Situación Actual
7º a 10º
2 marzo ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Travel through time [Hester & Carol]

Caroline Shepard el Vie Sep 06, 2019 3:12 am

Travel through time [Hester & Carol] OS9Kgg1

PRIMERA ESTACIÓN:
"REENCUENTROS OTOÑALES Y CHOCOLATE"
Viernes 09 de nov. 2018
17 hrs |Otoño
Vestimenta


Noviembre había llegado y con el ese frío que logra escabullirse en cada mínimo espacio que descuida tu vestuario. Caroline no se caracterizaba por ser una persona muy friolenta, pero si una que adoraba sentirse en calor, es por eso que al llegar estas fechas era común verla con grandes abrigos y a veces tan solo con sus claros ojos al descubierto.

En esa ocasión se encontraba con un chal blanco que le cubría su cuello, un abrigo rojo que cubría una camisa de gasa de seda blanca manga larga, un jean azul que se ajustaba perfectamente a sus piernas, una cartera de cuero negra y unas botas con tacones de color negro. Estaba apoyada en uno de los pedestales cercanos a los elevadores del octavo piso, esperando escondió su rostro en el chal y guardó sus manos en los bolsillos de su abrigo para generar más calor a su cuerpo, que por alguna extraña razón se había congelado un poco al subir al Atrio.

Esperaba a Hester, la maga que conoció en la fiesta de Halloween que había armado Marshall, uno de sus amigos del Ministerio. Allí, ambas magas habían pasado una más que agradable noche juntas, pero con una lamentable fugaz despedida. Pese a ello, gracias a los avances tecnológicos muggles, no hay distancia ni problemas de tiempo alguno para un mensaje de WhatsApp, y como ambas habían intercambiado número, el contacto se mantuvo hasta por fin concretar un reencuentro.

Era viernes y Caroline aprovechó de invitar a Hester  después del trabajo a una cafetería que ella adoraba cerca del Ministerio, y que la  oclumante durante todo el tiempo que llevaba trabajando allí jamás la había visto, y mucho menos escuchado nombrar. Y eso era algo que le gustaba mucho a la pelirroja, a quien siempre le ha encantado mostrarle lugares nuevos y que a ella le gustan  a la gente que le agrada, esperando que al igual que ella en algún momento también lo disfruten a mil y tengan su momento mágico.

El sonido seco de una barra de chocolate partirse en dos provino del bolsillo izquierdo del abrigo de la maga, sacó el pedazo y se lo llevó a la boca, justo en ese momento las puertas de los elevadores se abrieron y un montón de personas con rostros cansados caminaron a paso pesado hacia los trasladores. Entre ellas Hester Marlowe, quien su mirada no  tardó en encontrarse con los ojos de una sonriente Caroline.

No me aguante hasta la cafetería. ― confesó divertida, cuando la maga estuvo ya más cerca de ella mostrándole el pedazo de chocolate. Y eso que la pelirroja es más salada para sus cosas, pero por alguna extraña razón el invierno o más bien las temperaturas bajas la ponían más dulce que de costumbre. ― ¿Quieres? Es 70 por ciento de cacao…― se dio una pausa para saborearlo en su boca. ―…amargo y dulce al mismo tiempo, ñamñam. ― terminó por decir sonriente, para luego acercarse a Hester, darle un abrazo y depositarle un besito en su mejilla a modo de saludo. ― ¿Cómo ha estado tu día? ¿Muy agotador?. ― le preguntó, para luego comenzar a caminar hacia las salidas del Ministerio.
Caroline Shepard
Imagen Personalizada : Travel through time [Hester & Carol] XjwuVJe
RP : 10
PB : Evan Rachel Wood
Edad del pj : 27
Ocupación : Regulación de criaturas
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 17.512
Lealtad : Pro-muggle.
Patronus : Tigre Blanco
RP Adicional : +2F
Mensajes : 276
Puntos : 187
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4198-caroline-shepard#66802 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4199-part-of-my-life-rs-caroline-shepard#66808 https://www.expectopatronum-rpg.com/cronología https://www.expectopatronum-rpg.com/baúl
Caroline ShepardTrabajador Ministerio

Hester A. Marlowe el Mar Sep 10, 2019 1:48 am

Hester Marlowe bostezó de una manera sonora, de esas en que se abre tanto la boca que incluso la mandíbula llega a crujir, y ni siquiera tuvo la delicadeza de ponerse una mano delante para disimular un poco.

Al darse cuenta de la situación, abrió los ojos como platos y se incorporó bruscamente sobre su silla; su invitado había dejado lo que estaba haciendo, deteniendo la pluma en plena escritura, para observarla con unos ojos tan abiertos como los de ella.

—Disculpe...—Dijo, sintiéndose repentinamente como la persona más maleducada del universo.

—¿Algo de lo que he dicho le ha resultado aburrido, señorita Marlowe?—Preguntó el caballero, una especie de pingüino trajeado con el pelo engominado peinado hacia atrás, un bigote que recordaba al de Adolf Hitler, y una expresión facial que mezclaba la indignación con el más profundo de los desprecios. También parecía estar olfateando algo muy desagradable.

—¡No, no! Es sólo que...—Es sólo que llevo aquí desde las nueve de la mañana y quiero irme, y usted es demasiado aburrido.—...estoy un poco cansada, nada más. Continúe.

¿Y quién era este hombre, exactamente? Se trataba de Rupert Tannenbaum, de Recursos Humanos, quien estaba haciendo una evaluación de personal. Por desgracia para Hester, ese viernes le había tocado a ella, a última hora de su jornada, cuando lo único que quería era que la tierra se la tragase y le permitiese dormir, por lo menos, hasta el día siguiente.

Tras refunfuñar algo en voz baja, que Hester no le pidió que repitiese por si acaso, la entrevista prosiguió. Y se alargó durante los siguientes diez minutos.


Algunos minutos después de que el señor Tannenbaum abandonase su despacho, Hester salía del ascensor y se encaminaba a la entrada, bostezando una vez más y visualizando la siesta que se echaría nada más llegar a casa. Aquel encuentro la había adormecido igual que una buena dosis de poción para dormir, y no podía más que planificar su siesta perfecta…

...hasta que se encontró con el rostro de Caroline Shepard en medio de la marea de gente que caminaba en dirección a las chimeneas de la Red Flú.

Sólo entonces recordó que habían acordado una… ¿cita?... a primera hora de la mañana. Hester se había puesto muy nerviosa, por supuesto, pero había aceptado aquella propuesta. ¿Que por qué estaba nerviosa? Bueno, pues porque cualquiera lo estaría después de lo que habían hecho durante la fiesta de Halloween, ¿no? No es como que pudieran despedirse sin más, sino que tenían que verse frecuentemente. ¡Trabajaban en el mismo sitio!

Esos nervios regresaron de repente, y Hester enseguida se puso a tartamudear. ¿Tan difícil era calmarse y parecer una persona?

—¡Caro-roline!—Tartamudeó, pegando un bote en el sitio y, quizás, hablando más alto de lo que en principio pretendía.—¡¿Qué?!—Preguntó ante la oferta de su compañera, y la confusión reinó en ella hasta que se percató de que le ofrecía chocolate.—¡Oh, no te preocupes! Estoy bien. Todo bien.—Dijo apresuradamente, y fue en este punto en que se dijo que debía calmarse un poco. Y lo intentó, a conciencia: no es como que fueran a quitarse la ropa la una a la otra allí mismo, ¿no?—Em...

Iba a decir algo, pero el beso de Caroline en la mejilla la hizo detenerse, con la boca entreabierta y la mirada sorprendida. ¿A esas alturas de la vida se sorprendía por un beso tan casto como ese, y más teniendo en cuenta lo que habían llegado a hacer juntas? Desde luego, la señorita Marlowe era un caso.

Trató de concentrarse, con todas sus fuerzas, en no parecer idiota. Algo le decía que para eso ya era un poco tarde, pero por intentarlo…

—Aburrido.—Espetó de repente, y a punto estuvo de dejarlo así, pero creyó conveniente matizar.—Me ha tocado evaluación de personal y llevo hablando con el tal Tannenbaum desde hace una hora… ¿Y tú, cómo estás?

No había sido la mejor manera de empezar una conversación pero, quizás, conseguiría encauzarla debidamente. Sólo debía calmarse.

Mientras tenía este pensamiento, uno sobre calma total, Hester continuó caminando con la mirada puesta en Caroline y, sí, efectivamente, se chocó con alguien. Enseguida escuchó una maldición muy inglesa, dio un respingo, y se apresuró a pedir disculpas a la persona con la que se había accidentado.

Se trataba de una bruja de unos cincuenta años que, farfullando algo sobre la asquerosa juventud de hoy en día, enfiló el camino hacia la chimenea más cercana y se marchó.

Atuendo:
Travel through time [Hester & Carol] 7aB7mM4
Hester A. Marlowe
Imagen Personalizada : Travel through time [Hester & Carol] 54FaudG
RP : 10
PB : Alycia Debnam-Carey
Edad del pj : 27
Ocupación : Profesora Universidad
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 5.042
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 368
Puntos : 281
https://www.expectopatronum-rpg.com/t6384-hester-s-id-ficha-de-hester-marlowe https://www.expectopatronum-rpg.com/t6387-relaciones-de-hester-marlowe https://www.expectopatronum-rpg.com/t6386-cronologia-de-hester-marlowe https://www.expectopatronum-rpg.com/t6499-hester-s-mailbox
Hester A. MarloweMagos y brujas

Caroline Shepard el Jue Abr 23, 2020 4:28 am

Había sido una semana agotadora pero pese a ello Caroline estaba animada, es que si algo le emocionaba a la pelirroja era conocer a gente nueva, saber de su mundo, sus gustos, sus pasiones; intercambiar vivencias, conocimientos...en fin, conocerse. Y definitivamente Hester Marlowe era alguien de quién la maga quería saber más y seguir recolectando vivencias juntas.

No la había visto desde aquella noche en Halloween y fue sumamente agradable volver a toparse la castaña, con esa torpeza que a veces le da al hablar y su total transparencia. Por el contrario de Hester la pelirroja no estaba para nada nerviosa, venía solo con la expectativa de pasar una tarde de viernes agradable con la maga que su solo recuerdo le hacía sonreír cada vez que aparecía de sorpresa por su cabeza.

Se encogió de hombros cuando negó el chocolate y siendo consciente que más tarde en la cafetería lo lamentaría aún así se llevó el trozo a su boca para darle un mordisco, era invierno simplemente no podía evitarlo. Al saludarla a la pelirroja no le pasó por alto el rostro de la maga y menos esos ojos que se abrieron como dos huevos fritos. ¿Qué? ¿Había sido muy invasiva? se preguntó fugazmente para luego dejarse anotado mentalmente tener más atención en aquello.

Puso una mueca al escuchar cómo había estado su día y entendiendo de cierta manera cómo se ha de sentir, no hay nada peor que un viernes aburrido, porque uno carga con el peso de toda una semana que se triplica si ese día además solo te impulsa a fundirte con tu cama y desaparecer del mapa.

¡Oh no, que mal! Me han hablado de él y su pacto que tiene con Morfeo, a mi por fortuna fue a verme Marla su compañera de trabajo. Ese día todos mis compañeros me decían que tenía que ir a comprarme un boleto de lotería por la suerte que había tenido.— le comentó junto a una mueca para luego cambiarla por una sonrisa traviesa, hizo el ademán de decirle algo pero justo en ese momento Hester choca con una señora mayor, que sin dejar de dedicarle una mirada sepulturera a la castaña se fue refunfuñando a los siete vientos los males de la juventud. Caroline por su parte no pudo evitar soltar una pequeña risita por todo lo ocurrido, se acercó a la maga.— ¿Estas bien? ¿Has chocado muy fuerte?.— le preguntó.

Le dedicó una mirada fugaz de pies  a cabeza para detenerse en sus claros ojos y dedicarle una cálida mirada.— Prometo que haré todo lo posible para que este día sea mejor, de verdad.— le dijo sonriente a la maga.

Es que vamos, no hay nada peor que tener un viernes de mierda y eso Caroline lo sabía muy bien, por lo que realmente pondría de su parte para que el rostro de Hester vistiera con más sonrisas, de esas que hacen que los ojos se le pongan brillantes.

Salieron del Ministerio y enseguida la fría temperatura de aquel día se hizo notar, la cafetería que quería mostrarle Caroline no quedaba muy lejos, solo a un par de cuadras pero no se dejaba ver fácilmente ya que quedaba en el último piso de un edificio, por ello muy pocas personas sabían de su existencia.

La forma que llegué a este lugar fue por equivocación, pero una de esas que le agradeces a la vida, sabes...— comenzó a contarla sonriente.— Había llegado a Londres, luego de nueve años, no tenía el contacto de muchos conocidos y pues nada, leí que arrendaban un piso en este edificio hable con el encargado, quedamos de juntarnos a tal hora y blabla... Llegó el día, yo partí con todas mis esperanzas ya que era uno de mis lugares favoritos escogidos...llego y solo me basto con ver su rostro para saber que ya lo había arrendado. Y ahí me quedé, sola fuera del piso con mi corazón roto...— para dramatizar más se llevó las manos al corazón divertida.— Cuando de pronto...— abrió los ojos y comenzó a actuar como si oliera algo delicioso en el aire. — ...llegó a mí el olor de "Coffee Paradiso".— lo dijo relamiendo sus labios de solo recordar las deliciosas cosas que venden en aquel local.

Entraron al edificio, en la entrada había un conserje a quién le señaló que irían a la cafetería, el hombre por respuesta les dedicó una sonrisa para luego seguir mirando la pantalla con las imágenes de las cámaras de seguridad. Caroline caminó con paso seguro hacia el ascensor, las puertas se abrieron enseguida y al entrar marcó el último piso, el número cinco. Apoyó su espalda en una de las esquinas del ascensor y clavó su mirada en Hester.— Para la comida ¿eres más dulce o salada?— le preguntó curiosa. Ahora, su respuesta no le preocupaba ya que ir a esa cafetería era ir a ganador, ahí podías encontrar de todo para saciar tu paladar. ¿No le había dicho ya que Coffee Paradiso era un lugar fantástico? pues bueno, sí.

La puerta del ascensor se abrió, al salir un gran pasillo las esperaba con dos puertas en cada extremo, una de ellas estaba abierta con un cartel  de cine antiguo que decía "Coffee Paradiso", mientras más se acercaban se podía escuchar más nítidamente la música del local y si la memoria no le fallaba la pelirroja estaba segura que era la canción What a feeling de a película Flashdance.

Es que bueno, la cafetería a la que había llevado a Hester era un lugar dedicado al cien por ciento al cine de ahí su nombre alusivo a la película "Cinema Paradiso". Desde que uno ponía un paso dentro del local absolutamente todo era ambientando en el mundo cinematográfico. Era un piso amplio, donde lo primero que llamaba la atención era el tapizado de sus paredes que parecía una selección cronológica de las mejores escenas del cine no solo británico sino que mundial, muchos cinéfilos han definido esas paredes como un gran "orgasmo visual". Caroline por su parte, le encanta apreciarlas y jugar a reconocer y recolectar las que más puedas en un minuto.

Pese a lo escondido del lugar, se podían contar a la rápida más de treinta personas en el local.

¡Voilá!— exclamó animada.— Bienvenida a "Coffee Paradiso" la cafetería más hermosa del planeta. Desde que entras acá podrás respirar, comer, tomar, hablar, escuchar, bailar, reír, en fin...vivir de cine.— resumió la pelirroja sonriente.— En las paredes, como podrás ver son un collage de escenas de muchas películas y ¿te podrás creer que se han pegado todo el curro de ordenarlas cronológicamente? Empieza en el costado de la puerta con imágenes de  “La sortie des ouvriers des usines Lumière à Lyon”...— dijo con una modesta pronunciación del francés mientras apuntaba con dedo para luego girar sobre su propio eje apuntando todo el local hasta llegar a la zona en que las paredes estaban en blanco con las letras "to be continued...".— Terminando con esas frase toh mona, porque siguen agregando pelis, eh. Cada cierto tiempo le van agregando...Bueno, la música que suena también es solo de bandas sonoras, tú puedes ir a la caja y pedir la que quieras, y....¡oh, oh! el menú es muy bueno, cada cosa tiene el nombre de...— paró en seco dándose cuenta que había comenzando a hablar demasiado rápido como hacía cada vez que algo le emocionaba.— Lo siento, todo es mejor que lo descubras tú misma.— agregó.

Y bueno, ¿en qué época del cine te gustaría sentarte hoy?.— terminó por preguntarle sonriente.
Caroline Shepard
Imagen Personalizada : Travel through time [Hester & Carol] XjwuVJe
RP : 10
PB : Evan Rachel Wood
Edad del pj : 27
Ocupación : Regulación de criaturas
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 17.512
Lealtad : Pro-muggle.
Patronus : Tigre Blanco
RP Adicional : +2F
Mensajes : 276
Puntos : 187
https://www.expectopatronum-rpg.com/t4198-caroline-shepard#66802 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4199-part-of-my-life-rs-caroline-shepard#66808 https://www.expectopatronum-rpg.com/cronología https://www.expectopatronum-rpg.com/baúl
Caroline ShepardTrabajador Ministerio

Hester A. Marlowe el Mar Abr 28, 2020 9:32 pm

—No te preocupes: mi cuerpo ha desarrollado una especie de resistencia natural a accidentes como ese. Si me dieran un knut cada vez que me ha ocurrido algo parecido, ahora mismo ya estaría retirada viviendo en una isla paradisíaca —respondió, quitándole hierro al asunto. Si por algo se caracterizaba la oclumante era por su poca predisposición al drama en aquellas situaciones. Se encogió de hombros, antes de añadir con naturalidad—: Sé que algún día acabaré en la tumba por mi mala suerte, pero no es como que sirva de algo preocuparse. —Y soltó una carcajada. Era su forma de comunicarle a su compañera de trabajo —y algo más— de que estaba bromeando.

Con cierta timidez, Hester le devolvió a Caroline una leve sonrisa cuando la bruja hizo lo propio. Mirando esos ojos resultaba sencillo recordar las cosas que habían ocurrido durante la noche de Halloween.

Al emerger en el mundo exterior, el frío la golpeó en la cara. Sintió un escalofrío por la espalda y de manera involuntaria se subió la bufanda, tapándose la mitad inferior de la cara. También echó mano de su gorrito rosa y se lo puso en la cabeza, para después devolver las manos a los bolsillos de su chaqueta.

Reanudó la marcha junto a Caroline, que le explicó cómo había descubierto la cafetería a la que se dirigían. Le pareció una de las historias más curiosas que había escuchado, especialmente cuando le dijo que se trataba de un piso en el que se había mostrado interesada al volver a Londres. ¿Un piso? ¿Uno de esos sitios a los que había que llegar subiendo escaleras o, si había suerte, montándose en ascensor?

—¿Una cafetería en un piso? —preguntó, frunciendo el ceño, extrañada—. ¿A quién se le ha ocurrido semejante idea? —Y aquello no lo dijo como una crítica al negocio. No sabía lo suficiente de negocios como para saber si la idea era buena o mala.

Práctico debía ser para aquel que viviera puerta con puerta: salir por la mañana para trabajar y tener delante de casa una cafetería. Se ahorrarían muchos problemas y muchos paseos innecesarios.

No tardaron en llegar al edificio en cuestión, y Hester comprobó que, en efecto, se dirigían a una cafetería ubicada en un piso al que había que llegar por medio de un ascensor. Hester volvió a preguntarse mentalmente a quién se le habría ocurrido semejante idea, amén de otras muchas preguntas que suscitaba aquel lugar. La más notable: ¿Cómo podía mantenerse un negocio ubicado en un sitio tan poco accesible durante años?

—Pues... —Se quedó pensando un poco acerca de la pregunta, para luego ladear la cabeza mientras daba su respuesta—. Depende del momento, supongo. No puedo decir que tenga una predilección especial por ninguno de los dos sabores, pues realmente como lo que me pide mi estado de ánimo. Eso sí, si a lo que te refieres es a si prefiero cocinar una cosa u otra, la respuesta sería que prefiero evitar la cocina. No quiero quemar mi apartamento por error algún día.

Aquello parecía una broma, ¿verdad? Bueno, pues no lo era. En absoluto. Hester Marlowe tenía muy poca confianza en su habilidades como cocinera, y con razón. Ni la cosa más sencilla era capaz de hacer sin inconvenientes. ¡Ni las bandejas de precocinados eran sus aliadas!

Cuando las puertas del ascensor se abrieron, Hester se encontró con una visión inusual: no sólo por el local en sí, que a pesar de estar metido en un piso parecía bastante amplio, si no también por todas las personas que había reunidas allí dentro. Se preguntó una vez más de qué mundo fantástico había salido una cafetería ubicada en un piso, y también si los vecinos de los pisos inferiores estaban de acuerdo con ello, pero pronto su atención se vio desviada hacia la decoración.

A Hester le encantaba el cine, amén de muchos otros espectáculos audiovisuales. No se consideraba una experta o una crítica, pero sí había visto un montón de películas, ya incluso desde que estaba en el orfanato. Sus semanas no estaban completas sin su visita al cine.

Aquel lugar era básicamente una oda al cine, una declaración de amor en toda regla. Y si aquel lugar estaba enamorado del cine, Caroline definitivamente estaba enamorada del local en sí. No había más que contemplar su entusiasmo.

—¡Menuda presentación! —exclamó Hester, riendo de manera contenida, muy divertida—. ¿Estás segura de que no eres propietaria del negocio? Porque definitivamente deberían contratarte para hacerles publicidad. ¡Lo llevas en las venas!

En su cabeza ahora mismo aquel lugar le parecía totalmente irreal. No sólo por la localización tan inusual, sino porque parecía un Hollywood en miniatura. ¡Si hasta había una especie de paseo de la fama en el suelo, con sus estrellas y todo!

—Me quedo con los setenta. —Señaló en dirección a una mesa situada bajo un cartel que mostraba a Marlon Brando protagonizando El Padrino de Francis Ford Coppola—. El Padrino es mi película preferida sobre el mundo del crimen, aunque lo del caballo estuvo feo. No me gusta que los animales mueran, ni siquiera en las películas.

Se encaminaron en esa dirección y ocuparon una mesa para dos personas de forma redonda. El diseño del tablero mostraba un rollo de película cinematográfica, y las sillas eran plegables, como esas que se utilizaban en los sets de rodaje. En el suelo, a sus pies, aparecía una réplica de la estrella de Marlon Brando en el paseo de la fama de Hollywood, la cual Hester se quedó mirando.

—Han prestado atención a todos los detalles. Parece de verdad —comentó, con una sonrisa divertida.
Hester A. Marlowe
Imagen Personalizada : Travel through time [Hester & Carol] 54FaudG
RP : 10
PB : Alycia Debnam-Carey
Edad del pj : 27
Ocupación : Profesora Universidad
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 5.042
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 368
Puntos : 281
https://www.expectopatronum-rpg.com/t6384-hester-s-id-ficha-de-hester-marlowe https://www.expectopatronum-rpg.com/t6387-relaciones-de-hester-marlowe https://www.expectopatronum-rpg.com/t6386-cronologia-de-hester-marlowe https://www.expectopatronum-rpg.com/t6499-hester-s-mailbox
Hester A. MarloweMagos y brujas

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.