Situación Actual
7º a 10º
2 marzo ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Crossfire [Alec Parrish]

Invitado el Mar Dic 20, 2016 1:26 pm

Jueves 20 de Octubre del 2016.
Nublado con probabilidad baja de lluvias leves, 10º.

Hacía dos meses que el blondo se había incorporado a su antigua vida antes de pasar cinco meses internado en una mansión siendo el amo de llaves y gerente del servicio de la casa, solo dos meses en los que ya había hecho más cosas de las que esperaba, varias misiones, algunas en las que había sufrido más de un rasguño y otras en las que no había tardado de un par de horas en llevarlas a cabo. Se había puesto al día con las clases después de estar semanas sin dormir, y ya se sentía seguro para poder aprobar los exámenes que se le avecinaban y al fin la situación con Natalie había mejorado, aunque la chica seguía algo distante, eran cada vez más los días en los que se sentaban a charlar y acababan desarrollando la conversación hasta limites insospechados, riendo y compartiendo curiosidades y perturbaciones, como lo hacían desde que empezaron a vivir juntos o desde Hogwarts mejor dicho.

Y después de tanto tiempo le mandaban otra misión de espionaje, pero esta vez no tendría que dormir con el enemigo, solo era ir, inspeccionar sin ser visto ni llamar mucho la atención recabar información y volver al cuartel con un informe de como están las cosas por allí, y es que al parecer alguien está trayendo criaturas mágicas de distintos puntos del mundo, con el fin de..., bueno eso lo que tenía que averiguar, si eran solo para el mercado negro o había alguna razón más oscura entre aquella importación masiva y un tanto descarada, porque aunque haya personas que se dejan sobornar en el departamento de control y cuidados de criaturas mágicas hay otros que saben a quien acudir cuando ven algo como eso.

Llevaba una gabardina gris oscura que le llegaba un poco por debajo de la rodilla, una pequeña bufanda cerrada negra y con la cara al descubierto pero con algunas modificaciones que se había hecho, un poco más de pelo, la nariz y orejas más grandes, los ojos oscuros y una pequeña cicatriz detrás de la oreja derecha que le subía un poco hacía la cabeza, era la misma apariencia que había utilizado cuando estuvo entre los muros de aquella enorme casa sirviendo a una familia de la que se presuponía tenía relación con el señor tenebroso.

Llegó a las calles del callejón sin muchas complicaciones, con algunas miradas descaradas que lo observaban en su marcha decidida pero pausada, no quería detonar mucho entusiasmo o nerviosismo, aunque en realidad no estaba ninguna de esas cosas, simplemente quería llevar a cabo la misión lo más rápido posible. Llegó  a La serpiente espinosa en un abrir y cerrar de ojos, después de pasar por la tienda del Moribundo la cual se cerró automáticamente cuando el chico paso por allí, aquello era un indicio de que estaba cerrada para personas de poca confianza, tendría que tener algo de cuidado porque si se seguían cerrando las tiendas de ese modo ante su presencia no le iría todo tan bien como él pensaba. Abrió la puerta de madera de la serpiente haciendo sonar unas campanillas y automáticamente un hombre algo deformado sucio y corcovado fue en su encuentro, -Buenas buenas caballero- dijo acercándose, -¿Qué le trae por estos lugares?- preguntó de forma rimbombante y algo cantanrina, -Necesito una mascota nueva, y me han dicho que este es un buen lugar donde encontrarla- dijo de forma seria haciendo sonar una bolsa de galeones dentro del abrigo, -¡¡Oh!!, por supuesto señor, acompáñeme, hemos recibido nuevos especímenes, aunque le aviso que se ha corrido la voz así que  tendrá que ser rápido en elegir- concluyo con una pequeña risita fina, caminando hacía la parte trasera de la tienda que daba a un patio techado por una cristalera protegido por un hechizo que ocultaba todo lo que había dentro sin duda alguna.

Había bastante jaleo en la parte trasera de la tienda, entre las cajas que se movían y el barullo de los compradores y el vendedor que se alzaba por encima de las cabezas, aquello era una subasta en toda regla y el chico tenía que averiguar que clase de animales se estaban vendiendo así que mientras seguía al corcovado hasta la muchedumbre miraba los nombres que ponían en cada una de las cajas, Acromántulas, Gnomos, Gusajaros, Gusanos de fuego, la mayoría de aquellas criaturas eran bastante típicas, pero sabía que la mercancía buena la tendrían que tener guardada en otro lugar, y así era, la remesa de criaturas de oriente les había llegado cargada de Demiguises de Occamys y Quimeras, tres criaturas que se utilizaban en la elaboración de pociones de magia oscura relacionada con los muertes, la resurrección y todas esas cosas macabras de las cuales es mejor no hablar para luego no tener pesadillas. Se quedó atrás viendo quien compraba que, intentando reconocer alguna cara.

Habían rostros conocidos, la mayoría personajes de los que se tenían sospechas de haber hecho crímenes realmente escalofriantes pero ninguno con pruebas de peso para poder encerrarlos en Azkaban, la cosa se estaba agitando cada vez más, por aquellas criaturas, eran pocas y habían varios compradores, algunos ya se estaban poniendo algo ordinarios e incluso agresivos, aquellos se les estaba yendo de las manos. El chico se apartó hacía atrás un poco para no verse envuelto en la pelea, y entonces el pequeño hombre que lo había atendido llegó con un par de Kappas atados como mascotas, -¡¡Aquí no se permiten las peleas!!- dijo algo amenazante con el tono tosco aunque igual de cantarían que antes, -Seamos civilizados caballeros, así que en vez de las varitas saquen sus billeteras y hagan de esta una puja respetable- terminó con voz agradable y con un tono más suaves, aunque algo sarcástico porque sabía que allí dentro no se podía hacer magia, eso también se notaba en el ambiente.

Los efectos de la poción cambiante empezaban a desaparecer poco a poco, la cicatriz era más pequeña, y el pelo empezaba a acortarse milímetros, de forma lenta y casi imperceptible pero ya llevaba bastante tiempo con aquella apariencia y se había tomado una dosis pequeña, aunque por suerte tenia un poco encima, solo tendría que buscar un lugar donde poder tomársela.

Empezó a andar hacía la puerta de salida, despidiéndose del hombre, -Muchas gracias por el recibimiento pero etsa mercancía no es al que busco aunque estaré al tanto si me entero de algo más, llameante-  dijo con el tono tosco haciendo referencia a los dragones con aquella ,para nada sutil, palabra que los describía. Al salir se tropezó con otro hombre, y el frasco de la poción se le abrió dentro del bolsillo, lo miró de forma severa, -Tenga más cuidado joven- dijo a medida que la voz se le iba cambiando, al igual que el color de ojos y el pelo cada vez más corto, ya estaba recuperando su apariencia normal y a juzgar por la cara que puso el otro, a una velocidad más acelerada de lo normal, ya no le debía quedar casi nada de aquella pócima en su organismo.

Heaven if you sent us down:
Anonymous
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Dic 20, 2016 6:16 pm

La espera previa a lo que sería la tormenta del siglo había obligado a Alec a mantenerse ocupado por su propia cuenta, habían pasado ya varios meses, demasiados meses en realidad, desde la última misión que había tenido que cumplir. Aquellas intervenciones, precisas como operaciones quirúrgicas, permanecían en la mente del mortífago como recuerdos realmente atesorados, ambas habían agitado su espíritu y ambas habían sido cumplidas sin mayores complicaciones. El recuerdo más cercano que inundaba su mente era la cara de tormento de aquella medimaga que había tenido que secuestrar, nunca había tenido que lastimar de aquella manera a una mujer, al principio por su mente rondo la idea de que no aguantaría los agudos quejidos de aquella sangre sucia, sin embargo,  los acogió como una serpiente devora a su presa, no importa el tamaño, aunque en esta ocasión no importaba el género. Había usado maldiciones y demás hechizos de combate para alcanzar conseguir aquello que ansiaban, aquella medimaga teorizaba sobre una poción que podría curar cualquier enfermedad en un instante y aquello interesó entre las filas del señor tenebroso, aunque pare su desazón aquello resulto ser un bulo, confesó aquella rubia que había conseguido perder el tiempo del castaño, que sin miramientos la asesino dejando al aire las entrañas de la joven al compás de un Viscera expulso.

Desde aquello ya había llovido demasiado, y la espera aquel día por fin había tocado su fin, una misión llamaba a su puerta y él la recibía con los brazos abiertos. Esta misión no sería igual de intensa, pero como mínimo seria entretenida, le apenaba la idea de no tener que usar la varita para herir a alguien, aunque una misión era una oportunidad de despejar su mente hasta que llegara aquel día. Esta vez tendría que asistir a la subasta, ilegal, por supuesto,  de criaturas mágicas que se celebraba en La serpiente espinosa, había escuchado hablar del lugar pero nunca había tenido motivos para intentar entrar ya que era sabido que, por regla general, solo los clientes avanzados eran bien recibidos, aunque aquello no le importaba ya que sabrían de antemano su llegada, y esperaba que no le pusieran problemas a la hora de conseguir aquellos especímenes que necesitaban que consiguiera, no estaba seguro que utilidad les darían sus compañeros y realmente poco le importaba, simplemente lo haría tal y como siempre hacía.

Vestido con un chaleco negro y una camisa del mismo color, incluso más oscuro, llegó a las calles del callejón, se había remangado los suficiente para dejar entrever su marca identificativa, aquella que cualquier mago debería  temer, o lo haría en los meses siguiente, y con decisión avanzó con rumbo fijo. A los pocos minutos dejaba atrás la tienda del Moribundo, no sin antes aceptar con una media sonrisa el saludo al Sr. Moribundo que había abierto su puerta para simplemente saludar, un buen detalle, sabía que le convenía, y con un giro noventa grados abordaba la pequeña puerta de madera de La serpiente. Abrió la puerta y el sonido de las campanillas avisó de su entrada, -Buenas tardes señor.- dijo mientras se acercaba, -¿Qué podría necesitar de nuestro establecimiento?- preguntó despreocupado, el castaño dirigió la mirada hacia su brazo izquierdo, del cual asomaba la marca tenebrosa, -¿Alguna otra pregunta?- masculló, posando la vista en los ojos de aquel hombre, -¡Oh!, claro, no necesito más información, sígame. Aunque le aviso que sus compañeros no son los únicos interesados en este tipo de criaturas, deberá ser rápido en hacerse con ellas- concluyó tragando saliva, quizás en tensión, pero guiándolo hacia la parte trasera, que sorprendentemente albergaba un patio de techos acristalados, obviamente hechizados para proteger aquella intimidad tan necesaria del lugar.

El bullicio inundaba el lugar, gritos y pujas disparatadas por los animales que realmente no merecían aquel precio, podía ver los cajones que albergaban a las criaturas y aquellas no eran las que andaba buscando, acromántulas, gnomos, pixies….aquello solo era morralla, nada que pudiera interesar, le habían dejado claro que clase de criaturas necesitaban y por lo pronto no parecía que fuera a encontrarlas, quizás la reputación de aquel subastador había sido exagerada. La mirada del mortífago reflejaba aquella decepción, negando una y otra vez, -Sígame, creo que esto es lo que busca – le siguió no muy confiado y con pocas esperanzas, exasperándose por poder perder el tiempo, sin embargo, para su sorpresa, aquello que tenia ante sus ojos si era lo que buscaba - Aquellas tres son nuestras – señalando un occamy, y dos quimeras de diferente composición – Y le pagaremos la mitad de lo que pide, espero esté conforme – acabando de remangarse la camisa, con una fría sonrisa en su rostro – Hasta pronto, alguien vendrá a recogerlas- concluyó, dando media vuelta y disponiendo sus pasos hacia el bullicio, cuando unas campanillas se escucharon, - Entendido –, dijo el subastador, adelantándolo, cabizbajo, y volviendo dirección a la entrada, parecía que otro comprador buscaba una nueva mascota.

Las criaturas presentadas en la subasta andaban causando estragos entre los compradores, la agresividad andaba en alza y aquello parecía que se descontrolaría en menos que el colmillo de un basilisco atraviesa la carne, sin embargo el dueño del lugar apareció acompañado de un nuevo cliente justo a tiempo de poner orden, -¡¡Aquí no se permiten las peleas!!- dijo algo amenazante, -Seamos civilizados caballeros, así que en vez de las varitas saquen sus billeteras y hagan de esta una puja respetable- Terminó con un tono de voz más calmada, aunque el castaño dudaba que allí dentro pudiese emplearse la magia, ya que nadie parecía siquiera reparar en su varita. Su vista pasó del subastador a su nuevo cliente, aquel se parecía alguien que le era familiar, sin embargo no lograba ubicarlo, así pues se acerco unos pasos para poder escucharle.

Al segundo de acercarse el chico comenzó a despedirse y a dirigirse a la salida, el castaño no dudo en seguirle y escuchar la despedida que brindo al dueño del local, -Muchas gracias por el recibimiento pero esta mercancía no es al que busco aunque estaré al tanto si me entero de algo más, llameante-, la voz del chico le era cada vez familiar, demasiado familiar y aquella sensación se hacía más presente conforme avanzaba detrás de él hacia la salida, sus pasos tras los del chico le llevaron a la puerta de La serpiente e indudablemente aquel chico no era quien decía ser, y cada vez parecía ser quien Alec sospechaba, su cara cambiaba a pasos agigantados a cada paso, y fue saliendo por la puerta cuando este chocó contra el que probablemente sería otro cliente de la subasta, el mortífago pudo escuchar el crujir de un cristal. Sin demorar tiempo alguno el castaño agarró al joven rubio del brazo tras dejar pasar al otro hombre, conjurando en un susurro su túnica negra y a su máscara de mortífago, eternas compañeras de combate, dirigiendo su mirada a la cara del chico, confirmando lo que ya sospechaba, -deberías tener cuidado por estos callejones futuro auror, no todos son bienvenidos por aquí – Dijo con una sonrisa torcida bajo la máscara, esperando la reacción de aquel joven que en varias ocasiones había visto en sus prácticas por el Ministerio.

Off: Lanzo dado de iniciativa, para cuando te des cuenta de que vamos a darnos "pal pelo". XD
PD: Presupuse que las prácticas las haces en el Ministerio y por eso te reconocía de por ahí, de estar equivocado dime y modifico el final.
PD2: me ha encantado la canción, inspiración a tope!!!
PD3: Señores nuestros posteos, Olé, creo que vamos a pasar a la segunda pagina demasiado rápido, quizás deberiamos cortarnos(?) jaja


Última edición por Alec Parrish el Mar Dic 20, 2016 6:21 pm, editado 3 veces
Anonymous
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Mar Dic 20, 2016 6:16 pm

El miembro 'Alec Parrish' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
Crossfire [Alec Parrish] Sdado10
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Crossfire [Alec Parrish] 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Invitado el Mar Dic 20, 2016 7:55 pm

Los efectos de la poción ya se estaban acabando y es que el chico no se había tomado toda la dosis pensando que no le haría falta porque no quería tener que estar vagando por allí una hora más de la cuenta esperando que los efectos del mejunje se pasen, pero no esperaba que no durasen ni una hora, se tendría que haber tomado al menos la mitad del frasco, que a pesar de tenerlo en el bolsillo, el chico prefería no ingerir nada delante de aquellos tipos, porque la mayoría no tenían pinta de ser muy amistosos con los intrusos y mucho menos el dueño de la tienda que había hecho saber que tenía algunas criaturas a su disposición para controlar a las masas, no quiero ni imaginarle lo que le haría a quieren se cuelan en sus reuniones privadas.

Iba dirección a la salida, con prisas y despidiéndose del hombre a trompicones haciéndole saber que no estaba interesado en aquella mercancía pero si en otro tipo de animales, que dejó caer con poca sutileza, fue a salir cuando chocó con otro cliente de la tienda, fue justo cuando al hablar su voz normal volvió a sonar con el tono con el que siempre lo hacía, su pelo estaba acortándose notablemente y antes de que pudiera hacer o decir nada, alguien lo agarró del brazo y delante de él se plantó una figura masculina, delgada, más o menos de su altura y con la mascara tapándole el rostro. Como odia esas jodidas mierdas, tan gallitos que eran pero todos se cubrían la cara por miedo a ser descubierto, los aurores al menos luchaban con las caras a la vista poniendo en peligro su vida constantemente, pero a pesar de no reconocerlo, al parecer se conocían, o al menos él lo conocía, porque supo al instante en que la poción dejó de hacer efecto.

Intentó zafarse del agarre de aquel tipo pero no pudo, lo tenía bien trincado, -Y tú deberías tener cuidado con a quien agarras- le soltó de forma tosca, -Este abrigo vale más que tu patética existencia- siguió provocando al enmascarado, cuando el dueño de la tienda se alarmo, -¡¿Aurores aquí?, no puede ser!- grito, alarmando al resto de los presentes en al tienda haciendo que algunos se acercasen de forma, -Bueno, en vista de que no me vas a soltar creo que te vienes conmigo-, y sin dejarle pensar se apareció en otras callejuelas más anchas y menos transitadas por no decir desérticas. No dudo ni un momento en hacer aquello aunque sabía que podía salirle mal la jugada y acabar con un brazo menos, pero no fue así, acabaron separados por un par de metros y el chico se mareó bastante, hacia tiempo que no se aparecía con alguien, y aquello necesitaba un esfuerzo físico al que no se preparó lo más mínimo, estaba casi en el suelo apoyado en la pared, pero con la varita preparada por si aquel individuo lo atacaba.



Off:Tiro dado de iniciativa, y edito


Última edición por Luke Simmons el Mar Dic 20, 2016 8:44 pm, editado 1 vez
Anonymous
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Mar Dic 20, 2016 7:55 pm

El miembro 'Luke Simmons' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
Crossfire [Alec Parrish] Sdado9
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Crossfire [Alec Parrish] 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Invitado el Mar Dic 20, 2016 9:52 pm

Aquella subasta había conseguido impresionar al castaño, aquellas criaturas cautivas y aquellos hombres capaces de pagar el precio necesario, que no el justo, si es que había justicia en aquello, por poseerlas y añadirlas a su colecciones privada, como si de esculturas se tratasen. Cierto era que él estaba haciendo lo mismo al comprar aquellas quimeras y aquel majestuoso occamy, sin embargo ellos tendrían un propósito una causa memorable por la que sacrificarse, y aquello sí que eres valioso, el dinero quedaba de lado ante aquel honor que sería, o se les impondría, ser sacrificados por la causa del Señor Tenebroso.

Aunque quizás aun más impresionado le habían dejado los aurores, dejando a merced de cualquiera ese proceso de auror suyo, ellos que iban de buenos mandaban a los suyos a hacer su trabajo sucio, mandándolo a la cueva del lobo donde por aquella grata casualidad Alec se lo había encontrado. No podía estar más agradecido, de una simple misión haciendo de contrabandista ha conseguir un duelo, que esperaba un duelo en condiciones, no esperaba el nivel de un auror de renombre pero esperaba que aquel presentase batalla, que aquel fortuito encuentro resultara como mínimo digno de recordar.

Aunque lo que nunca olvidaría es la pésima capacidad del joven, ¿ni siquiera había conseguido aprender bien a dosificar una poción multijugos?, era hilarante, estos aurores de hoy en día no estaban igual de educados que los de antes, sin embargo aquel momento viéndolo transformase en su yo verdadero había sido digno de ver. Quien hubiese optado por introducirse en la mente del chico para poder escuchar aquello que pensaba, sobre todo saber aquello que había dejado caer en la despedida ante el subastador….llameante, estaba seguro de que se debía referir a dragones, ¿para que necesitaría el ministerio dragones?¿que pretendían con aquello? Serian cuestiones que más adelante tendría que reportar ante la sede mortífaga, ya tendrían tiempo de preocuparse por aquello y encargarse como fuera conveniente, ahora tenía los ojos puestos en su víctima y deseaba comenzar aquel duelo.

El joven intento zafarse fútilmente, Alec era suficientemente fuerte para sujetarlo sin problema, la rabia del chico se dio a conocer a través de sus palabras, dulces y delicados cumplidos para los oídos del mortífago –Oh, perdona, procuraré destrozarlo demasiado. – Dijo riendo de manera gutural, sin embargo aquella risa o la alarma de algún mirón avisó al dueño de La serpiente de que aquel novato estaba en aquel lugar prohibido para los de su calaña , -¡¿Aurores aquí?, no puede ser!- gritó el hombre, haciendo que muchos más se unieran al espectáculo, el público no estaba mal, alguno que otro podría servir de sacrificio para que el rubio enfureciera todavía más, sin embargo no tuvo tiempo de actuar ya fue arrastrado a aparecerse en algún punto desértico del callejón. Aquel chaval tenía lo que había que tener, de aquello no tenia duda alguna ya, arrastrarle a desaparecer con las consecuencias que aquello podría traerle, aunque para desgracia del mortífago lo único que había conseguido era acabar mareado y no demasiado lejos de Alec, ahí lo tenía, apoyado en una pared, intentando recuperar el aliento.

-¡Fantástico, digno de un futuro auror, salvaguardar la vida de los demás a costa de la tuya propia, encantador!- Gritó, fanfarroneándose del joven, - Llegó la hora de jugar...¡Bombarda máxima!- conjuró el castaño, haciendo explotar varios metro de la pared, y desprendiendo un aluvión de rocas sobre el rubio, esperando que alguna le golpeara, fracturara o incluso aplastara algún miembro, aprisionándolo quizás.


Última edición por Alec Parrish el Mar Dic 20, 2016 9:54 pm, editado 1 vez
Anonymous
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Mar Dic 20, 2016 9:52 pm

El miembro 'Alec Parrish' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
Crossfire [Alec Parrish] Sdado10
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Crossfire [Alec Parrish] 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Invitado el Mar Dic 20, 2016 10:25 pm

Iba a echar la papilla, y es que lo que acababa de hacer no fue la mejor de sus ideas, pero tenía que actuar rápido si no quería verse metido en una pelea con gente inocente de por medio y algunas patadas de más en sus costillas, porque por muy magos que sean algunos donde esté una buena agresión física que se quite lo demás. Estaba apoyado en el muro de piedra desgastado y húmedo que conformaba un lado de una casa semidestruida, mareado y sin ver muy bien pero aún así tenía la varita en la mano dispuesto a pelear porque sabían que aquel tipo no iba irse así sin más por las buenas.

Y así era, una bombarda salió hacía el blondo que intentó esquivarla sin utilizar la magia, estaba exhausto y conjurar algún hechizo potente le iba a resultar realmente difícil, así que prefirió impulsarse con el cuerpo desde la pared para que aquello no le diera de lleno. Vio como una onda que rompía el sonido, en silencia, hacía que el ambiente se agitase y dejase un resto visual del hechizo. Pero su plan lo consiguió a duras penas, aquel hechizo le rozó el hombro cuando tomaba el impulso adecuado que junto con la explosión que formó en la pared creando un agujero en la misma lo empotró contra la contraria, rasguñándole la cara y el abrigo, -Maldito cabrón- dijo entre dientes mascullando de dolor, llevándose la varita al mismo para parar la quemadura y hacer que aquello dejase de doler tanto, porque como es obvio como conocimientos básicos de magia sanadora no iba a conseguir mucho, pero al menos seguir en pie.

Tenía que plantar cara no podía estar allí delante en nombre de la orden, aunque el otro pensaba que iba como auror, y dejarlos mal, no podía permitirse que un misero mortífago sin escrúpulos le pegase tal paliza, pero por mucho que le fastidiase sabía que se estaba enfrento a alguien de nivel, -Sigo vivo- dijo provocando, con voz chulesca y algo tocapelotas, quería hacerlo rabiar, hace que perdiera el control en algún momento.

Off:Dado de defensa, con un 13 o más gano Very Happy, vamos a ver si tengo suerte, luego edito que iluso soy pensando que me saldría un 13 o más.


Última edición por Luke Simmons el Mar Dic 20, 2016 10:43 pm, editado 1 vez
Anonymous
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Mar Dic 20, 2016 10:25 pm

El miembro 'Luke Simmons' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
Crossfire [Alec Parrish] Sdado5
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Crossfire [Alec Parrish] 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Invitado el Miér Dic 21, 2016 3:48 pm

Aquella visión del futuro auror tenía embelesado al mortífago, verlo apoyado y casi vomitando tras aquel desesperado plan para no dañar a terceros hacía que para él la situación fuese bastante cómica. ¿Cómo podían arriesgar su vida así por la de los demás? Y más por aquellos que ni siquiera conocen, menos aun de aquellos observadores a las puertas de La serpiente, quienes como mínimo habrían amputado las manos al auror de conocer su verdadera identidad.  Una pena que aquel rubio estuviera en el bando equivocado, podría a ver aprendido al lado de los magos de verdad y seguramente a ver compartido el lecho con el propio Alec, que ya se había fijado en la belleza del joven aun bajo la emoción del combate y el deseo del mismo por acabar con el chico.

Su hechizo había cumplido su propósito en gran medida, aquel muro había explotado en decenas de fragmentos, provocando una explosión y una lluvia rocas de la que su oponente logro escapar a duras penas, sin embargo la onda expansiva había hecho que el hombro del chico sangrara, y se topara d bruces con l muro que tenia al frente, aquello había tenido que doler, y todo aquello provocaba una risa irremediable tras la máscara que ocultaba su rostro, lamiéndose los labios al observar la sangre del chico, una pena que su rostro debiera de esconderse y el rubio no pudiera observar la dicha que había provocado en el mortífago.

El joven proyecto de auror, taponaba la herida con su varita, cosa que no remediaría demasiado, eso ya debía de saberlo, y aun en aquellas circunstancias pareció mascullar algo que Alec nunca llegó a escuchar, tampoco necesitaba hacerlo ya que pronto no volvería a surgir una palabra de la boca del joven.  Sin embargo, el joven no supo callar y como si el mortífago no pudiera darse cuenta de lo que pasaba a su alrededor proclamó, como si aquello fuera a provocarle, que seguía con vida, - Una vida que podría ser efímera si esto es todo lo que tienes – contestó abriendo los brazos, decepcionado, manteniendo su mente en calma aun sintiendo el fuego en su interior. – Caldeemos un poco el ambiente, ¿no te parece?- pregunto irónico, sin esperar respuesta.

- ¡Flare! – Conjuró de un grito, observando como aquel látigo bermellón iluminada el lugar, sintiendo el calor del fuego a través de su propia mano, atravesando el espacio que separaba al mortífago del aprendiz de auror esperando causar graves quemaduras al agarrar el brazo izquierdo del muchacho, hacía el cual había dirigido aquel hechizo.

Off: dado de ataque, si quieres ver lo efectos del hechizo vete al listado, así mas fácil para contestar :3
1 - 0 (por ahora)


Última edición por Alec Parrish el Jue Dic 22, 2016 10:05 pm, editado 3 veces
Anonymous
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Miér Dic 21, 2016 3:48 pm

El miembro 'Alec Parrish' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
Crossfire [Alec Parrish] Sdado18
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Crossfire [Alec Parrish] 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Invitado el Jue Dic 22, 2016 7:05 pm

La fortuna no sonríe a los necios, y Luke había sido un necio por muchas razones en esta misión, la primera de todas era no haberse tomado toda la poción multijugos por no querer esperar más tiempo del debido para dejar de tener aquella apariencia tan grotesca y es que había pasado meses siendo Joffrey el amo de llaves de una mansión así que a pesar de ser la tapadera perfecta no le gustaba mucho tener que ser aquel tipo de nuevo, no después de todo lo que había pasado, la segunda razón por la que es un necio fue por haber no haber huido de allí cuando tuvo oportunidad, tendría que haberse pirado antes de que todo aquello se complicase de la forma en la que se estaba complicando, tendría que haberse aparecido en otro lugar, más concurrido a expensas de que aquel mortífago la tomase con el resto de transeúntes, pero tal vez habría tenido ayuda, aunque en ningún momento llegó a pensar que la necesitaría, y aquella es la mayor de las razones por las que el chico era un necio, y era la principal razón por la que estaba en ese contexto, apoyado en la pared a duras penas, o más bien estampado en ella, mareado, débil y herido.

Nunca antes había cometido el pecado de infravalorar las capacidades mágicas de un contrincante pero esta vez se había dormido en los laureles, o tal vez simplemente no pensaba que alguien tan estúpido de creer esa ideología con fe ciega pueda ser un verdadero contrincante.

Protesto al ser herido y luego volvió a plantarle cara a su adversario, no estaba en las mejores de las condiciones solo había recibido un ataque y ya estaba para el arrastre, pero no podía quedarse escondido con las orejas gachas y el rabo entre las piernas, tenía que echarle huevos y aprender de aquel duelo, mejorar, conseguir su punto débil e ir a por él, tenía que mirar al problema y enseñar dientes.

El enmascaró le contesto con un comentario, tan sutil como el del chico en la tienda para referirse a los dragones y antes de que pudiera hacer nada de la varita del hombre, salió un hilo delgado y fuerte, incandescente de fuego que lo atrapo por la pierna derecha hasta la pelvis, llegando a tocarle el abdomen, ardía, y el chico no puedo evitar dar un alarido de real dolor, era la primera vez que lo quemaban con aquel hechizo y después de quedarse sin fuerzas ni aire que expulsar al gritar, cayó al suelo cuando el otro describió con la varita un movimiento seco, como si su arma ahora fuese un látigo, y cuando el cuerpo del chico tocó el suelo el hechizo desapareció dejando un rastro de cenizas por la ropa y el olor a carne quemada que desprendía el cuerpo del chico.

off: Voy a tirar dados pero solo puedo ganar empatando con un 20, y dudo que salga pero vamos a ver y edito. No sé si es suerte o que me odias tanto que me has puesto un par de velas negras, pero madre mía, que paliza más gratuita.


Última edición por Luke Simmons el Jue Dic 22, 2016 7:22 pm, editado 1 vez
Anonymous
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Jue Dic 22, 2016 7:05 pm

El miembro 'Luke Simmons' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
Crossfire [Alec Parrish] Sdado7
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Crossfire [Alec Parrish] 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Invitado el Jue Dic 22, 2016 11:05 pm

La resistencia del joven tenía impresionado al castaño, habiendo conseguido arrastrarle no había llegado a tener una herida en su cuerpo, algo que visto lo visto en aquellos momento nadie habría esperado. Quizás aquellos valores del casi auror inspiraban todas sus acciones y le daban aquel aguante, que en vano estaba dando a relucir, ya que podría resistir, sin embargo no ganaría aquella batalla sin defenderse y conjurar algún hechizo de ataque, el fuego que inundaba el interior de Alec no menguaba y se veía reforzado viendo al chico sufrir, sin embargo u pensamientos a futuro llegaban a reconfortarle aun mas, su primer instinto le decía que no jugara mas, que acabara con el chico, sin embargo quizás la inconsciencia o la provocar la imposibilidad de actividad alguna en el chico sería más productivo en el futuro, como mínimo tendría la oportunidad de vivir una batalla de mejor calibre acrecentada por el odio que le tendría el chico, aquellas estalactitas mentales se abrían paso frente al fuego que el sufrimiento en los demás entusiasmaba al mortífago.

Aquellos pensamientos iban y venían en su cabeza, otros más fugaces como el hecho de que claramente el rubio le había subestimado y había creído que aquella misión sería coser y cantar le hacían sonreír y pensar en lo que aún le quedaba al joven para darle batalla, que necio había sido el joven al no beber mas poción multijugos, ya que de no ser por aquel erro ahora mismo estaría bajo las alas protectoras del ministerio, aquel del que Alec formaba parte e incluso el mismo acabaría enseñando al chico alguna que otra lección de Oclumancia. Aquella idea le lleno la mente, pensando en la futura confrontación que podría darse si decidiera, tras aun jugar un poco mas con el chico, dejarlo con vida aun sin dejarlo marchar de rositas, cosa que ya era imposible debido a su estado.

Un primer hechizo que había dado resultados excelentes, y un segundo más del que esperaba incluso mejor resultado. Estos no tardaron en llegar, ya que en el mismo momento en el que entró en contacto con la piel del rubio aquel alarido de dolor, que tanto ansiaba el castaño, inundó el espacio y se introdujo en sus oídos de manera gloriosa. Aquella línea de fuego atrapó su pierna derecha, ascendiendo por su pelvis, llegando tocarle incluso el abdomen, preciso bajo la intensa luz del fuego, aquel grito se mantuvo hasta que aquellos pulmones se vieron vacíos, sin nada que permitiría el paso por sus cuerdas vocales, y fue con el seco movimiento de varita con el que le vio caer al suelo, exhausto por las quemaduras, pero aun consciente, sorprendentemente.

- ¡Oh! – Exclamó teatralmente – Imagino que ahora ese jersey tuyo ya no vale tanto como parecías creer… – Acabó de decir riéndose de manera exagerada, burlándose de aquel chico que había sido capaz de ser tan osado.

- ¡Fulmen cruciatus! – conjuró el mortífago, observando cómo varios rayos abandonaban la varita, esperando revivir la habilidad, inexistente por el momento, del rubio para conjurar hechizo alguno. Pensamientos que enmarcaron la cara de Alec con una sonrisa torcida, oculta tras aquella máscara inexpresiva.

Off: Dado de ataque. Si estaba jodido eso de sacar un 20, y Sabes que no te odio, no tanto, solo tendrías que pensar lo que hablamos y acceder a dejarte envolver por las sombras, que las velas son solo para dar ambiente en casa, no para ti, pero si, paliza de gratis a tope jaja.
PD: Tirada de mierda, esto deberías superarlo, digo yo jaja.
PD2: 2-0


Última edición por Alec Parrish el Vie Dic 23, 2016 6:13 am, editado 3 veces
Anonymous
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Jue Dic 22, 2016 11:05 pm

El miembro 'Alec Parrish' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
Crossfire [Alec Parrish] Sdado5
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Crossfire [Alec Parrish] 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.