Situación Actual
7º a 10º
2 marzo ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Have you ever seen blood in the moonlight? [Mina Harlow - Matt Forman]

Matt Forman el Mar Feb 25, 2020 11:26 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Las buenas costumbres no deberían perderse nunca. Tampoco tengo ningún motivo para dejar de hacer lo que me gusta. De modo que hoy, como cada viernes, saldré. Había terminado de trabajar ya e iba de camino a casa. Siempre cojo la misma ruta, sin prisas. Las noches que acierto yendo a un buen local lo paso genial. Si no, siempre puedo ir a ver como marcha todo por Babylon. Después de cenar algo rápido me di una buena ducha y luego me puse guapo. Es muy difícil seguir la moda de hoy en día. Hemos llegado a un punto en el que todo el mundo se viste como más le gusta sin mirar modas. Siempre vemos algún complemento que se repite en la gente, pero en general cada cual viste como quiere. Lo mismo que llevo años haciendo yo. Mis trajes son parte de mi familia, pero he aprendido a prescindir de ellos y usarlos solamente en eventos más serios y en el trabajo. Así que, he tenido que comprar zapatos que son medio deportivos y dejar a un lado las corbatas.

Me dirigía al centro de Londres. Iba a estar cerca de Babylon pero en la parte más comercial. Está de moda por todos los locales baratos que hay para comer. Lo que ocurre que eso que hacen ahí no se debería llamar comida. La gente sale, come algo rápido, y se cuela en los bares y en los pubs. Ya sea para encontrarse con amigos, conocer gente o ligar. Yo vengo a cualquier cosa que surja, como siempre. Nunca descarto un buen polvo como tampoco nunca reniego de una buena conversación. Lo peor es que se mezclan magos con muggles. Lo bueno es que siempre nos hemos sabido distinguir muy bien de unos a otros.

Elegí un local con ambiente movidito. Música latina que tan de moda está hoy en día con gente bailando y gente mirando desde la barra. Al adentrarme en el antro descubrí que había una pista de baile en el centro y varias parejas estaban dándolo todo a ritmo de la música. Lástima no tener acompañante para eso. Con lo que me gusta exhibirme. Pedí un whisky. Muggle por supuesto. Es bastante más flojo que nuestro Whisky de fuego. A falta de pan… Me deleitaba mirando a las parejas y buscando un alma solitaria dispuesta a pasar un rato divertido.
Matt Forman
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 37
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 27.900
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 697
Puntos : 310
https://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman https://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt https://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman https://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanInactivo

Wilhelmina Harlow el Lun Abr 13, 2020 7:24 pm

Ante la broma de Forman, su respuesta fue una leve sonrisa, levísima, como para demostrar que la había entendido. No era mujer de risas escandalosas ni de sonrisas demasiado pronunciadas, emociones que quizás eran exclusivas del mundo de los vivos. Sí, quizás los no muertos eran capaces de sentirlas, pero no en la misma medida que aquellos de sangre caliente.

Sentía curiosidad académica por la niña fantasma que residía en su mansión, y supuso que le parecía bien. No se iba a convertir de la noche a la mañana en una defensora a capa y espada de aquel espectro, ni mucho menos, pero tampoco la obligaría a marcharse. Su presencia, a pesar de lo contradictorio que pudiera sonar, parecía dotar de cierta vida la vieja mansión. Ya no parecía tanto el cubil de un viejo monstruo.

Al contarle su historia pasada, cómo había sido herida de gravedad para después convertirse en lo que llevaba siendo más de un siglo, Forman se mostró interesado. Preguntó si había sido Jack el destripador, ese infame carnicero de Whitechapel, quien había acabado con su vida; ella lo negó, consciente de que aquella escoria armada con un cuchillo no podía ni acercarse a la sombra del auténtico destripador.

Simplemente, la historia le había venido muy bien al bueno de Bartholomew.

Le divirtió la manera en que Forman metía la pata, para luego intentar rectificar sus propias palabras. Le divirtió tanto que otra de esas sonrisas leves asomó a su rostro, y enseguida se apresuró a negar con la cabeza, disculpándolo.

—Comprendo lo que quiere decir, y no se preocupe; no me ha ofendido. —La cruda realidad era que Wilhelmina Harlow necesitaba muchísimo más para sentirse ofendida. Muchos eran los que creían y pregonaban acerca de lo irascible y peligroso de los vampiros, pero ella tenía demasiada paciencia—. Respondiendo a su pregunta, supongo que un marido sobre cuya sangre pesa esa misma maldición, y que además teme pasar la eternidad solo. No excusaré su comportamiento, como puede imaginarse por la estaca que le hundí en el pecho, pero en cierto modo puedo llegar a comprenderlo...

Ella misma había querido algo así para Percival, ofreciéndole aquella opción en más de una ocasión. Su sorpresa había sido mayúscula cuando aquel hombre, uno de los pocos hombres justos que recordaba haber conocido, había declinado la posibilidad de una vida eterna. Comprendía sus motivos, por supuesto, pero eso no había impedido que sintiese cierto rencor, cierto dolor, al saber que había escogido la decrepitud humana y finalmente la muerte por encima de una eternidad con ella.

Quizás había sido la mejor decisión que podía tomarse.

Lo poco que conocía del mundo mágico, precisamente, se lo había ido enseñando Percival. No había sido una tarea sencilla convencer a alguien como ella, recelosa de los magos americanos que la habían perseguido, de que no todos ellos eran malos. Quizás ella no pudiera considerarse tampoco una criatura buena por naturaleza, pero a su forma de ver la historia, ellos habían dado comienzo a la persecución, y ella meramente se había limitado a defenderse.

Con el cambio de gobierno mágico, había perdido todo contacto con la institución, más allá de sus esporádicas visitas y el control que mantenía el Ministerio de Magia sobre ella y su colección. Suponía que poco le importaban a ella todas esas nuevas leyes, fueran cuales fueran, teniendo en cuenta que pretendía mantenerse alejada de todos esos problemas políticos.

Aún así, Forman le dio una breve explicación al respecto.

—Supongo que se han limitado a informarme de aquello que me incumbe —repuso ella con desinterés—. Ya sabe: soy una criatura mágica, tengo cierto nivel de peligrosidad, no debo alimentarme de los de su clase… Todo eso, no le contaré nada nuevo si trabaja en pleno centro neurálgico, supongo.

También la habían informado brevemente de las sanciones que podría conllevar el tráfico ilegal de objetos mágicos, así como de medidas de seguridad a la hora de manipularlos. Y seguramente, muchos de esos magos que tanto odiaban a los no mágicos se estaban preguntando en aquellos momentos por qué diablos no acababan con ella y se quedaban con todos los objetos.

No sería un mal plan, al fin y al cabo.

Dejando a un lado los asuntos profesionales, Mina se volvió indiscreta: quiso saber de las preferencias sexuales del señor Forman, especialmente en lo que respectaba a criaturas como ella y no mágicos.

Curiosamente, descubrió que había mantenido en el pasado relaciones con una arpía, o algo parecido, y con no mágicos. Le resultó curioso, y diría que incluso mejoró un poco el concepto que tenía de él: al menos era capaz de comprender que, detrás de todas aquellas diferencias absurdas, existían seres humanos.

—Si hubiera tenido relaciones con alguien como yo, lo habría notado —le respondió, acercando una mano a la suya y colocándola suavemente sobre su dorso, a fin de que notara el intenso frío que emanaba de su piel—. Por supuesto, incluso mi cuerpo termina entrando en calor. Pero en un inicio...

Las preguntas de Forman provocaron otra vez esa leve sonrisa en sus labios. Sí, le divertía aquella situación, y no, no era ninguna puritana. Se había visto en vida envuelta en situaciones que escandalizarían a los más atrevidos, pues eran otros tiempos, y en esos otros tiempos la depravación del ser humano era bien conocida.

Iba a responderle sin reservas.

—Generalmente no me dicen gran cosa. Suelo escogerlos por su inocencia, pues aunque muchos no lo consideren así, no dejan de ser niños fascinados por el objeto de su deseo. Resulta sencillo engañarlos para obtener lo que quiero de ellos, lo cual no suele ser sexo. —Cambió de postura en el taburete, cruzando ahora la pierna opuesta sobre la otra—. Pocas veces he mantenido relaciones sexuales tras la muerte de mi segundo marido, pero claro que puedo sentir placer. No es lo mismo que sentía cuando estaba viva, pero sigo sintiéndolo. Y también sigo sintiendo deseo.

La vampiresa puso la mirada sobre forman, con esa enigmática sonrisa suya, para luego negar con la cabeza. Sabía que Forman era precisamente el tipo de hombre por el que se sentiría atraída, y quizás algo de atracción hubiese, ahora que se encontraban en un ambiente más distendido. Quizás por eso lanzó la siguiente pregunta.

—¿Siente curiosidad? —Se giró un poco en el taburete, apoyando los codos en la barra. De esta manera, lo miraba de frente, y mucho más de cerca—. No me refiero a una curiosidad académica, por supuesto, si no a una más carnal. ¿Le produce curiosidad el saber cómo sería una noche con una criatura como yo?

¿Hacia dónde pretendía llegar con aquello? Ni ella misma sabía dónde estaba el límite. Quizás únicamente quería provocarle, para luego dejarle en la estacada. O quizás no. Quizás quería presionar los límites todo lo que pudiera, y descubrir si Forman podía encender la llama de su interior. ¿Y qué haría entonces?

«Lo mismo que hacía cuando estaba viva», pensó, con la mirada fija sobre sus ojos. «Satisfacer sus deseos al tiempo que satisfago los míos.»
Wilhelmina Harlow
Imagen Personalizada : Have you ever seen blood in the moonlight? [Mina Harlow - Matt Forman] - Página 2 4LjVo2t
RP : 5
PB : Dianna Agron
Edad del pj : 159
Ocupación : Dueña de museo
Pureza de sangre : Muggle
Galeones : 8.000
Lealtad : Neutral
Patronus : Not found
RP Adicional : +2(F)
Mensajes : 80
Puntos : 56
https://www.expectopatronum-rpg.com/t6911-wilhelmina-harlow-id https://www.expectopatronum-rpg.com/t6920-mina-s-relationships https://www.expectopatronum-rpg.com/t6914-cronologia-de-mina https://www.expectopatronum-rpg.com/t6921-mina-s-mailbox
Wilhelmina HarlowVampiro

Matt Forman el Jue Abr 16, 2020 5:18 pm

Me gusta conocer cosas de la vida de los demás para hacerme una idea de como son. Siempre puedo tener una impresión equivocada, sin duda. La primera impresión cuando vi a la señora Harlow no se parece en nada a la que tengo ahora. Estoy seguro, además, de que la primera impresión que tuvo ella de mí no se parece en nada a lo que debe pensar ahora. Estoy aquí tomando una copa en un local muggle con ella. O ella conmigo. Aunque he sido yo el que se ha acercado a saludar. De las palabras más formales hemos ido a parar a las preguntas más profundas. Su vida, siendo tan larga, me resulta muy interesante. Llegaremos a un punto en qué ella no querrá responder a mis preguntas. Mientras tanto...

Me enteré de que fue su primer marido el que la convirtió en lo que es. También él era un vampiro. Quiero pensar que fue por amor. Para estar juntos toda la vida. Eternamente, como se suele decir. Algo se torció, sin duda, pues ella le mató. Así qué descarté esa opción enseguida. O bien él la quería para toda la eternidad y eso a ella le pareció demasiado. Suena abrumador, desde luego.

- Entiendo que pueda llegar a parecer una buena idea, si quieres tanto a alguien, para no perderle nunca. Es comprensible. Sí. Imagino, pues, que esa estima no era correspondida y por eso lo mató. ¿Quiere decir que él solo lo hizo egoístamente para no estar solo? Entonces entiendo que lo matase.

Si mi mente un tanto alcoholizada no me fallaba los asesinatos se cometieron allá por 1890. Lo que significa que esta mujer ha vivido casi 150 años en este mundo. Son muchos. Deben pesarle. Si lo piensas bien, te da la vida para hacer todo lo que quieras. A mí, por ejemplo, me gustaría aprender más idiomas. Tener un mejor nivel de cocina. Aprender a pintar cuadros. Cosas simples que la vida no me permite porque me gusta salir, estar con amigos, familia, también trabajar,... Ella tiene todo el tiempo del mundo. A su vez, eso parece una maldición. Lo bueno es que puede pasarse dos semanas sin salir de la cama y no pasaría nada. Porque su vida es extremadamente larga y no supondría una gran pérdida de tiempo.
   
Ahora había decidido abrir un museo con todas las piezas que su difunto marido coleccionaba. De modo que le había dado un sentido a su vida. Mezclarse con magos no parecía gustarle. Había sido obligado por el asunto del museo pero ni ella sabía mucho sobre nosotros ni en el Ministerio le habían hablado de nuestras Leyes. Supongo que la debieron ver como un simple ser muerto que camina y habla, peligroso pero controlable. Dudo que sus poderes puedan ser mejores que mi magia. Aún así podría dar mucho trabajo al Ministerio. Espero que no la menosprecien.  

- Trabajo en el Ministerio pero no conozco lo que hacen en cada Departamento. No al detalle. Al detalle solo conozco el mío. Entiendo de leyes, de artefactos muggles, de criaturas,... Pero no estoy especializado. Lo mismo pasa con la gente de otros Departamentos. Seguramente terminarían muertos si entrasen en el mío. Conozco las leyes porque me ha tocado vivir acorde a ellas.

Le conté sin reparos mi relación con Arabella. Ella decía ser una Arpía. Podía transformarse en humana o en arpía, no moría fácilmente y tenía otros poderes... Pero su cuerpo era cálido y su intimidad resultaba tan húmeda como la de cualquier mujer humana. En cambio eso no debía resultar tan fácil para una vampiresa. Sus cuerpos están muertos. El calor lo da la sangre fluyendo por las venas desde el corazón. Ese circuito no les funciona, y a eso se debe el frío. Lo mismo que con alguien muerto. La señora Harlow se apresuró a decir que de haber estado con una criatura como ella lo habría notado. Precisamente por eso, sus cuerpos fríos. Sabiendo que en sus tiempos fue prostituta, y con todo lo que ha vivido, dudo que se enfade con mis preguntas. Así que continué saciando mi curiosidad mientras ella quisiera.

Quería saber si de verdad sentía deseo por las personas. Sobre todo me interesaba saber si sentía placer con el sexo. No sé exactamente en qué ha podido cambiar porque no sé como es el placer que siente una mujer cuando llega al orgasmo. Pero si que factores han de darse para que eso ocurra. Estar viva debe ser uno de ellos. Es bueno que pueda disfrutar también del sexo a pensar de su naturaleza. Si te quitan eso no merece la pena vivir. Parecía gustarle mi curiosidad.

- Soy un hombre muy curioso. Por supuesto que siento curiosidad. Y más ahora que hemos estado hablando de ello.

¿Es que pretende liarme? Yo no sé si quiero dejarme llevar. Es hermosa y me gusta como responde a todo sin tartamudear. Está siendo sincera, o al menos lo parece. Lo que no me gusta es el hecho de que sigue siendo una persona muerta. Siento cierta repulsión. Como cuando se te cae algo de comida al suelo y la recoges. Ves que su consistencia y su sabor no han cambiado, pero ha estado en el suelo y eso te produce un poco de asco. Esa es la sensación que tengo.

- En alguna parte he leído que la sangre humana hace que el cuerpo de un vampiro se vuelva más cálido. Es decir, si te alimentas. ¿Eso es así?

Desconozco hasta donde voy a llegar con este juego, lo que queda claro es que por el momento no voy a parar. Tengo las de ganar. Puedo saciar mi curiosidad y de paso provocarla para que se alimente de algún patán de este antro. Eso sería maravilloso. Es posible que eso me pusiera bastante a tono. Aproveché que había puesto sus codos sorbe la barra y estaba más cerca de mí para alcanzar su mano y tocarla. Más que fría estaba a temperatura ambiente. Como un objeto inanimado. La diferencia es que ella movía los ojos y su cabeza no dejaba de pensar. ¿Qué estará pensando?
Matt Forman
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 37
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 27.900
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 697
Puntos : 310
https://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman https://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt https://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman https://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanInactivo

Wilhelmina Harlow el Mar Abr 21, 2020 9:50 pm

—No lo sé —declaró con toda sinceridad, con un encogimiento de hombros, ante la pregunta de Forman—. Supongo que me amaba, o al menos esa fue la defensa que esgrimió cuando le descubrí. —Volvió el rostro en su dirección, mirándole a los ojos—. No llevo muy bien la traición, y poco podía decir para excusarse cuando descubrí la verdad. Me amara o no, estaba condenado.

Sus palabras sonaban frías, por supuesto. No guardaba cariño alguno hacia la figura de su primer esposo, aún a pesar de deberle a él el don de la inmortalidad. A su manera, lo había amado, mas no había soportado semejante traición. Había actuado movida por una furia irrefrenable que ardía en su interior, y en ningún momento había lamentado lo ocurrido aquella noche.

Ni siquiera cuando yacía de rodillas sobre el montón de cenizas que había quedado al morir Bartholomew.

Poco sabía ella del Ministerio de Magia, ese lugar del que tanto había oído hablar. Había descubierto lo justo y preciso por medio de Percival, quien a su vez tampoco trabajaba allí. Escuchando hablar a Forman, comprendía porqué su difunto marido había sido incapaz de ofrecerle demasiada información: ni siquiera aquellos que trabajaban dentro de sus cuatro paredes conocían todos sus entresijos.

—No quiero saber entonces lo que les sucedería si decidieran ponerse a fisgar en mi sótano —bromeó, con una media sonrisa, aunque tomando nota de aquel detalle. Nunca se sabía cuándo podía resultarle de utilidad—. Supongo que es lógico. Ustedes únicamente se informarán de asuntos de criaturas mágicas cuando pretenden hacerse con una mascota o algo por el estilo, ¿no? Aunque me imagino que las criaturas como yo no entramos en esa categoría...

El caballero, por lo visto, jamás había tenido ocasión de mantener relaciones sexuales con una vampiresa, que él supiera.

O con un vampiro, dadas sus inclinaciones.

Para darle a entender que de haber sido así, se habría dado cuenta, puso su mano sobre la de él. Habría notado el frío de su piel de haber sido así, aunque quizás dependiendo de las circunstancias, no habría tardado mucho en dejar de importarle: los de su especie, por contradictorio que pareciera, podían llegar a convertirse en fuego puro.

También lo tentó, queriendo saber si sentía curiosidad por aquellos aspectos. Curiosidad más allá de la académica, cabía señalar. La respuesta de Forman fue un tanto ambigua: no sabía si pretendía seguir por ahí, o si por el contrario no quería dejarse llevar.

—Supongo que sí, siempre y cuando se alimenten de sangre directamente de su víctima. —Cosa que ella no solía hacer, cabía señalar—. No dura demasiado. Si queremos que nuestros cuerpos mantengan esa temperatura, necesitamos otro tipo de fuentes de calor...

Forman buscó su mano, no supo bien ella por qué, con la suya. Ella cerró suavemente los dedos alrededor de los suyos, casi con afecto. En ese momento, el mago debía estar sintiendo la temperatura habitual, no muy distinta a la de aquel local. Ni frío intenso ni calor extremo.

Acarició suavemente la mano del mago con su dedo pulgar, casi de manera distraída, y lo miró a los ojos.

—Si de verdad siente curiosidad, y si de verdad quiere saciarla, quizás tenga una oportunidad de conseguirlo —le dijo con suavidad, de manera sugerente—. ¿Qué despierta más su interés? ¿Mis hábitos alimenticios? ¿O mis hábitos más carnales?

Supuso que existían varios escenarios en que podría llevar a cabo aquel acto con Matt Forman. Se trataba de un caballero apuesto, experimentado a juzgar por sus palabras. Quizás incluso fuera capaz de dejarla satisfecha.

Sin embargo, ¿sería capaz de encender su fuego interno?
Wilhelmina Harlow
Imagen Personalizada : Have you ever seen blood in the moonlight? [Mina Harlow - Matt Forman] - Página 2 4LjVo2t
RP : 5
PB : Dianna Agron
Edad del pj : 159
Ocupación : Dueña de museo
Pureza de sangre : Muggle
Galeones : 8.000
Lealtad : Neutral
Patronus : Not found
RP Adicional : +2(F)
Mensajes : 80
Puntos : 56
https://www.expectopatronum-rpg.com/t6911-wilhelmina-harlow-id https://www.expectopatronum-rpg.com/t6920-mina-s-relationships https://www.expectopatronum-rpg.com/t6914-cronologia-de-mina https://www.expectopatronum-rpg.com/t6921-mina-s-mailbox
Wilhelmina HarlowVampiro

Matt Forman el Jue Abr 23, 2020 4:53 pm

Se supone que el marido la convirtió en lo que es porque la amaba, para tenerla siempre con él. Aunque lo entiendo, suena muy egoísta. Y ella le mató por eso. Con mucho menos Stephenie Meyer  había escrito un libro. Bueno, unos cuantos. Durante los más de cien años que la señora Hawlor llevaba por el mundo habría visto todo tipo de cosas. Hasta que terminó casada con un mago. Un mago que envejeció y murió, mientras que ella quedaba impasible ante el paso del tiempo. Empezaba a conocerla un poco más. Solo un poco más. Lo que ella dejaba mostrar. Al fin y al cabo todos hacemos algo parecido. Dar demasiada información sobre nosotros mismos nos expone. En su caso, a una posible muerte. No es que yo lo desee. A mi más bien me resulta interesante. Incluso me gusta como se muestra insensible ante la muerte provocada por ella misma.

Le expliqué que nadie conoce todo el funcionamiento del Ministerio. Puede que ni la mismísima Ministra. Hay muchos Departamentos, con sus correspondientes divisiones internas. Bromeé con que cualquier otra persona ajena que entrase en mi Departamento correría el riesgo de morir. Ella bromeó con que sería peor si entrasen en su sótano. Reí, por supuesto. Recordé los dos patanes con los que había ido a visitar su mansión.

- Se supone que los dos acompañantes que llevé cuando visité su casa eran especialistas. Puede imaginarse como terminaría uno que no estuviese especializado. Es un trabajo complicado el mío. Yo llevo ahí media vida.

Ella suponía que los magos solos nos interesábamos en las leyes que incumben a criaturas cuando queríamos tener una mascota. Tener una vampiresa como mascota sería interesante en realidad. Pero no sería nada divertido. Yo siempre he respetado las libertades de todas las criaturas. Incluso los elfos domésticos, que solo saben servir. Cuando tuve autoridad en mi casa les facilité el poder elegir algunos días festivos. Fela por poco se mata a golpes. No tienen derechos porque nadie les ha explicado que pueden tenerlos. Creen que no los tienen y se conforman con ello. Después de muchos años y muchas peleas he conseguido que cada elfo tenga un día libre, y una paga.

- Cada animal necesita su hábitat y sus condiciones, es cruel querer tener criaturas como mascotas. Los magos no estamos por encima de eso, o no deberíamos. Los vampiros entráis dentro de la división de seres. Junto con los centauros, o las arpías. La gente del agua también. Es decir, las sirenas, los selkies y los mearrows. O sea, que en el Departamento de regulación y control de las Criaturas hay divisiones. Las Bestias, los Seres y los Espíritus. La gente como tu entra dentro de la división de ser, es decir, con conciencia. Pero siempre ha habido problemas en la clasificación. Los extremistas quieren que los muggles pertenezcan a la división de bestias. Los centauros no quieren ser seres, porque los vampiros y las arpías lo son, así que prefieren ser bestias. Y luego el caso de los hombres lobo. Al final hay una división especial para los centauros, para los hombres lobo, para los duendes, … ¿La estoy aburriendo?

Ni siquiera los más puestos en el tema se habían podido aclarar nunca. La solución pasó por hacer divisiones especiales para las criaturas que tienen conciencia pero no matan humanos. Le pegué una chapa importante a la pobre inmortal. Por suerte había otros temas más interesantes de los que hablar. Ella tuvo interés en mi vida sexual y yo tuve interés en la suya. Sentía cierta curiosidad por saber como sería mantener relaciones con una vampiresa. Aunque no tanta como para lanzarme directamente. Seguía sintiendo cierto reparo. Contestó a mi última pregunta diciendo que el calor que produce la sangre no dura mucho. Pero hay otras formas de producir ese calor. Formas sexuales seguramente.

Busqué su mano para conocer su temperatura. Me sorprendió saber que no estaba fría del todo. Más bien a temperatura ambiente. Ella acarició mi mano levemente. Por más que me sorprendió no me aparté. Después de todo, no es extraño que nos toquemos las manos cuando el asunto se ha puesto tan serio. Ella quería saber si mi curiosidad quería verse saciada. Porque quizás tenía una posibilidad con ella. ¿Es eso lo que quiere decirme? ¿Qué está dispuesta? Yo no sé si quiero eso. Ahora mismo me hierve la sangre como la de un adolescente primerizo. No soy más que un hombre al fin y al cabo, y me gusta que mis deseos se cumplan. El problema es que sigo sin saber si cumplir o no ese deseo.

- Ambas. - contesté con claridad. - Sobretodo, si suele darse la primera cuando ocurre lo segundo. Sigo sin querer ser el alimento de nadie. ¿Puede saciar sus instintos sexuales sin recurrir a alimentarse?

No me da miedo que me muerda. Es que no quiero. Todavía no me considero el alimento de nadie. Sé de humanos que se dejarían morder y servirían de alimento vivo de una vampiresa sin pensarlo. Yo no estoy dispuesto a ello. Si saciar mi curiosidad sobre tener sexo con una vampiresa requiere ser su alimento, mi curiosidad quedará insatisfecha pero su sed también.  
Matt Forman
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 37
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 27.900
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 697
Puntos : 310
https://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman https://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt https://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman https://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanInactivo

Wilhelmina Harlow el Vie Abr 24, 2020 12:05 am

Sabiendo lo que sabía —y no era poco, precisamente— acerca de los artículos de naturaleza mágica, la vampiresa no concebía la posibilidad de que dos incompetentes como los que se habían presentado en su puerta junto al señor Forman hubieran sido contratados en primer lugar. ¿No se exigía, acaso, una mente fría, analítica y preparada para cualquier vicisitud en un departamento que trabajaba con elementos tan potencialmente peligrosos?

Quizás hubieran conseguido sus empleos a base de mentiras, o quizás tuviesen algún tipo de recomendación. Semejante manera de obtener un trabajo era común en aquellos tiempos.

El mago comenzó entonces una pequeña disertación acerca de criaturas mágicas y sus clasificaciones, siempre según el criterio de aquellos que portaban varitas. Lo escuchó con toda su atención, y si bien no se acordaría de todo aquello en base a una única conversación, definitivamente se quedó algunos detalles interesantes. Si bien ya conocía el dato de su clasificación como “ser” —y trataba de no sentirse insultada por ello—, lo que le pareció soberanamente estúpido y pretencioso fue que algunos magos quisieran incluir en la categoría de “Bestias” a los no mágicos.

Aquello le sacó un bufido, a medio camino entre la diversión y el hastío. No sabía bien por cuál de las dos emociones decidirse.

—En absoluto —respondió a su pregunta. Nunca consideraría aburrida la información nueva, y menos después de siglo y medio aprendiendo cosas—. Aunque debo reconocer que me sorprende la mentalidad obtusa que tienen algunos de los de su especie. ¿Se ha parado alguna vez a pensar que lo único que les separa a ustedes de ellos su capacidad para dar uso a esos palos mágicos? Sin ellos, la mayoría de ustedes no serían muy distintos… No se ofenda. —Se encogió de hombros, como si acabara de decir una de las mayores verdades del mundo.

En realidad, sabía que existían otras diferencias entre mágicos y no mágicos. Percival le había hablado largo y tendido acerca de aquel mundo tan desconocido para ella, haciéndolo parecer casi idílico. También le había hablado acerca de la lacra del purismo, de los magos tenebrosos y de las artes oscuras, pero no había incidido demasiado en ello.

Su difunto esposo era un ferviente defensor de la integración entre mágicos y no mágicos. Creía que de algo así solamente podría surgir una nueva sociedad perfecta. Su esposa siempre había tenido sus dudas, por hermoso que aquello pudiera sonar.

Sin embargo, no eran aquellos los asuntos que importaban en un ambiente como aquel. Rodeados de seres vivos que movían sus cuerpos al ritmo de una música compuesta única y exclusivamente para bailar, embriagados por el alcohol en sus venas, definitivamente no iban a resolver los conflictos entre mágicos y no mágicos.

Otros asuntos, en cambio, sí podrían resolverse.

Despertó el interés del caballero, tanto por sus hábitos alimenticios como por los más carnales. La sonrisa de Mina se ensanchó un poco más, mientras continuaba acariciando suavemente la piel de la mano del mago con su dedo pulgar. Y esa sonrisa se convirtió en risa cuando, tenía que reconocer que de manera bastante lógica, el para ella joven manifestó su temor de que ambos asuntos, alimentación y sexo, fueran de la mano.

Se tapó la boca para reír con la mano libre, negando con la cabeza. En aquel momento casi pareció viva, la imagen de cuando no era más que una joven prostituta que encandilaba a caballeros para venderles sus servicios.

—¡Por supuesto que puedo, señor Forman! —respondió, tratando de serenarse antes de proseguir—. No me reía así desde hace mucho tiempo. —Negó de nuevo con la cabeza, para luego proseguir—. Pero supongo que debería ofrecerle alguna garantía de ello, o de lo contrario no me creerá. Espere un segundo...

La vampiresa dejó ir la mano del mago por fin y la alargó en dirección a su bolso, que descansaba en el suelo junto al taburete. Lo alzó y lo sostuvo en su regazo, echando un vistazo alrededor para asegurarse de que no había ningún curioso pendiente de sus movimientos. Y una vez se cercioró, abrió el bolso y le mostró a Forman su contenido: básicamente, una serie de bolsas y tubos médicos destinados a la recolección de sangre, así como agujas hipodérmicas esterilizadas.

—Igual que ustedes, los seres vivos, prefiero tener una provisión de alimento del que disponer cuando lo necesito. En mi caso, es indispensable: ya se imaginará lo peligrosos que nos podemos llegar a poner los de nuestra especie cuando no comemos —le explicó, mientras volvía a cerrar el bolso y lo dejaba en su sitio—. Así que no tiene nada que temer en ese aspecto.

Sin duda, mostrar su pequeña provisión de material médico no era la mejor manera de entrar en situación, pero esperaba calmar las inquietudes de Forman. ¿Por qué? Pues porque si el mago quería jugar, ella estaba dispuesta a meterse de cabeza en el juego. Tampoco perdía nada por intentarlo.

Sin embargo, prefería que él diera el primer paso. Siempre le había gustado así.
Wilhelmina Harlow
Imagen Personalizada : Have you ever seen blood in the moonlight? [Mina Harlow - Matt Forman] - Página 2 4LjVo2t
RP : 5
PB : Dianna Agron
Edad del pj : 159
Ocupación : Dueña de museo
Pureza de sangre : Muggle
Galeones : 8.000
Lealtad : Neutral
Patronus : Not found
RP Adicional : +2(F)
Mensajes : 80
Puntos : 56
https://www.expectopatronum-rpg.com/t6911-wilhelmina-harlow-id https://www.expectopatronum-rpg.com/t6920-mina-s-relationships https://www.expectopatronum-rpg.com/t6914-cronologia-de-mina https://www.expectopatronum-rpg.com/t6921-mina-s-mailbox
Wilhelmina HarlowVampiro

Matt Forman el Dom Abr 26, 2020 3:52 pm

Tuve que aclarar que el trabajo de nuestro Departamento no es anda fácil. Puse como ejemplo a Sherman y Bardolf, dos ex-Inefables que llevé conmigo cuando visitamos su exposición de objetos para el museo. Ello se suponía que habían pasado ciertas pruebas para llegar a donde estaban. Por lo que pude descubrir, más bien se trataba de dos sobrinos de alguien importante que quería un puesto digno para sus familiares. Como siempre, el poder por delante del talento. Cuando yo entré en el Ministerio también se cuestionaron mis aptitudes. Como mi padre trabajó tantos años como Inefable pensaron que a mí me habían enchufado. Yo me gané cada escalón con sudor y sangre. Más sangre que sudor, la verdad. Varias veces quedé malherido en mis primeras salidas. Y de todo se aprende. Pero esos dos idiotas... Creo que ahora trabajan en una zona menos peligrosa del Minsiterio. Lo mismo están doblando pergaminos.

Puesto que la vampiresa no entendía muy bien como funcionaban las Leyes mágicas la puse un poco al día. Más bien la aburrí con temas pesados como es la Ley de la división de bestias, seres y entes. Supuse que quizás entendería que la división de seres, en la que ella entraría, no están los magos y brujas. Nosotros tenemos nuestra propia categoría. Es como la especie humana, que se separa del resto. Dentro de los humanos están los magos y los muggles. Ella decía que no somos diferentes, solo nos separa la varita. Dar uso a los palos mágicos, dijo exactamente. Me reí bastante. No voy a menospreciarla, al fin y al cabo ella era una simple muggle cuando estaba viva. Pero eso no es así.

- No solo se trata de nuestras varitas. Los magos más experimentados ni siquiera necesitamos varita para realizar algunos hechizos. Siempre corres el riego de que no salgan todo lo bien que esperabas, claro. Hay ciertas regiones en el mundo donde nunca las han usado, simplemente canalizan la magia a través de sus manos. La magia reside en nosotros, no en las varitas. Así que hay alguna diferencia notable entre ellos y yo. A usted no la incluyo, ya que sus poderes deben ser mejores que cuando era una simple mortal. Ya no es como ellos tampoco.

Alguna gente cree que los defensores de la sangre mágica estamos locos. Yo quizás no soy el más severo respecto al tema, pero si hay ciertos aspectos con los que concuerdo. Me han educado así, y aún así tengo la suficiente mentalidad crítica para ver que algunas cosas no están bien. Creo que los muggles son inferiores, por superpuesto. Son seres sin magia a los que les ocultamos nuestro mundo para que no se vuelvan locos. Lo que no defenderé nunca es la persecución a la que han sido sometidos algunos mestizos y los nacidos de muggles. Se ha demostrado que su magia es igual de válida que la nuestra, aunque sean hijos de muggles. El problema reside en la defensa que alguna gente hace de los muggles. Esa igualdad entre ellos y nosotros no existe. No podemos ser iguales. La magia nos diferencia.

No se lo tuve muy en cuenta puesto que tampoco conoce nuestro mundo, y a saber qué clase de mago era su difunto marido. Quizás como todos esos que quieren proteger a los muggles para sentirse mejor. Como los ricos haciendo donaciones mientras que por otro lado estafan y roban, y maltratan a sus trabajadores.

Otro tema muy distinto nos entretenía en aquel momento. Una mujer, inmortal, tan bonita y un caballero tan atractivo como yo tenían otras cosas en las que pensar. Sus dudas y las mías se estaban resolviendo bastante bien. Faltaba saber si mi curiosidad también podría resolverse. Mi mayor temor era que se alimentase de mí si manteníamos relaciones sexuales. Y no por miedo, ella no me da miedo. Más bien porque no quiero que mi sangre esté dentro de ella. Soy muy receloso con mi sangre. Además continuaba con mis dudas. ¿Y si está tan fría que no se me pone dura?

Viendo mis dudas decidió enseñarme una cosa que llevaba en el bolso. Cabe decir que al ver todos los bártulos para la extracción de sangre no me reí tanto como ella con mi duda. Es posible incluso que perdiera el color de la cara al ver todo aquello. La miré por un segundo a los ojos, fijé la vista de nuevo en sus cosas, y luego me quedé mirando a una pareja al otro lado de la barra que se besaban con mucha pasión. En qué enredos me meto.

- No me lo esperaba. Desde luego, no me lo esperaba.

Viendo su bolso cualquiera podía pensar que se trataba de una enfermera o algo por el estilo. Agujas incluidas. Seguramente había más material dentro de su pequeño bolso que en maletín de cualquier cirujano. Ahora estoy más que seguro, no se me va a poner dura. Así no...Quizás me estoy metiendo en un jardín que resulta ser un laberinto. Pero que bonito laberinto.

- Viendo todo eso me vienen a la mente muchas otras preguntas. Basándome en mis escasas lecturas sobre vampiros, ¿no es preferible tomar la sangre caliente? A temperatura corporal quiero decir.

Preguntaba todo eso porque me imaginaba a la señora Harlow sorbiendo las bolsas de sangre como los niños del parque sorben los bricks de zumo que sus madres tan amorosamente les dan para merendar. Y la situación me resultó tan graciosa que me tuve que reír. Aunque mi estómago estaba vuelto del revés. No se debía solamente a la bebida de mala calidad de aquel antro.
Matt Forman
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 37
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 27.900
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 697
Puntos : 310
https://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman https://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt https://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman https://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanInactivo

Wilhelmina Harlow el Dom Abr 26, 2020 9:26 pm

«El eterno debate», pensó mientras escuchaba con atención las palabras del mago.

Desde que la magia había entrado, casi a la fuerza, dentro de su concepción de aquel mundo que creía conocer bien, Mina se había dado de bruces contra aquel argumento cuyo fin no parecía cercano: mágicos o no mágicos.

Según Percival, ciertas culturas del mundo habían abrazado la coexistencia entre ambas comunidades, considerándose ya no superiores los unos de los otros, simplemente diferentes. Diferentes en el buen sentido, siendo precisamente las similitudes que ambas comunidades compartían las que, al final, terminaban manteniéndolas unidas.

A fin de cuentas, Forman no utilizó el término “superior”, aunque la última parte —la que a su naturaleza vampírica se refería— dejaba claro que por ahí iban los tiros: buscar una superioridad de magos sobre los que no lo eran.

En lo que a ella respectaba, por mucho recelo que sintiera hacia los magos, no veía grandes diferencias entre ellos en el nivel más básico. Y si de poderes mágicos se hablaba, ¿acaso no deberían los muggles ser tenidos en cuenta por su progreso tecnológico? Llevaba caminando sobre la faz de la Tierra tanto tiempo que había visto cómo evolucionaba la industria y la sociedad, y si bien la raza humana todavía tenía importantes cuentas pendientes —cuentas pendientes que, por lo que le contaban, también tenía la sociedad mágica—, calificarlos de “inferiores” únicamente por su incapacidad para realizar magia era demasiado osado.

Sin algunos de los inventos creados por los no mágicos, los otros seguirían viviendo en la edad media.

—Desde luego que ya no lo soy: mi corazón ya no late, no respiro, y si no me alimento de sangre, me consumiré —repuso, divertida—. No seré tan osada como para desear que esto nunca me hubiera ocurrido, pues me ha permitido contemplar cosas que jamás creí posibles, pero le aseguro que, en muchos aspectos, esto es una maldición.

Muchos asegurarían que no había nada de positivo en el hecho de ser un no muerto, pero eso también sería demasiado osado: el mayor regalo que traía consigo esta forma de existencia era la inmortalidad, el saber que si una se cuidaba lo suficiente, jamás tendría que recibir la visita de la Parca.

—Entiendo a dónde quiere llegar, no se preocupe —le aclaró—, pero cada uno tenemos nuestra opinión, y me temo que en este caso nunca llegaríamos a un consenso. Ahora, si me permite le pregunta… ¿es usted capaz de hacer magia sin su varita?

Utilizó el mismo término a propósito, quizás de una manera conciliadora: el término “palo mágico” podía sonar un tanto ofensivo, aún a pesar de que en esencia eso mismo era una varita.

Cuando le mostró el contenido de su bolso, que explicaba a la perfección la forma en que recolectaba sangre, el mago palideció un poco. Sabía que no era la mejor manera de seducir a un hombre, desde luego, pero la idea era calmar sus nervios. No tenía intención de ejercer de viuda negra y arrancarle la cabeza durante un hipotético encuentro sexual con él.

Obtuvo una leve satisfacción cuando el joven aseguró que no se esperaba el contenido del bolso. No la disfrutó demasiado, en cambio, pues pronto hubo más preguntas que responder.

—Supongo que en ese aspecto, señor Forman, se puede aplicar el mismo principio que aplican ustedes a su alimentación: un plato recién cocinado, a temperatura perfecta, siempre es más delicioso que uno frío o del día anterior. —Apoyó el codo en la barra, ladeando el cuerpo mientras contemplaba a su interlocutor—. Se pierden ciertas sensaciones y ciertas ventajas, pero a la larga es más práctico. Y en mi caso, más seguro: imagínese que tuviera que salir todas las noches a cazar.

Quizás en aquel siglo no se llevaran ya los linchamientos con antorchas, o no hubiese ya humanos cuyo principal objetivo en la vida fuera el de “cazar monstruos”, pero igualmente, seguían existiendo los magos. Y los magos eran peligrosos, especialmente si un vampiro iba dejando su marca en esa Londres no mágica que querían mantener en la ignorancia con respecto a los de su especie. Si hiciera las cosas de esa manera, los tendría encima en menos que canta un gallo.

—En fin, supongo que con eso habré despejado sus dudas con respecto a mis hábitos alimenticios —dijo ella, encogiéndose de hombros. Entonces, se pasó lentamente la lengua por los labios, curvando éstos a continuación en una sonrisa divertida—. ¿Pasamos a otros asuntos? ¿O me va a decir que le han asustado mis herramientas de trabajo?

Aquello sí era un desafío. Lo estaba instando a dar un paso adelante, o retirarse, y viendo cómo había reaccionado al contemplar el instrumental sanitario, lo más probable era que optase por la segunda opción.

De cualquier manera, ella no perdía nada.
Wilhelmina Harlow
Imagen Personalizada : Have you ever seen blood in the moonlight? [Mina Harlow - Matt Forman] - Página 2 4LjVo2t
RP : 5
PB : Dianna Agron
Edad del pj : 159
Ocupación : Dueña de museo
Pureza de sangre : Muggle
Galeones : 8.000
Lealtad : Neutral
Patronus : Not found
RP Adicional : +2(F)
Mensajes : 80
Puntos : 56
https://www.expectopatronum-rpg.com/t6911-wilhelmina-harlow-id https://www.expectopatronum-rpg.com/t6920-mina-s-relationships https://www.expectopatronum-rpg.com/t6914-cronologia-de-mina https://www.expectopatronum-rpg.com/t6921-mina-s-mailbox
Wilhelmina HarlowVampiro

Matt Forman el Mar Abr 28, 2020 5:05 pm

Siempre han existido las diferencias desde que el mundo es mundo. Los ricos y poderosos mandan sobre los que no lo son. Los inteligentes intentan mandar sobre los que no lo son. Incluso los hombres se creyeron que estaban por encima de las mujeres. Eso último está empezando a cambiar. Lo demás permanece. Igual que los magos siempre estarán por encima de los muggles. Aunque tengan tecnologías cada vez mejores. El día que pueden atraer un sándwich desde el sofá sin tenerse que mover, solo entonces, seremos casi iguales. Pueden tener armas automáticas que lanzan mil balas por minuto. ¿De qué les sirve si nosotros podemos parar el tiempo por un instante y escapar? Incluso lanzarselas de vuelta hacia ellos. Nunca serán superiores. No son nada. Lo único que consiguen con sus tecnologías y sus avances es contaminar cada vez más el planeta y matar lo mejor que tenemos en el mundo.

Decidí no profundizar más en esos asuntos tan personales. Cada cual tiene su opinión y jamás nos pondríamos de acuerdo. Asentí cuando pregunto si era capaz de hacer magia sin la varita. No todo, por supuesto. Solo una selección de hechizos. Quizás los que te pueden salvar la vida en una ocasión peligrosa. Es un entrenamiento que muchos mortífagos hacen. También los aurores.

Cuando me enseñó todo lo que llevaba en el bolso no me quedé en shock de milagro. Jamás había visto tantos artilugios para sangrar a una persona. Y si, me dio asco. Mi libido se había esfumado y en su lugar quedaba una sensación de aversión. Le hice una pregunta más. Solo una más, para saciar verdaderamente toda mi curiosidad. Siempre había leído que los vampiros son cazadores, de modo que prefieren que su comida esté caliente. Era una cuestión de seguridad. No podía salir a cazar todos los días. Sería peligroso y demasiado visible. ¿Es preferible usar tubos? Es como toda esa gente que por no cocinar prefiere usar la máquina muggle que te cocina. Ese aparato jamás podrá cocinar tan bien. Mis dudas se habían despejado, pero mis ganas de saber lo qué se sentía follando con una vampiresa también. No iba a decirle eso. No podía decirle que me estaba empezando a parecer una idea repugnante.

- Creo que se me ha hecho tarde. Nuestra charla ha sido de lo más constructiva. Pero ahora debería irme, mi local está a punto de abrir y me gusta estar para controlarlo todo. Quizás nos podamos ver más tarde. Que tenga buena noche, señora Harlow.

Dejé unos billetes muggles encima de la barra para pagar las consumiciones. Me despedí y salí directo a la calle. En realidad Babilon ya estaría abierto a estas horas, todos preparados para recibir a los primeros clientes. A eso voy yo también. Tengo una imperiosa necesidad de estar cerca de alguien humano y caliente.
Matt Forman
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 37
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 27.900
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 697
Puntos : 310
https://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman https://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt https://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman https://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanInactivo

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.