Situación Actual
7º a 10º
2 marzo ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Rewrite the stars [Priv. Ayax Edevane]

Joshua Eckhart el Vie Ene 17, 2020 7:22 am

Recuerdo del primer mensaje :

Rewrite the stars [Priv. Ayax Edevane] - Página 6 ZvGdk7a
Gracias a A.J Seward por la cabecera ♡

Aquel día había sido el más duro de su vida en los últimos meses. No recordaba cuándo había sido la última vez que había llorado, probablemente siendo sólo un niño, cuando su padre le decía que los varones no lloraban y le enseñaba a contener todas sus emociones para mantener el pesar dentro; ese día le había llorado un río entero, sentado contra una pared en el pasillo de su apartamento, a medio camino para llegar a su habitación.

Sabía que no podía borrar diecinueve años de amistad en un solo día, sabía que no es que no fueran nada a partir de entonces y que, incluso así, se necesitaban en sus vidas. Había visto el dolor en su primo al decirle aquellas palabras, ese tinte de miedo de haberlo arruinado todo, no lo había ignorado.

Sin embargo… ¿qué hacía, cuando cada vez que pensaba en él sollozaba y las lágrimas volvían a caer en su rostro? Había llorado tanto que le había dolido la cabeza, y escuchaba en el fondo de su cabeza la voz de su padre intentando, sin éxito, acallarlo.

Empeoró cuando entró en su habitación, y los recuerdos de todas las cosas que habían pasado ahí se le vinieron encima en una estampida que volvió a romperlo. Las risas, los besos, bromeando y jugando, y sólo sentía que quería borrar los últimos minutos. Quería despertar de lo que parecía una pesadilla que sólo continuaba.

Diciembre 30, 2019.

Finalmente se había sentido con valor de hacer algo. Primero, escribió a su tía expresando sus deseos de visitarla en su casa; ella había respondido durante el transcurso del día con la ubicación del traslador que lo llevaría a su ciudad y prometió su cena favorita cuando llegase, durante aquella noche.

Consiguió un maletín extensible donde preparó en la habitación que esta contenía ropa y a sus mascotas, pues no pretendía volver diariamente para alimentarlas. De esa manera las llevaría con él y podría ir con ellas siempre que lo deseara, así que en realidad no fue un gran problema.

El problema fue escribir una carta más. Escribió a Ayax prometiéndole que volverían a ser amigos cuando él estuviese listo, y disculpándose por no poder estarlo de inmediato. No ignoraba que lo que había pasado entre ellos era real e iba a dolerles a ambos, pero tal como su primo había tomado la opción que le beneficiaba a él, Joshua tenía que optar por la que le haría mejor a su bienestar mental y emocional. Había dado especificaciones sobre el viaje que había preparado, con toda la información y boletos que Ayax necesitase, pidiéndole no desperdiciarlo incluso si él no se sentía preparado para acompañarlo.

Francia lo recibió con 4ºC y ligera llovizna. Con un francés de decente para abajo, logró ubicar la mansión de su tía-abuela y llegó a ella en un taxi. Una mansión preciosa, pero triste. Estaba seguro que lo triste era el paño que cubría sus ojos y que lo hacía verlo todo de otro color y no la mansión en sí misma.

Estaba ahí su abuela junto con su “amiga” Brooke.

Había una disimulada comprensión entre tía y sobrino que Brooke observó. Se miraron, y sin decir absolutamente nada Emma lo había abrazado con fuerza. Joshua había cerrado los ojos y se había dejado hacer, sintiendo por primera vez en días que respiraba. Había sido un abrazo corto pero significativo.

Sólo necesitaba tiempo para desconectar —les había explicado durante la cena—, las cosas no han sido fáciles desde lo que pasó.

“Lo que pasó” seguía siendo el tema del secuestro, y aunque Emma sospechó que mentía, no lo interrogó.

Hay una habitación en la que puedes quedarte, hijo —lo había invitado la mujer—, estarás tranquilo ahí, yo me aseguraré que Brooke no te moleste con sus cosas de nerd —le sonrió.

Gracias, pero conseguí alojamiento cerca de aquí —señaló con su pulgar a sus espaldas, en el recibidor, mientras se despedía— ¿Vendré quizá, a cenar? ¿Por el año nuevo? —aunque no tenía ganas de celebrar nada.

¿Avisaste a tu padre que no irás con ellos? —Brooke intervino, pues ya había empezado a entender cómo funcionaban los Eckhart.

Yo hablaré con Francis, no te preocupes —Emma lo tranquilizó.


Enero 5, 2020.
Vestimenta.
14:15 pm.

Desde el primero de enero hasta el cinco, había pasado la mitad del día en su habitación de hotel y el resto paseando aislado. No hablaba con nadie, no iba a tiendas, simplemente caminaba. Muchas veces podía caminar solo y no sentirse solo; esos días era diferente. Por las noches miraba el techo en silencio, preso del insomnio, mientras intentaba frenar los recuerdos de días preciosos, ahora tan lejanos.

Todos los días hacía el esfuerzo consciente de ignorarlo, de dejar de sentir tanto dolor. Fantaseaba con el momento en que se apersonara frente a Ayax y pudiera decirle que podían volver a la normalidad, que ya no sentía nada. Entonces se preguntaba si alguna vez “no sintió nada”, por lo que no podía sino preguntarse si en algún momento sus emociones estarían suficientemente frías como para no arderle cual fuego.

Lo que más dolía, de lejos, era pensar que la única forma en que Ayax se sintiera fiel a sí mismo y a sus principios era alejándose del desastre que habían causado. Él quería ver a su primo feliz, pero costaba más que un simple esfuerzo entender que su felicidad estaba con su familia y él quedaba relegado al puesto de mejor amigo. Era su mano derecha, sí, mas lo consumía por dentro saber que había sido mucho más.

Eran sus más profundos pensamientos. Una pena que llevaba a solas porque nadie más podía saberlo.

Su ausencia se había notado en la reunión de Año Nuevo de los Edevane-Eckhart. La familia estaba acostumbrada a la ausencia de Emmaline, pero no de Joshua. Francis hijo había informado a quien estuviese interesado del paradero de su hijo, y no había perdido oportunidad de escribir una carta a su hijo cuestionando su decisión de no asistir.

No había sido el único en ponerse en contacto con él: sabiendo dónde estaba, había establecido una conversación vía lechuza con su prima Angie y habían acordado aquel viernes almorzar juntos en su casa. No sabía si su marido estaría ahí, o si era siquiera una buena idea, pero el tiempo en confinamiento solitario empezaba a pasarle factura a su nivel de socialización.

Así que ese día decidió salir: pasó a comprar galletas para no llegar con las manos vacías y se aventuró hasta la casa de Angelica y Mysha. Tocó la puerta y esperó fuera, cobijándose del frío en su chaqueta.


Última edición por Joshua Eckhart el Jue Feb 13, 2020 8:14 am, editado 2 veces
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Rewrite the stars [Priv. Ayax Edevane] - Página 6 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.160
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1445
Puntos : 1169
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Ayax Edevane el Miér Mayo 06, 2020 11:58 pm

Nunca había tenido problema en decir lo que realmente pensaba, a excepción de esa etapa de su vida, claro. En ese momento, sus deseos se veían totalmente eclipsados por la responsabilidad y uno tenía que guardar silencio para no quedar como un imbécil, un enfermo o... algo mucho peor. Sin embargo, no había sido sincero con todo su círculo, pero con Joshua siempre había sido muy honesto: a fin de cuentas, no hizo que lo suyo con él cortase por falta de sentimientos, sino como una mera necesidad por responsabilidad.

Esperaba que lo recordase, pues Ayax no podía dejar de pensar que si de verdad valía la pena ser responsable si luego te ibas a sentir tan vacío.

—No merece la pena —le respondió, al momento—. Ni merece la pena quedarse en mitad de un malentendido ni de una situación incómoda, ni mucho menos estar en un sitio en donde no te quieren y sólo te aceptan por compromiso. Las cosas, de cara, siempre van a ir mejor —añadió a su argumentación, para luego añadir una última cosa—: ¿Quién sabe? Quizás Astreia no tiene nada en contra ti y es una mera sensación y termináis tomándoos un té juntos en su porche.

El pelirrojo siempre había considerado que si había caído en Slytherin era porque su astucia y ambición primaban sobre su inteligencia, además de que en Hogwarts, por muy listo que fuera, nunca destacó por los estudios. Era cierto que le interesaban ciertas ramas y que prestaba atención, pero se descarriló malamente en su adolescencia. Ahora, sin embargo, había abrazado lo que en su momento no aprovechó.

—Ahora, quizás —le reconoció, ladeando una sonrisa—. Pero entiendo perfectamente que el Sombrero Seleccionador me pusiera en Slytherin: ya no solo por el apellido, sino porque por aquel entonces lo que era un libro sólo me servía para tirárselo a la gente a la cabeza. —No pudo evitar reír—. Quién me viese y quién me ve.

Y es que había cambiado muchísimo y hasta él se sorprendía. Había pasado por muchas fases, aunque sinceramente... nunca consideró pasar por ninguna como por la que pasó con su primo.  Para él, eso, estaba totalmente descartado con una obviedad asombrosa.

Ayax había visto lo de la ponencia hacía un par de días y se lo había comentado a Gabriella dando por hecho que iría solo o con Joshua, pues ella no era de esas cosas. En este caso, por mucho que ahora mismo Ayax tuviese la necesidad de poner a Gabriella primero por responsabilidad, su primera opción había sido sin duda su primo.

—Genial —respondió cuando aceptó—. Luego te envío el programa y los horarios, para que te hagas una idea. En realidad no he podido leer mucho, que no tenido tiempo, pero lo poco que vi me gustó.

Por suerte —¿o por desgracia?— no habría que ir muy lejos como la supuesta convención de Boston, por lo que podrían ir y volver el mismo día. Sería rápido, pero también tendrían tiempo el uno y el otro sin necesidad de estar... comiéndose la cabeza con tonterías. Quizás en ese tipo de eventos podrían volver a ser ellos y estar bien. La verdad es que no veía cerca mejoría en la situación en la que se encontraba con respecto a Joshua, pero se había prometido intentarlo, ¿no?

Cuando mencionó que "alguien que conocía" le había recomendado ir a una ponencia de licantropía, el pelirrojo frunció un poco el ceño, pues pensó que se podría tratar de Biersack. ¿Qué importaba? ¡Nada, pero le jodía igual!

—¿Quién? —preguntó con simple curiosidad, o al menos evidenciando eso—. No es mala idea, Joshua —añadió, independientemente. No era la primera vez que reconocía que Biersack tenía una buena idea, así que podría lidiar con ello—. Teniendo en cuenta tu problema con la poción para la luna llena, quizás descubras cual puede ser el motivo o incluso buscar alguna manera óptima que utilizan otros licántropos para pasar esas noches. Teniendo en cuenta que es algo con lo que vas a lidiar toda la vida, yo también te recomendaría que busques soluciones a tu gusto cuanto antes —le dijo, hablando con sinceridad—. Yo he intentado ayudarte dentro de mis límites, pero está claro que un experto y gente que ha pasado por lo mismo que tú, te ayudarán muchísimo.

Sorbió con la boca unos tallarines que eran demasiado largos, para masticar con tranquilidad antes de mirarlo de nuevo.

—Podemos buscar algo y si no quieres ir solo, te puedo acompañar. —Ayax se había implicado al 100% con Joshua y su maldición y si ahora mismo no le ayudaba activamente había sido por petición de él y... por conveniencia para que Gabriella siguiera en la ignorancia, cosa que respetaba y entendía—. Puedo ver si los expertos en magizoología del Área-M saben de algo así.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 10.974
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 512
Puntos : 418
https://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane https://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 https://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 https://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Joshua Eckhart el Jue Mayo 07, 2020 11:40 am

“No merece la pena quedarse en mitad de una situación incómoda” lo hizo pensar, por más que no quiso hacerlo. Era casi gracioso lo incómodo que se había hecho para ellos simplemente estar a solas en la misma habitación, que uno no podía evitar preguntarse, de tanto en tanto, si estaban mejor juntos o separados. Pese a ello, entendía la idea: sabía que se refería a que si no estaba cómodo él ni cómoda Astreia con su presencia… entonces, ¿qué sentido tenía?

Tienes razón —le concedió—, tienes razón —agregó, repitiendo en una exhalación, como si le costara reconocerlo. No porque algún estúpido orgullo le impidiese hacerlo, sino porque era la opción que, si bien la más lógica y, para muchos, también la más sencilla, para él se trataba de la más complicada.

Siendo completamente honestos, la visión que tenía Joshua de Ayax durante el colegio era una mezcla de la subjetividad del amor y la admiración con que siempre vio a su primo mayor y cómo su familia, y el propio Ayax, se expresaba de su comportamiento en ese entonces. Por ello, él estaba consciente de que probablemente lo que recordaba no fuese ni la mitad de malo de lo que había sido en realidad.

Una falla, sin duda: ¿no se supone que el Sombrero también considera las aptitudes que no están a simple vista? —alzó las cejas, como si de verdad lo creyera—. Una pena, no pudiste estar en una casa tan buena como Ravenclaw… pero te conformarás con Slytherin, imagino.

Asintió con la cabeza cuando su primo le dijo sobre el programa: no le interesaba en lo absoluto. Sabía de antemano que irían a las exposiciones que Ayax quisiera, y se entusiasmaría con él como si toda su maldita vida le hubieran interesado esos temas simplemente porque se contagiaba de su ambición por conocimiento. Había cosas en su relación tan sencillas, que complicarlo tanto le hacía sentir nervioso de forma constante.

El tema sobre su licantropía era… delicado. Susceptible, si se atrevía a aventurar un adjetivo. Se había vuelto parte de su vida, después de todo, de lo que se había convertido Joshua Eckhart… y, pese a no admitirlo, le asustaba que las partes más malas de ello fueran incorregibles. Bastantes cosas malas incorregibles tenía ya en su vida, como para sumar más a ello.

Le pareció extraño que Ayax preguntase quién era el alguien que conocía, ya que los dos eran conscientes de que muchas personas del nuevo círculo de Joshua no eran del conocimiento de su primo, así que encontró un poco innecesaria su pregunta. Sobre todo, la encontró incómoda, en el sentido de que… no quería responderla.

Alguien que conozco —insistió, haciéndole ver que no quería darle un nombre. Todavía no le entraba en vena hacerle saber que había retomado el contacto con Hunter—. ¿Y si ese motivo no puede cambiar? —preguntó, y añadió un segundo más tarde, sin darle un momento a responder—: Seguramente salga algo bueno incluso de saberlo —tapizó su propia inseguridad.

Para ser honesto, echaba a Ayax de menos las noches de luna llena. Una parte de él estaba aliviada de que ya no se inmiscuyera con esa criatura desagradable y peligrosa en que se convertía en esas noches. Otra, más cautelosa, estaba de acuerdo porque lo contrario sería develarlo con Gabriella, y ella no era su esposa para contarle sus secretos; de hecho, mientras más lejos y menos supiera de él, mejor. Una más era, en un sentido práctico, un cachorro herido; su parte humana e hipersensible por el huracán de emociones a flor de piel que sentía durante cada luna llena, que echaba de menos la atención y el cuidado exclusivo.

Joshua se limitaba a hacer malabares con cada parte de él, e intentar que ningún trozo cayera al suelo.

Sé que has hecho bastante dentro de tus límites, te agradezco por ello —por mucho que supiera que Ayax no estaba diciéndolo para que se lo agradeciera. Todavía más, casi le enterneció que, habiéndole hecho a un lado de aquel aspecto de su vida, su primo siguiera esforzándose en implicarse—. Sí, eso estaría bien… Me gustaría que me acompañaras, si encontráramos algo —le reconoció, aún con la vacilación de si era, o no, buena idea.

Volvió a inclinarse para tomar sus tallarines de la mesita y continuar comiendo, tras aquella pausa que había hecho. Entonces, finalmente, se sintió con algo de valor de abordar uno de esos temas que no quería tocar, que le cerraba el estómago de sólo pensarlo.

Así que… ¿cuándo planean dar la noticia? —no fue muy específico, pero no hacía falta: se estaba refiriendo al embarazo de Gabriella que, hasta donde él sabía, todavía era un secreto para el resto de la familia—. ¿Cuando esté lo suficientemente gorda como para poderlo ocultar? —aunque adivinaba que no sería el caso.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Rewrite the stars [Priv. Ayax Edevane] - Página 6 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.160
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1445
Puntos : 1169
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Ayax Edevane el Jue Mayo 14, 2020 10:37 pm

El pelirrojo miró a Joshua como si hubiera dicho alguna especie de tontería. ¿Cómo que se conformaba con Slytherin? Una cosa es que Ayax tuviera en muy buena estima la casa de Rowena Ravenclaw, pero sentía admiración por Salazar Slytherin y consideraba que sus valores —así como su casa— la mejor de todo Hogwarts.

—La gente cambia —contempló, encogiéndose de hombros—. El sombrero seleccionador puede ver aptitudes ocultas, pero no puede ver el futuro. Yo en aquel momento era una persona bastante diferente a la que soy ahora, que no valoraba lo que tenía delante ni el poder que me podía dar centrarme en los estudios —le explicó, ladeando una sonrisa—. En aquel momento no creo que tuviera ninguna aptitud oculta propia de un Ravenclaw y menos mal, porque sabes perfectamente que mi casa es Slytherin. No intentes cambiar las intenciones de mis palabras. —Y si hubiera tenido una patata en su comida, se la hubiera tirado, juguetón, como en otras muchas ocasiones.

Sin embargo, ahora mismo se estaba comiendo un revuelto de tallarines con setas y una crema de champiñones con guarnición de arroz blanco.

«Alguien que conozco», repitió, haciendo que Ayax mantuviese su mirada en su comida con rechazo. ¿Cuáles motivos había para que no le dijera el nombre de la persona? Al pelirrojo solo se le ocurrían dos: era una persona que intentaba ocultar de él o era una persona que al pelirrojo no le agradaba. Teniendo en cuenta que Biersack cumplía con ambas opciones, parecía que con esa afirmación repetitiva solo le estaba confirmando sus peores sospechas.

No era un secreto que a Ayax le caía fatal, por no hablar de que ahora mismo que fuera el ex amante —y actual amante— de Joshua hacía que evidentemente a Edevane le cayese terriblemente peor.

—Yo confío en que podrás tener en algún punto una luna llena tranquilo, encontrando la manera de dormir a la bestia —dijo, confiado—. Lo que por algún motivo todavía no hemos encontrado la solución.

Estaba convencido de que con la cantidad de licántropos que había, la seguridad de éstos —y del resto— en Luna Llena debía de ser prioridad para muchos, por lo que no debía de ser complicado que hubiera una convención o simples charlas de gente experimentada en el campo.

—Preguntaré a ver si me entero de algo. —Y se ahorró el decir: «O pregúntale a Biersack que seguramente ya te haya buscado miles, si él te ha dado la idea».

Los celos eran malos. Podía sentirlos: se lo permitía, pero lo que no se permitía era que se le notasen. Tenía que… aceptar que Joshua era libre de hacer lo que le diera la gana… aunque a él le molestase horrores sólo imaginárselo.

No entendió lo de dar “la noticia”, por lo que miró a Joshua con cara de estar perdido. Tuvo que escuchar la matización siguiente sobre la gordura para relacionar los sucesos más evidentes. No entendía el cambio de tema repentino, mucho menos a ese tan incómodo para ambos. Sin embargo, agradeció su interés. Ayax estaba emocionado por el hecho de ser padre, no por el hecho de haber metido su pene en Gabriella y haber creado un hijo. Eso sí, quería poder compartir el nacimiento de su hijo y su infancia con Joshua.

—Pronto —le respondió para luego sorber unos tallarines—. De hecho estamos pensando en hacer una pequeña comida familiar en casa para que así los que no lo hayan visto puedan ver nuestro hogar y… de paso dar la noticia. Todavía no se le nota, está de tres meses, así que nadie ha reparado todavía en ello. —Picó un champiñón y se lo llevó a la boca. Entonces decidió abordar el tema con sinceridad—. ¿Estás bien implicándote en esto…? —Lo miró—. Tú sabes que a mí me encantaría poder normalizarlo todo y que siempre he querido compartir esto contigo. Sin embargo, no esperaba evidentemente lo que sucedió entre ambos. No quiero presionarte con este tema si no estás preparado o, directamente, has perdido las ganas. Puedo entenderlo.

Que si podía entenderlo… Si había pedido las ganas hasta él, como para no pensar en Joshua. Y más ahora que veía desde tan cerca que Joshua estaba de nuevo con Hunter y… lo mucho que dolía que hubiera un tercero en la vida de la persona que amabas.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Extirpador del Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 10.974
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 512
Puntos : 418
https://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane https://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 https://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 https://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneExtirpador

Joshua Eckhart el Vie Mayo 15, 2020 10:13 am

Por más que supiera que las características de su primo, en Hogwarts y actualmente, fueran de Slytherin, el pique de casas que había entre los dos lo hacía tener que poner a su casa siempre como la mejor opción, independientemente de lo demás. Y a eso se debía la insistencia de que el sombrero se había equivocado y que Ayax se hubiese perdido de tanto al no haber ido a la misma casa que su primo.

El pelirrojo, sin embargo, defendía lo contrario, sin importar que Joshua tratase de tergiversar lo que dijo. No pudo evitar sonreírse ligeramente cuando lo pilló, diciéndole que no cambiase lo que estaba intentando decir.

No obstante, entrados al tema de la licantropía… era evidente que Joshua estaba ocultando información. Era más que claro: no le gustaba mentirle a Ayax, al grado de llegar a ser honesto hasta cuando no le apetecía realmente serlo. Sabía que su primo no iba a juzgarle, aunque no le gustase lo que le dijera, después de todo. Mentir o incluso ocultar información era impropio de una conversación entre ellos.

Al menos así era, hasta que tuvieron que comenzar a pretender que todo estaba bien entre los dos, cuando lo cierto era que no. Nada estaba bien, todo era confuso y, más que confuso, todo dolía en la distancia que habían tomado.

En un pequeño silencio tenso, el pelirrojo pareció aceptar su respuesta, antes de continuar con el tema. Pese a que su primo estuviera convencido de que iba a tener noches tranquilas eventualmente, Joshua sentía un ligero escepticismo. Por cómo se sentía respecto a esas noches, era inevitable sentir la paz lejana y prácticamente imposible.

Y hablando de temas complicados, decidió sacar el del futuro hijo de su primo. Tenían que tocar esos pequeños temas desagradables, más por lo que provocaban que porque lo fueran realmente, porque era necesaio sacarlos a colación. Sabía lo mucho que emocionaba a su primo su paternidad y lo importante que era para él. Tan importante como para hacerlo a un lado por ser un padre ejemplar.

Lo único que podía hacer era jugar su papel, pretender que todo estaba bien y que no lo afectaba como realmente lo hacía. Mentir hasta que fuera la verdad.

Eso estaría bien —le dio el visto bueno a su idea de hacer la comida familiar—, ¿faltan muchos de conocer su casa? —preguntó por curiosidad, removiendo sus tallarines en la búsqueda de verduras, ignorando lo principal del platillo—. ¿Tu madre aún no lo sabe? Va a estar muy emocionada con dos nietos dando vueltas por toda la casa, en unos años —pues no faltaba mucho para que Angie tuviese a su bebé.

Detuvo un bocado cuando Ayax fue directo con él, preguntando sobre su implicación con el tema. Devolvió el brócoli al vaso mientras se lo pensaba, mirando su comida. Sólo un ligero movimiento en sus ojos, como si leyera algo que no existía, indicaba que su mente estaba trabajando a toda velocidad para contestar una cuestión que no estaba preparado para responder.

¿Quieres una respuesta honesta o quieres una respuesta que te tranquilice? —finalmente habló, dirigiendo su mirada hacia él. Luego, decidió por su cuenta cuál era la respuesta más inteligente para darle—: Claro que me disgusta, es obvio que… —se detuvo, pues no quería admitir en voz alta que le dolía: estaba cansado de sentirse vulnerable—. Pero, quiero ser parte de tu vida, quiero estar cerca… Esto es parte de tu vida, y, encima, me siento idiota por sentirme así porque yo sé que esto es lo que siempre has querido —exhaló en lo que pareció una risa, burlándose de sí mismo.

Mirándolo, sólo sabía que quería pedirle que le diera una oportunidad de hacerlo cambiar de opinión. Algo dentro de Joshua le decía que, de intentarlo, quizá podría conseguirlo. Teniéndolo al lado, entendía que sólo se estaba engañando al intentar hacerse creer que podría reemplazar su espacio su vida y en su mente.

Sólo pudo suspirar, cuando su parte razonable silenció a la turbulenta oleada de respuestas impulsivas, recargándose en el sofá.

Te prometí que iba a aceptar lo que sea que decidieses —le recordó—, luego te prometí también que iba a poner todo mi esfuerzo en normalizar nuestra relación —y Ayax no sabía cuánto asco estaba cogiéndole a las promesas. Debía dejar de prometer cosas que no sabía si cumpliría—. Sé que esto aún es raro y puede que te parezca poco, pero, de verdad, lo estoy intentando.

“Puede que te parezca poco”, le decía, porque a él se lo parecía. Porque llevaban semanas intentando lograrlo y todavía quería tocarlo y estar con él tan pronto lo veía. Porque, en ese mismo instante, una voz en el fondo de su subconsciente le pedía que se callase de una vez y lo besara.

Así que nada —desvió la mirada y sonrió a medio lado, resignado, cuando volvió la mirada a sus ojos verdes—. No tengo muchas ganas —admitió—, aun así, sé que quieres compartir esto conmigo, y para también mí es importante que lo compartas, así que… me gustaría estar implicado —resumió, básicamente— Echo de menos a mi mejor amigo.

Como con tantas cosas en su vida, pensaba que si no se obligaba no llegaría a ningún lado. Por ello estaba dispuesto a afrontar la situación como el hombre que su padre le había enseñado a ser: ignorando todo lo que sentía si no estaba a por la labor.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : Rewrite the stars [Priv. Ayax Edevane] - Página 6 M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.160
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1445
Puntos : 1169
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 6 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.