Situación Actual
7º a 10º
2 marzo ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Hatrið mun sigra. —Hellion.

Abigail T. McDowell el Miér Mayo 29, 2019 2:45 am

Recuerdo del primer mensaje :

Hatrið mun sigra. —Hellion.  - Página 2 FPDzhNz
—Martes, 28 de mayo del 2019, 20:24 horas—
Pub 'The Darkest Basement' || Atuendo

Vicki Vale, la diva del cotilleo, había vuelto a dejar su sello inventándose cosas de la Ministra de Magia en aquel asqueroso periódico del corazón. Abigail solía hacer caso omiso a esas cosas y, de hecho, ni se compraba ese tipo de prensa que no aportaba nada en absoluto. Sin embargo, como se hablaba de ella, lo difícil era que alguien no terminase diciéndolo de alguna manera...

Se encontraba en ese momento en compañía del cazarrecompensas Aleister Corven, tratando asuntos profesionales en aquel lugar de confianza, para cuando Mercy, la camarera, le había llevado Corazón de Bruja a Abigail y compañía, diciéndoles que ambos salían como protagonistas de la sección más misteriosa. La pelirroja dejó de lado El Profeta—algo que aportaba mucho más que un mero periódico de cotilleos sin fundamentos—y cogió lo que trajo Mercy en compañía de dos nuevos vasos de whisky. Cuando leyó lo que ponía de McDowell y Corven, escrito por esa tal Vicki Vale, puso los ojos en blancos y se lo pasó a Corven, quién lo leyó de manera desinteresada, por mera curiosidad.

Daba igual con quién se dejase ver Abigail McDowell, que al parecer siempre sería un buen candidato para intentar atrapar su corazón. O algo así decían, como si Abigail tuviese corazón que pudiese ser atrapado. Al menos habían dejado de lado los rumores con respecto a Alexander, su asistente, pues le molestaba especialmente que pudiese asociarse su profesionalidad como Ministra con cualquier tontería que tuviera que ver con el amor o sucedáneos.

Cuando Aleister dejó de leer aquello, Abigail miró el reloj de su muñeca y lo miró:

¿Entonces todo claro? Evidentemente hablaba del tema que les había llevado allí en primera instancia, no de la tontería de Corazón de Bruja, revista que terminó sobre la mesa como posavasos. El cazarrecompensas asintió con la cabeza. No me mandes correspondencia: quedamos aquí en dos días y me cuentas lo que hayas descubierto.

—Que sean cuatro. No acostumbro actuar en un país diferente y sabes que no me gustaría presentarme aquí con las manos vacías. —Cogió entonces su vaso y se bebió todo el contenido de golpe, poniéndose de pie justo después. —Nos vemos pronto.

No hubo ningún tipo de trato de despedida: ni se estrecharon la mano, ni se dieron un beso, ni absolutamente nada. Ambos eran dos personas muy frías y la verdad es que ya eran años de confianza entre ellos. Habían pasado un límite en el que ese tipo de cosas quedaban relegadas a ser totalmente despreciables. Así que Abigail vio cómo se iba de allí hasta la puerta mirándole el buen culo que le hacía esos pantalones. La verdad es que comparado con el culo que tenía sus asistente dejaba mucho que desear: el culo de Alexander era otro nivel.

Cuando Aleister llegó a la puerta dejó pasar al hombre que estaba entrando, que se trataba de Hellion. Abigail había quedado allí con él a las ocho y media, justo después de su cita con Aleister, por lo que el cálculo había sido perfecto.

The Darkest Basement:
Hatrið mun sigra. —Hellion.  - Página 2 Txp5BqO

Aquel lugar se trataba de un pub regentado por una mujer de ideales puristas, probablemente de las pocas mujeres que se llevaban bien con Abigail McDowell, una chica que no solía soportar a otras mujeres. Era un lugar enteramente mágico, sólo para personas de confianza y con entradas ocultas que iban cambiando cada cierto tiempo. Era uno de los pocos lugares en donde una podía tener tranquilidad a la hora de tratar ciertos temas serios pero extraoficiales, ya no como la Ministra, sino sencillamente como Abigail McDowell. Habían muchas cosas que ella quería tratar, pero no quería utilizar el Ministerio de Magia para ello. Por ejemplo casi todos sus tratos con Aleister no tenían nada que ver con el gobierno que llevaba, por lo que intentaba mantenerlo al margen. Ahora mismo todo ‘The Darkest Basement’ estaba bastante vacío, con pocas personas en los diferentes sofás y con una muy tenue música de ambiente.

Se ve, que aún así, la dichosa Vicki Vale, su stalker número uno, parecía tener ojos en todos los lugares del mundo mágico.

Mercy se acercó a Hellion para señalarle en donde se encontraba Abigail, pues había sido previamente avisada que esperaba a otro amigo a las ocho y media. La pelirroja se encontraba en una zona más alta, en donde se encontraban dos sofás de piel blanca de dos asientos cada uno. En medio de ellos había una mesa alargada, en donde había algo para picar y el vaso a medio beber de la chica, así como aquel Corazón de Bruja, destinado a ser posavasos el resto de su vida.

Hellionsaludó a su amigo cuando llegó a su zona, poniéndose en pie para recibirlo de manera conveniente. Había quedado con él por propia petición del hombre, pues le había dicho que necesitaba hablar con ella de ciertos asuntos y teniendo en cuenta que no había asistido a su despacho para ello, suponía que poco tenía que ver con el Ministerio de Magia.

Mercy, por su parte, con su varita retiró los vasos vacíos sobrantes, los cuales salieron levitando hacia la barra.

—Hellion —repitió Mercy desde atrás tras escuchar el nombre del hombre. —¿Qué te pongo? —preguntó antes de irse y no volver a interrumpir.


Mercy Kerr:

Mercy Kerr
30 años Sangre puraAnti-muggles
HumanaCamareraBritánica
HISTORIA Y PERSONALIDAD
Personaje creado por Abigail T. McDowell

Datos:
PB:
NS/NC
ESTADO:
Soltera
TIPS DE LA PERSONALIDAD:
Traviesa, peleona, con muy mala hostia y con gran carácter
DATOS DE INTERÉS:
• Es la pequeña de sus hermanos y nunca ha querido seguir los negocios familiares. Se desvinculó y creó gracias a la fortuna de su familia 'The Darkest Basement', un pub de clase para magos puristas.
• Es anti-muggles, posee la marca tenebrosa y ha perdido la cuenta de las personas a las que ha matado.
• No es cazarrecompensas, pero su local está abierto para todos ellos. Tiene tolerancia cero con las personas con ideales pro-muggles.
• Las cicatrices de su rostro fueron hechas con una daga que estaba maldita, por lo que son cicatrices que no le desaparecen. Nunca cuenta cómo se las hicieron y hace un homenaje al Joker, inventándose cada vez que le preguntan una historia diferente. A Abigail ya le ha contado doce versiones diferentes.
• Tiene sus dos brazos, su pecho y su cuello tatuado. Sin embargo, sus piernas están totalmente vacías.

Relación con mi personaje:
Conoció a Mercy gracias a Nathaniel Kerr, un gran compañero de Hogwarts de Abigail. En un principio la relación entre ambas fue tensa y bastante hostil, hasta que terminaron destensando sus no demasiadas diferencias en la cama. Es una de las pocas mujeres que han sido 'la excepción' para Abigail. Años después Mercy empezó con el proyecto de su pub y cuando Abigail se convirtió en Ministra le ayudó para convertirlo en un lugar seguro en donde los fugitivos no pudieran tener acceso. No la ayudó para que cumpliese su sueño, la ayudó para tener un lugar en el que poder ir tranquilamente a tratar sus propios asuntos sin que nadie atentase contra su vida.

Actualmente Mercy le está muy agradecida, por lo que Abigail tiene todos los permisos y favores que pueda tener una persona en The Darkest Basement. Nunca se han  tratado como amigas convencionales, pero probablemente es lo más cercano que tenga Abigail a una amiga. Mercy profesa gran lealtad a Abigail, considerándola una persona de armas a tomar, por lo que jamás le traicionaría.


Abigail T. McDowell
Imagen Personalizada : Zorra lo mires por donde lo mires
RP : 11
PB : Hayley Williams
Edad del pj : 30
Ocupación : Ministra de Magia
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 39.112
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No tiene
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 916
Puntos : 682
http://expectropatronum.foroactivo.com/t150-abigail-t-mcdowell http://expectropatronum.foroactivo.com/t153-te-atreves-relaciones-de-abi-mcdowell http://expectropatronum.foroactivo.com/t158-cronologia-de-abi-mcdowell https://www.expectopatronum-rpg.com/t173-lechuceria-de-abi-mcdowell#850
Abigail T. McDowellMinistra de Magia

T. Hell Drexler el Dom Ene 26, 2020 5:27 pm

Drexler jamás había estado en una situación semejante, jamás había visto a un ser como Garrick, con una mente tan compleja que había sido capaz de crear varios tipos de personalidades, todas conectadas pero a la vez independientes entre sí.

Para un inefable como Hellion Drexler, cuyos estudios se centraban primordialmente en los pensamientos, en la sala de los cerebros como era llamada por los inefables, aquello era simplemente algo fascinante.

Aun así no fue fácil para él descubrir qué era exactamente lo que pasaba con Fernsby, de hecho parecía que Abigail había sido más avispada que él y entabló una conversación con Hedwig gracias a la cual Drexler supo encajar las piezas. O al menos, empezar a hacerse una idea de lo que estaba ocurriendo, pues en realidad estaban lejos de entender la compleja mente de Garrick Fernsby.

<>, fue el pensamiento fugaz que pasó por la mente del inefable mientras correspondía a la mirada que la pelirroja le había dado después de que Hedwig dijese aquello.

Pero aquel pensamiento se desvaneció tan rápido como llegó, no había cabida para aquello en ese momento, no cuando tenían algo tan interesante frente a ellos.

Lamentablemente no me considero tan locuaz como para llegar a contemplar que esa posibilidad exista —contestó sin perder aquel tono sereno, que tanto contraste generaba con la escena de su cuerpo malherido postrado en aquella silla.— Conozco su reputación, señorita McDowell, y he trabajado para el señor Drexler lo suficiente como para saber que no es un hombre transigente. No albergo vanas esperanzas.

Pero…

Siempre había un pero.

Pero quizá podamos encontrar una manera de castigar solamente al verdadero culpable —dijo con suspicacia.

La retorcida mente de Patrice tenía un plan, un plan que quizá con la ayuda de los dos mortífagos al fin lograse conseguir. Ella y Dennis querían tener el control total, querían ser los que otorgasen la luz y la oscuridad dentro de esa caótica mente, querían tener el poder de decisión, pero había dos principales obstáculos. Uno de ellos era la mente primaria, Garrick Fernsby, y la otra era una de las personalidades derivadas del primero, una con una fuerte determinación y la que había sido causante de meterlos en aquella comprometida situación. Claro que quizá pudiesen sacar provecho de ello y finalmente conseguir sus deseos.

Garrick Fernsby no es el traidor, ese imbécil sin sangre no tendría el valor suficiente como para hacer algo así —comenzó a narrar Patrice.— El traidor, el aliado de los radicales, es Barry. Garrick le dio el poder a Barry hace tiempo, él es quien decide quien está o no en la luz, él es quien os ha traicionado. Ahora mismo Dennis y yo mantenemos a Barry en la oscuridad, pero no sabemos cuánto podremos retenerlo —los términos eran confusos, pero aun así los conceptos básicos de la intrincada mente de Fernsby poco a poco iban esclareciéndose.

¿Y tú sabes qué es lo que tramaba Barry con los radicales?

Lo lamento, señor Drexler, pero no. No sabemos lo que hacen los otros cuando están en la luz, solo lo que hacemos cada uno. Barry no sabe que lo habéis descubierto, no sabe lo que estamos hablando ahora mismo.

Hellion asintió y guardó silencio durante unos momentos. Su gesto denotaba que estaba pensando, con ambos brazos cruzados y dando pequeños pasos sobre sí mismo.

Abigail, ¿podemos hablar un momento? —lo preguntó más por cortesía que por otra cosa, ya que al tiempo que estaba hablando también se estaba alejando unos pasos de donde Patrice se encontraba.

Cuando estuvieron lo suficientemente alejados, al menos lo que aquel pequeño apartamento permitía sin salir de la habitación, Hellion se permitió mirar a Abigail con verdadera incredulidad. Antes había estado controlando sus gestos, evitando mostrarse demasiado confundido o sorprendido, pero necesitaba aquel momento a solas con su compañera para poder pensar en voz alta y compartir algunas ideas.

Esto ha roto completamente mis esquemas —reconoció.— Jamás me había encontrado con algo semejante. Al principio pensaba que nos estaba tomando por idiotas —habló con sinceridad y en voz baja, no deseando ser escuchado.

La mirada que entonces le dirigió a Abi fue una cargada de significado, sabiendo que con toda probabilidad la mujer estaba igual de interesada en todas las posibilidades que aquello podía ofrecer.

Odio que me traicionen, lo sabes muy bien, sigo deseando desquitarme por lo ocurrido, pero esto… las posibilidades que esto ofrece podrían ser infinitas, Abi —en el tono de Drexler había un matiz de excitación que raras veces podía escucharse, solamente cuando hablaba de algo que realmente estimulara su mente, que le plantease un reto.— Si pudiésemos llegar a comprenderlo hasta el punto de poder controlarlo a nuestro antojo, sería el espía perfecto, uno que ni siquiera sabe que lo es.

Todo aquello eran puras elucubraciones, no sabía hasta dónde podrían llegar con una mente tan compleja como aquella, ni hasta qué niveles afectaría la magia sobre una de las personalidades a las demás, pero para eso estaban los estudios y la experimentación.

Quizá el Área-M fuese un destino final mejor que la muerte para Fernsby.
T. Hell Drexler
Imagen Personalizada : Hatrið mun sigra. —Hellion.  - Página 2 95ewXEb
RP : 10
PB : Robert Downey Jr
Edad del pj : 53
Ocupación : Jefe de Inefables
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 12.100
Lealtad : Mortifagos
Patronus : Patroqué?
RP Adicional : 000
Mensajes : 93
Puntos : 66
https://www.expectopatronum-rpg.com/t5651-t-hell-drexler-id#83209 https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/
T. Hell DrexlerTrabajador Ministerio

Abigail T. McDowell el Dom Feb 02, 2020 8:45 pm

Aquello parecía sonar demasiado bonito como para ser verdad…

Se acercó a Drexler cuando éste le sugirió hablar a solas, apartándose a un rincón en donde “Fernsby” no pudiera escucharlos. Las palabras que salían del inefable eran las mismas que se le habían pasado a la pelirroja por la cabeza; las mismas con las que no estaba del  todo convencida. Era cierto que lo que había visto en aquella persona parecía muy real y que nadie sería capaz de fingir tan bien en una situación tan complicada… pero la desconfianza era inevitable: ¿y si todo estaba preparado? ¿Acaso… no sonaba todo muy conveniente y perfecto? ¿En qué momento el castigar a un traidor se convirtió en una puerta tan fácil al acceso de los radicales sin siquiera llegar a torturarlo? Nunca le había pasado algo así.

Los ojos de Abigail se clavaron en los de Hellion cuando le habló, notando en él la exaltación con aquella oportunidad.

―Suena tentador ―admitió, pero no pudo seguirle el juego con el mismo entusiasmo pues su mente racional tenía que poner sobre la mesa los contra que veía―. Pero no termina de convencerme lo que veo.

Miró hacia atrás momentáneamente, asegurándose de que Fernsby ―o las uniones del mismo― todavía estaba allí. Patrice los miraba desde la silla, recta y expectante. Lo cierto es que mirabas la serenidad de esa persona y no era para nada como recordaba a Garrick Fernsby. Era muy, muy desconcertante.

―Me desconcierta porque nunca antes había vivido algo similar y, pese a que soy legeremante, no he sabido nunca de casos así de trastornos de personalidad múltiple tan radicales ―le explicó para empezar―. No puedo dejar de pensar en que es algo muy conveniente para nuestra situación y para Fernsby al ser descubierto como traidor. ¿Y si es algún tipo de protección mental para poder conseguir una segunda oportunidad y que no lo matemos?

No era descabellado pensar eso: el gobierno actual, así como los mortifagos, estaban desesperados por encontrar la guarida de los radicales para poder erradicarlos, por lo que ese tipo de promesa, bajo la teatralidad adecuada, podía convencer a cualquiera, incluidos a McDowell y Drexler, dos asesinos sin remordimientos que había llevado a Fernsby allí sólo con una idea en mente.

―No voy a negar que me genera curiosidad ―añadió al final, sin poder evitarlo, con un brillo en su mirada bastante travieso―. Pensé por un momento en meterme en su cabeza para intentar averiguar si dice la verdad, pero bajo la premisa de que podría ser una trampa y que no lo controlo tanto... prefiero no arriesgarme. ―No sería la primera vez que oía hablar de las trampas para legeremantes, o de los oclumantes expertos que conseguían mantener a cualquier intruso de su mente allí preso. Y después de todo los radicales parecían ser pioneros en implementar cualquier tipo de nuevo riesgo para la sociedad mágica.

Pronto se daría cuenta de lo hijos de puta que podrían llegar a ser no solo ellos, sino los cabrones que estaban metiendo en Inglaterra maldiciones desconocidas. Pronto Abigail se daría cuenta de muchas cosas con respecto a su vida al estar al borde de perderla.

―Si vamos a intentarlo, hay que jugar bien nuestras cartas y no perderlo de vista cuando lo dejemos en libertad, pues podríamos no volver a verlo más ―le dijo a Dexter, aún en confidencia―. No solo perderíamos el rastro de un traidor, sino que nos habrá tomado por imbéciles.
Abigail T. McDowell
Imagen Personalizada : Zorra lo mires por donde lo mires
RP : 11
PB : Hayley Williams
Edad del pj : 30
Ocupación : Ministra de Magia
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 39.112
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No tiene
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 916
Puntos : 682
http://expectropatronum.foroactivo.com/t150-abigail-t-mcdowell http://expectropatronum.foroactivo.com/t153-te-atreves-relaciones-de-abi-mcdowell http://expectropatronum.foroactivo.com/t158-cronologia-de-abi-mcdowell https://www.expectopatronum-rpg.com/t173-lechuceria-de-abi-mcdowell#850
Abigail T. McDowellMinistra de Magia

T. Hell Drexler el Miér Abr 01, 2020 7:20 pm

Él tampoco había vivido algo similar antes, prueba de ello era que le había costado un gran esfuerzo el entender lo que tenían ante ellos, aun entonces seguía sin entenderlo bien, y precisamente por eso quería investigarlo. Pero podía entender el punto de lo que decía Abigail, uno nunca podía jactarse de saberlo todo sobre la magia, y aquella podría ser, tal y como la pelirroja decía, una protección mental para casos extremos como aquel.

Más razón para llegar al fondo del asunto.

No podemos dejarlo en libertad —aseguró con rotundidad, pensando que quizá no se había explicado bien. En ningún momento se le había pasado por la cabeza el dejarlo suelto, sería correr un riesgo innecesario.— En lo que yo estaba pensando era en mandarlo una temporadita de vacaciones al Área-M. Pensión completa, gastos pagados… un chollo, vamos. Y mientras él disfruta de su idílico retiro, nosotros podremos intentar averiguar qué es lo que pasa dentro de esa cabeza y si, de alguna manera, podemos llegar a usarlo a nuestro favor.

Drexler era consciente de que aquella era una posibilidad entre cien, pero quizá durante el proceso de investigación pudiesen encontrar algo que valiese la pena dentro de la compleja mente de Fernsby, aunque fuese sólo para fines medimágicos. Un descubrimiento era un descubrimiento, aunque no fuese lo que se quería hallar en un principio.

A mi también se me ha ocurrido —asintió cuando su compañera admitió haber pensado en meterse dentro de la cabeza de Fernsby.— No te lo he dicho porque estoy de acuerdo contigo, meterse ahí dentro sin saber qué vas a encontrar es peligroso —adquirió una pose pensativa, llevándose una mano al mentón mientras hacía una breve pausa.— Pero en el departamento de Misterios hay otros legeremantes que son prescindibles, llegado el momento no sería un problema pedirle a alguno que se metiese dentro de su cabeza, a ver qué pasa.

Sí, efectivamente a Hellion le daba igual poner la vida de otros en riesgo si con ello sacaba algo en claro de todo aquello. Sobre todo si era la vida de personas insignificantes para él. Sería como mandar a un explorador a comprobar el terreno, si era una trampa tampoco perderían gran cosa y si no lo era pues ya sabrían que era seguro seguir investigando usando la legeremancia. Siendo el director de la oficina de inefables y, más importante todavía, la Ministra de Magia, no sería complicado pedirle a algún incauto que sometiera a un interrogatorio exhaustivo a Fernsby… solo ellos dos sabrían la verdad.

Nuestro plan original era sacarle lo que sabía y luego matarlo, podemos seguir con eso —comentó encogiéndose de hombros.— Al fin y al cabo nadie nos garantiza que vayamos a sacar nada de provecho de todo esto, son solo hipótesis. O podemos sacarle lo que sabe, si es que conseguimos llegar a la personalidad que está aliada con los radicales, y luego llevarlo al Área-M, si conseguimos algo quizá algún día logremos replicarlo en otra persona y tener nuestro propio caballo de Troya, y sino… bueno, lo matamos igualmente. Obvio.

Lo que parecía que estaba quedando claro era que Frensby no iba a ser ese caballo, no podían arriesgarse a, como Abigail acababa de decir, quedar como unos imbéciles. No podían dejar libre algo que no controlaban ni entendían, como en este caso era la extraña persona que tenían presa en esa silla.
T. Hell Drexler
Imagen Personalizada : Hatrið mun sigra. —Hellion.  - Página 2 95ewXEb
RP : 10
PB : Robert Downey Jr
Edad del pj : 53
Ocupación : Jefe de Inefables
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 12.100
Lealtad : Mortifagos
Patronus : Patroqué?
RP Adicional : 000
Mensajes : 93
Puntos : 66
https://www.expectopatronum-rpg.com/t5651-t-hell-drexler-id#83209 https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/
T. Hell DrexlerTrabajador Ministerio

Abigail T. McDowell el Dom Abr 05, 2020 7:02 pm

Estaban en una tesitura importante sobre lo que hacer con Fernsby. Por una parte no le importaría lo más mínimo coger a ese subnormal con múltiple personalidad y patearlo hasta que todas sus personalidades suplicasen por su vida, pues de hecho hasta le apetecía. Pero por otra parte sabía valorar las oportunidades que tenía delante.

Precisamente McDowell había tenido grandes problemas con los radicales, por lo que no iba a desperdiciar una oportunidad así. Era la Ministra de Magia y por muy hija de puta que pudiera ser la mayoría de veces, no iba a dejar que su “ira” superase a su razón. Lo lógico en ese momento era hacer lo que Drexler exponía: llevarlo a que experimenten con él. Teniendo en cuenta lo que tenía en la cabeza, no se trataba de una persona normal, por lo que era altamente probable que los métodos usados por ellos no funcionasen: seguramente pusieran al mando a la personalidad más fuerte con tal de no decir nada.

Sin embargo, de dar con un legeremante «prescindible» como lo llamaba Drexler podrían sacar muchísimo jugo a un sujeto como Fernsby. Bueno, prescindible o lo suficientemente experimentado como para poder pelear con una mente tan complicada sin quedarse loco en el proceso.

Se sentía decepcionada: ella había ido allí con intenciones claramente hostiles y de puro entretenimiento con Fernsby y… ahora volvía a sentir la llamada del deber. Y por encima de todo, McDowell no había llegado a ser Ministra de Magia precisamente ignorando la llamada del deber.

―No ―respondió, sin saber muy bien a qué―. Lo llevaremos al Área-M y que descubran lo que sea. No me apetece advertirle con una tortura de lo que le espera y prefiero que sea tratado por profesionales. ―Miró de reojo al tipo, para luego volver a mirar a Hell―. No es una persona normal y, por tanto, no ha de ser tratada como tal. Además, sea lo que sea que tenga en su cerebro, será útil para el Área-M y si alguien puede manipular eso son ellos.

Además, había una prioridad absoluta.

―Quiero darlo todo por la apuesta segura si ese tipo tiene información relevante sobre los radicales. ―Y eso era investigar en su mente, no esperar que lo dijera después de torturarlo.

Abigail era legeremante por un motivo: torturar era divertido, pero había gente que no se dejaba extorsionar. Ella era práctica: si quería saber algo de un sujeto, primero lo averiguaba y luego lo torturaba. La única manera de que torturase antes de saber lo que quería porque o bien sabía que ese tipo era tan cobarde que cantaría o… porque en realidad no era tan importante lo que tenía que decir y no era más que un mero entretenimiento.

―Vamos a llevarlo allí ―dijo, autoritaria. En realidad era una orden, pero ella tenía la experiencia de haber sido la “pupila” de Drexler, por lo que pese a su posición, no sonaba como si se estuviera dirigiendo a uno de sus trabajadores, de manera mucho más soberbia. Era consciente que se iba a hacer lo que ella dijera, por algo era quién era, pero también era consciente de que era Dexler su acompañante y que éste no iba a tener problema ninguno.

También era consciente de que en su posición no tenía que dar explicaciones, pero en ese momento no pudo evitarlo, más por picardía que por otra cosa.

―No vamos a encontrar la diversión que nos gusta en él ―evidenció por un momento―, pero yo creo que tú y yo podemos divertirnos de muchas otras maneras…

No había sido más directa porque no pretendía hacer nada frente Fernsby, sobre todo si iban a darlo tal cual al Área-M para poner en disposición de ellos todos sus recuerdos y vivencias. Así que retrocedió, con las ideas claras: no pretendía perder el tiempo con aquel tipo y, pese a que creía fervientemente que si quería un trabajo bien hecho, debía de hacerlo ella… En ese momento tocaba delegar.
Abigail T. McDowell
Imagen Personalizada : Zorra lo mires por donde lo mires
RP : 11
PB : Hayley Williams
Edad del pj : 30
Ocupación : Ministra de Magia
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 39.112
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No tiene
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 916
Puntos : 682
http://expectropatronum.foroactivo.com/t150-abigail-t-mcdowell http://expectropatronum.foroactivo.com/t153-te-atreves-relaciones-de-abi-mcdowell http://expectropatronum.foroactivo.com/t158-cronologia-de-abi-mcdowell https://www.expectopatronum-rpg.com/t173-lechuceria-de-abi-mcdowell#850
Abigail T. McDowellMinistra de Magia

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.