Situación Actual
7º a 10º
2 marzo ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

It's not over until the very end | Priv. AJ

Joshua Eckhart el Dom Dic 27, 2020 2:04 pm

Septiembre, 2019.

Había sido un año duro. Los últimos meses fueron… como una pesadilla de la que no podía despertar. Su abuela, insistente con sus planes de boda, su segundo año en la universidad pronosticaba el pronto ritual que tendría que cumplir. Ceñirse a la vida que no quería para complacer a gente que a veces le hacía sentir que sólo le utilizaba.

Su ansiedad no había mejorado, sino todo lo contrario. Ahora farmacodependiente, era complicado para él establecer una vida común y corriente. No mejoraba cuando la luna llena, como ese día, estaba así de próxima. Se sentía salvaje, como si algo le rasgase el pecho deseando salir.

¿Estaba perdiendo la razón? ¿Era eso, él, simplemente, volviéndose completamente loco? Quizá, eso era.

Apretó sus manos. Su zurda ni siquiera servía para empuñarla con fuerza. Desde lo sucedido con los radicales, su mano… no había vuelto a ser la misma. Era la prueba física de las cicatrices internas que había dejado el secuestro, la infección de su brazo fracturado, la desesperación de no saber su viviría un día más o si volvería a ver a las personas que amaba.

Golpeó un árbol. Sin piedad, un calambre entró desde sus nudillos hasta su codo. Era un brazo inútil. Había intentado, sin éxito, rehabilitarlo para que fuera sólo la mitad de lo que solía ser.

Estaba enfadado con el mundo. Estaba enfadado consigo mismo. Quería arañar la corteza del árbol, gritar. Sólo encontró la razón para sentarse contra el árbol y resbalar su espalda hasta quedar sentado.

Sacó de su abrigo el frasco anaranjado y tomó una pastilla. La tragó sin un sorbo de agua, dejando que su cabeza se sedase en medio de aquel bosque. No le importaba. No tenía que importarle. Tenía que hacer que todo dejase de importarle tanto como lo hacía.

Sus oídos sensibles escucharon pasos en la distancia, con los sentidos agudos por la próxima luna llena. Gruñó suavemente, sin siquiera pensarlo.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : It's not over until the very end | Priv. AJ M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.160
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1447
Puntos : 1171
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

A. J. Seward el Dom Dic 27, 2020 3:14 pm

Desde el pasado julio la situación de los radicales era más delicada que nunca, si antes ya estaban en la mira del Ministerio, desde el golpe en Hogsmeade y el posterior secuestro de aquellos jóvenes, las cosas no habían hecho más que empeorar para ellos.

Los carteles de Se Busca se habían multiplicado, igual que la recompensa por sus cabezas, cualquier pista sobre los radicales era generosamente recompensada y como consecuencia, ellos tenían que extremar el cuidado y esconderse como ratas.

Si antes ya era complicado y muy arriesgado el salir del refugio, ahora se había vuelto prácticamente una misión suicida.

Pero AJ sentía que se ahogaba, le faltaba el aire en aquel refugio. Se lo había recorrido de punta a punta, había entrenado hasta la extenuación, había ayudado a Jayda y a los más jóvenes con sus clases, ¡hasta había echado una mano en el invernadero! Con lo que él odiaba la herbología.

Su ansiedad aumentaba cada día que pasaba, se sentía como un tigre en una jaula realmente pequeña, y su carácter que ya de por sí era tosco, se había vuelto casi insoportable. Aquella misma mañana Audrey le había hecho saber que llevaba un tiempo estando insoportable, de hecho había sido muy considerada con sus palabras: “cuando te saques el palo que tienes metido en el culo, me avisas”. Todo un encanto de mujer.

Y así, de repente, se había quedado sin poder salir de aquel lugar y, además, también se había quedado sin sexo. Yupi.

Que la luna llena estuviera tan cerca no mejoraba para nada la situación. Sabía que más pronto que tarde tendría que salir del refugio, pues la luna llena no podía pillarle allí, a pesar de tomar la mata lobos seguía siendo peligroso, y su secreto seguía siendo eso, un secreto. Debía marcharse para pasar su transformación, entonces, ¿qué más daba irse un poco antes?

No necesitó pensarlo dos veces antes de cometer la estupidez de salir a hurtadillas del refugio, sin decírselo a nadie, ni dejar ningún aviso. Aquel acto tan irresponsable, temerario y, porqué no decirlo, estúpido, mucho tenía que ver con sus impulsos avivados por la luna casi llena, pero una parte él sabía que también lo estaba usando de excusa para salir de aquel claustrofóbico refugio.

Necesitaba aire, andar sin un rumbo fijo y sin encontrarse con un muro al final del camino.

Fuera del refugio, el ambiente era húmedo, había niebla y el sol se había ocultado ya. La luna, casi en su forma plena, estaba en lo alto del cielo, y AJ tuvo ganas de aullar al sentirse libre por fin.

Sus pasos lo llevaban a ningún lugar, pero no importaba porque no tenía ningún lugar al que ir, solo tenía que tener cuidado de que nadie lo reconociese y por eso se mantuvo alejado de la ciudad, recorriendo un pequeño bosque de las afueras. Pero el destino siempre parece tener sus propios planes, y cuando de AJ se trataba, siempre acababa sucediendo lo último que él deseaba que ocurriese.

La niebla era espesa, pero aún así podía ver la silueta de un chico sentado a los pies de un árbol, probablemente un borracho, pensó. Su intención era pasar por su lado, sin mirarlo siquiera, sin prestarle la más mínima atención, pero entonces el chaval emitió un leve gruñido y el animal dentro de él se lo devolvió, como si lo hubiera reconocido de manera instintiva.

Era una de las últimas personas que deseaba ver.

Entonces deseó no haber salido nunca del refugio, porque ahora, con Joshua delante sentía tal avalancha de emociones que le estaba costando identificarlas todas. Había deseado buscarlo y mantenerlo vigilado después de lo del secuestro, después de saber que fue él quien mató a Sybella, pero no había sido capaz al no poder salir del refugio. Además, todos los jóvenes secuestrados debían estar estrechamente vigilados por el gobierno, acercarse a él habría sido una muy buena manera de suicidarse.

Pero ahora ahí estaba, y AJ temblaba con los puños cerrados.

» ¡Mátalo!, rugía la bestia dentro suyo, sedienta de violencia y venganza. Pero él, la parte más humana de AJ, no lo tenía tan claro. Él recordaba a aquel chico del bosque, después de una transformación, que le había confesado ser un viejo admirador suyo y que había compartido sus miedos e inquietudes sobre la naturaleza animal que ambos compartían.

Recordaba aquella vulnerabilidad, y recordaba también el cuerpo sin vida de Sybella.
A. J. Seward
Imagen Personalizada : It's not over until the very end | Priv. AJ Hgbp6rw
RP : 10
PB : Sebastian Stan
Edad del pj : 31
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 21.850
Lealtad : Radicales
Patronus : Error 404. Not found
RP Adicional : +1F
Mensajes : 142
Puntos : 93
https://www.expectopatronum-rpg.com/t6264-a-j-seward#91658 https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/ https://www.expectopatronum-rpg.com/
A. J. SewardRadical

Joshua Eckhart el Lun Dic 28, 2020 3:18 am

Emitió un gruñido, y un gruñido recibió de vuelta. Los animales que residían en su interior, como bestias furibundas, despertaron y se encontraron antes de que los humanos siquiera se percatasen del todo de la presencia del otro. Se arrepintió de haberse tragado la pastilla en ese momento, ¿habría una pelea? Su interior la exigía, como si su pecho acelerándose estuviese rugiendo y ladrando cual lobo rabioso.

Se puso rápido de pie, sosteniéndose del árbol. Sentía los músculos débiles; relajados, pero débiles. En su cabeza había una neblina más densa que la que había esa noche; incluso, sus ojos se fueron a negro del mareo que le provocó levantarse de forma tan abrupta, volviéndolo ciego durante unos segundos sumado a una punzada en el cerebro.

Cuando la vista regresó a él, con un resoplido frustrado, miró a quien por años en su juventud había admirado. A. J. Seward había sido una admiración para él y por años uno de sus objetivos a seguir, hoy convertido en una escoria.

Se odiaban. Podía verlo en sus miradas, cargadas de toxicidad detrás del “hubiera” y el “antes”. Los lobos en su interior se odiaban a muerte, los dos sabían por qué.

Seward se había convertido en un traidor para él, en una basura. Lo había visto, lo había perdonado e incluso lo había protegido ante el Gobierno, mintiendo por omisión al pretender que no lo había visto. Tras el secuestro, había dado su nombre a los mortífagos y se desatendió completamente del asunto.

Joshua, en cambio, era un asesino, con todas sus letras. Sí, para él, Sybella era un verdadero peligro público, sin embargo… él sabía que lo que la había matado no había sido su parte humana. No, había sido una parte que no conocía en lo absoluto la compasión, que veía el árbol caído y de él hacía leña. La había tenido en el suelo, vulnerable, y le había clavado una flecha para rematarla.

Gruñó suavemente, amenazante sin embargo, antes de hablar—: No eres bienvenido aquí —dijo, y tomó su varita.

Era nueva, después de que los radicales se quedaran con la suya. Era una varita tan impulsiva como su propietario, blanca con negro y su madera se enredaba en sí misma. Cerca de la base había una forma semejante a una calavera. Sumamente sensible a la magia de Joshua, vibraba en su diestra ansiosa de querer realizar su ataque.

La varita no era inestable. Joshua era lo inestable, su magia lo era, su temperamento lo era. Todo estaba tan mal que era difícil pedirle a una varita que controlase las emociones torrenciales de un muchacho que demostraba poco pero sentía demasiado.

Estaba preparado para atacarlo, aún si estaba condenado a convertirse en presa por su estado menos agudo que el del radical.
Joshua Eckhart
Imagen Personalizada : It's not over until the very end | Priv. AJ M4aPt2T
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.160
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1447
Puntos : 1171
https://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart https://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 https://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.