Situación Actual
7º a 10º
2 marzo ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

A little training // [Priv.] Leonardo Lezzo & Gwendoline Edevane

Gwendoline Edevane el Mar Mar 06, 2018 9:33 pm

Recuerdo del primer mensaje :

A little training // [Priv.] Leonardo Lezzo & Gwendoline Edevane - Página 3 1z5lq8i
Domingo 4 de marzo, 2018 || Sala de entrenamiento de la Sede de la Orden del Fénix || 19:07 horas

Después del fiasco que había supuesto mi enfrentamiento con Ulises Kant durante aquella peligrosa misión junto a Sam, me había puesto las pilas. No solo porque me parecía inaceptable que mi amiga hubiese tenido que defenderme mientras yo me retorcía de dolor tirada en el suelo, motivo que siempre sería el principal, si no también porque, cómo miembro de la Orden del Fénix, debía ser también una duelista competente. No podía esperar que siempre hubiese alguien para salvarme el pellejo, y tarde o temprano tendría que aprender a arreglármelas sola.
A fin de progresar un poco en dicho campo, decidí invertir la tarde del domingo entrenando. Mi vida social no se iba a resentir demasiado, teniendo en cuenta que en los últimos meses se resumía a verme de cuando en cuando con Sam y Caroline. Especialmente con Sam.
Llegué a la zona segura para fugitivos a través de una de las entradas secretas, y de allí me encaminé a la sede de la Orden. La sala de entrenamiento estaba repleta de cosas que podían utilizarse para mejorar las aptitudes, tanto mágicas cómo físicas, y en aquel momento me la encontré vacía, cosa que me alegró. Dejé mi pequeña mochila sobre uno de los bancos cercanos y me quité el abrigo que llevaba para protegerme del frío. Por debajo llevaba ropa vieja, y por suerte, la temperatura del cuarto de entrenamiento era muy buena.
Saqué del bolsillo de mi abrigo mi varita y me dispuse a empezar el entrenamiento. Por los alrededores había de todo: maniquíes de prácticas que podían ser animados para actuar cómo si fuesen magos, sacos de sparring, blancos de práctica, espejos que colgaban del techo y rebotaban los hechizos que se les lanzase... Estos últimos eran los que me interesaban para empezar, pues podía decirse que representaban lo más parecido que podía encontrarse allí con un duelo real. Bueno, a excepción de los duelos con otros magos, claro.
Hice algunos estiramientos antes de empezar, y una vez estuve lista, asumí mi pose de duelo favorita, muy similar a la posición de guardia de la esgrima muggle: piernas ligeramente flexionadas, el brazo izquierdo flexionado a la espalda, el brazo derecho empuñando la varita hacia el frente.

—¡Vamos allá!—Dije, y entonces uno de los espejos se descolgó del techo. No era muy grande, pero a la distancia que estaba de él, no iba a ser difícil acertarle.¡Expelliarmus!Exclamé con una floritura de varita, apuntando al espejo. La luz emergió de mi varita e impactó sobre el cristal, volviendo en mi dirección más rápido de lo que yo lo había conjurado. Alcé la varita ante mí y conjuré un hechizo Protego no verbal, defendiéndome con éxito de mi propio hechizo.

Al principio era fácil, sí. La dificultad radicaba en hacerlo rápido, un hechizo tras otro, cómo si de un duelo real se tratase, alternando maleficios y protecciones a gran velocidad. Era una forma de aumentar los reflejos. Así lo hice, y creo que logré protegerme de unos cuatro hechizos más, antes de que mi propio hechizo de desarme me arrancase la varita de las manos.
Maldije en silencio, agachándome para recoger la varita y volver a empezar. No iba a darme por satisfecha con tan poco. En un duelo real, estaría muerta.


Atuendo de Gwen:
A little training // [Priv.] Leonardo Lezzo & Gwendoline Edevane - Página 3 50nzv4
Gwendoline Edevane
Imagen Personalizada : A little training // [Priv.] Leonardo Lezzo & Gwendoline Edevane - Página 3 9guYyyq
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 31
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.286
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 1438
Puntos : 978
https://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane https://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline https://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline https://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Leonardo Lezzo el Vie Abr 13, 2018 12:34 am

Lo había conseguido, lo había conseguido. Había parado el hechizo de Gwen con el encantamiento defensivo Aura. La magia que había salido de la varita de ella había chocado contra el hechizo defensivo de Leo, y todo había desparecido. Ni él estaba en el suelo, ni había sufrido daño alguno. Se emocionó como un crío. No se estaba jugando nada, simplemente practicaban. Pero acertar una defensa, la primera vez contra Gwen, le subía mucho los ánimos. Le daba esperanza de poder sobrevivir a otro duelo más. Casi siempre que se enfrentaba a misiones de la Orden iba acompañado por gente experta. Casi siempre aurores de los buenos, que habían sido apartados de sus cargos. La última vez salió con Drake, y estuvo genial. El tío es muy bueno con la magia. Leo aspiraba a poder ser tan diestro como él. Pero Gwen le estaba demostrando que era dura de pelar. - Eh, eso no me lo esperaba. No quiero presumir, pero creo que he conjurado un Aura perfectamente. ¿Tu qué opinas? - El chico rió. No solía reír muy a menudo, y menos desde que estaba en esta situación.

Como bien había dicho la mujer, no había que perder el ritmo, así que Leo tenía bien pensado un hechizo de ataque. Pero a su vez, estaba interesado por conocer un poco más la historia de Gwen. Ella no es fugitiva, trabaja en el Ministerio como si nada y hace poco tiempo que se ha unido a la Orden. Antes mencionó a una tal Sam. Las dos se habían tenido que enfrentar a un cazarrecompesas. - ¿Debería conocer a tu amiga Sam? Si os enfrentasteis a un cazarrecompensas imagino que ella debe ser fugitiva. Sé que es imposible conocer a todos los fugitivos del país. Pero viendo que tu estás aquí... Lo que intento preguntar es: ¿Cómo llegaste hasta aquí? - Leo lanzó la pregunta, y luego el ataque. No intentaba distraerla, simplemente usaba el mismo modus operandi que ella. Además, le dejó claro con un movimiento de varita que un Expelliarmus no verbal iba en su dirección.  
Leonardo Lezzo
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 19.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 508
Puntos : 232
https://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo https://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo https://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia https://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo
Leonardo LezzoInactivo

Maestro de Dados el Vie Abr 13, 2018 12:34 am

El miembro 'Leonardo Lezzo' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
A little training // [Priv.] Leonardo Lezzo & Gwendoline Edevane - Página 3 NmJNbu6
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : A little training // [Priv.] Leonardo Lezzo & Gwendoline Edevane - Página 3 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Gwendoline Edevane el Sáb Abr 14, 2018 1:24 pm

Desde que había empezado a acudir asiduamente al refugio—no demasiado a menudo, pues tampoco tenía intención de desvelar la ubicación de aquel lugar a gente indeseada—no había podido evitar sentir curiosidad por los que allí se reunían con asiduidad. En su mayoría, solían ser fugitivos, gente que poco o nada tenían que perder, y mucho que ganar si se arriesgaban a hacer frente al gobierno. Y por supuesto, sabía de buena tinta que la mayoría de ellos eran perseguidos bajo pretextos falsos, inventados. ¿Robo de magia? Por favor, eso ni siquiera era posible. Los puristas podían ser muy imaginativos a la hora de negar el derecho a la magia de los hijos de muggles, ese golpe derecho a la mandíbula que suponía para sus egos. Porque claro, ¿cómo reconocer al mundo que de dos seres no mágicos puede salir un ser mágico tan poderoso—o más—que un mago de sangre limpia? Eso sería reconocer que todas sus ideas eran basura.
Mi curiosidad me llevó a preguntar a Leo su opinión sobre los radicales. Los radicales, si bien luchaban del lado de los "buenos", lo hacían de una manera equivocada. ¿Qué consigues atacando a inocentes en eventos públicos? Para mí no era más que una perfecta definición de la expresión "Tirar piedras contra tu propio tejado". Ataques cómo los perpetrados en fin de año, o durante los mundiales de Quidditch, reforzaban una idea: que los que luchaban por recuperar el gobierno anterior no eran mejores que los que ostentaban el poder.
Cómo bien decía Leo, sus razones eran comprensibles. Cómo había comprobado durante mi primera misión para la Orden del Fénix, una persona que lo había perdido todo podía perder también el norte. Connor Wells, fabricante de escobas, hombre de familia... lo había perdido todo, y se había embarcado en una espiral de destrucción y autodestrucción. Porque cuando te lo quitan todo... ¿qué te queda?

—El Ministerio, por norma general es un nido de víboras. Y es difícil saber en quién confiar ahí dentro. Cuento con los dedos de una mano a esas personas... y me sobran dedos.—De hecho: Caroline Shepard y... ¿paramos ya?—Pero bueno, opino más o menos lo mismo que tú sobre los radicales. Y no me gusta la violencia, pero si hay que luchar, hay que luchar. Lo importante es que nuestra lucha sirva para algo, no solo para destruir.—Porque en este mundo asqueroso y podrido había ya suficiente destrucción. Y no solo en el mundo mágico, pues los muggles también parecían estar deseando ver el mundo arder.

Logré defenderme de uno de los hechizos de Leo con un efectivo Protego no verbal, frustrando una vez más el intento del muchacho de inmovilizarme con cuerdas mágicas, y para no perder un solo segundo, y afilar nuestros propios reflejos, lancé un hechizo Depulso no verbal que tenía la intención de pillarle desprevenido, cómo en un duelo real. ¿Y sabéis qué ocurrió? Que lo detuvo exitosamente con un hechizo Aura, lo cual me hizo dedicarle un sincero aplauso.

—¡Muy bueno!—Convine con un asentimiento de cabeza y una sonrisa algo más relajada. Empezaba a sentirme más "pez dentro del agua" con Leo, quizás debido al hecho de que estábamos entrenando juntos.—Cómo puedes ver, Aura es una maravilla. ¿Sabes que un hechizo Aura lo bastante resistente puede salvarte la vida de una caída desde lo alto de un edificio? Absorberá el daño de la caída, y tú saldrás caminando de ahí cómo si nada.—No lo había probado, por supuesto. Cómo para ponerme a saltar desde lo alto de un edificio solo por probar una barrera, vamos.

Leo entonces me preguntó acerca de Sam, cosa que me pilló un poco desprevenida. ¿Sabéis eso que os ocurre cuando la mención de un nombre, por un momento, os deja patidifusos? Pues eso me ocurrió. Sam. ¿Debería conocerla Leo? Bueno, conocerla, no lo sabía, pero estaba más claro que el agua que prácticamente todo el mundo mágico tenía que haber visto su cara en los carteles de "Se busca", aún sin darse cuenta. Las ediciones de El Profeta de cuando en cuando sacaban carteles de "Se busca" antiguos, cómo queriendo decir "¡Eh, ciudadano! No te olvides de que este indeseable sigue libre, y hay dinerito por su captura".

—Probablemente la hayas visto alguna vez. Igual que yo te conocía "de vista" en la reunión: el Ministerio no se dedica precisamente a proteger los bosques, y no escatima en carteles de "Se busca".—Comenté con cierto humor sarcástico. Desde que Voldemort estaba en el poder, podía imaginar a los puristas más devotos imprimiendo más y más carteles.—Es una buena persona, aunque lo ha pasado muy mal. Si os encontráis, seguro que podéis echaros una mano. Y os llevaréis bien.—Le dije con una sonrisa. ¿Quién podría llevarse mal con Sam? Bueno... hay algunos, aunque... generalmente lo suyo más que llevarse mal es "vulnerar todo derecho humano con ella porque no es más que una sangre sucia".

Estaba a punto de responder a su siguiente pregunta, cómo me había unido a la Orden de Fénix, pero no tuve tiempo: Leo conjuró un nuevo hechizo, y mi concentración de repente pasó a la defensa. Conjuré rápidamente un Protego no verbal a fin de bloquear el hechizo. Cosa que hice, para mi sorpresa. Me alegraba ser capaz de actuar tan bien bajo presión, sobre todo cuando de defensa se trataba.
Esbocé una sonrisa, asintiendo con la cabeza.

—Me parece que los dos somos buenos defendiendo, ¿eh? Hasta bajo presión.—Y concluído aquel intercambio de hechizos, pude por fin responder a la segunda pregunta de Leonardo.—Bueno, en el Ministerio se escuchan cosas. El nombre "Orden del Fénix" no era precisamente secreto, pero a pesar de eso no fui capaz de dar con vosotros por mí misma. Cómo soy empleada del Departamento de Accidentes y Catástrofes, en ocasiones me veo en la tesitura de comprobar varitas.—Hice una pequeña pausa, acercándome al banco dónde tenía mi botella de agua para cogerla y beber un trago. Le ofrecí a Leo, aunque no sabría si querría beber de la misma botella dónde yo había puesto la boca.—El caso es que de cuando en cuando, en accidentes menores que involucran a gente con ideales opuestos al gobierno actual, me dedico a "limpiarlas". Consiste en modificar el último hechizo utilizado, o simplemente ocultarlo.—Hice una pausa para sentarme en el banco.—En una ocasión, una de las familias a las que ayudé me hablaron de la Orden del Fénix. Yo misma ya sentía que quería hacer algo más para cambiar las cosas, y... bueno, lo consideré una señal, ¿sabes? Llegué aquí, ofrecí mi ayuda y... bueno, aquí estamos.—Esbocé una leve sonrisa.

Era una forma muy simplista de ponerlo, pues no había sido tan sencillo ingresar a la Orden. Era una desconocida que trabajaba en el Ministerio, pero cuando dejé que alguien, un legeremante del refugio, examinase mis recuerdos, me aceptaron. Podía brindarles información y ayuda muy útil desde dentro.


Off rol:
Para no hacer doble post, he tirado el dado y luego editado este post en función al resultado. Cómo me he protegido, ya no ataco y podemos seguir roleando normalmente, con entrenamiento pactado, cómo dijimos ^^


Última edición por Gwendoline Edevane el Sáb Abr 14, 2018 1:33 pm, editado 1 vez
Gwendoline Edevane
Imagen Personalizada : A little training // [Priv.] Leonardo Lezzo & Gwendoline Edevane - Página 3 9guYyyq
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 31
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.286
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 1438
Puntos : 978
https://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane https://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline https://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline https://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Maestro de Dados el Sáb Abr 14, 2018 1:24 pm

El miembro 'Gwendoline Edevane' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
A little training // [Priv.] Leonardo Lezzo & Gwendoline Edevane - Página 3 UzZXarO
Maestro de Dados
Imagen Personalizada : A little training // [Priv.] Leonardo Lezzo & Gwendoline Edevane - Página 3 1ggcHSD
RP : 0
Mensajes : 3787
Puntos : 1720
Maestro de DadosModerador

Leonardo Lezzo el Lun Abr 23, 2018 12:34 am

Se sentía contento por haber podido defenderse del hechizo de Gwen, aunque sabía que a la siguiente no tendría tanta suerte. El hechizo Aura había quedado registrado en su mente, y estaba seguro de que lo usaría muchas más veces de las que le gustaría. Con saber defenderse, es suficiente para salir airoso de un duelo. En una de las defensas aprovechas para salir pitando, y ya. Leo no sentía el suficiente rencor como para querer atacarles o herirles. Nunca lo haría si no era estrictamente necesario para salvar su vida o la de otros. No era de naturaleza violenta, y solamente atacaba cuando veía verdadero peligro. Ahora que estaba más cerca de todos los fugitivos, sabía que daría la vida por ellos, y sabía que sería capaz de dar muerte a un mortífago para salvarlos. Es una guerra... Si eres un blando, mueres. Y el chico no quería morir todavía.

El duelo con Gwen fue bien, porque estaba aprendiendo cosas de ella. Conocía muchos hechizos que Leo ni recordaba, y le daba explicaciones como si de una clase de Hogwarts se tratase. Leo estaba más que agradecido de haberse topado con ella en la sala de entrenamientos. Pero a parte de lanzar hechizos y defenderse, también hablaban. Le había hablado de una tan Sam, que era fugitiva, y Leo preguntó directamente si debería conocerla. Su cabeza valía muchos galeones, igual que la de él, y había carteles de ella. Había muchos carteles de búsqueda de fugitivos, era muy difícil acordarse de todos. El chico, más curioso de lo normal, preguntó a Gwen como había conocido la Orden. La escuchó muy atento. Ella, como trabajadora del Ministerio, ayudaba a salvar a gente. - Tu posición no debe ser fácil, eres muy valiente. ¿Sabes? Conozco a una chica que es nueva en esto. Quizás podría presentártela. Yo no puedo ofrecerle más que consejos y mi visión como fugitivo, pero tu tienes una visión más global. Ella trabaja en El Profeta, y quiere ayudar en la Orden. ¿Crees que podrías ayudarla a ser discreta y a que no la descubran? Tampoco tiene mucha experiencia en duelos, y tu te ves tan preparada que... Se llama Eva. - Leo sonrió al decir su nombre. Estaba poniendo a Gwen una posición difícil, pero ella podía negarse. El chico solo quería que su nueva amiga no tuviese ningún problema llevando una doble vida.

Habían lanzado ya muchos hechizos, y habían pasado un par de horas. Leo no se sentía cansado, pero tampoco le apetecía mucho seguir con el duelo. - Por hoy, tu ganas. ¿Qué tal si vamos a por un refresco? Nos lo hemos ganado. - Habían bebido agua, pero el chico prefería algo más nutritivo. Quizás un zumo de calabaza o unas golosinas, lo que encontrasen. Recogieron la sala dejándola ordenada, tal y como estaba antes de su duelo, y salieron.
Leonardo Lezzo
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 19.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 508
Puntos : 232
https://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo https://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo https://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia https://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo
Leonardo LezzoInactivo

Gwendoline Edevane el Miér Abr 25, 2018 3:04 pm

El entrenamiento no había ido mal. Si tuviese que sacar una conclusión de todo el conjunto, sería que habíamos sido bastante prudentes el uno con el otro. Prundentes ya no en el sentido de proteger nuestros pellejos, si no más bien a la hora de lanzarnos hechizos ofensivos. No nos habíamos conseguido acertar más que un par de veces, una cada uno, y posiblemente fuese debido a un miedo inconsciente a la hora de dañar al otro. Cierto, el primer hechizo de Leo me había mandado contra unas cuantas colchonetas, y me había dejado un pelín magullada, pero aquello podía atribuirse a que me había pillado desprevenida, o bien que los nervios le habían jugado una mala pasada y había atacado con más fuerza de la que en principio pretendía. O quizás fuese una combinación de ambas cosas, sumada a mi escasa destreza en los duelos.
Cómo fuese, Leo parecía haber tenido suficiente, y cuando recuperó su pose normal para seguir hablando, yo hice lo propio. Me relajé un poco y tomé un poco de agua. Parecía que no, pero los duelos mágicos eran tan buen ejercicio cómo cualquier otro.
Esbocé una leve sonrisa ante las palabras de Leo, y valoré si realmente me había considerado valiente alguna vez. Lo cierto es que no. Durante el año anterior, el año que siguió al cambio de gobierno en el mundo mágico, viví días en los que simplemente me dedicaba a existir. A existir, pero no cómo un ser humano, si no más bien cómo cualquier objeto inanimado, o quizás cómo una planta. Acostumbrada a hacer ciertas cosas, a una rutina, simplemente vivía para esa rutina. Pero no sentía nada. Supongo que estaba en shock por haber perdido prácticamente todo mi mundo—y por haber expulsado de mi mundo a la única cosa que me quedaba, mi padre—y que en cierto modo pasé por algún tipo de depresión. El empezar a recuperar pedazos de mi mundo perdido me permitió volver a ser yo... y luchar porque algún día ese mundo perdido volviese a mí.
No sé si eso puede considerarse valor.
Pero Leo solo me decía aquello a modo de introducción. Me habló de una amiga suya, una mujer que se llamaba Eva, y que formaba parte de la Orden. Bebiendo otro trago de agua, escuché la introducción que Leo hacía sobre ella, mientras pensaba. ¿Podía enseñarle yo algo a ella? Los periodistas generalmente son gente de mundo. Por supuesto, no tendría problema a la hora de enseñarle mis pequeños trucos a la hora de mostrarse cómo una fiel seguidora de Lord Voldemort. Todo lo que hiciese para ayudar a la Orden me parecía perfecto.

—Supongo que sí podría darle algunos consejos.—Respondí a la pregunta de Leo, con un leve asentimiento de cabeza.—Me encantará echarle una mano, siempre y cuando haya algo que yo pueda ofrecerle, por supuesto.—Y rematé aquello con una sonrisa un poco más amplia. No era una persona para la cual fuese fácil hacer amigos, pero en aquella guerra teníamos que colaborar todos. Ayudarnos. Y no ir cada uno por su lado con intenciones suicidas. Ese era precisamente el problema de los radicales, y el motivo por el cual estaban fallando estrepitosamente.

Así que dimos el entrenamiento por concluido. Leo dijo que yo ganaba, aunque no estaba del todo segura de ello. Si me preguntasen a mí, diría que aquello había sido un empate técnico. Ninguno de los dos había salido perdedor de aquel encuentro, y creo que ambos aprendimos algo.

—Eso suena bien.—Acepté su invitación.—Y de paso puedes enseñarme un poco este sitio. La verdad es que no he estado suficientes veces por aquí, y me vendría bien una pequeña visita guiada. Así no me perderé cuando vague sola por aquí.

Ambos abandonamos la sala de entrenamiento, una sala que en venideros meses visitaríamos de cuando en cuando. Juntos o en solitario, pues yo no tenía pensado descuidar mis entrenamientos. Si quería serle de utilidad a aquellos a quienes quería proteger, más me valía entrenar...
Gwendoline Edevane
Imagen Personalizada : A little training // [Priv.] Leonardo Lezzo & Gwendoline Edevane - Página 3 9guYyyq
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 31
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.286
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 1438
Puntos : 978
https://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane https://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline https://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline https://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.