Situación Actual
7º a 10º
2 marzo ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Clase de Encantamientos [14 de noviembre]

Steven D. Bennington el Mar Nov 14, 2017 9:36 am

Recuerdo del primer mensaje :

Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 MHl2f75  Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 QQasUR9
AULA DE ENCANTAMIENTOS, 9.00 HORAS · PROFESOR WIDMORE

No había que ser muy listo para saber que aquella no había sido, ni de lejos, la mejor idea de Steven D. Bennington. Ni siquiera se encontraba dentro del “top” de sus cinco mejores ideas. Ni diez. Ni veinte. Definitivamente había sido una idea de locos, pero en momentos desesperados no queda más remedio que tomar medidas desesperadas y era así como poco menos de quince días antes había conseguido el puesto de profesor de Encantamientos en el castillo con el fin de pasar tiempo con su única hija.

- ¿Todo en orden, señor Jones? – Preguntó a un chiquillo castaño cuyos ojos apenas lograban verse bajo un poblado flequillo.

- Sí, profesor Widmore. Es sólo que llego tarde a Pociones de tercer año. – Dijo el pequeño, avergonzado, abrazándose a sus libros y echando a correr escaleras abajo en busca de las mazmorras donde tendría lugar su clase.

Adam Widmore, la transformación tomada por el metamorfomago, era un mago ya entrado en años. Concretamente sesenta y uno, treinta años más que Steven. Lo que era, exactamente, la edad de su madre, por lo que Steven había usado su relación con sus padres para ver cómo lograba hacerse pasar por un hombre que le superaba en edad, experiencia y, evidentemente, en conocimientos de encantamientos. Pues Steven había sido un gran estudiante en su época pero de aquello ya hacía bastante tiempo y debía admitir que aún podía tener ciertas lagunas en sus conocimientos, por lo que durante días preparaba cada una de sus clases para no cometer errores. Al menos, no demasiado evidentes.

Una vez en el aula, esperó a que la totalidad de los alumnos fuesen llegando y, una vez lo hicieron, cerró la puerta tras de sí. Aguardó a que se hiciese el silencio y tosió para conseguir que aquello sucediese más rápido.

Una alumna de la primera fila dio un codazo a su compañero de pupitre para que este guardase silencio y el resto no tardaron en tomar ejemplo hasta hacer que el aula estuviese en completo silencio.

- Bien. – Según avanzaban las clases se sentía algo más relajado pero debía admitir que durante su primera clase había sido todo un nido de nervios. – Vista su evidente capacidad para guardar silencio en el tiempo necesario, creo que esta sesión puede dar resultados prometedores. – Se limitó a comprender mientras cogía un libro del cajón superior de su escritorio.

Avanzó por la clase en completo silencio y lo situó sobre la mesa de Sarah Gallagher, una alumna de séptimo curso de Ravenclaw.

- ¿Podría leerme el título, señorita Gallagher?

- Porqué no morí cuando el augurey cantó. – Leyó la chica antes de elevar la vista buscando la mirada de Steven.

- ¿Alguien sabe de lo que trata este texto? – Una mano alzada entre la multitud. – Sí, señor Howard.

- Se trata de un estudio del magizoologo Gullive Pokeby sobre las propiedades mágicas del canto del augurey, considerado en el pasado como un presagio de muerte.

- Veinte puntos para Gryffindor, señor Howard. – Dijo el profesor antes de abrir el libro por la página ciento veinte. – Además de ser un estudio sobre dichas propiedades, Pokeby añadió en su obra cuentos tradicionales que mencionaban dicho canto. Entre ellos, el fragmento anónimo que os envié para que pudierais leer. Como podéis imaginar, la historia continua y la utilizaremos durante la clase de hoy. Quiero que todos os cojáis de las manos y que estéis en contacto. Todos, no quiero ninguno suelto.

Una vez todos se hubieron tomado de las manos, Steven apuntó al libro mientras tomaba la mano de Sarah Gallagher.

- Fabula inmersionem.

Acto seguido, todo en el aula desapareció. Todo en absoluto, hasta dar lugar a un bosque donde un grupo de duendecillos sobrevolaba los alrededores. Por su parte, no había rastro alguno de Adam Widmore, quién observaba todo sin pensar en intervenir hasta que fuese  necesario.

Instrucciones:
¡Hola chicos!

Como veis, en el correo tenéis una carta con un fragmento de esta historia hasta el punto donde se encuentran vuestros personajes. Según vuestras elecciones y comportamiento ON rol irán surgiendo unas aventuras u otras que deberéis completar trabajando en equipo. Se premia la originalidad de los posts, no las respuestas acertadas o la consecución perfecta de acciones (es decir, porque consigáis congelar a todos los duendecillos no conseguiréis más puntos que uno que sale corriendo porque le tiran de las orejas, ruego coherencia y originalidad en las respuestas).

No hay máximo de líneas en la clase (el mínimo sigue siendo las 10 líneas propuestas por la Administración en la normativa) pero, dado que es una clase, os pediría no hacer posts demasiado largos para facilitar el dinamismo de la misma.

Al inicio de cada post, por favor, indicad con quién estáis, con quién interactuáis y un breve  resumen de vuestras acciones. Esto lo hago con el fin de facilitar las respuestas de unos y otros tras una primera lectura del post completo.

Mi siguiente post será el día 19. Si vas a entrar tarde, primero mándame un MP para poder explicarte cómo entrar a la clase. De no hacerlo y entrar tras mi segundo post, tu personaje será ignorado y contado como ausente dentro de la clase.

¿Qué hay que hacer en este tema?
Fácil. Entrada a la clase y llegada al bosque del cuento. A partir de aquí tenéis camino libre – por ahora – para interactuar entre vosotros o con los duendecillos. Por el momento, no se precisa uso de dado y queda todo a vuestra libre interpretación. Total libertad, repito. A su vez, como evidentemente hay más alumnos en la clase, podéis usar alumnos PNJ en todo momento.
Steven D. Bennington
Imagen Personalizada : Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 Rmi4DJ8
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 32
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.950
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 521
Puntos : 335
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington https://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven https://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven https://www.expectopatronum-rpg.com/t3400-correspondencia-de-steven-d-bennington
Steven D. BenningtonInactivo

Steven D. Bennington el Miér Nov 29, 2017 9:48 am

La chica no contestaba las preguntas de ninguno de los alumnos sino que en lugar de ello sonreía mirándoles a los ojos para voltearse y seguir caminando a una distancia prudencial de Edgar, quien se había convertido en su héroe en un principio y al que no quitaba ojo durante aquella travesía.

El grupo formado por los alumnos había ido disminuyendo según avanzaban. Casi la mitad de los alumnos había caído al río durante el intento de cruzarlo y pocos habían sido los que habían hecho un intento por  salvar a los caídos y no únicamente sí mismos, por lo que parte del grupo de alumnos había desaparecido sin dejar rastro para ir a parar al  aula de Encantamientos que en aquel momento parecía encontrarse tan lejos de ellos.

Por su parte, el profesor Widmore caminaba no muy lejos de ellos, siguiéndoles la pista y encargándose de no hacer ni un ruido. En un principio había pensado suplantar la identidad de la chica pero no quería poner de manifiesto sus habilidades como metamorfomago teniendo en cuenta Widmore no lo era. Podría haber aludido a las falsas capacidades que se adquieren aquellas historias pero cualquier alumno cono conocimientos suficientes lo habría descubierto. Fue por eso que, desde un lateral y escondido entre los árboles, fue lanzando un mismo hechizo a todos sus alumnos hasta que todos ellos  perdieron la capacidad de hablar. Y, entonces, se venía encima lo peor.

No estaban solos.

Evans Mitchell

Se aferraron a sus pantorrillas y comenzaron a morder todo lo que encontraban a su paso. Un auténtico ejército formado por nada más y nada menos que cinco gorros rojos cuyo territorio había sido invadido por humanos. ¡Humanos!  Los gorros rojos no cabían en sí de furia y, con uñas y dientes comenzaron a atacar las piernas de Evans. Uno de ellos, el que parecía más valiente, logró escalar para golpear de un puñetazo la nariz del chico, soltar una carcajada antes de caer al suelo boca arriba – como si de una tortuga dada la vuelta se tratase  - para volver a su posición anterior mordiendo y golpeando sus piernas. Otro de ellos, por su parte, comenzó a tirar de la varita de Evans hasta que salió disparado al suelo con ella entre sus manos.

Joshua Eckhart

Cayeron como una sombra inesperada sobre él, tirando de sus brazos simultáneamente y obligándole a caer de bruces contra el suelo. Uno de ellos cogió su varita y la mordió, haciendo que un haz de luz saliese despedido hacia un árbol cercano quemando su corteza. Al verlo que había hecho, rápidamente soltó la varita y la dejó tirada en el suelo mientras que, con ayuda de otro gorro rojo tirasen de los brazos de Joshua como si intentaran romperlo por la mitad.

Denzel Smethwyck

Dos de ellos comenzaron a trepar por su espalda  sin previo aviso mientras que uno le golpeo en el estómago como si hubiese sido lanzado por un cañón de circo. Y efectivamente, algo parecido había sucedido, pues rápidamente pudo ver como otro gorro rojo se dedicaba a lanzar a los suyos contra los demás. Un segundo gorro rojo impactó contra su estómago, encontrándose así con cinco de ellos. Dos en el suelo, dos  que emprendían una carrera por su espalda intentando llegar a su cabeza y, de la nada, un tercero que robó su varita y comenzó a correr en círculos a su alrededor como si se tratase del algún ritual satánico para gorros rojos.

Valarr Knutsen

De la nada dos gorros rojos tiran de los pantalones incluso llegando a rasgar parte de estos sin que Valarr pueda hacer nada por evitarlo. Dos nuevos  gorros rojos surgen de entre las sombras al ver  cómo  el chico es atacado - al cual no habían oído pero el ruido de sus compañeros lo hace inevitable – y se unen a la batalla por destrozar sus pantalones.

Alexander Collins

Un gorro rojo saltó en dirección a su cabeza, cayendo tras su espalda agarrando su pelo desde atrás. Sus piernas se quedaron sobre sus hombros mientras intentaba arrancarle la mayor cantidad de pelo que fuese posible pero, por suerte para  Alexander, aún contaba con la varita entre sus dedos y había pasado desapercibido para el resto de gorros rojos que se aferraban a sus compañeros.


Anne Campbell

Tres gorros rojos pisoteaban sus zapatos en una especie de juego infantil. Pisaban y pisaban, incluso sus gruñidos parecían divertidos por lo que estaban haciendo y sin previo aviso un nuevo gorro rojo se unió a la fiesta, esta vez tirando del pelo de  la chica  tras subir a toda velocidad por su espalda.


Edgar L. Bones

Su varita cayó al suelo en cuestión de segundos mientras miraba aquella tumba. Y rápidamente su rostro fue golpeado por un gorro rojo que intentó arañar todo a su paso. Su varita  quedó aferrada por el primero de los gorros rojos que había surgido a su alrededor y que corrió entre las pocas tumbas que se encontraban en aquel pequeño cementerio, saltando entre ellas con la varita de Edgar en su mano mientras su compañero intentaba arañar su rostro.


Indicaciones:
El dado del 20 servía para decidir cuántos gorros rojos os atacarían a cada uno y si perdías  la varita en el ataque. Los dados pares perdían la varita y los impares la mantenían. En cuanto al número se obtiene simplemente dividiendo entre 4 el valor de  vuestro dado (redondeando a la baja).

Estáis siendo atacados por gorros rojos y no podéis hablar. Es decir, no podéis tampoco conjurar hechizos (salvo Evans, que tiene ya esta habilidad). Para todos salvo Evans tenéis que tirar un dado del 20 y, como  veis, soy partidario de dados bajos = mejor resultado. Así que vamos:


  • 1: Al tercer intento consigues realizar un hechizo de forma no verbal. Si intentas hacer un nuevo hechizo precisas solo de dos intentos. Los siguientes hechizos que conjures saldrán a la primera.
  • 2 – 6: Al quinto intento consigues realizar un hechizo de forma no verbal. Si intentas hacer un nuevo hechizo precisas de tres intentos. Los siguientes hechizos que conjures saldrán a la primera.
  • 7 – 10: Un nuevo gorro rojo se une al ejército que se aferra a ti. Los hechizos no verbales te cuestan 5 intentos pero finalmente lo logras. Un único hechizo, úsalo bien.
  • 11 – 15: Los gorros rojos se hacen con tu varita (o te la vuelven a quitar en caso de ya haberlo hecho antes). Los hechizos no verbales te cuestan 7 intentos pero finalmente lo logras. Un único hechizo, úsalo bien.
  • 16 – 19: Un nuevo gorro rojo te roba la varita (o te la vuelve a quitar  en caso de que otro lo hubiese hecho antes). Los hechizos no verbales te cuestan 9 intentos pero finalmente lo logras. Un único hechizo, úsalo bien.
  • 20: Imposible, no te sale nada. Necesitas ayuda de otra persona para deshacerte de los gorros rojos o recurrir a otros métodos sin magia.


PD: Os recomiendo tirar el dado primero y luego editar el tema con vuestro post, ya que el dado condiciona el post.

Evans:
Te dejo a tu libre elección la facilidad con la que puedes conseguir librarte de los gorros rojos pero te pido que no ayudes a los demás en este caso, ya que de conseguirlo por su cuenta conseguirían gratis la habilidad. Pero puedes, si quieres, ayudar a los PNJ que estarán también por ahí siendo atacados.

Todos:

  • En el caso de no haber posteado en el turno anterior se ha de asumir que hay 5 gorros rojos y pérdida de varita.
  • Durante este  tema no contáis con oportunidad de conjurar hechizos verbales.
  • Debéis deshaceros de los  gorros rojos en vuestro post según las indicaciones dadas y seguir el camino en dirección a las cuevas (obligatorio comenzar a avanzar en esta dirección).
  • No es obligatorio intentar usar magia para  deshaceros de los gorros rojos, podéis recurrir a métodos muggles (es decir, forcejear, pegarles…) o una mezcla de ambas.
  • En el caso de conseguir superar las pruebas de esta clase, como es evidente, conseguiréis la habilidad de conjuro silencioso.
  • Evans, al ya tener esta habilidad puedes elegir un hechizo de la lista de universitarios e intentar hacerlo. Tus dados son 1 – 10: Acierto ; 11 – 20: Fallo. Si te sale fallo no te preocupes, en la próxima ronda podrás intentarlo de nuevo.
  • Mi próximo post será  el día 4 de diciembre.
  • Como las veces anteriores: interacción y resumen al inicio.
  • Cualquier duda, ¡MP de distancia!


Puntos:

SLYTHERIN
105 puntos
Valarr Knutsen: +5 post // + 5 originalidad // +10 resolución
Alexander Collins: +5 post // +5 originalidad // +10 resolución

HUFFLEPUFF
85 puntos
Edgar Bones: +5 post // +10 originalidad // +10 resolución
Anne Campbell: +5 post

RAVENCLAW
100 puntos
Denzel Smethwyck: +5 post // +5 originalidad // +10 resolución
Joshua Eckhart: +5 post // +5 originalidad // +10 resolución

GRYFFINDOR
55 puntos
Evans Mitchell: +5 post //  +5 originalidad // +5 resolución
Steven D. Bennington
Imagen Personalizada : Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 Rmi4DJ8
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 32
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.950
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 521
Puntos : 335
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington https://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven https://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven https://www.expectopatronum-rpg.com/t3400-correspondencia-de-steven-d-bennington
Steven D. BenningtonInactivo

Alexandra Bennington el Miér Nov 29, 2017 5:43 pm

Acción: Luchar contra las criaturas
Mención: Con un PNJ

La pequeña se sentía rodeada de chicos mayores, que todos sabían lo qué hacer y cómo hacer. Alexandra solo daba indicaciones que nadie escuchaba, así que tras algunos muchachos le dijesen que su idea no era buena, optó por callarse y seguir a toda la tropa. Pasó de milagro el río, siendo la última en "sobrevivir" aún asustada por lo que acababa de suceder con aquellos duendecillos.  Se puso detrás de un muchacho alto y grande para protegerse y fue siguiendo los pasos del grupo que marchaban hacia el bosque oscuro. No, no podrían haber elegido mejor lugar, ironía, claro.  

Siguieron caminando, la pequeña agarrandose de la espalda del chico mayor como si de su vida tratase y esperando que no sucediera nada más. Y no sé ni por qué lo pensó, porqué no fue así. Sabía que todo aquello era imaginario, que no iba a morir pero le parecía tan real.. De repente pudo escuchar las hojas moverse y al mismo tiempo unos gritos extraños, como si de otras criaturas se tratase. Alexandra se giró para ver de donde procedía el sonido y lo que vio fue a una especie de duende con un gorro rojo que no parecía nada simpático. La pequeña se giró para volver a agarrarse al chico pero lo que vio fue otra criatura igual que esa, y otra a su lado derecho y otra, y otra. Quiso gritar con todas sus fuerzas, pero no pudo. No tenía voz, se llevó la mano al cuello asustada para ver lo que le sucedía mientras que la otra se la llevaba al bolsillo donde tenía su varita. Nada. Ni la varita ni su voz. Se sintió inútil, indefensa y con mucho miedo, solo quería que eso terminase ¿Qué iba a hacer ahora?

De un momento a otro, la muchacha estaba rodeada de esas criaturas que no tardaron en lanzarse contra ella. El primero se le enganchó por la espalda, la joven se sacudió y se lo pudo quitar de encima. No sabía qué hacer, intentó volver a gritar pero nada funcionó, así que decidió por intentar algo que nunca había intentado —"Diffindo"— Dijo en sus adentros. No ocurrió nada, tenía demasiado miedo. Otro animalejo de esos le atacó, esta vez en su pierna. La pequeña lo pateó con la otra y pudo deshacerse de él. —"Diffindo"— Tenía qué haber alguna manera, no podía ser tan complicado. Esta vez fue otro más rápido, quién fue directamente a su brazo y le rasguñó todo —"Diffindo.."— Alexandra se moría de miedo. ¡No podía, estaba perdida! Intentó gritar pero no le sirvió de nada como las otras veces —"Diffindo"— Esta vez le atacaron tres más causándole varias heridas, pateó a uno de aquellos tres y con todas sus fuerzas gritó un —"Diffindo"— en su mente, qué hizo lanzarle el hechizo a aquellas criaturas.

Una vez hecho, se fue corriendo rápidamente a continuar el camino que llevaba hacia una especie de cueva, esperando que los duendes hubieran quedado lo suficientemente aturdidos para no perseguirla más.


Última edición por Alexandra Bennington el Miér Nov 29, 2017 6:01 pm, editado 3 veces
Alexandra Bennington
Imagen Personalizada : Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 Kristina_pimenova_fotoraflar_by_theearlwarwick-davwb5b
RP : 3
PB : Kristina Pimenova
Edad del pj : 13
Ocupación : 2º Slytherin
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 9.281
Lealtad : -
Patronus : No tiene aún
RP Adicional : 000
Mensajes : 230
Puntos : 113
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4809-alexandra-bennington https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/t4849-somewhere-over-the-rainbow-alexandra-s-cr https://www.expectopatronum-rpg.com/
Alexandra BenningtonInactivo

Maestro de Dados el Miér Nov 29, 2017 5:43 pm

El miembro 'Alexandra Bennington' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 XYS4wZx
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Alexander Collins el Jue Nov 30, 2017 7:12 am

Acción: Luchar contra la criatura para después matarla cortándole el cuello, ayudar a otro compañero y escapar siendo jalado por él.
Con: NPC de Slytherin

Continuaba con mi andar por el bosque siguiendo a Evans el cual al parecer marcaba las pautas al igual que la extraña chica que no hablaba, para esto había cometido lo que puedo llamar un error de novatos, no había otra manera de llamar el haber olvidado silenciar mis pasos estando en una zona de alto peligro como era un bosque, seguramente Apolo se encontraría decepcionado de mi si se enterase de lo sucedido, no paso mucho tiempo para que producto de este error o el hecho de ir en un grupo bastante voluminoso otras criaturas vinieran a nuestro encuentro.

Pude notar como a compañeros que iban delante de mi les caían o sencillamente parecían brotar gorros rojos lastimando las extremidades que alcanzaban, lentamente me hice un poco par atrás aferrándome con mi varita abriendo la boca para conjurar algo y escapar antes de ser demasiado tarde, no obstante ningún sonido emergió de mi boca por lo cual me encontraba incapacitado, entrando un poco en pánico di otros pasos para atrás observando a mi alrededor para evitar sorpresas, aunque cuando menos lo espere sentí como algo caía sobre mis hombros sujetándose de mis cabellos y tirándolos probablemente arrancando más de un mechón en su ataque.

Mi primera reacción fue intentar gritar, aunque nuevamente ningún sonido emergía de mi boca por lo cual intente tranquilizarme aferrándome de mi barita  “Sectum” pensé en primera instancia apuntando a la criatura levantando la barita y recordando aquellas lecciones que en algún punto mi madre intento inculcarme “Sectum” volví a repetir en mi mente sin resultado sintiendo cada vez una punzada mayor en la parte superior de mi cabeza producto de los jalones y mordidas de la criatura “Sectum Sectum Sectum” repetía casi de forma frenética en mi mente sin resultado comenzando a apartarme un poco mas del grupo caminando hacia atrás “Sectum” pensé una ultima vez antes de sentir un fuerte tirón que logro acercar mi mano a mi cabeza permitiéndole a la criatura tomar mi varita.

Molesto jadee caminando aun con desespero hacia atrás hasta que sentí mi espalda chocar con algo y sin dudarlo azote lo mas fuerte que pude mi cabeza contra la corteza del árbol aplastando y noqueando apenas lo suficiente al gorro rojo para que este cayera soltando mi varita en el acto.

Suspire un poco dándome la vuelta y tomando mi varita “Sectum” mencione de nuevo en mi mente contra el cuello de la criatura provocando un corte profundo que termino con su vida al momento… una leve sonrisa se dibujo en mi rostro antes de ponerme de pie y sin importarme mucho la condición de mi cabeza tome una rama que estaba cerca del árbol sujetándola con fuerza pues podía serme de utilidad.

Voltee rápidamente buscando a mis compañeros pudiendo notar al chico de Slytherin de antes, era atacado por dos de esas criaturas, sin pensarlo golpe con toda la fuerza que tenía a aquel que se encontraba en su espalda dándole tiempo de realizar un hechizo para transformar a ambos en copas, después de eso sentí solo como me tomo del brazo haciendo que corriéramos hacía delante junto a otros estudiantes que habían escapado de igual manera de aquella amenaza.
.


Última edición por Alexander Collins el Jue Nov 30, 2017 7:53 am, editado 2 veces
Alexander Collins
Imagen Personalizada : Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 7310b098441592c2abfca834f548b70d
RP : 7
PB : Sam Harwood
Edad del pj : 17
Ocupación : 7º Slytherin
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 8.161
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Caracal
RP Adicional : ---
Mensajes : 98
Puntos : 62
https://www.expectopatronum-rpg.com/t5178-alexander-collins-id https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/
Alexander CollinsInactivo

Maestro de Dados el Jue Nov 30, 2017 7:12 am

El miembro 'Alexander Collins' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 HzPCSSJ
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Denzel Smethwyck el Jue Nov 30, 2017 3:05 pm

Con todos
Menciono a Evans e interactúo con un npc
Guerreo con un palo UN PALOOO, recupero la varita, hago el panoli agitándola y la vuelvo a perder por que soy así de idioto

Nota mental: Nunca sigas a un Gryffindor kamikaze, o mejor dicho, nunca sigas a un Gryffindor. Esos son capaces de llevarte hasta el rincón más peligroso del planeta armándose de valentía, pero... ¡Evans! ¡Maldito! ¡Usa la cabeza! ¡Que vamos a morir todos! O eso pensaba, no sabía cuánto sería el alcance de aquella variante de Fabula Inmersionem y por eso actuaba como si se estuviera jugando la vida.

Así de nervioso se encontraba Denzel, pero no dijo nada al respecto. Tan solo se quedó mirando de un lado a otro con paso lento, pero no tanto como para perder el ritmo de la manada, alternando la vista tan rápido y desconfiado por el temor de lo que pudiera salir en cualquier momento de entre la maleza.

Te noto preocupado Smethwyck, si no es para tanto —Tenía que hablar Gideon Brown, otro dichoso de la casa de los leones que siempre abría su bocaza con comentarios que se los podía guardar para él. Siempre le ponía de los nervioso, sobre todo por esa habilidad suya para tomar demasiadas confianzas cuando no se le han sido cedidas. Denzel no dio respuesta a aquel comentario, en su defecto solo le lanzó esa mirada, antes inquieta, ahora como dagas punzantes.

Y que no era para tanto, decía... Que se atreviera a repetirlo cuando de pronto fueron presa de una emboscada. Salidos como de la nada sumieron al reducido grupo de "exploradores" en el completo caos. Denzel los sintió en su espalda, y estaba tan ocupado en librarse de ellos que fue incapaz de comprobar el estado del resto de compañeros.

"¡Expul...!" —No se había dado cuenta de que había perdido el habla hasta su primer intento de hechizarlos. Su "conjuro" quedo a medio pronunciar al comprobar que de su boca no salían las palabras.

El primer gorro rojo provocó que se encorvara de dolor, y apartando al mismo de un guantazo fue el segundo quién lo derribó haciéndolo retorcerse entre quejidos mientras hacía presión en su tripa con las manos. En algún momento de aquel follón perdió su varita y las criaturas no solo no se detuvieron al verlo en aquel estado, sino que además se sentían más motivado para mortificarle.

El Ravenclaw se arrastraba por el suelo mientras los duendes malignos se aferraban a su espalda, mordiéndole y arañándole, hasta que su mano tocó lo que parecía ser una rama de árbol caída. Entonces fue cuando hizo un intento de volver a ponerse en pie y con ese arma que le había brindado la naturaleza se lio a palos con los que se habían soltado en su reincorporación, otro se aferraba a sus pantorrillas impidiéndole moverse, pero allí a un metro estaba ese maldito que le había quitado la varita. La admiraba como si hubiera descubierto una joya, incluso parecía Gollum, y se apuntaba a si mismo con la varita, siendo el blanco su cara.

Denzel no era golpeador, pero en aquel momento parecía un bateador en toda regla, y aunque su fuerza dejaba mucho que desear, se las apañó como pudo para llegar hasta el gorro rojo que le había quitado la varita. En su intento por recuperarla no fue necesario siquiera un forcejeo, pues el duende se había petrificado a sí mismo, y curvando una sonrisa por lo sucedido, se la arrebató de entre sus manos.

Rápidamente se volvió al resto, y no pudiendo conjurar nada por el habla, trató de intentar hacerlo mentalmente, aunque no lo había practicado anteriormente ni una sola vez —"¡Bombarda!" —Pero no sucedió nada, no conseguía ejecutar ningún hechizo mentalmente —"¡Bombarda! ¡Bombarda!" —Lo intentó una segunda y tercera vez y nada cambió. Entonces los gorros rojos se aproximaban hacia él furiosos y él mientras seguía, seguía intentándolo, esta vez con otros hechizos —¡Incarcerous!... Flipendo... —Nada, ni un hechizo de primero.

Denzel, desanimado al no salirle absolutamente nada, fue incapaz de darle una orden a sus piernas para correr. Los duendes se abalanzaron sobre él y nuevamente le arrebataron la varita. Otros cinco de esos duendes se unieron a los anteriores e hicieron una montaña de gorros rojos sobre él. El aguilucho quería pedir auxilio, pero no era capaz, no podía hablar, quería hacerlo bien y no pudo ser, si no le ayudaban sería el fin.

YO ME CAGO EN MI PUTA CALAVERA:
¡PERO VAMOS A VER! ¿OTRO 20? ¿ENSERIO? PERO QUE BROMA ES ESTAAAAAAAAAAAAAAAAAA


Última edición por Denzel Smethwyck el Vie Dic 01, 2017 1:24 pm, editado 5 veces
Denzel Smethwyck
Imagen Personalizada : Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 XLaMjso
RP : 8
PB : Cole Sprouse
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 23.016
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : 000
Mensajes : 482
Puntos : 241
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck https://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck https://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia https://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck
Denzel SmethwyckInactivo

Maestro de Dados el Jue Nov 30, 2017 3:05 pm

El miembro 'Denzel Smethwyck' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 IDcURJT
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Evans Mitchell el Jue Nov 30, 2017 4:55 pm

Acciones: Robarle la varita a un compañero (Gideon),  liberarse de los gorros rojos con un conjuro silencioso, perseguir a un gorro rojo por su varita yendo directo hacia las cuevas. Ah, y saltar por encima del cadáver de Joshua Eckhart.
Interacción: Gideon (NPC de Denzelín), y Denz.
Mención: El gorras (qué curioso que todo lo que todo lo que tenga una gorra en la cabeza sea una criatura malvada (?))


Hecho un barril agujereado, goteando agua por todos los poros, así es como salió del río, con ese Gideon a cuestas, que ahora con esa vocecilla molesta le estaba pareciendo más un estorbo que otra cosa (hubiera dejado que se ahogara, ¿por qué no lo pensó?). Y es que, el tipo tenía esa manía, la de ponerse a hablar cuando estaba nervioso. Evans había empezado a caminar a su aire, sin que su aspecto de alga marina le importara demasiado. ¿Y hacía dónde iba? Ni idea, pero iba por el camino más seguro, por supuesto. LEJOS de esa cosa espeluzante que había visto entre la maleza, o que había creído ver. Él estaba muy confiado de lo que estaba haciendo. Y otros fueron con él, bueno, ¡qué se las arreglaran! Era su problema. Que manía que tenía la gente de seguir a alguien. El Denzelín decía ‘No debemos separarnos’, ¿pero para qué?, ¿había visto algo de lo que había pasado al cruzar el río? Todos habían intentado sobrevivir a costa de los demás. Esa clase de encantamientos se había convertido en un grito salvaje por la supervivencia.

—Ey, Denz—saludó, como si no lo hubiera visto antes. Pero no olvidaba, que lo había desafiado a hacer el idiota frente a toda la clase con eso de detener el flujo del río. Porque sí, así es como lo veía él—¿Traes contigo alguna de tus geniales ideas?—comentó, distraído, usando su varita para secarse la camisa mientras caminaba hasta que Gideon abrió la boca y él respondió por inercia, como el tocapelotas que era—Tú calla, Gideon, que te cagas en las patas.

En eso, se hizo un revuelo porque una alumna de Hufflepuff cayó desmayada, curiosamente, muy cerca suyo. Fíjate que él ni se había dado cuenta de que existía y siguió de largo, sin preocuparse por la sensibilidad dramática de la chica en cuestión. Mira que había gente que no se aguantaba un mal trago.

—Esa sí que es una exagerada, eh.

Y sin embargo, si quería aparentar que él tenía los nervios bajo control, esto cambió cuando fueron asaltados por… ¿qué carajo era eso? ¡Dem…! Evans se movió de aquí para allá como si saltara pisando hormigas, chocándose con el resto de compañeros que, para rematar, parecían estar en las mismas que él: impedidos de manos y pies por los gorros rojos, y soltando exclamaciones de… Ey, silencio, ¿eso era silencio lo que salía de su boca? ¡no podía hablar!, ¡no podía maldecir!, ¡no podía conjurar un encantamiento! (bueno, eso no era del todo cierto) Hasta que lo derribaron, y un puto mono se llevó su varita. Eso hubiera sido un problema si no fuera porque el pesado de Gideon cayó sobre él (casi cortándole la respiración, ¡maldición!) y Evans le sonsacó su varita para realizar un conjuro silencioso:

¡Mocomurciélago!

Vaya, su espontaneidad a la hora de soltar conjuros no parecía ser la más acertada ese día, pero sorprendentemente, funcionó, y de esa forma alejó a los gorros rojos, que ahora corrían, perseguidos por sus propios mocos. No contó con apuntarle a Gideon accidentalmente, pero poco le importó, porque Evans salió corriendo detrás de su varita, que había sido capturada por uno de esos monos salvajes. ¿Pero hacía dónde Evans?, ¿hacia dónde corres ahora, con la ropa hecha jirones?, ¿eso era una cueva?, ¿de verdad te internarás allí dentro? Sí, el hombre era leal a su varita.

En el camino, corriendo como un loco, saltó por encima del cadáver, cuerpo derribado de Joshua Eckhart (a punto de ser partido en dos), sin siquiera mirar atrás.
Evans Mitchell
Imagen Personalizada : Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 VGl3uS3
RP : 8
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 67.450
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 624
Puntos : 463
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellUniversitarios

Invitado el Jue Nov 30, 2017 7:28 pm

Mención: el grupo de la clase.
Acción: siguiendo al grupo por el bosque, decidiendo que hechizo usar para defenderme de los gorros rojos, usando el hechizo glacius para defenderme.

Habían elegido ir por el bosque oscuro, debía decir que no estaba para nada sorprendida. Igualmente prefirió mantenerse callada mientras seguían el camino. El lugar desde el principio no se podía decir que le agradara, de hecho le ponía los pelos de punta, por alguna razón tenía la sensación de que algo más sucedería. Y así fue... De repente se vio atacada por tres hombrecitos  de un tamaño muy cercano al de un enano pudo reconocerlos como gorros rojos por el sombrero que usaban, y por haberlos estudiado en los cursos pasados. Lo único que pudo pensar es que eran odiosos, idea que se vio confirmada cuando otro trepó su espalda para jalar su cabello. Quiso quejarse al notar la fuerza con que había realizado esa acción, fue en ese momento que Anne notó que no podía hablar.

Eso la molestó mucho. Quería defenderse y no tenía la posibilidad de realizar hechizos en voz alta. De todas formas buscó su varita, intentaría probar con algún hechizo no verbal, esperaba que le funcionará.  -¿Petrificus Totalus o Glacius?-. La rubia decidió usar la segunda opción, su tercera idea era empezar con patadas y golpes en contra de las pequeñas molestias a la que se les había uno un quinto aliado. -Glacius-. Hizo un primer intento de un hechizo silencioso el cuál parecía no iba a funcionar. -Glacius... Glacius... Glacius-. Nada aún, pero no se iba a rendir tan pronto. -Glacius-. Pensó por última vez. Al parecer lo había logrado, lo supo cuando vio a los cinco hombrecitos caer congelados al piso. Ver eso la hizo sentir bastante orgullosa por haber logrado su primer hechizo no verbal.


Última edición por Anne Campbell el Jue Nov 30, 2017 10:40 pm, editado 5 veces
Anonymous
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Jue Nov 30, 2017 7:28 pm

El miembro 'Anne Campbell' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 DTvkVJt
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Joshua Eckhart el Vie Dic 01, 2017 4:55 am

Interacción con los gorros rojos y Denzel.
Mención: Alexander y Evans.
Ir haciendo el idiota, caer de cara al suelo, escupirle una piedra a un gorro rojo, recuperar mi varita, perderla de nuevo porque soy amigo de Denzel y me enseñó a ser idioto, volver a recuperarla, usar un relashio para defenderme, ayudar a Denzel bateando gorros rojos con un palo.

Mientras iba siguiendo casi a regañadientes al grupo, luego de haber intentado hablar con Alex. La verdad es que esa clase estaba siendo muy rara pero, también, parecía divertida, le iba gustando a esas alturas. Sólo esperaba que no les matasen, ¿qué habría pasado con el resto del grupo? Se había dividido mucho no sólo por los caídos en el agua sino también por los que habían decidido que no iban con Evans, que no eran tantos pero los había. Iba bastante metido en sus propios asuntos: grave error.

Se fue de cara nada más sintió los jalones sincronizados en sus brazos, por poco siente que se rompe la nariz al impacto contra el suelo. Dos gorros rojos le sujetaban los brazos y lo estiraban con tal fuerza que parecían querer romperlo, apretando los dientes con dolor mientras intentaba alcanzar su varita que había quedado fuera de su alcance. Ojalá que ese hechizo causado por la mordida del gorro rojo hubiese ayudado a quitar al otro monstruo de su cuerpo, mas no fue la situación, tenía que ingeniárselas para quitárselos de encima.

Para entonces todavía no descubría su falta del habla, en cambio forcejeaba con fuerza para intentar atraer ambos brazos y que no se los siguiesen estirando. ¿Su mejor decisión? No la más salubre, lamentablemente, tomando una roca que le quedaba justo en la cara y con la que casi se parte la nariz con un poco de peor cálculo al caer y tirársela a un gorro rojo a la cara escupiéndosela. Muy enfadado, aquel bicho intentó atacarle la cara dejando en libertad su brazo mientras ya sentía cómo el otro iba mordisqueándole los dedos y la muñeca, el mismo que recibió un puñetazo cuando consiguió proteger su rostro del ataque.

Sujetó la varita poniéndose de pie y entonces lo notó: nada. Ni una sola palabra. Intentó hacer cientos de hechizos, todos los que se sabía, y los gorros rojos ya le estaban mordiendo las piernas intentando trepar por ellas para derribarle. Le mordían las pantorrillas mientras el Ravenclaw trataba de patearlos, su varita no funcionaba y su voz no salía. Uno de esos gorros rojos había conseguido llegar a su mano para robarle nuevamente la varita, pues le mordió cuando intentó alejarlo, ¡maldita sea! Tuvo que empezar a perseguirlo para poder recuperarla, dándole una patada que lo mandó a chocarse contra un árbol y soltar su varita otra vez.

Nuevamente lo tenía en la pierna mientras recuperaba su varita y seguía intentando hacer hechizos, a punto de rendirse luego de todos los infructuosos intentos que ya llevaba. En cierto intento, vio pequeñas chispas saliendo de ella, pero sin efecto alguno. Puso toda su concentración entonces en un hechizo, formulándolo con sus labios aunque de ellos no salió nada, pero la varita respondió a su silencio: un relashio.

Los gorros rojos y sus propias piernas se vieron afectadas por las chispas calientes que los tocaron, aunque claramente las bestias lo habían sufrido más que él, pues saltaron de sus piernas alejándose bajo las chispas hasta que el efecto de su varita menguó, todavía demasiado débil. Los gorros rojos parecieron decidir ir a atacar a Andy, un joven que apenas conseguía deshacerse de sus gorros rojos. Joshua siguió intentando hablar sin éxito, pero sí que notó que su amigo Denzel estaba metido en severos líos con los gorros rojos. Nunca le había gustado el puesto de golpeador, pero tomó una gran rama del suelo y con ella consiguió tumbarle varios de los bichos de encima.

Si hubiera podido hablar, seguramente le reclamase que no se dejase morir, pues creyó notar que había perdido la esperanza de hacer hechizos. Nadie podía hablar. Y con ayuda de la rama trataba de irle quitando de encima a aquellas criaturas que tenían todas las intenciones de causarles daño. Aunque no pudiesen hacer magia, tenían que buscar nuevas alternativas para poder librarse de ellos, incluso sacrificarse un poco. Las piernas todavía le ardían por el hechizo que había tenido que usar para deshacerse de ellos, víctimas de algunas chispas calientes.

Recordó que un imbécil le había saltado por encima cuando intentaba forcejear con los gorros rojos, ¿dónde habría ido? ¿Quién era, para empezar? Cuando consiguieran deshacerse de la amenaza, tendrían que avanzar. Las cuevas parecían ser un buen lugar para refugiarse de los gorros rojos que podrían seguirles para continuar atacando.


Última edición por Joshua Eckhart el Vie Dic 01, 2017 5:26 am, editado 4 veces
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.160
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1445
Puntos : 1169
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Maestro de Dados el Vie Dic 01, 2017 4:55 am

El miembro 'Joshua Eckhart' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 X8PWFNn
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Valarr Knutsen el Vie Dic 01, 2017 6:00 pm

Interacciones: Gorros rojos.
Acciones: Patear cabezas de gnomos (?)

Recorría su camino hacia ese bosque que no invitaba demasiado a adentrarse en él en el más absoluto de los silencios. O más bien eso habría deseado, pues estaba rodeado de un grupo de incompetentes alumnos que ni siquiera habían reparado en el ruido que hacían con cada una de sus pisadas. Por más que la pequeña horda de compañeros de clase se mantuviese callada (que ni eso) era más que evidente que su llegada entre la espesura de los muchos árboles que conformaban el tenebroso bosque no pasaría desapercibida para las criaturas que habitaban en él. Tan sólo el Hufflepuff que poco antes le había ayudado a reforzar el improvisado puente helado había sido igual de precavido que él. Quiso maldecir en voz alta, de hecho se pensó que así lo había hecho, sin darse cuenta de que no había emitido ningún sonido al pronunciar las malsonantes palabras.

Prácticamente desde que tenía conciencia se había sentido bastante ajeno emocionalmente a toda clase de estímulo que pudiera rodearle, pero en aquél momento, con cada paso que daba adentrándose más y más en la boca del lobo, podía notar como su propia musculatura se tensaba, como si su cuerpo le adivirtiese del peligro que estaba por acechar a los alumnos.

Y en medio del aparente silencio que les rodeaba, cundió el pánico.

Valarr no sería el primer alumno en ser alcanzado por las peculiares criaturas que les esperaban, más no se libró de su ataque por haber silenciado sus pisadas. Suspiró de alivio por un instante, pues esperaba un enemigo mucho más temible. A los gorros rojos podría quitárselos fácilmente de encima con un movimento de varita. O por lo menos, eso pensaba.

- ¡Inmobilus! - quiso gritar, apuntado a las dos criaturas que se le acercaban. Pero ningún sonido brotó de sus labios. Se quedó totalmente confundido por un instante, mientras los gorros rojos forcejeaban con sus piernas, desgarrando una parte de su pantalón. - ¡Inmobilus! - volvió a conjurar, sin efecto aparente. Maldita sea. ¿Se habría silenciado a sí mismo en su intención por silenciar sus pisadas? Tampoco se dio cuenta en aquél momento que a ninguno de sus compañeros se les escuchaba alrededor. Tan sólo el peculiar ruido que emitían aquellos duendes de jardín. - ¡INMOBILUS! - intentó por tercera y última vez, inútilmente, antes de que aquellos bichos siguiesen intentando dejarle en calzoncillos en medio del bosque.

¡DEJAD.. DE... TOCARME!

Ojalá poder haberlo gritado a pleno pulmón. El Slytherin de séptimo olvidó su varita, antes de perder completamente los estribos. Propinó un puntapié en el estómago de uno de la pareja de gorros rojos, haciéndole volar unos cuantos metros hasta impactar contra una roca, quedándose ¿muerto? inmóvil allí. El otro, al ver la suerte que había corrido su compañero, se apartó un tanto. Segundos valiosos que le sirvieron a Valarr para tomar una piedra y lanzársela, rozando el gorro rojo de la criatura y haciéndole trastabillar. Antes de que tuviese tiempo de nuevo a reaccionar, el noruego pisó el cráneo del pequeño gnomo. Una vez. Otra. Y otra vez. Terminó dando saltos totalmente fuera de sí sobre un charco de sangre y sesos aplastados, tiñendo de rojo su calzado.

Miró de un lado a otro, comprobando la suerte que habían corrido sus compañeros sin moverse un centímetro del sitio. Si venían más gorros rojos a por él, quería que comprobasen qué les pasaría si estaban dispuestos a molestarle.


Última edición por Valarr Knutsen el Sáb Dic 02, 2017 1:29 pm, editado 2 veces
Valarr Knutsen
Imagen Personalizada : Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 Giphy
RP : 8
PB : Evan Peters
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 7.140
Lealtad : Neutro (?)
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 134
Puntos : 50
https://www.expectopatronum-rpg.com/t5058-valarr-knutsen https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/
Valarr KnutsenInactivo

Maestro de Dados el Vie Dic 01, 2017 6:00 pm

El miembro 'Valarr Knutsen' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 IDcURJT
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : Clase de Encantamientos [14 de noviembre] - Página 3 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Edgar L. Bones el Dom Dic 03, 2017 8:40 pm

Con: Con quien desee unírseme.
Interacción: Con los tres gorros rojos que me tocaron.
Acciones: Me defendí de los gorros rojos, freí a uno, sujeté con raíces los pies de los dos restantes y emprendí una huida puramente estratégica.

Estuve a punto de gritar de terror cuando dos pequeñas criaturas saltaron sorpresivamente desde atrás de la tumba, mas nada salió de mi boca. ¡Alguien acababa de lanzarme un jodido hechizo silenciador! En otras circunstancias me habría puesto a investigar de inmediato los alrededores en busca del responsable del hechizo, pero no había tiempo para ello.

¡Gorros rojos! Mi padre me habló de ellos en una ocasión, son criaturas semejantes a los enanos que viven en los hoyos de antiguos campos de batalla o en cualquier otro lugar en donde se haya derramado sangre humana. Es muy sencillo repelerlos a base de encantamientos y maldiciones, no obstante, son peligrosos para los Muggle solitarios por ello de que, si un gorro rojo da con uno de ellos en una noche oscura, este tratará de golpearle la cabeza con su maza hasta matarlo. ¡Pero yo me encontraba en esa situación! Sin ser capaz de utilizar ningún hechizo o maldición para defenderme, pues, podría decirse que no estaba en mejores condiciones que un Muggle cualquiera.

Un gorro rojo saltó en dirección a mi rostro, parecía tener toda la intención de arrancarme un ojo a base de arañazos, aunque claro, no se lo iba a dejar tan fácil. Instintivamente llevé mis manos a mi rostro e hice el intento de disminuir el daño causado por mi agresivo atacante, mas esto no evitó que recibiese el daño en mis manos. ¡Y vaya que dolía un montón! Los gorros rojos no se andaban con tonterías.

Los gorros rojos parecían seguir algún tipo de estrategia sumamente rudimentaria, o bueno, eso es lo que me dio a entender el que uno de ellos me distrajese con un ataque frontal mientras que el otro robaba mi varita. Oh, definitivamente no sabían dónde se estaban metiendo.

Ni siquiera sabes lo que acabas de hacer. – Me dije mentalmente. Ese gorro rojo estaba a punto de sufrir en carne propia el dolor que una enojada pluma de Ave del Trueno puede provocar.

¡Crack!

Un poderoso rayo cortó la lúgubre oscuridad creada por los árboles del bosque con su luz e incineró al gorro rojo que cometió el fatal error de robar mi varita, la cual volvió a mi tan pronto como se vio libre del agarre de la criatura. ¿Ya dije lo conveniente que es tener una varita absurdamente leal? ¿No? Entonces aprovecho de hacerlo ahora. Ser el dueño de una varita cuya lealtad es completamente tuya es algo que todo mago debería aspirar a tener, después de todo, cuenta con beneficios tales como el que se defienda a si misma o el que vuelva a tus manos sin siquiera invocarla. Una maravilla.

¡Devastier! – Conjuré mentalmente. Era plenamente consciente de que utilizar hechizos no verbales era posible, aunque nunca lo hubiese intentado anteriormente. – ¡Devastier! – Lo intenté de nuevo sin mucho éxito. – ¡Devastier! – Otra vez. Mi magia estaba comenzando a fluir, podía sentirlo en mi interior. ¡Ya casi lo conseguía! Estaba decidido a lograrlo. – ¡Devastier! – El núcleo de mi varita había comenzado a resonar con mi magia. – ¡Devastier! – Grité mentalmente. Las raíces de los árboles cercanos se extendieron por el suelo y se enroscaron alrededor de los pies de los gorros rojos presentes, inmovilizándolos. Uno de ellos era el sobreviviente de los primeros dos y el otro, por su parte, fue atraído por la luz del rayo que fulminó a uno de los suyos.

Aproveché la confusión de los gorros rojos para emprender la huida. ¡Ni loco iba a quedarme esperando a que estos se desatasen! Ese hechizo funcionó por mera suerte y no estaba seguro de poder repetirlo. Una huida estratégica era mi única alternativa.


Última edición por Edgar L. Bones el Lun Dic 04, 2017 7:07 am, editado 1 vez
Edgar L. Bones
Imagen Personalizada : ¿Qué me ves…?
RP : 6
PB : Asa Butterfield
Edad del pj : 16
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 0
Lealtad : Pro - Muggles
Patronus : No lo sé
RP Adicional : ---
Mensajes : 65
Puntos : 30
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4952-edgar-l-bones https://www.expectopatronum-rpg.com/t4987-relaciones-de-edgar-l-bones https://www.expectopatronum-rpg.com/t4991-cronologia-de-edgar-l-bones https://www.expectopatronum-rpg.com/t4984-arcon-de-edgar-l-bones
Edgar L. BonesInactivo

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.