar al resto, me senté en uno de los bancos y comencé a revisar el estado de la escoba y del bate. A la primera le había recortado las ramitas de la cola para dejarla a punto para el partido, pero con el segundo me recreé más. Pese a ser prácticamente nuevo, el anterior partido me había hecho estrenarlo bien, y ya se veía marcas de las bludgers en la lisa superficie de la madera. Alcé la cabeza cuando escuché un ruido cerca de mí. El primero de mis jugadores acababa de llegar; sonreí y traté de infundir calma y serenidad.

Los demás no tardaron en llegar, y pronto el vestuario estuvo a rebosar de los miembros del equipo. Mis ojos se fijaron en la nueva buscadora en cuanto puso un pie dentro. Desde luego, no había que subestimar a nadie y Samantha no lo había hecho mal en los entrenamientos, pero había podido observar en otras ocasiones el tipo de buscador que tenían en Gryffindor y esperaba con todas mis fuerzas que Samantha demostrar estar a la altura de Lisbeth, la buscadora del equipo contrario. También me fijé en nuestro otro golpeador y le sonreí cálidamente; físicamente parecía más buscador que golpeador, pero el físico podía engañar y así, además, no tendría que encargarme yo sola de todas las bludgers.

Unos minutos antes de que nos tocara salir, me coloqué en el centro de los vestuarios y lancé un silbido agudo para que me atendieran. ¡Otro partido más! Sonreí, mirando de uno en uno, observando los nervios y la excitación de sus rostros. Ante todo, sed vosotros mismos y no dejeis que los nervios os dominen. No os voy a mentir, Gryffindor es un muy buen equipo, no hay que subestimarlos. Pero también lo somos nosotros. Solo os teneis que asegurar de demostrárselo con cada una de vuestras jugadas. Inconscientemente, mis ojos se posaron en la buscadora; no era culpa de la chica porque no había jugado el partido anterior, pero era ella quien tenía que asegurarse de que esos 150 puntos (y la probable victoria) fueran para nosotros y no para los leones. Los leones tienen zarpas, pero las águilas tenemos garras igualmente dañinas. ¡A POR ELLOS!

Aprovechando la euforia final de mi discurso, abrí la puerta de los vestuarios y encabecé la fila de jugadores de Ravenclaw rumbo al campo de quidditch. Me detuvo unos pocos pasos más adelante para subir en la escoba, y como siempre cerré los ojos cuando al dar la patada en el suelo la escoba se elevó en el aire; era una sensación que me hacía sentir liberada, y el cerrar los ojos era algo que me salía solo, como si así me empapara más de aquello. Ya flotando en el aire, agarré bien mi bate y di un par de vueltas al campo de quidditch para relajar la tensión mientras los jugadores de ambos equipos se iban colocando en formación; al pasar por las gradas de Ravenclaw, observé que había algunos alumnos que estaban empapados, pero el agua no había venido de la lluvia.

Cuando me coloqué en el centro del círculo, delante de mis jugadores y enfrente de la capitana de Gryffindor, vi por el rabillo del ojo que Sirius también jugaba. Le miré un momento con ojos entrecerrados antes de volver a centrar mi atención en la capitana de Gryffindor y en aguardar las indicaciones del árbitro; por algún motivo, sospechaba que él era el culpable si parte de nuestra afición, la parte empapada de agua, amanecía resfriada al día siguiente, aunque tampoco tenía pruebas para demostrarlo.
Anonymous
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Abr 01, 2016 2:29 pm

Otro partido. La capitana de Gryffindor estaría allí por última vez. Era su último año, debía graduarse y debería sugerir algún nuevo capitán. Hasta la idea de que Black lo fuera le pasó por la mente. Pobre equipo, dejaría que ellos eligiesen entre los que querían postularse.

Las prácticas con ellos eran bastante divertidas, extrañaría aquello. Tampoco se quería poner cursi y a llorar en su discurso. No era necesario aquello teniendo en cuenta que tal vez tendrían más partidos, al menos amistosos, antes de partir. Joahnne, la capitana de los leones, la cazadora del equipo se sentía un tanto angustiada pero no quería que aquello se demostrase en su juego. Resopló.

Compartir ducha no era un caos. O bueno, dependía por donde se miraba. Casualmente, siempre ocurría un accidente. Los mirones. La pelirroja no se hizo drama de aquello y pasó de todos. Se duchó y se cambió a su uniforme de Quidditch. Salió de allí y espero a que todos estuviesen.

Ya faltaba poco. La verdad, demasiado poco. Todos ya estaban allí, su equipo y el Jefe de la Casa. Los nervios se le subieron a Joahnne. Una cosa era hablar informalmente con sus compañeros y soportar que Black tirara alguna gansada pero tener al profesor malaleche era un nervio extra. E innecesario. Por lo que simplemente se tranquilizó jugando con sus dedos cuando vio que este tenía unas palabras dedicadas a ellos.
¿Qué iba a apostar contra la Jefa de casa de Ravenclaw? Esto era algo nuevo que escuchar. Joahnne se sorprendió y pensó rápidamente que tal vez tendría un problema con el juego. ¿Estaba escuchando eso? ¿O ya era una ilusión producida por todas las emociones sentidas? ¿Iorwerth Cosmas iba a borrar esa cara que tenía de violación anal? En verdad debían ganar. Eso era un gran incentivo para todos.

La mirada de ambos coincidió por unos segundos, la zanahoria se había sonrojado. Tenía que hablar. Su cuerpo reaccionó antes que su cerebro. Esto era nuevo. ¿Desde cuándo tanto nervio? Tal vez porque ahora si no ganaban la primera que se tendría que ver con el profesor era ella, y no para tomar té en su despacho. Sí, habría un látigo de por medio.

-Muchas gracias profesor Cosmas.- agradeció por sus palabras y por cederla a ella. Ignorando a Black una vez más.- Equipo, muchas veces los he motivado pero como sabrán lo que me importa es que se diviertan conmigo a la par. Los quiero a todos con una sonrisa sobre esas escobas y que den todo de su potencial. No hay que presionarse. En mi caso, les exijo que disfruten de esto que tenemos ganado.- una sonrisa apareció en su rostro.- Y cuiden a Lisbeth, necesitamos esos 150 puntos ganados. ¡A por ellos leones!

Ya todos con la adrenalina comenzando a correr, Sirius propuso formación y todos estuvimos de acuerdo. Esto tenía que ser épico.

Se hizo la tonta cuando vio lo que había hecho Black. Negó con la cabeza, seguía con aquella sonrisa. En estos momentos se sentía bien que el viento chocara contra su rostro de manera poco delicada. Hace mucho necesitaba este aire.

Su vista se dirigió a las gradas de los leones, Rubén no estaba allí. Eso no la debilitaría. No quería pensar más sobre ello, lo dejaría pasar. Ya no valía la pena carcomerse de tal manera.
Anonymous
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Abr 02, 2016 5:40 pm

Aún no había superado el medio trauma causado por mi primera aparición en público, en un partido oficial. Cuando de repente, hace unos días, Rose nos comunica que en nada sería el partido por el tercer y cuarto puesto contra Gryffindor. Yo pensaba que los que ocupan sus puestos habituales, regresarían y yo volvería a mi sitio como suplente que pasa desapercibida, me equivoqué.  Rose me puso la mano en el hombro y me comentó que volvía a contar conmigo, aguanté el tipo pero cuando acabó el entrenamiento salí corriendo a encerrarme en mi habitación. Había hecho el ridículo en el otro partido por perder la quaffle, y ahora tengo que volverme a enfrentar a los leones...

Apenas comía en esos días previos al partido, terminaba los entrenamientos correspondientes y volvía corriendo al castillo para volver encerrarme en mi habitación, no había superado lo que aquel día frente a los tejones. Finalmente cuando llegó el esperado momento de esa semana, me encaminé ya vestida con el equipamiento y con la escoba directa al campo, cabizbaja, quería evitar el contacto visual con la mayoría de personas que pudiera, algunos de mis compañeros incluidos. Medio sonreí tras el discurso de Rose antes de saltar al campo, incluso volví a mirar a Davina para que tuviera en cuenta que no me matara si volvía a perder otra quaffle. Me subí a mi escoba casi encogida y me elevé a mi posición de siempre, aún podía conmigo esto de que el estadio estuviera con mucha gente...Solo pensaba una cosa: no quedarme estática por el miedo.
Anonymous
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Abr 02, 2016 11:00 pm

Ese sería el segundo partido de la pelirroja, en el primero había conseguido atrapar la quaffle un par de veces, pero no había llegado a meterla en ninguna de estas y ahora estaba en el puesto de Buscadora algo completamente diferente, la verdad estaba algo nerviosa, había practicado mas de cazadora que de buscadora y ahora todo el peso del partido caía sobre sus hombros algo que sintió en el momento en que Rose la volvió a ver.

Era la suplente de la suplente y eso era algo que la ponía algo nerviosa, las cosas tal vez se dieran mejor si hubiera seguido en su puesto, pero ya no se podía hacer nada y solo aceptaría lo que le tocaba con valor, no se debe, pensando en que todo saldrá bien, no quedaba nada mas que eso.

Luego de la charla motivacional de Rose salió del vestuario un poco mas nerviosa de lo que estaba, si perdía contra Lisbeth seguro que todos la odiaría, no es que no estuviera acostumbrada a eso pero, no por eso la reconfortaba, intentó mantenerse serena mientras montaba su barredora y emprendía el vuelo a su posición donde tendría que concentrarse buscando la Snitch cuando fuera liberada.
Anonymous
InvitadoInvitado

Davina Abrasax el Dom Abr 03, 2016 12:13 am

No estaba muy nerviosa por el partido de Quidditch. Quería ganar, por supuesto, pero no había pasado la noche en vela ni tenía un nudo en el estómago al contrario que otras de las personas que jugarían hoy conmigo. Había ido a todos los entrenamientos y aunque el partido anterior no lo ganamos yo conseguí parar los tantos que fueron lanzados contra mí, cosa que esperaba poder volver a hacer en este partido. Confiaba además en que mis compañeros de equipo lo harían muy bien también.

-Espero que sigas protegiéndome en este partido tan bien como siempre- le dije a Rose con una sonrisa divertida después de que ella terminase de hablarnos a todos cuando estábamos a punto de salir al campo.- Cébate con las bludger, ¿vale? Y dale duro a los leones, que se coman unas cuantas- cuantos más jugadores consiguiese noquear ella mejor. Si yo hubiese sido golpeadora hubiese sido muy violenta.

En cuanto salimos al campo y montamos en nuestras escobas para alzar el vuelo me dirigí hacia los tres aros que debía proteger. No tenía intención de dejar pasar ninguna Quaffle por ellos.
Davina Abrasax
Imagen Personalizada : Quidditch 2015/2016: Gryffindor Vs. Ravenclaw ECm6X1dl
RP : 8
PB : Marie Avgeropoulos
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante para inefable
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 760
Lealtad : Indecisa
Mensajes : 158
Puntos : 99
Davina AbrasaxInactivo

Cuenta de Ambientación el Mar Abr 05, 2016 5:54 pm

Los jugadores comenzaron a tomar el campo de juego a pocos minutos de dar por iniciado el partido y las gradas comenzaron a vitorear y aplaudir a los integrantes de cada equipo. Las gradas lucían los colores rojos y azules de las correspondientes casas y los miembros del resto de casas allí presentes también tenían su predilección hacia uno u otro equipo.

- Los jugadores están tomando ya sus posiciones. Esperemos que la snitch tarde su tiempo en aparecer o este partido será muy corto. -  Dijo el comentarista con tono animado entre los aplausos de todos los allí presentes. - ¿Habéis hecho ya vuestras apuestas? Esperemos que ambos dejen de lado su racha de derrotas porque sino este partido no tendrá fin. Recordemos que la temporada pasada Ravenclaw arrasó a Gryffindor en su último encuentro, esperemos que los leones tengan ganas de recuperar el orgullo que perdieron en aquel perdido contra las águilas. – Los de Ravenclaw rieron y aplaudieron a las palabras del comentarista. – Y esperemos que Rose sea benevolente en esta ocasión y no mande a medio equipo a la enfermería.

El árbitro se posicionó entre los jugadores de sendos equipos y en un abrir y cerrar de ojos elevó la Quaffle sobre la cabeza de los allí presentes, dando por comenzado así el penúltimo partido de la temporada.

OFF: Turno de Joahnne y Hannah / Amy. Recordad, tenéis 48 horas para enfrentaros entre vosotras y otras 48 horas para lanzar a los aros. ¡Suerte a ambas!

RAVENCLAW 0 - GRYFFINDOR 0
Cuenta de Ambientación
Imagen Personalizada : Quidditch 2015/2016: Gryffindor Vs. Ravenclaw 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 399
Puntos : 271
Cuenta de AmbientaciónModerador

Invitado el Mar Abr 05, 2016 6:03 pm

OFF: Tiro dado para ver si la agarro. Edito cuando el otro jugador postee dado.
Anonymous
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Mar Abr 05, 2016 6:03 pm

El miembro 'Joahnne Herondale' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
Quidditch 2015/2016: Gryffindor Vs. Ravenclaw Sdado6
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Quidditch 2015/2016: Gryffindor Vs. Ravenclaw 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 6. 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.