Situación Actual
7º a 10º
2 marzo ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

2tickets to Hawkins || Danny M.

Edward Westenberg el Jue Nov 09, 2017 1:19 am

2tickets to Hawkins || Danny M.  Giphy2tickets to Hawkins || Danny M.  ZWvcDK62tickets to Hawkins || Danny M.  Giphy

Sentadito en el sillón y simplemente esperando que el timbre de su piso sonará se encontraba Edward Westenberg aquella tarde. Una enorme sonrisa le adornaba el rostro porque hoy vendría una persona que él quería mucho a visitarlo. Y por muy extraño que parezca, era la primera persona en ir a verlo a su nuevo hogar. Ya habían pasado varios meses desde su mudanza, pero había querido mantener lejos a todo el mundo por un tiempo. Y bueno luego con lo de Stella simplemente se dió un break para quedarse encerrado todo depresivo, y salir meramente por trabajo o cuando realmente la ocasión lo ameritaba.

Pero tras la fiesta de Halloween comprendió que pese a que nuevamente estaba colgando de un hilo, tenía que seguir que para atrás ni para coger impulso, o algo así había escuchado alguna vez a una latino y le había hecho mucho sentido en aquel entonces y ahora.  Hasta había aprendido a decirlo en su idioma, pero pocas veces podía decirlo en voz alta, pero si se daba la oportunidad lo hacía. Es que Edward ama hablar en otros idiomas, aunque ninguno lo conozca al cien por ciento, y casi siempre invente cosas más que realmente decirlas bien.

Sobre la mesa de centro tenía un cockteail de golosinas, y comida chatarra para todos los gustos. A su vez había comprado una pizzas que esperaban ansiosas de ser devoradas en la cocina. Y sí, el muy glotón hasta había comprado helados de esos especiales doble todo y que ahora se encontraban congelándose en la nevera.

¿ Qué por qué todo este alboroto?

Primero venía su querida Danny a visitarlo, y segundo porque ayer había sido el GRAN DÍA.
Ese que prometió poner a todo el mundo dado vuelta. ÉL que trae consigo respuestas a tantas interrogantes y es el temor de las uñas que producto de los nervios son vilmente mordidas. Ayer habían estrenado en Netflix la segunda temporada de una de las series del momento y que Edward tanto disfruto su primera temporada; STRANGER THINGS.  Jamás pensó que unos niñitos, y sus andanzas le hicieran pegarse y seguir fielmente capítulo por capítulo.  Es que vamos, la serie prometía de una comienzo al tener a Winona dentro suyo. ¡Bendita seas Winona entre todos los rostros del mundo! que mujer mas expresiva no hay ¿eh?

Si había aguantado no devorarse la  temporada la pasada noche fue sólo por el hecho de que le había prometido a su querida tejona esperar verla con ella en una super maratón Strangerosa y comilona. Sino ya sabría tantas cosas, como porqué todos hablan de una Max, Max. ¡Arg! Malditas redes sociales y sus spoiler.

¡Ring, ring, ring!

Su rostro se iluminó  sonriendo ampliamente, para luego prácticamente volar hacia la puerta.- ¡Tejoncita!.- exclamó cariñosamente al verla y abalanzarse hacia a ella para darle un mega abrazo. - Bienvenida a mi querido hogar.- dijo sonriente haciendo paso para que entrara.

A simple vista se podía ver un duplex MUY amplio. Era enorme pero aún así habían logrado que no se vieran algo sumamente ostentoso, pero sí muy elegante. Es que el primer piso era de Stella que tenía un gusto increíble,
su piso estaba como para sacarle un foto y mandarla a esas revistas "Decohogar". Su piso en cambio, bueno era otra cosa.Pero aún no llegaban allí. Este es el piso de Stella, el mío es el segundo. Pero acá tendremos nuestra maratón por que Stella es la que tiene la mega tv del momento jejé.- le dijo divertido mientras le mostraba su munición  de comida que podía prácticamente era para darle de comer a todo un batallón de guerra.- Peeero vamos a dejar tus cosas en mi habitación, así de paso conoces el resto de la casa.- le dijo para comenzar a caminar y sintiéndose orgulloso de su mega limpieza que había hecho durante toda la semana. Que joder, el era un desorden con patas y sin la castaña más aún. Había sido un trabajo arduo, pero lo había logrado. Y ahora su hogar se veía todo monono, al menos para su gusto. Era todo un dueño de hogar. Seh, seh. Stella estaría orgullosa.
Edward Westenberg
Imagen Personalizada : 2tickets to Hawkins || Danny M.  Tumblr_n1gy0wYx8a1qk8r8go2_250
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 13.971
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 405
Puntos : 262
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergUniversitarios

Danielle J. Maxwell el Jue Nov 09, 2017 8:00 pm

Últimamente me estaba convirtiendo en muggle, básicamente porque en el mundo muggle era todo más sencillo e incluso había comenzado a tener más amistades con las que poder salir. Me sentía fatal por todos mis amigos que tenían que esconderse para sobrevivir en el mundo mágico, pero luego lo pensaba y... ¿debía de quedarme con ellos cuando en realidad yo no podía hacer nada por ayudarlos? Mi abuela me había repetido, una y otra vez, que tenía que seguir con mi vida sin tener que preocuparme en exceso por cosas que no puedo solucionar. Es por eso que había bajado considerablemente mis visitas al refugio, aunque no iba a abandonar a mis amigas y ahí estaba yo sacándolas cada cierto tiempo de strangis sin que nadie se diese cuenta. Por suerte mi casa de Finlandia estaba lo suficientemente lejos como para pasar el rato con ellas y, además, ver a mis padres. Eso sí, mejor que mis padres muggles no se enterasen de cómo están las cosas por Inglaterra o se pondría muy, muy pesados con que me volviese a Finlandia para siempre, algo que evidentemente no quería.

Pero hoy no era un día para preocuparse por política mágica, ni tampoco para preocuparme por la sociedad en la que me había tocado vivir. No. Hoy era uno de esos días muggles en compañía de un mago. Edward, contra todo pronóstico —por eso de que tenemos la habilidad de sólo vernos en fiestas y/o partidos importantes de quidditch—, me había invitado a su casa a ver Stranger Things. Vi la serie en su momento y me había declarado fan incondicional de Eleven, así como del ship MikeXEleven. In love me hallaba, en serio. Es por eso que no denegué la oferta, sino todo lo contrario, le amenacé con que como se le ocurriese traicionarme y ver un capi sin mí... ¡me enfadaría y mucho!

Así que me vestí en chándal por dos motivos: el primero porque el plan era ver un maratón de Stranger Things y para eso hay que ir cómoda y, segundo, porque tengo mi habilidad de mujer de arreglarme para intentar estar guapa frente a un chico no existe. Yo nací sin esa habilidad. ¿Yo, ponerme guapa? Estamos locos. Nunca había tenido esa necesidad de 'ponerme guapa', básicamente porque nunca me he considerado especialmente guapa. Así que claro, puestos a hacer el tonto, mejor ir cómodo a estarse complicando la vida.

Cogí uno de mis skate —puesto que tenía tres— y salí de casa de mi abuela con intención de darme una vuelta por Londres. Había puesto la ubicación de la casa de Ed en el móvil y, con la gorra puesta, los cascos puestos y música a buen volumen, salí en dirección a la entrada de metro más cercano. Quince minutos después me encontraba en la parada de metro más cercana a la casa de mi amigo. Fueron más o menos diez minutos con el skate, aunque me paré de camino en una tienda para comprar patatas fritas y refrescos, ignorante de que Ed había saqueado algún supermercado para meterlo todo en su casa y estar preparados para ver el maratón.

Cinco minutos después, ya estaba tocando la puerta de Ed. De repente me dio vergüenza al recordar la última vez que lo había visto. ¡Fue en Halloween! Sí, ese mismo día en el que una calabaza impactó contra mi cabeza y en donde me emborraché como una loca. ¿Lo peor? A partir de cierto momento no recuerdo absolutamente NADA. ¡Nada! No sé ni cómo llegué a casa de una pieza. ¿Y si dije o hice alguna estupidez? Ay... De repente Edward abrió la puerta y yo, roja como un tomate por mis propios pensamientos, sonreí ampliamente para que no se notase que estaba pensando en cosas vergonzosas.

¡Hola! —saludé animadamente, dejando caer el skate para recibir su abrazo. —¡He traído refrescos y patatas fritas! —dije al separarme, entrando al interior de su pedazo de casa. Sí, tenía una casa enorme, aunque evidentemente en lo que me di cuenta fue en dos factores: el primero, huele a pizza y el segundo, ¿y toda esa comida en la mesa frente a la televisión? —¿Hay algún apocalipsis zombies y has traído provisiones para los siguientes veinte meses? —exageré divertida al ver toda la comida.

Luego le tendí a Ed la bolsa con mis provisiones para un día, aunque evidentemente hablé sobre lo más obvio:

¿Qué pedazo de casa, no? Es preciosa. —Porque claro, aquello tenía una decoración actual y super bonita y yo estaba acostumbrada a la casa vieja de los años ochenta de mi abuela. Su televisión aún tenía antena, era de esas televisiones a las que había quedarle golpes para que funcionasen.

Asentí a su iniciativa de hacer un pequeño tour por su casa, además de que así dejaba mis cosas en su habitación. Siempre me había gustado ver las habitaciones de la gente, ya que decía mucho de ellos. Subimos las escaleras y la verdad es que la decoración cambiaba bastante, aunque no por ello a peor.

Nada más entrar a la habitación me tomé la libertad de dejar a un lado, en donde no molestase, mi skate, así como mi mochila sobre él. No llevaba abrigo y el móvil —que era lo único importante que tenía—, estaba en el bolsillo de mis pantalones de chándal. La verdad es que nunca le había dado valor al móvil, pero ahora que tenía amigos muggles en la universidad... ¡no paran de comunicarse a través de ese aparato todo el rato!

Era una habitación bien recogida y, ahora que la veía, no sabía exactamente por qué, pero pegaba un montón para que fuese la habitación de alguien como Edward.

Admítelo, la has recogido porque venía yo. ¿Dónde has metido el montón de ropa que seguro que vas acumulando en la silla y vas moviendo a la cama cuando quieres sentarte y así progresivamente? —pregunté divertida. —¡Ningún adolescente se salva de tener ese montón de ropa que cada vez se hace más y más grande! —añadí de igual manera, caminando por su habitación, llegué a sentarme en su cama. —¿Y tú qué tal estos días? ¿Te has dado cuenta que son ocho capítulos de Stranger Things y que cada uno dura aproximadamente una hora? Vamos a tener una tarde muuuuy intensa.

Y yo no me iba a ir de allí hasta super tarde, menos mal que avisé a mi abuela. Aunque le dije que iba a casa de Jason, porque como le dijera que venía a casa de Edward, además de hacerme un cuestionario antes de irme, no iba a dejar de hablarme por WhatsApp, que la pesada recién lo ha descubierto y no para de mandarme florecillas e iconos mandando besitos.

OFF: Ropa + Skate
Danielle J. Maxwell
Imagen Personalizada : Holaaaaa, tonto quién lo leaaaaaa
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 20
Ocupación : Desempleada
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 500
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1668
Puntos : 1025
https://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell https://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny https://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell https://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellInactivo

Edward Westenberg el Dom Dic 03, 2017 11:40 pm

Estaba sumamente animado. Es que él, una persona sociable por naturaleza, se había tenido que entregar una vez más a las andanzas de su destino y estar nuevamente solo en una casa – que a diferencia de la pequeña habitación que tenía en el Caldero – esta sí que era lo suficientemente grande como para recordarle día tras día su  inminente soledad. Sí, salía de lunes a viernes a trabajar y compartía con personas, pero era mera cortesía. Compartir con personas como Danny Maxwell era algo completamente diferente y algo que sin lugar a duda le hacía tener una sonrisa de oreja a oreja.

Como anfitrión de casa primerizo y MUY comilón, se había sobre preocupado sobre su futura hambruna de aquella tarde comprando no sólo comida para un regimiento, mínimo era como para tres. El panorama era muy variado, tenía toda una gama que viajaba del salado al dulce tanto de alimentos muggles como mágicos. De hambre, definitivamente no se iban a morir, al menos ese día.  Mientras tomaba las cosas que había traído y las sumaba a la torre de comida se rio.- Veintidós.- corrigió los meses en broma para luego encogerse de hombros divertido.- No lo sé, simplemente pensé en la fatídica escena de que estemos en la mejor parte de la temporada y se nos acaba la comida, es tarde no hay nada abierto…Terror puro. En cambio ahora nuestros estómagos pueden estar felices y contentos. El mío aún te ama tejoncita, no le rompas su corazón comilón.- dijo todo drama poniéndose una mano en el corazón y otra en su estómago.

- Lo es ¿no? .- susurró como alguien que todavía no se cree lo que está viviendo. Es que había sido tan poco el tiempo que había tenido junto a Stella en aquella casa que aún no se permitía creer del todo que ese era su hogar. Aún no se entregaba completamente a disfrutar de esa felicidad. – Bueno, mientras yo esté por aquí…esta también es tu casa. Cuando lo necesites y más.- le dijo rodeando sus hombros con su brazo derecho y guiñandole un ojo junto a una amplia sonrisa.

Todo orgulloso por su orden llevó a la ex hufflepuff a su habitación/piso. Que para ser sinceros aún bordeaba entre ser una habitación de un adolescente todo nerdy a la de un joven que ya debería tomarse la vida más en serio. Pero como a él no le importaba confesar abiertamente su amor hacia los comics, libros, películas o bandas musicales  favoritos /as mostraba con pecho hinchado sus paredes llena de poster, estanterías de libros/comics (ordenadas alfabéticamente y luego cronológicamente), sus figuras de acción ordenadas para armar una batalla dantesca, sus Cds/Cassete/ guardados en cajas que poseen los nombres de las bandas en su exterior, un toca-discos juntos a Discos (para todos los gustos), etc... A su vez en una esquina se podía ver un contrabajo de color azul y blanco (deprimido por su no uso) y en otra junto a una televisor más pequeño que el de abajo (pero no por eso menos ostentoso) el sector de gamer fiel.

Al entrar y escuchar las palabras de la tejoncita sonrió travieso, como quien fue descubierto en una travesura, giró y la miró con los ojos entrecerrados pero sin perder la dulzura.- Touché .- dijo suspirando para luego cabizbajo dirigirse a su armario y abrirlo.- Aquí.- al instante de reproducir esas palabras un montón de ropa salió disparada repartiéndose por el suelo.- En mi defensa, no es que no la haya querido ordenar, pero eso de doblarla me fue una misión imposible. Lo juro. Viendo tutoriales en youtube y todo. Sigo todos los pasos y termina solo siendo…- hizo una pausa para recoger una camisa del suelo doblarla y convertirla en una bola de ropa arrugada.- Esto.- dijo mostrándosela con una mueca en los labios.

- Me he dado cuenta y me encanta. – dijo sonriente mientras con ambos brazos recogía toda su ropa y la volvía a meter a presión al armario. Casi con total maestría logró meter la ropa y en una fracción de segundos cerrar la puerta para que no volviese a estallar por toda la habitación.- Siempre te tengo a mi lado por muy poco tiempo. Hoy al menos te tendré por ocho horas, y me podré poner al día de todas las cosas que aún no sé, o que están pasando en la vida de mi tejona favorita.- dijo acercándose a ella todo feliz.

- Y mi vida…- dijo con una mueca para luego suspirar.- Vaya… para empezar hablar de eso necesito una buena dosis de chocolate o sal en mi cuerpo.- le dijo mirándola para luego encogerse de hombros bajándole importancia.- Bah, nada terrible. Solo me ha entrado el hambre, ya sabes soy un comilón.- dijo divertido acercándose al umbral de la puerta. – Si quieres puedes seguir viendo mi habitación mientras traigo algo para acá arriba. Ya sabes, si no quieres resultar herida solo no te acerques a esa puerta del armario.- dijo divertido.
Edward Westenberg
Imagen Personalizada : 2tickets to Hawkins || Danny M.  Tumblr_n1gy0wYx8a1qk8r8go2_250
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 13.971
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 405
Puntos : 262
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergUniversitarios

Danielle J. Maxwell el Jue Dic 07, 2017 1:46 am

La verdad es que si lo pensábamos fríamente... sí que era una fatídica escena que de repente nos quedásemos sin comida. Me gustaba la mente pensante del gordo de Edward: mejor que sobre comida a que falte, de toda la vida esa ha sido la filosofía adecuada. Por sus palabras recordé la vez del primer mundial de quidditch en donde le cebé en compensación por haberme regalado una de las entradas y, desde entonces, me había convertido en el amor de su estómago.

Nunca le rompería el corazón. —Sonreí divertida. —Si yo también soy una gorda, ya era hora de que tú me cebases a mí con buena comida basura, Ed —respondí.

La verdad es que al hablar de la casa me resultó algo extraño. O sea, cuando me dijo que también podía ser mi casa cuando la necesitase. En realidad si lo pensábamos fríamente, Edward vivía con una mortífaga. Y eso daba mal rollo. A mí me daba mal rollo. Quizás en la comunidad general se ha normalizado que una persona tenga ese tatuaje, ¡pero a mí no me parece nada normal que te tatúes algo para asegurar tu lealtad por una persona que está loca! Si es que a ese ser se le puede llamar persona. Pero en fin, dejé de pensarlo porque si no me emparanoio y no disfruto y, por suerte, esa señora no estaba ahora en la casa. Él me rodeó con su brazo y yo alcé la mirada —ya que obviamente me sacaba casi una cabeza— y le sonreí.

Gracias, gracias. La casa de mi abuela también es tu casa, si algún día la necesitas. —Porque era curioso, pero el hecho de que Ed tuviese como amiga a una mortifaga no me hacía desconfiar de Ed, sino de la amiga. Pero era raro, ¿no? ¿No debía de hacerme desconfiar el hecho de que fuese amiga tan naturalmente de una mortifaga?

Una vez en su habitación y tras haber alucinado de todo lo que tenía que me encantaba, fue cuando solté la primera gran carcajada de la tarde al ver como toda su ropa caía del armario cuando abría la puerta. ¡Tan real! Es el truco de los hijos cuando tu madre —o en mi defecto, mi abuela—, nos obligaban a recoger la habitación. La verdad es que doblar al principio podría resultar complicado, pero al final era una tontería. Menos las camisetas. Doblar una camiseta era una cruz.

¿Has probado a hacer una guía? Hay tutoriales en youtube para hacerte una guía con cartón y así doblar las camisetas en tres segundos de manera exitosa. Yo la verdad es que he optado por doblarlo todo y poner las camisetas en una percha y así me ahorro el tener que doblarlas. —Me llevé el dedo a la sien, aludiendo al hecho de que era 'super inteligente' cuando está claro que solo es uno síntoma de mi pereza. —¿Ponerte al día con mi vida? Soy muy aburrida, ¿eh? —Le advertí divertida.

Y es que era verdad... porque básicamente lo único interesante que pasaba en mi vida no se lo podía contar. Y luego estaba el hecho de que tenía nuevos amigos muggles, cosa que también prefería que se quedase en mi intimidad porque eso de  relacionarse con muggles últimamente se ve como fatal. Y no tenía ganas de que por bocazas pasase nada. Que en realidad me fiaba de Ed, pero mi abuela y todos mis amigos en el refugio me habían insistido tanto en que no confiase en la gente... que al final una termina por no saber qué hacer con su vida.

Vale —dije sonriente viendo como iba a por comida.

Yo, mientras tanto, me puse a cotillearle la habitación. Lo primero que hice fue admirar los poster que tenía de los grupos musicales y, a decir verdad, se podía decir que por lo que aparecía ahí, teníamos un gusto bastante similar. Aunque bueno, decir eso viniendo de mí era un poco injusto porque a mí me gustaba de todo. Continué mirando, para entonces ir a la estantería en donde estaban los cómics y los libros, sonriendo a medida que los iba ojeando, ya que la gran mayoría yo ya los había leído. Sí, mi pasado oscuro se reducía a quedarme días y días encerrada en mi habitación jugando y leyendo, ¿vale? Así era mi vida.

Pero finalmente llegué a la zona gamer de Ed. He de admitir que ahora con mis nuevos amigos muggles, aunque sobre todo con Theo, que era el que más compartía mis aficiones, le había vuelto a coger el gusto por los videojuegos, motivo de que me hubiera traído de Finlandia mi PlayStation para darle uso en casa de mi abuela.

Me tiré frente al televisor y los juegos, quedándome en el suelo de rodillas mientras los miraba todos. De hecho cogí unos cuantos que me llamaban mucho la atención pero a los que todavía no había jugado. ¿Cuánto fue? ¿Dos o tres minutos los que estuve ahí sentada? Solo sé que Ed entró por la puerta y ni me di cuenta hasta que él habló. Giré la cabeza para mirarle con una mirada cargada de un brillo infantil.

Tienes el último Mortal Kombat —dije como quién habla de la última escoba del mercado. —Siempre he querido jugar, me encantaba el anterior. ¿Es igual de gore y violento? Sí, lo sé, apuesto que por mi aspecto te imaginarías que me gustaba jugar a los sims o algo así —confesé divertida, pues no era la primera vez que me lo decían. Pero la verdad es que mi estilo de juego era el de violencia, guerra y pelea. También me gustaban los de misterio y las aventuras gráficas. No sé, me gustaba lo que normalmente no tengo en mi vida real y como yo en mi vida real soy cero violenta, verlo en los juegos es como guay, ¿sabes? —Mi favorito es Subzero. De hecho si jugásemos y me dejases cogerlo, estoy cien por cien segura que sin práctica ni nada, te reviento. —Le piqué, mirándole de arriba abajo. Habían chicas que ligaban con los chicos y luego estaba yo, chicas que retaban a jugar a un juego violento y gore para poder dejar claro que son mejor. Sonreí divertida. —Después de Stranger Things, claro. O como pausa también, si nos saturamos o estamos demasiados emocionados como para ver el siguiente capítulo.

Aunque ahora de repente me habían entrado ganas de jugar y no de ver nada. Estiré la mano para coger uno de los tentempié que trajo Ed, que era un bol de patatas fritas bien saladas. Las mejores.

¿Tú cómo estás?
Danielle J. Maxwell
Imagen Personalizada : Holaaaaa, tonto quién lo leaaaaaa
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 20
Ocupación : Desempleada
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 500
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1668
Puntos : 1025
https://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell https://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny https://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell https://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellInactivo

Edward Westenberg el Lun Ene 22, 2018 4:51 pm

Soltó una gran risota para luego agregar.- Conmigo jamás de los jamás alguien pasará hambre.- dijo con aire vanidoso pero con una sonrisa que derrochaba afabilidad. Clavó su mirada en la rubia y sintió una extraña sensación de tranquilidad. Como si su sola presencia convirtiera el caos que tenía en su cabeza en una simple montaña rusa de esas que solo sacan sonrisas.

Le hizo una promesa que no sabía muy bien si podría cumplir a cabalidad. Ya que esa casa siempre tendría las puertas abiertas hacia a Danny siempre y cuando él pudiera pagar sus cuentas.  Y mientras no le respondan su entrevista en el Caldero Chorreante, su actual puesto de vendedor en Borgin y su constante ´me enfermo una vez al mes´de excusas no le alcanzaba ni para pagar un cuarto de esa casa. Se acercaba el mes sin Stella y él francamente ni siquiera sabía el nombre del hombre que les había tendido una mano para obtener este lugar. Pero vamos, hoy no pensemos en eso...

- Muchas gracias. - le dijo con una sonrisa radiante y contagiosa.- Me encantaría volver a ver a May.- y no mentía, esa mujer le había caído muy bien. Tenía un carácter fuerte y afable, muy parecido al de la tejona.

La llevó a su habitación/piso, que pesa a que era considerablemente menos ostentosa que el piso de abajo tenía - ante su mirada- un sello propio. Algo como ´dime cómo es tu pieza y te diré quién eres´, o algo así. Allí estaba todo lo que le gustaba, o alguna vez le gusto.

Sonrió cuando a pesar de su arduo trabajo de parecer un joven ordenado la tejona no tardo ni un minuto en descubrirlo. Como payaso asustador saliendo de una caja toda su ropa salió disparada cuando abrió la puerta de su armario, encogiéndose de hombros y sincerando su batalla perdida con la ropa y sus dobleces.  - Pfff.- resopló tras escuchar lo de las guías para acercarse nuevamente al armario y sacar del cajón un par de ellas de cartón y mostrarselas junto a una mueca en sus labios.- Quizás soy un tonto bruto para estas cosas...- suspiró y se encogió de hombros para volver a guardarlas. - Lo de las camisetas también lo hago.- dijo abriendo la puerta contraria a la explotadora y mostrar sus camisas colgadas. La volvió a cerrar y le devolvió el mismo movimiento de dedos en su sien. Modo : ´i´m with you, Sis´.

La miró con un mini reproche al escuchar decir aquello de sí misma, es que el no creía en absoluto que Danny fuera una persona aburrida. Porque simplemente era imposible aburrirse a su lado, por eso él no se cansaba de hacerlo y la invitaba a cuanto evento hubiera. - Bueno, aburreme. Pero quiero saber cómo has estado con lujo de detalle .- terminó por decirle sonriente.

Pero cuando los ojos estuvieron nuevamente sobre él un ataque de hambre le dió de sopetón, que le hizo recordar todas las municiones deliciosas que tenía abajo para llevarse al paladar. Bajó rápidamente y fue en busca de una gran bandeja. Sobre ella puso bebestibles, un gran platón con papas fritas, otro con chocolates que iban cambiando de verde a rojo (venta especial de navidad de Honey) y palomitas de maiz dulces.  Con la ayuda de su varita subió la gran bandeja sin mayor problema hasta su habitación dónde sonrió al ver a la ex hufflepuff encontrarse en su zona gamer.

- ¡La comida ha llegado!.- exclamó dejando la bandeja cerca de la ex tejona mientras hacía ruidos de vitoreos de una multitud imaginaria eufórica por su llegada. Le sacó una fotografía mental al rostro de Danny al girarse y mirarle, mientras tenía su MK XL en sus manos. Sonrió ampliamente y se acercó a ella, escuchó atentamente todas sus palabras y preguntas. Y cuándo volvió a caer sobre él la pregunta ´¿Cómo estás?´muy parecida al ´¿Cómo va tu vida?´imitó el accionar de su amiga y sacó un gran puñado de papas fritas para llevárselo a la boca.

Y cuando logro masticarlas lo suficiente para que bajaran a su estomago recién se dignó a responder .- Respondiendo a tu primera pregunta...- comenzó a decir para luego aclararse la garganta para continuar.- Perdón, sobredosis de papas.- bromeó divertido.- Sí. Es igual de gore y me atrevería a decir que un poco más violento. Es como todo lo bueno de Mk X y más en un solo lugar...- dejó en pausa y suspiró con ojos brillantes. Es que realmente había alucinado con el pack Apocalipsis y la máquina de matar de Triborg (¡que personajazo!).

- Segundo, siempre he pensando que eras del grupo de los MK.- dijo aclarando su visión de las cosas. Ya que el jamás de los jamases ha pensando que Danny es una dulce paloma, ya que pese a ser de seguro la persona más buena que ha conocido en su vida sabe muy bien que puede defenderse sola tanto en campos de Quidditch en llamas como al mismo tiempo machacar con full fatalities a miles de gamer en un batallón de aquellos. - Y en defensa de los Sims, no creo que sea un juego tan tan malo. Amaba cuando se rebelaban y comenzaban a quejarse. Modo: ¡Danos comida¡ ¡Danos diversión inmundo animal! muy la vida real, si  me preguntas. - le dijo recordando cuando fue a quedarse junto a su primo muggle Charlie, quién tenía una especie de Smis parque de diversiones. Joder, era tan tan malo para ese juego que siempre terminaban boicoteandolo sus propios Sims creados teniendo todas las casillas en un rojo permanente de insatisfacción.

- Así que eres una ninja de hielo, tejoncina.- dijo entrecerrando sus ojos divertido, para luego elevar sus cejas.- Déjame decirte que adoro tu seguridad, pero en lo que Mk se refiere...pues, no. No me revientas ni de joda, juego desde que tengo uso de razón. - dijo sin más con pizcas de una vanidad y orgullo característicos de un ex Gryffindor. - Y eso no quiere decir que no crea que eres buena. De hecho exigo comprobarlo más temprano que tarde y de paso me pido a Scorpion. Así armamos un clásico de aquellos.- le dijo guiñandole un ojo traviesamente.

Y bueno, la siguiente pregunta...

Suspiró, y mientras lo hacía se iba derritiendo en el suelo hasta quedar tendido de espalda a un costado de donde se encontraba sentada Danny. Se mantuvo unos segundos en silencio, preguntándose si realmente quería contestar a esa pregunta de manera completamente sincera antes de ir a ver la serie que tanto esperaba. Miró a la tejona y sonrió, aunque esta vez un poco menos radiante que las veces anteriores.- Estoy bien. Un poco cansado, pero bien.- dijo, no había mentido del todo. Sólo que claramente había disminuído considerablemente su verdadero sentir, solo eso. - Estoy esperando que me avisen sobre un nuevo trabajo al cual postule y deseando que Stella se recupere pronto.- terminó por decir, sin abrumar a su amiga con las cosas del no dinero, y me convierto en un lobo en una semana y media más. - Pero ahora, en este preciso momento estoy modo más que feliz por tenerte acá.- agregó para volver a su sonrisa de siempre, toda radiante y contagiosa para acercarse y darle un beso fugaz en la mejilla de la ex hufflepuff.

Le sonrió.- Propongo lo siguiente; Dos capítulos de Stranger, un Torneo MK, Dos capítulos de Stranger, pausa comilona o procrastinadora, y comienza todo de nuevo...- elevó sus cejas de arriba a abajo tentadoramente.- Vamos, no me puedes decir que no si es la mejor proposición del siglo...- bromeó sonriente para pararse y tenderle una mano.- Bajemos ya que quiero saber quién es esa tal Max, y luego escuchar un gran "Get over here" de mi Scorpion al derrotar a tu Sub-Zero, muajajaja.- le picó divertido imitando una risa malévola.
Edward Westenberg
Imagen Personalizada : 2tickets to Hawkins || Danny M.  Tumblr_n1gy0wYx8a1qk8r8go2_250
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 13.971
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 405
Puntos : 262
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergUniversitarios

Danielle J. Maxwell el Vie Ene 26, 2018 1:18 pm

Lo miré con fingido reproche cuando insistió en que le contase con lujo de detalles mi pésima vida de persona normal sin mayor grado de fascinación. Yo solté aire por la boca, haciendo que los labios me vibrasen e hiciesen un ruido de no tener ni idea de por dónde empezar, toqueteando uno de sus muebles. Estaba claro que no podía contarle nada sobre el refugio de los fugitivos ni sobre la Orden del Fénix, por lo que lo único EMOCIONANTE que me pasaba en la vida quedaba vetado de la conversación. Menos mal que él al menos ya sabía que me había metido en una carrera muggle, aunque esperaba que no se lo dijese a nadie porque podría meterme en líos, además de que eso de que viviese con una ex-mortifaga a mí no me inspiraba demasiado confianza. Menos mal que confiaba en él y no soy para nada paranoica, porque si no si que me tomaría esto con otra filosofía. Eso sí, como mi abuela se entere de que Edward vive con una ex-mortifaga seguro que se replantea muchas cosas y me echa la bronca por contarle estas cosas.

Pues no sé... ¿te acuerdas que te dije que me estaba pensando en hacer una doble titulación entre la universidad mágica y la muggle? Sé que ahora mismo el gobierno mágico está un poco... especial, pero me he matriculado en la muggle a sabiendas de que puedo meterme en líos. Pero bueno, me gusta pensar que nadie se va a poner a mirar con lupa a una niña de dieciocho años, ex-Hufflepuff y que no ha hecho nada en su vida... —confesé divertida, para entonces dejar ese tema de lado. —Y me va genial, la verdad. Que oye, cuando empezó este año estaba un poco deprimida por no haber entrado en ningún equipo de quidditch, pero al menos siento que ha valido la pena. Estoy super contenta con la carrera que he elegido. —Hice una pausa, para entonces tragar saliva. —Y nada... la verdad es que mi tiempo libre, el poco que tengo, lo dedico a poca cosa: ver series, salir por Londres a dar un paseo con el skate, leer, estudiar... —Me encogí de hombros. —Y sí... ya sé lo que me vas a decir: '¿Y qué hago que no estoy entrenando quidditch para las próximas pruebas?' —Imité su voz, gesticulando con las manos como haría él. —La verdad es que no creo que me presente a corto plazo. —Arrugué la nariz, mostrando mi desmotivación y disconformidad.

Mientras él se fue a coger la comida de la planta baja, yo me quedé en su habitación stalkeando con propiedad todos los juegos que tenía de la consola. Mira que podía tener cosas interesantes en su habitación que observar con detenimiento, pero ahora mismo aquellos forros de los juegos llamaron completamente toda mi atención; sobre todo uno en especial.

Si te soy sincera, nunca he jugado a los sims —respondí divertida cuando intentó defenderlos. —Sólo he visto vídeos de personas que los ahogan en la piscina quitándoles las escaleras y eso. La verdad es que es un poco cruel —añadí, soltando una risa divertida. Cuando me 'retó' indirectamente a comprobar nuestra valía al Mortal Kombat, yo mostré una sonrisa confiada, asintiendo con la cabeza. Cerré el puño y lo puse en alto, para que me chocase su puño en señal de compromiso con esa pelea de Mortal Kombat que teníamos pendiente. —Hecho, ¿pero luego no me vengas llorando, eh? Ya te he avisado de que te voy a patear el trasero —continué picándole. Yo nunca solía pecar de orgullo y altanería pero... ¡para algo que se me da bien, tenía que aprovecharlo!

Y como era evidente, le pregunté que cómo le iba a él todo, en general. Edward me caía fenomenal, pero a decir verdad éramos dos personas que no solíamos quedar con demasiada asiduidad, por lo que de una quedada a otra podría haber pasado la vida de cosas. Sinceramente, por la vitalidad que solía tener siempre, darse cuenta de que Ed está mal era tremendamente difícil, sobre todo para mí que todavía me queda mucho por conocer de él.

¿Trabajo de qué? —pregunté curiosa, para entonces darme cuenta de que... él no estaba estudiando. Y claro, ¿por qué no estaba estudiando? Entonces me di cuenta de que vivía con una ex-mortifaga de la cual no era familiar. ¿Y su familia? Vamos, cada vez me daba cuenta de que en verdad sabía nada de él. —¿Y Stella ya está mejor? —dije, para entonces sonreír repentinamente cuando me dio un besito en la mejilla, ya que fue inesperado.

Me puse en pie entonces ante su idea, la cual era DEMASIADO BUENA. La verdad es que ahora mismo me apetecía más jugar que ver la serie, pero lo malo de todo esto es que seguro que desde que me pusiera a ver la serie, luego no me iban a entrar ganas de jugar, sólo de terminarla. Y claro, iba a ser un esfuerzo sobre humano eso de dejar de hacer una cosa para luego hacer otra.

Bajemos —repetí, dirigiéndome a la puerta, aunque antes de salir volví a mirar hacia atrás ante su 'advertencia' en referencia al juego. —Keep dreaming, noob. —Y le saqué la lengua de manera infantil, para luego seguir hacia adelante y bajar las escaleras.

Dos horas más tarde, 20:03 horas

¡Arggg, qué mal me cae Nancy! ¿¡Cómo le va a hacer eso al pobre Steve, si es adorable!? —dije enfadada cuando se acabó el segundo capítulo de la serie.

Y ahí estaba yo, sin zapatos, con los pies sobre el sofá y con una mantita que le había pedido expresamente a mi amigo porque yo no podía ver una serie en el sillón sin una mantita, ya que me entraba como frío de los nervios, ¿sabes? Y más con Stranger Things, que de repente te pega un susto ahí con los bichos de la otra dimensión.

En serio. Y Jonathan también me cae mal y eso que tiene pinta de que ser super Hufflepuff si viviese en nuestro mundo, ¿a que sí? —Miré entonces a Ed, demostrando mi descontento. —Me encanta Steve. Lo adoro. Y Max, es muy mona aunque Mike parezca que la odia. Y Eleven tampoco me está cayendo muy en gracia con tanto capricho, con lo mono que es Hopper. ¿Ha quedado claro, no? O los odios, o me parecen monos, pero no había término medio con los personajes de Stranger Things. —Voy a hacer pipi, ya vengo. —Y salí corriendo.

Cinco minutos después, volví a sentarme en el sofá con los pies sobre el mismo.

¿Vemos otro? Tío, es que esto de elegir entre Play o Stranger Things es muy difícil en mi vida, ¿vale? Cuando estoy aquí quiero seguir aquí y cuando vayamos a la Play no voy a querer volver a ver la serie, sólo apalizarte una tras otra, ¿sabes? —Curvé una sonrisa ladeada. —O... podemos poner un límite. Si alguien pierde tres veces seguidas, lo dejamos y venimos a ver la serie, así dejamos tiempo entre humillación y humillación, que tampoco quiero hacerte mucho daño en el corazón. —Le guiñé un ojo, tocándome el pecho en donde estaba el corazón. —O... podemos ver otro y ver qué es esa cosa extraña que encontró Dustin en la basura. Bueno nada, vamos a jugar. —Me levanté y di un par de pasos hacia la escalera, notando como se me ponía toda la mirada en negro por haberme levantado demasiado rápido y marearme. —Tío, ¿estoy muy hiperactiva, verdad? Estoy hablando muy rápido. Creo que he ingerido demasiado azúcar; eso me vuelve hiperactiva. —Apoyé mis manos en mi cadera, mirando a la comida basura que estaba sobre la mesa, para luego volver a mirar a Ed.
Danielle J. Maxwell
Imagen Personalizada : Holaaaaa, tonto quién lo leaaaaaa
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 20
Ocupación : Desempleada
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 500
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1668
Puntos : 1025
https://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell https://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny https://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell https://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellInactivo

Edward Westenberg el Lun Feb 12, 2018 4:42 pm

Se sentó a su ladito escuchando atentamente. Es que quizás ella podía encontrar su vida aburrida pero para él no lo era, le gustaba estar con ella porque eso mismo. Porque jamás a su lado era un día común y corriente, era de esos días que uno recuerda por semanas, y sin excepción siempre te saca una sonrisa. Por eso cuando se vió solo en medio de esa enorme casa la primera persona que se le vino a la cabeza fue la tejona. Quizás no son los mejores amigos de la vida, porque se ven poco y nunca. Pero no porque el cometa Halley aparece cada setenta años deja de ser guay, así mismo era Danny en su vida, un gran cometa. Asintió cuándo le hizo la pregunta inicial.

-Claro que lo recuerdo, me prometiste que actuaría en una de tus pelis, lo tengo todo grabado así que  no te puedes echar atrás.- bromeó para luego volver a quedarse callado y seguir escuchando con una mueca en los labios al escuchar lo de en los tiempos en que nos encontramos.- Tía, no te pasará nada, de verdad. Tú sé la mejor cinematografa ¿Sí? ¿Se dice así? Creo que acabo de inventar una nueva palabra .- dijo divertido desordenado su cabello por inercia para luego encogerse de hombros y ya quedarse callado para dejar seguir escuchando a tejona favorita.   Se rió cuando vio la versión que hacía Danny de él, pero es que sí, él de verdad flipaba con volver a ver un día a Danny sobre la escoba. Quizás ahora que le ha agarrado mucho más cariño había perdido objetividad, pero de verdad que la encontraba grandiosa mucho antes de eso. - Está bien, a veces hay que dejar cosas para más adelante. Pero vamos, promete al menos que lo intentaras una vez más. Yo puedo ayudarte a entrenar, e ir a todas las pruebas hasta rellenar esos formularios latosos que siempre piden.- le tentó moviendo sus cejas de arriba a abajo con una amplia sonrisa.

Como buen comilón se fue a buscar comida al piso de abajo, subió con un remix de cosas deliciosas en un bandeja. Que su estomago nunca le perdonaría que él hiciera pasar hambre a su querida Danny. Cuando subió la pilló en su zona gamer, sonrió y se acercó para sentarse a su lado. Soltó una risota al escuchar lo de los Sims.- Es que uno se vuelve como una especie de Dios para ellos. Yo solía jugar en los veranos, tengo un primo re fanatico hasta el día de hoy, eh. Y ya está bastante peludote. ¿Pero qué digo? sí mírame a mí jejé.- soltó una risita para mirar su zona gamer con ojos brillosos, es que eran su orgullo. Chocó su puño con el de ella y rió.- JÁ, que seguridad tejoncita. Claramente no me has visto jugar, eso pasa.- siguió todo seguro, quizás Danny realmente terminaría pateandole el trasero, pero si él no confiaba en sí mismo ¿quién lo iba a hacer?. Y además, él había crecido con el Mk, era el juego en que se especializaba tenía que tenerse un poco de fe.

Se recostó en el piso alfombra de su habitación y suspiró, es que ay...su vida. - Encargado del Caldero Chorreante.- le dijo mordiéndose el labio sonriente.- Sé que es un desafío enorme, pero creo poder hacerlo. Además viví prácticamente todo el año pasado allá así que conozco como funciona. Pero no sé cómo me habrá ido, que partí la entrevista arruinandolo todo...- puso una mueca al recordar cómo había saludado a O. de Ophelia y lo había mandando a volar en menos de tres segundos. Menos más que Tim, el de la barra se encontraba allí para tenderle una mano e hizo que le dieran otra oportunidad. - Pero ya está, si sale sale, sino algo encontraré.- dijo encogiéndose de hombros, hoy quería ver el lado de la vida con el vaso medio lleno. - Aunque si sale, me tienes que ir a visitar ¿eh? prometo cervezas y comida gratis.- le dijo guiñandole un ojo.- Y Stella...- hizo una pausa para suspirar.- Está mucho mejor, aunque aún no me dejan que vuelva a casa y pasa la mayoría del tiempo dormida cuando voy. Pero es fuerte, saldrá de esta.- terminó por decir sonriente para luego tenderle un beso en la mejilla a Danny por un arranque de felicidad de tenerla a su lado.

Le propuso un panorama que era IMPOSIBLE de negar. se levantó del suelo y le tendió la mano para que lo acompañase abajo. Rió cuando escuchó a Danny decirle aquello y negó con la cabeza divertido mientras volvía a acomodar todas las cosas arriba de la bandeja para bajar al encuentro con la ex tejona y comenzar la mega maratón de Stranger Things.

***

Rió al verla toda refunfuñona bajo la mantita que le había traído.- Pss, ¿son cosas que pasan?.- terminó haciendo una pregunta porque vamos, él había estado un poco en los pies de Nancy y por muy adorable que fuera Steve o la pareja que uno tenía a veces no sé, pasa. Aunque no estaba bien, no, no, no. Eso él ya lo sabía y esperaba no volver a repetirlo.

- A mi tampoco me cae muy bien ese tío. Es tan, nada.- hizo una mueca y se encogió de hombros para luego sonreír.- Me gusta eso de ir poniéndoles casa, yo apuesto a que Eleven hubiera sido Slytherin. Que me encanta y todo pero tiene su jodido carácter, eh. Y Max obvio que sería Gryffindor, que le combina el cabello y todo- bromeó divertido.- Okidoki.- le sonrió y fue en un busca de una pizza, era la perfecta pausa para ir a buscar de ese manjar de los dioses que tenía en el horno. Por lo que cuando Danny volvió ya se encontraba llevando un gran pedazo de pizza a la boca.

Arrugó su nariz pensativo, es que sí que era una decisión muy difícil y tentadora por igual. Pero fuera cual fuera la decisión sería grandioso, llevó su cabeza hacia atrás para reír con más ganas cuando escuchó como Danny insistía en que le daría la paliza del siglo. Le miró con ojos entrecerrados pero con una sonrisa inmutable. - Oh, muchas gracias por pensar en mi corazón. Estamos agradecidos.- bromeó llevandose él también ambas manos al pecho, tomó la mano que había puesto Danny y se la llevó al pecho de ella.- Ahora, si soy yo el que arrasó, no quieros lagrimitas, eh.- le picó solo por diversión, para luego llevarse otro pedazo de pizza a la boca.  Le miró algo preocupado cuando observó que al subirse rápidamente de pronto su amiga había perdido el equilibrio.- Lo estas, pero me encanta.- confesó divertido.- Siempre puedes empezar a comer comidas saladas, esta pizza esta maravillosa sa sa sa .- dijo haciendo eco de sus palabras para darle otro mordisco.- Ñam, ñam.- dijo sonriente, para luego pararse de sopetón.- Espérame aquí que traigo las cosas para acá. Así vemos todo mega ultra Hd en esta mega Tv. Cuando está Stella no me deja porque me dice que sólo son gritos sin sentido, pero como no está...- dejo que completará el resto mientras le dirigía una mirada traviesa.

Subió rápidamente y con sumo cuidado (porque él cuidaba mucho sus tesoros más preciados) tomó todo lo necesario y bajo con ello. Lo instalo todo en menos de cinco minutos y se sentó en el sillón junto a Danny todo flipado.- ¿Lista para recibir una ola de Fatalities?.- le preguntó moviendo sus cejas graciosamente.  Y ahí frente a sus ojos Mk haciendo su gloriosa intro, tomó uno de los controles que lo llevaría a la gloria, sí, sí, sí. Cuando salió en la pantalla las opciones miró a Danny sonriente.- Escoge a tu perdedor, yo ya escogo después a mi magnifico Scorpion infernal.- sonrió de lado hasta los ojos se le pusieron un poco brillosos de la emoción imaginandolo con su amarillo traje clásico modo Ninjitsu espada doble.- Oh, oh, oh escojamos el  Bosque muerto de escenario.- dijo llegando a esa opción todo emocionado como un niño en la mañana de navidad. Cuando ya todas las elecciones estuvieron lista se acomodó mejor en el sillón. - Asesino...- dijo imitando patéticamente las palabras de Scorpion cuando empezaron esos clásicos dialoso antes de cada batalla.

Para empezar un doom blade seguido por doom slice, miró a Danny, que la guerra de guerrillas comience...
Edward Westenberg
Imagen Personalizada : 2tickets to Hawkins || Danny M.  Tumblr_n1gy0wYx8a1qk8r8go2_250
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 13.971
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 405
Puntos : 262
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergUniversitarios

Maestro de Dados el Lun Feb 12, 2018 4:42 pm

El miembro 'Edward Westenberg' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
2tickets to Hawkins || Danny M.  02FnvzK
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : 2tickets to Hawkins || Danny M.  1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Danielle J. Maxwell el Jue Feb 15, 2018 12:05 am

Solté una divertida carcajada cuando me dijo que le había prometido que saldría en una de mis películas, lo cual podría cumplir en un futuro lejano si me hubiese metido en una carrera que, en el futuro, me permitiese hacer películas. Pero por suerte—o desgracia—había cambiado mis opciones este año y había entrado en un sector más llamativo y... esperaba que con más futuro. Lo de ser guionista podía hacerse en tiempos libres, ya que en realidad lo único que me gusta es escribir e inventar historias.  

¿Seguro que te prometí eso? En verdad ahora la promesa no vale, porque no me metí en esa carrera —dije divertida, encogiéndome de hombros como si fuese suficiente justificación para romper una promesa. —Me metí en artes audiovisuales, así que... lo veo difícil. —La verdad es que el apoyo ese de que no me iba a pasar nada por estar estudiando una carrera muggle me vino bastante bien, ya que yo estaba un poco paranoia con el tema, pese a que me lo intentase tomar con filosofía. Todo estaba tan raro actualmente en mi vida que yo no entendía nada. —¡Gracias! A menos no me presionas, como todo el mundo hace. —Bueno, todo el mundo, qué exagerada y egocéntrica me creo. Sólo me insisten mis padres y mi abuela, pero tal y cómo es mi vida, es bastante gente cercana que me agobia. —A ver... si me entra la motivación repentina, lo volveré a intentar, pero ahora mismo no la tengo. Y algo me dice que a corto plazo tampoco la tendré. —Hice una pausa y luego sonreír. —Pero podemos ir a jugar un día igualmente, para apalizarte ahí también —dije con doble sentido, alzando las cejas divertida para picarle.

Evidentemente yo no dudaba de mis capacidades. O sea, dudaba de mi capacidad motriz para bajar las escaleras y WhatsAppear a la vez, o también de mi habilidad para enfrentarme a los bordillos de las aceras sin chocarme y caerme, ¿pero mi capacidad al Mortal Kombat? Esa era incuestionable. Así que me limité a mirarle por encima del hombro con una actitud fingidamente arrogante y muy segura de sí misma. Obviamente era super consciente de que podía llegar a ganarme—con suerte del universo—, pero era mucho más divertido que el pique fuera real.

¡Alaaaa! ¿En serio? —pregunté sorprendida al decirme que iba a ser el encargado del Caldero Chorreante, ¿la encargada de eso no era Ophelia? Me sonaba haberla visto por allí. —¿Son los Winslow los encargado de eso, no? No me extraña que la entrevista fuese complicada, si te la hizo Ophelia debió de haber preguntado por la gestación de hibernación de los pingüinos suecos de Madagascar, ¿sabes? —Me lo había inventado totalmente. La palabra gestación e hibernación juntas no creo que funcionasen juntas, por no hablar de que no creo que existan pingüinos SUECOS en MADAGASCAR. —Sería genial que consiguieras ese trabajo, sobre todo por la parte que me toca a mí... —dejé caer, sonriendo levemente. —No, en serio, mucha suerte. Ya me contarás. —Y el tema de Stella me daba bastante pena. Y no. O sea, era un sentimiento contrariado, ¿vale? El hecho de haberle visto la marca tenebrosa me hacía verla como una persona DESPRECIABLE Y HORRIBLE, pero luego si lo pensaba, si era amiga de Edward... tan despreciable y horrible no podía ser, no? No sé, esto de tener sentimientos era muy complicado. —Seguro que sí, si ya está mejor sólo falta tiempo.

***

Esos capítulos de Stranger Things habían sido demasiado intensos para mí. Habían jugado con mis sentimientos y mis emociones, ¿cómo podían hacer eso con Steve? ¡No podían tratarlo así, como si nada! Me habían roto el corazón, así, en pedazos pequeñitos y Netflix no era consciente de ello. No podían hacer ese tipo de cosas, ¿vale? Jugar con nuestros sentimientos. ¿Pero sabes qué te digo? Qué mejor. Nancy es una sosa y Steve era demasiado guapo para ella, que se aguante y se vaya con el soso de la serie. ¡Steve será mío! Necesitaba a un Steve en mi vida, con bate incluido. Ay...

Claro que esas cosas pasan, cuando uno en la pareja es tonto y no sabe valorar lo que tiene. —Já, yo aquí dándomelas de señora con experiencia en relaciones o algo. —O sea, claro que una persona puede dejar a otra que es adorable y fantástica, pero no de esas maneras, macho. ¡Que le ha gritado borracha cosas muy feas a mi pobre Steve! —Solté aire por la nariz, cual dragón enfadado.

Lo miré de reojo, disconforme con lo de sacar lagrimitas por perder. Primero, no iba a perder. Y segundo, de perder, lo primero que haría sería pedir la revancha y, si sigo perdiendo, lo máximo que pasaría es que me quedaría roja de la furia interior. ¿Pero lagrimitas? ¡Por favor! Yo solo lloro con películas de Pixar. Bueno, o cualquier película triste, pero las de Pixar las que más.

Ah vale, qué guay —dije sonriente cuando dijo que traería las cosas ahí abajo.

Me iba a ofrecer a ayudar, pero entre que me dijo que me esperase y que allí había una pizza recién sacada del horno pues... obviamente no me hizo falta ningún empujón para quedarme ahí debajo, coger un trozo de pizza y llevármelo a la boca mientras esperaba pacientemente. Y es que con pizza en la vida, cualquiera es paciente. No pasaron ni siete minutos y yo ya me había comido tres trozo de pizza en lo que Edward ponía la play en esa televisión tan chula y grande. Antes de coger el mando, obviamente, como una buena gamer que respeta los gamepad, me limpia las manos y los dedidos con una servilleta.

Mi perdedor dice... madre mía, tu ego. ¡Tu ego! ¿Sabes qué le va a pasar a tu ego? Subzero te lo va a congelar y de una patada lo hará añicos. ¡Y lo patearé una y otra vez! —Me volvía un poco intensa cuando de videojuegos se trataba, pero debía de admitir que lo decía todo desde el más profundo cariño y amor, ¿vale? Que yo no tengo maldad alguna. Ni siquiera jugando al Mortal Kombat, en donde todo es sangre y cosas rotas. Obviamente piqué a Subzero, mientras él se cogía a Scorpion.

Y todo comenzó. Y yo tenía que estar atenta y recordar rápido las cosas porque hacía mucho tiempo que no jugaba. Eso sí, con mi querido Sub zero lo único que tenía que recordar era la bola de hielo y el clon de hielo que se quedaba ahí para trollear al enemigo. Con eso, todo me saldría solo. La primera ronda comenzó y... vaya por Dios, qué nervios. Los dos nos mantuvimos callados, concentrándonos en el juego. En un principio parecía que él tenía la ventaja—solo y exclusivamente porque yo hacía mucho que no jugaba, ¿vale?—, pero pronto empecé a hacerme otra vez a los combos y a las teclas. Era mi momento. ¡Mi momento!
Danielle J. Maxwell
Imagen Personalizada : Holaaaaa, tonto quién lo leaaaaaa
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 20
Ocupación : Desempleada
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 500
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1668
Puntos : 1025
https://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell https://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny https://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell https://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellInactivo

Maestro de Dados el Jue Feb 15, 2018 12:05 am

El miembro 'Danielle J. Maxwell' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
2tickets to Hawkins || Danny M.  CdALEXz
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : 2tickets to Hawkins || Danny M.  1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Edward Westenberg el Jue Feb 22, 2018 1:48 am

- ¿QUÉ? ¿YA NO IRÉ A LOS OSCAR?.- preguntó todo exagerado, llevándose la mano al pecho y todo para sumarle más drama. - Bueno, quizás en otra vida llegue a ser un rock star.- agregó luego sacandose una lagrimilla inexistente de su ojo para luego echar a reír y mirar a Danny fascinado.- ¿Artes visuales? qué molón. Serás grandiosa, lo sé. - le dijo ofreciéndole una sonrisa amplia y radiante. Es que sí,  él apostaba todo por la ex tejona, en el campo de Quidditch, en las Artes, o dentro de el equipo de Cheerleaders de Rusia por si algún día se le ocurría ser parte, lo que fuera él  estaría ahí con un cartelito que diría "Danny, el mejor lado de la fuerza", como buen fan que era. - Tía, que de seguro te presionan porque eres grandiosa en el Quidditch. A mí mis padres me presionaron full para que me metiera a una carrera de música, pero que bah ahí ves mi querido bajo ganando polvo.- le comentó mientras se encogía de hombros y le echaba una mirada toda melancólica a uno de sus instrumentos favoritos. - Uno al final siempre terminaba haciendo lo que le da gana. O al menos así debería ser. Y, sobre lo de ir a jugar....- hizo una breve pausa mientras ponía una mueca con su boca toda graciosa. Todo esto sólo era para ganar tiempo y terminar diciendo que...- Soy pésimo arriba de una escoba.- ya,  ahí está,  lo había dicho.- Amo el Quidditch, pero él no a mí. Fin.- dijo bajando su mirada todo bajón, mientras jugaba con sus dedos pulgares todo avergonzado. Que realmente lo había intentado, incansablemente,  pero era un desastre.

Comida, comida, Danny, comida, comida, zona gamers, comida, comida.
Que linda tarde ¿no?

Soltó una risa toda vanidosa al escucharla hablar de Mortal Kombat, que joder él tenía todo para creerse el jodido rey de ese juego. Tiene horas, semanas, meses, AÑOS encima de sólo encerrarse en su habitación y jugar como condenao.  Así que por más que sea Danny su contrincante, no pensaba bajar su récord de juegos ganados, no, no, no.  Pero ya lo podría demostrar más tarde, ahora...su vida. Joder.

Asintió sonriente ante la sorpresa de la rubia por el trabajo al que estaba postulando. Hasta un leve hormigueo se le hizo en el estomago de los nervios ¡es que como odiaba esperar!. - No, fue peor.  Empecé así...- se paró de sopetón para actuarle toda la situación, a veces se ponía así medio interactivo en sus relatos.-  Imaginame ahí, todo arregladito. Hasta me peine y todo. Cuando de pronto la veo, respiro, exhalo y voy con toda la esperanza...- mientras iba diciendo iba representando todo.- Me acercó y le digo ; "Hola Ophelia" ¡BAAAAAAAM!.- gritó haciendo un aplauso  simulando una bomba nuclear.- Y ella me mira modo Basilisco se para y se va, sin más. Y yo en plan "WHAAT?".- puso una cara de circunstancias, al más estilo Travolta no entiendo nada.- Y ahí caigo que odia su nombre. Si no fuera por Tim, el de la barra, que me dió una mano apoyándome, pues ni entrevista hubiera tenido, del terror..- se encogió de hombros y se volvió a sentar.- Aunque creo que después logré revertir tan terrible primer impresión, o eso espero.- hizo una mueca y suspiró. - Y SÍ, si logró ese empleo entrarás a formar parte de los clientes premium del Caldero, promesa de niño no explorador.- dijo haciendo cualquier forma con su mano derecha como niño que nunca fue scout, pero que aún así inventa.

***

A diferencia de Danny no terminó tan molesto tras ver los primero capítulos de la serie. Que él ya estaba todo feliz de estar viéndola, mientras comía como si no lo hubiera hecho hace semanas junto a su tejona favorita. Ni la aburrida de Nancy tratando pésimo al monono de Steve podrían arruinar aquello. Nope, nope. Rió ante su indignación y se encogió de hombros para llevarse comida a la boca.

- Touché.- dijo dando creditos a sus palabras.- Todo está en el forma, es verdad.- lo aceptó, ya que él había sido de esos que "no valoran lo que tienen", y por más que no le grito cosas borracho a Synnove hizo otras cosas, de las cuales no está para nada orgulloso. - Pero vamos, mejor que Steve ya no este con Nancy, es muy aburrida.- terminó por decir, es que jamás a encontrado muy interesante a ese personaje. Además JAMÁS le perdonaría que hubiera dejado a Barbara sola. SIN PERDÓN NI OLVIDO NANCY WHEELER.

Y luego, el momento que todo gamer espera siempre. Con toda la energía del mundo universal fue en busca de las cosas para ver de manera HD nivel yisuscraist a MK, modo verle los poros a SubZero, así de genial.  Bajó he instalo todo a la velocidad de un rayo super rápido (valga la redundancia). Cuando ya todo estuvo listo se acomodo al lado de Danny con los ojos brillantes de la pura emoción y adrenalina que le producía jugar a MK, y más con una rival que al parecer, prometía. Escogió a su super chachi y favorito de todos los tiempos Scorpion. El corazón le comenzó a latir todo emocionado cuando la música comenzó a sonar y frente a sus ojos salieron esas imágenes tan conocidas y amadas por su retina.

Comenzaría con algo tranquilo, un golpece por acá, un golpece por allá. Estaba todo concentrado, como nunca tenía la vista fija en la pantalla, el ceño fruncido que le hacía ver todo serio como si estuviera planificando la cura de todos los males o algo así, y sus dedos moviéndose como locos.  Pero de pronto, como cuál Suricata se endereza del asiento, su porcentaje comienza a bajar de manera descomunal, ahí frente a sus ojos su querido Scorpion estaba siendo apaleado. NO, NO, NO, no se lo permitiría señoras y señores.  Se acomodo en el sillón, como quien sabe que si no lo da todo ahora se va directo a los infiernos.

Al lado, al lado, X, cuadrado. Abajo, al lado, X, cuadrado. X, cuadrado, X, cuadrado, X, cuadrado...¡X, CUADRADO!
Joder.

- ¡NOOOOOOOOOOOOOOOO!.- gritó como cual Luke descubriendo quién era su padre. Su madre en esta caso. Danny le había dado una mega paliza, de esas que te duele todo hasta la muela por el orgullo roto. Se tiró al suelo para rodar un rato todo dramático mientras apachurraba su control como si fuera su peluche a quien había fallado. - Ok, mucho. Debo detenerme.- dijo parándose con una puchero enorme.- Sé que dije que era sin lágrimas, pero...- bromeó bajando su cabeza  llevándose una mano al ojo.- Ok no, jejé.- agregó al segundo sonriente para volver a sentarse al lado de la tejona y dedicarle una mirada de lado.- Vaya sorpresas que te traes, toda una caja de pandora Sta. Maxwell.- le dijo sonriéndole de lado y ojos orientales coquetones.- Buenísima contrincante, lo admito. MY RESPECT. Que buen final diste, eh. Me llegó a doler hasta mí, así plan físico .- agregó haciéndole semi reverencias con su manos a la rubia.- PERO, como bien dice mi super Scorpion.- se levantó del sillón una vez más de manera energética (que el también había comido mucho ¿sí?).- ¡Vengeance will be mine!.- dijo poniendo una voz toda graciosa y elevando sus brazos, se volvió a sentar y la miró.- Exijo mi revancha. Sólo estaba precalentando. Ahora si que voy en serio.- mintió, que lo había dado todo y había perdido de manera fatal. Pero un juego de MK sin revancha no era juego, así que VAMOS UNA VEZ MÁS.
Edward Westenberg
Imagen Personalizada : 2tickets to Hawkins || Danny M.  Tumblr_n1gy0wYx8a1qk8r8go2_250
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 13.971
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 405
Puntos : 262
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergUniversitarios

Maestro de Dados el Jue Feb 22, 2018 1:48 am

El miembro 'Edward Westenberg' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
2tickets to Hawkins || Danny M.  CdALEXz
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : 2tickets to Hawkins || Danny M.  1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Danielle J. Maxwell el Mar Feb 27, 2018 12:45 am

Solté una carcajada divertida al escucharle dramatizar de esa manera tan exagerada. ¡Y encima hablando de los Oscars! ¡Estaba claro que yo nunca iba a terminar en los Oscars! Negué con la cabeza. Estaba claro que Edward no terminaría nunca en esos premios tampoco, no al menos en mejor actor por su impecable interpretación. ¡Ese drama había sido muy falso!

Un día, cuando vengas a mi casa, te enseñaré lo que estoy aprendiendo —le dije sonriente, con bastante emoción por enseñarle a alguien que entendiese de cosas modernas—porque mi abuela no cuenta—lo que hago y aprendo en la universidad. No estaba de acuerdo con lo que había dicho: si me presionaban no era porque supiesen que yo lo valiese, sino simplemente por la ilusión que en un principio yo tenía. Nadie quiere ver a su hija/nieta desilusionada con un sueño. Es lo que hay. —¿En serio tocas el bajo? —pregunté sorprendida, ya que no me esperaba EN ABSOLUTO que Edward Westenberg tocase ningún instrumento, mucho menos el bajo. Aunque en verdad, ahora que lo sabía lo que me resultaba raro era imaginarme tocando otra cosa. Intentaba imaginármelo tocando el piano o el violín y de repente era como muy divino para él. —¿Por qué dejaste de tocarlo?

¿Sinceramente? No me esperaba para nada que me dijese que el quidditch se le diese pésimo, porque aunque no me lo hubiese dicho con esas palabras exactas, esa mirada avergonzada era revelador absoluto de la verdad.

Yo te puedo enseñar a que te odie menos. Aunque sea un poquito. —Me encogí de hombros. —Que este año no tengo a nadie con quién jugar, porque no me puedo apuntarme al equipo universitario porque el horario me coincide con las clases. Así al menos puedo apalizarte también ahí... —dije divertida, asumiendo el futuro de nuestro día con una sonrisa traviesa.  

Me contó su experiencia en la entrevista del Caldero Chorreante, a lo que yo sólo pude llevarme una de mis manos a la frente en plan: '¿en serio la llamaste Ophelia?'. O sea, ¿no eran del mismo año? Creo recordar que Ophelia era un año mayor que yo y él también lo era. ¡Compartían curso en Hogwarts! ¿Cómo no iba a acordarse de lo pesada que era con que sólo la llamasen O.? Cansina, que era una cansina. Casi tanto como yo repitiendo que me llamen Danny y se escribiese perfectamente con dos enes y una ygriega.

¿Pero tú no ibas a clase con ella? ¿Nunca te comió la cabeza con que no la llamases Ophelia si no querías morir? A mí me amenazó de cincuenta formas diferentes, pero es que me encantaba llamarla Ophelia sólo para molestarla. —Así me  trataba, oye, así me trataba... Si es que yo me lo buscaba...

***

Y gané. Claro que gané. ¿Sabéis por qué? Porque soy la puta ama y el Mortal Kombat es mi segunda vida. Bueno, en realidad no, pero mis vicios habían sido reales, ¿vale? Yo era de esas personas que se pegaban todo el verano gastando su tiempo libre frente a la televisión o bien jugando a la consola, o bien viendo películas o bien tragándome rápidamente series de miles de temporadas. Esa era mi vida. Y todo acompañado de comida basura, batido de chocolate y mi gato Chewbacca. Y claro, pese a que este último año no es que haya jugado demasiado a este juego en concreto, había tenido de experiencia toda mi vida. ¡Y esto es como montar en bici! Lo único que cambia son un poco los combos y poco más. Y yo tengo memoria selectiva, ¿vale? Acordarme del nombre de las plantas de herbología después de una semana estudiando no, pero acordarme de los combos de Subzero en el primer Mortal Kombat de PS2, eso sí. De eso me acordaba perfectamente.

Lo miré con expresión divertida ante su exagerada reacción, riéndome de él. Bueno, pero riéndome en plan bien, ya que a menos que yo perdiese, mi actitud siempre es respetuosa y competitiva. Eso sí, como yo pierda... el mundo arde. Mientras tanto sigo siendo una Hufflepuff buenita y muy tierna.

Oh, tengo tu respeto...  —Lo miré con una pícara sonrisa. —Pues tú has perdido el mío, Westenberg. Pensé que tendrías más nivel... —Le piqué, para entonces reír. Me puse de pie como él y le imité lo de la voz épica. —¡Lo único que vas a conseguir es volver a comerte el polvo del suelo! —Y lo empujé hacia atrás amistosamente para tirarlo al sillón. —Venga, venga, que te voy a reventar.

[LEER SOLO SI PIERDO]

No podía ser. ¿Cómo había sido capaz de remontarme de esa manera tan... MARAVILLOSAMENTE ÉPICA? Pese a lo pro que fue, yo lo miré de reojo, picada con él. Picada con el juego. Picada con ese escorpión y con la vida también. Seguro que fue una potra divina y está aquí poniendo en duda mi evidencia como líder en el este juego.

O sea, ni de coña. —Carraspeé seriamente, mirando la televisión sin mirar a Edward. ¡No quería que me mirase con esos ojos cargados de orgullo y prepotencia por ganarme! —¡Dale otra vez, vamos, vamos!

Tenía que demostrar que yo seguía siendo la mejor, obvio. Aunque también estaba la opción de que empezase a ganarme a partir de ahora pero... no. No le dejaría.

[LEER SOLO SI GANO]

Cuando hice perfectamente el movimiento para el Fatality, dejé el mando sobre la mesa, me puse de pie y me puse a bailar ridículamente en un intento de imitar lo que hacía SubZero con el pobre Scorpion, partiéndole en trocitos. Mi rostro estaba cargado de alegría y mi mirada de diversión, por lo que cada vez que miraba a Edward, alzaba las cejas en plan: 'Who's your daddy?' I'm your daddy.

Yo sabría que él sabría interpretar perfectamente las palabras que quería evidenciar con mi mirada.
Danielle J. Maxwell
Imagen Personalizada : Holaaaaa, tonto quién lo leaaaaaa
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 20
Ocupación : Desempleada
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 500
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1668
Puntos : 1025
https://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell https://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny https://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell https://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellInactivo

Maestro de Dados el Mar Feb 27, 2018 12:45 am

El miembro 'Danielle J. Maxwell' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
2tickets to Hawkins || Danny M.  X8PWFNn
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : 2tickets to Hawkins || Danny M.  1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Edward Westenberg el Mar Mar 20, 2018 5:40 pm

-  Ya lo has prometido, no te puedes echar atrás. Quiero ver todas esas cosas que aprendes y de paso darle un abrazo a May. De seguro me extraña, tanto tiempo sin vernos ya, siglos… - bromeó poniendo un puchero y todo. Hoy era el día de las interpretaciones, sin duda. Luego sonrió y negó con la cabeza al observar el rostro de asombro de la ex tejona cuando le comento que tocaba el  bajo. –   Tienes muy mala memoria tejoncita, eh… - dijo divertido mientras lleva su dedo índice a la nariz de la rubia y le presionaba como si hubiera un botón. –  El día en que me convertí en tu león favorito… - comenzó a relatar todo vanidoso con una mega sonrisa.- … ese día de bosques prohibidos, centauros y preguntas existenciales de nuestro futuro. Fue allí que tú me dijiste que querías tomar una carrera muggle, y que deseabas ser directora de cine o para ser más precisos productora o guionista. Y yo de paso te dije que a mí lo que me llamaba era ser músico, y que hasta había escrito canciones. Creo que hasta te prometí crear una canción llamada “Danny la fuerza siempre te acompañará” .- se rio y la miró con ojos achinados, sonriéndole con la mirada.- ¿Por qué no lo sigo haciendo? .- repitió la pregunta echa por la ex tejona y suspiró.-  Pues digamos que al salir de Hogwarts las cosas dieron un gran vuelco… - hizo una pausa, congelando su  mirada en la nada por unos segundos al recordar todas las cosas que habían pasado durante esos dos años, pero luego sacudió la cabeza y su mirada volvió a ganar el brillo anterior.-  Pero que va, nunca es tarde para volver a las pistas ¿no? Si todo sale bien en lo del Caldero implantaré los viernes musicales .- dijo divertido imaginándose todo aquello. Porque no era una mala idea, para nada. Y menos en estos tiempos en que la gente necesitaba distraerse un poco, divertirse y qué mejor manera que escuchar música mientras se toma una cerveza con amigos.

Luego le relató dinámicamente como había sido ese encuentro con O. la actual encargada del Caldero, esa junta había sido un papelón de aquellos, si su vida fuera una película ese momento sin duda sería el más patético, ese en que el espectador se tapa el rostro negándose a mirar el fatídico final del personaje más encantador. Ok, lo de encantador era subjetivo, pero aun así se entiende la idea ¿no?. –  Ay lo sé, lo sé. Era de mi misma generación y yo voy y la cago. Pero en mi defensa, sólo poseo memoria fotográfica con lo que quiero retener, con lo que me interesa y en Hogwarts las serpientes nunca fueron mi interés…sólo lo eran a la hora de gastar formas y esas cosas. Y de nombres, ni idea, para mi eran “gilipollas uno, gilipollas dos” o “desagradable uno, desagradable dos”. Algo que claramente años después me cobro la cuenta… - terminó por decir encogiéndose de hombros.

* * *

Cuando observó el K.O en la pantalla no podía creerlo. Y no es por qué no creyera que Danny podía ser buena en esto, no. No era eso. Era el hecho de que él era el amo del MK. Al menos en su vida lejos de la tejona de manos de acero y arrasa Scorpions. Se tiró al suelo todo dramático, y en mitad era de broma y la otra realmente era de orgullo quebrado en mil pedazos repartidos por el living, uno de esos pedazos de seguro había ido a parar cerca de la pizza porque con moral destruida y todo no dejaba de ser un comilón empedernido.

El segundo K.O de la tarde vino cuando la rubia le dijo que había perdido el respeto. Eso había sido una puñalada director a su corazón gamer, qué una, habían sido miles de apuñaladas y ahora si esta fuera una película de Tarantino de seguro la sangre correría por borbotones mientras él caía en cámara lenta al vacío.

Rió cuando Danny imitó la voz de Sub-Zero. Joder, ¿qué hasta eso lo hace bien? La miró con una sonrisa y una ceja enarcada cuando la ex tejona le dio un empujoncito que lo hizo caer al sillón. Se mordió el labio inferior y negó con la cabeza divertido. Sorprendiéndose de los grandiosa que era esa mujer y lo afortunado que era de conocerla.


* * *

Ok. Digan lo que quieran, pero hoy definitivamente no era su día. Al menos no en lo que videojuegos se trataba. Había sido apaleado, destrozado una vez más en las manos de ese ninja de hielo. Había sido una vergüenza de Scorpion, y ese mega ninja no lo merecía. Quizás era una venganza de los dioses por haber abandonado por un periodo tan largo de tiempo a uno de sus juegos favoritos, pero sabía que solo era una excusa por la verdad de la milanesa es que la ex tejona que tenía enfrente haciéndole un mega baile de victoria frente a sus narices era una contrincante de armas tomar, de esas que uno se saca el sombrero. Sonrió. Porque quizás con sus primos, o amigos del barrio se enojaba y mandaba a volar los controles frustrado y enojado cuando la batalla no salía a su favor. Pero con Danny no podía enojarse, aunque quisiera, aunque pusiera empeño en ello sabía que lo más que lograría era fruncir falsamente el ceño y cruzarse de brazos haciéndose el indignado. Porque por más que el intentará dárselas de actor, era uno pésimo.

Sonrió traviesamente y levantándose de sopetón tomó a la rubia de la cintura con ambos brazos alzándola en el aire  para dejarla nuevamente sobre el sillón y encerrándola con ambos brazos.-  Nada de bailes, no hay segunda sin tercera, tejoncita… - le dijo enarcando una ceja con sonrisa traviesa.- Peeeeeeero, primero necesito comer… - hizo una breve pausa alejándose de la maga para pensar exactamente lo que su estómago, maltrecho después de senda palizada quería.-  ¡Helado! Helado de chocolate con salsa de caramelo, o leche condesada, o ambos… - de solo imaginar esa bomba de sabor sonrió como un bobo.- ¿Quieres? También hay galletas, chocolates, y creo que quedo algo de pie de limón que hice el otro día… - dijo mientras comenzaba a caminar hacia la cocina.- Que en MK me puedes dar una paliza, pero cocinando de seguro te doy una paliza, Maxwell.- le gritó divertido mientras comenzaba a sacar más comida del refri.

- ¿Escuchaste lo del Circo?.- preguntó de repente acordándose de los afiches que había visto en las paredes cuando salía a correr.- Al parecer habrá un show sobre escobas.- le comentó como quien no quiere la cosa, para ver si a la tejona le interesaría ir, y como siempre él sería su compañero de tan fantástico panorama.
Edward Westenberg
Imagen Personalizada : 2tickets to Hawkins || Danny M.  Tumblr_n1gy0wYx8a1qk8r8go2_250
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 13.971
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 405
Puntos : 262
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg https://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.