Situación Actual
7º a 10º
2 marzo ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Memories //Esther//

Invitado el Sáb Jul 16, 2016 4:49 pm

- No, no, ni de coña, no... quizás... no- decía mientras con los dedos recorría los diferentes tipos de jaulas a disposición del comprador. Hacía apenas un par de semanas había adquirido una lechuza pues mi pequeña Honey nos había dejado tras varios años de buen servicio y compañía. Para mi no eran solo un animal que utilizabas para comunicarte con el resto de los humanos si no que eran amigos con plumas que podían sentir casi incluso mas que uno mismo. Lo había pasado muy mal y aún seguía sufriendo por su ausencia. Echaba de menos sus grititos agudos, sus ojos negros y ese pelaje marrón precioso que parecía chocolate. Pese a la tristeza que sentía necesitaba otra lechuza para comunicarme y no me había quedado otro remedio. Blair era una belleza de apenas unos meses, pelaje negro y blanco con unos ojos verdes brillante, como esmeraldas.
Ninguna jaula me parecía lo suficientemente buena para ella pues eran viejas y pequeñas así que sin mirar el precio me acerqué a la zona "mas cara" de la tienda. Allí parecía no estar sola pues algunas personas miraban las jaulas con el mismo interés que yo.

Una chica pelirroja llamó mi atención, esa forma de moverse me sonaba. Esperé un poco a que se girara para verificar su identidad y seguí mirando las jaulas en busca de la perfecta para mi Blair. La chica pareció oir mis pensamientos pues unos segundos después se giró para resolver mi duda. Era la chica Gryffindor que alguna que otra vez se había sentado conmigo en Pociones. la miré extrañada sin saber si acercarme a ella o no, puede que o fuéramos amigas pero últimamente me había entrado morriña de Hogwarts y ella era un recuerdo que ahora volvía a estar latente.
Anonymous
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Jul 22, 2016 3:05 pm

Llevaba ya un tiempo trabajando, y ya tenía dinero para poderme comprar cosas. Lo más sorprendente era de gente que me confundían con otra persona, gente que venía decidida a donde estaba yo, saludándome muy animadamente como si me conociera de toda la vida...¿Lo más gracioso de todo esto? es que yo no conozco a nadie, me sonaba algo la cara pero a lo mejor era de verla en algún sitio caminando. Para despejar la mente, fui a la tienda donde se vendían cosas para lechuzas, a preguntar si por casualidad sabían como cuidar de un halcón. Lo único que sabía era que tenía un halcón y que se llamaba Valor, gracias a unas fotos que no sé como llegaron a mi casa. La tienda estaba llena de gente, se notaba que dentro de poco los niños comenzarían sus estudios en Hogwarts, escuela que me hubiera gustado ir, pero yo estudié en Beauxbatons...

Una vez dentro de la tienda, andaba un poco perdida. Era la segunda vez que entraba y como era de esperar, no sabía donde estaban las cosas. Entré a una sección en la que había mucho menos gente, hasta que me percaté que una chica me miraba...¿Será una dependienta? -Perdone...¿usted trabaja aquí? Como la veo mirando las jaulas pienso que sabrá algo del tema. Pregunté un poco dudosa, si no era una dependienta, pues me había marcado una super equivocación que sería capaz de marcharme avergonzada de la tienda y no volvería a pisarla en muchos años.
Anonymous
InvitadoInvitado

Invitado el Jue Jul 28, 2016 1:10 pm

Había vuelto mi vista hacia las jaulas cuando noté que alguien se acercaba a mi así que volví a darme la vuelta para encontrarme de frente a la chica Gryffindor que apenas unos segundos antes había entrado en la tienda. Mi primera opción había sido decirle hola pero me quedé algo helada cuando me preguntó si era la dependienta de la tienda. Fruncí el ceño, ¿Acaso no me reconoce? No puede ser, tenía que acordarse de mi pues varias veces habíamos hablado durante las clases de Pociones e incluso en una ocasión nos había tocado un trabajo en común. Me sentí algo ofendida, yo no era olvidada, la gente solía recordarme. No quería ser egocéntrica pero era una chica bastante guapa con una belleza extraña y eso era lo que llamaba la atención de mi, a veces demasiado para mi gusto. Me quedé parada frente a ella sin saber bien que decir.

- ¿No te acuerdas de mi?¿De Hogwarts?¿Es una broma?-le dije un poco molesta pues realmente había herido mi orgullo. En aquellos momentos se me había olvidado el mirar jaulas pues aquel encontronazo me había descolocado por completo. ¿Tanto tiempo había pasado que la gente del colegio no era capaz de recordarme? Eso no podía ser. Miré a un lateral de la tienda viendo como las lechuzas repiqueteaban en sus jaulas. Una de ellas, hermosa como la que más con profundos ojos amarillos y un pelaje negruzco pareció guiñarme un ojo. Fruncí mas el ceño, es como si hoy todo el mundo quisiera burlarse de mi.
Anonymous
InvitadoInvitado

Invitado el Dom Ago 14, 2016 8:25 pm

Me sentía un poco extraña en este lugar, a la primera de cambio me iría ya que se supone que esta tienda es de lechuzas, y mi mascota es un halcón que ni sabía que tenía. No encontraba al dependiente, supongo que como dentro de poco empiezan las clases, estarán más atareados que de costumbre. Había lechuzas de todo tipo, muy bonitas y algo no tan bonitas...No tenía la intención de comprarme alguna, primero debía de aprender sobre el halcón. Según había escuchado, son carroñeros...Cazan sus presas. Entonces creo que no se venderán chuches y cosas como juguetes y tal, bueno creo que existen como unos gorros que se colocan en la cabeza para entrenarlos, pero el mío parece manso...

Sin entender nada, me acerqué a una chica que también estaba mirando jaulas, para mi sorpresa no era dependiente de la tienda. Al parecer había estudiado en Hogwarts, y por lo visto me conocía...Otra vez la misma historia de siempre. -Perdona pero no te conozco...Tu cara me suena de algo pero lo siento mucho, no estudié en Hogwarts. Me disculpé con cara de pena que parecía un cachorrillo, no me gustaba que la gente se me acercara hablándome de una situación y luego destrozarles sus sueños. -Me llamo Esther, encantada...Y perdona por confundirte con una empleada de la tienda. Volví a disculparme pero esta vez con la cara llena de vergüenza, quería salir corriendo pero no iba a estar toda la vida huyendo.


Off: Perdona por ser algo cortito, las vacaciones influyen
Anonymous
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.