Situación Actual
7º a 10º
2 marzo ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs]

Adrien Lévesque el Dom Dic 31, 2017 4:38 am

13 de Enero 2018

Había llegado a Inglaterra un circo ¡Nunca ha ido a uno! Anunciaron sus funciones, varios alumnos han ido, entre la sala común de Hufflepuff se hablaba sobre ello, claro que había salido el anuncio en El Profeta, pero aunque le diera emoción ir, sentía que podría ser algo infantil hasta que escuchó sobre una sirena... A Denzel le gustaba mucho ese mundo acuático, tal vez no sería mala idea que fueran, él quería conocer todas las maravillas del circo, Denzel seguro se interesaría cuando le dijera sobre ello, también estaba la idea de invitar a Josh... lo ha visto decaído últimamente, así que una salida en grupo quizás lo motive. Al final también se le unió su gemelo, cosa que no podía hacerle más que feliz, porque los tres eran considerados sus amigos, bueno del grupo, Denzel era únicamente su amigo, Josh era su novio y Evs era su gemelo, aquel con quien poseía una especie de vínculo.

Estaba el problema de ir, pues para esas fechas ya había comenzado las clases, no iban a permitirle ir a Inglaterra para ver el espectáculo, eso era seguro. Los alumnos lo tenían algo limitado, pero por eso Adrien ideó un plan, al menos le garantizaba la ida, la venida bueno ya improvisarían. Pero leyendo el cartel, notó que se presentaban en el Bosque de Sherwood, cosa que le traía malos recuerdos, ahí fue donde pasó lo del verano... Sin embargo era un sitio que ya había visitado, podrían moverse con mayor facilidad.

Estuvo planeando aquella salida por dos semanas, hasta que por fin, el sábado, salió a Hogsmeade, se iban a encontrar en los alrededores de la Casa de los Gritos, ese momento cargaba una bufanda y su capa de invierno, estaba haciendo mucho frío - Perry - Llama a su elfo doméstico, en Hogwarts no ha podido aparecer, pero al estar ya en el pueblo, no habría problema alguno, además no estaban haciendo nada ilegal aún... Lo ilegal sería estar fuera del colegio fuera las horas de salida y aún más, no estar en sus camas en el toque de queda. Solo esperaba que lo último no pasase, pero definitivamente, la ida al circo estaba garantizada, al ir a Hogsmeade, era sencillo salir de Hogwarts... Además usaba su técnica para salir de la mansión. Su elfo doméstico le transportaba a los lados que quisiera.

Su elfo doméstico se hizo presente, sorprendido de ser llamado por esas fechas. Después de explicarle lo que quería que hiciera, solo quedó esperar a que todos llegaran. Una vez ahí, saludó a los tres con una sonrisa - ¿Listos para ir al circo? Perry nos llevará - La criatura hizo una reverencia mientras se tomaba las orejas con timidez - Perry está feliz, Perry complacerá a los maestros - Comentaba, cosa que hacía que el amor de Adrien por el elfo doméstico aumentase, después de todo era quien lo cuidaba y se encargaba de alimentarlo, desobedeciendo a su padre en el proceso.

Solo tenían que sostenerse de la criatura quién les apareció en el bosque, muy cerca de la localización del circo, el corazón de Adrien estaba golpeando su caja torácica por la emoción, era la primera vez que se escabullía del colegio y era su primera vez yendo a un circo, además de ir con tanta compañía, eso le calentaba el corazón. Más aún cuando frente a él se veía la gran y elegante carpa, mucho mejor que escucharlo, mucho mejor que leerlo, estar frente a un circo era maravilloso. Podría jurar que no estaba respirando por la emoción - ¡Hay que ver todas las funciones! -Si ya estaban ahí, lo mejor era explotar la experiencia, claro que había un pequeño detalle: Aún cargaban su uniforme escolar, al menos Adrien por sorprendente que pareciera, se le había olvidado eso, era tanta su emoción que parecía un pequeño niño, rompiendo incluso la apariencia calmada que cargaba siempre - ¡Vamos a entrar! - Arrastró a los otros tres, incluso estaba tarareando y su caminar ¿pegaba pequeños saltitos? Era eso o su forma animaga tomaba control de su cuerpo.

_______________________________________________
Off: Título: En nuestro circo no pueden tocarnos
Adrien Lévesque
Imagen Personalizada : Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs] MBTnf1E
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 664
Puntos : 505
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id https://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627
Adrien LévesqueInactivo

Joshua Eckhart el Mar Ene 02, 2018 2:42 am

No había estado bien los últimos días. Había salido de la enfermería hace menos de una semana, pero todavía estaba cansado, aunque el dolor del veneno que recorría su torrente sanguíneo naciente desde su hombro no le daba tregua ya no se sentía tan limitado como al principio. Había decidido que no iba a comentárselo a nadie, ni siquiera a Adrien, así que se limitó a seguir con su vida normal temiendo la próxima luna llena. Casi le alegraba que Adrien pareciese ocupado en sus propios asuntos que no le había tomado suficiente importancia a su mal, algo que le permitió esconderlo del francés. Con respecto a sus compañeros de habitación, esa distancia respetuosa eliminó el riesgo de preguntas de más, sólo tenía más cuidado al cambiarse en las paredes del dormitorio, nada serio.

Sin embargo, un buen día Lévesque lo sorprendió invitándolo a… ¿ir al circo? Sí, al comienzo pensó que Adrien estaba como una cabra, pero al parecer estaba hablando en serio, por más inusual que la invitación pareciera. También Denzel iba con ellos, así que empezó a dudarlo, pero no tanto como cuando se enteró que Evans iría también, poco tiempo luego. Sus ganas de estar en grupo eran más bien nulas, pero al final su novio lo había convencido de asistir a aquella escapada, alegando que tenía un gran plan para salir del castillo sin problemas. Para salir. Nunca le dijo que lo tenía para entrar de nuevo, un grave error del que quizá se arrepentiría por no preguntar.

El caso era que el día marcado habían decidido que se verían en la Casa de los Gritos. No quería llegar solo, así que se quedó esperando un buen rato a Denzel, aunque al no verlo optó por otra opción: llegar tarde. Sí, llegó tarde a propósito, pero no tan tarde como Adrien quien apareció luego, junto con Perry. — ¿Cómo estás, Perry? —lo saludó, a diferencia de los otros dos, a quienes saludó con un ademán con su mano. Estaba cansado y no comprendía su propio cuerpo ni sus reacciones, algo más agresivas y toscas de lo que solían serlo. Estaba seriamente preocupado por cómo iba a cambiar su día a día con aquella enfermedad.

Tocó a Perry cuando decidieron que iban a aparecer en el bosque del circo, el que no tardaron en localizar. Estaba nervioso y algo dentro de él le decía que no era una buena idea, pensamiento que se esmeró en ignorar para no distraerse de lo importante: divertirse. Ni siquiera había visto el itinerario de las funciones, así que se dejó guiar por Adrien. Se notaba tan feliz que no quería arruinarle la noche, ¿tal vez lo mejor hubiese sido no aceptar? No estaba seguro, tampoco. Las cosas no deberían ser así de complicadas, ¿no es así?

¿Alguien leyó a qué hora eran las funciones? ¿O a dónde tenemos que ir primero? Quiero palomitas —aquello último se lo dijo particularmente a Adrien, buscando con la mirada algún puesto antes de encontrarlo y acercarse a comprarlas, ¿por qué? Porque podía. Y cuando las consiguió, la mitad se las comía y la otra mitad se las lanzaba alternadamente a Adrien y a Denzel, porque molestar es una de las partes más importantes de las salidas en grupos de amigos. A Evans prefería ignorarlo, no le daba la gana interactuar mucho con él.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs] M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.160
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1445
Puntos : 1169
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Evans Mitchell el Miér Ene 03, 2018 7:20 am

El circo, Adri quería ir al circo. Si Adrien decía que quería ir al circo, Evans no deseaba otra cosa en el mundo que ir al circo, naturalmente. Mira esa sonrisa que le ponía el tejón, sólo con proponérselo. Evans no podía resistirse a eso. Le dijo que claro, que era una idea genial. Iba el gorras, mala cosa. Todo se complicaba cuando el avechucho estaba en el medio, pero bueno, por Adri pondría buena cara. Pero ey, también iba Denz.  

—¡Ey, Denz!—. Evans lo alcanzó camino al punto de encuentro. Venía de arreglar de solucionar un altercado con unas apuestas que, se rumoreaba, habían sido una estafa. Él no sabía nada del tema, por supuesto. Sin embargo, el alumno que lo había interpelado al respecto, debía dudarlo mucho, porque bufó con ganas al verlo escaparse de sus preguntas, haciendo oídos sordos y negándolo todo mientras se iba, con una gran, gran, imperturbable sonrisa de tunante en el rostro, sólo para ir a encontrarse con aquel ravenclaw—¡Me salvaste!—soltó, dando un suspiro y colocándose a la par, mientras caminaban. Miró hacia atrás para ver si lo seguían, pero no. Y habiéndose deshecho completamente de aquel pesado, rodeó el cuello de Denz con un brazo amistoso. Tenía esa manía, de abordarte. Sonreía—¿Qué tal se siente estar a punto de hacer algo fuera de las normas, para variar?—Luego, se desprendió del gesto y siguió andando, mientras hablaba, hablaba, hablaba. Hasta que apareció Adri y se adelantó hacia él, todo sonriente y contento, pasando olímpicamente de cualquier intento de interacción que el mongol-gorras estuviera queriendo mantener con ellos, a través de señas o lo que fuera, más parco que una ostra, con una expresión más muerta que viva, y sobre todo, fea que te cagas. Pero. Otra cosa, quizá menos evidente, fue que pasó también del elfo, como si no existiera.

Y en nada, estuvieron en el circo.

El cambio de ambiente, descolocó a Evans por un segundo. Había en torno a ellos, un mundo de gentes, rostros, murmullo, que era animado, diferente, atrayente. No habían entrado todavía a ningún espectáculo, y ya podían verse pequeños números entre la muchedumbre asombrada: clowns, saltimbanquis, escupefuegos.

Estaban ni más ni menos que en una feria.

—¡Eso!, ¿quién tiene el horario?—soltó Evans, perdida la mirada en los diferentes puestitos alrededor: juegos de feria, para ser más exactos. En eso, el gorras salió de vaya a saber dónde, pero él sólo reparó en que llevaba palomitas y le robó un puñado al pasar por su lado de camino a un puesto que había visto, de ‘apunta al blanco y gánate un premio’. Y agregó, yéndose—¡Pues decídanse! Voy a jugarme una partida de…—Quedó boca abierta, con un puñado de palomitas en la mano cuando, de tan mandado, casi se lleva por delante a. Una mujer. Una mujer ¿con patas de cabra? Se veía tan. Animal. Y era humana y pasó por delante de él sin enterarse de nada, seguramente acostumbrada a las miradas. Y enseguida, Evans volvió sobre sus pasos, encarando al grupo con renovado ímpetu—: ¡Tenemos que ver a los fenómenos!—soltó, demandante—¡Tenemos que!
Evans Mitchell
Imagen Personalizada : Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs] VGl3uS3
RP : 8
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 67.450
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 624
Puntos : 463
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellUniversitarios

Denzel Smethwyck el Jue Ene 04, 2018 6:08 pm

Imaginarium Circus. No se hablaba de otra cosa entre los pocos alumnos que quedaban durante las vacaciones semanas antes de la escapada que habían organizado el grupito de cuatro brujos. Denzel se enteró del mismo modo que casi todos, pasando las páginas una buena mañana hasta dar con el anuncio de su gira por Europa, y al leer las actuaciones que incluía con escepticismo, fue sorprendido por una en particular que captó todo su interés ¡Sirenas de Grecia!

Desde entonces no paraba de darle la lata a su compañero de habitación, pues quería ir ¡Debía ir! Y no iba a ir solo. Intentaba engatusarlo contándole esos pequeños detalles de "¿Sabías que...?" por cada momento del día, aunque claro, quizás las sirenas no era el mejor tema para utilizar si quería convencerlo para que le acompañara.

Debió ser su insistencia la que le hizo recurrir a Adrien para que pensara en algo que los llevara, aunque resultara que él ya llevaba entusiasmado con la idea incluso de antes. Con el tiempo invitaron también a Evans, y ya nada podía ser mejor. Además, Adrien decía que había pensado en algo para ir.

Iba de camino al punto de encuentro, en Hogsmade, cuando en mitad del mismo le sorprendió el gryffindor del grupo —Evs, que "casualidad" —Así, con muchas comillas, pues eso de que apareciera con tanta frecuencia, así como si fuera el azar quien lo decidió... No, que no se lo creía.

¿Qué te salvé? Pero si lo único que he hecho es no haber sido más rápido par... —¿Para evitar que le atraparas como una red pesquera? —Digo, que bien, que menos mal —Exhaló un suspiro denotando pesar y luego cubrió con una sonrisa.

¿Y quién dice que vaya a romper las reglas? —Tras aquella retórica le dio un codazo amistoso en el costado y luego apretó con la zurda el giratiempos que guardaba bajo su suéter ¿Qué si no podía ofrecerle la posibilidad de estar en dos sitios a la vez? Era brillante, podría sobrepasar el toque de queda en el Circo, volvería a Hogsmade, retroceder unas horitas y volvería al castillo como si nada, el único punto era... ¿Podría llevarse a los cuatro consigo en el tiempo una vez volvieran a Hogsmade? Nunca lo había probado.

Llegaron entonces al objetivo y allí estaban todos —¡Adrien! —Exclamó. Por fin podía decir su nombre, y lo gritaría cuantas veces tuviera ocasión. También estaba Joshua, que los saludó osco ¿Estaba de mal humor? No le dio importancia y del mismo modo le devolvió el saludo.

Gracias Perry —Quiso ser amable con el elfo doméstico, aunque se viera muy raro entre los brujos. Pero es que, el que se le viera tan feliz ayudándoles le enternecía. Luego tomó su mano y de un momento a otro llegaron al circo.

Denzel se quedó prendado de las carpas que escalaban el cielo como gigantes, la animosidad de lugar y la música de feria de fondo. Era magia para la vista. Luego se integró de nuevo en el grupo cuando estos parecían más perdidos que un pulpo en un garaje —¡¿Es que acaso nadie se ha cogido un tríptico?! ¡Ugh! —El aguilucho iba con una pequeña mochilita de la que sacó una cantidad de elementos: Un mapa DIN A2 del circo, un tríptico, un panfleto descriptivo y los otros dos elementos que volvió a guardar porque no era ocasión para ellos.

Sujeta —Fue hasta Josh y le plantó el mapa abierto en todo el pecho mientras abría el tríptico —A ver, estamos a sábado así que tendremos la suerte de poder asistir a la actuación del Demiguise, deberíamos aprovecharla, pero no comienza hasta las once y media... ¡Aunque no importa! Podemos ir a muchas cosas antes. En orden... —Centró de nuevo la vista en otra columna del tríptico y enumeró —Lo de los trolls a las cinco, los trapecistas a las seis, la actuación de las Veelas a las siete, las... ¡¿Alguien me está escuchando?! —A su lado solo permanecía Adrien, pues Josh se había ido a por palomitas, dejando el mapa en el suelo y Evans se había perdido hacia vete tú a saber dónde, que bueno pronto volvía gritando como loco que había que ver a los fenómenos.

¡Evs calma! —Siempre conseguía hacerle subir el tono y sacarle lo sereno, y aunque le costó, trató de recuperarlo para continuar civilizadamente —Eso no empieza hasta las diez y media, es la penúltima actuación. Antes tenemos el monólogo de Amur y —Respiró hondo para que no se le escapara el hype —Las sirenas de Grecia —Ese rechinar de dientes era su esfuerzo por no soltar un "¡kyaaaaa!"

Así que... —Se agacha y recoge el mapa —Los trolls y los trapecistas ya se nos pasó la hora, pero podemos ir a ver el canto de las Veelas para hacer tiempo y luego podremos ir a ver ¡LAS SIRENAS DE GRECIA...! uy ¿O preferían ir a otro lado? —Luego una de esas palomitas le cayó sobre el mapa, como si éste fuera plato. Denzel la comió y volviéndose al causante, Joshua, dijo animoso con una pequeña curva en sus comisuras —Graciaas.  

Sobre lo de la reacción al ver a Evs:
El motivo por el que Denzel se encontraba algo desanimado al principio cuando saltó Evs a rodearle con el brazo a modo de sorpresa se debe al regalo que le había hecho en la trama navideña, que en teoría ya debería tenerlo, si quieres que te haga un avance de lo que es por si quieres incluirlo en este rol avísame y te lo describo.
Denzel Smethwyck
Imagen Personalizada : Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs] XLaMjso
RP : 8
PB : Cole Sprouse
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 23.016
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : 000
Mensajes : 482
Puntos : 241
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck https://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck https://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia https://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck
Denzel SmethwyckInactivo

Adrien Lévesque el Vie Ene 05, 2018 4:08 am

Observó a Josh en cuanto estuvo frente a éste, parecía agotado, no tanto como los días anteriores pero podía notar su falta de energía, el circo había sido su idea no solo para llevar a Denzel a ver la sirena sino para distraer a su novio, en verdad le preocupaba, en Navidad habia estado muy bien hasta que dejó de verlo por unos cuantos días, se preguntaba ¿qué había pasado? Y sin embargo, no tenía la suficiente confianza en sí mismo para preguntarle sobre ello, solo podría fingir que no notaba esa falta de ánimo y tratar de buscar formas de despejar su mente.

Una vez que saludó a todos, rodando los ojos a Denzel por esa energía con que decía su nombre, Perry los transportó hacia el bosque Sherwood, una localización algo conocida para él, pero no era la misma ubicación que había estado con anterioridad lo cual le agradaba pues la idea de ese viaje no era saltar las normas sino divertirse, entretenerse, tener una aventura y era curiosos el grupo que hacían ellos cuatros, pero más curioso le resultaba su gemelo, esa interacción que tenía con Denzel parecía una amistad sincera y sospechaba que... Mira a Josh, ¿podrían terminar como ellos? Claro que a Josh y a él les tomó seis años para llegar donde estaban pero cada persona era un mundo o tal vez ¿veía más de lo que en verdad pasara?

Sea como sea, estaba feliz de poder asistir al circo, notaba que los demás se estaban animando un poco pero era cierto que no pensó en traer un triptico - Lo siento - Se frota el cuello con nerviosismo ¡era al primer circo que asistía! ¡Entiéndalo! No conoce el movimiento, ni que debe hacer, o que debe conseguir, pero por suerte Denzel los rescató, venía preparado ¡hasta un mapa tenía! Adrien escuchaba todo con entusiasmo (1) hasta que Josh dejó tirado el mapa ¿en qué momento pasó esto?

Totalmente de acuerdo con el plan de Denzel (no es que pudiera refutar a algo, él quería vivir la experiencia) Aunque le entristecía haberse perdido otros espectáculos - Jeje, creo que se fueron... Pero al menos podemos ver las sirenas ¿cierto? - Sonríe levemente, al menos no han llegado tan tarde para ellas, que era la razón por la cual invitó a Denzel que se uniera a ellos - Está bien, aunque... - Tuerce los labios en un gesto nervioso - ¿Me permites un momento? - Pregunta a Denzel, para tomar el triptico donde estaban todas las actuaciones, había unas cuantas muy tarde pero le hubiera gustado asistir a todas, ésta sería la primera y última vez que podría asistir al circo, al menos a éste pues no se atrevía a desafiar a las autoridades del colegio una vez más, estaban ahí con todos los riesgos, hasta los momentos todo había ido bien pero ¿y qué si los encontraban? Tenía ese temor constante. Además, observando a los otros, aún cargaban el uniforme (2) así iban a resaltar más - Es una lástima que no podamos ver a los centauros, ni las escobas entre llamas - Suspira, entregando nuevamente el panfleto a Denzel, justo cuando Evans llega emocionado por los fenómenos, cosa que le hace sonreír, al final parece que Denzel y él no son los únicos entusiasmado. Nuevamente su vista se fija con preocupación en Josh ¿lo estará disfrutando?

-Indure Vestem - Conjura, cambiándose su uniforme por un conjunto (3) que ya había diseñado para esa salida, fue difícil pues no tenía mucha ropa de vestir en Hogwarts y la verdad, no estaba del todo conforme con el resultado, pero era abrigador para pasar al menos toda la noche de ese invierno, no necesitaba seguir enfermando - Josh, no me tires palomitas - Al menos, estaba bromeando y a pesar de su falso enojo, por dentro estaba aliviado que siguiera siendo esa persona que le encantaba meterse con los demás - ¡tengo palomitas en mi cabello! - Gruñe intentando con cuidado de sacarse esas golosinas sin despeinarse, no estaba realmente enojado pero fingir un poquito no le hacía mal a nadie ¿cierto?

- ¿hay que comprar boletos? - Pregunta un poco desorientado sin saber si para cada función necesitan comprar algún ticket o ya de una podrían entrar... - Vamos a ver las Veelas y después empieza lo de las Sirenas de Grecia ¿cierto? - Le pregunta a Denzel quien era el que tenía todo cronometrado, en realidad quería saber si había tiempo para ver las Veelas y luego las Sirenas, él no sabía que todo se daba debajo de la misma carpa.

______________________________________________________
(1) Su carita:
Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs] Original
(2) Si no me equivoco para ir a Hogsmeade se va en uniforme y ninguno se ha cambiado todavía
(3) Vestimenta
Outfit
Adrien Lévesque
Imagen Personalizada : Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs] MBTnf1E
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 664
Puntos : 505
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id https://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627
Adrien LévesqueInactivo

Joshua Eckhart el Vie Ene 05, 2018 8:33 am

Denzel había puesto mucho empeño en que lo acompañara para ir al circo, esas curiosidades que le soltaba cada vez que lo veía, se lo estaba currando por conseguir que lo acompañara, y poco a poco empezó a hacerlo ceder muy por encima del mal humor y el desgane que cargaba ya desde hace días. Quizá el punto culminante fue cuando le pidió ayuda a su novio para convencerlo, ¡recurrir a su novio! Eso era llegar demasiado lejos para Denzel. Al final, bajo la presión de ambos, su amigo y su novio, no tuvo otra opción que ceder y aceptar acompañarlos en aquella travesía.

¿Para qué cogía un tríptico si ibas a cogerlo tú? ¿Ves? Lo tengo todo planeado, todo —le devolvió la pregunta al merrow cuando éste les interrogó por qué no habían cogido nada para ubicarse en aquel lugar. Sujetó el mapa, mirándolo y memorizando rápidamente dónde se encontraba cada cosa, esa memoria de Ravenclaw. Y cuando terminó, se olvidó del mapa y también del itinerario de su amigo para ir a comprar palomitas, un poco antes de que Evans llegase gritando que quería ver a los fenómenos. — Merrow, vamos a dejar algo en claro: como tu amigo no puedo dejar que te unas al circo para casarte con una sirena, ¿me escuchaste bien? —le cuestionó como si fuera lo más serio del mundo.

Oh, Denzel estaba de muy buen humor hoy y se preguntaba por qué. No podía deberse a Evans, ¿no? No, tenía que ser por el tema de las sirenas. Como fuera, siguió molestando a Adrien con las palomitas. Éste decidió que era mejor cambiarse, se preguntó si también debería hacerlo, giró los ojos con un breve suspiro, ¿no iban a alertar el bloqueo de la varita? Todavía les faltaban, al menos a él y a los gemelos, unos días antes de cumplir la mayoría de edad. Decidió ignorarlo, por el momento, si Adrien insistía ya vería qué hacer, pero por ahora no parecía importante.

¡No me grites, es un nuevo accesorio! —se defendió en cuanto el francés le riñó. Pero acabó limpiando su cabello sin despeinarlo, qué delicado era a veces Lévesque. — Las Veelas entonces… Yo digo que Denzel manda, si nos perdemos el espectáculo es su culpa —se limpió las manos. Era Smethwyck quien mejor sabía los horarios y los espectáculos, a fin de cuentas. — Creo que es necesario comprar el ticket, por ahí —señaló una taquilla cerca de la puerta de entrada, caminando para poder comprarlos. Suponía que habría paquetes por espectáculos o algo así, no estaba tan seguro.

El caso fue que, nada más entrar, lo vio. Casi veía brillos a su alrededor, ¿dónde estaba Joshua? Oh, se había perdido de nuevo. Porque lo vio. Era un juego, un tiro al blanco con un arco y una flecha. Sacó suficientes galeones para algunas partidas, el punto era darle a cinco dianas que formaban una cruz, dependiendo del puntaje podría elegir determinado premio. Era una de sus mejores habilidades, así que le costó más bien poco descubrir el modo de sujeción más adecuado para ese arco y… Una flecha en el blanco. Dos. Tres. Cuatro. La quinta por poco sale del círculo, pero no lo hizo. Y entonces, sólo entonces, se quedó mirando a los premios. Y eso también lo vio.

Era algo significativo para ellos, así que pronto volvió a buscar al grupo y esperó a que Denzel y Evans se distrajeran para abordar a Adrien por la espalda, cubriéndole los ojos con una mano. — Piensa bien tu respuesta: ¿me quieres? —le susurró al oído. Si no le decía lo que quería escuchar, no se lo daría. Adrien solía saber qué quería escuchar, así que pronto le soltó mostrándole el peluche: un calamar, como el calamar gigante del Lago Negro. — Es tuyo ahora, no me hagas arrepentirme —le sonrió ligeramente, dejándolo para ir a por Denzel. — ¿Crees que haya branquialgas en algún juego? —le preguntó a su amigo, como si no hubiera pasado nada con Adrien ni se hubiera perdido un rato.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs] M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.160
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1445
Puntos : 1169
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Evans Mitchell el Lun Ene 08, 2018 1:04 pm

¡LAS SIRENAS DE GRECIA...!

—Ey Den—llamó, y lo amonestó con suavidad, no sin dedicarle una media sonrisa—, calma. ¿Las Veelas?—soltó luego, no muy convencido. No le entusiasmaba la idea para nada, pero tampoco tenía motivos para oponerse, así que, los dejó organizarse todo el recorrido, sin prestarles mucha atención. Porque mientras ellos debatían, la rumorosa multitud parecía haberse concentrado en un punto: sí, algo pasaba, no muy lejos, que hacía que los cotillas voltearan a mirar. Evans, preso de una morbosa curiosidad, se separó del grupete diciendo—: ¡Me siento al lado de Adrien! ¡No elijan las peores butacas!

Era un corro de curiosos en torno a una mesita desde donde El Gran Seis Dedos hacía que todos los envalentonados que se creyeran que pudieran vencer al azar se dieran de bruces contra la derrota. El juego era de lo más simple: él movía las tacitas colocadas boca abajo en la mesa con manos hábiles y rápidas y el jugador de turno tenía que adivinar dónde había ido a parar el knut que sólo los ojos más atentos podían seguir de aquí para allá cuando el mago comenzaba con su juego de manos. El entusiasmo general podía entenderse cuando descubrías cuál era el premio: una botellita de Feliz Felicis, si acaso no era un embuste. El interés de Evans, sin embargó, pasaba por otro lado: en haber visto una oportunidad para instar a los curiosos espectadores en hacer sus mejores apuestas. Era sólo cuestión de ser convincente al dirigirse a la gente, avivar la pasión por el juego, hacer algunos chistes. “¿Cuánto apuestas a que nadie le gana a El Gran Seis Dedos? Vamos, que te puedes ganar un pastón”, “¿Cuánto apuestas a que ese otro ingenuo pierde al tercer intento? Sólo mírale la cara de nabo que tiene”, “¿Cuánto apuestas…? Ey, si no apuestas, vete tú a otra parte” De un segundo al otro, Evans Mitchell pasó de simple espectador a organizador de apuestas, andando entre el selecto grupete de espectadores con los galeones tintineándole en una bolsita. Hasta que hubo problemas y el simpático tipo de las apuestas desapareció, tan misteriosamente como había aparecido. ¡Es que mira si había gente resentida en la vida, que tenía que cuestionarlo todo sólo por un poco de mala suerte! Los malos perdedores eran los peores.

—¡Den!—El tunante estaba de un humor estupendo. Diríase que le habían dado la mejor noticia de su vida, porque hasta se reía solo—, ¿ya es la hora?—preguntó, distraído. Si perdía a Adrien entre la multitud, miraba en derredor, por instinto. Y ahora, lo buscaba. En eso, cayó el gorras diciendo alguna bobería—Yo me voy por chucherías—dijo de repente. Es que no podía quedarse en un lugar, tranquilito y obediente, ¡tremendo culo inquieto! Es que sí, si iba a estar sentado en una butaca por horas, tenía que proveerse de un buen surtido de ‘cosas que mascar para pasar el tiempo’. Y chocolates para su hermano, por supuesto. Antes de largarse, sin embargo, se interrumpió con una risa breve y agregó—¿Seguro que puedes con eso, Den?, ¿no quieres ayuda? Te apuesto a que le doy.


***

Las Veelas, ¿qué no se ha dicho sobre ellas? Mujeres poseedores de una descomunal belleza, capaz de arrastrarte a la perdición absoluta sólo con un guiño de sus ojos. ¿Y cómo crees que se estremecería tu piel de oírlas cantar? ¿Y cómo...?, ¿cómo crees que podrías controlarte para no saltar al escenario? Desde ya, no era una función “familiar”, no porque los niños no estuvieran permitidos, sino porque era raro ver que un matrimonio consintiera pasar tremendo papelón en caso de que mami o papi se olvidaran de sus nenes para ir a chillar monstruosamente a los pies de una Veela que lo dejaría todo, hasta su familia, sólo por seguirla hasta el fin del mundo. Había sucedido, y algunos niños habían salido llorando de la carpa pensando que sus hogares habían sido destruidos. Ni qué decir del cónyugue ofendido, o de la novia resentida, o del novio celoso, o en fin, de todas esas historias que despertaban las pasiones.

Evans Mitchell, sin embargo, no parecía muy tocado por el espectáculo, o eso es que lo que te quería hacer pensar, hasta que lo cazabas con la mirada embobada y la boca entreabierta con una barrita en la mano, detenido en el tiempo, así, a mitad del gesto de zamparse su golosina, como un auténtico papanatas. Pero ey, por lo demás, fingía muy bien.

—¿Quieres?—preguntó a Den, sin mirarlo, tendiéndole una chuchería. Él estaba repantigado en la butaca, con los pies levantados y apoyados en el respaldo de enfrente. El sujeto de adelante se había quejado al principio, molesto, pero luego lo olvidó completamente, habiendo sido absorbido por el canto de las Veelas, tanto como para pasar por alto al pesado de atrás que dale y dale con encajarle las patas sucias.

¿Sería que aquella podría ser una función sin accidentes, después de todo?





psss:



¡Hola! :3 Sobre esta parte:

Antes de largarse, sin embargo, se interrumpió con una risa breve y agregó—¿Seguro que puedes con eso, Den?, ¿no quieres ayuda? Te apuesto a que le doy.

La agregué porque pensé que Denz estaría jugando a algo (¿para ganarse unas branquialgas?XD) y Evans, al verlo, claro, querría meterse también, de colado que es (?), aunque ni idea qué está haciendo tu chico, así que, dependiendo qué vayas a rolear podés descartar o no esa parte, que en todo caso yo después lo edito. :3

Evans Mitchell
Imagen Personalizada : Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs] VGl3uS3
RP : 8
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 67.450
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 624
Puntos : 463
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellUniversitarios

Denzel Smethwyck el Jue Ene 11, 2018 11:34 pm

Josh aseguraba tenerlo todo en sus planes, aunque estaba cantado que la realidad no era así.

Sí sí, seguro que sí... —Musitó. Tras ello siguió explicando lo que harían. Tenían que poner orden o se perderían la mitad de las cosas. Pero nada, que ahí nadie le escuchaba excepto Adrien. Denzel suspiró.

Por supuesto, puedes mirar —Dejó el tríptico en manos del Hufflepuff cuando, en ese momento volvió Joshua con su aire guasón y como no, otra de sus bromas. Denzel le dedicó una mirada asesina y respondió con el sarcasmo notorio en sus palabras —Muy gracioso, me troncho —Pero no iba a prometer nada al respecto de no cometer una locura. Nunca había tenido una oportunidad de estar tan cerca de las sirenas de Grecia, y dudaba de poder estarlo tampoco en un futuro. Por ello, debía aprovechar.

Se notaba que la organización de los cuatro era pésima. Y en el saco, Denzel se incluía porque nadie le hacía mínimo caso. Si bien había detalles que debían haber ultimado antes de poner pie en esa aventurilla, no habían acordado siquiera lo más crucial, las entradas. Y eso se reflejó en la pregunta de Adrien cuando quiso saber si había que ticar algún boleto para cada actuación.

¡Ah cierto! —Denzel intervino tras la indicación de Joshua —Se me olvidó dároslo, debisteis recordármelo —En ese momento el aguilucho sacó cuatro entradas y explicó —No nos permitirían permanecer en el perímetro sin ellas. Tenemos que mostrarlas allí donde dice Josh para que nos den la tira de tiques —Pero pronto se dio cuenta de que Evans de nuevo había desaparecido. Esas idas y venidas estaban acabando con su paciencia y cuando llegaba a su límite solo hacía una cosa. Pasar del mundo.

Hasta que apareció nuevamente Joshua con ese peluche solo escuchaba de Adrien "bla bla bla sirenas, bla bla bla" pero al menos le hizo compañía para sacar los tiques, y otra palabra fue la que le hizo despertar de su ensimismamiento.

¿Branquialgas? ¿Has dicho Branquialgas? —Justo entonces Evans POR FIN, aunque tarde, hizo acto de presencia preguntando por la hora. Denzel ya no tenía ojos para nada más y salió disparado como cometa en la búsqueda de algún estand, que llegó a dar paso del condicional al hecho.

Era un puesto donde daban paletitas de papel de arroz y se debía cazar cuantos pececitos arcoíris se pudiera de un pequeño estanque. Solo había tres intentos, tres paletas, y si se superaba la cantidad de quince, el premio eran nada más y nada menos que unas Branquialgas. En eso le encontró Evans. Ya había roto dos paletas y no había conseguido cazar ni un pez, su frustración propició una sensación de flaqueza y ello favoreció que accediera a su ayuda —Procura no romperla... Es la última —Le dejó la única paleta que quedaba y se mantuvo en segundo plano, atento a... ¿Su habilidad?

***

Llegó la hora y se encaminaron a la primera actuación del día; El canto de las Veelas. Denzel se mantuvo distraído durante todo el acto, intentaba aparentar que sus sentidos estaban enfocados en la música, pero lo cierto es que de vez en cuando, MUY de vez en cuando, volvía su mirada al tríptico para mirar las imágenes de la actuación de las sirenas que había en él.

Pasados los minutos una mano, con una pregunta, le hizo bajar a tierra. Era Evans, le estaba ofreciendo... ¿Chuches? —¿Eh? Ah, Hum... ¡Sí! Gracias —Respondió en voz baja tras aceptar y tomar aquella golosina. No se había traído nada, ni una bebida, por lo que fue bien recibida.

Ahora estaba más consciente de su alrededor y con darse cuenta de ello le entraban todos los males. El gryffindor era el típico colega de la discordia, con esos pies apoyados en la butaca de adelante. El señor en cuestión inicialmente no ponía pega, pero a Denzel le entraba un mareo de solo pensar que de un momento a otro se podría dar la vuelta y convertir ese buen rato en todo lo contrario. Tampoco se atrevía a decirle nada a Evans pues no quería molestarlo y ser él quien le pondría queja, así que hizo lo que tenía que hacer.

Psst, Adri —Le dio un toquecito a Levesque con el codo en el costado para captar su atención y luego señaló a su gemelo. Sí, le había pasado la patata caliente y no se arrepentía para nada. Te preguntarás ¿Por qué Adri? No hace falta dar motivos para saber que Joshua no sería una buena opción.
Denzel Smethwyck
Imagen Personalizada : Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs] XLaMjso
RP : 8
PB : Cole Sprouse
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 23.016
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : 000
Mensajes : 482
Puntos : 241
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck https://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck https://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia https://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck
Denzel SmethwyckInactivo

Adrien Lévesque el Lun Ene 22, 2018 1:34 am

Pero resulta que no era necesario comprar tickets, Denzel ya lo había hecho cosa que le sorprendió  pues ya iba a dirigirse a donde Josh había indicado, él pensando que tenía todo bajo control pero resultó que era el más bajito del grupo (1) si tenía todo planeado ¿quién lo diría? Tal vez por algo quedó en Ravenclaw pues a él no se le había ocurrido adquirir las entradas, así que era como un salvador - ¡no es un accesorio! - Tuvo que resistir el impulso de hacer un puchero pero si se cruzó de brazos en un gesto de fingido enfado por las palomitas.

Estaban como al inicio, nuevamente se habían dispersado y de alguna forma él terminó con Denzel, Josh había desaparecido y Evans quería que le guardase un puesto, suspiró por ello -¿qué debemos hacer? - No le llamaba mucho la atención en los juegos que había ¿debía intentar alguno? ¿Sería una actitud adecuada para un Lévesque si quiera pensar en ello? Mejor se quedó esperando a que los demás se reunieran con él, debía guardar apariencias a pesar de estar ahí para divertirse ¿realmente llegaría a hacerlo cuando le preocupaba no manchar ni deshonrar su apellido? A estas alturas de su vida todavía seguía dándole vueltas a muchas cosas, sabía que quería estudiar, ha estado preparándose para ello pero ¿sería suficiente para su padre quien quería que fuera un Inefable? ¿Y qué pasaría con Josh, Evs y Denzel? ¿Este sería el último año de su amistad? ¿Todo cambiaría después de Hogwarts?

La nostalgia que sintió en la fiesta de navidad le vuelve, esos momentos los atesoraría pues no sabe que tanto podría cambiar al final del curso, solo esperaba que no mucho. En ese momento sus ojos se vieron cubiertos, se asustó pero al reconocer esas manos y aún más esa voz sonrió levemente, de forma imperceptible para una multitud que no lo conociera, era la sonrisa que podía permitirse en público aunque por dentro estaba lleno de júbilo de al menos poder mostrarse un poco de ese cariño - Déjame pensarlo - Bromea cuando le pregunta si le quiere - No - Responde con seriedad, pero se sonroja por lo que piensa decir - Querer es muy material, puedo querer a un chocolate pero no te puedo querer a ti porque eh... bueno va más allá de eso Josh - susurra lamiéndose los labios con cierta ansiedad - Aunque suenen iguales yo de verdad te amo (2) - Y su corazón late con fuerza, hace un momento estaba nostálgico pero ahora volvía a estar feliz ¿o continuaba cuestionando su futuro? De ahí esa respuesta tan cursi o tal vez de comprender la necesidad que tenía su novio de que le reafirmara su amor ah, como quisiera besarlo en ese momento ¿Por qué tenía que esconderse? Le estaba resultando cada vez más difícil ocultar su relación, se le estaba haciendo más difícil el oponerse a su padre, el mantener su apellido en la gloria pero pensaba luego en lo defraudado que estaría Alexandre de él ¿qué hacer? ¿a quién poner de prioridad?

Un nuevo conflicto nacía en su interior y no tenía idea de que hacer ¿por qué tenía que ser todo tan complejo? Y más aún cuando Josh le regala un peluche ¡el Calamar Gigante! Se muerde el labio el cual estaba temblando, mirando con adoración no solo el regalo sino a quien se lo daba, era el segundo, el primero, su peluche de delfín con el cual dormía era un peluche de amistad, este representaba su noviazgo y último año en Hogawrts - Gracias - La voz le sale distorsionada ¿por qué quería llorar? ¿Era el conjunto de emociones que ha estado sintiendo desde que empezó el año? ¿Era por estar feliz de tener a alguien como Josh a su lado? ¿Qué era lo que sentía en ese momento? No lograba descifrarse, no lograba entenderse y para esconder su estado entre sonrojado, con los ojos casi al borde de las lagrimas, ocultó su cara en el peluche de calamar.

No soltó el peluche, lo tenía abrazado consigo todo el tiempo, tanto pensar en el apellido Lévesque y ahora fracasaba en mantener las apariencias pues daba la impresión de ser un niño que no quería desprenderse de aquel muñeco y al llegar a sus puestos, unos estratégicos para ver la función de cerca pero que no estaban realmente en la primera fila, Adrien se sentó entre Josh y Evs, como su gemelo pidió le guardó el puesto mientras observaba la función de las Veelas con el peluche apegado a su pecho y una barra de chocolate a medio camino de comer, a veces le robaba alguna que otra golosina tanto a su novio como a su hermano.

Alguien le llama, voltea a ver a Denzel con duda reflejada en su rostro hasta que nota la postura de su hermano - Evs por favor baja las piernas, molestas a la persona de adelante y no quiero tener problemas, es mi primera vez en el circo - Susurra apoyando su cabeza en el hombro de Evans haciendo un gesto que parecía el de un cachorro herido, aprovechando que las personas estaban viendo la función, curvó su labio inferior en tristeza - ¿por favor? - El todo de voz de súplica, lo que dijo era cierto, quería disfrutar de las funciones, de la experiencia, además ya su mente no le dejaba disfrutar por completo el espectáculo, así que no quería que algo más arruinara su noche.

Una vez que habló o convenció a Evs, se inclinó en su silla para observar a Denzel, esperando que esté satisfecho además creía que había algo entre ese par, pero prefería callarse sus dudas. Por otra parte prefiere apoyarse en Josh, rozando su hombro con el de éste, continuando al ver la función de las Veelas tenían buena voz y parecían hipnotizar a muchas personas, de reojo observó a Josh ¿estaría atraído por alguna de ellas? Realmente no entendía porque a él no le afectaba mucho ¿tendría que ver porque estaba enamorado? O ¿porque era gay? Lo meditó pero no sabía, y pronto el hermoso coro por las voces de las Veelas acabó, el público las ovacionó aunque habían algunas mujeres que veían con reproche a sus maridos, no sabía si aquello era bueno ¿el circo habrá tenido en algún momento una disputa por este acto? Quien sabe, solo toma otro chocolate y de forma traviesa le coloca la barra de chocolate a Josh justo en la boca.



_______________________________________
(1) Denz ese eres tu yaoming con tu metro sesenta, estás rodeado de los gemelos que miden 1,80 tal vez más o menos de parte de Evs (? y de Josh que mide 1,70 yaoming eres bajito
(2) Se refiere a que en francés o en inglés te quiero y te amo se dicen igual "i love you" "Je t' ame"
Adrien Lévesque
Imagen Personalizada : Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs] MBTnf1E
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 664
Puntos : 505
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id https://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627
Adrien LévesqueInactivo

Joshua Eckhart el Lun Ene 22, 2018 3:03 am

Muchas de sus negaciones eran referentes a eso: no quería problemas con la familia de Denzel por dejarlo ir con las sirenas a vivir una vida feliz. Se lo habían dicho hasta en cartas, así que era de lo más normal que lo molestase con ello. Igual no era tan pesado con él, pues no quería realmente llegar a una discusión cuando estaba consciente que no estaba del todo con ganas de jugar demasiado. Se escapó de pronto dejando a los demás hablando solos para jugar y conseguir un premio para Adrien, un peluche que les recordaba al Calamar Gigante y no dudó en dárselo.

Frunció el entrecejo cuando le dijo que no lo quería, pero lo dejó explicarse. No lo quería de una forma superficial, sino más que eso. Recargó unos segundos su frente en su hombro, ¿por qué era así de tonto? ¿Por qué lo hacía sentir tan feliz cuando sólo quería oír que lo quería? — Yo también te amo… —su voz fue baja, un tembloroso susurro antes de entregarle el peluche. Tenía que distraerse y se dirigió a su amigo para hablar con él sobre branquialgas. — ¿Por qué no? —y apenas dijo eso, Denzel salió disparado a los juegos para ponerse a mirar si había algún juego con esas plantas.

Siguió en los juegos junto con Adrien durante el tiempo que tenían antes de la actuación, llegando y sentándose al lado de Adrien en uno de los asientos. Todavía tenía palomitas y había comprado dulces de regaliz para ver el espectáculo, así que iba alternando dulce y salado, dejando que su novio le robase golosinas cuando lo quisiera. Ignoró el intercambio de acciones de los hermanos mientras se acomodaba en el asiento, su espalda arqueada y las piernas cruzadas en un cuatro perezosamente mientras observaba. Las veelas le parecían hermosas a un nivel estético, pero nada más, eso lo dejaba pensando. Adrien no le parecía así. Era la única persona en todo el mundo que tenía esa diferencia.

El espectáculo acabó y aplaudió, pero sus aplausos fueron cortados por el repentino atrevimiento de su novio al ofrecerle un poco de chocolate. Le dio un bocado a su barra de chocolate agradeciéndole sólo con la mirada, antes de notar algo. Iba caminando por los asientos de en frente y puso su mano para que subiese a ella. Era una pequeña cucaracha. El Ravenclaw no pareció verla con asco, sino con curiosidad. Era hasta adorable si la veías con los ojos de amante de los animales con que Joshua la miraba. Miró a su novio y supo que iba a matar a su pequeña amiguita. Así que pasó al asiento siguiente, estirándose por en frente de Adrien.

Se llama Antenas —era un nombre bobo que le acababa de poner a Antenas. — Necesita una casa, adóptala —le pidió. Parecía que estaba bromeando, pero él lo hacía con toda su buena intención, pobre Antenas que no tenía casa. Y Antenas, tan adorable, se le subió al brazo al Gryffindor, aunque probablemente acabase aplastada por su atrevimiento. Joshua esperaba que no. — ¿Dónde es el próximo espectáculo, merrow? —le preguntó a su amigo, pasando el tema de Antenas para saber si tenían tiempo de ir a buscar más provisiones o jugar antes del siguiente show.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs] M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.160
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1445
Puntos : 1169
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Evans Mitchell el Lun Ene 22, 2018 11:15 pm

—Procura no romperla... Es la última.

No es que tuviera pasión por los pececitos o las branquialgas, pero Evans se encogió de hombros y accedió a tomar la oportunidad, arremangándose y colocándose en cuclillas junto a Denzel. Ey, parecía fácil. Era tan penoso ver al bajito errarle una y otra vez, que ya lo haría él, porque, ¿por qué no? Y además, así no tendría que pasarse el rato mirando la cara de decepción del ravenclaw, tan ilusionado siempre que veía una cola de pescado. Ya lo haría reírse de sí mismo y lo malo que era con el colador, una vez que Evans le demostrara cómo se hacía. Si es que lo conseguía, claro. Él, por su parte, no veía qué podía salir mal. Era sólo atrapar el pez, ¿verdad?

—¿Quieren otra paleta?—dijo el encargado del puestito, entre que soltaba una risotada amistosa. Sí, le hablaba a ese de la paleta rota en la mano, que de tan ensimismado parecía no caer en la cuenta de que, en efecto (¡y vaya, qué insólito!), había roto la paleta al primer intento.

—Ey, no me mires así, tú tuviste más oportunidades que yo—observó tranquilamente, asintiendo ante el ofrecimiento del encargado y sacando su propia billetera—Ya verás, lo haré por ti.

Y así estuvieron, ¿nueve intentos más? No, quince. ¡Dieciocho! ¡Veintiuno! Ok, al intento número treinta, la cara de monje Shaolín transfiguró a la de un Hulk en vena. Mira que, en contra de lo esperado, Evans Mitchell había demostrado tener la paciencia de un santo, llegando incluso a sonreírse frente a la derrota y a tomárselo a broma, además de mostrar qué tan en serio podía ir cuando se concentraba, ¡pero!, cuando vio que a pesar de todo no lo conseguía, estalló de la bronca y mandó a volar un par de peces, yendo a discutirle al encargado sobre esto y aquello al mismo tiempo que espantaba a la demás clientela. Es que mira, que tenía que ser calentón.

—¿Qué? ¡Las tienes!, ¿verdad? Eso es lo que querías: las branquialgas. Y que sepas que el juego era una estafa. Pero te las he conseguido—Sí, luego de que el encargado se diera cuenta que, o mejor se lo quitaba de encima o se quedaba sin clientela. No es que hubiera quedado muy contento al respecto. Si hasta lo amenazó con que tuviera cuidado si lo volvía a ver por ahí—. Tú me debes una, mi amigo. ¿Y qué si al tipo ese no le caigo bien? Le dije lo que tenía que decirle. Y yo estaba en lo cierto. No es como si me muriera por jugar a su estúpido juego de feria, ¿sabes?

***

—Evs por favor baja las piernas, molestas a la persona de adelante y no quiero tener problemas, es mi primera vez en el circo.

Je, Evans fingió que no lo había oído, clavados sus ojos en el escenario. Le molestaba un poco sí, que le dijeran dónde tenía que poner los pies, pero. Era Adrien, eso lo hacía diferente. Éste se apoyó en su hombro y el león sonrió de medio lado, todavía sin mirarlo. Hasta que tuvo la mala idea de girar el rostro y ver la mueca de súplica de su hermano, ¡eso era ponerlo en desventaja!

—Ok, ok—respondió impaciente, removiéndose en su asiento y bajando los pies—¡Pero mira!—Pateó la butaca de enfrente, dos, tres veces, y nada pasó—¿Ves?—dijo, colocando de nuevo sus pies sobre el respaldo de adelante—¡Ese tipo tiene la cabeza en otra parte! Bueno, más bien diría que está pensando con otra parte de su cuerpo. ¿No ves que el pelmazo está completamente obnubilado? En cualquier momento, ¡salta! Eso sería interesante de ver.

En eso, una mano salió de atrás y golpeó el hombro de Evans, llamando su atención. Él se volteó con un solo pensamiento: romperle la cara a quien fuera que lo importunara así, ¿¡es que le gente era toda así de bruta!? Entonces, su mirada se cruzó con la de una mujer, enojada porque se quejaba en susurros que no podía ver con las patas suyas en el aire, ¡y él estuvo a punto de soltarle la lengua sobre unos cuantos puntos! Empezando por la cara de arpía que tenía, pero ay, tuvo que mirar antes a la cara de su hermano y se contuvo, resignado. Bajó los pies, no sin lanzarle una mirada de furia a la mujer antes de voltearse, y luego agregó, conciliador:

—Ok, ¿ves qué bien me porto? No le he dicho lo fea que es. Lo hago por ti, tenlo en cuenta. Pero tan pronto como salgamos de aquí, le lanzo un conjuro. ¡Por supuesto que no! Era una broma, una broma.

Eso no se lo creía ni tú ni nadie.

—Tú disfruta, disfruta. ¡Te digo que me portaré bien! ¡Lo prometo!

***

—Se llama Antenas.

Ey, ey, ¿qué quería ése? Nada bueno, eso lo tenía claro. Todos solían pensar que el prefectito de ravenclaw era un buen tipo, un tipo tranquilo, ¿pero la verdad? Era un jodido imbécil, y lo que es peor, es que ERA MALIGNO. Sí, a Evans no lo engañaba. No dijo nada, sólo se limitó a mirarlo, hundido en su butaca mientras que se cubría la boca con una mano, diríase que pensativo. Lo caló con la mirada, todo serio. Y sin embargo, el otro no se dejó amilanar y continuó con su numerito, ¿y qué era lo que quería? Oh, no. QUE HIJO DE… Je, Evans no lo hizo asco al bicho, y sorprendentemente, no se movió ni un solo pelo, ni un milímetro, y permaneció en el molde, ensimismado en su postura. Hasta que.

—¿Dónde es el próximo espectáculo, me-ee-ee…

¿Merrow?

Era cosa de adivinar que eso es lo que diría, al menos, lo intentó. Si no fuera porque Evans lo atacó, sujetándolo por el mentón para que abriera grande, grande, al tiempo que le encajaba a Antenas en la boca y le cubría los labios con la mano, y con la cucaracha dentro. El forcejeo se dio justo cuando los espectadores se levantaban de los asientos. ¿Y en qué acabaría?

Al rato, Evans soltó, molesto e irónico:

—¿Qué? ¡Era una broma! ¿Me dirás que no puede tragarse una pequeña bromita? Lo siento, Adri, ¡pero vamos! Era sólo una broma, ¡lo juro! Es sólo que tu chico se toma todo a la tremenda. ¿Y qué si le metí una cucaracha en la boca? ¡Es pura proteína!

Evans Mitchell
Imagen Personalizada : Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs] VGl3uS3
RP : 8
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 67.450
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 624
Puntos : 463
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellUniversitarios

Denzel Smethwyck el Mar Feb 06, 2018 4:40 am

La ayuda de Evans resultó ser un alivio cuando se ofreció, alegando en su defensa que había tenido menos oportunidades que él, y aunque parecía un quejica, tenía razón. Además, parecía que fue aquello lo que lo motivó a seguir intentándolo, o quizás el motivo era otro, pues no cesó con una única tanda de tres palas, sino que siguió y siguió, hasta dejarse una buena cantidad de galeones. Aquello le sorprendió a Denzel, y quiso detenerlo cuando llegaron al decimoquinto intento, pero viendo que su tozudez le impedía dejarlo, y que parecía, o más bien quería creer que mejoraba con cada vez que trataba de pulir sus habilidades de feria, lo dejó actuar, pero ciertamente se ponía nervioso cuando seguía. Pero al llegar a treinta y ver que aún seguía sin lograrlo creyó que debía pararlo, no lo merecía, y empezaba a dolerle hasta a él que se esforzara tanto en vano.

Evs, déjalo, no merece la pe... —Pero justo entonces el gryffindor fue a montar uno de sus numeritos con el dependiente, y al final, entre discusiones y una mala imagen de cara al resto de personas, terminó dándole las branquialgas por pesado. De vuelta a reencontrarse con los otros, Denzel se mantuvo durante el trayecto muy contento abrazado al premio, el premio que le había conseguido Evans. Y aunque éste luego se lo echó en cara, diciendo que le debía una, el ravenclaw solo se quedó con lo bueno de todo aquello.

¡Has estado genial! ¿Las branquialgas? Lo que hiciste fue mejor, aunque no lo creas... Significó mucho para m... Digo. Que te la devolveré —No quiso continuar por aquella línea por miedo a que Evans le viera como un sensiblero a quién repudiaría por ello. En el fondo era más feliz por el simple acto, ese sacrificio y empeño con el que se esforzó, por él. Cosas como esas hacían que se hiciera un lío cada vez. Incapaz de cuadrar sus pensamientos, sentir una irracional alegría, y que, a pesar de sus tontas discusiones, le gustaba estar con él. Porque después de todo, esos pequeños detalles podían consigo. Era el germen que le confundía, que le hacía sentir raro, que su cuerpo actuara de forma extraña, y que por ello ya no entendiera nada.

***

La actuación de las Veelas le pasó volando, quizás porque aquellas no infundían ese efecto en Denzel como hacían en el resto de los hombres de la carpa, quizás porque contaba cada segundo para la siguiente actuación la de las sirenas, quizás. O tal vez, por el hecho de estar distraído, con su cabeza sumida en el caos de sus pensamientos, sin atender en absoluto y hundiendo su rostro bajo el panfleto que sostenía en todo momento. Apenas levantaba cabeza exceptuando en contadas ocasiones: Como la de evitar los problemas que Evans pudo ocasionar y que Adrien logró con su intervención.

Fue al final de la actuación cuando Joshua acudió al rescate de una nueva amiguita suya. Una cucaracha. A veces a Denzel le costaba entenderle. Sabía que le encantaba los animales, y tanto, que tenía que vivir con su granja en la misma habitación, pero no esperaba que su pasión por ellos llegara a tal extremo. Tenía que ser una broma, porque lo era ¿No? Porque, esa broma hasta tenía nombre.

¿Por qué le pones nombre a eso? Es una cucaracha —Entonces fue cuando rectificó y aquello le dio que pensar —¡Ah! Yo le daré una casa —Y su cama, un alfiler. Pero no se le veía muy entusiasmado realmente, pues no se esmeró en quitársela a Josh. La cucaracha pasó al brazo de Evs, que ni se inmutó. Asquito. Estaban a punto de salir de la carpa cuando Josh le fue a preguntar por la próxima actuación. No llegó a terminar la frase, pero estaba claro que al final le iba a llamar como lo hacía siempre, y no la terminó porque en ese instante Evans le metió a Antenas en la boca a la fuerza. A Denzel le entraron arcadas de solo verlo y se giró para no presenciarlo, aunque la imagen se alojó en su cabeza y estuvo a punto de vomitar. Una cosa era repudiarlas al tacto y otra muy distinta era tenerla en la boca ¿Cómo los asiáticos podían comer eso?

Denzel trató de no echar la pota con mano en boca. No supo muy bien cómo se resolvió todo detrás suyo, pero al rato ya habían salido de aquella carpa. Les quedaban unos pocos minutos para la actuación de las sirenas, y no quería perdérselo por nada del mundo. Eso le hizo recuperar las fuerzas que había perdido con el momento de flaqueza y ahora se disponía a presionar al grupo para llegar al sitio, incluso antes de que empezara, llegando a tirar de sus brazos si hacía falta.

¡Vamos vamos! Lentorros, es en la carpa dos, no podemos llegar tarde ¡Vamos! —La situación, era él encabezando la marcha, metiendo prisa y haciendo aspavientos con las manos para que le siguieran.
Denzel Smethwyck
Imagen Personalizada : Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs] XLaMjso
RP : 8
PB : Cole Sprouse
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 23.016
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : 000
Mensajes : 482
Puntos : 241
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck https://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck https://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia https://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck
Denzel SmethwyckInactivo

Adrien Lévesque el Dom Feb 11, 2018 2:55 pm

- ¡Evans! - Muy poco usaba el nombre completo de su gemelo, siempre había sido "Evs" a menos que se enojara, y cuando estaba realmente enfadado era el nombre con apellido, similar a una madre cuando va a regañar a su hijo, bueno puede que la ausencia de su figura materna le hiciera comportarse de esa forma o su propia educación, o su crecimiento emocional que tuvo con sus amigos, pero sea como sea, ese nombre sonó a regaño maternal, y es que ¿cómo se le ocurría golpear el asiento de otra persona? Su mirada fue sin duda de total reproche, aunque la persona frente suyo ni caso hiciera era respetar el espacio de los demás ¡era educación! Además podría dañar las butacas y vale que con un reparo podrían quedar como nuevas pero ese no era el punto, el punto es que empezaban así y luego terminaban como un vándalo, alguien que no respetaba a los demás y ese no era el futuro que quería para su hermano.

No pudo disfrutar mucho de las Veelas por estar pendiente de su hermano y cuando terminó su expresión se deformó en tristeza, todos aplaudiendo y él ni idea de lo que había pasado, se había perdido la primera función, de su primer circo, todo estaba saliendo un poquito mal. Suspiró para levantarse una vez que la marea de gente empezó a salir, otros se quedaban porque en esa carpa iba otra función algo de payasos y boggart, pero no le prestó atención porque iban a la que tanto había esperado su compañero, por la que le invitó, la función de las sirenas, esperaba que esta vez no se la perdiera.

Josh mencionó algo de una cucaracha ¿Antenas? Alzó la ceja, suponía que era un nombre falso porque vamos, los nombres de mascotas de Josh eran más creativos y bonitos que un "Antenas", entonces todo pasó rápido a su parecer, Evans tenía la cucaracha que era hasta adorable caminando por sus hombros, luego Josh la tenía en su boca y una pelea entre ese par - ¡Chicos! - Habla tratando de separar a su novio y su hermano, el pobre animal asustado terminó huyendo, ¡eso Antenas huye! - ¡Basta! - Con un petrificus totalus los separó a ambos, sus ojos estaban de un tono ámbar oscuro por el enfado -¿¡no pueden comportarse!? ¡Era una salida amistosa! - Gruñe, luego con un finiten los desparaliza - Hagan lo que desean si quieren matarse, pero yo si disfrutaré mi viaje - Entonces siguió a Denzel, pero el enfado pasó a ser tristeza ¿por qué ese par no podía comportarse? Y él a veces quedaba en el medio sin saber a quien apoyar, ha descubierto que ser parte neutral era lo mejor, además era su primera vez en un circo, no sabe si los otros ya han ido a uno, él aún le faltaba por experimentar cosas de un adolescente normal, por otra parte era para despejar su mente, tenía muchas cosas en que pensar, solo quería un respiro.

Se posicionó al lado del pequeño Ravenclaw, aún distraído ¿habría hecho bien? Miraba de reojo hacia atrás para saber si los seguían o continuaban peleando, una parte de él se sintió culpable por abandonarlos, detestaba estas peleas, las odiaba porque le hacían sentir impotente - ¿Dónde queda la carpa dos? - Pregunta al único que parecía contento, intenta sonreír tratando de contagiarse de ese entusiasmo y olvidar la pelea entre Josh y Evans, la razón por la cual le pregunta es porque irá a buscar un baño, cuando logra ubicarse asiente - Iré a hacer algo ya vengo - Se aparta de Denz con una enorme sonrisa, busca el baño, encontrándolo solo, perfecto.

Ingresó y cerró la puerta, suspira mirando su rostro en el espejo, desde hace un tiempo que ha tratado de fingir normalidad, se apoya en el lavamanos, se echa agua en el rostro para refrescarse, vuelve a suspirar, necesitó ese tiempo a solas para calmarse, no quería que notaran que la pelea le había dejado mal. Respiró hondo para luego salir totalmente arreglado, no del todo calmado pero ya no se sentía desilusionado, ha llegado a la conclusión que va a disfrutarlo, lastima que no sea como pensaba, una salida amistosa, con bromas, risas, chistes, comentarios entre la función los "wow" los "esperaba fuera mejor" nada de eso parecía ir como lo planeó, pero aún quedaban funciones y él si iba a disfrutarla...

¿Por dónde era la carpa dos? Denzel le había dicho pero se le ha olvidado... Bueno solo tiene que preguntar por la función de las sirenas ¿Cierto? Era sencillo - Disculpe... - Pero el trabajador del circo le miró con fastidio, cosa que le hizo retroceder levemente asustado, el tipo parecía medir dos metros de alto y muy, muy musculoso - Yo solo quería saber dónde es la función de las sirenas - Preguntó en tono a penas audible, se quiso golpear ese no era el tono de un Lévesque, la persona solo suaviza su expresión, seguro Adrien le parecía como un pequeño perdido buscando a sus padres. Frank, que descubrió como se llamaba le dijo que le siguiera, incluso colocó una mano en su cabeza despeinando sus cabellos, cosa que le molestó pero pronto la acción le gustó como el gesto que nunca tuvo su padre con él. Llegaron a la carpa en una amigable conversación, Adrien olvidó la pelea, se estaba divirtiendo con esa persona - ¡Es una lástima que ya pasara tu espectáculo! Trataré de venir para saludarte - Y lejos de su educación lo abrazó - Gracias por traerme - Frank le entrega una paleta que acepta gustosamente. Ingresa a la carpa con una gran sonrisa, ubicó a Denzel porque no sabía si Josh y Evs habían llegado, se sienta aliviado que la función no había comenzado aún, sacó la paleta y empezó a comerla mientras empezaba el espectáculo.
Adrien Lévesque
Imagen Personalizada : Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs] MBTnf1E
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 664
Puntos : 505
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id https://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627
Adrien LévesqueInactivo

Joshua Eckhart el Dom Feb 11, 2018 11:49 pm

Si le hubieran dicho cómo iba a resultar ese tramo del primer espectáculo, seguramente habría optado por quedarse en su cama. Al aparecer la pequeña cucaracha, Joshua no le vio problema alguno a tomarla con su mano cuidadosamente, poniéndole un nombre tonto para presentarla con los demás. — Las cucarachas también tienen sentimientos —le dijo a Denzel cuando cuestionó por qué le ponía nombre a la misma. Se la había ofrecido a Evans en un gesto de paz: Adrien la usaría en sus pociones y Denzel quién sabe en qué malicias le haría a su pobre cucaracha, en ese momento pareció la mejor opción.

Pero entonces Antena acabó en un sitio que ni de lejos sería su casa: su boca. No mordió, por suerte, y consiguió sacarla viva de ahí. Sintió la sangre hervirle en las venas, y encima aquel idiota intentando disculparse con Adrien. Antes de que terminara su estúpido monólogo, puso toda su fuerza en el puño derecho y asestó un golpe justo en su rostro, que quizá lo haría dar un par de pasos en retroceso si era bien dado. No iba a acabar ahí, era lógico, sino que se vieron dentro de una repartición de golpes que los hicieron rodar por las butacas en descenso en un nudo de palabrotas y golpes. Hasta que de pronto no se pudieron mover.

¡Él no había empezado! Intentó decirlo en vano, pues el hechizo lo tenía cautivo, antes de que desapareciera. Le dirigió una mirada densa a Evans y bufó, siguiendo a Adrien. — Oye, escucha, yo no empecé —trató de justificarse. Bueno, había dado el primer golpe, ¡pero ese idiota se lo merecía! No sabía cómo contentar a su novio, sabía que esa era una salida importante para él, no debió haberlo acompañado, él había insistido en quedarse pero Adrien no le había dado opción a negación. Todavía estaba bastante enfadado, por lo que había acabado alejándose un poco del grupo cuando Adrien desapareció de pronto de su vista, probablemente con dirección al baño.

Se entretuvo mirando algunas cosas en la feria, unas más interesantes que otras. Eso al menos hasta que una mujer que daba un mal rollo tremendo se le acercó de repente, asustándolo con la inadvertida cercanía. Lo miró directamente con uno de sus ojos totalmente blancos. — Las malas energías te rodean —dijo ella, sin apartar ni un poco la vista de él, — ¿qué es lo que te estresa tanto, muchacho? —preguntó. No parecía referirse a los golpes que evidentemente le habían quedado tras la pelea. Joshua la miró con ligero desdén antes de seguir lo suyo. — La ágata te dará equilibrio, otorga fortaleza y te ayudará en tu camino —lo sujetó con fuerza de la muñeca, depositando en su mano una roca gris.

Joshua arrancó su mano de la mujer, mirando la roca que le había dejado en ella. — Vieja loca… —masculló, pero cuando alzó la vista ya no había nadie ahí. Volvió a mirar la roca y volvió la mirada a la carpa, ¿ya habría entrado Adrien? No lo pensó mucho tiempo, guardó dentro de su bolsillo la roca y fue a entrar a la misma. De estar ahí, se sentaría a un lado de Denzel, quizá del lado contrario a donde estaba Evans si también estaba ahí, de modo que quedarían divididos por el cuerpo de su amigo y compañero de dormitorio, dándole vueltas a lo ocurrido con la anciana. — ¿Sabías que la leyenda dice que Atargatis, la sirena de la que me hablaste antes, se enamoró de un pastor porque Venus se ofendió por su belleza y la maldijo? Concibieron una hija que se convirtió en reina de Babilonia y el hechizo murió, por lo que Atargatis asesinó al pastor y se quitó la vida arrojándose al mar, pero los dioses le ofrecieron el poder de dos mundos, el terrenal y el acuático, y se convirtió en sirena —le contó a Denzel en voz baja. Sí, había investigado la historia que, como dijo el otro, le pareció la mar de curiosa, y en ese momento podía comentarlo con él.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs] M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.160
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1445
Puntos : 1169
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Evans Mitchell el Vie Feb 16, 2018 7:32 am

—¡Es pura proteína!

¡PAF!, ¡era real! No era un mosquito demasiado grande errándole en la trayectoria, o un proyectil que hubiera arrojado a modo de broma algún niñato caprichoso e insufrible, no. Era auténtica, inequívocamente una agresión palpable y sonante que, aunque insólita, le había cobrado un puño en plena cara.

El gorras le asestó un golpe.

Evans retrocedió, sí, de la impresión, la sorpresa. Tan pronto como su cara se apartó como se doblan las ramitas con un chasquido, se llevó una mano a la mejilla y parpadeó, confuso al principio.  No podía pensar en el dolor, porque, y aún con más fuerza que la molestia de un labio partido, crecía en él un sentimiento. ¿Que si estaba indignado?, ¿enojado? Naturalmente, ese sería su primer impulso: enfurecerse. Esta ocasión, era diferente. Al obligar a todas las fichas en su cabeza a que encajaran de alguna manera, cayó en la cuenta de lo que la situación le provocaba realmente. Estaba encantado. ¡Tanto que lo estaba! Je, ¿de verdad? ¿Y eso era un golpe? No era nada, por favor. ¿Quieres golpear? Que se hiciera hombre, primero. Pero, el prefectito, el súper alumno modelo, el papamoscas más grande de la historia cuando se trataba de manifestarse humano, estaba rabioso, ¡hasta el punto de olvidarse que Adrien estaba mirando! Oh, eso era tan inesperado. Evans se cubría la boca, pero sus labios se habían torcido en una rara sonrisa. Había sorna en esa curva. Le clavó los ojos con dureza antes de ir a por su cuello, ¿y cómo no pensó que el otro volvería a atacar? Porque en verdad, no lo creía capaz más que de un débil acceso de rabia.

Que desilusión si supiera, que tal arrebato en nada tenía que ver con él.

No importaba cuánto lo azuzara, cuánto lo buscara (¡y por Merlín!, ¡no había hecho otra cosa durante esos últimos siete años!, ¡y le había puesto verdadero empeño al asunto! Cualquiera podía ser testigo de ello), ese chico de allí, ese paliducho que era ahora un manojo de nervios, NUNCA reaccionaba. Era vil, por supuesto. Tenía una mente calculadora, vengativa, fría y desproporcionadamente perversa, pero. A la indolencia natural de Joshua Eckhart, se le oponía la vehemencia de Evans Mitchell. Era ESTO (por lo demás, intrascendente para cualquier otro que no fuera Evans) motivo suficiente para sentirse atacado, ¡asediado!, por punzadas de apasionado desprecio, y bajo el ojo de su lupa, esto, ESTO, esto que nadie sólo él podía ver y tocar, era de una índole IMPERDONABLE.

Joshua era diferente a él, y lo odiaba por eso.

Si no fuera por Adrien (por la relación que esos dos habían mantenido, y por tanto tiempo), es posible que Evans nunca se hubiera dado cuenta de ello, y hubiera podido seguir su vida en paz y feliz, sin reparar jamás en que alguien así podía encarnar tal afrenta contra su persona, inyectándolo de pura rabia, una rabia celosa, transpirada de odio, pero no, Joshua tuvo que aparecerse como un horroroso tumor, y no hubo forma de extirparlo, por mucho que lo intentara.

No era algo que Evans hubiera intentando explicarse nunca. Era así, y punto. Irracional, como la mayoría de pasiones que lo movían a actuar en cualquier circunstancia. El desagrado, la desconfianza, la antipatía, el rechazo que le provocaba Joshua penetraba todas las capas de su consciencia, hacia el oscuro interior de sí mismo, y lo experimentaba directamente a través del nervio más sensible de todos, su ego.  

Que por una vez, Joshua mostrara algo que Evans podía controlar, algo conocido, familiar, con lo que se sentía cómodo: la ira; para él, sabía a dulce venganza. Que nadie le fuera a ir a decir lo penoso y miserable que resultaba, que él se sintiera encandilado por dentro, de una forma que resultaba especialmente agradable, confortable, hasta deseable, porque, y a decir verdad se trata de un hecho evidente, sólo él podía ponerle precio a ese momento de aparente triunfo. Sin embargo, este torrente de emociones, cambió radicalmente con el segundo puñetazo.

Este le dolió realmente, y es que, resultó que Joshua sí quería herirlo. Y ya no supo dulce esa pequeña, insignificante venganza suya, sino que lo embargó una sed violenta —su boca estaba de pronto, reseca—, y perdió los estribos. Hasta olvidó a Adrien, que intentaba detenerlos.

—¡Tú…!

Lo siguiente fue arremeter contra ese incauto que jugaba demasiado con su suerte, chocándose los cuerpos, y perderse en un brusco descenso pasando por encima de las las hileras de butacas y algún que otro distraído que no había llegado a correr el pie a tiempo o que no tuvo más remedio que ver cómo sus restos de pochoclos volaban en todas direcciones, como si aquello fuera una cantina en decadencia y ellos dos borrachos que saltaban a empellones, forzándose a quedar uno reducido bajo el peso del otro entre puño que iba y venía y recolectando a su paso la mugre del lugar.

Adrien los paró, y entonces Evans recapacitó rápidamente sobre aquel embrollo, especialmente al captar por una oreja que su hermano estaba dispuesto a pasarla bien SIN ÉL; confesión que le partió el corazón, naturalmente. Con bronca, se acomodó las ropas, dejándolas peor que antes, pero en un gesto inconsciente que la nació en el acto, sabiendo lo mucho que Adrien le daba importancia a la prolijidad al vestir. Y en fin, un gesto tremendamente inútil. Esto, al tiempo que intentaba adelantársele al gorras y hablaba por encima de él, con una excusa que, al lado de la de Joshua, brillaba por su auténtica falta de originalidad. Que vamos, ni que hubiera planeado ir a meterse la misma papa en la boca del “Yo no empecé, fue él”. Ni así, fríamente calculado, les hubiera salida más cronometrado.

En vistas de que Adrien parecía EN VERDAD molesto, Evans se limitó a lanzarle al gorras una mirada de hielo, que quemaba sólo con tocarte, y se apartó de él, con un resoplido. Y para cuando se dio cuenta, perdió al grupo. Y habría sido luego de un buen rato, o no lo sabía, porque no lo recordaba. Lo único que era capaz de asimilar es que se había ensimismado hasta el punto de dejar de reparar en el hecho de que sus pies se movían solos, encarando rumbo desconocido. Sólo por la casualidad de chocarse con un extraño, volvió del trance en que su cabeza rumiaba como poseída un monologo muy extenso sobre Joshua Eckhart esto, Joshua Eckhart aquello, y demás veneno, para darse cuenta de que no tenía puta idea de dónde estaban él o los demás.

Sí, puede que Denzel hubiera tironeado de su brazo en algún momento —a menos que se hubiera chocado con otros extraños en el camino, sin percatarse de ello, algo sumamente probable—, pero, ¿y dónde estaba Denzel ahora? No, ¿dónde estaba su hermano? SU HERMANO. Miró en derredor, pero nada. Incluso la muchedumbre era menos densa en aquel sector de la feria. Ah, pero las risas llegaban de todos lugares, las voces animadas, el aroma dulzón de los caramelos. Y esta repentina consciencia de su entorno: una feria de atracciones, con gente feliz, lo hizo sentirse extrañamente desgraciado de pronto. Y le molestaba, porque era como si estuviera pasando por alto algo realmente importante. ¿Quizá algo que fuera importante para su hermano?

¡Demonios! ¿Dónde estaba Adrien?

Pero, lo distrajo la visión de la entrada de una carpa que, tal como realzaba el cartel, era ni más ni menos que “el laberinto de la casa de los espejos”. Puede que no hubiera perdido el hilo de sus preocupaciones si no hubiera visto entrar allí a un sujeto que conocía muy bien, y que lanzaba sobre su hombro miradas de reojo, como si pensara que lo seguían, o con temor de ser descubierto. Esto hizo que Evans sonriera con delicadeza, e intrigado, lo siguió con sigilo, internándose en el interior del laberinto. Y cómo no, cual deja vú, antes de darse cuenta, estaba perdido. O lo estuvo, hasta que lo atacaron por la espalda y perdió el conocimiento.

Y Evans no llegó a presentarse al show de las sirenas cuando este comenzó, simplemente se esfumó.



patatas y más patatas :
jejeje No se preocupen por Evans (?) Pueden hacer como si nada, hasta finalizar el acto. Que sería lo más natural. Ya se lo toparán sorpresivamente :pika: jejeje O podrían encontrarse con que hubo un ASESINATO que los cuidadores del circo intentan encubrir para que la gente no entre en pánico y sospechar o que Evans puede estar muerto o que HAY UN LOCO SUELTO. jejeje Ok, ok, ya sé, la flipo. Ya los sorprenderá Evans sino :3 Por cierto, ¿qué hay a continuación? ¿El show de los freaks? :3 Por favor, no se pierdan ningún show por Evans (!!!). Ya les digo, que seguro que aparece por ahí (???)

Y POR CIERTO.

¡Lamento mucho la demora! Gracias por la paciencia :3

:hug:

Evans Mitchell
Imagen Personalizada : Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs] VGl3uS3
RP : 8
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 67.450
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 624
Puntos : 463
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.